Besos en la frente

Los europeos están matando a sus esposas todos los días. Los noticieros hablan del tema sin parar, porque parece que se trata de una epidemia de maridos calentones. Cada vez que un periodista dice por la tele "mataron a otra señora en Santander", yo siempre acoto: "algo habrá hecho la perra", más que nada para que a Cristina le dé rabia. Porque por lo visto con ese tema no se jode.

Siempre me dio risa que se le pongan etiquetas a las víctimas y a sus asesinos. “Hincha de Boca mata a un simpatizante de Chacarita”, titula un diario argentino. “Muere otra mujer, víctima de su ex-marido”, titula un periódico español. Si seguimos por esa línea, en breve veremos los siguientes titulares: “Crece la ola de asesinatos de castaño claros”, o “Cada vez son más los petisos que violan tetonas”.

La gente es gente. Los que se mueren son pobre gente, y los que matan son gente enferma. Las aficiones de los protagonistas de un suceso policial son relleno que escribe gente que trabaja en diarios para que lea gente que se rasca el higo.

El tema de la violencia doméstica me está empezando a romper las pelotas. No hay un solo día que no se genere un debate, que no se haga un programa especial en la tele, que no salga una película nueva, que no aparezca un gilastro explicando los motivos de esta tendencia maligna. Nadie parece darse cuenta de que los temas, todos los temas del mundo, son una moda. Y que la opinión pública es lo que la gente piensa que la gente piensa.

La opinión pública cree que aquí, en España, han muerto este año muchísimas más amas de casa que hace una década. Cuando lo único que ocurre es que hace una década el tema de moda era otro (los accidentes de tránsito, por ejemplo), y las mujeres muertas las mismas. El año que viene seguirán muriendo señoras de un palazo en la cabeza, pero se hablará de las adolescentes que vomitan la comida. Las vestiduras se rasgarán para ese lado.

Que yo recuerde, Roberto Casciari siempre soñó con matar a Chichita; será por eso que no me alarma el tema. Desde que tengo memoria, mi padre ha admirado en secreto a gente como Alberto Locatti, Carlos Monzón y otros héroes que tiraron a sus mujeres desde un piso alto. Roberto se queja siempre de su mala suerte inmobiliaria:

—A mí lo que me cagó la vida es vivir en planta baja —dice taciturno, cuando mi mamá lo obliga a levantar los pies para barrer el piso.

Yo soy un cobarde; un día hablaré en profundidad sobre ese tema. Y como todos los cobardes, me encanta que haya otros maridos capaces de pegarle un palo en la cabeza a la mujer. Lo que me preocupa es que ya no se pueda decir esto públicamente sin quedar como un retrógado.

Para contrarrestar esa imposibilidad de definirme a favor de los maridos tristes que un día deciden cambiar su vida, canto mucho la milonga Amablemente, y me gusta pensar que en las radios ibéricas estaría prohibido, en esta época, pasar esa canción, porque con esas cosas no se jode. Es un soneto precioso, que empieza con fuerza:

La encontró en el bulín y en otros brazos.
Sin embargo, canchero y sin cabrearse,
le dijo al gavilán: «Puede rajarse;
el hombre no es culpable en estos casos».

Esa primera estrofa está bárbara porque te mete en situación desde la primera línea (usando solamente nueve palabras): el marido llega a su casa y la ve a la ingrata revolcándose con otro. Pero en vez de matar u ofender al intruso, lo deja ir porque no tiene la culpa. ¡Esos son hombres!

Y al encontrarse solo con la mina,
pidió las zapatillas y, ya listo,
le dijo, cual si nada hubiera visto:
«Cebáme un par de mates, Catalina».

La segunda estrofa la pudo haber escrito Alfred Hichcock, de haber tenido nociones de lunfardo. Porque es puro suspense, y del bueno. No sabemos qué pasa, ni porqué el hombre, mancillado su orgullo, no reacciona. Se genera un ambiente tenso. “¿Para qué quiere tomar mate, ahora, este señor?“, nos preguntamos, con desconcierto y un poco de morbo también.

La mina, jaboneada, le hizo caso
y el varón, saboreándose un buen faso,
le siguió chamuyando de pavadas…

Como nosotros, ella también barrunta que la cosa va por mal camino. La adúltera está jaboneada, que en argot criollo significa cagada en las patas, pero obedece. ¿Qué más puede hacer la puta, si acaba de refregarse con un desconocido en la propia casa del buen esposo? Mientras, él, como si nada, le habla del tiempo, de cómo le fue en el trabajo, del partido de Racing de anoche… Este penúltimo terceto debería durar unos veinte minutos, si tuviera música de Lalo Shiffrin. Pero en cambio llegan, arremolinados, los tres versos finales:

Y luego, besuqueándole la frente,
con gran tranquilidad, amablemente,
le fajó treinta y cuatro puñaladas.

Ni un trompazo en la boca, ni una palabra subida de tono para que los vecinos después argumenten en la televisión, ni un reproche certero sobre la liviandad de cascos de la yegua… Nada.

Nuestro galán la besa, con dulzura pero sin espamento: como si ella estuviera yéndose de viaje en el tren de las 9.30 a la casa de su madre que se rompió la cadera. La besa, con amable lentitud, en la frente. Y después la descuartiza y mete los pedacitos en una bolsa del Carrefour.

Eso es lo que me gusta de la violencia doméstica argentina: la educación que tenemos, el autocontrol… Estos detalles de sensibilidad son los que hacen falta acá en España. Un poco de respeto para con la esposa que será asesinada. Hay que hablar menos del tema en la televisión, señores, y empezar a matar con arte. Y con besos en la frente.

Hernán Casciari
Miércoles 30 de junio, 2004

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

143 comentarios Besos en la frente

  1. Gia Ilustrada #143    5 junio, 2016 a las 3:25 am

    Sólo un reverendo idiota puede escribir un texto que hace tanta apología a la volencia de género. Ojalá que estas fantasías jocosas que se te cruzan por la mente ante tan horrendos crímenes dejen de existir y que eso no sea resultado de haber tenido que sufrirlo en carne propia, con Nina. Ojalá en todo este tiempo hayas recapacitado.

  2. LUCIA #142    12 abril, 2006 a las 4:18 pm

    La verdad no me considero nadie para juzgar a una persona! pero siempre nos queda otra opcion. me refiero al caso del odontologo barreda, todavia no puedo creer como pudo apretar el gatillo, como pudo mirar a los ojos a su hija y dispararle y despues a su otra hija…no estoy de acuerdo con la pena de muerte, pero este caso me hace repensarlo, nadie tiene derecho sobre la vida de otra persona, nadie puede quitarle la vida a nadie, es nuestra, es nuestro derecho, tenemos la libertad y la razon para hacer de ella lo q queramos, es dificil entender a este pobre tipo, a mi particularmente me da asco, bronca, verguenza…la justicia divina lo condenara!!!

  3. victoria #141    12 abril, 2006 a las 4:10 pm

    barreda odontologo!! hasta se merece q le squen el titulo, me repugna, me da asco ese pobre hombre, pero ni su conciencia ni su alma podran estar en paz nunca mas! este hdp tiene q pagar por lo q hizo pero no en una celda, EN EL INFIERNO!!!!!!!!!

  4. Duro #139    1 marzo, 2006 a las 2:10 pm

    BIABA

    (Milonga)

    Letra de Carlos Flores
    Musica de Edmundo Rivero

    El, se lo había dicho.
    Del laburo sin hacer estación venite a casa.
    No es que yo esté celoso te lo juro.
    Pero si vos no estas no se que pasa.
    Si tardas en llegar tengo pavura
    de que te hayas peleado una milonga.
    Vos sabes que no falta un caradura
    y yo te Marco bien, cara chinonga:
    Pero ella se olvidó, sucia y borracha
    llegó como a las nueve la muchacha
    por seguirle la farra a un ruiseñor.
    Los bifes, los vecinos me decían
    parecían aplausos parecían
    de una noche de gala en el Colón.

  5. claudio #137    20 diciembre, 2004 a las 8:39 pm

    Me encanto, no tiene desperdicio mi querido Hernan, ahora, pregunto yo, que hay de la esposa triste que ve pasar la vida y sabe que duerme con el enemigo?.

    La violencia domestica no es nueva, y siempre tiene dos participantes. La violencia es el silencio y el grito. Es el golpe o la falta de contacto. Es la persecusion o la ignorancia. Pero siempre participan dos en el juego: la victima y el victimario.

    Asimismo no es necesario que el victimario sea hombre, a veces lo son la damas tambien. Yo me pregunto para que tanto psicologia barata, para que tanto abogaducho por dos pesos si al final parece que es mas facil matar al otro. Cuando en un vinculo enfermo uno mata al otro en realidad esta matando el objeto de su obsesion, no es otro es el, es su espejo y quien le recuerda lo que fue, en lo que se convirtio y lo que nunca sera.

    En la milonga el marido perdio su espejo en manos de otro. En la vida real, la mayoria de las veces el victimario no resiste la imagen que ese espejo le refleja. Pero si podemos entender esto, tal vez, muchos elijan la manera mas dura y terrible que existe de zafar de esta situacion: separarse y volver a empezar.

    Es mi humilde pero meditada opinion

    claudio

  6. Dora #135    8 noviembre, 2004 a las 8:05 pm

    Orsai, el único comentario que merece tu artículo es que no vengas nunca por España, que con los machistas autóctonos ya tenemos bastante; y porque si aquí se te ocurriera ponerle la mano encima a una mujer (lo cual parece ser algo usual en tu país) irías a la trena directamente, lo cual quizá no te vendría nada mal para que te enteres como se las gastan allí dentro con los machitos como tu.

  7. KarinaPaola #134    8 julio, 2004 a las 9:31 pm

    Muy bueno el post che…yo se que con eso no se juega…es jodido..nos toca a muchos de cerquita..pero esta bien..hay que hablar de esas cosas y mas si estan moda che!!!

  8. rafa #131    3 julio, 2004 a las 9:39 pm

    roberto sos grande,,,
    aunque se que como periodista i escritor,tienes el mundo la fantasia a tus,podes hacer con ella lo que quieras,
    ahora entiendo la verdad a todos aquellos escritores i guionistas de peliculas de terror ,,
    que la verdad ala hora de la hora no matan una mosca,,pero que son maestos dando ideas entonces mi querido roberto
    a seguir matando el tiempo se a dicho porque algo hay que matar sin que diga ,,
    alli va el puto asesino

  9. argentana #130    2 julio, 2004 a las 7:18 am

    Cuando pasò lo del odontologo , mi cuñado comentò lo bien que habia hecho el tipo y mi hermana le contesto:” No tengo dificultad en morirme por tu mano, un infarto o que me pise un auto…eso si…no le pifies..y si le pifias no te duermas…porque en ese caso te pondrè aceite hirviendo en el oido y chaupinela, vas a ser un sordo de mierda y voy a poder decirte vaffanculo sin que te ofendas”
    No creo se trate de apologia del delito…mas bien me recuerda Landrù ,el nuestro, no el otro…

  10. Caribé #128    1 julio, 2004 a las 10:52 pm

    Hernán:
    No sólo metites un banner de google sino que quitaste los “cositos”
    (¿así es que se llaman? ¿suena tan … raro?)
    de los blogueros amigos.
    ¿Ya no son amigos, o es que ahora vas a cobrarles también?

  11. TitoFer #127    1 julio, 2004 a las 5:34 pm

    Estimado Hernan:
    Siento no entender tu post de hoy. Es mas, me temo que ultimamente no entiendo el humor que en él quieres reflejar.
    Mi madre murió a manos de mi padre cuando yo no levantaba 12 años de edad. Mi padre violó a mi hermana cuando ella solo rozaba los 11 años.
    Si el hombre (o la mujer) que infringe la violencia se matara, se asesinara, se suicidara otro gallo cantaria.
    Sinceramente, no entiendo tu post de hoy.
    ¿Crees que ahora hay menos asesinatos por que salgan en la television? Me gusta pensar que si, que el marido que infringe dolor y lesiones (me niego a llamar a esto con lo politicamente correcto de violencia domestica) ahora sabe que irá a la carcel, donde, con suerte, será maltratado a su vez.
    Ganemos la batalla del idioma. Esto es ASESINATOS Y LESIONES no violencia domestica, maltrato de genero. Las cosas por su nombre, no eufemismos. Son unos MALDITOS MALNACIDOS, ASESINOS, no son locos, esquizofrenicos, son unos ASESINOS.

    Recomiendo esta canción.
    Cancion: “Malo” :: Interprete: “Bebe”
    (c) 2004 En el Disco: “Pa’fuera telarañas”

    Apareciste una noche fria
    con olor a tabaco sucio y a ginebra
    el miedo ya me recorría
    mientras cruzaba los deditos tras la puerta
    Tu carita de niño guapo
    se ha ido comiendo el tiempo por tus venas
    y tu inseguridad machista
    se refleja cada día en mis lagrimitas

    Una vez más, no por favor que estoy cansá
    y no puedo con el corazón
    Una vez más, no mi amor por favor,
    no grites que los niños duermen
    Una vez más, no por favor que estoy cansá
    y no puedo con el corazón
    Una vez más, no mi amor por favor,
    no grites que los niños duermen.
    Voy a volverme como el fuego
    voy a quemar tus puños de acero
    y del morao de mis mejillas sacar valor
    para cobrarme las heridas.
    Malo, malo, malo eres
    no se daña a quien se quiere, no
    tonto, tonto, tonto eres
    no te pienses mejor que las mujeres
    Malo, malo, malo eres
    no se daña a quien se quiere, no
    tonto, tonto, tonto eres
    no te pienses mejor que las mujeres

    El dia es gris cuando tu éstas
    y el sol vuelve a salir cuando te vas
    y la penita de mi corazón
    yo me la tengo que tragar con el fogón
    mi carita de niña linda
    se ha ido envejeciendo en el silencio
    cada vez que me dices puta
    se hace tu cerebro más pequeño

    (estribillo)

    Traduccion andaluz-castellano:
    morao: morado, cardenal, hematoma
    cansá: cansada

  12. TíaGanga #126    1 julio, 2004 a las 1:13 pm

    Ya se que es tarde, que ya todos se pasaron al nuevo post como dice Corsi, pero ayer me quedé con el tema del poemita ese…
    Le había pifiado con el autor.
    Se llama “Los irresponsables” y es de Joaquín Dicenta. Lo busqué en internet para enlarzarlo pero no lo encontré. Una lástima, está bueno. No lo copio porque es medio largo, pero resumiendo: el dorima la encuentra a la jermu en brazos de su amante y se avalanza para apuñarlo y descubre que el amante es todo un caballero que quiere proteger a la infiel. Después de cargarse al amante (con arma blanca porque “calla y mata mejor”), el dorima va detrás de la infame para cargársela también pero descubre que la cobarde de escapó. Que no supo ni serle fiel al marido, ni morir con el amante.
    Chan chan.
    Dicenta lo dice mejor, es claro.

  13. Corsicarsa #124    1 julio, 2004 a las 6:46 am

    Yo como siempre llegando tarde cuando ya hay nuevo post y nadie leerá este commets… pero quería comentar igual, que tanto!
    Me encantó lo de Amablemente, imagino al tipo untando un criollito con manteca y dulce de leche, mientras se toma el mate y con el mismo cuchillo, asi, con dulce y todo, la caga a cuchillazos! Bien Argentino!
    Comento tarde por que hoy por pelear con mi mujer no me conecte. menos mal, mira si leía tu post antes, mañana salía en los diarios.
    Saludos de Corsi, un eventual asesino (en cualquier momento)

  14. palito #123    1 julio, 2004 a las 6:15 am

    jojojooo, llegué a leer “apología a la violencia blablabla” y gente que se fue pegando portazos, por un cocktel de: la manipulación de la actualidad en los medios de comunicación, y un poco de humor negro. joder que líos que armas y a conciencia eh…

  15. gustavo #122    1 julio, 2004 a las 4:56 am

    DICEN QUE DICEN

    Año 1930
    Ballesteros – Delfino

    Vení, acercate, no tengas miedo,
    que tengo el puño, ya ves, anclao;
    yo sólo quiero contarte un cuento
    de unos amores que he balconeao…

    Dicen que dicen que era una mina
    toda ternura, como eras vos,
    que fue el orgullo de un mozo taura,
    de fondo bueno … como era yo…

    Y bate el cuento que en un cotorro
    que era una gloria vivían los dos.
    Y dice el barrio que él la quería
    con la fe misma que puse en vos.

    Pero una noche que pa’un laburo
    el taura manso se había ausentao,
    prendida de otros amores perros
    la mina aquella se le había alzao…

    Dicen que dicen que desde entonces,
    ardiendo de odio su corazón,
    el taura manso buscó a la paica
    por cielo y tierra, como hice yo…

    Y cuando quiso, justo el destino,
    que la encontrara, como ahora a vos,
    trenzó sus manos en el cogote
    de aquella perra … como hago yo…

    Deje, vecino…no llame a nadie.
    No tenga miedo, estoy desarmao.
    Yo sólo quise contarle un cuento;
    pero el encono me ha traicionero…

    Dicen que dicen, vecino, que era
    toda ternura la que murió,
    que fue el orgullo de un mozo taura,
    de fondo bueno … como era yo…

  16. La Romu #121    1 julio, 2004 a las 3:44 am

    Vos elegiste para vivir un lugar donde el deporte nacional consiste en desfondar un toro cargándolo de un peso brutal veinticuatro horas antes de una corrida, para que quede de igual a igual con un tipo que lo va a matar de a poco, y que va a celebrar cortándole la oreja.

    Un sitio donde aún hoy, en cierta fiesta patronal, en algunos pueblos se arrojan cabras vivas desde los campanarios.

    Y donde según supe leer en una columna de Francisco Umbral, hace años, la violencia familiar – leé, por favor, tipos que fajan brutalmente a las esposas – es un tema soterrado y vigente. Si tuviera a mano el diskette en que lo guardé, te juro que lo pegaba para que contraste un poco.

    Vos sabés, nene, que yo celebro tu sentido del humor, aunque te encante poner una guarangada cada cuatro palabras (y a veces cada tres). Pero en este caso tengo la sartén en guardia, fijate.

    Y a todo esto,
    CRISTINA CASCIARI: APROPICUESÉ.

    A ver, Cris, vos que lo saliste a defender por escrito en el posteo ese del pijama y el cigarro. ¿Qué opinás de tu maridito ahora? ¿ah?

    Un beso receloso

  17. Hernán #119    1 julio, 2004 a las 2:44 am

    De acuerdo con Flor en todo, menos en la parte que dice que yo pago los impuestos. Pero sobre todo, de acuerdo en que es lícito y hasta aconsejable no estar de acuerdo con el autor, y decirlo. En tanto no se use la palabra “gordito” en la diatriba.

  18. Flor #118    1 julio, 2004 a las 2:35 am

    Yendo a los comentarios de un poco mas arriba (acerca de las opiniones del gordito con respecto a España), me acorde de dos cosas:
    a) Hace unos años (yo todavia vivia en Argentina, por lo que calculo que debe haber sido durante el 98′), estaba viendo “Almorzando con Mirtha Legrand” (nada de risitas ironicas, eh?).
    Pues bien, una de las invitadas era Blanca Oteyza y la otra era Chiche Duhalde (mujer del gobernador en ese momento)
    En esa epoca el tema a discutir era la falta de insumos en los hospitales y como la gente se moria como moscas por falta de curitas.
    Blanca se mandó un speech que fue muy certero y critico. Dio con un caño a la clase politica por su falta de atencion a los servicios medicos.
    Pues bien, la señora Chiche la mando callar diciendo que como era española no tenia derecho a opinar acerca de un tema que solo le competia a los argentinos.
    Obviamente, se le fue media mesa encima y la señora Blanca le respondio muy dignamente: “Sabia que me vendria con eso, pero resulta que vivo aca, trabajo aca, mi marido es de aca y mi hija es de aca….por eso opino”.
    Creo que Hernan tiene derecho a opinar porque vive alla, trabaja alla, paga sus impuestos como cualquier español, y sus dos mujeres son españolas.
    Y la segunda cosa:
    b)En Semana Santa yo me calente un poco (pero solo un poco) porque en el post de Mirta medio que se tomaba a joda esa fecha.
    Lo comenté y tuve el error de decir algo, que (gracias a Dios) a los tres segundos me di cuenta que era una burrada y enseguida me disculpe.
    Pero a lo que voy es que pude decir: “Si, todo muy lindo, pero esto a mi mucho no me hizo reir”.
    Por lo que creo que Caribé, Gonzalo, Hugo y otros mas que no recuerdo, tienen derecho a decir que lo que Hernan escribio con humor a ellos no les causo gracia.
    Bueno….tres horas y media despues, ya terminé….perdon….
    Les mando un beso enorme y prometo no escribir mas….por el dia de hoy.
    Flor.

  19. lalodelce #116    1 julio, 2004 a las 1:24 am

    Cómo se llenan la boca con la tristemente célebre (y poco original) frase: “hijo de puta”. Sería igual si dijeran algo así como: “Vení acá hijo de cornudo”????

  20. Hugo #114    1 julio, 2004 a las 1:01 am

    Ya decía yo… si yo no soy argentino. I’m made in Perú, producto exclusivo para mujeres.
    En Perú “hijo de Puta” o su contracción “hijoeputa”, dicho de la manera como se diga es un insulto, pregúntenle sino a Mario Vargas Llosa qué sintió cuando Hernado De Soto, le clavó un “Hijo de Puta” por televisión…
    ups… se supone que yo ya no debería intervenir; en fin, será para mi próxima reencarnación.

  21. nonwriter #112    1 julio, 2004 a las 12:51 am

    Hugo, si queremos ser precisos lo nuestro (andaluz) sería híoputa, como en “anda que no tiene suerte el híoputa…” Lo suyo de ustedes sería (creo) más como “vení acá, hijo de puta, dame un abrazo”.

    Claro que hay diferencias, lo que no me creo es que nos imposibiliten nada. Yo con uno de Bután no tengo apenas puentes, y aun así no pierdo mi esperancita de comunicarme.

    Pero con ustedes… si me he criado con literatura argentina, por Dios.

  22. Caribé #111    1 julio, 2004 a las 12:50 am

    Ja.
    Quizás no puedo comprender este post porque no veo TV. Ni tengo. Ni la echo a faltar.

    Pero tampoco entiendola elección de tema para criticarla. En todos es igual de mala.

    Sigo pensando que hay trampa en ese gambito.

    Eso no fue aleatorio.

    Será lo que alguien dijo por allá arriba,
    buena manera de alborotar el avispero.

    Y caí como una estúpida. ¡Dios!

  23. Gonzalo #110    1 julio, 2004 a las 12:45 am

    Esta discusión se aleja del origen del comentario, pero da igual. A mi jamás se me ocurriría decirle a Hernán lo que debe o no debe hacer. Simplemente le he comentado que no sólo en este post, sino también en otro anterior sobre los programas televisivos para niños en España, se le han deslizado expresiones que, probablemente sin intención, demuestran un desprecio hacia España que, por otra parte, está en su derecho de sentir.
    Angelgris, yo no creo que Hernán esté haciendo el blog del paleto que viene a España y no entiende nada, como tu sugieres. Le veo bastante integrado, con una cultura superior a la media española y más respetuoso con las opiniones de los demás de lo que tu demuestras.

  24. Hernán #108    1 julio, 2004 a las 12:40 am

    Caribé: “Finta tramposa” es, si miras fútbol con alguna licencia poética, la definición perfecta de Orsai.

    Orsai, que viene del inglés off-side, en el deporte del balompié significa “fuera de juego”. En la gran mayoría de estos artículos hay una finta tramposa. Es decir, la intención de marcar un gol en posición anti-reglamentaria. Los jueces de línea: ustedes.

    PD: Y tampoco estoy de acuerdo con el último párrafo de Angelgris en el #107.

  25. Hugo #107    1 julio, 2004 a las 12:39 am

    lo dicho por angelgris en la última parte del coment #107 me ha caido como una patada en los testículos… es que efectivamente, a veces yo también siento que estoy hablando contra la pared… debo callar entonces, abstenerme de comentar, pues es evidente que tampoco soy del barrio…
    sólo una última palabra: coincido con angelgris en que Gonzalo anda en la luna de paita.

  26. Alejo #106    1 julio, 2004 a las 12:39 am

    Lo que quiera nonwriter, pero note Ud. que no suena igual, no lo dice Ud. de la misma forma que nosotros. Ud. lo escribió “hijoputa”, como si las palabras se atropellaran por salir, y angelgris dijo “hijo de puta” y me animo a adivinar la entonación, la expresión en su mirada y la mueca de su boca torciéndose a medida que lo va diciendo.

    El sentido, puede ser el mismo, pero son diferentes estilos; ni mejor ni peor, aclaro, para que nadie se ofenda, pero es distinto.

    El idioma nos une, pero, ya vé, el hijo de puta nos separa.

    Alejo

  27. El Angel Gris #105    1 julio, 2004 a las 12:35 am

    Nonwriter, no lo repita, pero siempre creí que el sur de España es otro país, distinto del norte, debo decirle que en Sevilla me sentí mucho mas cómodo y entrecasa que en Barcelona, si algún día anda por la Argentina verá que le resultará en muchos casos mas parecido a su pago que Barcelona.

  28. Caribé #104    1 julio, 2004 a las 12:34 am

    Los medios son basura, Hernán,
    pero son lo que hay.

    (Si realmente es ese punto el que te importa supongo que lo tratarás mejor en algún nuevo post.
    Pero en éste has hecho una finta tramposa).

    ¿Cómo se cambia la cultura?
    ¿Los modelos y los códigos culturales?

    Los tangos no son inocentes, aunque sean espontáneos, y la violencia que aparece en ellos no es anecdótica.
    Como no lo son los modelos de mujer que pintan.

    A mí me enferma que los tenderos me llamen “madrecita” en señal de respeto.
    No digo nada, por supuesto; el que lo dice no sabe lo que está diciendo. Es cultural.

    Y es una mierda!

  29. nonwriter #103    1 julio, 2004 a las 12:30 am

    Oiga, angelgris, que aquí (al menos en el Sur) también decimos hijoputa con cariño.

    No creo que haya barreras de enfoque ni mucho menos idiomáticas que no se puedan saltar de país a país.

  30. El Angel Gris #101    1 julio, 2004 a las 12:17 am

    Gonzalo hay un dicho en la Argentina de un gran sabio, Atahualpa Yupanqui que dice,” No aclare que oscurece”.

    Hernan escribe las impresiones de un Argentino en España, es obvio, ¿debería obviar las cosas que le llaman la atención?, sería como que Lucio V. Mansilla se hubiese cuidado de describir costumbres para el extrañas.

    Si hiciese un Español humor con nuestras miserias nos ofendería seguramente, pero si lo que hiciese es tratar de retratar una sociedad que no entiende del todo y explicara que y porqué le llama la atención aún en un tono jocoso, no creo que nadie se sentiría ofendido, digo nadie con dos dedos de frente, de los otros que tienen diez dedos en el teclado y banda ancha y creen por eso ser parte de la elite de la comunicación, no hablo.

    Siguiendo el tema te cuento que se hizo una vez un experimento, llevaron un primitivo del áfrica de no se que tribu a Europa creo en los años 20, luego de estar un par de meses se lo envió de vuelta a su tribu, la idea era ver como le explicaba a sus semejantes la luz eléctrica, etc etc. y en realidad lo que el hombre contó asombrado era que en Europa, la gente se bañaba en el mar vestida y que los perros entraban a la casa. Eso era lo que le llamó la atención, y de eso se reían.

    Creo que es lógico que a Hernan, que viene del tercer mundo, no le sorprendan las maravillas que poseen en España y de las cuales se sienten Uds. orgullosos y si le sorprenda que le pongan correas a los niños o que le den tremenda manija mediática al tema de los maridos homicidas como si fuese una epidemia nueva.

    Gonzalo, ya te contesté un comment una vez, te reitero que si no lográs entender el estilo de Hernan que lejos está de intentar ofender a nadie, como cuando los argentinos nos decimos mutuamente hijos de puta para elogiarnos y no para ofendernos, no entres porque es indefectible que te quedes mirando como los otros se divierten sin poder compartirlo o en todo caso no comentes porque es como si lo hicieras en otro idioma y no quedás bien en ninguno de los casos.

    Un abrazo