Orsai blog post

Sociedad
viernes 10 de noviembre, 2006

Orsai post

Sociedad
viernes 10 de noviembre, 2006

Argentinos, a los besos

       

El macho español observa con estupefacción y extrañeza a dos amigos argentinos besarse en el momento del encuentro, o a la hora de la despedida; lo he notado muchas veces. El beso masculino es, para ellos, inaudito; tan espantoso como llorar en público. Que una boca de hombre roce la mejilla de otro hombre no les tiñe la vista de representaciones homosexuales, sino de algo peor: les genera una sensación de vértigo, de asquete, de intimidad imposible. Besarse es, para ellos, como hablar de caca mientras se cocina una mousse.

Quizás por eso lo más complicado de conseguir en España ya no es la batata, la yerba, el dulce de leche o los yogures de dos litros, sino, y lo digo con tristeza, los amigos de la raza masculina.

Yo hace mucho que vivo acá, y solamente tengo dos amigos locales con los que se puede hablar con total franqueza, con el corazón en la mano; es decir, como dios manda. Tampoco es que los haya buscado mucho, porque esas cosas tienen que surgir con espontaneidad, pero lo cierto es que los hombres ibéricos son muy ariscos para la amistad verdadera. Son incapaces de venir a tu casa sin motivo, por ejemplo; no saben abrirte la heladera sin permiso, no toman mate, y se enojan bastante si les decís "cómo estás, hijo de una gran puta". Pero estoy convencido de que el problema mayor, por encima incluso de su incapacidad genética para hablar de fútbol con fundamento, es que no saben darle besos a otros hombres.

Cuando fui un recién llegado a estas tierras me sentía solo, necesitado de compañía. Entonces, ingenuo de mí, quise trabar amistad con los nativos. Recuerdo haber actuado con naturalidad argentina frente a ellos: cuando conocía a españoles simpáticos, enseguida los saludaba con un beso en la mejilla. Si me caían muy bien, al día siguiente me pasaba por sus casas a la tardecita, sin avisar, y una vez dentro me metía en sus cocinas y les preparaba panqueques. Durante las charlas íntimas yo les contaba que había tenido un sueño extraño donde había un dinosaurio con una poronga grandota, por ejemplo, y más tarde me despedía de ellos con un abrazo y otro beso, y quizás por la noche los llamaba por teléfono para hacerles escuchar un disco entero por el auricular, o para explicarles algún trauma sicológico de mi adolescencia.

A causa de estas prácticas, durante mi primer año en España recibí doce órdenes de alejamiento de los juzgados y cuatro trompadas en el ojo (en el mismo ojo, para peor). Y así fue que, con el tiempo, descubrí que en España no existe la amistad masculina. Me costó darme cuenta, pero finalmente lo entendí. Desde entonces, le doy la mano a todo el mundo, pido permiso para ir al baño en casa ajena y nunca intento hablar de cosas profundas si estoy solo frente a otro señor.

Al principio es normal caer en la confusión, porque se ven por las calles muchos hombres en grupo y, a primera vista, puede parecer que son amigos del alma. Sin embargo, si los mirás bien te das cuenta que algo falla: son todo golpecito, todo palmada, todo testosterona y carcajada demente cuando pasa una rubia. Yo solía mirarlos y no descubría el error, eso que me hacía dudar. Hasta que un día lo noté: ellos no se hablan a solas.

Hay algo que los une, sí, pero se parece más a un servicio de acompañantes simultáneo. Los hombres se encuentran en la calle, se saludan, van a la cancha, van al bar, conversan sobre Ronaldo y Ronaldinho, se emborrachan, ríen a carcajadas y se vuelven a dormir. Sin embargo, ninguno de esos hombres sabe nada sobre el alma del otro. Ninguno ha estado más de un momento en la casa de nadie. No han permanecido nunca a solas largas madrugadas, no se han dejado ver cuando lloraban, ni han confesado a otro hombre sus preocupaciones más profundas. Y no. Tampoco se han besado.

El problema de los besos es el principal escollo de los argentinos novatos en estas tierras. Acostumbrados desde la infancia a darle uno a la dama y el caballero, aquí descubrimos que debemos estamparle dos a las mujeres y ninguno a los señores. Y eso nos hace sentir extranjeros, que es la peor cosa que le puede pasar a un argentino. Porque si hay algo que odiamos, que odiamos mucho, es que los demás descubran que en el fondo somos sudamericanos. Entonces nos metemos al baño, a veces días enteros frente al espejo, y nos ponemos como locos a imitar el saludo local, hasta que nos sale igualito.

—¿Qué haces en el baño tanto tiempo? —me preguntaba Cristina en el año dos mil, cuando yo era un recién llegado.

—Me estoy dando besos en el espejo —le decía yo.

—Me habían dicho que érais egocéntricos, sí —concluía ella.

Pero el beso, como se sabe, es un automatismo cultural muy arraigado. Casi siempre la cabeza va sola al encuentro de la otra cabeza, casi siempre los labios se contraen sin que nadie se los pida. Al llegar a España, todos los argentinos nos sentimos un poco estúpidos durante las presentaciones y los saludos. Esa incomodidad nos dura unos seis u ocho meses. Besamos a las mujeres una sola vez, y ellas se quedan con el cogote alargado, como si esperasen un tren. En realidad lo que esperan es el segundo beso, que no llega nunca.

Los argentinos más alzados, al ver que las señoritas esperan algo más de nuestra boca, se creen que hay coqueteo, sospechan que ellas están calientes o algo, y entonces comienzan a actuar como pavos reales. Los malos entendidos ponen las cosas muy tensas. Y lo mismo pasa cuando, automáticamente, besamos a un hombre español sin querer. Si éste es heterosexual se pone incómodo, se le sube los colores y empieza a tartamudear, o mira para abajo. Si tenemos la desgracia de besar a un homosexual, los próximos tres meses serán devastadores. Llamados nocturnos, proposiciones indecentes, manoseos en los baños públicos... Yo conozco muchos argentinos que, por culpa de un beso mal dado, ahora están casados con señores de este país. Y les va muy bien.

Pero el problema más grave, el más incómodo y vergonzoso, ocurre con el paso de los años. Cuando ya hace mucho tiempo que estamos aquí y ya nos hemos acostumbrado al saludo local, a veces pasa que conocemos a otro argentino. Y no sabemos qué hacer para saludarlo. Empezamos el acercamiento y nos miramos a los ojos. ¿Nos dará un beso? ¿Le daré un beso? ¿O solo la mano, como se usa acá? ¿Qué haré yo? ¿Será lo mismo que haga él? El tiempo se pone en cámara lenta. Dos hombres se acercan cada vez más, nacieron en Buenos Aires, pero viven en otro lugar. El mundo se detiene a observar el choque.

Y entonces ocurre la catástrofe: nos damos dos besos. Somos hombres y argentinos, y acabamos de besarnos doble. Nos da asco. Nos ponemos colorados. No nos miramos a los ojos nunca más. Nos vamos alejando el uno del otro.

Somos putos.

Hernán Casciari
viernes 10 de noviembre, 2006


Argentinos, a los besos

por Hernán Casciari

El macho español observa con estupefacción y extrañeza a dos amigos argentinos besarse en el momento del encuentro, o a la hora de la despedida; lo he notado muchas veces. El beso masculino es, para ellos, inaudito; tan espantoso como llorar en público. Que una boca de hombre roce la mejilla de otro hombre no les tiñe la vista de representaciones homosexuales, sino de algo peor: les genera una sensación de vértigo, de asquete, de intimidad imposible. Besarse es, para ellos, como hablar de caca mientras se cocina una mousse.

Quizás por eso lo más complicado de conseguir en España ya no es la batata, la yerba, el dulce de leche o los yogures de dos litros, sino, y lo digo con tristeza, los amigos de la raza masculina.

Yo hace mucho que vivo acá, y solamente tengo dos amigos locales con los que se puede hablar con total franqueza, con el corazón en la mano; es decir, como dios manda. Tampoco es que los haya buscado mucho, porque esas cosas tienen que surgir con espontaneidad, pero lo cierto es que los hombres ibéricos son muy ariscos para la amistad verdadera. Son incapaces de venir a tu casa sin motivo, por ejemplo; no saben abrirte la heladera sin permiso, no toman mate, y se enojan bastante si les decís "cómo estás, hijo de una gran puta". Pero estoy convencido de que el problema mayor, por encima incluso de su incapacidad genética para hablar de fútbol con fundamento, es que no saben darle besos a otros hombres.

Cuando fui un recién llegado a estas tierras me sentía solo, necesitado de compañía. Entonces, ingenuo de mí, quise trabar amistad con los nativos. Recuerdo haber actuado con naturalidad argentina frente a ellos: cuando conocía a españoles simpáticos, enseguida los saludaba con un beso en la mejilla. Si me caían muy bien, al día siguiente me pasaba por sus casas a la tardecita, sin avisar, y una vez dentro me metía en sus cocinas y les preparaba panqueques. Durante las charlas íntimas yo les contaba que había tenido un sueño extraño donde había un dinosaurio con una poronga grandota, por ejemplo, y más tarde me despedía de ellos con un abrazo y otro beso, y quizás por la noche los llamaba por teléfono para hacerles escuchar un disco entero por el auricular, o para explicarles algún trauma sicológico de mi adolescencia.

A causa de estas prácticas, durante mi primer año en España recibí doce órdenes de alejamiento de los juzgados y cuatro trompadas en el ojo (en el mismo ojo, para peor). Y así fue que, con el tiempo, descubrí que en España no existe la amistad masculina. Me costó darme cuenta, pero finalmente lo entendí. Desde entonces, le doy la mano a todo el mundo, pido permiso para ir al baño en casa ajena y nunca intento hablar de cosas profundas si estoy solo frente a otro señor.

Al principio es normal caer en la confusión, porque se ven por las calles muchos hombres en grupo y, a primera vista, puede parecer que son amigos del alma. Sin embargo, si los mirás bien te das cuenta que algo falla: son todo golpecito, todo palmada, todo testosterona y carcajada demente cuando pasa una rubia. Yo solía mirarlos y no descubría el error, eso que me hacía dudar. Hasta que un día lo noté: ellos no se hablan a solas.

Hay algo que los une, sí, pero se parece más a un servicio de acompañantes simultáneo. Los hombres se encuentran en la calle, se saludan, van a la cancha, van al bar, conversan sobre Ronaldo y Ronaldinho, se emborrachan, ríen a carcajadas y se vuelven a dormir. Sin embargo, ninguno de esos hombres sabe nada sobre el alma del otro. Ninguno ha estado más de un momento en la casa de nadie. No han permanecido nunca a solas largas madrugadas, no se han dejado ver cuando lloraban, ni han confesado a otro hombre sus preocupaciones más profundas. Y no. Tampoco se han besado.

El problema de los besos es el principal escollo de los argentinos novatos en estas tierras. Acostumbrados desde la infancia a darle uno a la dama y el caballero, aquí descubrimos que debemos estamparle dos a las mujeres y ninguno a los señores. Y eso nos hace sentir extranjeros, que es la peor cosa que le puede pasar a un argentino. Porque si hay algo que odiamos, que odiamos mucho, es que los demás descubran que en el fondo somos sudamericanos. Entonces nos metemos al baño, a veces días enteros frente al espejo, y nos ponemos como locos a imitar el saludo local, hasta que nos sale igualito.

—¿Qué haces en el baño tanto tiempo? —me preguntaba Cristina en el año dos mil, cuando yo era un recién llegado.

—Me estoy dando besos en el espejo —le decía yo.

—Me habían dicho que érais egocéntricos, sí —concluía ella.

Pero el beso, como se sabe, es un automatismo cultural muy arraigado. Casi siempre la cabeza va sola al encuentro de la otra cabeza, casi siempre los labios se contraen sin que nadie se los pida. Al llegar a España, todos los argentinos nos sentimos un poco estúpidos durante las presentaciones y los saludos. Esa incomodidad nos dura unos seis u ocho meses. Besamos a las mujeres una sola vez, y ellas se quedan con el cogote alargado, como si esperasen un tren. En realidad lo que esperan es el segundo beso, que no llega nunca.

Los argentinos más alzados, al ver que las señoritas esperan algo más de nuestra boca, se creen que hay coqueteo, sospechan que ellas están calientes o algo, y entonces comienzan a actuar como pavos reales. Los malos entendidos ponen las cosas muy tensas. Y lo mismo pasa cuando, automáticamente, besamos a un hombre español sin querer. Si éste es heterosexual se pone incómodo, se le sube los colores y empieza a tartamudear, o mira para abajo. Si tenemos la desgracia de besar a un homosexual, los próximos tres meses serán devastadores. Llamados nocturnos, proposiciones indecentes, manoseos en los baños públicos... Yo conozco muchos argentinos que, por culpa de un beso mal dado, ahora están casados con señores de este país. Y les va muy bien.

Pero el problema más grave, el más incómodo y vergonzoso, ocurre con el paso de los años. Cuando ya hace mucho tiempo que estamos aquí y ya nos hemos acostumbrado al saludo local, a veces pasa que conocemos a otro argentino. Y no sabemos qué hacer para saludarlo. Empezamos el acercamiento y nos miramos a los ojos. ¿Nos dará un beso? ¿Le daré un beso? ¿O solo la mano, como se usa acá? ¿Qué haré yo? ¿Será lo mismo que haga él? El tiempo se pone en cámara lenta. Dos hombres se acercan cada vez más, nacieron en Buenos Aires, pero viven en otro lugar. El mundo se detiene a observar el choque.

Y entonces ocurre la catástrofe: nos damos dos besos. Somos hombres y argentinos, y acabamos de besarnos doble. Nos da asco. Nos ponemos colorados. No nos miramos a los ojos nunca más. Nos vamos alejando el uno del otro.

Somos putos.

Hernán Casciari
viernes 10 de noviembre, 2006


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro España decí alpiste, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


viviana Olague
30/07/2014 a las 12:52
Es genial, he leído algunos relatos y me muero de risa y a la vez me siento identificada 100 por cien
Jorge
17/11/2006 a las 13:34
Hola Hernán, me encantó el post. Acá en Venezuela no es muy común eso de los besos entre hombres, igual me parece muy normal afectuoso y me beso con los buenos amigos. Pero la gente no está muy acostumbrada: una vez, al saludarme de beso con un amigo en la universidad (el amigo querido es gay), ¡me lo encasquetaron como novio!
Seguiré leyéndote
Martin
17/11/2006 a las 11:29
Muy bueno.
pal
17/11/2006 a las 09:49
Hernán, que loco! como desde tu advertencia ando con la censura internalizada, no sé si me borraste o si me borré yo sola!
Si dices SIP, sabré donde estaba el límite, pero si es un NOP, voy pidiendo hora desde ya a la terapeuta...
Besos.
Forestdín
16/11/2006 a las 23:15
Muy bueno el post y realmente jodido el tema de los besos, sin ir mas lejos está el caso de los rusos que se saludan entre hombres con un beso en la boca, no se si será por el vodka o por que pero los tipos se zampan un beso, y las consecuencias son evidentes ... no oyeron hablar del presidente Putin ...
Salu2 y genial leer cosa copadas en tu blog
peladilla
16/11/2006 a las 19:14
Creo que lo de la dificultad para hacer amigos no es tanto una cuestión de nacionalidad cuanto de edad, esos amigos del alma que tienes en Argentina casi seguro que los hiciste de niño o en la adolescencia, son personas que te han visto con el moco colgando y llorando por una raspadura en la rodilla o riendo como un loco por la cosa mas tonta, con las que no te ha dado asco mascar un chicle a medias, que te han acompañado en tu primera borrachera etc..., con esa gente no puedes fingir ni te cuesta ser sincero, y ese tipo de amistades cuesta mucho hacerlas a partir de cierta edad.
Dicho esto si que es verdad que cada lugar tiene sus costumbres y que aquí en España somos de natural mas bien áspero ("aspro" se dice en mi pueblo, al estilo de "esa es un poco aspra, casi ni saluda").
fede o
16/11/2006 a las 17:28
qué manera de tomar, carol o. hasta el apellido.
carol o
16/11/2006 a las 17:02
quiero aclarar algo: soy puto porteño y no me gusta saludar a los hombres con un beso.
1. se gasta el gusto. es como cuando escuchás mucho una canción o comés mucho una comida. me empalago.
2. me olvidé.

pero en españa me haría el macho argentino para darles besotes a los inocentes y duros españolisimos....

chau chicos

carol o (aclaro que no soy pariente directo directo de fede o. solo tomé su apellido)
Ricardo
16/11/2006 a las 16:26
Seremos putos, pero está bueno que cambiemos la imagen que tienen de nosotros en el exterior de agrandados por cariñosos como pusieron por arriba.

Inclusive ahora me parece que el saludo con la mano se transformo en algo absolutamente formal, hasta mi jefe cuando llega saluda con un beso a cada uno de nosotros (somos 5 hombres, y aclaro que el jefe no es homosexual).

Muy bueno!
Maria
16/11/2006 a las 16:10
Hernan: Como siempre, poniendole palabras a los que nos pasa a todos ... pero el comentario es para preguntarte si oiste hablar de la revista NAH, y para hacerte un ofreciemiento que solo te haria a vos para devolverte de alguna manera tantos buenos momentos..si no la conoces te cuento es una revista de humor hecha en BsAs, altamente adictiva, y me mandaron una edicion que es una parodia de EL GRAFICO, se llama EL TRAFICO, y es integramente de futbol, yo la disfrute mucho, durante una semana el metro de Madrid no me parecio tan triste, pero VOS para que sos muy futbolero, una joya, bueno que si queres te la mando por correo...un beso y gracias...
July
16/11/2006 a las 15:34
Muy bueno!! Sí, es cierto que fuera de Buenos Aires no se saluda tanto con un beso entre varones. La mayoría de los varones que me rodean se dan la mano. Es más, mi papá siempre catalogaba a los hombres que entraban en mi casa en dos categorías: el que estiraba la mano para saludarlo y el que le ponía la cara para el beso. De más está decir que el segundo estaba completamente descartado...
debora
16/11/2006 a las 15:31
yo no estoy lejos de Argentina, y soy Argentina, siempre me he sentido orgullosa de serlo, pero lo unico que tengo argentino es la personalidad, esa personalidad, que en cualquier parte saben que uno es de alla, no teno ni la forma bella de hablar, ni recuerdos, y eso es lo que te envidio y a la vez me encanta, de vos, que te acordas de cosas de allá de cosas que yo no,yo no vivo lejos de argentina, pero cuando leia me dio la sensacion de no ser argentina, y quiero serlo , no se si sera por que me gusta tener doble personalidad nacionalidad o lo que sea. o por ser especial. Pero te envidio,por que sos grande y tenes claro que de argentina jamas te olvidaras y de ningun detalle que la hace ser la que es.
pal
16/11/2006 a las 10:59
pero tampoco! nonononono, no todo terrible!!! es una experiencia!!!!
Cuando salí de Chile, mi hermano 20 anhos mayor, y retornado del exilio, me dió la siguiente frase para el camino: "no te olvides de que en todas parte es lo mismo".
Y es cierto. Por eso cuando todo me parece distinto y ajeno, pienso en esta fracesita y trato de buscar lo humano.

(Jorge, vas a lograr llegar al 200 con el mismo temita... que se siente? yo bien gracias.)
Besos
ontokita
16/11/2006 a las 09:20
Nos vamos de nuestros países y debemos aprender mucho de la nueva tierra...regresamos a él y nos damos cuenta de que ese aprendizaje nos va amputando cosas vitales de nuestro ser. Todo terrible.
Me gustó pasa por aquí.
Er nene
15/11/2006 a las 20:54
Nunca me había dado por pensar en esto. Realmente te doy toda la razón. Siempre es el qué dirán, siempre. Y al final cuando te quieres dar cuenta, realmente la palabra amigo, con sus 5 letras, no tiene realmente el significado que se le querría dar.
fede o
15/11/2006 a las 19:20
bart, por favor, aclarale al amigo que estos rituales son cada vez realizados con menor frecuencia. No por falta de ganas de parte nuestra, sino por falta de vírgenes.
Salacious Crumb
15/11/2006 a las 15:54
Impresionante la cantidad de tópicos aunados en un texto tan breve.

Las generalizaciones que comentas son tan "profundas" y meditadas como espetarte que si no has conseguido más que dos verdaderos amigos españoles desde que estás aquí, será porque eres argentino y uno no puede fiarse de tí cuando haya mujeres o dinero de por medio.

Y, lo peor de todo, una vez escrito esto, quedarse tan tranquilo...
Pablo
15/11/2006 a las 15:36
Hace tiempo, me llamó bastante la atención ver a los jugadores del Real Madrid darse besos cuando hay un cambio y el que sale saluda al que entra. Luego me enteré de la costumbre la empezó Fernando Redondo y todavía se mantiene. Pero es un poco extraño en España, sí. Podéis imaginar lo que escuchan los jugadores del Madrid cuando no juegan en su estadio.
Bart
15/11/2006 a las 08:27
#171

Si, somos raros. Tenemos cuernos y rabo y en las noches de Luna llena nos reunimos en torno a grandes hogueras y sacrificamos algunas vírgenes.
Por favor, cariño: deja de escuchar la COPE y viaja un poco.

¡Argh! lo siento, he caido en la trampa de usar esto como foro. Perdón.
Lisandro
14/11/2006 a las 23:04
Vale la pena aclararle ( al chileno que dice q saluda con besos) que en su caso por encontrarse en Chile, si es puto, a diferencia de nosotros los argentinos que saludamos sin tabues porque somos bien machos...
MAXI
14/11/2006 a las 22:22
Un crack! Abrazo
Eliseo
14/11/2006 a las 21:10
Decir que Hernán roza la genialidad...
...por el resto... se equivoca en algunas apreciaciones... identifica catalanes con españoles... hay catalanes, gallegos, leoneses, castellanos, vascos, andaluaces, extremeños... cada uno su caracter... ha tenido la mala suerte de caer en Cataluña... yo soy español y NO tengo un jodido amigo aquí... son raros... extremadamente tacaños (amarretes) en los afectos y las emociones... y sí, no soy puto y tengo amigos italianos y argentinos y no tengo ningún problema para saludar... un apretón de manos... un beso... pura convención que no expresa nada de la amistad... la amistad se siente, se vive, se expresa de muchas maneras...
14/11/2006 a las 20:36
Hola, siempre es una delicia leer tu blog, siempre me llega la buena nueva a mi mail y no sabes que bien que la paso leyéndote.

Escribes de una forma tan padre que me encanta, y es mas me inspiras a escribir cada día un poquito mas en el mío.

En cuanto a los besos, pues si siempre cuesta trabajo adaptarse pero tu saluda como te sientas mejor, como te salga del corazón y si los demás piensan que eres raro o anormal, que mas da, mucho mejor ser asi que igual al resto de la gente.

Besos desde México

PD: Se me olvidó comentarte, que es impresionante como la gente aqui en tu blog checa quien llega primero a comentar, espero llegar a ser uno de los primeros comentarios; aunque para decirte esto es igual en que orden llegue: SIMPLEMENTE ERES EXCELENTE!!!!
El tio KK
14/11/2006 a las 19:32
Jajaja.. inmundamente bueno.
Vean mi e-comic en el link.
gonzalo villar
14/11/2006 a las 14:32

acostumbrarse y desacostumbrarse en el borde de lo ligeramente homoerótico.
seb!a
14/11/2006 a las 13:27
expectacular...
uno
14/11/2006 a las 11:32
GENIAL!! muy bueno hernan, me ha encantado. Es un placer pasarse por aqui. Un beso...de macho español
Che
14/11/2006 a las 11:06
Bueno la mayoría de los argentinos y uruguayos que he conocido en España no salen de su círculo de amistades rioplatenses y no se preocupan en hacer amigos ni conocer a nadie fuera del círculo y mucho menos en entender las costumbres del país en el que están. Viven en España pero siguen en el Rio de la Plata.
Germán
14/11/2006 a las 10:25
Tenés mucha razón: yo estoy acá hace 7 años, y solo tengo un amigo amigo, y es argentino.
Los de acá se juntan, pero no son amigos. Tal vez por eso prefieren llamarse "colega" a "amigo".
Es medio raro encontrarse a alguien que te diga "el otro día estaba con un amigo y...."

Creo que es lo que mas extraño de Argentina. Mis amigos de ahí son amigos eternos. Aunque no nos hablemos por meses y nos veamos cada 3 años, serán siempre mis amigos...

salu2
antonio de Mallorca
14/11/2006 a las 10:23
Pues sí Pal, Sí. Riámonos juntos que a fin de cuentas cuando la cosa está jodida, cuando uno está fuera de su hogar y añora tantas cosas y necesita de tantas otras, lo único que nos queda es la risa. El sentido del humor es el soporte de vida más valioso en una persona; esa malla que nunca falla y te detiene cuando vas en caída libre hacia el infierno.

¿Qué vasha para ashá, desís? En serio te digo que me encantaría conocer Argentina y más ahora que empezáis a tener buen tiempo cuando aquí ya vamos con chaqueta. Ya tomaremos un café aunque de momento tenga que ser virtual y hablaremos de pueblos, de leyendas, de risas, de África y de la amistad....

Un beso.
pal
14/11/2006 a las 09:06
#154 Antonio, no encuentro que este sea un tema tan re-sensible como para no tocarlo (y más) con humor en un blog!
De hecho, encuentro que alguien que responde a un "quejica" afuerino, "si no te gusta te vas" impulsa a pensar, al menos, en la frase complementaria "?frica empieza en los Pirineos". Y que conste que aquí se han presentado asturianos, chilenos, uruguayos y argentinos... y seguro un par más que son capaces de reírse DE S? MISMOS!
De eso se trata, de reirse de como todos llegamos a estados paranóicos bajo ciertas circunstancias.
De hecho he visto a los de tu terrunho decirle cosas en su cara a los alemanes que mejor no te cuento. Este artículo también va por ellos!
Me río, me río! de todo lo dicho y por decir al respecto!!!!
O que propones tu? : que no se hable del tema? o mejor que nos agarremos y que gane el más fuerte?
Me río! o me tengo que tomar en serio eso de que unos son más profundos en los afectos porque lo que vale va por dentro? Meríomeríomeríomerío... ven, mejor riamosnos juntos!

(ayayay, arriesgo denuevo...)

Dampi
14/11/2006 a las 01:09
Hernán, como argentino viviendo en España 5 años hay algo que me pone de los nervios. Decime que a vos también. Algo casi tan indigerible como no dar besos entre hombres: el "bajar abajo" y el "subir arriba". ¿De qué sirven tantos años de civilización para esto?

saludos, hijo de la gran puta
Lalodelce
13/11/2006 a las 23:03
Escuchaste sobre o viste la película BORAT: CULTURAL LEARNINGS OF AMERICA FOR MAKE BENEFIT GLORIOUS NATION OF KAZAKHSTAN FACTS?

Ahora que lo pienso quizá hasta se hubiesen inspirado en los argentinos. Tan amistosos los hombres en ése país inventado. Después de tanta amistad masculina, ni un apretón de manos los hombres se quieren dar.
Maria Cristina
13/11/2006 a las 21:59
Hola Hernan, descubrí tu web gracias a un dato que dejaron en un blog de Clarin. me has hecho reir un montón y como buena argentina que soy, me encantan los besos. Para completarla estoy casada con un hijo de griegos (un bombón de pelo negro´con los ojos más celestes del mundo) que trae la tradición familiar no solo de besuquearse entre todos sino de juntarse a festejar por cualquier evento familiar ¡todos! yo que vengo de una familia de cuatro personas (padres y un hermano) los primeros tiempos de casada me veía en figurillas teniendo que organizar la mesa, la comida y todo el "cotillón" para la parentela de mi esposo. Felizmente es un gran compañero y ayuda en todo, además hace unos asados espectaculares. Así que los que se asombran del besuqueo argentino, les recomiendo conocer un poco a la colectividad griega: todos besucones y ruidosos...pero absolutamente adorables.
Felicitaciones por la web, voy a visitarla más seguido. Beeesssosss!
Sixto
13/11/2006 a las 20:44
Qué bueno Orsai!!! (O Hernán?)
Genial el post del beso!.
Ojalá cuando yo llegué a Barcelona, hace 9 años, me hubiera encontrado con un tio como tu de cariñoso!. Me sentí tan identificado con lo que escribes de tu llegada y la soledad que sentiste!.
Me costó encontrar gente que viera normal esa confianza de entrada, que no desconfiara si le ofrecía mi casa con total libertad. Pero al final encontré amigos de verdad.
Yo venía de Asturias, y aunque por allí tampoco se estilan los besos entre amigos, cuando estos son los de toda la vida, siempre hay demostraciones de afecto mas frecuentes. Llegar aquí y encontrarme con tanta frialdad en la gente, no fue fácil ni para un astur!. Así que te comprendo procediendo del país donde los hombres se saludan a besos.
Con qué ilusión y añoranza recuerdo mi primer viaje a tu país -donde tengo gran parte de mi familia- y la sorpresa que me llevé justamente con el tema de los amigos y los besos!. Entre el caracter abierto de los asturianos, y la influencia de esa familia argentina, me pasó lo mismo que a ti al llegar a esta ciudad.
Eres buenísmo escribiendo.
Si algún día te aburres y quieres conocer a un tipo que comparte tu forma de ver la amistad, será un placer tomar un café contigo, o un mate.
La amistad no se puede forzar, desde luego, pero no hay nada que perder por darle una oportunidad .
Un abrazo. Y enhorabuena por tus textos, y por tu éxito.
Sixto.
teo
13/11/2006 a las 20:03
buenísimo!!!
yo hace 17 años que vivo en barcelona y no tengo ningún amigo hombre de aquí. y a todo lo que decís, que es tal cual, agregaría un par de cosas, básicas entre amigos argentinos: el fútbol y las minas.
por más que tengan una de las ligas más fuertes y de mejor fútbol del mundo (y no precisamente por los jugadores nativos), no tienen ni puta idea de fútbol. y los debates tienen que ver más con temas extra-futbolísticos (enfrentamientos entre distintas regiones, ciudades, 'naciones' o lo que quieran) que con EL FÚTBOL. y tanto en la prensa como en la tele la dan más espacio a los presidentes de los clubes, intermediarios, etc que a los jugadores o periodistas que sepan de fútbol. los que escriben y hablan de futbol me dan la sensación de que jamás le dieron una patada a una pelota y si lo hicieron fue porque eran los dueños del balón.
o sea, imposible hablar de fútbol-fútbol.
y con las minas no sé qué pasa: creo que el machismo argentino necesita a las mujeres, las idolatra, gira alrededor de ellas. el machismo catalán (no sé cómo serán en el resto de españa), las ignora, es un machismo misógeno.
resumiendo, es muy difícil tener amigos con los que no puedas hablar de minas ni de fútbol. (de política, mejor no hablemos y de música, ufffffffff. sólo te cuento que cuando llegué el grupo más popular, el más conocido, el 'mejor' era MECANO !!!!!!!!!
por suerte tengo buenas amigas de aquí (o sea que no es un problema de adaptación) con las cuales obviamente jamás hablaré de minas ni de fútbol y que son, en general, mucho más sensibles que los hombres de estas tierras
Gabriel
13/11/2006 a las 19:36
Dos cosas,

la primera, que en Uruguay no es de hace tanto que los hombres nos damos besos, incluso hay algunos veteranos que te miran con mala cara cuando les estirás la cara.... con un amigo de la infancia, en la adolescencia dejamos de besarnos, y nos empezamos a dar la mano como hombres grandes, al tiempo dijimos: "que estamos haciendo?" y volvimos a los besos.

la otra, es que he tenido experiencias similares en Brasil, que las mujeres pretenden dos o tres besos, y ni se te ocurra besar a un brasilero, que eso te condena a la "rua dos viados".
CARLA
13/11/2006 a las 19:08
Muy bueno Hernan!!!
antonio de Mallorca
13/11/2006 a las 17:38
Maestruli #136, tienes toda la razón. Los buenos escritores saben dotar a sus historias de un énfasis y una exageración inteligente para hacerlas más amenas y atractivas a su público. Pero estarás de acuerdo conmigo en que una cosa es escribir ficción sobre el futuro (Tarifa Plana de Porros....) y otra muy diferente, dar una opinión sobre un tema que aunque sea en tono de humor, sí que se desprende que el autor comulga de alguna manera con lo que escribe.

Yo soy el primero que cuando he estado en Alemania he criticado a los alemanes por su caracter y me he acordado, no mejor, he soñado con los chorizos y jamones de mi tierra. Pero esas críticas las he hecho siempre con la gente con la que estaba, con mis compatriotas; creo que es casi una necesidad, la de desahogarse. Pero nunca se me hubiera ocurrido acercarme a un alemán y restregarle lo relindo y maravilloso que es mi país y lo que apesta y borricos que son en el suyo y eso es precisamente lo que muchos (no quiero generalizar pero son muchos de verdad) argentinos hacen cuando están en España. Yo siempre les digo - si estáis tan mal, por qué no os volvéis a vuestro país?!- No lo entiendo. Es esa actitud la que critico, porque me parece negativa, que no conduce a nada y además os está creando una justificada fama de quejicas soberbios, cargantes y pesaos!!

Te pido sinceras disculpas si mi comentario te ofendió y también si este te vuelve a ofender, no lo tomes como algo personal, hablo de muchos argentinos no de todos ni de la mayoría y cuando leí este post, se me saltó la alarma y no pude evitar que me trajera a la mente a tantos y tantos argentinos con los que he tratado y he conocido y que tienen esa misma soberbia para criticar tu país en tus narices y atreverse a decirte lo que está bien y lo que está mal de lo que hacemos y tenemos, EN NUESTRA CULTURA!!!

Raven #143, ha hecho un comentario acertadísimo a este respecto. Pienso que tiene toda la razón y lo ha redactado estupendamente. Un 10 por ese coment!!

Gurka #148 "¿Que Europa termina en los Pirineos?" No veía un comentario tan retrógrado desde que ascendieron a cabo a Pinochet!! Mejor obviarlo, ni merece la pena responder.

Daniel Lara #137. Acepto esos dos besos que me ofreces. La verdad es que sí que me hacen falta, estoy necesitado de cariño, jeje. Pero los aceptaría de mejor gana si vinieran de una hermosa y sensual mujer.... Ya sabes, cosas de la cultura :-)
 Interior
13/11/2006 a las 16:41
Perdón Polen, corrijo, Los porteños y los cordobeses son todos putos.

PD: Los rosarinos que se incorporen cuando quieran.
fede o
13/11/2006 a las 15:45
de todos los saludos explicados hasta ahora, el que más me gustó es el de ana.

estoy a punto de empezar a implementarlo con las chicas en el laburo. después les cuento.

(ana, te faltó aclarar si la apretada de glúteos incluye aplicar presión para sentir (y hacer sentir) los genitales. no importa, improvisaré)
Che
13/11/2006 a las 15:27
Soy Yorugua y vivo en Barcelona desde hace 5 años y a pesar de la fama que tienen los catalanes dentro de España de ser los mas fríos y cerrados no veo que se asombren demasiado con los besos masculinos. De hecho algunos de mis amigos catalanes se besan según lo sienten. No veo tanta diferencia con Montevideo donde si se besan los hombres con naturalidad, pero tampoco vas besando a todos los barbudos que se te cruzan.

En lo que si estoy de acuerdo totalemente es cuando te encontrás en España con un rioplatense, nunca sabes como saludarlo. Si es un tipo, no sabes si darle la mano, un beso, dos besos, o darle un golpe con el pecho como los jugadores de futbol.
Con el lenguaje también es un problema porque tanto argentinos como uruguayos, van midiendo tu nivel de adaptación al medio por tu forma de hablar (y por lo tanto tu inversamente proporcional nivel de "traición a la patria") y vas traduciendo las frases antes de decirlas, no se te vaya a escapar un "vale" en lugar de "dale".

Y en cuanto a lo de "hijo de puta" tampoco estoy de acuerdo contigo, solo hay que ver uno de los videos mas famosos de la hora chanante en youtube "hijodeputa, hay que decirlo más".

fede g
13/11/2006 a las 07:44
Vos debés tener una esposa relinda que te comprende y que te apoya, además inteligentísima para poder entender que cada tanto puteás a los españoles. Soy un colombiano que vive en Buenos Aires y tengo una novia porteña relinda, que me comprende, que me apoya y que es inteligentísima para poder entender que cada tanto puteo a los argentinos.
Nicolás.
13/11/2006 a las 06:54
Ir contra la cultura te vuelve puto pero a la larga feliz.
Digo, como seríamos uno sino.
Me revienta que la cultura mueva tantos hilos en la vida, tantas cosas desconocidas, etc. Suena aburrido y descolgado, en fin, ya ta.
gurka
13/11/2006 a las 06:11
Mira muelas no somos europeos somos sudacas como vos decis pero te aseguro que mas europeos que ustedes despues de todo europa termina en los pirineos de ahi en mas esta africa.
Gonzawom
13/11/2006 a las 05:43
Hola, Hernan, antes de comentar sobre los besos entre hombres quiero expresarte que leí un montón de todo lo que escribiste en esta web y me parece fantastico, divertido e inteligente, y sobre todo me gusta como con tus palabras traes a nuestras mentes esas imagenes tan claras de los que describis en cada situación, pienso que eso hace que sea atrapante lo que decis. Con respecto al tema de los besos, yo soy d un pueblo de Santa Fe Argentina, y hay hombres que se sienten re incomodos cuando les das un beso, no entiendo esa mentalidad, incluso mi mamá una vez me preguntó asi como quien no quiere la cosa, si yo era puto, jajaja. porque me vio dandole un abrazo y un beso a un amigo. Yo soy expresivo sí con tod@s.-
Un Abrazo fuerte y un Beso en la Mejilla jajaja desde Santa Fe Argentina.-
La NiNoNa
13/11/2006 a las 03:58
Alaaaaaa!!!!!!!
Exageraooooo!!!!

Aqui en China es peor, los chinos si hacen algo de tan una mano tan floja que da angustia, y si por casualidad me sale la constumbre de besar a alguien masculino que me da la mano, o el sujeto se pone rojo como un tomate y no sabe como tomarlos, o se aprovecha!
Lo mejor son los italianos, que tambien besan, pero empiezan por el lado contrario! asi q no te cuento las risas cuando nos besamos!
Pero no hay que perder las buenas costumbres!

Besos
Muelas
13/11/2006 a las 03:48
Queda pues confirmado que los argentinos se creen mas europeos que sudacas... Que por mala leche terminaron al sur de sudamerica y no los aguata nadie por soberbios y pesados.

Un beso... o dos... venga! como sea.
sanata
13/11/2006 a las 01:21
antes que nada, me re mil garco en l@s bolud@s que escriben comentarios tales como "pri" y similares (bien se les podria extinguir esa ultima neurona defectuosa no?).
y en fin, escribo para usufructuarle el "besos" porque a mi me pasa lo mismo que a usted y no me lo banco, asi que les voy a enviar a todos los "gallegos" el texto. gracias y si se le debe algo, ya sabe.
Raven
13/11/2006 a las 01:18
Es cierto que aqui en españa se busca la compañía del macho para, mayormente, utilizarla de muleta y conocer mujeres, pero también existe la amistad profunda entre hombres. Lo que sucede es que entendemos la palabra profunda de un modo distinto.

Un español no le contará a otro sus sentimientos, ambiciones y traumas infantiles de buenas a primeras. El tiempo y la sintonía que hay entre ellos dos harán el trabajo sin necesidad de sesiones de psicoterapia. No creo que sea el único que tenga amigos de los que conozco al dedillo su manera de ser hasta el punto que puedo preveer cómo reaccionarán ante cada situación, o con los que puedo estar una hora sin sentir la necesidad de sacar un tema de conversación porque me incomode el silencio, o con los que haya pasado tardes enteras en su casa saqueándoles la nevera para merendar después de presentarme en su casa simplemente porque en la mía me aburría. Siempre he denominado a este fenómeno "amistad profunda" y no creo que sea el único español que la haya experimentado.

Lo que pasa es que para un español lo profundo va por dentro. O lo que es lo mismo: no necesitamos un beso en la mejilla o contarnos cómo una experiencia traumática de la niñez afectó para siempre nuestra manera de ser. No necesitamos una confirmación externa de nuestra amistad. Ambos sentimos y sabemos que somos amigos.
Ayla
13/11/2006 a las 01:05
Eso no es nada!! Uds no tienen de q quejarse!! yo creo q prefiero toda la vida estar en un pais como Espanha, que si bien no conozco, me da la sensacion de q es muchisimo mas calido q donde yo vivo (EE UU)... holy shit, estos tipos le ganan a cualquier pais en el asunto de ser frios... en 10 meses q llevo aqui todavia no tengo ningun/a amigo/a yanki...
Igual tengo q admitir q tmb me quejo todo el tiempo y siempre digo q estos yankis son unos tarados. Es q es tan dificil ser inmigrante, que el idioma, q la comida, q las costumbres.... extraño Palermo!!

Por eso siempre me gusta leer posts tuyos, Hernan, sobre los sentimientos y las sensaciones de un inmigrante porq por lo gral, me siento 100% identificada.
Me encanto y me rei mucho porq justamente el tema de los besos es lo q siempre converso con todo el mundo.
pal
12/11/2006 a las 23:38
Maestruli, apoyo su opinión:
1 tomar este artículo como uno humorístico
2 entender que el chauvinismo no es patrimonio de nadie.

Aporto: no solo los espanholes y su "aquí no saben comer, ni hacer fiesta", son un ejemplo, sino que conozco una alemana insoportable que vive en el cono sur, que mejor no digo más... o sea hasta los alemanes se ponen chauvinistas si les dan la oportunidad de extranhar "su" normalidad.
Algunos nos quejamos más y damos pa'artículo humorístico, y otros nos quejamos menos y damos para diván de sicoanalísta. Otros tratamos de caminar entremedio riéndonos con estos artículos, entre nuestro día a día por estas lejanías. chao y
BEZZOZZ
Beatriz
12/11/2006 a las 23:21
Ese mismo automatismo cultural hace que cuando yo viajo a Buenos Aires, me quede con la cara colgando cada vez que pretendo besar a un hombre o a una mujer. Porque allá es un beso, acá son dos. Y? Yo tambien me siento estupida esperando el segundo beso, tampoco es para tanto. Y despues de todo, si extrañas los besos con tus allegados, dar dos besos no está tan mal...quizás te llene el corazon despues de echar en falta los besos que no te dieron.

Tambien me choca que no haya tetas en la playa argenta y para qué negarlo, en absoluto las echo de menos, je.
Jole
12/11/2006 a las 23:14
Joya, lindo... por estos pagos Brasil, también es lo mismo, lo peor es que cuando contas que en Buenos Aires Argentina se saludan asi, parece que te condenan... Las mujeres tambien sufrimos, al final cuando no te conocen te dan la mano (entre mujeres!!!)... es todo tan raro!!
Besos
javier
12/11/2006 a las 21:01
iba a decir algo pero ya lo dijo ( creo q el comentario 66) lo digo igual q mierda.....en el norte de Argentina es muy normal lo de los dos besos, mas q nada entre familia, y con la gente grande...yo vivo en Buenos Aires, pero mi familia paterna y materna son del norte....y si...lo molesto es q algunos de mi familia, al vivir yo en Baires, no saben como carajo saludarme, si con uno o dos besos....y se ven situaciones ridiculas a veces...joya Hernan...
Daniel Lara F.
12/11/2006 a las 19:26
Gracias, Maestruli.Un beso para ti.Si soy nuevo por aquí y espero quedarme para siempre.
Antonio de Mallorca: Hombre,tampoco para tanto.Necesitas un beso. O mejor, dos.
Los argentinos son como somos todos: cuando estamos arraigados,extrañamos de donde venimos,comparamos etc.Pero no creo que en esto se diferencien mucho del resto del mundo.Y eso de que se casan por los papeles,se niegan al divorcio etc...vaya.Lamento que esa argentina te haya dejado,aprovechándose de ti.Dame el nombre,la buscaremos y la juzgaremos.
Solo una cosa más: creo que los argentinos,al contrario de lo que se piensa, no son los más presumidos del continente,ni los que se creen los mejores,los más bellos,más avanzados,etc.En esto,son superados ampliamente por los venezolanos,desde Bolívar hasta acá.Pero de largo...
Maestruli
12/11/2006 a las 19:24
Antonio de Mallorca #126, si ya leíste varios artículos de Hernán, me parece que no lo has hecho con demasiada atención. Te tomaste en serio el artículo "Tarifa plana para porros"? No lo creo. Entonces por qué te tomaste tan en serio este último artículo? Decís que Hernán es soberbio, cuando lo que escribe es ficción, una exageración de su propio personaje. Justamente exacerba los clichés propios de los argentinos en el exterior.

En fin, no soy quien para defender, justificar o explicar lo que Hernán escribe. Simplemente quiero aclarar el asunto.

Respecto a lo "quejicas" que son los argentinos en Espanha puede ser. Pero te aseguro que yo viví varios anhos en el exterior, demasiado no me quejé, y sí en cambio conocí muchos espanholes fuera de su país hablando todo el tiempo de los jamones, los chorizos, y qué fríos son todos fuera de Espanha, "que esta gente no sabe comer, que no saben hacer la fiesta", que no hay mejor lugar que Espanha, algunos hasta llorando por la lejanía, cuando vivían en Francia y se podían tomar un tren o ahora un EasyJet y volver a sus casas en el día; cuando los argentinos en Europa tenemos que planear nuestras visitas con 6 meses de antelación mínimos y ahorrar un anho entero.

No suelo ser chauvinista, pero tu comentario me irritó, y me molestó tu generalización. Y que conste, yo no generalicé. Sólo dije que muchos espanholes se quejan fuera de su país. Otros tantos, que son grandes amigos míos, simplemente extranhaban su tierra, pero reconociendo lo bueno del lugar donde vivían.

Y tampoco estoy diciendo que ustedes sean los más quejosos. Compiten cabeza a cabeza con los italianos, quejándose todo el tiempo de que no hay como la pasta y la pizza de su mama, y lo bella que es su amada tierra (lo cual es cierto). Y franceses diciendo que no hay como sus vinos y sus quesos, etc...

No sé qué argentinos te cruzaste, pero yo también conocí varios que mejor huirles, tanto en Buenos Aires como en Europa.

El chauvinismo no es patrimonio de nadie. Simplemente hay gente quejosa y de la otra. Lo que lamento es que te hayas tomado tan al pie de la letra todo lo que dijo Hernán en este artículo.


gurka
12/11/2006 a las 15:57
creo realmente que es verdad, esa mania que tenemos los argentinos de criticar todo el tiempo comparandio con argentina y tambien es verdad que no nos asimilamos al lugar donde vivimos. En el caso de los que viven en espana es logico qie la comparacion salga a flote pero no entiendo a que se van a espana, un pais que cree que ustedes , los que emigran a espana, les deben algo...es que nio se dan cuenta que el crecimiento que ha tenido espana a idop de la mano con la inmigracion y de hecho creo que esa adaptacion de parte de ellos a ustedes se esta produciendo solo hace falta escucharlos hablar un poco y ver como copian modismos argentinos y eso justamente es lo que les molesta.
Pensando en nosotros, los que estamos afuera de argentina, que feo es ser inmigrantes fijarte en que le decis y como actuas con tus "amigos" cuidarte en tus ademanes que pueden ser mal entendidos , tu expresiones ...todo es como no poder andar en pelotas en tu propia casa estas cosas son las que me convencen cada vez mas de volver y tener una vida normal putiar cuando quiero putear besar a los amigos , llegar sin avisar ir a cenar sin cargode conciencia de estar gastando lo que deberia ahorrar propio de mentalidad de inmigrante, tomar cafe con los amigos, ver los partidos en directo, comer los gnoquis de mi vieja y todo como dios manda












Ishtar
12/11/2006 a las 13:31
Muac.
Marcelo
12/11/2006 a las 10:13
Xtian (#132): El mercado de El Cairo. Hace unos años fui con una amiga de soberbio culo que gusta lucir minifaldas. Impresionante cuantos acudían a saludarla. Ella insistía en que manoseada de culo no es saludo, pero yo lo atribuyo a su falta de flexibilidad cultural. En todo caso, he consultado el I Ching y la respuesta es que si te ponés minifalda tendrás éxito sublime (2º Hexagrama, Kun). Para mayor seguridad podés consultar al astrólogo mercedino.
Xtian
12/11/2006 a las 06:31
Si saben de algún país musulmán dónde se salude manoseando el bulto o el culo del saludado, avisen. Es demasiado tarde y soy demasiado patadura para meterme a jugar al fútbol solo para festejar los goles.
DudaDesnuda
12/11/2006 a las 06:24
Qué lástima la costumbre. Pensar antes de abrazar a quien querés abrazar, o darle un beso por cariño.Que lástima que, de alguna manera, te obliguen a ser otro cuando lo mejor que tenés es ser vos.

Besos sin costumbre.
Diego A. Rotés
12/11/2006 a las 05:51
Muy bueno, como siempre.
A mí lo que me parece exagerado son los tres besos de algunos brasileños, pero, como bien han anotado, son todas costumbres y homofobia hay en muchos lados.
Ya lo habían comentado pero por ai no te fijaste "Si éste es heterosexual se pone incómodo, se le subeN los colores".
Por último en relación con los comentarios de Liz #46 y #53, la referencia a dios puede hacerse con altas o bajas, pues no tiene que referirse al mismo dios ni al único; acá la RAE --como en muchas otras cosas-- se queda corta, recuerda el célebre dictum "En literatura no hay nada escrito".

Chau Hernán, beso grande.
Polen
12/11/2006 a las 04:25
Toy folloso
12/11/2006 a las 01:57
Soy catalán, y por lo tanto, más amigo de la fría corrección, que de los cálidos abrazos y besos. Es una especie de seguro a todo riesgo, cuya primera cláusula es algo como "no doy, no quito, no me dan, no me quitan".
Sin salir de la Iberia, hay pueblos vecinos mucho más cordiales, cariñosos, efusivos, hasta zalameros, y (a uno le han dado muchos palos), siempre acabas intuyendo un puñal en el fondo de un halago, un impago al vencimiento del pagaré extendido durante una nada justificable comida de negocios.
Tengo un gran tesoro guardado que son ¿tres?, ¿cinco? besos guardados para los amigos, para darles cuando tengamos infortunio, o cuando tengamos gran dicha. No me gustan los hombres, y (cosas de la educación recibida), lo tengo que dejar claro en todo momento. Por una escalera estrecha, dejo que baje un señor, o le digo que espere a que yo haya subido; si es una señora, podemos cruzarnos tranquilamente en medio de la escalera, con algún inevitable rozamiento.
Llamen hijo de puta amigablemente a quien quieran, pero nunca se dirijan a mi. Ella, mi vieja, con padre enfermo, tuvo que limpiar otras casas cuatrocientas horas al dia para sacarnos adelante.
Otra cosa, digo yo que orsai sera el término futbolístico ese que los ingleses han traducido toscamente como " out side ", los puñeteros.
Yon
12/11/2006 a las 01:32
Un poco de humor, por Dios!!!!!
antonio de Mallorca
12/11/2006 a las 01:06
Estimado Hernán:
Soy un fiel seguidor y admirador de tus relatos desde que hace unos meses descubrí tu blog. No obstante, no estoy en absoluto con el contenido de este último post. Creo que si pretendías ser gracioso, lo conseguiste como siempre, pero si pretendías hacer ciencia, erraste profundamente.

Hay frases de tu artículo que me han sorprendido por su soberbia, prepotencia y cinismo. Cualidades de las que a vosotros los argentinos os acusan en innumerables ocasiones y me temo que bastante justificadas.
Cuando dices: "el problema de los españoles es que no saben darle besos a los hombres". Vaya por Dios! ¿de verdad es un problema? ¿Es que hay que aprender? ¿Se es más amigo cuando se besa a un hombre?
Ya digo que el error lo cometéis cuando tomáis vuestro patrón cultural como único válido y todo lo que no está en él, lo rechazáis y además os atrevéis a hacer agravios comparativos y sojuzgar qué amistades son más o menos verdaderas en base a unos gestos y acciones que son mero protocolo. Me parece una auténtica burrada!!
En Holanda, por ejemplo, a las mujeres las besan tres veces. Significa esto para tí o para los argentinos que los holandeses quieren más a sus esposas que los demás??....

He conocido bastantes argentinos en España, algunos van buscando pareja para conseguir los papeles y la nacionalidad y cuando la tienen, se separan y no conceden el divorcio a la mujer a la que han utilizado y hundido de manera despreciable. ¿Me van a dar a mí lecciones de amistad y respeto esos tipos, por muchos besos y caricias que den? La mujer argentina también merece una mención aparte; sois tan orgullosas que os resulta casi imposible pedir perdón cuando os equivocáis y a lo más que llegáis es a emitir alguna frase que empiece por "bue, es que sho pensé...".

No pretendo atacar a nadie ni revolucionar el gallinero, pero sinceramente, creo que no sois nadie para dar lecciones de lo que es la amistad verdadera y lo que no y mucho menos fundamentarlo en algo tan trivial como dar dos besos a un hombre. Es cierto y llevas razón en que a nosotros los españoles nos resulta chocante besar a un hombre, pero no porque pensemos que es de putos (como decís vosotros) sino porque es algo que no está en nuestra cultura, una costumbre que nunca mamamos de nuestra infancia. Pero en cambio sí que nos abrazamos con nuestros amigos más allegados y yo personalmente veo el gesto del abrazo, más sentido y cálido que el arrimar la cara a un tío con la barba de tres días. Cuestión de gustos y de costumbres supongo, pero a la postre nada decisivo para sacar conclusión alguna válida.

Ahora voy a ser yo el soberbio y voy a decir que el problema de los argentinos es que no sabéis adaptaros a un nuevo entorno. Estáis tan arraigados a vuestra tierra, que cuando emigráis a otros países no sabéis hacer otra cosa que criticarlos y compararlos con vuestra amada patria. Vivo en Mallorca, una isla muy cosmopolita y puedo afirmar con total rotundidad y soberbia, que sois los más QUEJICAS de todos los extranjeros de los cinco continentes!!! Aprended a adaptaros y a aceptar el país en el que vivís, que os ha acogido y que os da de comer. Aceptarlo, sin más, con respeto; sin comparaciones, libremente. Y seguro que seréis mucho más felices.

Enhorabuena otra vez por tu blog Hernán, algunos de tus posts me parecen simplemente geniales. Mis favoritos son "Finlandia" y "tarifa plana para porros".

Rodro
12/11/2006 a las 00:33
Hernán te felicito nuevamente. Esto de los besos es así. A mi me pasó de trabajar cuatro meses en Andorra a los 22 y choqué como una pelota de frontón la primera semana, buscaba esto que decis vos, de intimar con alguien, de ponerme a hablar de cualquier cosa y no! no había caso, era extraño hablar de cosas propias con alguien. Pude conversar de fútbol, de música, de cocina, pero como me costaba hablar de alguna anéctoda. Otra cosa me llamó la atención, siempre se estan quejándo los españoles por qué, averiguaste algo?
Algo que me sucedió en plan choqu-intercultural es una vez que estube estudiando en EEUU un mes. Ciando tenes un problema y alguien se dispone a escucharte, te contestan con algo parecido que les sucedió: Ok, There was this guy... fijate a vos que te gusta Lost, pasa eso y la persona que cuenta el problema se siente reconfortada, por que no escuchan simplemente?? Eso me chocó que se yo... BUehhh saludos abrazos y avanti!!
Rodro.
Ana
12/11/2006 a las 00:23
Genial!!!!!
Maestruli
11/11/2006 a las 21:47
Ah, Hernán, si quisiste parafrasear a Ortega y Gasset, por qué no escribiste el título con signos de admiración? Y hasta con dos puntos sonaría mejor

Argentinos: a los besos!

Bah, supongo que quisiste jugar con los dos sentidos. Como está escrito suena a que los argentinos andamos a los besos todo el tiempo.

Con estas cuestiones culturales, al menos con Espanha y Francia lo que pensé es que la cantidad de besos por habitante es constante. Los dos que se dan a las mujeres en esos países europeos se compensan con el uno que damos a las damas y el otro que damos a los caballeros en Argentina.

Bah, la teoría me falla para las mujeres, porque ellas tienen que dar siempre dos en Europa, y siempre uno en Argentina. Así que reformulo el teorema:

La cantidad de besos que da un hombre en su vida tiende a una constante universal.

(seguro que es falso el teorema)
Maestruli
11/11/2006 a las 21:37
Daniel Lara #122, no sé si sos nuevo por aquí en Orsai, pero no recuerdo haberte leído antes.

Fue un gusto enorme leer la historia en tu comentario. Además de emocionarme, me pareció muy bien escrita. Un gesto loable el tuyo.
Esperanza Paparula
11/11/2006 a las 20:39
Clap, clap, clap !!! onomatopéyicamente s la única manera en que pueda saludarle en esta tarde don Casciari ...
Daniel Lara F.
11/11/2006 a las 18:56
Muy bueno esto de los besos.Porque de verdad,al resto de los mortales sudamericanos que vivimos en paises donde no se estila lo del beso entre hombres, nos intriga el asunto,no solo a los españoles les pasa.Aunque a mi me encanta que me besen.
Pero ahora que lo pienso,recuerdo una vez que estaba de visita en Uruguay.En pleno invierno,con un frio delicioso para los habitantes de Montevideo pero que a mí,un pobre moreno del caribe venezolano-que jamás abre el congelador de la nevera por mas de 10 segundos-me tenía aterrado,vi con desconsuelo y rabia como los niños que viven en las calles cercanas a la plaza Independencia se morían de frío,y pedían a todo el que pasaba que le dieran plata.O que le compraran leche,para tomarsela caliente y quitarse el frio antes de dormir,como me confesó un chamo como de 14 años que se acercó a mendigarme.No pude con mi alma.Pero tampoco con mi conciencia:para mi darle dinero a un niño en las calle (por lo que veo y vivo en las calles de mi país) es lo mismo que comprarle una pipa de crack.Entonces fui con él a una bodega cercana,y le compré leche,pan y otras cosas que juzgué indispensables para alguien con ese frío,en esas calles,en estos países en los que vivimos.En fin. Nos fuimos caminando,yo hasta el hotel donde me alojaba y él,que dormía en la calle aledaña bajando al puerto,con otros chicos,me acompañó,se empeñó en acompañarme.Ahí, en la plaza Independencia,al despedirme de él,sin interés alguno en recibir reconocimientos,loas o premios al ciudadano del año por una acción que sentí obligatoria,le extendí mi mano,lo más venezolanamente posible.El chico,consciente de su cultura sureña,me estampó un beso en la mejilla.Ups.¡Que horror!.Ahorita van y me encarcelan por sospecharme seductor de menores,pensé.Pero al momento recordé que así es el sur,así es Uruguay,Argentina.Así de besucones y cordiales.Tanto que cuando les dices gracias te responden con un Noo,por favor,como si te dijeran que vá,que gracias ni que nada, fue un gusto... Así como en Perú donde, graciosos al recibir las gracias,te sueltan un Que ocurrencia,que ocurrencia....Que ocurrentes que somos acá,en el sur.Sin duda,en el Sur,la vida es más sabrosa...
Haffner
11/11/2006 a las 17:32
Que quiere,Juan Carlos?Los catalanes no conocieron a Roberto Galan...'hay que besarse mas,hay que besaaaaaaaarse'
Marcelo
11/11/2006 a las 17:31
José (#113): En efecto, ha sido una gran pérdida. Pero creo que podemos rescatar las bellas tradiciones del continente desaparecido. Menor sería la congoja por la pérdida de Soledad Lira si el periodista-relator fuera saludado varias veces por día al modo Ngá por sus compañeras de trabajo. Disminuirían el ausentismo y la falta de motivación. Seríamos mucho más sociales, aún los memoriosos, y quizá siguiendo a Nietzche valoraríamos el olvido.
Dr NO
11/11/2006 a las 17:28
Saludos man, gracias por todo.
Un poco limitados me parecen estos muchachos pero en el fondo deben ser buenos. Quiero creer.
H, ¿Algún consejo para vivir de escribir?
Nicolás
11/11/2006 a las 16:09
Que se yo, no siempre saludo con besos. A veces a mis amigos si y otras con la mano, y a veces las dos al mismo tiempo.

A mis amigas si, siempre con un beso.
Favila
11/11/2006 a las 13:01
Jajjajajajajaja, ¡grande!
Maestruli
11/11/2006 a las 12:02
Hernán, poniéndome freudiano, creo que quisiste compensar la mariconeada de confesar cómo extranhás los besos, comiéndote eses por doquier. Tengo amigos que para sentirse menos putos (porque todos tenemos algo de eso) dicen por ejemplo:

qué hacé, che!? viste a esas mina' que pasaron!? Estaban buenísima'!
José
11/11/2006 a las 10:31
Marcelo (#109), es una pena que esa gente tan cariñosa no haya sobrevivido al hundimiento de África.
Alberto José
11/11/2006 a las 10:03
Muy bueno el post, Hernán. Y muy cierto.
Con un beso saludé yo al dueño de una empresa con la que tenía relaciones comerciales, después de no verlo por un año.
Demás está decir que el negocio se fue al jocara.
Un abrazo.
Polen
11/11/2006 a las 08:18
Lo que dice "interior" (#28) no es cierto, acá en Córdoba los hombres se saludan besándose, y si hace mucho tiempo que no se ven generalmente se saluda con un "¡¡como andai culiadaso!!"
khatru
11/11/2006 a las 08:04
me pasó lo mismo pero en brasil!! si brasil!! los que no tienen complejos!!
Marcelo
11/11/2006 a las 07:22
La forma de saludo que más me impactó fue la de los Ngá, una tribu africana del distrito de Karonga, en la zona norte de Malawi. Viajé allí con una amiga post-divorcio 20 años menor que yo, Naamá. Los hombres se saludan sacudiéndose mutuamente el miembro viril, para lo que no hay impedimentos dado a que sólo usan taparrabos y son de anatomía generosa. La norma es dos sacudidas. Tres demuestran especial afecto y generalmente se reservan a relaciones familiares. De cuatro en adelante, en cambio, está mal visto y despierta sentimientos de homofobia como el descrito por Hernán al final de su relato. Las mujeres en cambio intercambian apretones de mamas, en igual número y conotaciones correspondientemente. Es gracioso ver a las niñas impúberes, cuyo saludo recuerda el baile del pajarito. Lo más alegre, no obstante, es el encuentro intersexual: las mujeres sacuden el miembro varonil mientras estos apretan las mamas de aquellas, siempre en número de dos repeticiones, tres reservadas a relaciones familiares y de cuatro en adelante denotan especial interés. Naamá, de carácter reservado generalmente, se sintió muy chocada por ese uso al principio, pero al poco tiempo noté un cambio en su personalidad: se reveló como una persona extremamente sociable a quien le encantaba conocer gente. Fueron esos tres meses de intensa actividad social, al cabo de los cuales tuve que proseguir mi viaje. Naamá, en cambio resolvió quedarse un tiempo más. Unos meses más tarde me envió una fotografía, en la que se la ve saludándose efusivamente con el jefe de la tribu.
El Bruche
11/11/2006 a las 06:15
No es la primera vez que siento que tu exilio en Madrid se refleja peligrosamente al mío propio en Madryn (ciudades que tantas veces se confunden cuando la fonética se opaca por el murmullo de un café).
Si bien por estos lares los besos siguen siendo la media que abarca las salutaciones varoniles, de igual manera es una labor titánica lograr una amistad que realmente los amerite.
Y lo digo hoy, que luego de un año, la muerte de un amigo logró que el rencor de otro se transforme milagrosamente nuevamente en un beso de amistad.
Nada, que a veces tus textos, Hernán, eses más, eses menos, logran llegar a rincones del alma que uno cree inaccesibles.

Después hay quien critica esta forma de agradecerte en esta ventanita o se sorprende por considerarte un amigo más.
ella
11/11/2006 a las 05:54
Hernán: tal como dijiste, hoy tenes un problema con el plural, pero no solo con las "s", tambien con la "n".
corregime si me equivoco, pero a mi me parece que donde dice "Si éste es heterosexual se pone incómodo, se le sube los colores y empieza a tartamudear..." debería decir "se le suben los colores".


Julian
11/11/2006 a las 04:38
Continuo con lo de los saludos en EEUU. (perdon si jodo con este tema, se puede borrar) Como dijo Maia en el comentario #101, es cierto, entre hombres se chocan entre ellos, chocando se el pecho, pero ademas hacen diferente saludos con la mano.

Tengo un amigo, que es hijo de argentinos, que me estuvo enseniando un par de saludos. El chabon tiene 10 anios menos que yo y tarde meses en aprender los diferentes saludos y manera de saludar.

Los chabones de aca tambien saludan dependiendo casi del color de piel. A un negro se lo saluda distinto que a un blanco o al latino y muchas veces no hay contacto entre las manos.
El saludo de la paz ( los dedos en forma de V), el saludo de los surfers (se extienden solo los dedos pulgar y el menor) y los distintos manera de mover la mano solo con esos dos saludos.

Si me acuerdo mas y no jode que escriba, sigo agregando.

Gracias de nuevo Hernan.
Crimson
11/11/2006 a las 02:54
También habría que tomar en cuenta la sobreadaptación cultural-salutatoria.
En tiempos de migración taiwanesa a la Argentina, una chica de Taipei, que apenas hablaba nuestra lengua, ingresó a mi colegio. La rectora, que por algún motivo que escapaba a mi voluntad me tenía bien conceptuada, me llamó aparte, me la presentó y me encomendó su cuidado. En la presentación, con porteña naturalidad, avancé hacia ella para besar su mejilla, y la chinita dio un paso atrás, como si la estuviera amenzando. Como yo no sabía nada de chinos pero creía saber de hospitalidad, no me achiqué y le estampé el beso igual (como dice La Romu). Mi memoria me dice que ella se ruborizó pero a la vez sonrió. Al día siguiente, Sue-In (así se llamaba) vino directamente a besarme ni bien me vio. Pero no sólo eso: siguió besando, una por una, a las 45 compañeras de la división. Y así todas las mañanas, hasta que terminó el año y no la vimos más, porque sus padres la cambiaron de colegio.
Durante ese año, Sue-In no llegó a hablar bien castellano. Pero que aprendió a dar besos como la mejor, no hay dudas.
Pau
11/11/2006 a las 01:51
exelente!
un beso, macho! o dos...
malena
11/11/2006 a las 01:10
muy bueno, me encanto, sobre todo eso de que se extranha a los amigos que pasan por tu casa y se ceban mate o se hacen cafe solitos. Acá en alemania, las tengo que esperar con la casa arreglada, kuchen en la mesa, mantelito y florcitas... y siempre el mismo dialogo.. tu familia? bien, que lindo.. tu marido/novio... bien, schönnnn (lindo, pero en tono pavote)... tus estudios? ah que lindo... y asi durante las dos horas que se quedan..
el tipo del sofa
11/11/2006 a las 00:44
genioo!!!!!!!!!!!! excelente, excelso (creo que esa palabra significa algo bueno).

no realmente me encanto. volvio el hernan que mas me gusta leer.....

hasta la proxima.
Maia
11/11/2006 a las 00:41
ay Hernán cómo me reí!! pero es muy cierto lo que decís. Es verdad, acá en Argentina el beso es automático. Por ej, en la facultad entra un chico y saluda con un beso en la mejilla a todos los que conoce, sean hombres o mujeres...y nadie piensa nada malo. Es más, nadie oiensa nada!.
Es verdad lo que dijeron acá arriba sobre los saludos en EEUU, son un desastre. No sé bien cómo es entre hombres y mujeres pero entre dos hombres siempre lo veo como "el choque entre hombros", como yo lo llamo jaja. Me parece un horror.
Y bue...nosotros al final de cuentas somos los más abiertos de mente!. Claro, hay tuppers con patas, pero en gral nadie discrimina. Me encanta Argentina a pesar de los quilombos que hay.
Me encantó la última parte! Pero putos no son!! En todo caso, son "raros" jajaja

Saludos!
Lukas
11/11/2006 a las 00:26
Hola, soy sshileno, asi lo dicen en Argentina después del paso del Matador Salas por River, ( a propósito saludos a Roberto#8 ) , y aunque estamos muy cerquita de los argentinos, no tenemos esa misma costumbre, aunque conozco a muchos argentinos del sur de Argentina y tampoco usan ese saludo, sin embargo, más allá de costumbres o no costumbres, un beso es una manifestación de cariño y reconocimiento hacia el otro, asi que ahora que esta tan de moda la igualdad de sexo, no debería haber diferencia entre saludar a un hombre o una mujer, a los dos se les saluda de beso o de mano dependiendo de la relación particular que se tenga con ellos, que importa el género.-
Sino preguntenle a Maradona y Caniggia (ji,ji,ji)
Adios, un beso para todos y todas
Ariel (pR)
10/11/2006 a las 23:27
En Corrientes la mayoria de las personas saluda con dos besos a las mujeres. El beso entre hombres es solo cuando hay una amistad entablada.
10/11/2006 a las 23:10
Che, Jorge: ¿qué opina Roberto sobre el tema?
Isaac
10/11/2006 a las 23:07
En México, mi querido Hernán, no tendrías problemas para encontrar amigos a los cuales pudieras saludar con un: "¿Cómo estás hijo de la gran puta?", es muy común hablarse así, entre amigos.

Los besos entre hombres no son muy comunes a menos que se los des a tu padre, a tu tío o a tu abuelo. Lo que sí hacemos mucho es abrazarnos, el abrazo es la seña máxima de afecto entre amigos, no importando si eres hombre o mujer.

Saludos.
sanjuan4ever
10/11/2006 a las 22:24
Bueno Hernán yo soy Argentino con todas las letras pero como soy de San Juan y no suelo dar dos besos a ningún hombre, (allá eso no se hace) y eso desde que nací ,en resumen
NO TODOS LOS ARGENTINOS SALUDAMOS CON DOS BESOS A LOS HOMBRES
Genial post tuyo como siempre
10/11/2006 a las 22:14
Menos mal que no corregí ninguna errata.
Julian
10/11/2006 a las 22:06
A mi pesa aca en Estados Unidos. Al principio, saludabas a una mujer con un beso y te miran con una cara que mas vale salir corriendo. Se saluda con la mano, un saludo que me parece bastante frio, pero es lo que hay, nada de dos besos.

A los hombres, ni se te ocurra saludarlos con un beso, un apreton de manos y lo mas rapido posible. Pareciera que les molesta.

Ahora los problemas mas grande, para mi, son dos.
Primero, llegas a Buenos Aires a visitar a la flia y amigos y quedas como un pelotudo si saludos a los amigos de tu hermano con la mano. Y a las minas, ni te cuento.

Vivo en Washington DC, tenes gente de todas partes del mundo y tenes que estar averiguando como se saluda en cada parte para no quedar mal.

Ya que los hombres en Medio Oriente, se saludan con DOS besos, y como vos dijiste, a las españolas tambien.

Gracias Hernan por este post.
Laucha
10/11/2006 a las 21:52
Como diría el queridísimo Roberto Galán (Que en paz descanse)
"Hay que besarse mas qqqqqueriddoooo!"

Muy bueno el artículo como siempre (me niego a llamarlos "post")
Por mi parte, soy medio arizco a los besos y a los abrazos entre hombres, debe ser algun trauma de mi niñés (o niñez... o ñañáz o ñañas)

Saludos!
Eduardo Maurin
10/11/2006 a las 21:44
Me alegraste el viernes.
Soy uruguayo y llegué a Venezuela en el 76, aquí no besaban ni a los hijos, y mis amigos llamaban de usted a sus progenitores, estuve años de alienigena por estas tierras hasta que al final no le di bola y que carajo, que se jodan.

grande.
ElTeta
10/11/2006 a las 21:44
Eso lo escribió el Burrito en una noche de escavio.

(el post habla de fútbol, así que vale)
seburu
10/11/2006 a las 21:43
con un amigo este fin de semana, en buenos aires, sin darnos cuenta, ibamos del brazo. pasa que ibamos caminando riendonos y fumando, y en esos momentos el asume una posición encorvada hacia mi lado, y me retiene con la parte de afuera de su antebrazo impidiendome caminar, como diciendo "pará, escuchate esto". y yo, para que no se canse, pongo el brazo por debajo del suyo.........y así caminamos muchas cuadras por corrientes hasta "que noche, bariloche".
un par uruguayos putos, incluso en bsas
sonia
10/11/2006 a las 21:38
#Hernán, quién escribió eso? Ortega o Gasset?
Anim
10/11/2006 a las 21:34
BUENIIISIMO, me encantó! Espectacular como siempre.
BESOS
ana
10/11/2006 a las 21:20
Hasta que podamos conciliar esta cuestión cultural del beso creo que lo mejor es un apretado abrazo con dos palmadas fuertes en hombro y luego, manteniendo la posición, una buena apretada de glúteos a dos manos, acompañada con exagerada carcajada. Para que el otro sepa que quien le mete manos no es un puto, sino un delicioso argentino.
Digo, para ir sacándoles las cosquillas.
seburu
10/11/2006 a las 21:15
a mí los brasucas me corrieron la cara
los chilenos me dieron el beso con desconfianza y quizás asquito
Ginger
10/11/2006 a las 20:59
Debo confesar que además de besucona, yo soy "abrazona". Cuando encuentro a un amigo/a, suelo darle beso y abrazo efusivo. Hasta el beso está todo bien, pero generalmente los varones instintivamente se separan rápido del abrazo. Prefiero creer que es por timidez y no profundizar más o me deprimo.
Anony mouse
10/11/2006 a las 20:50
Tiene razón lununa.
En mi caso, recuerdo que fué en 1980 cuando empezamos a besarnos en la mejilla entre los compañeros de primaria, y fué un cambio que se impuso en un período muy corto.

No sé si será el origen, pero tengo entendido que los tanqueros viejos también se besaban para saludar.
Samu
10/11/2006 a las 20:39
Una vez una búlgara me dejó medio sordo gritándome en la oreja "QUE COMO TE VAAAA?!?!?!", creyendo que me acercaba porque no la había oído bien a la primera. Choque cultural.
joselito
10/11/2006 a las 20:38
Hernan, creo que tenes que arreglar este texto. Los ARGENTINOS no se dan besos, los PORTEÑOS si.
De todos modos, excelente como siempre.
Tincho
10/11/2006 a las 20:29
Muy bueno Hernán!!! Es impresionante que sea algo tan cotidiano y a la vez tan importante para cada cultura.

Saludos!
 olo mosquera
10/11/2006 a las 20:02
Gracias #75: corregido. (Es posible que se me haya roto la letra "s" del teclado: demasiadas correcciones de singulares que son plurales).

Dos lectores, vía mail, me corrigen también el título. Dicen que no va la coma. Como son lectores no argentinos, lo explico. El título hace referencia a un célebre consejo del filósofo español José Ortega y Gasset: ¡Argentinos, a las cosas! Por eso la coma.

Ortega, que conocía y amaba Buenos Aires, visitó el país en el '16, en el '28, y luego se exiló desde el '39 al '42. O sea: nos conocía. Su frase legendaria fue pronunciada en una conferencia que dio en La Plata, casi a principios de 1940. Todo el primer párrafo tiene gran actualidad:

"¡Argentinos, a las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que daría este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal".
lununa
10/11/2006 a las 20:00
Genial, Hernán. Entre las mujeres la falta de profundidad es parecida, salvo honrosas excepciones.
La costumbre de besarse entre hombres en Argentina empezó antes, a mi me llamó mucho la atención cuando empecé el secundario (1978, soy un dinosaurio), hice el primario en un barrio bastante rasca y los pibes no se besaban, pero los del secundario eran de clase media mas altita y se saludaban con un beso
MalcolmX
10/11/2006 a las 19:56
Yo prefiero el beso porque el apreton de mano me da fobia. La gente no refriega la mejilla contra el pasamanos del subte... entre otras cosas, incluidas aquellas que no pueden fisicamente juntarse con la mejilla a menos que seas contorsionista. Me acabo de dar cuenta que no podría saludar a un contorsionista de ninguna forma... anda a saber donde metio el tipo la mejilla antes de saludarte! Las fobias y los saludos van de la mano... de la mano, que chanchos.
10/11/2006 a las 19:46
¿Es ésta la continuación de ésto, ésto, y ésto?
Pal
10/11/2006 a las 19:38
Y bue por acá (Alemania) se besan los amigos, pero la costumbre es nueva y hay confusiones, nunca se sabe si te van a dar dos o tres, a la parisina... pero con estos saludos efusivos de la parentela de visita, o los amigos "latinos" siempre es mi hijo el más asombrado... y si, como cuenta alguien por ahí ganas me dan de llorar cuando lo veo tan confundido y perdido en medio de tanto beso y abrazo de los que para el son desconocidos... yo soy pro beso! que tanto miechica!
Besosbesosbesos

(que miedo, siento como si fuera a dar exámen de comprensión de lectura claro que si a Sonia le aceptaron el de la caca...)
Pao!
10/11/2006 a las 19:37
Creo que falta una "s"
"Esa incomodidad nos dura unos seis u ocho meses. Besamos a las mujeres una sola vez, y ellaS se quedan con el cogote alargado, como si esperasen un tren."

Está muy tuanis el post, saludos desde Costa Rica, que acá se besuquen los que son muy compas
Florencia
10/11/2006 a las 19:36
#73 Buenísimo.
Bart
10/11/2006 a las 19:19
Los individuos alfa son la casta superior en el libro Un mundo feliz de Aldous Huxley.

Los etólogos llaman "macho alfa" al líder de una manada de gorilas. Según el protocolo cuando un gorila y un etólogo son presentados deben darse dos besos.

Ibérico se refiere al embutido procedente de cerdo ibérico. Según el protocolo cuando un cerdo ibérico y un etólogo son presentados deben hablar mal del gorila.
fede o
10/11/2006 a las 18:54
hugo o alguien, qué es un "macho alfa ibérico"? tiene que ver con los gustos sexuales? es una costumbre griega? es contagioso?
Pali
10/11/2006 a las 18:39
Propongo un juego, para que no haya comments cuyo unico objetivo sea corregir cuestiones ortograficas.
Quien descubre un error de ortografia debe escribir en el comment el error y aparte un comentario acerca del post. Si el comentario del post esta bueno, legitima la correccion. Caso contrario el error quedara en ese lugar hasta la eternidad.

Ahora acerca del post: muy cierta la incomodidad y la tension con que adjetivas esas situaciones de confusion cultural. y no sucede solo en España. Es mas, no se si no es exclusividad de Argentinos, y segun leí aca, Uruguayos eso de andar dandose besos.
Muy buen texto

Pali
Hugo
10/11/2006 a las 18:37
Muy bueno. Me parece que está demasiado trillado el tema de las diferencias culturales, pero le has sacado bastante jugo. Posiblemente te tengas que quedar más tiempo en España, porque yo soy macho alfa ibérico y beso a mis amigos, les abreo mi corazón y quedo con ellos para hablar de sus problemas. Igual lo hago en privado y no me ves. ¿No creees que puede ser eso? Qué gracia los argentinos, siempre hablando y nunca... Por cierto, se escribe "psicología". Un saludo, me encanta tu blog.
Marcio
10/11/2006 a las 18:28
Mi hermando Dario, vive en Paris y le pasa lo mismo, agravado por la heladera que tienen en el pecho los franchutes para estas cosas. Despues de 4 años de glacial indiferencia por parte de los locales, llega a visitarlo su amigo del alma desde Argentina, y el mostrandose cauto y reticente, ve como su amigo lo arrebata de abrazos, besos, caricias, y palabras de afecto, rompiendo en lagrimas ahi nomas, en el aeropuerto.
Gloriamundi
10/11/2006 a las 18:14
¡Estos son besos! (Breznev y Honecker, los primeros ministros de la Unión Soviética y de Alemania Oriental)

Esto confirma que el comunismo no fracasó por ineficiente o represivo sino por ser de corazón demasiado tierno.

En otro orden, mi provecta edad me permite confirmar que en los '70 sólo nos besabamos entre primos (cuando me encontraba con uno en la calle me sentía avergonzado). En ese entonces, los compañeros de militancia (o de estudios, o de trabajo) no se permitían semejante muestra de blandura. En fin, otra herencia de la Democracia alfonsinista.

También puedo confirmar la costumbre musulmana de andar tomados de la mano. Pero en Israel también lo hacen los árabes cristianos.
Dos de ellos que se hicieron amigos míos en la Universidad de Jerusalen, solían comentarme: "Ustedes, los argentinos, son más parecidos a nosotros que a los israelíes" (después de tres años en el ejército quedan más duros que rulo de estatua).
Y un amigo israelí me preguntó: "¿A ustedes no les duele la cabeza de conversar y analizar tanto todo?"

Y, ya que estamos, otro israelí me explicaba por qué le gustaba salir con chicas argentinas: "Es que con ellas se puede hablar...como con un hombre".

(Espero no haberme alejado mucho del tema)
 tovo
10/11/2006 a las 18:03
Ginger (#27): Cierto, Hernán escribió que siente que nació uruguayo, pero no es lo mismo que poder elegir donde haber nacido. A propósito, pasaré el año nuevo en las playas uruguayas, con mi novia y mi mochila, hasta mediados de enero. Algún hermano rioplatense que recomiende lugares? (tengo en la lista los clásicos, Punta del Diablo, Cabo Polonio, La Paloma, La Pedrera...). Saludos!
10/11/2006 a las 18:01
Aca en el Norte de Argentina somos españoles entonces! Dos besos a las mujeres y al padre, tios o abuelos, al resto de hombres solo la mano...
Luciano Salvatore
10/11/2006 a las 17:59
Si es verdad. Somos medios putos :P... Pero igual no lo veo mal darnos besos los hombres (ojo, en la mejilla nomas). Es una cuestion de cultura nuestra y costumbre. Lo que si me gusta es la idea de darle dos besos a las mujeres :P... Cosa que aca no pasa. El problema de los españoles es que son medios frios, va, me da esa impresion segun el relato. No quiero ofender a nadie.
Bueno, gracias como siempre. Un abrazo y un beso ( en la mejilla :P) jeje

Luciano, Mercedes, Argentina.
Flor
10/11/2006 a las 17:58
Me enterneces mucho...
Yo estoy en Canada, aca la gente ni se toca para saludar, se dicen hola y nada mas....
Aha!
10/11/2006 a las 17:58
lo que yo extrañaría más son las charlas que empiezan con "no sabés lo que me pasó en terapia..." conozco a algunos argentinos emigrados que llaman por teléfono para una de esas!
La Romu
10/11/2006 a las 17:28
[...] cuando conocía a españoles simpáticos, enseguida los saludaba con un beso en la mejilla. Si me caían muy bien, al día siguiente me pasaba por sus casas a la tardecita, sin avisar [...] y más tarde me despedía de ellos con un abrazo y otro beso, y quizás por la noche los llamaba por teléfono para hacerles escuchar un disco entero por el auricular.

¿Sabés que no te creo nada, pero nada de nada de nada?

Un beso igual.
Julián Rodriguez Orihuela
10/11/2006 a las 17:28
Querido Hernán:
Por favor, leete tus textos antes de subirlos a la internet y no los escribas directamente en el Wordpress, sino mejor en un procesador de textos con capacidad de corrección ortográfica. Si no contás con uno, hay uno gratuito que se llama 'Abiword' u 'OpenOffice.org'.
Pero igual, me parece que estaría mejor que antes de publicar los textos me los mandaras a mi, así yo, lector asiduo, puedo corregirte antes de la publicación.

PD: ¿Qué pasó con el libro para dejar de fumar? Seguro que ni lo leíste.

Cariños, Cacho.
Bart
10/11/2006 a las 17:27
De acuerdo, los catalanes no nos besamos si no somo familiares directos. Pero el saludo/insulto si que lo ejercemos. El "¿qué es de tu vida, cabronazo?" está a la orden del día. Incluso a veces lo acompañamos de un pequeño golpe en la zona genital (No digo "en los cojones" por que he leido por ahí algo sobre censura)
jose luis
10/11/2006 a las 17:26
JAJAJA... Hernan, se usa mucho esta expresión en mi país, pero que cague de risa tu post... estuvo muy bueno. Felicitaciones.
 Saint
10/11/2006 a las 16:54
Es cierto, sil. Pero el propio Abraham desistió de la campaña cuando se percató de que lo amigos dejaron de saludarlo a él con un beso... y se sintió solo. En cualquier caso, buena lectura complementaria de este post de Hernan.
sonia
10/11/2006 a las 16:53
Yo soy besuquera y siempre saludo con besos a la gente de manera habitual y natural. Tanto, que una vez, mi esposo estaba hablando con un señor en la puerta de casa y, cuando llego, le doy un beso a cada uno. Mi marido me miró y me dijo "El señor está preguntando por el vecino. Es el plomero, le dieron cita a esta hora y no hay nadie en la casa de al lado, Sonia".

(Tiene que ver con el post, no?)
nane
10/11/2006 a las 16:52
Peor es en Italia, allá de entrada no se besa nadie pero mucho menos un hombre con una mujer. Yo soy mujer, los primeros días saludaba a todos los hombres con un beso hasta que vi que a algunos les brillaban los ojitos, otros se ponían pálidos y dos se echaron hacia atrás para defender su castidad. Para colmo ellos se besan (cuando lo hacen) al revés que nosotros, ponen primero la mejilla izquierda, lo que hizo que con algunos, hombres y mujeres, me encontrara justo en el medio. Así me hice cierta fama en el colegio de mis hijos y entre los vecinos. Fue un shock cultural pero ligué algunos regalitos que fueron disfutados por toda la familia.
lukre
10/11/2006 a las 16:47
hernan como siempre sobervio, me has hecho sacar sonrisa socarrona de mis comienzos en españa.
si te sirve de consuelo yo tampoco tengo "amistades" locales como las que contas..
sabes que extraño, los abrazos.. aiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

saludos
Marcelo
10/11/2006 a las 16:44
Soy uruguayo y viví 2 años en el exterior, donde conocí e hicimos amistad con personas de distintas nacionalidades (venezolanos, españoles, costarisences y otros uruguayos)

Nosotros tenemos la misma costumbre, pero lo que más ha llamado la atención a los hermanos iberoamericanos fue como nos puteábamos.

Nos decían..."Ustedes los uruguasshos (haciéndonos burla sobre la forma de pronunciar la "Y") cuanto más se quieren, más se putean"

Liz
10/11/2006 a las 16:35
DRAE
dios.
(Del lat. deus).
1. m. Ser supremo que en las religiones monoteístas es considerado hacedor del universo.
ORTOGR. Escr. con may. inicial.
2. m. Deidad a que dan o han dado culto las diversas religiones.

La definición de dios en el DRAE la primera acepción SÍ se escribe con mayúsculas (la del Hacedor del universo), pero la segunda NO (la que se refiere a otras deidades).

Saludos

may
10/11/2006 a las 16:31
Gracias Hernán! Me encantó. Como decía Roberto Galán: HAY QUE BESARSE MÁS!!!
Claudio Andrade
10/11/2006 a las 16:16
Brillante, Hernán. Y más también.
Abrazo y un beso como corresponde.
sil
10/11/2006 a las 16:15
los de acá no los quieren más,
allá los extrañas...
Tomás Abraham comenzó hace un tiempo una campaña en Buenos Aires para terminar con el beso entre caballeros.
Josué
10/11/2006 a las 16:09
#46: Me permito apuntar que Dios no va con mayúscula, que es opcional.
Esteban
10/11/2006 a las 16:09
Y ni hablar de los rusos, que si te descuidas te dan un beso en cada mejilla y finalmene te chantan un chuponaso que te dejan los bigotes encarnados !!!!
Los franceses, tengo entendido que se dan dos, entre hombres.
En mi caso, pese a que estoy en contra de los besos entre hombres, a mi abuelo y bisabuelo materno (polacos ambos) se los saludaba con tres besos, uno en una mejilla, y dos en la otra. Es esto simbolo de amor y respeto hacia el capanga de la flia.
Besos a todas.
Bebe
10/11/2006 a las 16:07
No se si es taaaan asi, que los españoles no se besan, he estado varias veces en españa, en malaga, sevilla, marbella y he visto a muchos nativos besarse entre si, capaz en barcelona es distinto, estuve muy poco en barcelona asique no podria dar una opinion certera.
Ahora como cronica me pareció muy divertida y si era para confesar que ahora sos puto....todo bien JA!
Liz
10/11/2006 a las 15:58
Veo que te corrigen las "s", ahí va el mío: "Dios", va con mayúscula, haber si respetamos al creador jejeje..

Yo soy venezolana, hija de españoles, viví cuatro años en España y mi esposo es venezolano al igual que mi hijo que llegó con 10 añitos, bueno te echo todo este cuento porque, hablando del tema que nos ocupa hoy, mis primos españoles besaban a mi hijo en la mejilla, cosa que le extrañaba pues aqui en Venezuela no es costumbre entre hombres. Me imagino que esta costumbre de besarse entre "hombres" será entre parientes o amigos "colegas" cercanos pues vi muchas veces hasta por la tele que los hombres si se besan en España, ¿será cuestíón de regiones? no lo sé, me chocó lo que cuentas hoy, yo viví en Madrid.

Un beso y saludos.
hugo
10/11/2006 a las 15:56
gran análisis antropológico. un comentario dice que la costumbre argentina de besarse comenzó en los 80, pero seguro existe desde que llegaron todos sus antepasados italianos, y por eso difieren del resto de latinoamérica. en méxico ni se diga, con nuestro falso machismo exagerado con un beso te consigues la calle y las puertas cerradas. la exageración emotiva mediterránea de los italianos explica las ganas de besarse, estar cerca, pero por qué los rusos, por ejemplo, también se besan? será el frío, seguro. o el exceso de vodka. un beso!
Josué
10/11/2006 a las 15:56
Mirá cómo son las cosas que acá en Córdoba (Argentina), todavía te encontrás con tipos que te miran raro si saludás con un beso. O se echan para atrás con un exagerado "¡ehh!", con el que piensan que aclaran los tantos, poniéndote a vos en el bando de los putos y a ellos en el de los hombres hechos y derechos.

La necesidad viciosa que algunos tienen de demostrar que no se la comen acaba molestándome y mucho. Que un tipo que conversa con vos, sí o sí tenga que darse vuelta para mirar un culo femenino y festejarlo como si se tratara de acontecimiento me fastidia, al igual que las personas que aclaran a cada rato "ojo, que no soy gay, soy bien machito".

A veces el universo masculino me resulta sórdido, atormentado. También fascista.

Un ejemplo claro es el de un amigo, para quien yo soy "un fiel de mierda", en lo referente al resto de las mujeres que no son mi novia.

Más largo que la mierda lo mío.

Me gustó el texto. Eso.
Saludos,

José.
Pablo
10/11/2006 a las 15:52
Y los besos que nos obligaban de parvulos a darle a las tías ochentosas con la cara embarrada de cremas y maquillaje y que se tiraron todo el frasco de perfume encima? nos quedaba la sensación de que tres días despues todavia nos perseguía ese aroma concentrado... de eso nadie habla?
Vic
10/11/2006 a las 15:51
pero incluso entre mujeres no es común besarse...
con mis amigas de Argentina, nos besabamos cada vez que nos veíamos, si era 8 veces al día, mejor!
mis amigas catalanas me dejaron claro que lo de andar besandose cada vez que nos vemos es una pérdida de tiempo, que nos limitemos a los cumpleaños y año nuevo...
a mí me cuesta, y cada vez que puedo les zampo dos besos, de esos pegajosos, en cada mejilla
es que para mí es la forma de decirle a mis amigos que los quiero, como si con mi chico no me besara con lengua!
soy puta? nooo...un poquito guarra quizás...jajajaja
Ori
10/11/2006 a las 15:51
Mis amigos se saludan todos (bueno los mas cercanos) con apretón de manos y un beso en el cachete, la mayoría de los apretones de mano van acompañados con alguna seña al final característica de esa amistad o de un grupo en específico, que en ocasiones se ven hasta ridículas, pero a la final son muy tiernos. Los hombres de la misma familia se besan y acompañan el saludo con "Bendición". Los hombres y mujeres se saludan con beso y abrazos (sobre todo si son como yo de melosas). Las mujeres también se saludan con beso en el cachete entre ellas y abrazos?en fin en mi país las muestras de cariño y amistad se ven en exceso.
Si tuviera la oportunidad de verte Hernán creo que te daría no uno, ni dos, sino mil besos de agradecimiento?.pero como no puedo te los mando: 1346 besitos para ti.
Desde Venezuela??

José
10/11/2006 a las 15:48
Lo cantaba cuando yo era un niño Fernando Moraleda :

En España, bendita tierra
donde puso su trono el amor
sólo en ella el beso encierra
armonía, sentido y valor.

La española cuando besa, !olé!
es que besa de verdad
y a ninguna le interesa
besar por frivolidad.


Ahora la costumbre del beso masculino se va generalizando, incluso entre los témpanos nórdicos. Pero las distancias suelen no ser solubles aun con besos y sobes.

Besos y sobes,
Maestruli
10/11/2006 a las 15:48
Coincido con Ana C., y vos Herna'n lo tendri'as que recordar muy bien, porque tenemos la misma edad. Los besos entre hombres se empezaron a usar a mediados de los 80, siguiendo la moda que imponi'a la TV, donde los actores invitados a programas de cualquier tipo comenzaron a besarse. Recuerdo el asco que le produci'a eso a mi padre.

Quiza's eso de que nos besaban desde la tierna infancia es porque a todos los nin~os nos mataban a chupones. Yo recuerdo la ridi'cula situacio'n con mis primos que me llevaban 10 an~os. Puros besos hasta el di'a en que cumpli' 13 o 14 an~os y me dijeron "ahora nos tenemos que dar la mano, ya somos hombres". Para que dos an~os ma's tarde nos volca'ramos a la moda imperante y nos volvie'ramos a saludar con un beso.

Asi' que mucha gente, especialmente la de 40 o ma's, puede llegar a sentirse extranjera en su propio pai's. Igual coincido que es un incordio esa duda de co'mo saludar a la gente. Ma's ridi'culo en Francia, que a veces se dan hasta 3 o 4 besos! En Alemania es bien clarito: la mano para todo el mundo.

Para Tovo, #20, por tu comentario creo que si hubieras nacido en Rusia, habri'as elegido nacer en Rusia, o si hubieras nacido en China, elegiri'as China. Yo naci' en Argentina, y algunas veces habri'a elegido nacer en Francia, en Brasil o en Alemania. Pero bueh, nacimos donde nacimos y no hay tu ti'a.

Perdo'n por el comentario kilome'trico.
EstebanQuito
10/11/2006 a las 15:47
tengo dos amigos del alma y si no nos dariamos besos al saludarnos, creo que no se, sería la relación más fría del mundo...amo a mis amigos... son todo para mi, como mis hermanos, o mis viejos.... por eso señoras y señores...

¡¡¡¡¡VIVA LA TRADICION ARGENTINA!!!!!!!!!

¡¡¡¡¡VIVA LA PATRIA Y LOS BESOS, CARAJO!!!!!!
10/11/2006 a las 15:47
Esto explica muchas cosas.
Lo siento, Jorge: te estás volviendo un señor catalán.
 Guillermo
10/11/2006 a las 15:43
Ay Casciari! Si supieras... En algunas latitudes es aún peor... por que le tenés que dar la mano a todos, hasta a las mujeres... Ahora que lo pienso es más fácil: menos confusiones al momento del saludo

Todo es diferente al norte del Ecuador.

Cuanto tiempo pasará hasta que algún avivado editorialista argentino te robe esta nota para su infame revista porteña? Tu post de hoy corre el mismo peligro que el del dulce de leche y el otro de "perdiste"
mariodom
10/11/2006 a las 15:43
como siempre decimos aca, "puto es el que probo y no le gusto", y tiene razon fede o, sino preguntenle al Diego y al Cani!
 Peto
12/09/2012 a las 22:16
?????
Paco
10/11/2006 a las 15:39
Este blog cada vez me gusta mas. Me inspira a escribir de un modo diferente en el mio. Vamos a ver que sale. Si la cago es culpa tuya.

Un Gusto siempre pasar por aca.

Aca está el link del mio. Saludos
sonia
10/11/2006 a las 15:38
Más asco que hablar de caca mientras se cocina una mousse me da hablar de la mousse mientras se está cagando.

(No me borres el comentario, plis! Te juro que tiene que ver con el post!!!!)
 olo mosquera
10/11/2006 a las 15:38
Gracias #30: corregido. Beso.
 Peto
12/09/2012 a las 22:14
????
animal
10/11/2006 a las 15:36
Pero eso sólo se acostumbra en el Cono Sur? En Colombia a los únicos hombres que se besa son al padre y al abuelo, bueno, por lo menos dentro de lo que conozco de las variopintas constumbres de mi país... Cuál es el origen del saludo de beso entre argentinos?
Pies de Loto
10/11/2006 a las 15:32
Hola Hernán, me encanta leerte, como sé que te gusta que te apunten los errores de tipeo, etc., te digo dos fallas de concordancia: "somos sudamericano", y unas líneas más abajo "nos sentimos un poco estúpido".
Gracias por entretenernos.
Un beso
 olo mosquera
10/11/2006 a las 15:32
En Pakistán y otros países islámicos (me lo acaba de contar un lector vergonzoso por mail, que vive allí) algunos hombres van de la mano por la calle. Pero no todos: solamente los que son amigos desde la infancia.

Me pareció tan tierno que es posible que me mude para allá.
 Interior
10/11/2006 a las 15:29
Acabo de descubrir que yo en Buenos Aires me siento como gallego frente a un porteño, por que acá señor, en el interior, los besos entre hombres son solo para parientes directos, entre otros hombre se da un apretón de manos, y a las mujeres siempre se las saluda con dos besos.
Yo sabia, los porteños son todos putos.
Ginger
10/11/2006 a las 15:27
#Tovo, violando el artículo 4 del Aviso Legal (está prohibido recordar un texto pasado los 15 días de escrito, o algo así), hace un tiempo Hernán dijo que había nacido en el lugar equivocado, ya que se siente uruguayo. Pero yo te cuento la verdad de la milanesa: el tipo es fanático de Laura Canoura y la quiere halagar a toda costa...
10/11/2006 a las 15:27
A mí me parece que los hombres argentinos se empezaron a besar a mediados de los años '80. Antes se daban unos abrazos repetidos de lo más varoniles mientras se miraban a los ojos.

Pero cuán cierto es! Las costumbres de saludo son una de las cosas que más extranjeros nos hacen sentir. Lo peor es que al aprenderlas dejamos una parte de nosotros mismos.
Nando YuriYork
10/11/2006 a las 15:25
Y la Nina, me pregunto ... qué costumbre tomará, ¿¿¿poner las 2 mejillas??? ¿¿¿la dejarás sucumbir ante su otra mitad no argentina???? ...UYUYUY.
Nando YuriYork
10/11/2006 a las 15:23
A los besos entre hombres nunca me acostumbraría, soy y vivo en Perú . Pero el tema de fondo que tocas es lo importante, la verdadera y franca amistad entre 2 individuos del género masculino, por lo pronto ya me hiciste recordar toda la agenda en busca de los que me han visto llorar, o como bien dices han descubierto mi alma. Un excelente artículo, y como tú eres argentino ... ahí te mando un beso, o si quieres un par ... ;)
manancancho
10/11/2006 a las 15:18
y ni pensar en beso y abrazo!! ahí son reputos!!
 olo mosquera
10/11/2006 a las 15:16
Beso para Bartolo (#12) que corrigió mousse, y dos besos para Pablo (#14 y #15) que puso en plural novato y sudamericano. Gracias.
Moshi
10/11/2006 a las 15:10
No me parece mal que los amigos se den besos para saludarse, ya sea entre hombres o mujeres (y soy española), lo que no soporto es dar dos besos-una muestra de cariño para mí- a alguien que no conozco, es más, a alguien que no conozco y que no voy a volver a ver el resto de mi vida: primos segundos de alguien, conocidos de otro, etc. Y lo peor de todo, es dar dos besos, cuando ves que el otro/a pone mala cara pero que te los dá de igual manera. Es dar una muestra de cariño a un desconocido que no la quiere. De hecho en España en vez de dar dos besos, lo que se acaba haciendo es un choque de mejillas. Horrible.
 tovo
10/11/2006 a las 15:06
Fuera de joda, creo que este tema (no sólo el de los besos entre hombres, sino el de la amistad en sí) es el fundamento más grande para que yo piense que no podría vivir en otro país que no sea Argentina. Hernán, no sé si te lo planteaste alguna vez, pero yo hace meses me pregunté: "Si pudiera elegir, ¿en qué país hubiera nacido?", y desde entonces la respuesta no cambia, a pesar de todas las contras, elijo Argentina... Saludos!!!!!
Rechocha
10/11/2006 a las 14:56
A mi lo que me revienta -de toda Europa la verdad- es que entre los politicos se den la mano solamente y la mujer, sea del parlamento, congreso, intendencia, lo que sea.. tenga que ofrecer la mejilla para que se la estampen a besos los ministros diputados concejales etc..
Y tener que hincar la rodilla ante los reyes.
Puaj
Repuaj


fede o
10/11/2006 a las 14:55
entonces, cuál habrá sido la opinión mundial de aquellos picos entre diego y el cani.
Teresita
10/11/2006 a las 14:54
A muchos nos ha costado acostumbrarnos a los besos entre hombres, pero pasaron los años y todo bien.
El beso en las dos mejillas me resulta de los más incómodo, la familia de mi esposo es gallega y tienen esa costumbre a la que nunca me adapté.
Te mando un beso a lo argentino-uruguayo; me gustó conocer un poquito como son los hombres castizos.
ElTeta
10/11/2006 a las 14:54
Se nota que la Nina ya dejó los pañales, porque durante los primeros meses de un bebé de lo único que se habla es de caca.
Pablo
10/11/2006 a las 14:52
"El problema de los besos es el principal escollo de los argentinos novato en estas tierras" debería decir novatoS?
Sorry, estoy molesto... =)
Pablo
10/11/2006 a las 14:49
"los demás descubran que en el fondo somos sudamericano. Entonces nos metemos al baño..." no debería decir sudamericanoS?
Sds!
. Mariano
10/11/2006 a las 14:49
puse "dentro de mi mismo pais". Que desastre.
Bartolo
10/11/2006 a las 14:49
Buenisimo Hernán, muy instructivo.
Si te sirve de algo, este asunto de los besos podría ser peor, como en los Estados Unidos, en que la frigidez que los caracteriza los acostumbró a saludar con la mano a las mujeres (siendo un acto meramente masculino) o sin contacto alguno, inclusive estando a 20 cm de la persona...
Dentro de todo es comprensible que a los Argentinos nos vean como bichos raros, aunque quizas esto sirva también para reemplazar nuestra imágen de agrandados y soberbios por dulces y cariñosos... ja!

Si me permitís una corrección, creo que "mouse" se escribe "mousse".

Besos!
Ginger
10/11/2006 a las 14:49
Gordo, yo no quisiera desilusionarte, pero aún acá si a un tipo lo saludas con "como estás, hijo de una gran puta", te mete un bife.
. Mariano
10/11/2006 a las 14:48
Listo, ya estoy hecho. Gracias Hernán.

Una vez escribi algo similar en un foro, pero era sobre la incomodidad de no saber como saludar a la gente... dentro de mi mismo pais!!

Cuando uno conoce al padre/madre de una novia, cuando va auna entrevista, cuando lo presentan frente a un grupo de amigos de otro amigo... nunca se como saludar a la gente, si estrechando la mano, si dando la mano pero de forma canchera a lo "que haces macho" o si con un beso...

pero, obviamente, no se compara con tu problema... vos estas jodido macho.
 Teresiña
10/11/2006 a las 14:48
Es una maravillosa crónica de un "cacho" representativo de la cultura gaita. Esa que, una vez más, y aunque patalees y berrinchees, te hace extrañar como loco. YO no se lo cuento a nadie, pero se te nota a rabiar
Roberto Arancibia
10/11/2006 a las 14:44
Bueno, de putos nada, pero ya ves, los chilenos cada vez nos damos más besos, sobretodo entre los más amigos, los que no se han visto mucho tiempo, cosas así. Comenzó entre los más jóvenes y poco a poco se ha ido extendiendo.
Será la besalización digo yo.
Mirta González de Bertotti
10/11/2006 a las 14:42
Muy lindo Hernán!
HarryHu
10/11/2006 a las 14:42
tarde demasiado en mandar el mensaje.
diablos !
HarryHu
10/11/2006 a las 14:40
Segundo !!!!
(nada mal por ser la primera vez que comento en el blog...)
 Christian Libonatti
10/11/2006 a las 14:40
Que confesión la última línea.... jaja!

Igual yo me acostumbré un poco. Los primeros tres años de secundaria los pase en el colegio de la Brigada Aérea de El Palomar. Ahí nos saludabamos con la mano y nos tratabamos por el apellido. Despues fuí a la Media 2 de Haedo y volvieron los besos. Y en la Facu también con beso nos saludamos.

Suerte!!
Marí
10/11/2006 a las 14:39
No puedo creer que esté entre los tres primeros...
Rechocha
10/11/2006 a las 14:38
Genial Dios mio
 Christian Libonatti
10/11/2006 a las 14:33
Pri!!!