Orsai blog post

Vejez
jueves 28 de mayo, 2015

Orsai post

Vejez
jueves 28 de mayo, 2015

Nunca lleves a tu hija a un concierto pop

   

Me salvé de la colimba y de la guerra. Me salvé de ser vegetariano. Me salvé de muchas cosas horribles. Pero no pude esquivar la bala más dolorosa: llevar a mi hija a un concierto de Violetta. No le pude decir que no, porque en el fondo yo mismo le inculqué el consumo de cosas argentinas.

Entonces, cuando Violetta vino a Barcelona, la tuve que llevar. Es espantoso, porque cuando llegás tu hija se convierte en una masa de quince mil nenas iguales, que gritan todas al mismo tiempo.

Cuando los de seguridad amagan con abrir la puerta, ellas gritan. Cuando se escucha de fondo una prueba de sonido, gritan más fuerte. Cuando entramos por fin al estadio, aúllan todas juntas.

El olor del pochoclo dulce siempre me descompuso del estómago. Además no entro en mi butaca, estoy incómodo. Me pongo auriculares para escuchar la radio, pero es imposible. Saco un libro de mi mochila pero no puedo leer porque de repente, ¡chuf!, se apagan las luces. Y cuando se apagan las luces todas gritan más fuerte. ¡Quince mil nenas chillando como chanchas preñadas!

Gritan sin sentido, sin argumento, sin piedad. Y cuando pienso que nada puede ser peor que ese sonido agudo y horrible, salen al escenario doce adolescentes excitados y se ponen a cantar una canción espantosa. Veo, a la izquierda, a un papá que se desmaya sin hacer ruido. Nadie se da cuenta. Una docena de nenas le bailan encima y le pisan la cara y los pulmones.

Más atrás, otro papá se está bajando una botella de Criadores que trajo escondida; le tiembla el labio de arriba. Mi dolor de tímpanos es cada vez más intenso. Las canciones y las coreografías no se detienen, son como un tren de carga: una porquería atrás de la otra, todas llenas de un ritmo empalagoso y poco serio.

Para peor, cuando en el escenario aparece determinado muchachito, que se llama León y por lo visto es muy lindo de cara, las quince mil nenas gritan el triple de fuerte. ¡Qué ganas de meter a ese León en una jaula y tranquilizarlo a latigazos!

Intento taparme los oídos con las manos y siento los dedos húmedos. Entonces me miro las yemas y tengo sangre.

—¡Me están sangrando las orejas! —grito—. ¡Por favor, paren de cantar, hijos de puta!

Pero nadie me escucha, ni arriba del escenario ni abajo.

A mi izquierda, el papá de unas mellizas está tratando de suicidarse con el filo de una lata de Fanta, pero no lo consigue. Y más allá otro padre intenta escaparse solo del estadio. En el escenario empieza a sonar un rocanrról espantoso. Parece que es una canción muy esperada, porque las quince mil criaturas saltan de las butacas numeradas y se apretujan contra la baranda. Y bailan, y gritan y se funden en una especie de budín de nenas recalentadas.

De repente ningún padre encuentra a su hija, y entonces se suman al dolor de oído los propios gritos paternos:

—¡Jenifer!

—¡Aldana!

—¡Señorita Marianela!

Este último grito es de una niñera. Qué suerte que tienen los padres ricos, que mandan a sus hijas al concierto con la empleada.

Yo tampoco encuentro a Nina, pero no puedo gritar porque me empezaron a sangrar las encías. Si grito salpico a todo el mundo. Por suerte el concierto empieza a terminar. Me doy cuenta porque el volumen está cada vez más fuerte y porque me acaba de explotar el ojo derecho. Hizo ¡plop! y se oscureció medio recital.

Las quince mil nenas se mueven por todas partes con la misma soltura que las ratas en las calles de la Francia antigua. Y de lejos veo a Nina, a mi hija. Está arriba de un parlante de seis metros, bailando con un desenfreno que nunca en la puta vida le puso a la limpieza de su habitación.

Me guardo mi ojo derecho en el bolsillo, subo a mi hija a mis espaldas y empiezo a correr. No oigo nada, solamente siento un zumbido en el cerebro, igual que los soldados cuando les cae una granada cerca.

Sigo las flechas del suelo entre el humo y la barbarie y de repente salimos a la calle. ¡Ah, aire...! Hay ambulancias y paramédicos en la vereda, muchos padres heridos, otros deambulando sin rumbo; muchísimas nenas peladas de tanto arrancarse las mechas.

Yo empiezo a llorar de miedo, y entonces mi hija me abraza fuerte y me dice:

—Fue el día más feliz de mi vida, papá —eso me dice.

Y entonces me doy cuenta de que ir a un concierto pop infantil no es como ir a la guerra. Es peor que ir a la guerra. Pero ojalá todas las guerras terminen así, con una hija feliz apretándote fuerte en el medio del caos.

Hernán Casciari
jueves 28 de mayo, 2015


Nunca lleves a tu hija a un concierto pop

por Hernán Casciari

Me salvé de la colimba y de la guerra. Me salvé de ser vegetariano. Me salvé de muchas cosas horribles. Pero no pude esquivar la bala más dolorosa: llevar a mi hija a un concierto de Violetta. No le pude decir que no, porque en el fondo yo mismo le inculqué el consumo de cosas argentinas.

Entonces, cuando Violetta vino a Barcelona, la tuve que llevar. Es espantoso, porque cuando llegás tu hija se convierte en una masa de quince mil nenas iguales, que gritan todas al mismo tiempo.

Cuando los de seguridad amagan con abrir la puerta, ellas gritan. Cuando se escucha de fondo una prueba de sonido, gritan más fuerte. Cuando entramos por fin al estadio, aúllan todas juntas.

El olor del pochoclo dulce siempre me descompuso del estómago. Además no entro en mi butaca, estoy incómodo. Me pongo auriculares para escuchar la radio, pero es imposible. Saco un libro de mi mochila pero no puedo leer porque de repente, ¡chuf!, se apagan las luces. Y cuando se apagan las luces todas gritan más fuerte. ¡Quince mil nenas chillando como chanchas preñadas!

Gritan sin sentido, sin argumento, sin piedad. Y cuando pienso que nada puede ser peor que ese sonido agudo y horrible, salen al escenario doce adolescentes excitados y se ponen a cantar una canción espantosa. Veo, a la izquierda, a un papá que se desmaya sin hacer ruido. Nadie se da cuenta. Una docena de nenas le bailan encima y le pisan la cara y los pulmones.

Más atrás, otro papá se está bajando una botella de Criadores que trajo escondida; le tiembla el labio de arriba. Mi dolor de tímpanos es cada vez más intenso. Las canciones y las coreografías no se detienen, son como un tren de carga: una porquería atrás de la otra, todas llenas de un ritmo empalagoso y poco serio.

Para peor, cuando en el escenario aparece determinado muchachito, que se llama León y por lo visto es muy lindo de cara, las quince mil nenas gritan el triple de fuerte. ¡Qué ganas de meter a ese León en una jaula y tranquilizarlo a latigazos!

Intento taparme los oídos con las manos y siento los dedos húmedos. Entonces me miro las yemas y tengo sangre.

—¡Me están sangrando las orejas! —grito—. ¡Por favor, paren de cantar, hijos de puta!

Pero nadie me escucha, ni arriba del escenario ni abajo.

A mi izquierda, el papá de unas mellizas está tratando de suicidarse con el filo de una lata de Fanta, pero no lo consigue. Y más allá otro padre intenta escaparse solo del estadio. En el escenario empieza a sonar un rocanrról espantoso. Parece que es una canción muy esperada, porque las quince mil criaturas saltan de las butacas numeradas y se apretujan contra la baranda. Y bailan, y gritan y se funden en una especie de budín de nenas recalentadas.

De repente ningún padre encuentra a su hija, y entonces se suman al dolor de oído los propios gritos paternos:

—¡Jenifer!

—¡Aldana!

—¡Señorita Marianela!

Este último grito es de una niñera. Qué suerte que tienen los padres ricos, que mandan a sus hijas al concierto con la empleada.

Yo tampoco encuentro a Nina, pero no puedo gritar porque me empezaron a sangrar las encías. Si grito salpico a todo el mundo. Por suerte el concierto empieza a terminar. Me doy cuenta porque el volumen está cada vez más fuerte y porque me acaba de explotar el ojo derecho. Hizo ¡plop! y se oscureció medio recital.

Las quince mil nenas se mueven por todas partes con la misma soltura que las ratas en las calles de la Francia antigua. Y de lejos veo a Nina, a mi hija. Está arriba de un parlante de seis metros, bailando con un desenfreno que nunca en la puta vida le puso a la limpieza de su habitación.

Me guardo mi ojo derecho en el bolsillo, subo a mi hija a mis espaldas y empiezo a correr. No oigo nada, solamente siento un zumbido en el cerebro, igual que los soldados cuando les cae una granada cerca.

Sigo las flechas del suelo entre el humo y la barbarie y de repente salimos a la calle. ¡Ah, aire...! Hay ambulancias y paramédicos en la vereda, muchos padres heridos, otros deambulando sin rumbo; muchísimas nenas peladas de tanto arrancarse las mechas.

Yo empiezo a llorar de miedo, y entonces mi hija me abraza fuerte y me dice:

—Fue el día más feliz de mi vida, papá —eso me dice.

Y entonces me doy cuenta de que ir a un concierto pop infantil no es como ir a la guerra. Es peor que ir a la guerra. Pero ojalá todas las guerras terminen así, con una hija feliz apretándote fuerte en el medio del caos.

Hernán Casciari
jueves 28 de mayo, 2015


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


04/10/2015 a las 10:30
Artículo maravilloso, nos trae recuerdos
 Constanza Santa Ana
27/08/2015 a las 16:01
Está Buenísimo. Me encantó leerte, y me preparo para lo que viene... mi niña anda por esas etapas de la vida.
Me parece que, como en otras ocasiones, quizás me ayude recordarme a mi misma durante las distintas etapas de la adolescencia. Cuando fui mil personas, en algún recital. Pero nunca de Violeta... en fin, espero poder afrontarlo si me toca, seguramente me tocará porque, como decís, la satisfacción de verla feliz es, no me importa nada.

En Argentina, en México o donde sea que me decida a estar la sensación será la misma, no hay frontera para "las violetas", y a veces parece que son inevitables.
 elcopy
10/08/2015 a las 03:35
Hernán, soy un pelotudo de 45 años, emigrado de Argentina a México en el mismo año que te fuiste vos. Siempre consumiendo material argentino a lo lejos, escuchando a Dolina como poseído, leyendo cosas viejas... Apenas hace dos semanas conocí tu trabajo (esa es una de las razones de mi pelotudez) ¡Tantos años sin leer tus cosas ni tener un Orsai en mis manos!
Pero me estoy reivindicando y creo que ya leí un 50% de tus cuentos y escuché otro tanto de tus podcast. Sigo poniéndome al día, atrasadísimo, pero totalmente cautivado y feliz por las cosas que hacen en Orsai, pero sobre todo con el sabor, el color y el calor con el que escribís vos. Un abrazo desde Tijuana ;-)
 Majurx
20/07/2015 a las 19:13
Es cierto a mi me tocaron los conciertos de Ricky Martin y de Hannah Montana .
y me cuestione muy seriamente el suicidio y por primera vez pense que el karma no era un cuento . estuve sorda dos dias y en mi cabeza solo las canciones ,
Todo eso valio la pena, porque cada vez que escuchaba mi hija decir con orgullo: mi mama me llevo al concierto,
@ toynostalgia
12/07/2015 a las 13:13
La gente no se da cuenta que ser argentino en el exterior representa a veces aferrarse a las peores exportaciones de nuestro país, para que tus hijos tengan contacto con aquello tan abstracto que es el lugar donde uno se crió. Pero lo mío es peor. Me declaro reincidente. Sobreviví a los dos conciertos de Violetta en Barcelona. Era el único que podía acompañarla. Su mamá catalana ni siquiera se lo planteó.
El relato, con esa magia de siempre.
 punger
01/07/2015 a las 14:12
Pura adrenalina y ternura!
29/06/2015 a las 17:29
Excelente, lectura que nos convoca y un final hermoso. Qué buen padre tien tu nena.
Lrinal
29/06/2015 a las 08:45
Te quiero roña, siempre genial, divertido y lleno de amor.
Fernando
26/06/2015 a las 01:09
jajaj que pena por vos, o sos muy viejito o sos medio maricon jaja porque me queda el concepto que unas nenas fueron mas fuertes que vos... Interesante como armaste la historia, pero el punto de vista fue negativo, mejor lo hubieras contado como que luchaste, soportaste y saliste vivo.. lo unico positivo de tu mensaje es el final, el resto no me gusto muy debil tu actitud, estuve en la misma situacion, pero lo supere y no fue dificil y necesite mucha paciencia hasta que llego el final del recital ademas de otros tips para mentalmente abstraerme del recital y por nada perdi a mi hija, ademas de debil demostraste ser descuidado. Linda historia pero no me gusto.
 warmas
27/01/2016 a las 14:16
Escribe una mejor y pon el link Ok
 Gonzalito
31/08/2016 a las 22:43
jajaja...comprate un perro...
 Cachorro
25/06/2015 a las 18:28
Tengo una hija de dos y siento en un lugar muy lejano y profundo a la vez que dentro de algunos años también voy a pasar por una experiencia muy parecida a esta. No sé por qué, pero lo imagino, lo intuyo, lo siento, cada vez más fuerte.
te quiero gordo!!!
Tientame
23/06/2015 a las 19:54
Magníficos!
22/06/2015 a las 18:41
Conozco la experiencia!! no soy madre pero acompañe en la crianza de mi hermana a mi toco Xuxa y Alanis...
19/06/2015 a las 10:41
Tan bonito !
20/06/2015 a las 04:22
bonita la mercadería!
 Gonzalito
31/08/2016 a las 22:45
jajaja!
elias
19/06/2015 a las 04:09
Estaban buenas las jóvenes y hermosas nenas al menos?
18/06/2015 a las 01:27
Afortunadamente para mí tuve un hijo varón y a lo más que lo llevé, entre otras actividades divertidas, fue a jugar beisbol en la liga Maya, lo que además me gustaba. Ahora tiene casi 30 y ya vive con su pareja. Disfrute muchísimo el relato del sufrido padre, espero que aun tenga el ojo en su bolsillo, vale la pena conservarlo como reliquia de un ejemplar amor filial.
 Félix Gabriel Rolla Napal
16/06/2015 a las 03:34
"Yo soy Hernan Casciari" http://delfutbolvivimos.blogspot.com.ar/
16/06/2015 a las 02:31
me gusta pero me da pena. se está haciendo viejito.
 Carlos Facal
15/06/2015 a las 02:11
La profunda simpleza, tan difícil de alcanzar, que lindo loco, un abrazo.
vcarabas@hotmail.com
14/06/2015 a las 04:14
Hola,te escuche en perros,me emocione con tus cueNtos!!
 @pablogoldbarg
11/06/2015 a las 05:54
Los finales de tus cuentos son como puñetazos de Arlt. Ya no me importa como empiezan ni como siguen... sólo sé que cuando voy llegando al hombrecito negro con la bandera en alto tengo que pedir ayuda para que me cierren la boca después de clavarme el vaso con agua y la pastilla.
08/06/2015 a las 17:13
Te escuché el otro día en lo de Andy. Odio el programa de Andy pero lo puse porque me dijeron que estabas ahi. Me hizo mucha gracia imaginar las cosas que pasarían por tu mente siniestra y supuse que estabas haciendo un grandísimo esfuerzo por permanecer mentalmente estable en aquella mesa.

PD: Ayer me llegaron los 2 libros tuyos que me faltan leer. Los hijos de puta del correo ni tocan la puerta, ahora me tengo que ir hasta Retiro para leer las boludeces que escribís!.

Abrazo grande.
 Valeria
05/06/2015 a las 04:01
Me registré para decirte que desde el domingo en la Feria tengo el nudo en la garganta... Que HDP...Por eso elegí ese lugar del libro donde quería la dedicatoria.
 Valeria
05/06/2015 a las 04:34
Ahora me doy cuenta que era más fácil comentar desde Facebook, Saludos.
 Eva Lanfranchini
04/06/2015 a las 14:12
Impecable crónica bélica!!
He atravesado esos combates, gracias a Dios no perdí un ojo, pero las imágenes del caos al ritmo de un Pop de supermercado, son un registro imborrable de mi paso por el Valle de la Muerte.
Tal como decís, sólo sobreviví a causa de los abrazos de mi hija Milagros agradeciendo mi valentía...
03/06/2015 a las 14:55
Ni Una Menos.

Miércoles 03 de Junio. Argentina. Basta de Femicidios.

Sepan disculpar, pero me parece demasiado importante. Por eso se los comparto.
 brindis
03/06/2015 a las 00:17
La Nina mía (sí, qué grande, siempre me pregunta qué otras Ninas hay y no puedo salir de Hagen, Ricci y Pelozo que en realidad no se llama Nina), la mía quería ir a Violetta con dos t pero no conseguí entradas por internet. Por suerte.
Así que un día que fuimos a Bs As casi me convence de llevarla a donde graban o algo así. Pero decidí que teníamos otras cosas que hacer. Igual creo que no me odia.
ELPELADO
02/06/2015 a las 19:53
Un fiasco tu expo en La Plata. No por vos, sino por la organización. Cola interminable para entrar a la feria y ni hablar de la salita que te dieron para que charles. Me preguntaba ¿vale la pena tanto sacrificio para ver al gordo mercedino?
03/06/2015 a las 14:06
respuesta: si te interesa ver al gordo atras de las historias y palmearlo y cruzar tres monosílabos. SI. sin dudar. Siempre vale la pena ver a la persona atras de la obra y saludarlo.
 Valeria
05/06/2015 a las 04:05
Comparto que la sala era chica y también casi desisto cuando vi semejante cola para la entrada...pero podías entrar directamente al 1° piso por calle 50, además hay más fechas para poder disfrutarlo. Saludos.
elpelado
02/06/2015 a las 19:52
Gordo, en las librerías de Argentina está agotado Mas respeto... Mandá ejemplares de aya pa ca si es que en el primer mundo te anda la imprenta porque parece que los jodidos cabrones de acá se niegan a reimprimirla.
 Francisco Caro
02/06/2015 a las 15:18
Siempre fuí malo en fútbol y la mayoría de partidos que han pasado por mi vida, me ha tocado ser espectador. En el fondo, quien comparte mi suerte sabe que es duro. Tan duro como el juego del Pri.
El juego del Pri es, por lejos, el juego más difícil de ganar del mundo y voy a explicar por qué:
De 115 comentarios y muchos más views, sólo 1 es el ganador. Lo que me convierte nuevamente en un espectador triste, retrasado en el tiempo. Pero esta injusticia numérica no es el problema. El problema es que aquí hay jugadores enfermos. Son nenes coreanos con una playstation 4. Son treintañeros yankees, gamers del counter strike. ¿1 segundo y 5 milésimas en comentar "Pri"? Eso no es fanátismo ni codicia por un premio. No. Eso es enfermedad.

Hernán, hacé algo. Esto se te está yendo de las manos.
10/06/2015 a las 00:09
Acá el oriental que ganó el año pasado: no es porque sea coreano y metí más de un pri en el medio del laburo, como todo el mundo.

Tu bandera me dice que en cualquier momento me declaran rioplatense :)

¡Salud!
02/06/2015 a las 06:10
Escribí dos párrafos y los borré. Uno puede escribir cualquier cosa en su propia página sabiendo que morirá en el olvido, pero los comentarios de Orsai se escriben sabiendo que el gordo los va a leer. Y el gordo es mejor lector que escritor, así que da un poco de vergüenza.
Aunque, recordando al gordo lector, me arrepiento de haberlos borrado. Porque al fin y al cabo, si no me engaño, usted no me malquería, Casciari, y le hubiera gustado que le gustara algún comentario mío.
 diego
01/06/2015 a las 16:46
Mis hijas se bancaron 2 semanas de recorrida por el NOA. Ese viaje fue uno de los mas lindos que hice en argentina, pero para dos nenas de 4 y 8 años el Cerro de los Siete Colores es una montaña pedorra, la cuesta del obispo es un festival de la náusea y el vómito, y los tamales son comida de perro. Sin embargo la remaron sin chistar mientras con mi mujer intentábamos convencerlas que el bosque de cardones era algo fantástico o que 2 horas de caminatas entre las piedras para ver una cascada en Tilcara vale la pena. De modo que, nobleza obliga, si tengo que acompañarlas a ver algún invento prepúber del marketing, lo haré con el mismo aplomo que demostraron hace ya casi seis años. Creo que hay cosas mas terroríficas en la vida de un padre de mujeres que una sordera temporal y un cóctel epiléptico de luz.
 Burato
31/05/2015 a las 02:12
Che Hernán, ¿hay regreso después de una cosa así?, porque mi hija recién tiene 4 años y tengo miedo, sé que cada vez falta menos para enfrentarme a un acontecimiento como éste...hoy fue Violetta, ¿mañana qué será?????
El Zabeca de Banfield
30/05/2015 a las 20:25
Es la primera vez que comento en los muchos años que llevo leyendo tu blog. Por tal motivo no tengo la confianza suficiente como para dirigirme a vos como un amigo, como hacen los demas. Pero dejame decirte que si la tuviera, te diría: "Gordo ladrón. Estas subiendo notas viejas como nuevas"




De todas formas me hacen muy feliz tus relatos. Gracias
31/05/2015 a las 00:54
Perdón por poner textos míos en mi blog.
No se volverá a repetir. :)
01/06/2015 a las 23:36
Que se repita, qe ce lepita, ke ze repita, que ce repita!!! Sinodevajuquevaaacer?
30/05/2015 a las 07:12
brillante
mejor que Bonsai
mucho menos periodístico
salud!
30/05/2015 a las 04:56
Otra vez se borro el post :( y no tengo original...
 Demianchu
29/05/2015 a las 20:58
Lo mas triste (e increíble) es que Violetta se está forrando de guita a costa de esos padres que entienden que la entrada que pagan es una estafa para ver una cagada de show!! todo sea x la nena!! jejjee
cadaques
29/05/2015 a las 19:51
Muy buena descripcion. A mi tambien me toco ir con mis hijas y unas amigas de mis hijas y es tal cual lo contas...... Pero como decis, lo mejor cuando vez la sonrrisa y la alegria de tus hijas......
29/05/2015 a las 19:17
Me banqué a Shakira en la cancha de Polo, embarrada hasta el ombligo, bajo una lluvia torrencial..y aclaro: no me gustaba entonces no me gusta ahora! Pero tranquilo, Hernán, mi hija hoy, a sus 25, tiene un excelente gusto musical!
Dinorah
29/05/2015 a las 18:08
Què grande!

Acabás de describir mi experiencia de cuando tuve que llevar a mi hija a ver a los Jonas Brothers. Lo peor fue que además tuve que viajar a Buenos Aires para eso, o sea que además de todo, me quedaron sangrando los bolsillos!
 Elisa
29/05/2015 a las 17:19
Es lindo ejercicio leerte en voz alta ... porque te interrumpen las carcajadas!
29/05/2015 a las 15:43
Aprendí que es "pochoclo" jeje en México, palomitas, gracias por el relato, sin duda el tag queda ideal Vejez.
 Jhordan PLG
29/05/2015 a las 16:34
jajaja me pasó lo mismo, san google me ayudó con el tema, acá la llamamos "canchita" o si estás serio "cancha". Otra cosa que puse en el buscador fue Violetta, pero hasta ahora no me animo a darle enter.
 Emi
29/05/2015 a las 15:15
Me doy cuenta porque el volumen está cada vez más fuerte y porque me acaba de explotar el ojo derecho. Hizo ¡plop! y se oscureció medio recital.

Creo que me pillé un poco de la risa. Eso por leer antes de mear.
Ariana
29/05/2015 a las 12:20
Me encanto!!! Súper divertido y dinámico.
 angel perez
29/05/2015 a las 09:31
jajaja que Hijo de puta! me reí los 4:47 minutos que duro el audio JAJAJA me mata cuando dice - el ojo derecho me hizo Plop! jaja
turu
29/05/2015 a las 06:49
pensa chabon, q ella te aguanta todos los dias de su vida fumado y dándole bola a miles de boludos mediante un ordenador..y encima te quiere!
Tini
29/05/2015 a las 04:01
Para mí la humanidad va a morir de un apocalipsis de Violetta. No cambio de opinión.
29/05/2015 a las 03:36
Cuando lo leí con mi novia en Bonsai me reí igual de descontrolado que hoy... Gracias, gordo.
29/05/2015 a las 01:51
No solamente sobreviví a Violetta en el Gran Rex, sino que viajamos 600 km (300 de ida y 300 de vuelta) desde Rosario. Una verdadera locura. Estamos criando un monstruo.
 Santafesino
29/05/2015 a las 01:37
Gordo, sos un hijo de remil vagones de putas! Soy padre de mellizas, y tuve que llevarlas al recital de Violetta en Santa Fe!
juani peraltalorca
29/05/2015 a las 01:04
Diiooos

No la dejea ir no la dejes ir...porque te lo digo yo
(violeta)
29/05/2015 a las 01:03
👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼👏🏼 excelente señor!!! 🙌🏻🙌🏻🙌🏻🙌🏻
29/05/2015 a las 01:03
Para esto me maté comprando la Bonsai?
Contenidos exclusivos decía.....
falta que pongan la historia de la mugre o las aventuras del pirata bolas tristes....
de todas formas, esta buenisimo!!!
 Pedro Mourelle
29/05/2015 a las 01:34
Cuando la empecé a leer empecé a pensar "esto ya lo lei antes...". Y sip, claramente ya sabemos quien es el barbudo de la imprenta :P
 Alex Budín
29/05/2015 a las 00:49
¿Y el tour de despedida fue igual de agobiante?
29/05/2015 a las 00:48
Me ha gustado más esta versión. Casualmente esta mañana vendí varias Bonsai que me quedaban.
29/05/2015 a las 13:22
¿te quedó la 1?
 Jhordan PLG
29/05/2015 a las 16:24
Te hago la misma pregunta Ignacio.
19/06/2015 a las 13:40
Que los cumplas feliz! que los cumplas feliz! que los cumplas, preeeeguntaaaaa....
¡que los cumplas feliz!
biennnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn
Paola
29/05/2015 a las 00:10
Ay mi pobre padre tuvo que llevarme a un concierto en México de un muchachito argentino que aullaba en los 90... y sí fue uno de los días más felices de mi infancia... hasta pena me da escribir el nombre de mi ídolo juvenil. Después tuvo que llevar a mi otra hermana a ver al Justin Beiber... de veras que nomás por eso mi papá se reivindica un poco.
29/05/2015 a las 00:43
Apuesto por Pablito Ruiz.
08/06/2015 a las 13:29
Si terminator fuera de verdad, lo mandaríamos a exterminar al corito Sapito de oro , (Festilindo)
 Lara
29/05/2015 a las 00:07
Entre leerte a vos y escuchar los programas de Dolina me van a rajar del laburo de tanto que me cago de risa.
28/05/2015 a las 23:48
Paciencia, Violeta pasa pero María Elena Walsh se queda. Ya vas a ver.
 Dave
28/05/2015 a las 23:48
Ahora la Nina se te va a enojar porque volviste a escribir sobre ella, y para compensarla la vas a tener que llevar a ver one direction.
29/05/2015 a las 13:20
(se separaron Dave)
29/05/2015 a las 17:03
Ojalá, pero no se separaron, solo se fue Zayn y para peor, se hace solista y es un nuevo ídolo a seguir para ellas. A fin de año sale el nuevo disco de 1D (así lo escribimos los que sabemos de esto (?) ) y el nuevo de Zayn.

Fui a Velez con mi propia adolescente y sí, todo lo que escribe Hernán acá es tal cual. Nunca escuché en mi vida tanto grito y durante tanto tiempo. Impagable la felicidad de ella durante y después y hasta el día de hoy.
28/05/2015 a las 23:44
Tremenda situación!!! jajajajaj
Pero qué lindo ver a tu hijita con tanta pasión, no?
29/05/2015 a las 00:42
No es pasión. Es simpatía por un club.
 Fede
28/05/2015 a las 23:33
Excelente, gordo! Me cagué de risa
 patalo
28/05/2015 a las 23:27
Me Resisti al principio porque los blogs mucho no me atraen, pero vos flaco sacas lo mejor de las personas ,sonrisas ,recuerdos y todo lo necesario para Sentirnos bien
 Dave
28/05/2015 a las 23:40
Coincido en todo, pero lo de flaco está demás.
29/05/2015 a las 00:42
Saco lo mejor de las personas y me lo como.
 Zippo
28/05/2015 a las 23:22
Me re gustó Hernán, me sentí ahí, como adentro de la cabeza del relator. Hasta me puse nervioso queriendo que termine. Te agradezco mucho y suerte!
 gloriucha en la isla
28/05/2015 a las 23:18
Los odio. Con mi internet cubana nunca voy a estrenar Pri ni top ten!!!!!!!!! :'( Apenas se me pase la bronca me dispongo a leer el post.....ggggrrrrrrrrree
29/05/2015 a las 12:18
Hernán, te voy a pedir que bloqueees o elimines a Gloriucha de los comentarios, está mas que claro que acá los que comentamos somos todos feos y con caras tristes....... ella desentona totalmente....... y revisalo a zippo....... se rie mucho me parece........... :P
28/05/2015 a las 23:00
Hola Hernan! estas de vuelta, te extranaba.. Te cuento que Necesito con G de urgir, antes que se me salga el ojo, me sangren los oidos y termine la conversion a zombi que des un Seminario/Clase/Charla sobre escritura via online para todos los que nos quedamos con ganas del road movie ...piensalo: tu, yo, ellos, el teclado y solo un monitor entre nosotros... si?
28/05/2015 a las 23:09
Está complicado, pero si lo hacemos te aviso.
28/05/2015 a las 22:37
Y mi viejo que me llevaba a ver a Horacio Guarany!! El único peligro era que te cortes con el facón que tenían en la cintura los que estaban adelante..
29/05/2015 a las 13:26
Hubo varios heridos en un recital de don Horacio en San Nicolás cuando hizo el tema "Si se calla el cantor" y los de la peña "Horacio Querido" iniciaron un pogo, que según creo fue el primero y el único en la historia del folcklore.
Algún día me voy a extender en este tema.
kety Mangione
28/05/2015 a las 22:32
Yo soy abuela argentina, con nietos españoles, a los que como vos Hernan le hemos inyectado el gen Argento, asi que a mi nieta de 6 años, la lleve no una, dos veces a ver a Violeta, (vivimos en Mallorca) el año pasado en Barcelona y este año en Madrid, y sí sentí lo mismo, me explotaban los párpados y mi alma rockera se resistía, pero la carita de mi nieta y el momento en que con los ojos desorbitados me dijo YO QUIERO HACER ESO, y Gracias LABU la he pasado chachi piruli lo redimen todo, Eso sí este año iba más tranquila porque sabia que ya era el último sacrificio humano!!!GRAND HERNAN...hoy recibí el libro...MUY RICA LA TORTA!!!
28/05/2015 a las 23:08
Te lo dediqué con un "muy rica la torta" por mandato, pero en realidad nunca probé tus postres. Beso!
 Vincenzo Delre
28/05/2015 a las 22:24
Voy a ser critico y voy a decir que le falta la chispa que caracteriza el 99% de tus post. Me pareció un cuento plano. Resaca del clásico? Un abrazo
28/05/2015 a las 23:08
Gracias Vicenzo, bienvenido. La próxima intento uno en 3D.
 Vincenzo Delre
29/05/2015 a las 01:35
Como puedes ver, espero el próximo post con las gafas puestas
 Martin Fernández
28/05/2015 a las 23:18
Coincido en la sensación. Es, como dice la canción, pisar sin el suelo.
Por otra parte, hay una escena muy parecida hasta en la descripción, en la parte final del libro Mr Mercedes de Stephen King.
Abrazo
29/05/2015 a las 00:44
Concha de la lora, me descubriste; lo saqué de ahí. :(
 Martin Fernández
29/05/2015 a las 06:10
Hernán, no creo que lo hayas sacado de ahí, no era eso lo que quería sugerir, sino más bien en como hay escenas que los buenos escritores (vos, stephen), y hasta las personas del común, como quien dice, pueden/podemos describir casi de manera idéntica. Si no leíste ese libro de King, te lo sugiero para ver de lo que hablo.
Abrazo
@Jessica Merino
28/05/2015 a las 22:23
¡Qué loco!
Jessica Merino
28/05/2015 a las 22:23
¡Buena!
28/05/2015 a las 22:22
¡Lo máximo!
 Jorge Vega
28/05/2015 a las 22:22
Qué interesante y divertido, en mi caso tengo un hijo varón de 12 años, he pasado por cosas semejantes, te entiendo.
Saludos Hernán!
Freddy_xa
28/05/2015 a las 22:19
Gracias Hernan, todas tus publicaciones son Geniales, a todos nos sacan una sonrisa,

Saludos a la Tía Lola
 Johanna Aguirre
28/05/2015 a las 22:12
Morí con la frase "¡Quince mil nenas chillando como chanchas preñadas!" muy bueno jajaja
 Chechu Andiarena Lattes
28/05/2015 a las 21:57
Diciembre y enero me los pasé en Colombia, viviendo la experiencia de estar en otro país latinoamericano. Con los adultos hablábamos de política y economía; con los niños de Messi, River y Boca; y las nenas me preguntaban "¿La conocés a Violetta?", virus mundial, maldito Disney.
adriana
28/05/2015 a las 21:53
Genial como siempre. Que suerte que ya soy abuela, y ese padecimiento lo transita mi hija, la misma que me proporciono varias torturas semejantes.
 Jhordan PLG
28/05/2015 a las 21:51
Lo había leído en la Bonsai pero igual me maté de la risa, ojalá la revista regrese con fuerza. Mi hijo aun me reclama la # 1, si alguien me la quiere regalar, prestar, o ya pues, vender, que teclee por favor.

En el círculo más cercano de mi familia, la mayoría somos hombres, por lo que lo más parecido que me pudo pasar fue cuando un tío muy hincha del Cristal me llevó (junto a mi hermano) a ver a mi Alianza por primera vez. Su recuperación luego de la excursión le duró algunas semanas a puro tranquilizantes.
28/05/2015 a las 21:43
Teo tiene 6, igual si me lo llevo a vivir al Aconcagua, arriba del todo, hasta los 22..
 Vichenzo Fracono
28/05/2015 a las 21:40
pri

jajaja
  ElTeta
28/05/2015 a las 21:38
.
28/05/2015 a las 23:05
Muy lindo avatar.
 Carlos Facal
15/06/2015 a las 02:18
En toda mi vida nunca me reí tanto en la cama como cuando leí tu novela "Mas respeto que soy tu madre" que lindo che. Ser Argentino es un bardo No?
 Shered
28/05/2015 a las 21:33
Quiero ver a la Nina... me muero de solo imaginarla bailando arriba del parlante. Mi recuerdo la mantiene en el Lola con apenas 5 o 6 años. Estamos grandes, gordo!
 dani22v
28/05/2015 a las 21:27
el mejor final!!
 Ariel Lombardi
28/05/2015 a las 20:36
Hijo de puta, nunca había leído algo que me hiciera cagar tanto de risa y en cada frase, y eso que ya lo había leído en Bonsai.
 Toribio Tomé
28/05/2015 a las 20:23
Te amo profundamente, que manera de escribir por Dios! Saludos.
28/05/2015 a las 19:48
Pensar que yo a esas edad le pedí a mi viejo que me acompañe al teatro a ver La rubia Mireya, un radioteatro que hacían en la radio de Río 4 y que salieron de recorrida por los pueblos... :D
28/05/2015 a las 19:44
Es una crónica que sirve perfectamente para justificar el no tener hijos :D
28/05/2015 a las 21:21
Josepzin, pensé lo mismooo!!! Pero al que dios no le da hijos, el diablo le da sobrinas fans de Tan Biónica. Ojo. :/
28/05/2015 a las 23:06
Algo muy malo habrás hecho en alguna otra dimensión paraleta :D
29/05/2015 a las 01:11
Y sí. O algo MUY bueno me espera como recompensa. :)
 Lau
28/05/2015 a las 19:38
Excelente el final
28/05/2015 a las 19:33
lleve a mi sobrina y a mi hijo a ver a Bandana, no tuve el valor de quedarme....
Cruce a comer pizza y los dejo "disfrutando" , Hermoso
28/05/2015 a las 19:31
MAGIA!!! descanse soldado Casciari, hasta la próxima batalla. En los dulces 16 llega el pogo con DIVIDIDOS
28/05/2015 a las 19:25
Me pasó con mi Hermanita en "Patito Feo" por el año 2008 o 2009, claro que entonces yo era joven, esbelto, lleno de vida...

Me repuse de todo aquello en menos de una semana.

Bah, me dicen que fue casi una semana la que pasé en coma.

Gracias, don Casciari.
28/05/2015 a las 19:22
Pinche Gordo un día vas hacer que me "mie" en los calzones
 Lau
28/05/2015 a las 19:22
¡Por favor, paren de cantar, hijo de puta! "hijos de puta"
28/05/2015 a las 19:42
Corregido!
28/05/2015 a las 19:21
¡Por favor, paren de cantar, hijo de puta! necesita un plural en los hijos ¡Por favor, paren de cantar, hijos de puta! ¿no?
28/05/2015 a las 19:42
Sí señora. Corregido.
  F F
28/05/2015 a las 22:13
"!por favor, paren de cantar, hijas de puta!" también le falta un femenino, salvo que los padres sean los que cantan... vos vé...
28/05/2015 a las 19:20
te vas a la mierda, Casciari. excelente. igual recordá que todo vuelve:
en 2004, mi viejo me acompañó a ver a Mambrú (banda cuyo nombre, a colación del texto tuyo, fue elegido por su asociación con la guerra) y en 2011 a ver a Mike Patton (cantante de Faith No More) tocando con la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires. ojalá tu suerte sea parecida.
un abrazo,
Lula.
nico
28/05/2015 a las 19:19
te quiero gordo
28/05/2015 a las 19:18
Ser padres hoy
28/05/2015 a las 19:16
Top 10
28/05/2015 a las 19:14
Yo tambien
28/05/2015 a las 19:15
Necesito fibra optica ya mismo.
28/05/2015 a las 19:17
Yo no quería pero si es lo que tengo que ponerme para ganar, lo hago.
28/05/2015 a las 19:38
A Casciari lo untan las de yastel.
28/05/2015 a las 19:56
Uy! La dejé picando...
28/05/2015 a las 20:02
No pienso decir nada.
28/05/2015 a las 19:13
Quinto
28/05/2015 a las 19:14
Debí poner top five.
28/05/2015 a las 19:19
"Y cuando se Apagan las luces"
"Y entonces me doy cuenta DE que"
"apretándote fuerte en el medio deL caos"

¿Por qué tengo dejá vu al leerlo?

Salud
28/05/2015 a las 19:35
Bonsai.
O fuiste un padre sacrificado y hasta hoy no te habian reivindicado. A mi me tocó Tokio Hotel. Todavia sueño.
28/05/2015 a las 19:44
Exacto. Una versión con menos groserías fue publicada en Bonsai.
28/05/2015 a las 19:43
Todas corregidas, Santiago. Gracias!
28/05/2015 a las 19:12
tercero
 Mica
28/05/2015 a las 19:12
PRI
 Lau
28/05/2015 a las 19:11
pri
28/05/2015 a las 19:44
Tardaste, literalmente, 1 segundo 5 décimas. Mis respetos.
 Lau
28/05/2015 a las 19:57
gracias! hace mucho que no embocaba un pri
 gonza
28/05/2015 a las 23:50
ustedes se drogan, no?
 Lau
29/05/2015 a las 05:09
¿Quién te dijo?
El Fede
29/05/2015 a las 14:52
Ella no tiene la aplicación de casciari "público" un post, consiguió la de casciari esta "escribiendo" un nuevo post. ( esa viene con el pri por defecto en el comentario)