Orsai blog post

Vida privada
viernes 3 de septiembre, 2004

Orsai post

Vida privada
viernes 3 de septiembre, 2004

El dolor es un mensaje del cuerpo

       

El dolor físico es incómodo. Igual que esos tipos que te hablan de sus dramas todo el tiempo. Uno cambia de mesa y el tipo te sigue. El dolor también. Tratás de no prestar atención y el tipo te habla más fuerte. El dolor igual. El dolor físico es eso: un pesado de anteojos que vive adentro nuestro y que a veces se despierta con ganas de conversar. A mí, toda esta semana, el tipo me hizo un monólogo en el medio del culo.

Para alguien que, como yo, se pasa la mayor parte del día tirado en el sofá y pidiendo cosas, es muy difícil convencer a los que te rodean de que esta vez va en serio. De que realmente necesitás un vaso de agua, o el control remoto, o que te acerquen la mesa ratona, o que te hagan un té con limón. Me pasó igual que en la fábula de Juan y El Lobo. Yo enfermé de verdad un sábado, pero Cristina no me hizo caso hasta el martes:

—¿Me traés el diario, un plato de arroz y la pila aquella de los dvds? —le pedía, tirado de costado en el sofá como una morsa elegante, tratando de aguantar el sufrimiento.

—Vé tú —me decía ella, como siempre—. ¿No ves que estoy cambiando a la niña? ¿Qué soy yo, tu sirvienta?

—Pero me duele el culo, mi amor... —imploraba yo.

—¡Será que nunca lo levantas!

Así pasé un fin de semana terrible, entre la despreocupación de mi familia por mi grano en el culo y el injusto regreso al gol de Martín Palermo. El martes, por suerte, el dolor me llevó a un estado febril delirante. Yo no sabía quién era ni dónde estaba. Tampoco sabía quiénes estaban a mi lado:

—¿Podría alcanzarme el control remoto, el diario y un plato de arroz, señora? —le dije a Cristina, y entonces ella entendió, en mi mirada pedida, en mi gesto desangelado y sobre todo en una mancha de sangre que dejé en la sábana, que esta vez iba en serio, que no era un nuevo truco para no tener que levantarme a lavar los platos.

Treinta y nueve. La temperatura no me bajó en tres días. Y en el culo ya no tenía un grano. Era el grano quien escondía, en su epicentro mortal, un pequeño y triste orto inservible. Igual que esos monos de los documentales, que parece que tuvieran un casco rojo en la parte de atrás: así estaba yo.

—El dolor es una información de que algo va mal, tranquilo... —pensaba para darme ánimos durante las noches en vela, incendiado de fiebre.

Y entonces mi cerebro relacionó esto con otro dato. No hace mucho leí que ya existen las heladeras que te avisan cuáles son los productos que se están empezando a acabar. Vos pasás por la cocina y suena un pitido. Una voz electrónica te informa: "Nos estamos quedando sin queso mantecoso, señor" (Es como la serie "El Auto Fantástico", pero en versión electrodoméstico). ¿No es hora de que incorporemos esta tecnología al cuerpo humano?

Si el dolor es, como dicen, un pitido, un mensaje que el cuerpo le envía al cerebro para avisar que algo va mal, ¿por qué tiene que ser punzante, incómodo y febril? ¿Por qué no inventan algo para que te llegue un mensaje al móvil, por ejemplo?

Mensaje: «Se está formando un absceso de pus en el cachete derecho de su culo. Tiene dos días para desinflamarlo con Phermodin (pomada). Transcurrido ese lapso, duele. Pásalo».

Este sistema sería ideal no sólo para mi problema de esta semana, que en sí no fue grave, sino para cosas peores. Hay gente que convive, sin saberlo, con problemas latentes que pueden ser mortales. ¿Por qué hay que ir a hacerse un chequeo? ¿No está el mundo tan avanzado como para que estas cuestiones se detecten de forma automática y viajen por sistema GPS?

Mensaje urgente: «Hay algo que no cuadra en su colon. Puede convertirse en un cáncer entre los años 2007 y 2009. Se recomienda que deje de comer lechón y que se dé una vuelta por el médico. ¿Desea oír nuevamente esta alarma dentro de dos meses?»

La fiebre me llevó a pensar que, en un futuro, este sistema de alertas SMS podría ir más lejos, y saltar del terreno médico a territorios más generalizados de nuestra vida. No estaría mal que también el teléfono nos avisara de los peligros cotidianos:

Aviso importante: «Haz tiempo en el bar: en la puerta de tu casa te está esperando el pesado de Eugenio».

En este caso, pensaba yo, ya casi con cuarenta de fiebre, también sería probable que Eugenio tuviera uno de estos teléfonos:

Atención: «El Jorge acaba de hacer una parada en Bar de Diagonal y Paseo San Juan. Puedes encontrarlo ahí para contarle tus dramas: está en la mesa cuatro a punto de pedirse un cortado».

Ahora ya estoy mejor, y todas esas disquisiciones febriles me parecen tan necesarias como utópicas. Pero no estaría nada mal que alguna vez la tecnología personal nos ayudase a prevenir el sufrimiento, o por lo menos a escondernos de los amigos pesados, que son otra forma disfrazada del dolor.

Antes de irme a hacerme las curaciones diurnas, les dejo un mensaje:

Piip: «Mi culo ya está en forma, queridos amigos, y Orsai vuelve a la normalidad de posteo. Pásalo».

Hernán Casciari
viernes 3 de septiembre, 2004


El dolor es un mensaje del cuerpo

por Hernán Casciari

El dolor físico es incómodo. Igual que esos tipos que te hablan de sus dramas todo el tiempo. Uno cambia de mesa y el tipo te sigue. El dolor también. Tratás de no prestar atención y el tipo te habla más fuerte. El dolor igual. El dolor físico es eso: un pesado de anteojos que vive adentro nuestro y que a veces se despierta con ganas de conversar. A mí, toda esta semana, el tipo me hizo un monólogo en el medio del culo.

Para alguien que, como yo, se pasa la mayor parte del día tirado en el sofá y pidiendo cosas, es muy difícil convencer a los que te rodean de que esta vez va en serio. De que realmente necesitás un vaso de agua, o el control remoto, o que te acerquen la mesa ratona, o que te hagan un té con limón. Me pasó igual que en la fábula de Juan y El Lobo. Yo enfermé de verdad un sábado, pero Cristina no me hizo caso hasta el martes:

—¿Me traés el diario, un plato de arroz y la pila aquella de los dvds? —le pedía, tirado de costado en el sofá como una morsa elegante, tratando de aguantar el sufrimiento.

—Vé tú —me decía ella, como siempre—. ¿No ves que estoy cambiando a la niña? ¿Qué soy yo, tu sirvienta?

—Pero me duele el culo, mi amor... —imploraba yo.

—¡Será que nunca lo levantas!

Así pasé un fin de semana terrible, entre la despreocupación de mi familia por mi grano en el culo y el injusto regreso al gol de Martín Palermo. El martes, por suerte, el dolor me llevó a un estado febril delirante. Yo no sabía quién era ni dónde estaba. Tampoco sabía quiénes estaban a mi lado:

—¿Podría alcanzarme el control remoto, el diario y un plato de arroz, señora? —le dije a Cristina, y entonces ella entendió, en mi mirada pedida, en mi gesto desangelado y sobre todo en una mancha de sangre que dejé en la sábana, que esta vez iba en serio, que no era un nuevo truco para no tener que levantarme a lavar los platos.

Treinta y nueve. La temperatura no me bajó en tres días. Y en el culo ya no tenía un grano. Era el grano quien escondía, en su epicentro mortal, un pequeño y triste orto inservible. Igual que esos monos de los documentales, que parece que tuvieran un casco rojo en la parte de atrás: así estaba yo.

—El dolor es una información de que algo va mal, tranquilo... —pensaba para darme ánimos durante las noches en vela, incendiado de fiebre.

Y entonces mi cerebro relacionó esto con otro dato. No hace mucho leí que ya existen las heladeras que te avisan cuáles son los productos que se están empezando a acabar. Vos pasás por la cocina y suena un pitido. Una voz electrónica te informa: "Nos estamos quedando sin queso mantecoso, señor" (Es como la serie "El Auto Fantástico", pero en versión electrodoméstico). ¿No es hora de que incorporemos esta tecnología al cuerpo humano?

Si el dolor es, como dicen, un pitido, un mensaje que el cuerpo le envía al cerebro para avisar que algo va mal, ¿por qué tiene que ser punzante, incómodo y febril? ¿Por qué no inventan algo para que te llegue un mensaje al móvil, por ejemplo?

Mensaje: «Se está formando un absceso de pus en el cachete derecho de su culo. Tiene dos días para desinflamarlo con Phermodin (pomada). Transcurrido ese lapso, duele. Pásalo».

Este sistema sería ideal no sólo para mi problema de esta semana, que en sí no fue grave, sino para cosas peores. Hay gente que convive, sin saberlo, con problemas latentes que pueden ser mortales. ¿Por qué hay que ir a hacerse un chequeo? ¿No está el mundo tan avanzado como para que estas cuestiones se detecten de forma automática y viajen por sistema GPS?

Mensaje urgente: «Hay algo que no cuadra en su colon. Puede convertirse en un cáncer entre los años 2007 y 2009. Se recomienda que deje de comer lechón y que se dé una vuelta por el médico. ¿Desea oír nuevamente esta alarma dentro de dos meses?»

La fiebre me llevó a pensar que, en un futuro, este sistema de alertas SMS podría ir más lejos, y saltar del terreno médico a territorios más generalizados de nuestra vida. No estaría mal que también el teléfono nos avisara de los peligros cotidianos:

Aviso importante: «Haz tiempo en el bar: en la puerta de tu casa te está esperando el pesado de Eugenio».

En este caso, pensaba yo, ya casi con cuarenta de fiebre, también sería probable que Eugenio tuviera uno de estos teléfonos:

Atención: «El Jorge acaba de hacer una parada en Bar de Diagonal y Paseo San Juan. Puedes encontrarlo ahí para contarle tus dramas: está en la mesa cuatro a punto de pedirse un cortado».

Ahora ya estoy mejor, y todas esas disquisiciones febriles me parecen tan necesarias como utópicas. Pero no estaría nada mal que alguna vez la tecnología personal nos ayudase a prevenir el sufrimiento, o por lo menos a escondernos de los amigos pesados, que son otra forma disfrazada del dolor.

Antes de irme a hacerme las curaciones diurnas, les dejo un mensaje:

Piip: «Mi culo ya está en forma, queridos amigos, y Orsai vuelve a la normalidad de posteo. Pásalo».

Hernán Casciari
viernes 3 de septiembre, 2004


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro Charlas con mi hemisferio derecho, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


La Maz
07/09/2004 a las 19:46
Muy buen post como siempre...Hablando del dolor, María Luisa Puga acaba de publicar "El diario del dolor". Todavía no lo termino, pero es un librito delicioso sobre la relación entre la autora y el dolor que le causa su artritis reumatoide. Ella sí tiene que vivir con él siempre, y es magnífico verla (leerla?) hablarle, reclamarle, contarle...
LaSoLe
07/09/2004 a las 17:04
Esto ya me está cansando.....
Tarta
07/09/2004 a las 13:49
"No hay peor rabino que el que no quiere profesar" (Anonimo)
Rabino
07/09/2004 a las 05:01
"El que ensucie la legitmidad del movimiento piquetero con mezquinos reclamos de grises burgueses consumistas despertara con tres forunculos en las zonas pudendas." (Raúl Castells)
Tarta desde el pozo con fuego
07/09/2004 a las 04:42
1. El infierno esta encantador.
2. El que ensucie la legitmidad del movimiento piquetero con mezquinos reclamos de grises burgueses consumistas despertara con tres forunculos en las zonas pudendas.
3. LIBERTAD A CASCIARI.
4. Sus diosas son tan tiernas y sensibles como Mussolini.
5. Lamebotas.
6. Volvere y sere razones sobre sus perezosas conciencias de clase.
7. Continuara.
Rabino
07/09/2004 a las 01:51
Adhiero al señor AngelGris, pero de una forma mas virtual. Post o lluvia de spam al correo hernán. Saturacion de su contestador telefonico. Bloqueo de sus 10 sitios preferidos.

Escucho ideas
Mentecato
07/09/2004 a las 01:34
pero primero Dunga Dunga!
El Angel Gris
07/09/2004 a las 00:29
Casciari: Post o piquete.
Ginger
06/09/2004 a las 22:56
Hola Mente!. Muy buena la referencia de la foto! Yo tengo el mismo dilema ¿lo pudieron resolver?
ana laura
06/09/2004 a las 22:18
Tarta: AL POZO CON FUEGO.

Angelgris: que orgullo conocerte!!!!
un beso para usted y para LaSole (che que despues que te trate de pederasta, no te ví más por el gallinero jajajaja)te ocultas de la policía Sole??? venite a charlar un rato que haces falta
Mentecato
06/09/2004 a las 21:31
Ginger Diosa!! que tul???
Tarta
06/09/2004 a las 21:00
Elangelgris al cielo en una nube de flatulencias (que fino soy).
El Angel Gris
06/09/2004 a las 19:15
Tarta al pozo con fuego.
Tarta
05/09/2004 a las 14:22
Roda:
Me permito hacerte un par de correcciones:
Isidoro BLASTEIN: Isidoro BLAINSTEN (recientemente fallecido, pobrecito).
La NACION: La NAZI-ON.
(y seguimos marcando el paso de ganso, nomas...a la voz de aura!)
Roda
05/09/2004 a las 07:13
Bingo,Caribe!!

Copio de La Nacion de hoy tres conceptos de Isidoro Blastein.
Brevedad-Concision-Al grano
Caribé
05/09/2004 a las 04:37
Volverán los oscuros golondrinos
de tu dolor sus burlas a colgar
y otra vez, como nuevos inquilinos
su furia sentirás.

Pero éste que tu vuelo ha frenado
obligándote a tu salud cuidar,
éste que te ha enseñado su nombre
jamás lo olvidarás.
 Teresiña
04/09/2004 a las 20:31
Hay algo que no te pueden avisar las máquinas o los sistemas operativos: cuando el grano (o el dolor de cabeza, o la gripe o lo que sea que te puso mal) se torna en un mero indicador de una crisis existencial, o de un paso que no diste, o de un sentimiento del que no te hiciste cargo.
En esos casos mi querido, sólo resta indagar pa´dentro y no hacerse más el sota, mientras se espera, porque no queda otra, que ceda la presión del dolor.
pecadora
04/09/2004 a las 14:40
Cristina #3 no se puede dejar pasar por alto tan sutil comparación..así que ahora nada de referirse al "gordito" autor de Orsai, sino que será el "hormiga". Quien te dice que se vuelva más laborioso y productivo...

Cuidate, Hernan, que Nina quiere upa.

Cariños
Tarta
04/09/2004 a las 13:03
esa ginger tan cool que elogian interior y roda no es la que dice EL SILENCIO ES SALUD? linda nena seguro para aprender el paso de ganso.
Un psicoanalista a la derecha por favor.
Tata
04/09/2004 a las 07:21
Cris 42 (todavia no se poner el cosito ese!!!!!!!!) Como es el gordito que no le pasas nada????? Porque lo conozco...pero del pueblo nomas..
KarinaPaola
04/09/2004 a las 05:35
Entonces este post...
te salio para el culo??
Mis respetos...Hernan..mira que aqui se te quiere mucho..Lindo que te hayas mejorado, lindo que escribas otra vez..
=0)
Mercedes
04/09/2004 a las 00:00
En efecto es dificil creerles alos hombres que en realidad estan enfermos,cuando normalmente se la llevan acostados y picandole al control de la t.v.
Que sigas bien .
Anony mouse
03/09/2004 a las 23:57
Orto al verre.
Roberto A.
03/09/2004 a las 23:19
Qué podrá ser el toor?
Del ombligo para arriba o para abajo?
PatoMusa
03/09/2004 a las 23:19
Amelie,

Por ahí eso de los granos funciona como el seguro de vida, si te suicidás no los hereda nadie, si te pisa un auto toda la familia se pelea por repartirse los forúnculos restantes, aunque el beneficiario sea tu marido...
Cris, la "enfermera" del Gordito
03/09/2004 a las 23:18
Ay, Tata #38,
si supieras como es mi gordito, sabrías que yo no le paso nada. Y si su culo pedía cariño, lo hizo todo mal. Hace falta valor para ponerse "cariñoso" con un grano ahí.

Besos a todos.
Amelie
03/09/2004 a las 22:29
Yo soy nena, pero cuando era chica me salió algo en el toor, que picaba, no dolía ni tenía pus, ni me convertió en parásito por varios días, ni me dió fiebre. Y a mi tambien me habían augurado 6 repeticiones. Solo se cumplieron 2 (3 en total) Lo que no se es si eso tiene un vencimiento, o si las 7 pueden darse durante toda la vida.
Y que pasa si yo mañana me suicido??
Las 4 que me faltan, las hereda otro?
Para que salga todo afuera, como la primavera, hay que ponerse Agua de Alibour(o como se escriba)
leo
03/09/2004 a las 21:49
Hernan: ya extrañaba tus post creia que te habias dedicado a otra cosa, avisame cuando inventen un sensor que avise cual es la mujer que te hara sufrir, creo que estara sonando permanentemente.-
Cristina Daae
03/09/2004 a las 21:34
GOLONDRINOS, también se llaman Golondrinos y los padecía el Coronel Aureliano Buendía (pero él en las axilas, como la gente bien).
No me podía acordar, qué memoria de miércoles.
Tata
03/09/2004 a las 20:10
Hernan, que feo que ya te esten avisando que te van a salir 6 mas!!!!
Pobre cristina...
Bue, que lo pases lo mejor posible..y me quedo la duda..la pomada te la pones vos solo o te la pasa tu mujer??
Porque por ahi tu culo queria un poco de cariño y somatizo asi..
Cristina Daae
03/09/2004 a las 19:24
Otro tanto para Patomusa en el Duelo PATOMUSA/ANGELGRIS!
JE
Torombolo
03/09/2004 a las 19:21
Hernan , que bueno que te estes mejorando ya. Entre otras cosas adhiero a la teoría que el grano fué producido por el mal rato que pasaste por el gol de Palermo. Ahora no quiero ser portador de malas nuevas pero dado a tu lejanía me encuentro en el deber de informarte ,primero el Pato Fillol tuvo una comparación poco feliz al comparar el partido con lo ocurrido en el 2001, y segundo aparentemente les van a quitar los 3 puntos del partido con Instituto por la inclusión de un jugador no habilitado.
Preparate para disfrazarte de grano.
Lo siento
PatoMusa
03/09/2004 a las 19:19
Si AngelGris,
Son nena como Cristina y Duda, y los granos nos salen en las axilas.

Le tengo lástima a Ud, que si es varoncito como dice, le va a tocar sufrirlo como a Hernán y Vitalio...
El Angel Gris
03/09/2004 a las 18:23
Menos mal que abajo del brazo PatoMusa.
PatoMusa
03/09/2004 a las 18:07
Me alegro Hernán que te sientas mejor. Si lo que dicen Cristina Daae, DudaDesnuda y Vitalio es verdad, andá comprando un banquito ergonómico para escribir arrodillado, porque 6 granos más no te aguantamos.

Y ustedes, los mencionados arriba, ¿Qué hacen irresponsables? No se dan cuenta que soy hipocondríaca! Nunca tuve un furúnculo, pero ya me empezó a doler abajo del brazo...
Vitalio
03/09/2004 a las 17:27
Hernán: lo que dice Cristina Daae tiene bastante fundamento. Lo embromado no es tanto el primero que sale, sino la posible seguidilla. Yo la tuve, no se si coincidía el sitio, pero era para no poder sentarse.Me alegro que ya estés bien, pero hacé una buena consulta, quizá deban hacerte una autovacuna. Saludos a toda la flia.
DudaDesnuda
03/09/2004 a las 17:18
Pero Cristina no es fatalista, che. Acá me parece que todos sabemos que la vida es una enfermedad de transmisión sexual. Cristina dice la verdad. Yo también los tuve por la axila y no sabía que la repetición era normal. Al mejor estilo Woody Allen pensaba que eran señales de alguna enfermedad incurable. Gracias por el dato, nena.

Con respecto a tu grano, Hernán... ¿qué te está diciendo tu cuerpo? Además ahora ya sabés que se repetirá el calvario. Los nuestros, los de la axila, eran de fácil comprensión: teníamos que hacer gimnasia o cambiar de desodorante. Pero el tuyo... ¿No estará pidiendo algo antinatural en vos???
Por ejemplo: que te muevas y dejes de pedir las cosas.

Besos.
Toro
03/09/2004 a las 17:03
Yo no quiero ser yo mismo. Cambio pard e ceurnos cero kilometro por vincha rosa o floreada!
UHhhh comoe stoy!
Abrazo
La Torá
elteta
03/09/2004 a las 16:49
Yo tampoco quiero ser fatalista, pero todos nos vamos a morir
Cristina Daae
03/09/2004 a las 16:35
Otro dato: antibiótico por boca y cualquier cosa caliente en el lugar para que ayude a que madure el grano (algodón embebido en leche, o agua caliente, por ejemplo) y dejar que drene.
Cristina Daae
03/09/2004 a las 16:31
Casciari: No quiero ser fatalista, PERO: las viejas dicen que cuando te sale un forúnculo después salen seis más. ¿Nadie sabía de eso? Los forúnculos se dan de a siete u ocho consecutivamente. Además yo lo he comprobado. Te compadezco, Hernán, duelen muchísimo y te quedan por lo menos seis más.
A mí hace como seis años me salió uno debajo de la axila y durante tres meses siguieron saliendo. No pude mover los brazos por esos meses.
Valor, y cuando vayas por el número seis, empezá a vislumbrar la recuperación!
Otro dato: salen siempre en el mismo lugar donde salieron la primera vez.
A mí en el último me tuvieron que hacer una pequeña cirujía.
douglas
03/09/2004 a las 16:18
1er parte me alegro que estes mejor aunque no no suene nada original
2da parte ni en pedo ni que me torturen me consigo un apartatito que me este rompiendo las bolas todo el día
"su abdomen supero los limites de la fisica, abandona la cerveza, el asado, los choripanes y no estes todo el día con el tujes en la silla"
saludos
Pirula
03/09/2004 a las 15:57
Obviamente estoy tratando de meter presión.(#24)
Pirula
03/09/2004 a las 15:53
Hernán:

Extraño un poco a la Gorda. Debo decir que desde que dejó de escribir no pasó un día sin que haya ido a su weblog a ver si nos dejaba algún mensaje, ya que vos nos habías dicho que podía ser que discontinuadamente escriba.
Pero mis esfuerzos para dar con ella no dieron resultado. Es por eso que que he decidido que si hasta el lunes no escribe, ese día desterraré su p+agina de mis favoritos y posiblemente será la última vez que visite su página.

Por supuesto que no voy a dejar Orsai.

Saludo grande.
Guaterresistant
03/09/2004 a las 15:37
Bien, me alegro, me alegro...

Se te estaba extrañando. ¡Y pensar que todo era por el orto!

Ahora, me pregunto: ¿No habrá sido por el orto de Palermo?

Saludos bosteros para tu culo (con afecto (hacia vos, no hacia tu culo))
Roberto A.
03/09/2004 a las 15:33
Un pesado de anteojos?
Qué es esto? Discriminación de dos dioptrías? Yo no uso anteojos, pero estoy contra toda discriminación.
Aunque ahora entendí bien lo del "pain in the ass"
Feliz recuperación.
El Angel Gris
03/09/2004 a las 15:31
Hernán: ¿ 39º de fiebre y tres o cuatro días de reposo por un grano en el culo ?.
Creo que no entendiste bién el mje, quizá estaba en un lenguaje que vos no comprendés. pero intuyo que sería algo así como "Che, boludo, ya no me quedan excusas, andá a laburar y dejá de joder que la próxima no baja de trombosis cerebral"

Sobre el tema de la tecnología se me ocurren cosas mas provechosas que zafar de un plomo, mensajes de tipo "Ni te probés con esa, no aflojará", ahorraría tiempo y esfuerzos o "Mucho ojo que si seguís haciendole monerías a esa morocha te casás en dos años" o un poco mas misterioso "Si te animás a tomar ese vaso de mas, te arrepentirás toda la vida".
Roda
03/09/2004 a las 15:29
No se pierdan el tomo N.43 de
"Las ondas negativas de Gustavo Bassi"
Tiene solo 643 paginas,pero la pluma de Ginger, maestra y mentora,es aguda y certera.
En Europa no se consigue!
Mentecato
03/09/2004 a las 15:23
La imagen.. EXCELENTE!

La discusión entre dos de mis amigos ahora presentes es que si la imagen es un culo y la cara de dolor esta saliendo del agujero mismo. Lo cual nos pareció que deberíamos dejar de fumar por un rato.
Mentecato
03/09/2004 a las 15:19
Uhhhh!! que feo, molesto y asqueroso debe ser eso!.. Cuidate man.
Fijate, pero me parece que tu culo se esta manifestando y eligio esa forma.
Ginger
03/09/2004 a las 15:10
Miren ustedes tres, les contestaría si no fuera que me estoy haciendo pis de la risa.
¡Malvados!
LaSoLe
03/09/2004 a las 14:46
Ginger: cómo estamos hoy eh?
LaSoLe
03/09/2004 a las 14:45
Me alegro que estés mejor Hernán. De verdad... pero si cada vez que Palermo les hace goles te van a salir granos en el traste .... bué...
No sé, para mí que el anteojudo ese que te lo rompe, no es como la vieja chota, este, es real! confesá! confesá!

Salu2!
 Interior
03/09/2004 a las 14:42
Ginger es bellísima y sus escritos son disparadores de miles de opiniones, poemas, sonetos y fábulas.
Roda
03/09/2004 a las 14:34
Ginger es ineligentisima
Aparte de hermosa, claro
Toro
03/09/2004 a las 14:16
Dicho y hecho Interior, el culo ha cantado. Y como!, si ustedes pudieran oir un culo en llamas con un montón de pus insertada. Tiene un canto agudísimo, cual Pavarotti en buen estado físico (????).
Lo importante no es que postee con el cantar del orto, sino que el orto cante afinado, si lo piensan verán que entre esto, y los pedos hay un paralelismo por demás sorprendente. Hay pedos que hasta pueden llegar a ser tomados con orgullo, un pedo de bebe, un pedo muy sonoro que causa risas, o algún silbido suavizante, cual Poett o Glade que te envenenan el aire, hasta comerse a los mismísimos ácaros. Por eso a partir de hoy, cuando tus gluteos se esgriman en un agitar pausado y de tus cuerdas emanen aquellos cantos, habremos de oirlo y definir, que calidad ha tenido tu post/pedo. El de hoy, sin lugar a duda es un Luis, de esos silenciosos amigos que aparecend e imprevisto y sin que los perciba nadie, de esos de los cuales el autor, orgullosos si los hay, se jacta con una sonrisa, y a la vez disimula su autoría por la verguenza de las consecuencias. Han de desparramarse sus resultados, y las opiniones no tardarán en llegar...lo suyo de hoy Casciari fue escatológicamente hablandio: un 7 puntos, silencioso, con olor, pero no llehga a la perfección, siga afinando!!! Y coma porotos, que ayudan...

Abrazo
Toro
Ginger
03/09/2004 a las 14:10
Interior y Roda, no se hagan los vivitos eh!

(Sí Hernán, pensalo tranquilo, yo fuí la idiota que se los dejó servido!)
 Interior
03/09/2004 a las 13:23
El gol de Palermo, ese fue tu grano en el culo, es la materialización de tu pesar de hincha de racing.
Y no me vengas con historias de fiebres, que vos siempre posteas cuando se te canta el orto.
XavMP
03/09/2004 a las 13:12
El tema de la gente que llevás adentro se complica cada vez más, ahora hay un anteojudo que te rompe el culo.

La verdad es que el esto está degenerando.

"Atención; sus funciones cerebrales no parecen normales, es probable que para el año 2004 esté escribiendo una bitácora/blog/deja vu ¿Quiere seguir recibiendo estos mensajes u obviar la realidad?"
Roda
03/09/2004 a las 12:51
Ginger tiene razon
Fue el gol de Palermo
El alma herida debe drenar por algun lado
Patri
03/09/2004 a las 12:37
Mmmm... ahora puedes hablar con conocimiento sobre eso de "Eres peor que un grano en el culo", y saber a quién aplicárselo.

Me alegro de que tú y tu culo estéis mejor.

Besos,

Patri.
Ginger
03/09/2004 a las 12:37
1) Yo nunca voy a comprar esas heladeras que te avisan lo que falta porque en mi casa se pasaría el día hablando sola.
2) Para mí que la culpa de todo la tuvo el gol de Palermo.
La Romu
03/09/2004 a las 12:31
Más detalles, Cris, más detalles.
Si es verdad que ya se le pasó el dolor y el grano, podemos reirnos sin culpa.

Un beso grande.
Nello
03/09/2004 a las 12:15
Y toda esa fiebre galopante por un granito en el orto?? 2 anos de colimba te hacen falta a vos, como me dice mi viejo...
Bienvenido al mundo de los vivos nuevamente.
Cris, la "enfermera" del Gordito
03/09/2004 a las 11:24
Gordito,

eso de que el grano escondía un pequeño y triste orto...ejem....bueno, si el grano llega a esconder eso, yo no quepo en casa!

Besos.
 olo mosquera
03/09/2004 a las 10:26
Léase: "en su antigua forma, o forma original". Gracias por la corrección, TiN.
tin
03/09/2004 a las 10:23
eso de "en forma" es un eufemismo, diferencia de apreciacion, o una vil mentira?

conste que no te lo vi.