Orsai blog post

Sociedad
martes 18 de diciembre, 2007

Orsai post

Sociedad
martes 18 de diciembre, 2007

El argentino y la guita

No es casual que el chiste de salón más extendido sobre los argentinos tenga connotaciones económicas. Comprar a un argentino por lo que vale y venderlo —más tarde— por lo que cree valer, no es sólo un buen negocio. Ni es únicamente un chascarrillo. También nos presenta de cuerpo entero a un matrimonio desavenido pero inseparable: el argentino y su señora esposa, la guita. El argentino y la guita (así llama él a la moneda en la intimidad) son, como todo el mundo sabe, una pareja que se odia a muerte.

Cuando ella se va de casa, casi siempre por malos tratos, él se da cuenta de cuánto la quería. Y si un buen día la ingrata regresa, mansa, devaluada, con el perdón en la boca, el argentino pierde por ella todo tipo de interés.

Otras veces la que maltrata y golpea es la señora esposa, y el argentino entonces agacha la cabeza y se deja pegar como un esposo pusilánime y enamorado. Cuando él por fin hace la denuncia, el Estado la encierra. A ella, a la guita. Y él ya no la ve nunca más. Esta segunda opción de violencia doméstica se denomina el corralito.

Si en el mundo no existiese la guita, el argentino no tendría de qué quejarse. Y ya se sabe que un argentino que no se queja es una especie de uruguayo. Pero nunca hay que confundir las quejas de un argentino con su obsesión por la guita. La diferencia es sutil: un argentino que se queja cuando no consigue dinero para vivir, se llama la clase media. Y uno que se obsesiona cuando no consigue vivir del dinero, se llama la oposición.

Es mentira que los temas predilectos del argentino sean el fútbol y el psicoanálisis. Sólo se mueve por la guita. El argentino concurre al fútbol dos tardes al año: la primera para tirarle monedas al árbitro; la segunda para ver si las puede recuperar. Y ve al psicólogo ocho veces en toda su vida. En las primeras cinco habla sobre su infancia pobre. Y las otras tres el psicólogo tiene que ir a la casa del argentino a ver si puede cobrar.

En la jerga coloquial de la Argentina, cobrar significa dos cosas: recibir una paga estipulada, y también recibir un castigo corporal. En la infancia, la Madre le dice al niño argentino "¡vas a cobrar!" para que éste espabile y realice determinada tarea. En la madurez, la Empresa le dice al empleado argentino "vas a cobrar" para que éste se esfuerce y produzca. Ninguna de las dos amenazas se cumple jamás. Al primer caso se le llama pedagogía inversa; al segundo, suspensión de pagos por iliquidez.

Cuando un argentino se queda sin el empleo de toda la vida y sin la guita de sus amores, entonces decide emigrar. Si ha perdido todos sus ahorros en dólares, emigra a Miami. Si ha perdido todos sus ahorros en euros, escoge Barcelona.

Una vez instalado en un país estable, el argentino consigue un trabajo estable y comienza a recibir una paga mensual estable. Entonces respira con alivio. Deja de sentirse acorralado por el dinero. Aprende a cobrar siempre del uno al cinco. Descubre que está capacitado para pagar sus deudas a término. Paladea la extraña sensación del ahorro. Diversifica su ocio. En suma: deja de quejarse y se establece. Una vez que se siente cómodo, recién entonces, descubre con asombro que no soporta la estabilidad.

Lo peor que le puede ocurrir a un argentino es tener el dinero suficiente. Prefiere mil veces poseer demasiado para obsesionarse con él, o tener muy poco para quejarse a gusto. El argentino odia no poder quejarse por culpa de la guita, y aborrece no poder obsesionarse con la guita. Necesita mantener viva y ardiendo su relación con ese amor eterno, con esa novia infiel, con esa esposa maltratada que es su economía personal.

Por eso, cuando vive algunos años en Miami, o en Barcelona, el argentino comienza a sentir un extraño aburrimiento. No al principio, claro, porque al principio la vida del inmigrante es siempre incierta y rocambolesca. El tedio comienza con la estabilidad y la raigambre.

Después de la crisis de 2001 llegó a España una gran camada de argentinos en la búsqueda de una felicidad que les había sido arrebatada. Pero ya hace un tiempo que ese goteo de inmigrantes ha cesado. Ya no llegan argentinos nuevos. Y no sólo eso. Según datos oficiales del Consulado, ya son muchos los argentinos expatriados que están volviendo a Buenos Aires.

¿El argentino vuelve a casa porque en el extranjero le han ido mal las cosas? No señor. El argentino regresa a la patria porque no soporta que su relación con la guita se estanque en el pantano de la serenidad conyugal.

¿El argentino vuelve a casa porque sospecha que ahora las cosas están mejor allí? Tampoco, señor. El argentino sabe que en su tierra las crisis son cíclicas: primero hambre, después atracón, más tarde diarrea y de nuevo hambre. Así ha sido y será siempre. ¿Por qué vuelve, entonces, cuando todo parece estar mejor? El argentino vuelve porque no se quiere perder la próxima crisis económica. Quiere estar allí cuando la debacle llegue otra vez, para poder quejarse.

El argentino y la guita son amantes desquiciados que adoran insultarse en público, ventilar sus infidelidades y tirarse la cubertería por la cabeza. Ese es el espectáculo que mejor saben interpretar. Pero puertas adentro son inseparables como hermanos huérfanos y no pueden vivir el uno sin el otro. La moneda argentina se llama peso por pura casualidad. Debería llamarse pimpinela.

Hernán Casciari
martes 18 de diciembre, 2007


El argentino y la guita

por Hernán Casciari

No es casual que el chiste de salón más extendido sobre los argentinos tenga connotaciones económicas. Comprar a un argentino por lo que vale y venderlo —más tarde— por lo que cree valer, no es sólo un buen negocio. Ni es únicamente un chascarrillo. También nos presenta de cuerpo entero a un matrimonio desavenido pero inseparable: el argentino y su señora esposa, la guita. El argentino y la guita (así llama él a la moneda en la intimidad) son, como todo el mundo sabe, una pareja que se odia a muerte.

Cuando ella se va de casa, casi siempre por malos tratos, él se da cuenta de cuánto la quería. Y si un buen día la ingrata regresa, mansa, devaluada, con el perdón en la boca, el argentino pierde por ella todo tipo de interés.

Otras veces la que maltrata y golpea es la señora esposa, y el argentino entonces agacha la cabeza y se deja pegar como un esposo pusilánime y enamorado. Cuando él por fin hace la denuncia, el Estado la encierra. A ella, a la guita. Y él ya no la ve nunca más. Esta segunda opción de violencia doméstica se denomina el corralito.

Si en el mundo no existiese la guita, el argentino no tendría de qué quejarse. Y ya se sabe que un argentino que no se queja es una especie de uruguayo. Pero nunca hay que confundir las quejas de un argentino con su obsesión por la guita. La diferencia es sutil: un argentino que se queja cuando no consigue dinero para vivir, se llama la clase media. Y uno que se obsesiona cuando no consigue vivir del dinero, se llama la oposición.

Es mentira que los temas predilectos del argentino sean el fútbol y el psicoanálisis. Sólo se mueve por la guita. El argentino concurre al fútbol dos tardes al año: la primera para tirarle monedas al árbitro; la segunda para ver si las puede recuperar. Y ve al psicólogo ocho veces en toda su vida. En las primeras cinco habla sobre su infancia pobre. Y las otras tres el psicólogo tiene que ir a la casa del argentino a ver si puede cobrar.

En la jerga coloquial de la Argentina, cobrar significa dos cosas: recibir una paga estipulada, y también recibir un castigo corporal. En la infancia, la Madre le dice al niño argentino "¡vas a cobrar!" para que éste espabile y realice determinada tarea. En la madurez, la Empresa le dice al empleado argentino "vas a cobrar" para que éste se esfuerce y produzca. Ninguna de las dos amenazas se cumple jamás. Al primer caso se le llama pedagogía inversa; al segundo, suspensión de pagos por iliquidez.

Cuando un argentino se queda sin el empleo de toda la vida y sin la guita de sus amores, entonces decide emigrar. Si ha perdido todos sus ahorros en dólares, emigra a Miami. Si ha perdido todos sus ahorros en euros, escoge Barcelona.

Una vez instalado en un país estable, el argentino consigue un trabajo estable y comienza a recibir una paga mensual estable. Entonces respira con alivio. Deja de sentirse acorralado por el dinero. Aprende a cobrar siempre del uno al cinco. Descubre que está capacitado para pagar sus deudas a término. Paladea la extraña sensación del ahorro. Diversifica su ocio. En suma: deja de quejarse y se establece. Una vez que se siente cómodo, recién entonces, descubre con asombro que no soporta la estabilidad.

Lo peor que le puede ocurrir a un argentino es tener el dinero suficiente. Prefiere mil veces poseer demasiado para obsesionarse con él, o tener muy poco para quejarse a gusto. El argentino odia no poder quejarse por culpa de la guita, y aborrece no poder obsesionarse con la guita. Necesita mantener viva y ardiendo su relación con ese amor eterno, con esa novia infiel, con esa esposa maltratada que es su economía personal.

Por eso, cuando vive algunos años en Miami, o en Barcelona, el argentino comienza a sentir un extraño aburrimiento. No al principio, claro, porque al principio la vida del inmigrante es siempre incierta y rocambolesca. El tedio comienza con la estabilidad y la raigambre.

Después de la crisis de 2001 llegó a España una gran camada de argentinos en la búsqueda de una felicidad que les había sido arrebatada. Pero ya hace un tiempo que ese goteo de inmigrantes ha cesado. Ya no llegan argentinos nuevos. Y no sólo eso. Según datos oficiales del Consulado, ya son muchos los argentinos expatriados que están volviendo a Buenos Aires.

¿El argentino vuelve a casa porque en el extranjero le han ido mal las cosas? No señor. El argentino regresa a la patria porque no soporta que su relación con la guita se estanque en el pantano de la serenidad conyugal.

¿El argentino vuelve a casa porque sospecha que ahora las cosas están mejor allí? Tampoco, señor. El argentino sabe que en su tierra las crisis son cíclicas: primero hambre, después atracón, más tarde diarrea y de nuevo hambre. Así ha sido y será siempre. ¿Por qué vuelve, entonces, cuando todo parece estar mejor? El argentino vuelve porque no se quiere perder la próxima crisis económica. Quiere estar allí cuando la debacle llegue otra vez, para poder quejarse.

El argentino y la guita son amantes desquiciados que adoran insultarse en público, ventilar sus infidelidades y tirarse la cubertería por la cabeza. Ese es el espectáculo que mejor saben interpretar. Pero puertas adentro son inseparables como hermanos huérfanos y no pueden vivir el uno sin el otro. La moneda argentina se llama peso por pura casualidad. Debería llamarse pimpinela.

Hernán Casciari
martes 18 de diciembre, 2007


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


 Sofia
02/07/2016 a las 07:20
Debería llamarse pimpinela, genial!
Muy loco como nos identificamos todos a través de este cuento, el argentino victima de la historia, de un país con crisis cíclicas. Creo que hay cierta responsabilidad de todos en los gobiernos que elegimos o el apoyo civil que hubo a diferentes dictaduras.
Sebastian
07/08/2015 a las 08:59
"Y ya se sabe que un argentino que no se queja es una especie de uruguayo." genio!!
Quijote
10/01/2008 a las 13:59
¡Yabrán está vivo, como siempre lo supimos...!
(#152)

Me gustó su comentario, aunque peque por no haber entendido (o no querer entender) la sutileza y la mofa del autor.

Indudablemente tiene claras bastantes cosas, y me recordaba al "Como nace un paradigma" (hábitos y costumbres) que circula por la red.

Nuestra capacidad de adaptación nos permite sobrevivir a cualquier desastre, excepto la falta del mate, el asadito y... ¡otro argentino/a!

Un abrazo a todos.
Nicolás B.
09/01/2008 a las 22:39
Me parece que tiene razon en muchas cosas, y lo digo por experiencia. Viví en Barcelona, Suecia, de vuelta a Barcelona, Córdoba en Argentina (de donde soy) de vuelta a Barcelona y ahora vivo en Praga... y saben que les digo? que me muero de ganas de estar en Córdoba.. y para que? seguramente para pegarme la vuelta....
Mariaumm
09/01/2008 a las 19:42
Coincido casi en su totalidad con Diego (*31).
Suena en un 80% a la realidad del Argentino emigrado.

De todas maneras, me permito agregar que a éste texto le haría falta hablar un poco sobre la terrible pobreza y miseria que vive la mayoría de los Argentinos, sobre todo aquéllos que no habitan la "Gran Ciudad" y se encuentran olvidados en la provincias del Norte.
Y me suena un poco despectivo el comentario de un Argentino que ha tenido la posibilidad de estabilizarse económicamente, riéndose de ello y olvidándose de toda esta gente que anteriormente menciono, que ni por las tapas podría siquiera pensar en emigrar para lograr una vida mejor. Y cuando digo esto, no hablo de lujos, ahorros y cobrar del uno al cinco. Hablo simplemente de poder comer y enviar a sus hijos a la escuela con abrigo, zapatillas y un libro abajo el brazo.
He Dicho.
Un abrazo.

Maria

Neuquén (Argentina).
Pirenaico
08/01/2008 a las 08:38
Yo no entiendo esa especie de fobia de ciertos argentinos a la estabilidad económica y social. Da un poco de miedo. Yo, entre Luxemburgo y su aburrimiento, y Somalia y su entretenimiento, me quedo con Luxemburgo de largo.
Exequiel
08/01/2008 a las 06:05
Ya lo cantaban Gardel y Tita Merello...

"Piantá de aquí, no vuelvas en tu vida.

ya me tenés bien requeteamurada.

No puedo más pasarla sin comida,

ni oírte así, decir tanta pavada?



¿No te das cuenta que sos un engrupido?

¿Te creés que al mundo lo vas a arreglar vos?

Si aquí ni Dios rescata lo perdido?

¿Qué querés vos? ¡Hacé el favor!



Lo que hace falta es empacar mucha moneda,

vender el alma, rifar el corazón;

tirar la poca decencia que te queda,

plata, plata, plata? y plata otra vez?



Así es posible que morfés todos los días,

tengas amigos, casa, nombre? ¡lo que quieras vos!

¡El verdadero amor se ahogó en la sopa,

la panza es reina, y el dinero Dios!


¿Pero no ves gilito embanderado

que la razón la tiene el de más guita?

¿Qué la honradez la venden al contado,

y a la moral la dan por moneditas?



¿Que no hay ninguna verdad que se resista

frente a dos pesos moneda nacional?

Vos resultás haciendo el moralista

un disfrazao? sin carnaval?



¡Tirate al río! No embromés con tu conciencia,

sos un secante que no hacés ni reír?

¡Dame puchero, guardate la decencia,

plata, plata y plata? yo quiero vivir!



¿Qué culpa tengo si has piyao la vida en serio,

pasás de otario, morfás aire, y no tenés colchón?

¿Qué vachaché? Hoy ya murió el criterio?

¡Vale Jesús lo mismo que el ladrón!"
Yabran
07/01/2008 a las 23:47
Me parece poco serio... y muy falto de datos y coherencia. De veras, no estoy ofendido, soy argentino y se de nuestro idilio pero... ¿donde en el mundo capitalista son distintos los intereses? Que nosotros tengamos esa preocupacion es meramente infundada por la inestabilidad economica y la corrupcion del estado, uno pro causa del otro. Sometidos una y otra vez a estas situaciones es que llegamos a este estado, pero no se confundan ni se dejen engañar, el argentino no vuelve ni por su idilio ni por su arrogancia, menos aun por extrañar esta inestabilidad. Vuelve porque es americanamente latino. Y eso es algo que nunca van a entender, las querencias, los amores y las pasiones, aca se viven distinto. Y quien se va lo nota rapidamente, la frialdad de otros paises nos hace realmente extranjeros, pues con el entrenamiento de "arreglarnos" con cualquier cosa y el desapego nacionalista, podriamos permacener por siempre en otro lugar. Y aun asi no lo hacemos. Nuestra gracia es nuestra maldicion, volvemos porque extrañamos. Quien tiene suficiente como para tener diversidad en ocio deberia observar mas profundamente y no mofarse de otras culturas. Pero quedo bien demostrado, desde 1492 principalmente, que quien busca fronteras no necesariamente es inteligente ni busca progresar. Hoy este articulo solo me hace pensar en esa fecha, no existiamos en ese entonces, solo nos preparabamos para mezclarnos con los nuevos llegados. Hoy estamos donde estamos, y nuestro pensamiento ha cambiado, nuestras costumbres desaparecido o amalgamado con otras. Pero pienso, ¿que actitud ha cambiado del viejo mundo? ¿O sigue viva la idea de desembarcar y masacrar? Uno de los dos mundos ha evolucionado, el otro no. Sea esta evolucion un proceso con altibajos, mas bajos que altos o no, por lo menos ha ido cambiando, adaptando. Y piensen ahora bien esto: todo lo malo que tenemos, lo hemos heredado, lo poco que puedo rescatar como bueno, es cuando escarbo en nuestras raices. España es, como la gran mayoria, un pais magnifico, con gente estupenda pero tenemos culturas distintas y muchas veces lo raro es tomado por malo. ¿O como piensan que estarian bajo nuestro regimen? Respetar las costumbres y observar con bondad los malos momentos ajenos es muestra de sabiduria. Y para cerrar con algo muy ñoño que me ha quedado en la mente, "solo un sith piensa en absolutos". Mantengan la mente abierta, no conspiren, contemplen, va a ser la unica manera en que el hombre se comunique y, eventualmente, deje de pelearse y dañarse.
Ricardo Sergio
06/01/2008 a las 19:36
Las felicitaciones,
Blog son textos maravillosos, buenos, el actual tiempo.

Felicitaciones,
Ricardo Sergio
Faça la diferencia!
http:/facaadiferenca.blogspot.com
pal
05/01/2008 a las 18:34
Cuando dejamos de tener el problema básico del billetín, se nos vienen encima los otros problemones... y si los del primer mundo ya hacen el ridículo preocupándose por cosas como: "pero si yo estudié una cosa, cómo voy a trabajar de cualquier otra?" ... nosotros cuando arribamos al primer mundo y su estabilidad, no solo entramos a tener la misma actitud ridícula, sino que además sabemos que esto no es lo importante... pero nos sentimos infelices y sabemos que la culpa es nuestra!!! de ahí la famosa inocencia de los de acá al norte... la única solución es volverse a casa y a los problemas que realmente lo son: no tengo un peso! cómo c pago colegio, cómo mantengo a los viejos que ya están idem y les robaron hace rato la pensión... etcetcetc... etcetc...
Ahora, lo que dice Gaby a lo mejor también... eso si yo soy chilena, pero es la misma cuestión nomás.
gaby
05/01/2008 a las 03:59
No se ..me parece q los argentinos..(NO TODOS)...NO tenemos esa relacion con la mosca,pasta,guita,viyuya...claro que nos gusta como a todo el mundo..no nos engañemos...pero creo que si fuera de esa forma ¿para q mongo queremos volver a argentina..si justamente alla nos sacan hasta los pantalones...aqui en españa al menos podemos tenerla....mantenerla..disfrutarla..gozarla y depositarla en bancos... y tener un futuro mas promisorio(ALGUNOS NO TODOS )
...es una contradiccion querido Hernan....creo q somos mas aferrados a nuestra propia idiocincracia de querer vivir en nuestro lugar...extrañamos el masoquismo..eso si..pero mas a nuestros afectos...a tomarnos unos mates con amigos..al asadito del domingo...a la familia a los cumpleaños..a las navidades en familia..a los shoping abiertos un domingo.....a los kioscos de golosinas y puchos...bue..una lista interminable de cosas maravillosas...pero nos olvidamos de las cosas malas..esto es como cuando alguien muere: lo endiosamos y hablamos barbaro de muerto.......esto es igual..desde afuera amamos argentina y fantaseamos con volver..... y cuando vvimos alla no vemos la hora de rajarnos .. seremos asi de contradictorios? asi de tangueros?asi de masocas y melancos?...pues siii..lo somos....
Bue..no si fui clara...ES soy argentina viste...
Me gusta tu blog....y tus lectores..
besito desde ALICANTE-ESPAÑA-
GABY.L
marne
04/01/2008 a las 22:37
Muy bueno Hernán!
Cuántas cosas nos pasa a los argentino con el dinero.
Sin embargo , a mi modo de ver, en Argentina -¡cuántas cosas se pueden hacer sin plata!. En Europa-nada.

Un abrazo desde Palma
Molt d'anys!
Lisandro
03/01/2008 a las 01:56
Ja, muy bueno. Yo vivo hace un anio en Europa y me pasó algo similar. Se extranian (además de las enies) los problemas de guita. Uno vive incómodo, entre relajado y preocupado pensando: ya se viene una jodida, esto no es más que la paz que precede la gran tormenta. Algo así como los soldados que vuelven de una guerra y siguen a la defensiva un buen tiempo esperando al enemigo en cada esquina.

Feliz anio nuevo
Luis Quijote
02/01/2008 a las 19:57
Estimado Hernán

Con Argentinos como vos, España, no dice alpiste.
¡Gana, al tenerte entre sus huestes!.
Gana en calidez y en capacidad de pensar y aprender de su hijo dilecto.
En "Justificar los márgenes", demostrás que sos un maniático. ¡Mi enhorabuena!.
Te leo con placer porque, además de reconocer tus vivencias, de saber lo que es "un perro de sulky" y demás, ponés los signos de puntuación donde corresponde; y esto NO ES habitual.

En un "emilio" (¿así llaman al correo-e en España?) que hice contra el piercing desmesurado, obtuve como respuesta:

" mi en verdad no se ke sea tu trauma comtra las personas ke solo kieren ser ellos mismos y las imagenes ke utilisaste son de una comunidad la cual esta formada por personas ke de dican su visda a modificarse el cuerpo" (sic).
¡¡¡Me dolían los ojos al tratar de descifrar!!!

Leer tus textos solo es comparable a escuchar a Serrat-Tarres, después de soportar la cumbia de Los Pibes Chorros.

Un fuerte abrazo (sin beso) de:
Luis Quijote
Provincia de Buenos Aires
República Argentina
Nadia
02/01/2008 a las 11:39
¡¡¡ La madre que te parió !!!!

Y yo que esperaba vieras a tu papá antes de morir!!!

Muy bueno, un abrazo.

:))

Rafa²
01/01/2008 a las 12:54
Bien che, muy bien. Pero... yo intenté venderme por lo que digo que valgo y nada, nadie me dió un mango... Así que la base de tu artículo no es cierta, lo siento...
seburu
29/12/2007 a las 03:58
gracias pal.
Un besote y feliz 2008 para vos, para vos Hernán y para todos.
holden
28/12/2007 a las 18:05
interesante esto de que en cualquier parte del mundo
nos leemos nosotros, argentinos de 30 y pico, a nosotros mismos
y a otros chicos de otros paises pero que coparten nuestras dudas sobre esto
que llaman vida.

hernan, interesante esta especie de fraternidad internetera que logras, porque el que te lee, desea escribir inmediatamente.

desde bs as, calurosa y loca.
un abrazo.
Brujita
28/12/2007 a las 16:08
Hernán, como siempre excelente artículo!! Pero además de ese comentario, quería decirte que desde el año pasado me he convertido en lectora voraz de orsai gracias a una amiga argentina que también vive en Barcelona. Y entre los artículos encontré el de M'hijo el doctor....en el que hablas de tu justificada aversión a los abogados. Ahora bien, tengo una duda existencial ya que me he recibido de eso! Además soy bailarina y una frustrada escritora....son atenuantes para que siga leyendo orsai? o debo retirarme?
Lula.
DEG
28/12/2007 a las 14:11
Inclusive, a tal punto llega el romance con la guita, que tengo la extraña teoría de que las relaciones amorosas se rigen por los avatares económico del país.

Nací con el rodrigazo. Me crié con la hiperinflación. Me casé con la convertibilidad. Me divorcié con el corralito.

Mi vida sentimental es como la economía argentina :P
Ragdiel
28/12/2007 a las 05:17
Parece que el asunto de la guita ya se arregló con los maletinazos llenos de dólares llegados de Cubazuela. Llegaron tantos que hasta parecían basura, según definición del dúo KK, de suerte que los líos conyugales de la guita ahora son contra el Imperio, la CIA, el FBI, por querer embasurar las relaciones crematísticas del negocio.

En fin, ¿quienes pecan más?, los que pecan por la paga o los que pagan por pecar, en esta nueva versión tanguera de la democracia.
Eugenia
28/12/2007 a las 05:17
Genial como siempre, viste que un uruguayo recela siempre de un argentino... pero me caes bien!
virgynqn
28/12/2007 a las 03:12
Linda analogia, pero no creo que todos vuelvan por aburrimiento, cuando hay dinero en el bolsillo es dificil aburrirse
pal
27/12/2007 a las 13:22
déjame decirte Hernán, que estás poniéndote demasiado consecuente... eso también es muy primermundista oye... saludos al Seburu...
chori
26/12/2007 a las 16:18
EL COLUMNISTA: MARCELO BIRMAJER
Contra la blogalización
(revista Ñ)

¿Lo leiste?, en esta nota, Birmajer, escritor, define como interesante al "Diario de una mujer gorda", y te rescata después de darle con un caño a los blog.
Un abrazo, feliz año.
pal
26/12/2007 a las 14:58
Hernán, esto es válido para los primeros años en la estabilidad... yo todavía me asombro de la energía y vitalidad que traémos del tercer mundo, nada nos parece imposible en los primeros tres años... luego la capacidad que alcanzamos de tener otros problemas, existenciales, te frena y te mata... o vuelves a casa para preocuparte de lo que vale la pena, de lo substancial, según aprendimos: sobrevivir!!! (dinheiro, dinheiro....) porque te sientes ridículo de empezar a buscar un trabajo que "te guste", o que te permita "desarrollarte" o quien sabe que mariconada primermundista que a uno se le terminó pegando... y eso que estás en España, que desde el norte no se ve de lo más estable... o sea podría ser peor.
Yo por mi parte tuve el shock de mi vida al descubrir que no, que ya no puedo, que nunca más podré volver a vivir con la inestabilidad y sus consecuencias... fue durísimo... criada para luchar y mira donde fuí a terminar!
Un beso, y ya lo sabes, pronto estarás acostumbrado y será demasiado tarde... empezarás a sufrir por otras cosas... y ya no hay punto de retorno.
paula
26/12/2007 a las 12:25
Como andas viejo!...te deseo a vos y tu familia unas felices fiestas chamigo!...
Siempre te estoy leyendo...sos un grande che.
Un gran abrazo!
Comandante40
26/12/2007 a las 00:19
#130 La Bersuit canta en el tema Convalescencia en Valencia, "Quedarse es tan triste como irse, el que tiene una certeza, solo sabe equivocarse". El peor castigo que te otorgaban los romanos era el destierro, no la carcel. Yo no juzgo ni al que se queda ni al que se va, es una cuestión de balanza personal. Pero que los españoles y los italianos no se fueron es una falacia. Sino de donde salieron tantos españoles e italianos en argentina. Y los españoles que emigraron a Francia y a Suiza. Y los italianos que emigraron a Usa. Y la cantidad de españoles, en la actualidad, sobretodo los relacionados con la salud que se van a a trabajar a Inglaterra.
Hernan, ya saltaste al periódico y ahora quien te para.
Los argentinos somos derechos y humanos, el que apuesta al dolar pierde, los abrazos sobre mi corazón. Feliz año desde la Luna de Valencia.
Luciano Doti
25/12/2007 a las 21:14
Bueno, pero hay argentinos que son talentosos de verdad. Aunque es cierto que seria bueno que muchos de nuestros compatriotas que se llenan la boca dandose aires de superioridad, lo demostraran con hechos.
Alicia
25/12/2007 a las 19:47
Yo JAMAS me iría a vivir una cultura diferente , y mucho menos por guita .

Te aclaro que puedo y pude irme , pero tengo raíces , tal vez les cause risa eso a algunos , pero un español , aunque la pase muy mal o un tano ,no se van de su patria ni si los echan , como ya han hecho ...
Muy linda barcelona , estuve el año pasado , no tengo guita o sea fue un regalo de uno que sí quiso irse por eso , pero ni a palo ! Acá están mis olores , mis ancestros , mi todo ...Y si hay gente mas preocupada por la guita propia y sobre todo la ajena , esos son los italianos ( de Italia ) , los que viven acá , ya se argentinizaron , la mayoría Y los españoles , no sé , simpáticos , buena gente , pero nosotros somos argentinos ! Hace dos días volví a ver la peli : "Made in Argentina" y sabes sigo pensando como hace mas de 20 años cuando la ví , JAMAS ME IRIA ! Muy buen texto como todos Hernan , capo !
MARIÁN
25/12/2007 a las 19:30
COJONUDO
RusaRoja
24/12/2007 a las 19:22
Muchas felicidades.
Feliz 2008 Hernan !
Mini-d
24/12/2007 a las 15:51
Ayer estuve en un shopping, cerraba a las 4am. Esto solo ocurre en Argentina.
Joaquin
24/12/2007 a las 13:49
jajajajaj sensacional, me muero de risa.


El uruguayo también se queja por la guita (aunque no tanto), pero siguiendo tu razonamiento tiene una relación poligámica con otras cosas que le sirven para quejarse.

Por ejemplo: Del clima, de la delincuencia, de lo que pasan en la tele, de los partidos de futbol, y no sé.... desde mi punto de vista uruguayo nos veo a nosotros como personas que están todo el dia con mate y termo en mano, alpargatas y levantando el dedo para quejarse con algun conocido o el tipo del almacén.

Ah y por supuesto los perros del orto que dejan cagadas por todo Montevideo, tenes que andar a los saltos como rengo en tiroteo.

saludos!
 @elpayaman
24/12/2007 a las 05:07
hola mi nombre es pablo di carlo de bahia blanca, argentina
te invito a visitar el blog que creé para juntar fondos para la operacion de mi novia de una manera original.
si despues de leerlo te interesa... te agradecería que pongas el banner en tu blog. muchas gracias de corazon.
Leticia
24/12/2007 a las 00:08
¡Espectacular el blog, siempre me recuerda lo parecidos que somos los Uruguayos y los Argentinos!
Siempre ando en busca de buenos blogs en la red, y encontré varios, dos que los ponen en comentarios anteriores y éste que está hace poco tiempo pero es bueno.
Bueno saludos y muchas felicidades!
waltertome
23/12/2007 a las 21:06
El argentino sabe que en su tierra las crisis son cíclicas: primero hambre, después atracón, más tarde diarrea y de nuevo hambre.

Ningún economista hubiese podido describir mejor la economía argentina. Excelente!!!
Vivo en Cancun, donde gozo la estabilidad y hace rato me olvidé de esa relación enfermiza con la guita. Pero uno nunca sabe, los argentinos somos masoquistas. Jeje
Saludos
El serrucho
23/12/2007 a las 20:06
Que cosas tiene la vida no. El "peso" es el unico peso que nunca te queres sacar de encima.


PD: Los invito a blog, donde critico mucho a Hernan: elserruchot.blogspot.com

MUCHAS FELICIDADES !!!
fabiolo
23/12/2007 a las 19:19
"...un argentino que no se queja es una especie de uruguayo..." ¡Impresionante Hernán, sos lo más grande después de Gardel y Maradona!
Sofia
23/12/2007 a las 15:55
Me gusto mucho, pero lo de los uruguayos no es cierto....Inlcuso pense que los uruguayos nos quejabamos más que los argentinos. Bueno como sea, yo descrubri hace tiempo que amo quejarme de todo, desde lo economico hasta el estado del tiempo.

Salú
Realismo Sucio
23/12/2007 a las 12:07
Jajaja, buen texto. Estoy empezando a tener una sana envidia a los argentinos, y tú tienes la culpa.
Cereza (cherry)
22/12/2007 a las 23:23
Pasaba a dejar un saludo por las fiestas!!! rosarina, seguramente tenemos los mismos gustos porque sino me tendria que pensar como una Norman Bates en versión femenina!
Ya Orsai se me comio como 5 mensajes, a ver si este pasa. Dicen que es para chekear que no sea spam, y no lo es, pero parece que nadie chekea!
En fin, les dejo cariños y los mejores deseos para estas fiestas a todos los lectores de Orsai y por supuesto a Don Hernán Casciari, el alma matter de la blogosfera!
Rosarina, a ver cuando nos tomamos un cafecito... o una cerveza... o lo que de!

Besitos a todos!
silvia ele
22/12/2007 a las 07:47
Yo no sé si estarás de acuerdo conmigo, Hernán, pero el aburrimiento es el principal enemigo del hombre.

Cuando se termina la angustia de la subsistencia o el miedo a la persecución, cuando hemos logrado el amor de la persona amada, y hemos terminado de criar a los hijos, o cuando la hipoteca está saldada, estamos más cerca de la muerte.

Parece que ya no hay por qué vivir. Tal vez porque nos hemos hechos adictos a la adrenalina que se genera en estados de tensión para conseguir objetivos que nos parecen urgentes.

No creo que la estabilidad sea la que achanche. Es la falta de proyectos, de creatividad, de iniciativas, de capacidad de disfrutar, lo que produce ese síndrome compuesto de aburrimiento, desinterés, adormecimiento de la voluntad de mejorar.

¿Por qué, una vez resuelto lo inmediato, lo material, lo urgente, no empezamos a dedicarnos a los importante, lo estimulante?
A visitar los sitios que soñamos hace años, a escribir los libros que nos prometimos, a proyectar las grandes empresas que nunca antes nos atrevimos a encarar?

Enrique Pichon Riviere decía algo así como que "mi muerte está tan lejos como grande es mi proyecto".

Porque el aburrido es como el que está muerto. Y el que está vivo es el que puede construir el futuro que lo aleja de la muerte.


keko
22/12/2007 a las 03:35
No se en que estornudo he caido en tu blog. No te conozco, pero debes ser conocido. Estoy entusiasmado con tus escritos, que ágiles, que cálidos, que evocadores. Estoy disfrutando de su lectura. Te mando un fuerte abrazo de agradecimiento desde Madrid, España.
Humortales
22/12/2007 a las 02:04
un tiro descaradamente contundente. Un espejo. saludos. entre las varias ironías de humor me quedo con la de que un argentino que no se quea es un tipo de uruguayo.
Doug
21/12/2007 a las 21:55
El argentino y todo el mundo, debo decir.


Saludos,
fede o
21/12/2007 a las 20:12
"sudo como una esponja"?

las influencias ya empiezan a notarse. es que en casa de herrero no entran moscas.
seburu
21/12/2007 a las 19:03
no, Crimson. Estoy disfrutando a Casciari como el primer día.
Beso
Crimson
21/12/2007 a las 13:16
Advertido: me tentás a decirte algo sobre los ibéricos instalados aquí y su influencia sobre nosotros, los argentinos, pero evitaré los estereotipos (me encantan las pretericiones).
P.D.: se te rompió el espejo. Cambio y fuera.
Advertido
21/12/2007 a las 11:28
Me produce sudores fríos el temor a que los argentinos instalados en España nos contagien algo de su estupidez. Y leyendo este blog y el de Bestiaria sudo como una esponja.
Crimson
21/12/2007 a las 10:44
Espero que eso no sea una queja, Seburu. Si lo fuera, alguien podría dudar de tu uruguayidad.
En lo personal, después de leer el post y a esta altura de los comentarios, ya dudo de mi argentinidad.
"el que sigue"
21/12/2007 a las 10:30
Muy buen texto. Muy entretenido. Es una metralleta de pequeñas reflexiones. Yo opino que la mayoría de "errores" que hacemos en esta vida son para combatir el aburrimiento.
seburu
21/12/2007 a las 04:16
al principio parecía un guión para Landriscina
LuKas
21/12/2007 a las 03:42
El argentino ha aprendido en 200 años que solo los que tienen guita pueden andar con el garrote poniendo orden.

El garrote, por supuesto, es lo que mantiene al país unido. Es la argentinidad peronista, liberal, unitaria, conservadora o radical.

Por carácter transitivo podríamos hablar de sindicatos, industriales, curas, militares, pero no, hablemos de guita....
clavijo
20/12/2007 a las 23:11
Lo que me llega a preocupar es que todo es cierto y Argentina es de los paises mejor ubicados economicamente en Sudamerica.

Imaginenos a los Colombianos, estamos hechos una mierda con eso de la guita.
Nacho
20/12/2007 a las 22:36
No hay peor argentino que al opinar dice que todos los argentinos son iguales. Un analizis demasiado simple y fácil para definir a los argentinos y la guita.
letut
20/12/2007 a las 21:33
Genial, me conquisto esa esposa la guita, yo gastando pesos colombianos, y vuelta al pago, repatriado con birra de litro "esperando el milagro".
Te felicito y gracias por tal deleite
Paco Invernoz
20/12/2007 a las 21:21
Es que el titular subliminal es Argentina perdiste. Seba me hizo recordal al doctor Florencio Escardó.
Arañas Galponeras
20/12/2007 a las 21:19
Yo tengo unas ganas que me llegue el aburrimiento de la estabilidad que no te imaginás... ¡Pero la vida se empeña en divertirme! ¡La guita es cosa seria!
Seba
20/12/2007 a las 19:23
Muy bueno Hernan!
pero vos leíste a Piolín de Macramé, no? este post entraría de cabeza en su libro Oh! que es muy bueno.
Ya está, recomendado...
Saludos desde Dresden
sandro
20/12/2007 a las 17:50
Tiene toda la razón casciari, no hay nada que nos guste más que un tango y un mango....

Y a Tatiana y Nacho Merlo, porque no aprovechan y quedan para salir?

salud y buenos alimentos
luhram
20/12/2007 a las 11:09
Ya me di cuenta ahora que estuve en Baires, los argentinos despotrican contra todo y sin mayor impudicia, sobre todo por la plata, no es como los peruanos que decimos las cosas a media voz sin alzarla demasiado, creo que esa característica porteña es a la larga una buena cosa, como dicen por aquí, guagua que no llora no mama.

Saludos a tod@s.
wi
20/12/2007 a las 11:07
No entiendo muy bien Hernan, eso de España perdiste. No, no hace falta una explicación, la cuestión es que si ha "jugado" a algo. España es un crisol de pueblos y caracteres muy distintos, y la grandeza que les ha aglutinado (además del liderazgo de Castilla), es que no habia competición, sino colaboración, objetivos comunes. El nacionalismo en España, crea la modalidad de la competición, por lo que se pierde la fuerza de la colaboración, que es lo que permite tener má y mejores victorias.
Yo digo que quien viene a competir con el cartel de argentino o de paleto en la frente, lo lleva clarinete.
¿Qué es Argentina?, la colaboración de españoles e italianos, fundamentalmente, no? Supongo que hay bastante mezcla entre unos y otros, y entre los propios oriundos. ¿Compiten entre si los descendientes de unos y otros? Pero el nacionalismo Argentino no tiene peligro, pues no se lo toma en serio, sólo en futbol, y se dice mucho del pais, que es un gran pais. Es un nacionalismo hernaniano, de guasa, por que es un pais muy joven. En 1850 no habia más 3 millones de personas (?), y cada uno de un sitio, pero no se por qué me da, que en cualquier momento os sale un nacionalismo serio, duro y competidor, bruto, tipo Malvinas.
Eduardo Grinovero
20/12/2007 a las 05:16
Descubrí con vos que me siento orgulloso de ser Mercedino!!!
Un abrazo grande y te leo siempre, además de haber hecho que se agote tu libro "DIARIO... " en la librería de nuestra ciudad, ya que se lo regalé a cuanta persona quiero (además de haberle prestado el mío a Gabriela Florella, pero solamente a ella.)
rosarina
20/12/2007 a las 03:46
... por eso me volví... esto de vivir en una montaña rusa permanente es lo que me mantiene viiiiiivaaaaaaaaa!!!

cherry!! qué bueno vos por acá, m'hija!! nos andamos siguiendo??

besos,
Konectada
20/12/2007 a las 00:01
Pimpinela! cuanto hace que no oia de ese duo. Ahora decide, anda cuenta habla dime.....

Te cuento que en mi patria pensabamos que los argentinos eran raros... al fin y al cabo eran el pais de pimpinela en el cual dos hermanos se decian se tiraban y peleaban constantemente ( normal) por razones no simepre establecida ( no normal). La augeza de la voz de la dama en pimpinela es casi tan profunda como la de tu articulo. me gusto mucho.
Oye habria mucha migracion austriaca a argentina luego de la segunda guerra mundial? por que eso puede explicar las quejas....
Konecada desde Austria
Mariana
19/12/2007 a las 23:41
Coincido con #66 Pali:

Me hubiera gustado tu texto Hernán, si lo hubieras redactado con un abarcador "nosotros", los argentinos. Es obvio que no todos somos iguales en todos los aspectos, pero cuando escribís sobre una generalización, entonces sería mejor incluirte también a vos en tu propia generalización. Así, como lo escribiste, me suena a quienes son argentinos sólo en los mundiales, o cuando premian a algún argentino radicado en el exterior.
Nosotros, los argentinos, de una de las cosas que más adolecemos, es justamente de no hacernos cargo de mirarnos en el espejo siempre, y hablar más de "nosotros", y menos de "ellos" con dedito acusador (léase por ellos a: el estado, el pueblo, esta manga de chorros, esos acomodados de siempre, la clase alta, la clase media, los pobres... siempre son "ellos" y muy pocas veces "nosotros").
Me extraña que te hayas puesto en primera persona en el caso del pibe en el subte que vió como le pegaban a una latina, y en este caso te hayan puesto tan distante.
Un saludo.
Mariana.
yo
19/12/2007 a las 20:56
88. Contrera.

Ya que estamos en este espacio te recomiendo que leas:

"De mogólicos, gallegos y demás gentilicios" de Hernán Casciari.

Martin
19/12/2007 a las 20:41
Cuando vuelve Mirta?
Buenisimo el post y buenisimas todas las quejas sobre España que haces en otros post. Yo vivi 4 años en el Pais Vasco, ahora vivo en Inglaterra y aca no hay problemas de guita y tampoco me quejo. Ah, aca tambien rellenan el chocolate duro con chocolate blando!!!

Sos un capo!
Rockero Hi Fi
19/12/2007 a las 20:25
Excelente.
Cherry (cereza)
19/12/2007 a las 19:20
UPS! Casi me olvido! Aguante Argentina!!! Con tanta poesía me olvidé de decir que somos lo que somos, lo que podemos, lo que queremos. Argentina y sus costumbres, sus inestabilidades, sus bellezas entrañables, sus paisajes, el mate, el chanta, el verso, el asado, la torta frita, la nona... la pasta del domingo y la fatiga del lunes. Su Isidoro Cañones, Inodoro Pereyra, Mafalda y Gaturro, Mi novia y Yo, Cuentos de Almejas, la vecina con ruleros, todo... todo... todo es Argentina. Es la sangre de mis venas, ella soy yo y yo soy ella. Y la guita... yo qué sé... capaz que también.
Besos a los argentos que están y que no están, a los españoles nativos y por opción, a los hermanos latinos y a todo ser sensible que se detenga en estas páginas que se hacen llamar Orsai.
contrera
19/12/2007 a las 19:12
#89 yo
Por ahi tengas razón, puede que sea un acomplejado de la vida. Sentirse superior a una raza, sentirte más racional, sentirte más "civilizado" más top, más racional, más inteligente, en cierta forma, desde el punto de vista de uno mismo (real es lo que crees real) te haga superior. Sisii, tenes razón, soy un acomplejado porque no puedo sentirme superior a nadie.

Pobre de mi : (
Cherry (cereza)
19/12/2007 a las 19:04
¿Para qué podemos querer estabilidad cuando tenemos el más maravilloso estado de incertidumbre? ¿Cuando nuestras ansias masoquistas se ven colmadas por la inmediatéz de la realidad? ¿Cuando la adrenalina es la droga que estimula nuestros sentidos? ¿Cuando al fin, el argentino, encuentra su quimera nacional?

JA! Y sí... "que no panda el cúnico" después de todo "la gente sigue diciendo que tu y yo estamos locos".
yo
19/12/2007 a las 18:49
85. Contrera.

Cuanto complejo
contrera
19/12/2007 a las 18:37
Para Mayra #84
Hacenos un favor amor, volvete de nuevo!!!! "indio cincracia argentina" por favor, que tienen que ver los indios??? ya se que vos debes ser blanquita y no pobretona (la mayoría no puede volverse, porque ni siquiera puede irse).
Como me engrana este tipo de gente elitista que se cree superior.... Pero te digo una cosa, seguro que con indio te referias a los pueblos aborigenes, gente que ama y lucha por su tierra (más alla de la buena o mala posición económica, preocupación materialista que podes tener vos nena, que por ahi no te alcance ni para ir a la peluqueria a hacerte los claritos), te aseguro que sus preocupaciones son más dignas que las tuyas, y es más, seguro que que que mmmm que te quedo re mal el vestidito que te pusiste hoy y el pelo lo tenes horrible y las uñas todas rotas....

volvete linda, hacenos el favor
Mayra
19/12/2007 a las 17:11
Como siempre excelente el texto! soy de las que se volvió por extrañar la "indio cincracia argentina".
alguienconalas
19/12/2007 a las 15:58
Javier:

Imagino que hay mas argentinos nuevos en BCN por alguna de las siguientes razones:
1- El clima es mejor que el de Madrid.
2- BCN tiene playa.
3- Madrid (en algún sentido) se parece a Bs As.
4- La mayoria son jóvenes diseñadores, arquitectos, fotógrafos, músicos, etc... y como BCN tiene una movida cultural interesante...



Nacho
19/12/2007 a las 15:25
Lamentablemente hay otras clases sociales en este país cuya relación con la guita no es ni remotamente tan satisfactoria.
19/12/2007 a las 14:42
 olo mosquera
18/12/2007 a las 21:13
#60: Es verdad, yo también pensé en ese párrafo mientras publicaba el texto. Cuando el blog cumpla cuatro años ya no podré decir lo mismo.
Elena
18/12/2007 a las 20:38
- #60, Por favor me podrías explicar qué entendés por párrafo?
- #52: Disiento, acá el estilo es decadente sin estridencias, baja las expectativas al compás de los resabidos: "es lo que hay", "lo tomas o lo dejas" y el rematado "hay que joderse".
Los emigrantes argentinos pobres somos nietos de emigrantes.
Los inminentes empobrecidos españoles son nietos de los que se quedaron y aguantaron sin chistar, sin inventar, sin decir ni mú y sin comer.
Acá van a aguantan el precio de la vivienda, el gasoil y el pan por las nubes pero no se les despeina la raya.
Hernán Nadal
18/12/2007 a las 20:32
Excelente reflexión sobre lo que somos y lo que siempre quisimos ser.

No es tan fidedigna pero es un cago de risa.

;)
18/12/2007 a las 20:26
Es curioso, porque iba a decir lo mismo que el #60. Justo esta mañana he leído el texto que escribiste cuando Orsai cumplió 3 años, y me ha gustado mucho. Una de las cosas que decías era esa: que nunca publicabas nada antes en papel que en Orsai. Parece que hoy es la excepción que confirma la regla.

Me gusta mucho leerte. Te descubrí hace poco y estoy dosificándome tus escritos a 2 ó 3 diarios para que me duren, pero el de hoy no me ha parecido bueno. No sé, creo que repites mucho la misma idea, que resulta un poco cansino. O igual es porque no soy argentina y no consigo identificarme con lo que quieres decir.

De todos modos gracias por estar ahí.
escu
18/12/2007 a las 20:15


"... En Orsai nunca se ha publicado un párrafo que haya aparecido antes en otro sitio, ni físico ni virtual."
Tres años - Post del Martes 27 de Febrero, 2007

ya nunca me veras como me vieras ....
Maravilloso Desgarro
18/12/2007 a las 19:10
¿Qué has sabido de la relación del venezolano con la plata?
A nosotros, la plata nos pone en cuatro o nos ponemos en cuatro por la plata, no sé, a veces una cosa es primero que la otra.

Lindo texto para fechas festivas en las que se supone que le paguen a uno algo llamado Utilidades, lo digo todo incrédula porque a mi las utilidades me las van a pagar en cuatro... en cuatro partes hasta marzo.

¿A que es inspirador?

¿Lo de conseguir estabilidad marital con la plata en el exterior funciona para otros gentilicios o es pura ficción de todas formas?

;)
Yimmi
18/12/2007 a las 19:10
A pesar de que vi reflejado al venezolano común en varios pedazos del texto, aún me parece demasiado argentino. Hubo partes que no entendí bien.
Sin embargo, no me pares pues solo soy un pendejo al que le acaban de partir en 4 las utilidades (así le llaman al bono navideño aquí en Venezuela) y mis navidades serán la cuarta parte de lo que hubiesen podido ser.
...leí por ahí a vuelo de pájaro que tu blog es bueno para promocionar otrso blogs, y en efecto, las visitas de España y Argentina han crecido en mi blog últimamente.
Espero que no me quieras cobrar comisión por eso.
Gracias...

Yo
Rudalo
18/12/2007 a las 19:09
Yo nunca me llevé bien con la guita, ni siquiera acá en Gringolandia!!! ¿Pagar las deudas a tiempo? ¿Qué es eso? Yo, Argento...
Animal
18/12/2007 a las 18:43
Creo, como alguien más comentaba, que lo que uno más extraña estando fuera es el caos. Y algunos también extrañamos la sensación de poder hacer algo por "cambiar el mundo"... todo está por mejorarse acá mientras que en el tedio primermundista... ¿para qué gente y mierderos propios va uno a hacer las cosas? Por eso también decidí regresar. Además en mi tierra la gente más que quejarse encuentra la manera de gozársela. Acá nos la pasamos celebrando haya dinero o no lo haya.
Mascota
18/12/2007 a las 18:33
Paso cada tanto y me pongo al día. De verdad me gusta tu estilo y es un placer leerte. Lo que escribiste sobre el libro de los 25 años me gustó. No sé si realmente era un texto viejo, o lo escribiste hace poco, pero tenia ese gusto de las cosas frescas, como escribías antes.
Pero el último tiempo leerte es como pasar a saludarte por el trabajo.
Un abrazo.
La Mascota
XS
18/12/2007 a las 18:25
El texto me encantó, pero me encanta siempre así que para qué insistirlo. Sin embargo, le apunto a alguien que posteó por allá arriba que España también nos peleamos a los argentinos... no saben lo que es escuchar un "sos relinda" cuando una tiene orejas españolas... ayssssss
 rulos
18/12/2007 a las 18:04
Hernán,

Hacía montón de tiempo que no me "colgaba" a leer tranquilamente el blog, me di una paseadita por cosas que no había leído, por cosas que ya leí varias veces, por esta última entrada...hasta por la del aniversario (que no la había visto, probablemente porque en esas fechas estaba festejando el mío también!!!)
Un placer leerte, como siempre...

FELICES FIESTAS!!! Y ARRIBA EL 2008.

JAIMOTO
18/12/2007 a las 17:47
Alucino, de verdad....

¿Que los catalanes tenemos cada vez más "guita"?

Serán unos pocos, por que yo me veo negro para llegar a fin de més, y gano lo que se dice un dineral comparado con mis compañeros y gente de mi edad.

A ver como mierda pagas una hipoteca de 2000 euros, con un sueldo de 950...

Y no es que te metas sabiendo que vas a pagar 2000. Es que cuando te metiste, pagabas solo 900, pero los bancos se han empeñado en subir y subir los intereses. Eso si, te refinancian las veces que haga falta... para que pagues más y más y más.

Un apartamentito de 50-60 metros cuadrados, vale la friolera de 300.000 ?, a pagar en cómodos plazos de 2000? al més durante 40 o 50 años....

Vivimos genial, sin duda... siempre que seas de los que vende, no de los que compra... O que puedas atracar a diario a padres y familiares a base de platos de garbanzos.

No me jodais, que todos somos hispanos y funcionamos casi igual y los que pueden se aprovechan a fondo, igualito que en Argentina, Uruguai, Brasil (perdón), Cuba... o Barcelona.

Lo empezaremos a pasar muy mal en muy poquito tiempo. Quedaros por aquí, que disfrutareis como en casa!!

Jaimoto.
 Pánfilo Morón
18/12/2007 a las 17:45
Esta sí es un aguafuerte de las buenas, che. Sublime.
Saludos afectuosos.
HuMoR
18/12/2007 a las 17:43
Grande Hernán...
¿Por 20 peso, cerramos trato?
Muy bueno, yo por suerte aún no conocí a mi guita ideal :)

Felices fiestas.

Aioz.-
David
18/12/2007 a las 17:31
#49 siii
mediterr­ánea
18/12/2007 a las 17:18
Entiendo esa "relación" tempestuosa con el dinero cuando no se tiene, la preocupación de no saber si se va a poder comer el dia siguiente trae angustia que se traduce por la queja. En el otro extremo si que están los que se vuelven locos por tener cada vez más y más... Describes el ser argentino como un obsesionado extremista en cuanto al dinero, ya sé, las caricaturas...
Pero bueno, a lo que voy, ¿porque la serenidad de no comerse la cabeza por una bajeza como el dinero debe rimar con el aburrimiento?
 Jole
18/12/2007 a las 17:16
Lindo!
yo
18/12/2007 a las 17:12
el ppio me pareció un poco tirado de los pelos, pero el texto en general muy bueno como siempre.
Gabriela
18/12/2007 a las 17:06
Y las argentinas, qué? No acuerdo con que todos, asi como asi, consigamos un trabajo de esos de cobrar del 1 al 5, de hecho , no tuve la suerte de conocer gente con esa suerte! sino, más bien, profesores fee-lance, artistas, músicos, psi. etc etc que nos buscamos la vida bien, 8después de muchos años de surfear la ola) pero de estabilidad, ninguna. Además, por mi lado, lo que más extraño son las fiestas, y nos las navideñas que son un plomo, precisamente, sino las fiestas donde bailábamos en lugar de comer y hablar, como suele pasar acá. No conozco gente que le vaya bien con la guita y se vuelva para pelearse con ella! Más bien, si, gente que le fue mal , o sino, otros que no soportan la distancia o estar lejos de los afectos. El cuento me encantó, así nos ven los brasileros y tienen razón cuando nos acusan de quejicas y melancos, pero un argentino que le vaya bien en barcelona, con el tema del catalán y todo, y cobrando un buen sueldo que le permita pagar alquiler y vivir más o menos bien, trabajo estable y que se vuelva....??? Donde está el boludo ese...? no me lo termino de creer....(no será que se escapa de alguna mina en realidad....???)
Daniel Lara F.
18/12/2007 a las 17:00
A mi lo que llama la atención, al menos en Venezuela, es que tenemos un complejo de conquistadores. Despues de 500 años, cuando las cosas se ponen duras, cualquiera dice "si esto sigue así, me voy..." como si acabaran de bajarse de la carabela.
Lo del argentino y el dinero es interesante...quizás por eso es en la Argentina donde estallan escándalos de maletas llenas de dólares. Ups...
malena
18/12/2007 a las 16:47
Creo que eso es lo que nos hace tan interesantes y tan útiles y nos consigue buenos puestos de trabajo, y nos vuelve muchas imprescindibles estemos adonde estemos, esa capacidad para pilotear en las tormentas que nos dan las crisis. Somos sobrevivientes. Sabemos como vivir con poca plata pareciendo que tenemos mucha.Nos las ingeniamos para vivir buscando todo tipos de ocupaciones y las mesas de café estan llenas de proyectos, ideas, formas de hacer plata que en su mayoría nunca se cumplen. Unos amigos argentinos acá en Alemania montaron una empresa para hacer vidrieras de farmacias y no sabés que bien que les va. Un alemán, por ejemplo, jamás hubiera montado una empresa para eso, porque no figura en los ítems de su listado inconsciente de "empresas". A eso, así como al tema de importar castillos inflables a Mallorca, o empezar de albañiles y terminar instalando equipos solares para veleros, sólo lo hace un argentino. Y si querés saber porque tanta gente se vuelve a la Argentina, o sueña con volverse, es fácil... mirá el show de Peter Capusotto.. Uno no puede vivir mucho tiempo en una tierra adonde nadie entienda ese humor.
Besos
Armando
18/12/2007 a las 16:44
Ché!!!, como siempre te faltaron los argen-mex!!!!, hasta donde sé, México es también un destino de emigración de los argentinos en gran escala (ahora padezco a un jefe argentino). Y los que vienen acá tienen la particularidad de regresar menos "ashá", quizá justo porque acá pueden tener dosis "no-mortales" (iba a decir "pequeñas", después "menores", pero ningún adjetivo quedaba) de esa droga cíclica que describes en tu post. Y nos llenaron de meseras flacas la Condesa y de modelos olorosos los castings. Ya me tocará elaborar en el tema o, mejor, que te documentes y tú elabores!
Manu
18/12/2007 a las 16:34
Yo hace poco pase un temporadita en Australia con posibilidades a quedarme mas tiempo, y me di cuenta que el primer mundo me pone nervioso. Mas alla de la guita y los problemas no se si los que nos criamos en estos quilombos tercermundistas estamos geneticamente adaptados para el orden de los paises ricos. No se tal vez soy solo yo pero necesito quilombo para sentir que estoy vivo.

Salutti a todos
DudaDesnuda
18/12/2007 a las 16:20
Ahhh... sí, sí. Los argentinos son todos unos pánfilos. Sobreviven porque las argentinas somos más.

Besos y billetes
 Karen_de_Uruguay
18/12/2007 a las 15:56
Sos el mejor !!
La mejor definicion de Uruguayo que vi jamas.

Y te dire que esa mujer de la que hablas es amante de muchos no solo de los argentinos!!!

Felices fiestas !!!

Karen
18/12/2007 a las 15:38
Tatiana

¡Claro que sí!

Que tengas felicidades!

Nacho!
Torombolo
18/12/2007 a las 15:28
Me molesta cuando los porteños dicen algo como "Según datos oficiales del Consulado, ya son muchos los argentinos expatriados que están volviendo a Buenos Aires."
Me extraña en un Mercedino. Hay mucho pais mas allá de la General Paz
Tatiana
18/12/2007 a las 15:22
;-)

....así da gusto hombre!!! entenderse como la gente civilizada...si estamos para postal navideña tú y yo Nacho!...jajaja

otro saludo.
18/12/2007 a las 15:17
Tatiana

Retiro lo dicho entonces, sonó a natal de su pueblo molesto por la gente nueva...

Pero veo que me equivoqué. Y pido perdón.


Saludos y suerte


Nacho!
Tatiana
18/12/2007 a las 15:15
Nacho Merlo, soy chilena y vivo en barcelona de inmigrante, por eso más que mala onda el comentario era sano...acá te vienes porque te gusta el aire diferente y porque quieres conocer nuevas cosas, pero ya no mucho por mejorar tu condición económica, los catalanes estás cada día más cagados de guita, lo decía por eso.

un saludo
18/12/2007 a las 15:09
Tatiana

Por otra parte...si lo que quiere un argentino es salir de su pobreza que no venga a dar la hora a Barcelona, que se vaya a Francia donde las minas se los pelean y donde realmente hay "guita".

Esto sonó feo...

Nosotros no le cerramos la puerta a tus compatriotas cuando huyeron de la guerra, no le dijimos que vayan a matarse el hambre a Uruguay...

Tatiana
18/12/2007 a las 15:05
La relación entre la gente y el dinero es casi siempre igual, la relación entre "la gente y la vida" es casi siempre igual; la gente se queja porque es lo que mejor sabe hacer, es lo que mejor le sale, no necesitas habilidades especiales ni estudios específicos, no necesitas estar en buena forma física (ni siquiera sano), puedes quejarte como y cuando sea de lo que sea, con o sin razón. Por eso los argentinos se quejan, por eso los catalanes viven quejándose, por eso todo el mundo se queja, porque a través del poco exigente oficio del sufrimiento alcanzan el diploma de honor que no obtienen en ninguna otra cosa. Ahora, que los argentinos histeriqueen un poco más por ello...bueno, ese es otro verso.

Por otra parte...si lo que quiere un argentino es salir de su pobreza que no venga a dar la hora a Barcelona, que se vaya a Francia donde las minas se los pelean y donde realmente hay "guita".
Diego
18/12/2007 a las 14:55
che, no me cayó bien. sé que sos un grande y te leo desde hace mil pero este me resultó despectivo.
el tango se queja pero no por la guita, el asado y el mate se comparten por mas que no haya guita ( acordate del "carnecruda" ), creo que las cosas que nos caracterizan no tienen nada que ver con la guita. pregunto.. no será esa la característica del "argentino emigrado" ?
wertygol
18/12/2007 a las 14:55
Tenías que hacerme acordar que en cualquier momento tenemos otra crisis.... te odio Hernan :D
18/12/2007 a las 14:43
Hernán buen día.

¡Cuán cierto es lo que decís! El Argentino, es un animal muy noble, y muy arraigado a sus costumbres. [Soy Argentino, aclaro, no lo digo en desmedro de nadie]. Entre sus costumbres, como el mate bajo el sol del verano, el fiat 600 hasta las manos de bolsos y reposeras en la ruta 2, cagar y leer en el baño, y muchas más, encontramos esta, la de la interminable búsqueda de la plata prometida (Que vendría siendo una suerte de analogía de la tierra prometida)

Yo desde mi Buenos Aires, no tan querido, por cierto, te mando un abrazo grande, porque, de una u otra forma, lo que hacés me da satisfacción, y uno a veces anda regalando abrazos por menos.

Si no te leo, o no me leés, que tengas felices fiestas!

Nacho!
Barbarita
18/12/2007 a las 14:22
Hernán, en España las madres también dicen a los niños "vas a cobrar". Puedes preguntarle al Xavi, que siempre cobraba con la correa del perro.

Claro, a la Titina nunca se lo dijeron porque era buena.
may
18/12/2007 a las 13:56
Feliz Navidad! (este año me ahorro los regalos!)
Me hiciste volcar el café sobre el teclado, Hernán!
Bss,
Marcelo
18/12/2007 a las 13:53
Muy grafico el relato. Aunque de verdad cuesta creer que extrañemos los quilombos de guita.
Yo si extraño mucho las tertulias politicas. Aca en España la gente habla muy poco de politica, y cuando lo hace solo se habla de izquierda y derecha, como es natural que ocurra. Pero es tan aburrido, como si nosotros solo hablaramos de la dictadura, con los argumentos que nos han dado Alfonsin, Mendez, Chupete, EL cabezon, Adolfo, Los pinguinos, etc, etc.
Se extrañan las discusiones y por eso si me encantaria volver, pero con el bolsillo tranquilo !!!!
Vicky
18/12/2007 a las 13:52
A raiz de este precioso escrito te comparto esta palabra, que nunca pasará.
Más haceos tesoros en el cielo donde ni la polilla y el orñin corrompe y donde los ladrones no minan ni hurtan. Porque donde estuviere vuestro tesoro, allí estará vuestro corazón. (Mateo 6:20-21)

vicky
Hitos
18/12/2007 a las 13:51
Precía que estabas describiendo a los funcionarios en España(funcionario = señor o señora que aprueba unas oposiciones del estado y tiene la guita solucionada de por vida) sólo que, aunque se quejen mucho, nunca quieren volver a su estado anterior.
Se puede entrever que envidio a los funcionarios, quiero morir de aburrimiento y estabilidad económica.
El relato es estupendo, como siempre; no consigues decepcionarme jejeje.
Joseeé
18/12/2007 a las 13:51
Aprovecho para dejar la frase de cabecera de un tío:

"Lo importante es la guita, la salud va y viene".

Aprovecho, digo, como discreto homenaje, ya que ayer palmó.
Vicky
18/12/2007 a las 13:44
me olvidé el saludito típico de finde año
FELIZ NAVIDAD!!
Un besote,
vicky
Joseeé
18/12/2007 a las 13:35
Hay una parte en la que arrancaste con una seguidilla de chistes que me hizo sentir carne de cañón de café concert.

Abrazo, muy bueno.

José.
Cruptora
18/12/2007 a las 13:29
Vil metal... COMO TE QUIERO!!!!!


Buenisimo Hernán


FELIZ NAVIDAD!!!
Tito
18/12/2007 a las 13:23
Sublime.
Paul
18/12/2007 a las 13:18
Quien mejor para expresar el sentimiento de los argentinos que Hernan!
Lo que me inquieta, es que gracias a Dios hoy (personalmente) tengo estabilidad economica, pero como Hernan bien dice, las crisis en Argentina son ciclicas, y no quiero pensar cuando llegara la proxima, me aterra, pasar otra vez por esa incertidumbre de no saber si vas a tener para darle de comer a tus hijos al dia siguiente es el peor castigo que tenemos los argentinos, lo peor de todo, es que no aprendemos y seguimos eligiendo a las misma mie*da de representantes politicos.
Un abrazo y hasta la proxima.

Paul
La Rioja - Argentina
Teresita
18/12/2007 a las 13:14
Excelente!!!
Un retrato que pinta de cuerpo entero al argentino tipo.
Almóndiga
18/12/2007 a las 13:00
El tema es ese: cuando ella vuelve con la cabeza gacha, a uno ya no le interesa.

Che, me cae para el traste el spam en los comentarios de tipo "visita mi blog" o "firmame el foto(puajjj no puedo terminar ni de escribirlo)".

Así que entiendan que esto no es spam (el blog no es mío), es un favor a ustedes, lo hago porque el espíritu navideño me puede, y en el fondo los quiero.

Gente, corran a leer Ciega a Citas, pinchando aqui y disfruten como chanchos sin culpa.

No se va a volver a repetir (porque no se lo merecen)
Peter
18/12/2007 a las 12:59
Me establecí en España a mediados de los '80, con idas y venidas más o menos cortas por distintas tierras, incluída Bs.As. La sabiduría popular (hispana en éste caso) no miente: "Comprar a un argentino por lo que vale y venderlo —más tarde— por lo que cree valer" es absolutamente cierto y aunque no hace falta vivir en el extranjero para darse cuenta, digamos que ayuda ya que estando en Argentina, inter pares, se hace difícil percibirlo. Y me harté de escucharlo, a veces como broma y otras muy en serio.
En esa época, creo que era el '85, lo primero que me llamó la atención fue que en la guía telefónica todos los apellidos eran... españoles; sí, todavía se usaban las guías (y las cabinas) y comparadas con las argentinas, que son un muestrario de la ONU, era llamativo. Lo segundo, que más que cambiarme la vida me cambió la concepción de la misma, fue que de pronto me encontré con que tenía medio cerebro libre, capacidad neuronal para ocupar con otras cosas que no estuviesen relacionadas con la guita, la terrible inflación, ganar cada vez menos, como sobrevivir a diario... y eso que no ganaba mal a pesar de mis 20 y pocos. De hecho no me vine a España por motivos económicos. Pero que shock cuando me dí cuenta que la peseta de enero valía (casi) lo mismo que la del siguiente diciembre, que cumpliendo la regla básica de no gastar más de lo que ganaba, no me tenía que preocupar por el dinero. Aunque luego también caes en la cuenta que esa estabilidad y esa regla básica, son tu problema innato. Como buen argentino, necesitas tener líos de guita, es tu droga diaria. Pero ese es otro capítulo.
Esteban
18/12/2007 a las 12:58
Para Giorgio (9): Ser tonto y adorable son características que funcionan juntas... Imagino que tu frase: "no digo que sean tontos, porque son gente adorable" es pura ironía, pero tal vez soy demasiado argentino y esto me pesa siempre para leer.
El peso es nuestra moneda porque nos pesa, nos sopesa, nos espesa... como toda buena esposa.
Alberto José
18/12/2007 a las 12:53
"El tedio comienza con la estabilidad y la raigambre".
Nadie lo podría haber dicho más claro.
Excelente.
Un abrazo.
claudia
18/12/2007 a las 12:51

Muy bueno Hernan, como siempre.. Estoy ansiosa por leer tu libro. Se lo pedi a Papanoel, espero que el gordo no me lo cambie por otro regalo, como es su costumbre en los ultimos años.
Pastanaga
18/12/2007 a las 12:50
Hernan:
A mi parecer, nuestra relación con la guita siempre se vé afectada por nuestras realidades historicas pasadas. Tantas crisis -las pasadas y las que vendrán- hacen que muchos no sepamos como relacionarnos con esta mina que es tan atorranta que de tanto en tanto nos abandona en los peores momentos (redundancia si las hay).
Hoy la Argentina dice "estar mejor" por el simple hecho de que alguna gente tiene un mango en el bolsillo y sale a gastárselo todo, incluídos los creditos en tarjetas con intereses impagables. Hace poco discutía con un amigo economista y sociologo este asunto y él me comentaba "la gente en argentina, cuando tiene acceso a la guita, gasta sin importar las consecuencias ni los endeudamientos a futuro. Ya estuvieron sin un mango tanto tiempo que cuando ven la oportunidad de gastar es como una revancha a sus faltas pasadas". Y creo que tiene razon ya que esto es el producto de la inestabilidad a la que estamos acostumbrados. Esto es como el dicho que dice "a coger que se acaba el mundo"!!!!!! Gastemos hoy que mañana quien sabe que va a pasar.
Y si en época de vacas gordas pensás en ahorrar unas chirolas en el Banco, siempre va a estar la temible figura del corralito que no te dejará otra opcion -al menos a los mas afortunados- de mandar la guita a Panama, Uruguay o Suiza. En resumen, mandarla lo mas lejos posible.
Con esta realidad, como no va a ser compleja nuestra relacion con la guita? Si no la tenés, la puteás porque no está. Si la tenés, la querés mandar lejos o quemarla en los shoppings.
Un abrazo y buen año a todos!!!
txarli
18/12/2007 a las 12:50
bueno... como siempre, genial.
Además como argentino en el exilio (en Barcelona) desde hace 6 años (justo después del corralito) reafirmo la teoría en un 100%, ya estoy planificando el regreso.

esta estabilidad económica que hay acá es insoportable jejeje, al final te quedas como una vaca, mirando la nada, mientras todo pasa, todo funciona... no da.

en fin... se ve que así somos nomas!

saludos!
Giorgio
18/12/2007 a las 12:41
Tal cual. Mira que aca (uruguay) sucede lo mismo. Yo en particular volvi a Uruguay porque me aburri de pasarla tan bien en Tenerife.
Yo creo que tanta estabilidad a los Españoles los esta atontando... y ojo que no digo que sean tontos, porque son gente adorable. Que se entienda bien.

Creo que todos los problemas que pasamos en Arg y Uru nos hacen buscar todas las posibilidades de supervivencia... y eso nos da un plus.

Saludos y veo que estas mas productivo... me imagino que el frio otoñal (casi invernal), te hace escribir.

Bolsita de agua calienta en las patas, carfesito, "interness" y a escribir!!

Chau.
Giorgio
18/12/2007 a las 12:26
Todavia no lo lei, pero permitime promocionar mi blog... vistes que es la unica manera de direccionar gente... asi que pidiendo perdon y gracias Hernan al mismo tiempo.
Historia interactiva de un chico de Gualeguaychu que relata sus peripecias mientras muta horriblemente por la contaminacion de la Planta de Botnia. Al finalizar cada capitulo se deja una votacion abierta para saber como seguir.

Gracias Hernan y ya voy a leer lo que escribistes.
Chau.
botarate VII
18/12/2007 a las 12:21
Felicidades por su artículo en LaVanguardia.
Siempre un placer leerle.
Estela
18/12/2007 a las 12:21
Qué te voy a decir que no te vayan a poner aquí? pues no lo sé. Cuando sepa algo, te cuento.

(Como todo, genial)
Estela
18/12/2007 a las 12:21
Qué te voy a decir que no te vayan a poner aquí? pues no lo sé. Cuando sepa algo, te cuento.

(Como todo, genial)
Cosima
18/12/2007 a las 12:19
Amargamente acertado. Somos masoquistas. Funcionamos mejor en las tormentas que en la calma chica. Amamos el drama y la tragedia. Quiza dentro de 5OO años hayamos avanzado un poco en la escala de la evolución.
Maverick
18/12/2007 a las 12:19
No debería, no debo... Nooooo
Pero, estoy entre los primeros!!!!
(Me odio por esto, snif!)
 Lucas
18/12/2007 a las 12:10
Muy buen relato. Saludos desde Bahia Blanca.
18/12/2007 a las 12:08
Ok, no es primero.