Orsai blog

Cuando un blog cumple diez años se convierte en algo personal

Orsai blog

Cuando un blog cumple diez años se convierte en algo personal




Historias

El bolso con plata del canoso

lunes 6 de febrero, 2017, Casciari

El lunes 23 de enero al mediodía Sebastián, un chico de 31 años, se sentó en un bar de Palermo y pidió milanesas con papas. El encargado del bar le trajo el plato con mala onda. En el mismo momento que empezaba a comer, un hombre canoso que estaba sentado en la mesa de enfrente pagó y se fue. Sebastián no le prestó atención, pero al minuto miró la mesa vacía y vio que el canoso se había olvidado en el suelo un bolso chico.


Historias

El bolso con plata del canoso

lunes 6 de febrero, 2017, Casciari

El lunes 23 de enero al mediodía Sebastián, un chico de 31 años, se sentó en un bar de Palermo y pidió milanesas con papas. El encargado del bar le trajo el plato con mala onda. En el mismo momento que empezaba a comer, un hombre canoso que estaba sentado en la mesa de enfrente pagó y se fue. Sebastián no le prestó atención, pero al minuto miró la mesa vacía y vio que el canoso se había olvidado en el suelo un bolso chico.


Sociedad

#MeHagoCargo

miércoles 19 de octubre, 2016, Casciari

Durante la infancia mi mamá mandaba a mi hermana a hacer los mandados al almacén, nunca me mandaba a mí. Yo empecé a ir al almacén a los trece años por propia voluntad.

Una vez mi papá se tuvo que cocinar él mismo porque mi mamá no estaba. Mi abuela se enteró y le hizo un escándalo a su nuera: «¿Cómo es posible, nena? ¡Él es el hombre de la casa!».


Sociedad

#MeHagoCargo

miércoles 19 de octubre, 2016, Casciari

Durante la infancia mi mamá mandaba a mi hermana a hacer los mandados al almacén, nunca me mandaba a mí. Yo empecé a ir al almacén a los trece años por propia voluntad.

Una vez mi papá se tuvo que cocinar él mismo porque mi mamá no estaba. Mi abuela se enteró y le hizo un escándalo a su nuera: «¿Cómo es posible, nena? ¡Él es el hombre de la casa!».


Imágenes

No inventamos las caras en los sueños

jueves 13 de octubre, 2016, Casciari

Sigo sin escribir; ya van unos cuantos meses. Pero de a poco me vuelven las ganas. El fin de semana pasado estuve en Montevideo, en la misma casa donde me infarté en diciembre, visitando a Alejandra y Javier, la pareja que me salvó de morir. Y a la noche, en esa casa, pensé en algo parecido a un cuento. No sé cuándo lo podré escribir, pero al menos ya pienso estructuras y eso me tranquiliza. Mientras tanto, vuelvo un rato al blog.


Imágenes

No inventamos las caras en los sueños

jueves 13 de octubre, 2016, Casciari

Sigo sin escribir; ya van unos cuantos meses. Pero de a poco me vuelven las ganas. El fin de semana pasado estuve en Montevideo, en la misma casa donde me infarté en diciembre, visitando a Alejandra y Javier, la pareja que me salvó de morir. Y a la noche, en esa casa, pensé en algo parecido a un cuento. No sé cuándo lo podré escribir, pero al menos ya pienso estructuras y eso me tranquiliza. Mientras tanto, vuelvo un rato al blog.


Imágenes

Gente que no quiere nada malo para el mundo

jueves 4 de agosto, 2016, Casciari

No sé si esto que voy a decir es verdad, pero es posible que una vez cada equis días empiece a subir pequeños cortometrajes a este blog. Tómenlo con pinzas porque estoy muy disperso en mi nueva etapa de persona sana: a veces digo que voy a hacer algo con cierta periodicidad y después me olvido, o me canso, o se me aparece un juguete nuevo.


Imágenes

Gente que no quiere nada malo para el mundo

jueves 4 de agosto, 2016, Casciari

No sé si esto que voy a decir es verdad, pero es posible que una vez cada equis días empiece a subir pequeños cortometrajes a este blog. Tómenlo con pinzas porque estoy muy disperso en mi nueva etapa de persona sana: a veces digo que voy a hacer algo con cierta periodicidad y después me olvido, o me canso, o se me aparece un juguete nuevo.


Vida privada

Esto no estaba en mis planes

martes 3 de mayo, 2016, Casciari

No estaba en mis planes subirme a un escenario una o dos veces por semana, como si fuese un actor o una cantante gorda de ópera. Tampoco estaba en mis planes cenar todos los jueves (en un camarín gigante) con mi madre, mi hermana, mi cuñado y otros diez integrantes de mi familia. Todos juntos y apelotonados y cagándonos de risa. Como si en vez de parientes fuésemos amigos que se juntan a jugar al póker. 


Vida privada

Esto no estaba en mis planes

martes 3 de mayo, 2016, Casciari

No estaba en mis planes subirme a un escenario una o dos veces por semana, como si fuese un actor o una cantante gorda de ópera. Tampoco estaba en mis planes cenar todos los jueves (en un camarín gigante) con mi madre, mi hermana, mi cuñado y otros diez integrantes de mi familia. Todos juntos y apelotonados y cagándonos de risa. Como si en vez de parientes fuésemos amigos que se juntan a jugar al póker. 


Vida privada

Un error de cálculo

martes 19 de abril, 2016, Casciari

Ahora estoy unos días en Barcelona, de vacaciones, y me quedo en la que fue mi casa hasta antes del infarto. O también se puede decir: en la que fue mi casa hasta antes del divorcio. Me cubre el mismo techo pero, obviamente, no duermo en la misma cama. Estoy en la habitación de los invitados, al lado del cuarto de mi hija. Son las ventajas de separarse sin gritos ni peleas. Cristina, mi exmujer, me deja quedarme estos días acá, para que Nina y yo podamos estar juntos más tiempo.


Vida privada

Un error de cálculo

martes 19 de abril, 2016, Casciari

Ahora estoy unos días en Barcelona, de vacaciones, y me quedo en la que fue mi casa hasta antes del infarto. O también se puede decir: en la que fue mi casa hasta antes del divorcio. Me cubre el mismo techo pero, obviamente, no duermo en la misma cama. Estoy en la habitación de los invitados, al lado del cuarto de mi hija. Son las ventajas de separarse sin gritos ni peleas. Cristina, mi exmujer, me deja quedarme estos días acá, para que Nina y yo podamos estar juntos más tiempo.


Autoayuda

Contrato para la infancia de la hija

martes 12 de abril, 2016, Casciari

Este año mi hija Nina ya empieza la escuela superior, ya creció como un árbol lleno de hojas, ya lee libros de muchísimas páginas, ya me perdonó el divorcio con más sensatez y dulzura que nadie, y ahora (justo esta semana) cumplirá doce años. Durante su educación primaria hicimos —un poco en chiste y un poco en serio— un contrato anual que resultó muy provechoso para su infancia. (Una infancia que ahora termina.) Como no firmaremos más estos convenios, haré público su contenido por si otros padres quieren usar un sistema que a mí, y sobre todo a ella, nos divirtió mucho durante años.


Autoayuda

Contrato para la infancia de la hija

martes 12 de abril, 2016, Casciari

Este año mi hija Nina ya empieza la escuela superior, ya creció como un árbol lleno de hojas, ya lee libros de muchísimas páginas, ya me perdonó el divorcio con más sensatez y dulzura que nadie, y ahora (justo esta semana) cumplirá doce años. Durante su educación primaria hicimos —un poco en chiste y un poco en serio— un contrato anual que resultó muy provechoso para su infancia. (Una infancia que ahora termina.) Como no firmaremos más estos convenios, haré público su contenido por si otros padres quieren usar un sistema que a mí, y sobre todo a ella, nos divirtió mucho durante años.


Fútbol

Las dos promesas

martes 5 de abril, 2016, Casciari

En mi barrio de Mercedes (un pueblo a cien kilómetros de la ciudad de Buenos Aires) había un vecino muy viejo y cascarrabias. Era un italiano de ley, fanático hasta los huesos de Boca Juniors. Se llamaba don Américo Bertotti y fue uno de los muchos inmigrantes italianos que llegaron a la Argentina por culpa de la segunda Guerra.


Fútbol

Las dos promesas

martes 5 de abril, 2016, Casciari

En mi barrio de Mercedes (un pueblo a cien kilómetros de la ciudad de Buenos Aires) había un vecino muy viejo y cascarrabias. Era un italiano de ley, fanático hasta los huesos de Boca Juniors. Se llamaba don Américo Bertotti y fue uno de los muchos inmigrantes italianos que llegaron a la Argentina por culpa de la segunda Guerra.


Imágenes

5079

martes 29 de marzo, 2016, Casciari

Aprovecho que es martes, y que estoy engripado, para mostrarles un lindísimo trabajo audiovisual de dos minutos que hizo Jordi Pons, junto a la gente del diario El Mundo, de Madrid, sobre retazos de un cuento mío. Ellos prometen que van a hacer más historias cortas con mis cuentos, y yo los dejo porque me encanta.


Imágenes

5079

martes 29 de marzo, 2016, Casciari

Aprovecho que es martes, y que estoy engripado, para mostrarles un lindísimo trabajo audiovisual de dos minutos que hizo Jordi Pons, junto a la gente del diario El Mundo, de Madrid, sobre retazos de un cuento mío. Ellos prometen que van a hacer más historias cortas con mis cuentos, y yo los dejo porque me encanta.