Orsai blog post

Historias
lunes 12 de diciembre, 2005

Orsai post

Historias
lunes 12 de diciembre, 2005

150 de mortadela (I)

En estas diez historias breves hay un payaso depresivo, dos jóvenes amantes previsores, una lagartija prodigiosa, una niña australiana que viaja hacia el filicidio, un portugués con problemas gástricos y morales, un gordito que calca mapas por placer, tres parejas de heterosexuales aburridos, un perro descaderado y roto, un pelirrojo vengativo y una almacenera desilusionada.

I.

Jorge Golondrina era un payaso alcohólico y depresivo que trabajaba desde hacía años en el mismo circo roñoso. Una noche, después de una resaca, decidió matarse en medio de la función del sábado. La idea del suicidio lo sedujo por dos razones: un poco porque siempre había fantaseado con convertirse en mito, y otro poco para vengarse de su jefe Mendizábal, que había decidido despedirlo al acabar la temporada porque el circo se iba a pique. Cuando le tocó el turno de salir a escena, Jorge Golondrina hizo las piruetas de siempre, se cayó y se levantó, recitó los mismos cuatro chistes gastados y al final, inesperadamente, se colgó en público. Murió enseguida. A la platea juvenil le provocó tanta risa el pataleo final del suicida, el estertor del payaso, que Mendizábal incorporó la rutina del ahorcado en la siguiente función (claro que con otro payaso) y se hizo rico.

II.

Los dos tendrían que morirse tarde o temprano. Primero uno y después el otro, o a la vez (por ejemplo en un accidente de avión). Los dos tenían un pasado que contarse y que comprender sin imágenes, sólo a través de palabras y de sobreentendidos. Ambos deberían construir un futuro ingobernable. Y presentarse a sus mundos. Y quedar con amigos a cenar. Y hablarse por teléfono desde el trabajo, para combinar en qué esquina, a qué hora, y qué película. Uno de los dos se cansaría primero, uno de los dos mentiría primero, uno de los dos caería en la tentación antes que el otro. Alguien sería el primero en levantar la voz. Alguno se enojaría por primera vez y alguien, antes o después, encontraría más defectos que virtudes en su pareja. Fue por esto, y no por incompatibilidad de caracteres, que no se llamaron después del fin de semana.

III.

Una lagartija ibérica que, por un extraño capricho de la naturaleza, había nacido con entendimiento humano, vivió mucho tiempo a la vera de un río. A los dos años comprendió que la tierra giraba sobre su propio eje y supo diferenciar la noche del día, el verano del invierno y los insectos dípteros de los homópteros. A los tres años ya sabía reflexionar, multiplicar enteros y cazar invertebrados con la lengua. A los cuatro años comprendía el idioma latín, y dejó de llamarse a sí misma lagartija; se refería a ella como lacerta hispanica. Promediando su edad, ya casi anciana, descubrió por fin a un pescador a la vera del río y, fascinada por el hallazgo, comenzó a escribirle un mensaje con la cola sobre la arena mojada. Cuando el hombre le cortó la cabeza con la pala, la lagartija había escrito solamente dos palabras y parte de una tercera.

IV.

Cuando cumplí ocho años, mamá y papá me llevaron a Brisbane, en Queensland, para matarme. El viaje duró toda una noche y parte del día. Papá hizo un descanso en Gold Coast, creo, o en Byron Bay, para desayunar. Bajaron ellos; a mí me dejaron en el coche. Llegamos a Brisbane a media mañana, pero no entramos a la ciudad. Papá tomó un desvío, una calle de tierra rojiza cercana al oleoducto de Moonie. A mamá se le escapó un sollozo cuando el coche se detuvo, y papá la miró brutalmente. "No quiero un melodrama ", le dijo. Yo no conocía esa palabra, pero intuí que significaba baño de sangre, como si en esa frase le dijera que, en vez de acuchillarme, lo mejor sería asfixiarme con una manta. Todavía me recorre un temblor en todo el cuerpo cuando escucho por la radio, o por la televisión, la palabra melodrama.

V.

Cada vez que Nuno Gonzáles se tiraba pedos nocturnos, a la mañana siguiente moría una jovencita virgen del pueblo. Como Vinhais eran veinte casas, y muy pocas las mozas casaderas, el alcalde le tenía prohibidísimo a Nuno cenar picante, con legumbre, con alubia roja, o beber agua con bicarbonato. Y aunque a Nuno Gonzales le preocupaba mucho mantener equilibrada la demografía de Vinhais, tenía debilidad por los huevos rellenos de atún y mayonesa. Los compraba clandestinos en una aldea vecina, los llevaba a su casa escondidos en las botas, los devoraba de a seis, con culpa, a la madrugada se tiraba unos pedos estridentes en la cama y después metía la cabeza debajo de la cobija para olerlos. Por la mañana se vestía de negro riguroso y era el primero en llegar al funeral de la jovencita muerta del día. Lo hacía silbando un foxtrot, para despistar a las autoridades.

VI.

Cuando llegaba el verano calcaba mapas toda la tarde. Compraba hojas transparentes y dos plumines. Me gustaba el sur de Chile, Israel, los países nórdicos y las islas del Japón. Pero había un país imposible, alucinante, que era mi preferido: el Mediterráneo. Me gustaba calcarlo al revés: en vez de pintarlo de azul por dentro, lo pintaba de azul por fuera, como si en realidad se tratara una isla, y España y Francia y África fuesen mares que lo bañaran. El Mediterráneo era un país habitado por los mediterreños, con leyes propias y sus provincias. España era su mar del norte, y África su océano del sur. Su flor nacional era el marisco y el himno se parecía a la sirena de los barcos. Después empezaban las clases y otra vez me aplazaban en geografía. Pero eso no es lo malo. Lo malo es que los demás chicos me manoseaban.

VII.

Para jugar al Progree son necesarias al menos tres parejas heterosexuales, un living con alfombra y licores. El objetivo del juego consiste en seducir a la mayor cantidad de personas del sexo opuesto utilizando la crítica de discos, el roce intelectual, la complicidad referente a datos bizarros de la infancia o cualquier recurso que no implique contacto físico directo. En el Progree se denomina «cornudo» al jugador cuya pareja resulte más enamoradiza, y «calientapija» a la participante con mayor capacidad de seducción. El jugador que tenga un «cornudo» sentado a su derecha puede pedirle a cualquiera que toque la guitarra. Sólo tiene la posibilidad de negarse una «calientapija» o un jugador pelirrojo (como las reglas son irlandesas, en Hispanoamérica también vale rubiecito). La pareja que, sumados sus puntos, menor seducción provoque, debe bajar a comprar helado Hagen-Daaz. Gana el juego el primer jugador que ponga un disco de bossa nova.

VIII.

Un perro puede estar rengo, ronco, ciego, hambriento, descaderado, sordo, encandilado, roto, puede sacar la lengua porque está cansado e inventarse otra para lamerse; puede ser un hotel lleno de parásitos, puede llorar, aullar, desconsolarse, saberse animal y doméstico, puede no tener dios a su perruna imagen y semejanza, ni virgen maría; ni saber la hora, ni saber el año, ni saber si el frío está afuera o en sus huesos, ni saber si aquello que lo pateó es el diablo; puede entender catorce palabras de hombre, y entender que un año para él son siete años y que la muerte llega así más pronto; un perro puede estar mal, horriblemente mal, a punto de morirse, pero igual —si lo llamás con ganas— agarra y viene y te arma fiesta y te mueve la cola y se te queda al lado, por las dudas de que vos estés más triste.

IX.

Amada mía: soy Panizza, el pelirrojo que vive a la vuelta de tu casa, el hijo del que arregla televisores. Soy el que ayer, a las dieciocho, te preguntó por la calle si no querrías ser mi novia. Vos ibas con la rubia a la que llaman Condorito y con una gorda que desconozco. Se rieron de mí, me señalaron con mofa, me hicieron fuckyou con los dedos y siguieron camino. No me molestó la burla de tus escoltas, pero sí la tuya. Inmediatamente nació en mí la sed de venganza: primero sopesé la idea de estudiar frenéticamente, triunfar, hacerme rico y famoso para que, al verme alguna vez en los diarios, te arrepintieras de haberme rechazado, pero enseguida comprendí que es mucho más práctico, más fácil y más contundente arrojarse de cabeza desde el puente de Luján. Ahora, que estoy muerto, a ver quién se ríe último, amada mía.

X.

Era un muy buen muchacho, rubio, calladito, que venía siempre a comprar a la noche. Mi marido y yo no somos mucho de dar conversación a esa hora, porque el almacén está que revienta: la gente se acuerda de que le falta algo siempre a última hora. Pero él siempre tenía una palabra amable, nunca parecía apurado. Compraba solamente mortadela, eso sí: ciento cincuenta de mortadela, pedía, y se quedaba mirando la máquina de cortar fiambre. A lo último ni siquiera pedía. ¿Lo de siempre, rubio?, le preguntaba yo. Y él me hacía que sí con la cabeza. Decir que yo no tengo hija, agente, que sinó los emparejaba. Mire qué error hubiera cometido... Pero pasa que era el típico chico que una quiere para yerno. Educadito, buenmozo, con don de gente. Yo no me hubiera imaginado nunca que pudiera ser un violador ese muchacho. ¡Si tenía las uñas impecables!

Cada uno de estos cuentos (y los que vendrán) caben en ciento cincuenta palabras.

Hernán Casciari
lunes 12 de diciembre, 2005


150 de mortadela (I)

por Hernán Casciari

En estas diez historias breves hay un payaso depresivo, dos jóvenes amantes previsores, una lagartija prodigiosa, una niña australiana que viaja hacia el filicidio, un portugués con problemas gástricos y morales, un gordito que calca mapas por placer, tres parejas de heterosexuales aburridos, un perro descaderado y roto, un pelirrojo vengativo y una almacenera desilusionada.

I.

Jorge Golondrina era un payaso alcohólico y depresivo que trabajaba desde hacía años en el mismo circo roñoso. Una noche, después de una resaca, decidió matarse en medio de la función del sábado. La idea del suicidio lo sedujo por dos razones: un poco porque siempre había fantaseado con convertirse en mito, y otro poco para vengarse de su jefe Mendizábal, que había decidido despedirlo al acabar la temporada porque el circo se iba a pique. Cuando le tocó el turno de salir a escena, Jorge Golondrina hizo las piruetas de siempre, se cayó y se levantó, recitó los mismos cuatro chistes gastados y al final, inesperadamente, se colgó en público. Murió enseguida. A la platea juvenil le provocó tanta risa el pataleo final del suicida, el estertor del payaso, que Mendizábal incorporó la rutina del ahorcado en la siguiente función (claro que con otro payaso) y se hizo rico.

II.

Los dos tendrían que morirse tarde o temprano. Primero uno y después el otro, o a la vez (por ejemplo en un accidente de avión). Los dos tenían un pasado que contarse y que comprender sin imágenes, sólo a través de palabras y de sobreentendidos. Ambos deberían construir un futuro ingobernable. Y presentarse a sus mundos. Y quedar con amigos a cenar. Y hablarse por teléfono desde el trabajo, para combinar en qué esquina, a qué hora, y qué película. Uno de los dos se cansaría primero, uno de los dos mentiría primero, uno de los dos caería en la tentación antes que el otro. Alguien sería el primero en levantar la voz. Alguno se enojaría por primera vez y alguien, antes o después, encontraría más defectos que virtudes en su pareja. Fue por esto, y no por incompatibilidad de caracteres, que no se llamaron después del fin de semana.

III.

Una lagartija ibérica que, por un extraño capricho de la naturaleza, había nacido con entendimiento humano, vivió mucho tiempo a la vera de un río. A los dos años comprendió que la tierra giraba sobre su propio eje y supo diferenciar la noche del día, el verano del invierno y los insectos dípteros de los homópteros. A los tres años ya sabía reflexionar, multiplicar enteros y cazar invertebrados con la lengua. A los cuatro años comprendía el idioma latín, y dejó de llamarse a sí misma lagartija; se refería a ella como lacerta hispanica. Promediando su edad, ya casi anciana, descubrió por fin a un pescador a la vera del río y, fascinada por el hallazgo, comenzó a escribirle un mensaje con la cola sobre la arena mojada. Cuando el hombre le cortó la cabeza con la pala, la lagartija había escrito solamente dos palabras y parte de una tercera.

IV.

Cuando cumplí ocho años, mamá y papá me llevaron a Brisbane, en Queensland, para matarme. El viaje duró toda una noche y parte del día. Papá hizo un descanso en Gold Coast, creo, o en Byron Bay, para desayunar. Bajaron ellos; a mí me dejaron en el coche. Llegamos a Brisbane a media mañana, pero no entramos a la ciudad. Papá tomó un desvío, una calle de tierra rojiza cercana al oleoducto de Moonie. A mamá se le escapó un sollozo cuando el coche se detuvo, y papá la miró brutalmente. "No quiero un melodrama ", le dijo. Yo no conocía esa palabra, pero intuí que significaba baño de sangre, como si en esa frase le dijera que, en vez de acuchillarme, lo mejor sería asfixiarme con una manta. Todavía me recorre un temblor en todo el cuerpo cuando escucho por la radio, o por la televisión, la palabra melodrama.

V.

Cada vez que Nuno Gonzáles se tiraba pedos nocturnos, a la mañana siguiente moría una jovencita virgen del pueblo. Como Vinhais eran veinte casas, y muy pocas las mozas casaderas, el alcalde le tenía prohibidísimo a Nuno cenar picante, con legumbre, con alubia roja, o beber agua con bicarbonato. Y aunque a Nuno Gonzales le preocupaba mucho mantener equilibrada la demografía de Vinhais, tenía debilidad por los huevos rellenos de atún y mayonesa. Los compraba clandestinos en una aldea vecina, los llevaba a su casa escondidos en las botas, los devoraba de a seis, con culpa, a la madrugada se tiraba unos pedos estridentes en la cama y después metía la cabeza debajo de la cobija para olerlos. Por la mañana se vestía de negro riguroso y era el primero en llegar al funeral de la jovencita muerta del día. Lo hacía silbando un foxtrot, para despistar a las autoridades.

VI.

Cuando llegaba el verano calcaba mapas toda la tarde. Compraba hojas transparentes y dos plumines. Me gustaba el sur de Chile, Israel, los países nórdicos y las islas del Japón. Pero había un país imposible, alucinante, que era mi preferido: el Mediterráneo. Me gustaba calcarlo al revés: en vez de pintarlo de azul por dentro, lo pintaba de azul por fuera, como si en realidad se tratara una isla, y España y Francia y África fuesen mares que lo bañaran. El Mediterráneo era un país habitado por los mediterreños, con leyes propias y sus provincias. España era su mar del norte, y África su océano del sur. Su flor nacional era el marisco y el himno se parecía a la sirena de los barcos. Después empezaban las clases y otra vez me aplazaban en geografía. Pero eso no es lo malo. Lo malo es que los demás chicos me manoseaban.

VII.

Para jugar al Progree son necesarias al menos tres parejas heterosexuales, un living con alfombra y licores. El objetivo del juego consiste en seducir a la mayor cantidad de personas del sexo opuesto utilizando la crítica de discos, el roce intelectual, la complicidad referente a datos bizarros de la infancia o cualquier recurso que no implique contacto físico directo. En el Progree se denomina «cornudo» al jugador cuya pareja resulte más enamoradiza, y «calientapija» a la participante con mayor capacidad de seducción. El jugador que tenga un «cornudo» sentado a su derecha puede pedirle a cualquiera que toque la guitarra. Sólo tiene la posibilidad de negarse una «calientapija» o un jugador pelirrojo (como las reglas son irlandesas, en Hispanoamérica también vale rubiecito). La pareja que, sumados sus puntos, menor seducción provoque, debe bajar a comprar helado Hagen-Daaz. Gana el juego el primer jugador que ponga un disco de bossa nova.

VIII.

Un perro puede estar rengo, ronco, ciego, hambriento, descaderado, sordo, encandilado, roto, puede sacar la lengua porque está cansado e inventarse otra para lamerse; puede ser un hotel lleno de parásitos, puede llorar, aullar, desconsolarse, saberse animal y doméstico, puede no tener dios a su perruna imagen y semejanza, ni virgen maría; ni saber la hora, ni saber el año, ni saber si el frío está afuera o en sus huesos, ni saber si aquello que lo pateó es el diablo; puede entender catorce palabras de hombre, y entender que un año para él son siete años y que la muerte llega así más pronto; un perro puede estar mal, horriblemente mal, a punto de morirse, pero igual —si lo llamás con ganas— agarra y viene y te arma fiesta y te mueve la cola y se te queda al lado, por las dudas de que vos estés más triste.

IX.

Amada mía: soy Panizza, el pelirrojo que vive a la vuelta de tu casa, el hijo del que arregla televisores. Soy el que ayer, a las dieciocho, te preguntó por la calle si no querrías ser mi novia. Vos ibas con la rubia a la que llaman Condorito y con una gorda que desconozco. Se rieron de mí, me señalaron con mofa, me hicieron fuckyou con los dedos y siguieron camino. No me molestó la burla de tus escoltas, pero sí la tuya. Inmediatamente nació en mí la sed de venganza: primero sopesé la idea de estudiar frenéticamente, triunfar, hacerme rico y famoso para que, al verme alguna vez en los diarios, te arrepintieras de haberme rechazado, pero enseguida comprendí que es mucho más práctico, más fácil y más contundente arrojarse de cabeza desde el puente de Luján. Ahora, que estoy muerto, a ver quién se ríe último, amada mía.

X.

Era un muy buen muchacho, rubio, calladito, que venía siempre a comprar a la noche. Mi marido y yo no somos mucho de dar conversación a esa hora, porque el almacén está que revienta: la gente se acuerda de que le falta algo siempre a última hora. Pero él siempre tenía una palabra amable, nunca parecía apurado. Compraba solamente mortadela, eso sí: ciento cincuenta de mortadela, pedía, y se quedaba mirando la máquina de cortar fiambre. A lo último ni siquiera pedía. ¿Lo de siempre, rubio?, le preguntaba yo. Y él me hacía que sí con la cabeza. Decir que yo no tengo hija, agente, que sinó los emparejaba. Mire qué error hubiera cometido... Pero pasa que era el típico chico que una quiere para yerno. Educadito, buenmozo, con don de gente. Yo no me hubiera imaginado nunca que pudiera ser un violador ese muchacho. ¡Si tenía las uñas impecables!

Cada uno de estos cuentos (y los que vendrán) caben en ciento cincuenta palabras.

Hernán Casciari
lunes 12 de diciembre, 2005


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


 Juan Pablo
10/06/2016 a las 16:24
5 comentarios to go.
 Enrique Saldarriaga
15/05/2013 a las 23:21
Quiero contribuir tardíamente a los 150 comentarios.
Alberto
14/03/2006 a las 04:27
muy buen articulo
Daniela
25/01/2006 a las 05:06
Me encantaron los cuentos, Hernán. Acabo de descubrir tu blog y me parece que ya soy adicta...

Para Germán (#141): Tenés toda la razón, pero creo que lo hizo para imitar la forma de hablar de una típica doña Rosa, "tengameló", "vayasé", etc.
Germán
24/01/2006 a las 14:22
La verdad es que mucho no entendí el #140, tal vez en parte porque el #100 me llevó a otro blog (pero no encontré allí lo que Hernán escribió sobre el pollo), o tal vez porque yo estaba de acuerdo con Crab.

Bah! Seamos honestos y digamos que Cortázar, por poner un ejemplo claro, rompe cuanta regla conjugacional o gramaticalsintáctica exista, y eso no lo hace menos genial, sino (todo junto, sin tilde) todo lo contrario.

Pero a fuer de ser justos, la verdad es que si no (separado) escribimos con errores por desconocimiento, sino (de nuevo separado, jamás con tilde) por convicción, lo ideal es que eso se note a simple vista, para evitar este tipo de observaciones.

De lo contrario (vale decir: si no...), aceptemos de buen grado el #139 de Crab. Pues si no (o sea, de lo contrario...), tal vez alguien diga que no somos graciosos para escribir, sino (todo junto) meros desconocedores de las reglas.

(Salió bastante didáctico, ¿no?)
Haffner
23/01/2006 a las 22:57
Comentario Nº 139
Dice Crab:
Con la mejor onda, y porque la gramática importa: cuando escribís sinó, debés escribir si no. Sinó no existe. Y sin acento, se usa para indicar una elección, no una oposición.
///////////////////////////////////////
La respuesta esta aqui,Crab.....................Dice Hernán (#100): "Antes de definir alguna parte del pollo deberíamos pensarlo mas de una vez". Todos los días se aprende algo nuevo sobre lo que provoca el hambre en el cerebro.
.
/////////////////////////////////
Seguro que se puso meta Internet y se olvido de definir al pollo,por lo cual el hambre le produjo errores de concentracion.Sino es eso,no se...es o no es,Crab?
H.
Crab
23/01/2006 a las 17:01
Con la mejor onda, y porque la gramática importa: cuando escribís sinó, debés escribir si no. Sinó no existe. Y sin acento, se usa para indicar una elección, no una oposición.
DarkStarMan
09/01/2006 a las 18:50
El de la lagatija iberica me recordó al de la iguana de Dinamarca.. todo bien, che
Yuri
06/01/2006 a las 17:43
Despues de 150 palabras y 150 gramos de mortadela, lo lógico es que lleguemos a 150 comentarios. Casciari tus lectores te estan defraudando.......
ahh, me olvidaba: H T T P !
Lulet
29/12/2005 a las 14:26
Maravilloso!!
Extraordinario!
Superior!

yo tengo un blog de textos y al leerte me dan ganas de eliminarlo....
Salud!
Anaik
23/12/2005 a las 16:24
Yo tambien soy nueva, como el #123. Fanática "MAL" de Sabina,y sin embargo me parece que el chiconuevo tene razón, no es plagio, Hernán. El relato numero 2 está buenísimo, humano de punta a punta (¿y me linchan los comentaristas si digo que no me gustó ni un poco el del perro?). Hey, yo soy la que calcaba mapas por placer :o)
No se porqué en el prólogo dice "un gordito" si yo soy bien flaca... si hasta con la "cuchillita" le raspaba la punta a los lápices para pintar con un algodoncito el celeste del mar.
Gracias Hernán
Rolo Andrés
21/12/2005 a las 19:07
Gracias por estas entregas que nos haces. Felicidades por el premio, la novela y todo lo que escribes.

Desde Cuba un saludo,

Rolito
Floriella
21/12/2005 a las 03:32
Geniales los cuentos, siempre me ha asombrado la gente que es capaz de armarlos en tan poquitas palabras. Se requiere de mucho talento.
Me gustaron mucho!
Julieta
20/12/2005 a las 20:42
Hermosas 150 palabras en el cuento número 8!!!
=D
alicant4ever
20/12/2005 a las 17:49
Plagiar feo no tiene secreto,solo basta con pensar en Barbarita y en los relatos de chuck palahniuk
YO
20/12/2005 a las 13:08
AGUANTE EL BRUCHE Y SUS COMENTARIOS ODIOSOS!!!!!!!
El Bruche
20/12/2005 a las 05:50
¿Decir que con uno alcanza será demasiado odioso? ¿O es necesario que aprete caps lock para explicarlo?
YO
19/12/2005 a las 23:24
#122. TODO BIEN, PERO ESPERO QUE NUNCA SE LLENE DE 150 COMENTARISTAS ODIOSOS COMO VOS.
LucAsh
19/12/2005 a las 23:03
Joder... las "Tripas" de Palahniuk y la "Finlandia" de Casciari son los dos relatos cortos que más me han gustado este año.

Tripas es una historia que ecribió Palahniuk hace años y que ahora ha recuperado para su última novela (Haunted). Parece ser que cada vez que Palahniuk lee este relato en sus conferencias se desmaya alguien. Yo no me lo creo. Pero, por si acaso, no me meto en una piscina con la depuradora en marcha.

Ni doy marcha atrás sin asegurarme de que mi sobrina está en Valencia (a 400 Km de Madrid).
fedes
19/12/2005 a las 22:36
recomiendo, aunque tarde, que si gustó... gustara esto: "Tripas", de Chuck Palahniuk.
Barbarita
19/12/2005 a las 22:27
alicant4ever: ¿cómo se puede plagiar tan feo?
alicant4ever
19/12/2005 a las 20:12
Plagio reconocido a Joan Manel Serrat:

Penelope (sin acento) con su bolso de piel marrón esperaba el tren en la estación de Atocha, pero el tipo no venía y ella se hacia cada vez más y más vieja yo era su hijo y "ahora que tengo veinte años" ahora que aún tengo fuerza y no tengo el alma muerta cuento la historia de mi mami Penelope (sin acento) y de mi papi el que nunca la visitó.
Dicen en el pueblo que un alicant4ever le plagió ¡Pobre infeliz! y hasta Diego Torres esta canción la canto.

P/D: Comienzo a pensar que necesito atención de una piscologa tipo Pampita urgente.
elchiconuevo
19/12/2005 a las 19:19
hola, es la primera vez que comento, y la tercera o cuarta que entro.
y perdón que me meta, pero no creo que los textos en cuestión se parezcan en nada. mejor dicho: lo único que tienen en común es que dos personas no se encuentran. pero en el texto de las 150 palabras, no lo hacen simplemente porque intuyen que en algún momento va a terminar, que todo termina. en la canción de sabina no se dan motivos del desencuentro, pero parece más un hecho de incompatibilidad ("Fue por esto, y no por incompatibilidad de caracteres, que no se llamaron después del fin de semana.") que una visión "pesimista" de todo lo que implica comenzar y terminar una relación.
Digo, al fin y al cabo: si yo escribo un cuento en el que dos personas no se encuentran porque una se confundió la calle y la otra murió atacada por abejas yakuza?también es plagio?

me encantaron los cuentos, saludos desde buenos aires.
El Bruche
19/12/2005 a las 16:04
Las mayúsculas son un problema que trae la globalización post premiación alemana, ¿no?
Si seguimos así, el post se va a llamar "Ciento cincuenta de mortadela" y los comments, "Ciento cincuenta salames"
TaTo
19/12/2005 a las 02:16
CASCIARIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!! QUIERO QUE ME HABLE CASCIARIIIIIIII!!!!
18/12/2005 a las 23:05
che, casciari, cuando apreto en el botonito ese tan novedozo que está arriba y a la derecha de mi monitor, que dice "Sindicar", me aparece un loco error que acusa:

Method Not Allowed
The requested method POST is not allowed for the URL /index.xml.

tu blog debe estar resfriado, fijate de darle algún antigripal.

salud
f
soidonthinkabout
18/12/2005 a las 21:39
Pues no sé yo eso del plágio... Hoy en día es casi imposible escribir sin que a la larga alguno de tus textos se parezca a algo que has oído o leído por ahí, y de lo que ni siquiera te acordabas.

Ya puestos, he visto algún artículo por ahí que me recordaba a Borges, y hay otro en el que la trama recuerda a un relato de Pere Caldeers.

PD. Es broma, es brooooma... aunque podría ser : )
Yo
18/12/2005 a las 19:11
Que le plagie algo a Serrat, y vas a ver como nos acordamos de el.
alicant4ever
18/12/2005 a las 16:13
Que te comparen con Joaquin Sabina es mejor aún que te comparen con Kircnhber
XD
¿Es que nadie se acuerda del nano Serrat?
ElTeta
18/12/2005 a las 05:01
Peor sería que le robe a Bucay
yo
17/12/2005 a las 23:17
AGUANTEN JOAQUÍN SABINA Y HERNÁN CASCIARI!!!
A.Haffner-Rufian Melancolico-
17/12/2005 a las 22:14
yo quiero ser un niñito Casciari
como el Saul,como Victor Abril
pasar de todo y no pasar de moda
ir con Maradona en una limusin

Hernan,mandale tus textos a Sabina para que te los musicalize y quedan mano a mano-o que te tire unas rupias en derecho de autor

Haffner
alicant4ever
17/12/2005 a las 22:03
Sabina es un maestro y todos nosotros somos sus díscipulos involuntarios
Noi
17/12/2005 a las 19:40
#99: que no sea la última vez que lo plagie a Sabina!
Flor
17/12/2005 a las 16:26
Yo no lo llamo plagio, no es igual, solo es parecido. Yo creo que fue inspiracion involuntaria.
Laura
17/12/2005 a las 03:30
yo #109 Para peor, ni siquiera puedo decir que no la conocía....el hombre ya reconoció el plagio,no lo castigues más!
yo
17/12/2005 a las 00:28
NO CONOCÍAS ESA CANCIÓN?????
bolboreta
16/12/2005 a las 23:13
Hernán me alegras mi exilio voluntario

Besos!!!
Barbarita
16/12/2005 a las 17:49
Teresiña, no lo defiendas a éste ahora. Si lo descubriste, lo descubriste, ya está. Es plagiador y no hay más que hablar.

Hernán: haz el favor de pensar antes de escribir lo primero que te venga a la cabeza (en especial cuando sea de otro), ¡que tienes una familia!
Ada
16/12/2005 a las 17:10
Yo no veo el plagio, hay temas que son universales.
 Teresiña
16/12/2005 a las 16:51
Como yo te quiero y funciono, en estos casos, como idishe mame ad hoc, te digo; por ahí "soñaste" eso - si seguimos la lógica de uno de tus últimos textos- y te la creíste. Fue, sin la menor mala intención
 olo mosquera
16/12/2005 a las 16:36
Acá me mandaron el enlace a la famosa canción de Sabina. Para peor, ni siquiera puedo decir que no la conocía. Así que confirmado: es plagio en serio.
 Teresiña
16/12/2005 a las 16:07
Fue sin querer, carajo. Vivo en el tercer mundo y uno cree que hasta que esta cosa no te dice de verdá que envió, no pasa nada. Es eso nomás, no enojo. Es pura sobredosis de enter nomás
El Bruche
16/12/2005 a las 15:52
Parece que Teresiña se ofendió tanto que lo hizo por triplicado...

#97: ¿Contaste las palabras de cada uno de los post?
 Teresiña
16/12/2005 a las 15:28
Tampoco es cuestión de inmolarse públicamente, y sin mi permiso. Además, ratifico lo que también dije en un nuevo correo: choreás lindo.
alicant4ever
16/12/2005 a las 14:30
¡LISTO! Hernán mis historias ya están disponibles en mi blog.
lainnombrable
16/12/2005 a las 13:27
No es la primera vez que le afanás a Sabina, Plagieto.
 olo mosquera
16/12/2005 a las 12:19
Me indica (por mail) la lectora Teresiña:

"Uso esta vía, Mr Casciari, para informarle -con la mayor discreción posible- que ud. ha cometido la desfachatez de chorear parte del argumento de una conocida canción de Joaquín Sabina para armar uno de sus relatos de 150 palabras. Entre nos, el de la pareja que no se encuentra. Que no vuelva a suceder."

De ser esto cierto, pido públicas disculpas.
Regrese
16/12/2005 a las 12:00
Muy buenos....

Es parte del juego progre escribir en estos comentarios y compararte con autores alemanes o encontrar paralelos y reminiscencias de cuentos que has leido en francés porque a los autores es bueno leerlos en su idioma original aunque sean rusos (y nunca leas nada de un japones).

Me imagino al violador, en una habitación vacia, iluminado por el monitor de su viejo ordenador, viendo paginas porno, buscando sus proximas victimas en el chat, y que al pasar por error por tu pagina se acuerda de bajar a comprar mortadela antes de que cierren.

No vi comentarios de 150 palabras. Donde quedo la imaginación.
Javier
16/12/2005 a las 11:39
Al hilo de la lagartija, decia Unamuno cuando se le acecaba un perro, princpipalmente, que no podia dejar de pensar, que "y si estos perros estan resolviendo ecuaciones de segundo grado, y no nos lo pueden decir...", la lagartija por lo menos lo intentó, con la cola.
 olo mosquera
16/12/2005 a las 10:15
#92: No!
#94: Qué!
TaTo
16/12/2005 a las 01:29
Casciariiiiiiiiiiiiiiii
Veronikitta
16/12/2005 a las 01:21
Con el del perro casi que se me pianta un lagrimón.
J.P.
16/12/2005 a las 00:01
No seas garca. Contestame.

¿Aparte nadie lo notó?
Flor
15/12/2005 a las 23:32
Me encantaron el 8, el 2, el 3, el 6 y el 10 (Por no decir todos :P)

El cuatro no lo entendi.

Me lo explicas?

Por lo demás, creo que si alguna vez se escriben 150 palabras con un ápice más de contenido que las que escribiste en esta entrada, el universo implosiona, fijo.

Cada 150 palabras una sonrisa...

Me gusta esto, quiero más.
 olo mosquera
15/12/2005 a las 22:03
No; tengo los derechos para Hispanoamérica de todos los textos de ciento cincuenta palabras.
alicant4ever
15/12/2005 a las 21:46
¿Puedo escribir historias así en mi blog?
puche
15/12/2005 a las 19:47
hay mejores...
pero no quiere decir que este sea feoo...
ta GGguenazzznooo ...
MENOS EL 2 Y EL 7
bue che

chau.
flo.
Jaimito
15/12/2005 a las 09:58
FELICIDADES A LA NENA NINA!!!!! ...

... OPSSS ... no te acordaste, típico ...
ElTeta
15/12/2005 a las 04:31
Frotás la lámpara. Sale el genio y te concede tres deseos.

¡Quiero el segundo!, ¡Quiero el segundo! te ponés a gritar.
Nuno Gonzales
15/12/2005 a las 03:57
che no hablen al pedo!
TaTo
15/12/2005 a las 03:26
¡QUIERO QUE ME HABLE CASCIARI! ¡QUIERO QUE ME HABLE CASCIARI! ¡QUIERO QUE ME HABLE CASCIARI! ¡QUIERO QUE ME HABLE CASCIARI! ¡QUIERO QUE ME HABLE CASCIARI! ¡QUIERO QUE ME HABLE CASCIARI!
koneri
14/12/2005 a las 22:12
im pre sio nan te!!
favoritos: El payaso el mejor, debería estar en la sección autoayuda. El del perro es hermoso y el de la niñita... el de la niñita es como algunas escenas de las peliculas de tarantino, no ha pasado nada y te estás cagando de miedo.
Por que el pescador va con una pala?, esto de ser analfabeto!!
Seguro que ahora que mataste al Dámaso, estarías necesitando botar un poco de estréss ¿no?
un saludo y una reverencia
Luis
14/12/2005 a las 20:27
Muy buenos!!. Por qué a poca gente le gustó el del payaso? a mi me gustó.
J.P.
14/12/2005 a las 19:34
Hernán:

¿No me contestas el comentario 35?
Meiga
14/12/2005 a las 18:10
el del perro.... qué hermoso!
JuanC
14/12/2005 a las 17:46
Pero usted se volvio loco, no como voy a decir eso...
Es totalmente una bestia, un monstruo, que imaginacion, que creación, que pensamientos, me voy, me voy, me fui.
(Genio)
El Angel Gris
14/12/2005 a las 17:09
Mil perdones Liuva.
Estoy medio lerdo para los chistes y había olvidado el título del post.

Realmente arruiné un muy buen comentario.

Un beso
Ada
14/12/2005 a las 16:30
3: Sacame, qué sé yo, "fascinada por el hallazgo" y, por favor, decime cuáles son las dos palabras y qué parte de la tercera. No nos dejes con el entripado.

5: No, no te puedo creer lo de los huevos rellenos de atún. Un pesto vaya y pase, pero el atún no.

9: Lástima que no se le ocurrió vengarse saliendo con la gorda.
liuva
14/12/2005 a las 16:24
Ya lo se, "Angel Gris". ¿Tú eres de los que explica los chistes después de contarlos?
nataloide
14/12/2005 a las 16:16
No voto por ninguno, me parecieron todos espectaculares, pero.....como me cagué de miedo con el 2...!!!!!!!
El Ruso del SOLBAID
14/12/2005 a las 14:52
El mejor es el del perro.....lejos.
Un abrazo
El Angel Gris
14/12/2005 a las 12:54
Liuva: No es "la mortadela" es el "el dinosaurio".

Es un cuento de Augusto Moterroso

"Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba alli."
Liuva
14/12/2005 a las 10:37
Para Flopis.uy (comentario 52) que pide un cuento de 7 palabras.

Cuento de 7 palabras plagiado con perdón: "Cuando despertó, la mortadela aún estaba allí"
vero
14/12/2005 a las 04:45
Buenísimos, me gustaron pila!
¿Soy muy hija de puta si digo que me gustó más el del payaso que el del perrito?
PUCHI EL TRUCHI
14/12/2005 a las 04:10
MUY BUENO,EL DEL PERRO ES LA POSTA,
PARECE QUE CON ESTOS CUENTITOS TE AYUD?
LLORDANO ,EL DE LAS MODELOS,ESE QUE HABLA Y ES PELUQUERO,HABLA EN LOS DEFILES DE ESAS QUE TAMBIEN LAS PEINA,ESE QUE DICE COSAS CON POCA COHERENCIA ,EN LA CONFERENCIA...
SAB?S CUAL TE DIGO NO?

SALUDOS...

ES LLORDANO O GIORDANO??,NUNCA LO SABR?
Hugo
14/12/2005 a las 02:18
Una cucaracha semi hispana parlante, con inflamaciones hemorroidales de tanta hamburguesa con papas fritas, practicaba, tesonera, ante el espejo el idioma de su país favorito: shu, shu, shu, dzu, dzu, soltaba lágrimas de emoción ante los evidentes progresos.
Cantaba con pasión al cabo de dos años:
Mother do dyou think they??ll drop the bomb
Mother do dyou think they??ll like the sshong
Mother do dyou think they??ll try to brake my ballsss
Esta vez CNN tampoco cubrió la noticia.
Ana Cecilia
14/12/2005 a las 00:32
Está bien... que se yo.

Me cagué de la risa con el comentario N° 55... "7? Varias parejas se calientan. Lo llaman juego.".

Jjajajajjaja, perdón, me gustó mucho.
 olo mosquera
13/12/2005 a las 23:45
Vitalio, te dijeron gordo trolo.
lapijaponés
13/12/2005 a las 23:14
GORDO TROLO
H T T P
lagartija
13/12/2005 a las 23:05
h t t p
ermiji
13/12/2005 a las 22:54
!!Im prezionante!! (2 palabras, que las he contao con el word count ese jeje)
Laura
13/12/2005 a las 22:22
Yo tambien me preguntaba lo mismo Ginger!
Donde te habías metido Vitalio?
Y Toro?
Ginger
13/12/2005 a las 21:54
¡¡Vitalio tengo poderes!!. Hace cinco minutos estaba pensando que sería de tu vida que hace tanto que no veo comentarios tuyos.
Vitalio
13/12/2005 a las 21:51
El segundo se destaca por lejos ya que tiene una tensión humana que falta en los otros. Como ejercicio, el conjunto es muy bueno, pero el segundo, además, puede entrar en cualquier antología.
 olo mosquera
13/12/2005 a las 21:25
Jugar a escribir un cuentito de 150 palabras es divertido, pero no tiene gracia si ponés frases para completar (a no ser que seas un escritor bilardista). Los escritores menottistas tratamos de escribir el cuento a ojo y, si nos pasamos de palabras, modificamos adverbios, eliminamos nexos coordinantes o compramos el partido contra Perú.
Andrés
13/12/2005 a las 20:55
Al hilo del comentario 44, que no comparto, me gustaría preguntar: ¿la última frase del cuento 6 la pusiste para completar las 150 palabras? O en cambio, ¿te vino a la cabeza porque sí? Si es el último caso, enhorabuena. Si no, también.
13/12/2005 a las 18:42
Lindos iconitos.
Laura
13/12/2005 a las 17:27
Que lindos Hernan!
lamaga
13/12/2005 a las 17:12
Bueno el homenaje a los hermanos Mendizábal.
Yo me quedo, por lejos, con el 6. Ese final está re bueno.
Zorro parlante
13/12/2005 a las 15:14
Flopis.uy:
A pesar de ser rubia, intuyo que sabés algo. Tiene que haber trampa en tu propuesta. Algo medio Dan Brown... Mmm. A ver, voy a probar si es la clave; permiso Casciari:

1? Payaso se suicida. Gran risa. Dueño rico.

2? Se conocen. Temen. No se llaman más.

3? Lagartija parlante. Pescador leyó El Principito. ¡Chak!.

4? Mis padres me matan. No por copados.

5? La mató rápido y fue al funeral.

6? Gordo calca al revés porque lo tocan.

7? Varias parejas se calientan. Lo llaman juego.


...

¿Y? ¿Se abrió alguna puerta secreta por ahí?
Apuleyo(Maxi)
13/12/2005 a las 15:13
hola!! solo quiero decir, que me hubiera gustado escribir el cuento 5 y el 9. Y este creo que es uno de los post que mas me gustaron
ElTeta
13/12/2005 a las 14:51
Se termina el año y pintamos la casa?
Es el renovado compromiso para 2006?
Flopis .uy
13/12/2005 a las 14:34
Solo me gustó el 8.

Qué obsesión tenés con el color del pelo!! Nombraste muchas veces rubios y pelirrojos...

Casciari = El Dante del siglo 21 :P

A que no hacés 7 cuentos de 7 palabras?
Liuva
13/12/2005 a las 12:26
150 de mortadela, 150 palabras cada cuento, está claro que lo que a ti te gusta es la mortadela, los cuentos no son más que un camino hacia la mortadela. Al final siempre está la mortadela.
Rodrigues
13/12/2005 a las 12:02
Muy buenooos!
Me encantó la del perro.
Una cosita: para que el portugués sea ralmente portugués, hay que llamarle "Gonçalves" y no "Gonzales".
;)
Fede
13/12/2005 a las 11:09
"...El viaje duró toda una noche y parte del día. Papá hizo un descanso en Gold Coast, creo, o en Byron Bay, para desayunar..."

Byron Bay es a Cariló lo que la Gold Coast a Las Toninas. Sin duda lo recordarías bien, pendejo mentiroso.
Zorro parlante
13/12/2005 a las 11:00
J.P. (Nº35):
A todos nos tocaron en el colegio. Es re normal. Ejem... Con respeto y sin ofender: no me digas que a vos no te tocaron.
El Bruche
13/12/2005 a las 04:59
¿Será que enfermamos de golpe de democraciatitis que andamos votando a mansalva? ¿De dónde saco las boletas para enterrarlas junto a los nuevos agravios a la ortografía?
Eso sí, el epitafio de un payaso jamás será leído por parejas irresolutas, ni escrito por lagartijas, pero seguramente acompañará la muerte preadolescente y virginal, en un sepelio acuático sin fronteras imposibles y será comentario lúdrico de levantes otoñales, al tiempo que es recordado en el gemido quedo del mejor amigo que prefirió morir antes que terminar en gayola por pirovador.

Ah... Casi olvido que odio los post largos.
Flower Power
13/12/2005 a las 04:37
Aunque me encantaron todos, me quedo con el 2,tal vez me sienta un poco reflejada. Y por supuesto el 8. Her, me encanta leerte. Besos.
ElTeta
13/12/2005 a las 04:23
Eructé caviar.
Javier Ignacio Sánchez
13/12/2005 a las 04:15
Por una lado te salió redondito con el tema de las 150 palabras exactas en cada una de las 10 historias. Pero por el otro, el más importante, es una tremenda mierda sin sentido lo que escribiste. Disculpame mi sinceridad.
 DjFaramir
13/12/2005 a las 03:34
me van a decir que sigo a la manada, pero me quedo con el del perro :P

el de la lagartija es un cruzado de zurda a la mandivula...
cacho
13/12/2005 a las 03:25
PRI
Darío Vasconcelos
13/12/2005 a las 03:08
Maravilloso. Genio. Bárbaro. Fascinante. Estos cuentos (los 10) quedan para siempre en mí.
Adrian
13/12/2005 a las 02:10
Elegir un cuento sería despreciar un poco el resto... pero ya que todos lo hacemos, también yo, "voto" por el segundo.
Susy de la vuelta
13/12/2005 a las 01:19
no voto por el comentario de Roberto Arancibia, sino por el cuento n°2
Susy de la vuelta
13/12/2005 a las 01:18
Voto por el #2 ...había que votar? bueno..no sé, yo voto y ya.
jd
13/12/2005 a las 00:32
Me encantaron todas... pero más la del perrito...
Alegría
13/12/2005 a las 00:07
El 8 lo tomo prestado y se lo regalo a la perra más linda que pisa los pasos.

Niurkita.

Merçi, Hernán
J.P.
13/12/2005 a las 00:07
Hernán, con respeto y sin ofender ...

¿Te manoseaban en la escuela de chico?

...

¿Nadie notó que en el prólogo dice "un gordito que calca mapas por placer" y sin embargo en el cuento en ningún momento se menciona ni el sexo ni la contextura físca del protagonista?

Prometo dejar estos libros de psicología.

Saludos.-
SIL
13/12/2005 a las 00:05
Me quedo con el nº 2, el 8 y el 9.

Observación: noto que a la mayoría nos llegó el 8 (o sea, el del perro). Será porque todos tenemos o tuvimos un perro que nos hizo mucho más feliz la vida o porque somos una manga de depresivos que nos sentimos tocados por el relato más descriptivo sobre un ser desahuciado.
Victoria
12/12/2005 a las 23:32
el del perro es muy lindo...casi se me pianta un lagrimón...pero hey!!! el que se lleva todos los aplausos es el de Nuno Gonzalez!!! por favoooor, no voy a decir que me cagué de risa porque sería redundar...jajajajajaja
Nancy Karina
12/12/2005 a las 22:42
El de la lagartija excelente...

El del payaso, pues... ironico... que casualidad! el payaso pensaba vengarse de su jefe y mira, le dió a ganar mucho dinero, en este cuento, encontré una lección de vida
Bartolo
12/12/2005 a las 22:09
A Zorro parlante (#13): Hiciste que me recorra un temblor en todo el cuerpo...
jejejej.

(Lo del prologo fue solo una observación, sin animos de criticar, eh?)

No se porque a algunos no les gustó el de la lagartija... me pareció EXCELENTE.
Konectada
12/12/2005 a las 22:06
Si tuviese que elegir 3, 5 &7 para mi por favor. Sin restarle nada a los demas que tambien estuvieron geniales.

La nena del 4 seguro que no era china?
 vanina alderete
12/12/2005 a las 21:52
el cuent numero 8 es increible. el perro se acuesta al lado de tu cama cuando tenes esa lagrima meciendose en tus ojos, te mirá, escarba con su ocico por debajo de tu brazo y se coloca ahi...al lado, escuchando como llora tu alma.

necesito a mi perra despues de su cuento, pues..tengo una lagrima meciendose en mi lagrimal
Torombolo
12/12/2005 a las 21:30
Apostaria que te auto tiraste un centro para poder postear tu sueños mas bizarros.
. Mariano
12/12/2005 a las 21:25
El otro día en la entrada la casa de mi novia apareció un perro que estaba a punto de caerse muerto. Estaba muy pero muy enfermo. Durante 5 dias mi novia y su hermana, sin entrarlo a la casa, se las arreglaron para que el perro se compusiera. Le dieron unos remedios recetados por un veterinario, comida, agua, un pequeño refugio en un tapial y algunos cariños. El perro se tambaleaba al caminar, se le veian sus huesos y respiraba jadeando. Aun asi logro mejorar y esquivar la muerte por un tiempo. Este perro lloraba toda la noche, jadeando por compañía, e interrumpia el sueño de toda la familia. Se tornaba molestisimo. Yo no podia entender que le veía al perro ese que no era suyo, que simplemente habia aparecido en la puerta de su casa y que estaba muy enfermo.

Hace 3 días fui a su casa, salimos a tomar el colectivo y el perro nos siguió hasta la parada (4 cuadras). Mi novia preocupada dijo "se va a peder" y yo para mis adentros pensaba que era mejor, que se perdiera, seria la solución a los problemas que el perro traia.

Efectivamente el perro no volvió, se perdió. Mi novia esta tristisima, hasta hoy no entendía porque, pero recuerdo que esa unica vez que lo vi, el perro salio al encuentro de mi novia casi cayendose de costado, pero saltando de alegria.




Perdon por contar algo propio en un blog que no es mio. No me reten :)
Emanuel
12/12/2005 a las 21:17
Todos muy buenos, el de la lagartija, los pibes del 2 y el suicida colorado se pasan.
Dos cosas: primero, el cuento del progree me hiso acordar a varios capitulos de rayuela. Y segundo, el cuentito del perro me trajo a la mente un fragmento del cuento 'La decadencia de la amistad' de Alejandro Dolina:
"Todavia en nuestro tiempo hay personas que se complacen en declarar que los perros son mas leales y sinceros que los humanos. Cabe sobre esto una pequeña reflexion. Tal vez sea cierto que los perros no traicionan. Pero esto no es en realidad una virtud del animal. Ocurre simplemente, que la modica organizacion mental del perro le impide realizar procesos tan complicados como una estafa. Es decir: los perros no pueden traicionarnos, por la misma razon que no se les permite escribir novelas."

bueno, disculpen por la boludes, hernan sos grosso y chau.
ella
12/12/2005 a las 21:13
el 2 es el unico que me gusto. y realmente me gusto mucho. te felicito.
el resto, mucha muerte.... recien en el 6 dejaste de hablar de la muerte... pero retomaste enseguida. con que sonaste anoche que te dio por escribir asi hoy????
espero nuevas historias tuyas, mas alegres.
chau
 olo mosquera
12/12/2005 a las 20:59
Bartolo (#12): corregido el prólogo, gracias. Me faltaba la descripción del cuarto cuento.
Noi
12/12/2005 a las 20:52
Che siempre a la vanguardia la gran puta! ¡Cómo no se me ocurrió a mi escribir cuentos de 150 palabras!
Con tus relatos me sucede lo mismo que con Dolina: siento que los nombres que pones son exactos para el personaje, Panizza -x ej- no podrìa tener otro nombre y lo imagino pelirrojo de pelo encrespado, medio desprolijo, gordo y pecoso, y con camisa escocesa rojo oscuro con cuadros azules fuera del pantalón.
¿Al de la lagartija se le puede buscar moraleja o es medio grasa eso?
Ginger
12/12/2005 a las 20:32
Me encantó el de la lagartija.

Me hiciste acordar a una profesora de literatura que nos hacía escribir versos endecasílabos de siete estrofas. Como la odiaba.
Huinca
12/12/2005 a las 20:12
El cuento dos me parece insufriblemente cobarde. El uno me provocó carcajadas, más que nada imaginando a Hernán atacado de vuelta por el maltratado payaso. El de la lagartija no va a la altura del resto. Con el cuarto me recagué de susto y dejé de escribir comentarios que no vienen al caso.

¡Un aplauso por las varias ciento cincuenta palabras! A ver si uno de estos días consideras la posibilidad de enviar algo tuyo en Axxón, a muchos nos deleitaría verte por esos pagos.
laSue
12/12/2005 a las 19:54
#2 Roberto Arancibia: acá en el barrio le decimos condorito a los/las q tienen una nariz, como decirte, "importante". Bah...un tremendo naso.
Aunq también la imaginación puede llevarte pal lado q vos quieras (quizás la mina se volteó a un chileno)
laSue
12/12/2005 a las 19:48
¡Qué lindo el 8! Y el 2 ... y el 3... bah...con todos paseé por la sorpresa y varias emociones, no siempre las más agradables.
Aunq el 10 desde el principio me sonaba a la dueña de la pensión de Rosaura a las diez y no me equivoqué.
¡Más q problemas gástricos lo del Nuno! qué osadía la tuya Hernán: escatología romántica -o viceversa-
...chas gracias!
 Interior
12/12/2005 a las 19:26
Comí lechón y me repito.
ernesto
12/12/2005 a las 19:25
me encantó el nº2, quizás x q acabo de conocer una chica este fin de semana y, al acabar de leerlo, me dio ganas de llamarla para pedirle su email y mandárselo (¡!). y me encantó también el del perro, el amor que transmite.
gracias hernán!! tu locura me cura!!
 Interior
12/12/2005 a las 19:25
1500 palabras, 1510 si contamos la numeración de los cuentos, 7039 caracteres sin contar espacios u 8529 contándolos, 20 párrafos, todos muy bien acomodado, 10 puntos Hernán.
 Interior
12/12/2005 a las 19:24
1500 palabras, 1510 si contamos la numeración de los cuentos, 7039 caracteres sin contar espacios o 8529 contándolos, 20 párrafos, todos muy bien acomodado, 10 puntos Hernán.
rusod
12/12/2005 a las 19:24
Con ganas de perder el tiempo ejecuto word count solo para evitarle el trabajo de contar palabra por palabra a Bartolo =P
Y ohhh, esta perfecto!!! =)

ubusur@ubusur:~$ echo "palabras-caracteres-nº cuento" ; wc -wc 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
palabras-caracteres-nº cuento
150 876 1
150 841 2
150 850 3
150 838 4
150 886 5
150 848 6
150 976 7
150 836 8
150 852 9
150 874 10
1500 8677 total
Zorro parlante
12/12/2005 a las 19:12
Caíste, Bartolo. El del meodramático era un cuento interactivo. Sólo faltaba algún melodramático que se hiciera drama porque no estaba en la intro.
Bartolo
12/12/2005 a las 19:04
Excelente, Hernán...
El de los jovenes que empiezan una relacion es mi favorito LEJOS.
Me encantaron.

Solo te remarco una Fe de Erratas: En la introducción, nombrás 9 personajes de las 10 historias.
Creo que te faltó nombrar al pibe melodramatico.

Saludos!
DudaDesnuda
12/12/2005 a las 18:56
Aplauso medalla y beso para el 3 y el 8.

Aplauso y beso para los demás.

Y, como siempre: Gracias.
El Angel Gris
12/12/2005 a las 18:53
Voy a poner un disco de Bossa Nova y sigo leyendo.
Zorro parlante
12/12/2005 a las 18:35
Ah! Lo dijo JFL
Zorro parlante
12/12/2005 a las 18:35
Vida sin perro, vida perra.
Esteban
12/12/2005 a las 18:28
Lo mejor, a mi humilde parecer, es el nuevo estilo, el cambio de género , de formato.
Me quedo con el del payaso..y el perro, por supuesto, que mejor manera de describir la bondad del can?. Los perros ya tienen un abogado...
salud.
deapoco
12/12/2005 a las 18:21
yo juego al progree todo el tiempo.
animal
12/12/2005 a las 18:20
el 8 y el 6 me gustan porque se te agarran y no te sueltan cuando los terminás de leer...
los otros, como también los anteriores, son una reiteración de tu ingenio y tu talento... pero esos dos... son las emociones, las ideas evocadas que permanecen emancipando, haciendo ruido y dando vueltas...

gracias, viejo
12/12/2005 a las 18:08
¿Qué tenés con los pelirrojos?
baron
12/12/2005 a las 18:07
¿¡¡¡¡¡publicidad!!!!??
Roberto Arancibia
12/12/2005 a las 17:45
Bien Hernán, se leen bien. Todos.

Sólo me intriga por qué a la rubia le dicen Condorito. No sé, cosas de la chilenidad...
ana
12/12/2005 a las 17:42
pri... ahora leo