Orsai aviso legal

Lo más peligroso es siempre la letra pequeña

Orsai aviso legal

Lo más peligroso es siempre la letra pequeña

Blog Orsai. Condiciones Generales de Uso


1) SOBRE EL TITULAR: El titular del blog llamado ORSAI es don Hernán Casciari, argentino, gordo, DNI 22.124.615, (en adelante CASCIARI), con domicilio legal en un lugar de España donde la gente habla raro y le unta jugo de tomate al pan desaprovechando la pulpa (en adelante BARCELONA).

2) SOBRE LOS LECTORES: El acceso o uso que un ser humano haga del blog de CASCIARI le atribuye automáticamente la condición de LECTOR, que acepta, desde dicho acceso o uso, las Condiciones Generales de Uso aquí reflejadas.

3) USO DEL BLOG: El blog de CASCIARI proporciona acceso a multitud de informaciones, servicios o datos (en adelante, BOLUDECES) pertenecientes a CASCIARI, a los que el LECTOR puede tener acceso. El LECTOR asume la responsabilidad del uso del blog. Dicha responsabilidad se extiende a leer, comentar y punto. En caso de que comente, el LECTOR será responsable de aportar información graciosa o, como mínimo, no muy patética.

3.a. El LECTOR se compromete a hacer un uso adecuado de las BOLUDECES (en especial los cuentitos y las teorías de porro) que CASCIARI ofrece a través de su blog y con carácter enunciativo, pero no limitativo. El LECTOR se compromete a no emplear estas BOLUDECES para (i) incurrir en actividades ilícitas, ilegales o contrarias al mandato de sus progenitores; (ii) difundir contenidos o propaganda de carácter racista o de shampú, xenófobo, arquitectónico, de apología de la organización Montoneros o atentatorio contra los derechos de los etíopes; (iii) provocar daños en los sistemas físicos de CASCIARI, de sus amigos o de su vecina tetona de quinto.

3.b. CASCIARI se reserva el derecho de retirar todos aquellos comentarios y aportaciones que vulneren el respeto a la dignidad de Bernardo Erlich, o que sean discriminatorios contra el pueblo de Tucumán, o que atenten contra la juventud o la infancia o la edad del pavo; o que hagan peligrar el orden o la seguridad pública o que, a su juicio, no resultaran adecuados a determinada hora de la tarde.

4) PROPIEDAD INTELECTUAL DEL BLOG: CASCIARI, por sí mismo o en sus diferentes formas y posturas, es el TITULAR único e indiscutido de todos los derechos de propiedad intelectual e industrial de su blog, así como de los siguientes elementos contenidos en el mismo: imágenes, sonido, audio, vídeo, software, textos, marcas o logotipos, los colores comúnmente llamados blanco (#FFF), gris perla (#CCC) y bordó (#800), las diferentes gamas de estos, la estructura y diseño del blog, los programas de ordenador necesarios para su funcionamiento, su acceso y uso, etcétera. Todo esto, incluida la letra Georgia de 13px interlineado %140, es titularidad de CASCIARI y no podrá ser reproducido por nadie en todo el mundo, bajo sanción y/o escarnio público.

El LECTOR se compromete a respetar los derechos de Propiedad Intelectual e Industrial que son titularidad de CASCIARI. Podrá visualizar los elementos del blog e incluso podrá recordarlos durante un tiempo; quedando, por tanto, terminantemente prohibida la memorización de los textos, su distribución, la puesta a disposición o cualquier otra forma de explotación, incluido el hecho de hablar por teléfono con la madre sobre temáticas concernientes al blog, así como su modificación, alteración o mofa grupal universitaria. El LECTOR deberá abstenerse de recordar los textos de CASCIARI pasados quince (15) días desde el momento de haberlos leído.

5) EXCLUSIÓN DE GARANTÍAS Y RESPONSABILIDAD: CASCIARI no se hace responsable, en ningún caso, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar las BOLUDECES que escribe, ni la que pueda causar a los cónyuges inocentes que deban soportar la lectura del blog en voz alta por parte de sus parejas.

6) MODIFICACIONES: CASCIARI se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en los textos que ya ha publicado, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto lo que ha dicho él como lo que comentan los LECTORES, que no tienen derecho a queja si se sienten ridiculizados y/o manipulados por CASCIARI.

7) EMPLEO DE COOKIES: CASCIARI podrá utilizar cookies para personalizar y facilitar al máximo la navegación del LECTOR por su blog, el día que descubra cómo se hace.

8) ENLACES EXTERNOS: En ningún caso CASCIARI asumirá responsabilidad alguna por la inclusión en su blog de enlaces perteneciente a un sitio web ajeno, ni garantizará la calidad, fiabilidad, exactitud, amplitud, veracidad, validez y constitucionalidad de cualquier material o información contenida en ninguno de dichos hipervínculos que CASCIARI recomienda, que generalmente versan sobre muchachas de Europa de Este sin bombacha.

8.a. Igualmente la inclusión de estas conexiones externas no implicará ningún tipo de asociación, fusión o participación con las entidades conectadas, a excepción de la empresa LA LECHERA S.L., de la que CASCIARI es gerente de marketing para su nuevo y exquisito producto Dulce de leche La Lechera.

9) DERECHO DE EXCLUSIÓN: CASCIARI se reserva el derecho a denegar o retirar el acceso a su blog y/o los servicios ofrecidos sin necesidad de preaviso, a instancia propia o de un patovica, a aquellos LECTORES que se hagan los vivos o que pretendan hacerse pasar por gente famosa, con la excepción de la cantante uruguaya Laura Canoura, que sí es real y puede venir cuando le plazca.

10) GENERALIDADES: CASCIARI perseguirá —hasta que el cansancio físico se lo permita— el incumplimiento de las presentes CONDICIONES así como cualquier utilización indebida de su blog, poniendo en práctica todas las lecciones de karate que estudió desde los 11 a los 14 años.

11) MODIFICACIÓN DE LAS PRESENTES CONDICIONES Y DURACIÓN: CASCIARI podrá modificar en cualquier momento las condiciones aquí determinadas, siendo debidamente publicadas como aquí aparecen. La vigencia de las citadas condiciones irá en función del estado de ánimo de CASCIARI o de la estabilidad del servidor.

12) LEGISLACIÓN APLICABLE Y JURISDICCIÓN: La relación entre CASCIARI y el LECTOR se regirá por la normativa de la ciudad de Albacete, por la cual EL LECTOR se agacha y CASCIARI se la mete; y cualquier controversia se someterá a los Juzgados y tribunales de la citada localidad española.