Orsai blog post

Internet
viernes 17 de noviembre, 2006

Orsai post

Internet
viernes 17 de noviembre, 2006

El nuevo paraíso de los tontos

       

El tonto ya no es lo que era. Ha pasado el tiempo, el siglo veinte se ha ido y las calles ya no son de tierra. En eso estamos de acuerdo. ¿Entonces por qué le seguimos dando al tonto una representación analógica? Seguimos pensando que está en las calles, pero no. El tonto de hoy ha dejado de ser aquel que no encaja en las reuniones y los grupos. El tonto actual ya no necesita salir, ya no precisa cuajar para subsistir, ni molestar con su presencia física, porque ahora vive en Internet, agazapado, careteando picardía y sutileza.

En la prehistoria digital el tonto vivía en las calles, en las casas de los otros, en las confiterías a la tardecita, o al costado de la cancha conversando con el arquero. El nuestro se llamaba Nelson y, como suele ocurrir, nos obligaba a ser crueles y, después a solas, a sentir culpa por haberlo tratado para la mierda. Porque no era malo: solamente era tonto.

Yo lo conocí en el verano de 1987 y no me di cuenta de su cualidad principal. Parecía un muchacho como cualquiera, solamente que un poco más cabezón. No imaginé que rastrillaba las calles buscando nuevos amigos, víctimas distraídas que no lo conocieran, para pegarse a ellos como una garrapata.

Aquella mañana (eran las siete de una madrugada muy larga, y yo estaba tomando aire en la plaza para irme a dormir sobrio) se me apareció de la nada. Venía con unas carpetas bajo el brazo. Me preguntó si yo era yo, le dije que sí, y me invitó a desayunar al bar Capurro. "Soy Nelson", me dijo, y parecía un chico cualquiera de 17 años. Conversamos alrededor de una hora, con dos cafés con leche que pagó él, y después me fui a dormir el resto del domingo. A las seis de la tarde tocaban el timbre de casa:

—Te busca un chico —dijo Chichita sacudiéndome de las sábanas—, uno nuevo.

Así llegó en mi vida Nelson, con la extraña capacidad de aparecer como si siempre hubiese estado ahí. Y lo cierto es que tardé casi dos años en sacármelo de encima, porque nunca resulta fácil encontrarle la vuelta a esta raza, emparentada con el perro de sulky. El tonto posee una personalidad fronteriza muy ardua de catalogar, como la escalera en el póker.

En el juego de baraja, nadie sabe si la escalera es el principio de una buena racha, o lo mejor que nos pasará en una noche adversa. Quien recibe una escalera duda siempre de la calidad y la intensidad de su suerte. ¿Qué hago ahora con esto? ¿Paso? ¿Me juego? ¿Descarto dos y busco la real? ¿Me tiro a color? Cuando nos topamos con un tonto nos pasa lo mismo: ¿estamos frente a un inofensivo pavote que ya se doctoró, o frente a un aplicado estudiante que mañana será un mogólico? Lo más complicado en el juego y en la vida, siempre, es la frontera.

Roberto Fontanarrosa, en su cuento "Experiencia en el Cairo", nos brinda una descripción perfecta de la ambigüedad inicial de un plomo, que es la antesala natural del tonto:

Al principio Silvio parecía un tipo lúcido, bastante entretenido. Sólo después fue sacando de su interior el verdadero monstruo que ocultaba. Silvio tenía un puñado de actitudes que lo hacían francamente imposible. Era de una suave cordialidad que ofuscaba. En su boca jugueteaba siempre una sonrisa comprensiva, los párpados entrecerrados y soñadores, la voz baja y un tono de «perdonáme lo que te digo» que exasperaba. Y no sabía dejar de lado, cuando estaba con hombres, actitudes que quizás alguna vez le diesen resultado con las mujeres; es decir, galanterías, gestos. Te hacía sentir una embarazada.

El tonto era todo esto, pero transgredía además el ámbito social. Salía de los bares, de las plazas, de los clubes, y se metía directamente en tu casa, muchas veces con resultados nefastos. Cuando por fin lograbas sacártelo de encima, Nelson se hacía amigo de otro integrante de tu grupo (buscaba siempre inocentes) y volvías a verlo con frecuencia.

Una tarde ya no sabíamos qué hacer con él. Estábamos tomando mate en el comedor del Chiri y Nelson se ofreció (siempre son extremadamente serviciales) a cambiar la yerba lavada. Se fue a la cocina y volvió sonriente:

—Qué tacho de basura tan moderno que tenés, Chiri —dijo al regresar con el mate limpio.

No le prestamos atención porque siempre tenía esas salidas extrañas. Horas después descubrimos que había tirado la yerba mojada en el Koh-i-noor, inutilizándolo para siempre.

El barco va hacia algún lugar porque tiene un timón. El timón del hombre, creo yo, es el sentido común. Sin él, como un barco a la deriva, el hombre queda fuera de lugar. Como la yerba en el fondo metálico de un electrodoméstico. Como un tonto; en otra parte.

Estar fuera de lugar, posiblemente, sea lo más triste que le pueda ocurrir al ser humano. Por eso en el fondo sentimos un poco de culpa cuando empezamos a desplazar a Nelson, a esquivarlo, a no decirle la dirección de las fiestas, o a darle direcciones falsas.

El tonto, cuando se sospecha desplazado por un grupo, busca otro grupo que desconozca su personalidad. Está siempre al acecho, como la mañana aquella donde me interceptó por primera vez. El pobre había sido expulsado de otro grupo, quizá la noche anterior, quizá esa misma madrugada. Y necesitaba acampar con otra gente que aún no lo hubiese descubierto.

En los pueblos pequeños, y aun en los grandes, la vida útil del tonto depende de la cantidad de grupos circundantes y de la poca comunicación estratégica que haya entre ellos. A Nelson le llevó cinco o seis años que todo el mundo lo conociera minuciosamente y le escapara como a la peste. Durante ese tiempo, creo yo, fue feliz saltando de un grupo al otro. No sé qué fue de él cuando por fin se quedó solo. (Me han dicho que se casó, que es otra forma de desaparecer para siempre de todas partes.)

Imaginemos entonces un pueblo infinito, con infinitos grupos dentro, con millones de comunidades distraídas y sin comunicación bilateral, y estaremos imaginando el paraíso de los tontos. Un lugar donde ellos podrán saltar de un sitio al otro, socializar, presentarse y actuar sin ser fácilmente detectados. Y cuando sean señalados y descubiertos, podrán cambiarse a otro grupo nuevo, a otra sociedad que los acoja, porque siempre habrá virginidad y recicle, y así no se quedarán solos jamás.

Una de las grandes ventajas de Internet en este siglo, es que ha logrado que los tontos se queden en casa conversando entre ellos. Todos los tontos del mundo, unidos y en paz. Si en 1987 hubiera habido tarifa plana en Mercedes, yo no me habría encontrado a Nelson por la calle. Nelson habría vivido feliz encerrado en casa, socializando en un grupo de Yahoo, o escribiendo un blog, o haciendo comentarios en otro. Intentando ser normal y que nadie se percatase de su drama.

La complejidad del tonto se ve primero en los gestos, en la cara, y después en las formas argumentales. Un tonto virtual tiene muchas más posibilidades de permanencia en un grupo, mejores opciones de camuflaje. Pero de todas formas, tarde o temprano, se dan a conocer.

Posiblemente la incapacidad de enviar un archivo adjunto al primer intento sea la forma más fácil de descubrirlos, sí, pero no la única. Los tontos virtuales actúan con el desparpajo de la invisibilidad, ese don que en la vida analógica no poseían, y que quizás necesitaban como el agua para sobrevivir.

Al ampararse en este flamante universo construido a su medida, el tonto descubre que los demás no poseen la libertad de cerrarles la puerta en la cara, como antaño. No hay casi cerraduras en el nuevo mundo virtual. Los sitios de encuentro se parecen más a plazas que a hogares, y entonces no existen madres a las que decirles "si es Nelson no estoy". En este paraíso binario el tonto es amo y señor. Y las calles verdaderas, las de hormigón, están por fin liberadas de su paso errático.

Sin embargo, el sentido común quiere ser también la moneda de cambio en este nuevo mundo digital. Necesita imponerse porque ya va siendo hora. Y el tonto carece de eso: es su kriptonita, su talón de aquiles. Solemos descubrirlo, entonces, en los grandes foros, yendo a contracorriente del grupo, es decir, equivocando el sentido común, tirando la yerba en los secarropas, escribiendo con mayúsculas, cantando "pri" cuando llegan segundos, rompiendo la armonía general con ideas poco eficaces o monótonas, o confusas, o herméticas.

Hay una maravillosa serie de humor en Inglaterra, líder de audiencia en la cadena BBC, que se llama Little Britain. En uno de sus sketchs, el actor Matt Lucas interpreta a Daffyd, "the only gay in the village". Se trata de un sujeto esperpéntico, vestido siempre con brillos, calzas y lentejuelas, que suele aparecerse en un bar semi-rural y se queja por no poder consumar su homosexualidad, dado que es el único puto del pueblo. Esto mismo ocurría con los tontos analógicos. Siempre había solamente uno en cada barrio o ciudad pequeña, molestando a los demás que no eran como él.

En Internet, en cambio, hay miles, millones de tontos. La mayoría de ellos, por suerte, han formado comunidades cerradas donde se sienten a gusto hablando de sus cosas y enviándose adjuntos a la tercera. Suelen autonominarse freaks, geeks, bloggers y muchas otras cosas acabadas en la letra K o con doble consonante en el medio. Siempre nombres en inglés. No les preocupa tanto lo que dicen sino que haya quien los escuche, por lo que carecen de una sintaxis, de una gramática y de un sentido común. Han dejado de estar incómodos en el centro de la acción, porque se han encontrado a gusto en ese suburbio oscuro de los exiliados y ya no molestan.

Pero hay algunos, unas pocas centenas, quizás más, que optan por alejarse del rebaño que los acoge y precisan integrarse a otros grupos moderados. Quieren ser el único gay del barrio. Prefieren esa afrenta a convivir en sus propias comunidades y ser felices. Necesitan la adrenalina del Nelson de pueblo chico, la pesquisa de la presa nocturna, la persecución y la expulsión del hogar de otros, para sentirse vivos y poder quejarse.

No hay tonto más perseverante que el tonto digital. No hay tonto más tonto que esta nueva versión mejorada de pavo siglo veintiuno. Es mucho más pesado que el analógico, y mil veces más agresivo y molesto, porque a éste le han dado una entrada gratuita al paraíso de los tontos, un ticket personalizado, con su nombre y su apellido, y sin embargo continúa prefiriendo quedarse allí donde nadie lo echa de menos, ajeno a su mundo de fantasía. Fuera de lugar.

Hernán Casciari
viernes 17 de noviembre, 2006


El nuevo paraíso de los tontos

por Hernán Casciari

El tonto ya no es lo que era. Ha pasado el tiempo, el siglo veinte se ha ido y las calles ya no son de tierra. En eso estamos de acuerdo. ¿Entonces por qué le seguimos dando al tonto una representación analógica? Seguimos pensando que está en las calles, pero no. El tonto de hoy ha dejado de ser aquel que no encaja en las reuniones y los grupos. El tonto actual ya no necesita salir, ya no precisa cuajar para subsistir, ni molestar con su presencia física, porque ahora vive en Internet, agazapado, careteando picardía y sutileza.

En la prehistoria digital el tonto vivía en las calles, en las casas de los otros, en las confiterías a la tardecita, o al costado de la cancha conversando con el arquero. El nuestro se llamaba Nelson y, como suele ocurrir, nos obligaba a ser crueles y, después a solas, a sentir culpa por haberlo tratado para la mierda. Porque no era malo: solamente era tonto.

Yo lo conocí en el verano de 1987 y no me di cuenta de su cualidad principal. Parecía un muchacho como cualquiera, solamente que un poco más cabezón. No imaginé que rastrillaba las calles buscando nuevos amigos, víctimas distraídas que no lo conocieran, para pegarse a ellos como una garrapata.

Aquella mañana (eran las siete de una madrugada muy larga, y yo estaba tomando aire en la plaza para irme a dormir sobrio) se me apareció de la nada. Venía con unas carpetas bajo el brazo. Me preguntó si yo era yo, le dije que sí, y me invitó a desayunar al bar Capurro. "Soy Nelson", me dijo, y parecía un chico cualquiera de 17 años. Conversamos alrededor de una hora, con dos cafés con leche que pagó él, y después me fui a dormir el resto del domingo. A las seis de la tarde tocaban el timbre de casa:

—Te busca un chico —dijo Chichita sacudiéndome de las sábanas—, uno nuevo.

Así llegó en mi vida Nelson, con la extraña capacidad de aparecer como si siempre hubiese estado ahí. Y lo cierto es que tardé casi dos años en sacármelo de encima, porque nunca resulta fácil encontrarle la vuelta a esta raza, emparentada con el perro de sulky. El tonto posee una personalidad fronteriza muy ardua de catalogar, como la escalera en el póker.

En el juego de baraja, nadie sabe si la escalera es el principio de una buena racha, o lo mejor que nos pasará en una noche adversa. Quien recibe una escalera duda siempre de la calidad y la intensidad de su suerte. ¿Qué hago ahora con esto? ¿Paso? ¿Me juego? ¿Descarto dos y busco la real? ¿Me tiro a color? Cuando nos topamos con un tonto nos pasa lo mismo: ¿estamos frente a un inofensivo pavote que ya se doctoró, o frente a un aplicado estudiante que mañana será un mogólico? Lo más complicado en el juego y en la vida, siempre, es la frontera.

Roberto Fontanarrosa, en su cuento "Experiencia en el Cairo", nos brinda una descripción perfecta de la ambigüedad inicial de un plomo, que es la antesala natural del tonto:

Al principio Silvio parecía un tipo lúcido, bastante entretenido. Sólo después fue sacando de su interior el verdadero monstruo que ocultaba. Silvio tenía un puñado de actitudes que lo hacían francamente imposible. Era de una suave cordialidad que ofuscaba. En su boca jugueteaba siempre una sonrisa comprensiva, los párpados entrecerrados y soñadores, la voz baja y un tono de «perdonáme lo que te digo» que exasperaba. Y no sabía dejar de lado, cuando estaba con hombres, actitudes que quizás alguna vez le diesen resultado con las mujeres; es decir, galanterías, gestos. Te hacía sentir una embarazada.

El tonto era todo esto, pero transgredía además el ámbito social. Salía de los bares, de las plazas, de los clubes, y se metía directamente en tu casa, muchas veces con resultados nefastos. Cuando por fin lograbas sacártelo de encima, Nelson se hacía amigo de otro integrante de tu grupo (buscaba siempre inocentes) y volvías a verlo con frecuencia.

Una tarde ya no sabíamos qué hacer con él. Estábamos tomando mate en el comedor del Chiri y Nelson se ofreció (siempre son extremadamente serviciales) a cambiar la yerba lavada. Se fue a la cocina y volvió sonriente:

—Qué tacho de basura tan moderno que tenés, Chiri —dijo al regresar con el mate limpio.

No le prestamos atención porque siempre tenía esas salidas extrañas. Horas después descubrimos que había tirado la yerba mojada en el Koh-i-noor, inutilizándolo para siempre.

El barco va hacia algún lugar porque tiene un timón. El timón del hombre, creo yo, es el sentido común. Sin él, como un barco a la deriva, el hombre queda fuera de lugar. Como la yerba en el fondo metálico de un electrodoméstico. Como un tonto; en otra parte.

Estar fuera de lugar, posiblemente, sea lo más triste que le pueda ocurrir al ser humano. Por eso en el fondo sentimos un poco de culpa cuando empezamos a desplazar a Nelson, a esquivarlo, a no decirle la dirección de las fiestas, o a darle direcciones falsas.

El tonto, cuando se sospecha desplazado por un grupo, busca otro grupo que desconozca su personalidad. Está siempre al acecho, como la mañana aquella donde me interceptó por primera vez. El pobre había sido expulsado de otro grupo, quizá la noche anterior, quizá esa misma madrugada. Y necesitaba acampar con otra gente que aún no lo hubiese descubierto.

En los pueblos pequeños, y aun en los grandes, la vida útil del tonto depende de la cantidad de grupos circundantes y de la poca comunicación estratégica que haya entre ellos. A Nelson le llevó cinco o seis años que todo el mundo lo conociera minuciosamente y le escapara como a la peste. Durante ese tiempo, creo yo, fue feliz saltando de un grupo al otro. No sé qué fue de él cuando por fin se quedó solo. (Me han dicho que se casó, que es otra forma de desaparecer para siempre de todas partes.)

Imaginemos entonces un pueblo infinito, con infinitos grupos dentro, con millones de comunidades distraídas y sin comunicación bilateral, y estaremos imaginando el paraíso de los tontos. Un lugar donde ellos podrán saltar de un sitio al otro, socializar, presentarse y actuar sin ser fácilmente detectados. Y cuando sean señalados y descubiertos, podrán cambiarse a otro grupo nuevo, a otra sociedad que los acoja, porque siempre habrá virginidad y recicle, y así no se quedarán solos jamás.

Una de las grandes ventajas de Internet en este siglo, es que ha logrado que los tontos se queden en casa conversando entre ellos. Todos los tontos del mundo, unidos y en paz. Si en 1987 hubiera habido tarifa plana en Mercedes, yo no me habría encontrado a Nelson por la calle. Nelson habría vivido feliz encerrado en casa, socializando en un grupo de Yahoo, o escribiendo un blog, o haciendo comentarios en otro. Intentando ser normal y que nadie se percatase de su drama.

La complejidad del tonto se ve primero en los gestos, en la cara, y después en las formas argumentales. Un tonto virtual tiene muchas más posibilidades de permanencia en un grupo, mejores opciones de camuflaje. Pero de todas formas, tarde o temprano, se dan a conocer.

Posiblemente la incapacidad de enviar un archivo adjunto al primer intento sea la forma más fácil de descubrirlos, sí, pero no la única. Los tontos virtuales actúan con el desparpajo de la invisibilidad, ese don que en la vida analógica no poseían, y que quizás necesitaban como el agua para sobrevivir.

Al ampararse en este flamante universo construido a su medida, el tonto descubre que los demás no poseen la libertad de cerrarles la puerta en la cara, como antaño. No hay casi cerraduras en el nuevo mundo virtual. Los sitios de encuentro se parecen más a plazas que a hogares, y entonces no existen madres a las que decirles "si es Nelson no estoy". En este paraíso binario el tonto es amo y señor. Y las calles verdaderas, las de hormigón, están por fin liberadas de su paso errático.

Sin embargo, el sentido común quiere ser también la moneda de cambio en este nuevo mundo digital. Necesita imponerse porque ya va siendo hora. Y el tonto carece de eso: es su kriptonita, su talón de aquiles. Solemos descubrirlo, entonces, en los grandes foros, yendo a contracorriente del grupo, es decir, equivocando el sentido común, tirando la yerba en los secarropas, escribiendo con mayúsculas, cantando "pri" cuando llegan segundos, rompiendo la armonía general con ideas poco eficaces o monótonas, o confusas, o herméticas.

Hay una maravillosa serie de humor en Inglaterra, líder de audiencia en la cadena BBC, que se llama Little Britain. En uno de sus sketchs, el actor Matt Lucas interpreta a Daffyd, "the only gay in the village". Se trata de un sujeto esperpéntico, vestido siempre con brillos, calzas y lentejuelas, que suele aparecerse en un bar semi-rural y se queja por no poder consumar su homosexualidad, dado que es el único puto del pueblo. Esto mismo ocurría con los tontos analógicos. Siempre había solamente uno en cada barrio o ciudad pequeña, molestando a los demás que no eran como él.

En Internet, en cambio, hay miles, millones de tontos. La mayoría de ellos, por suerte, han formado comunidades cerradas donde se sienten a gusto hablando de sus cosas y enviándose adjuntos a la tercera. Suelen autonominarse freaks, geeks, bloggers y muchas otras cosas acabadas en la letra K o con doble consonante en el medio. Siempre nombres en inglés. No les preocupa tanto lo que dicen sino que haya quien los escuche, por lo que carecen de una sintaxis, de una gramática y de un sentido común. Han dejado de estar incómodos en el centro de la acción, porque se han encontrado a gusto en ese suburbio oscuro de los exiliados y ya no molestan.

Pero hay algunos, unas pocas centenas, quizás más, que optan por alejarse del rebaño que los acoge y precisan integrarse a otros grupos moderados. Quieren ser el único gay del barrio. Prefieren esa afrenta a convivir en sus propias comunidades y ser felices. Necesitan la adrenalina del Nelson de pueblo chico, la pesquisa de la presa nocturna, la persecución y la expulsión del hogar de otros, para sentirse vivos y poder quejarse.

No hay tonto más perseverante que el tonto digital. No hay tonto más tonto que esta nueva versión mejorada de pavo siglo veintiuno. Es mucho más pesado que el analógico, y mil veces más agresivo y molesto, porque a éste le han dado una entrada gratuita al paraíso de los tontos, un ticket personalizado, con su nombre y su apellido, y sin embargo continúa prefiriendo quedarse allí donde nadie lo echa de menos, ajeno a su mundo de fantasía. Fuera de lugar.

Hernán Casciari
viernes 17 de noviembre, 2006


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro El nuevo paraíso de los tontos, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


 gonza
22/05/2015 a las 21:33
Hernan, hay como 200 comentarios, seguro lo dijeron por ahi... pero el full vale mas que el "flush" (Color) el esquema e asi: escalera real - escalera de color - poker - full - color - escalera - pierna - doble par - par - carta alta. Saludos!
01/11/2014 a las 02:35
Yo estoy esperando que te dignes a vender "El nuevo paraíso de los tontos". Dale!
 Santi
15/07/2014 a las 06:21
Si tuve que soportar a varios Nelson en mi vidaaaaaa!! jajajaja
seburu
07/12/2006 a las 12:48
me parece que pali en el #208 estarìa careteando picardìa y sutileza. o no.
por las dudas: a los leoneee

saludos pali. no es contigo. mi misión es molestar y pueden haber bajas inocentes.
 Inimpus
07/12/2006 a las 11:39
Estará vivo? En los diarios no hay ninguna noticia tipo "Conocido blogger argentino muere en circunstancias dudosas. Posible móvil: venganza de un lector que se habría sentido ofendido por uno de sus escritos. El sospechoso, de nombre Nelson, habría viajado desde Mercedes (Argentina) para vengar la afrenta"

APARECÉ HERNÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁÁNNNNNNN!!!!!!!!!!!!
Pali
07/12/2006 a las 06:11
estoy llegando a la conclusion de que Hernan no esta. No solo que no actualiza, sino que no borra el spam. Aca hay gato encerrado.
Nelson
06/12/2006 a las 19:00
querida mama te envío este mail para avisarte que llegué bien del viaje, estoy comiendo bien te llamo a la tarde. besos Nelson
AnaMagda
06/12/2006 a las 14:30
Hernán, porfis...
Abro tu pagina... veo "El nuevo paraíso de los tontos" y me acuerdo de las veces que entraba en "diario de una mujer gorda" y me encontraba con "Confesiones desde atrás de un ligustro"
Que sensación fea me da...
Espero tu actualizacion ansiosamente
Marcelo del Buceo
06/12/2006 a las 12:04
Hola Hernán, me gusto mucho esto de los tontos del siglo 21.

Pero quería corregirte el comparativo entre el poker y la idiotez.

Cuanto menos tengas en la mano más fácil es deshacerte de esas cartas; por eso me parece que el par debería ser mogólico y la escalera real pavote.

O sea .. creo que la tabla sería al revés.

Te sigo leyendo, un abrazo de Marcelo de Montevideo.
 Germán Kijel
05/12/2006 a las 18:21
Y digo yo... quien hace un estereotipo de esta categoría ¿es tonto de pueblo o de ciudad?
Por cierto, el "que se vayan todos" ¿es para quedarnos nosotros? ¿Sí? Me parecía que hablábamos de lo mismo.
Prefiero a un Nelson que a un Hernán, toda la vida.
Nicolás Ferraiolo
05/12/2006 a las 06:59
Que exista gente que no sabe adecuarse al sistema puede terminar siendo algo bueno a futuro,
aunque también el que está ubicado (un tanto alienado también, es inevitable) y se para desde la vereda de la viveza (al mostrarse capaces de ver y entender la vereda de los tontos a la perfección) puede sentirse un poco fuera de lugar y pensar un poco las cosas "desde afuera", aunque no se si tanto como un tonto que en algún momento despierta.
Es verdad lo del sentido común, sin embargo, eso se puede ganar con el tiempo... Mirá Borges, lo gastaban en la primaria porque era un tonto con anteojitos, un desubicado que seguro en el fondo quería ser amigo de la gente y llevarse bien, pero no podía. ¡Que tonto! ¡Que poco sentido común!, un horror...
La cagada es la exclusión, entonces se da un círculo vicioso que no cierra nunca: un flaco que no se sabe integrar se lo excluye, y así, como el de tu ejemplo... Igual los tontos desubicados que no tienen noción de cuándo están molestando, esos sí que son un garrón. También está el tonto que subestima y se la cree... porque no se da cuenta que quizás esté dentro de eso, pensando que hace una descripción objetiva.


saludos
Y
04/12/2006 a las 22:16
Muy bueno... si bien tengo mucho para leer, porq descubrí hace poco el blog, me está generando adicción!
Necesito actualización!!
Johanna
04/12/2006 a las 20:46
Me encantó la parte de los geeks y demás, pues creo que entre más metidos andan en el mundillo de la red menos vida tienen en el mundo de metal y cemento. De veras que uno encuentra muchos sociópatas en potencia en esos círculos, por eso decidí alejarme de ellos y vivir más a la antigüita dando muy buenos resultados.
Gerardo
04/12/2006 a las 15:32
Hace dos semanas que leí "El Nuevo Paraíso de los Tontos" y, desde el momento en que terminé de hacerlo, creo he ingresado a Orsai más de 20 veces con los deseos de conseguir una nueva entrada, tan ingeniosa como la anterior. ¿Qué pasa con la frecuencia de actualizaciones? ¿Andas ocupado con un libro o algo así?
tekila
04/12/2006 a las 14:54
mmm lo que me da mas miedo, (mas aun que el texto de hernan), es que dentro de los 198 comentarios , solo percibi las ganas de no sentirse identificado con el articulo.
En definitiva , todos somos tontos alguna vez, y ahi esta el tema, sortearlo con hidalguia mas que mirar para otro lado con cara de YO NO SOY.
Pali
04/12/2006 a las 07:10
Eso...que anda pasando con la actualizacion de Orsai...llevo varios dias abriendo el mail con la ilusion de encontrar un "orsai actualiza"
mica
04/12/2006 a las 03:36
Hernán para cuando un texto nuevo? :)a este lo lei 100 veces ya..
Marcelo
03/12/2006 a las 21:58
Jaja, Saludos.
Marcelo.
Mauri
03/12/2006 a las 19:30
Te das cuenta que vos publicaste esto por internet, ¿eso significa que el autor es un tonto?
Alberto Cadiscos
01/12/2006 a las 14:55
Ya lo dijo Homero Simpson, esta es la nueva era donde los mas tontos son admirados por sus habilidades informaticas.

Pero que ocurre cuando los que nos llame tontos esten en minoria? entonces seran ellos los tontos, ya se sabe que millones de personas no pueden estar equivocadas, estamos en el cambio social.
Be water, my friend
Leandro
30/11/2006 a las 16:50
No leí todos los comentarios. Quizás ya expusieron este concepto. Creo que a todos nos pasa y nos pasó que a veces fuimos/somos Casciari, a veces fuimos/somos Nelson.
pal
30/11/2006 a las 10:06
Bart, el etc. fué más largo que lo que duraron de amantes.
Marianex
29/11/2006 a las 20:08
Me gusto mucho.. porque conozco varios casos de tontos asi.. jejeje sos mi idolo hernàn !
edu
29/11/2006 a las 17:51
Hernan ! que te estas haciendo desear ? te enfermaste ? tu nena te esta dando mucho trabajo? te agarraron los paraguas (o los bolitas?) que pasa con tu nuevo articulo que ya vamos 12 dias y nada ? ...no quiero pensar que te estas dedicando a la adivinacion economica o lo que es peor a las certezas ( espureas) de la economia...
Un abrazo y espero que aparezca el proximo pronto
Bart
29/11/2006 a las 16:30
Pal

¿Cartas de amor y etc? ¿Entre Anaís Nin y Henry Miller hubo etcétera?



(Sirva éste como ejemplo de comentario ridículo según lo explicado en el 189)
Dex
29/11/2006 a las 16:23
A veces los que mas saben son los que mas sufren. Un tonto no sabe que molesta (muchas veces) y no sabe que sus ocurrencias lo hacen ver ridiculo, pero lo que los demas no saben es que ellos lo disfrutan. En cambio, nosotros los tan inteligente cada vez que vamos a hacer algo pensamos en el que dirán, en como se verá, olvidándonos de lo divertido que sería.
pal
29/11/2006 a las 16:00
pero claro! entre los buenos escritores deben sobrar los llamdos "tontos". De hecho recuerdo haber leído las cartas de amor y etc, entre Anaís Nin y Henry Miller y haber pensado que leerlos era un placer, pero que se me pegaran habría sido un desastre (si piensan que exagero leanse las cartas esas!)

seburu
29/11/2006 a las 14:32
Borges, por citar algun grande, habrá sufrido (mucho o poco) en su niñez o adolescencia por este tipo de prejuicios?

quien, en la juventud o adultez, no ha sido tonto?

(aclaro que yo no, gordinflas)

te imagino todo lleno de chilipiorcas y tics, en una reunión de escritores consagrados. y obviamente el que va a ir a buscar los tragos a la cocina serías vos.
seburu
29/11/2006 a las 14:25
se le decimos eso se pone contento, tere.
quedate y molestalo!
tere
29/11/2006 a las 05:27
Hernán, qué lastima..con este post , fuiste.
pal
28/11/2006 a las 08:39
ojo que Prozac tiene que ver con el tema, eh!?
prozac
28/11/2006 a las 04:44
Natalia
28/11/2006 a las 04:16

Me confieso tonta.

N.

Luis
27/11/2006 a las 16:31
Buen escrito, como todos los que leo de este blogero ¿se escribe así? y sobre un tema muy actual: Internet (lo de los tontos ya son apreciaciones suyas que no voy a comentar).

Lo cierto y demostrable es que Internet se ha convertido en un medio de comunicación sin barreras culturales, dialécticas ni culturales.
Es también cierto y demostrable que hay personas que circulan, viven y se alimentan en esta "Red", han creado sus cortijos propios y los regentan como quieren, solo hay que darse una vuelta por foros archiconocidos y blogeros archienlazados que han creado su pequeño mundo o espacio vital, dejando fuera al resto de los mortales virtuales.
Escribes: "Al ampararse en este flamante universo construido a su medida, el tonto descubre que los demás no poseen la libertad de cerrarles la puerta en la cara, como antaño." Pues creo que es al revés, que el tonto descubre que los demás poseen esa libertad, no como antaño que se lo tenían de decir a la cara y era mas cruel. Ahora con banear una IP, un nike o un dominio tienen bastante.
lost in translation
27/11/2006 a las 10:24
El tema acá es complejo. No solo hay variedad de tontos que se sujetan como garrapatas. Tambien hay variedad de tontos que no saben que son tontos y se creen que son listos, etc...

El tonto que describes tu es un pobre personaje que trata de ser servicial porque no tiene amigos, lo cual es algo penoso. Y si siempre hay uno de esos en nuestras vidas.

La segunda tipología de tontos son los freaks y creo que se parecen mas a la categoría que te nombrada yo anteriormente en este comment. Yo me quedo mil veces con los pobres que intentan gustar, que con los que van de listos y son mas impertinentes que la ostia.
Retroferran
26/11/2006 a las 13:53
Hola. Soy Retroferran, llego a tu blog por Marcela, de Roma, y además de decirte que me gustó quisiera invitarte a visitar el mio, Anclaos en Europa (http://anclaos.blogspot.com), un rincón para compartir las experiencias de los argentinos que estamos viviendo en el exterior mas alla de las nostalgias, el tango o el dulce de leche.

Cada vez somos mas los anclaos.

Exitos!
ontokita
26/11/2006 a las 12:48
extrano a los tontos que eran personajes, hoy son sombras que de alguna manera tienen el poder de asustar.
Rosario
26/11/2006 a las 07:04



Luego de leer otros comentarios, aclaro, que no discrimino a nadie por ser gordo y que de hecho me molesta mucho cuando cualquiera lo hace. Cuando en # 63dije "deforme" creo que quería encontrar una explicación a tanta saña, pero la verdad es que tampoco yo me siento superior a nadie. Lo que sí creo que tengo resuelto mejor que otras es el tema de la competencia ya que en esta "relación" si a alguien le molesta la presencia de la otra no es precisamente a la "tonta".

A veces los que pasamos por tontos preferimos dejar todo como está y sentimos pena por el que se toma el trabajo de estar pendiente de nosotros.
Y otras también nos cansamos y largamos confesiones como ésta porque por algún lado tenemos que explotar.

Esta semana comprobé cuanta inseguridad hay detrás de estos que se creen vivillos y me regodeé de verdad con las "tonterías" que le hice hacer a la Sra "Me_las_sé_todas".Es muy probable que haya leído mi comentario anterior (quién te dice, IP), y sienta tanta culpa como sentí yo vergüenza ajena. Qué bien.

Doble y tonta venganza la mía, quizás, pero qué mejor lugar que Internet " el nuevo paraíso de los tontos".

Salut!
lully
25/11/2006 a las 18:38
El tonto? no lo conocì, estoy hoy 25 de noviembre conociendo un genio hecho blogger, un genio que escribe suavecito y está lleno de talento y productividad intelectual.
Te gustaría pasar por AL DESNUDO EN MI BALCON?
es una secciòn de bloggers de equinoXio (la nueva revista virtual), donde hago entrevistas. Las puedes ver al lado derecho de mi blog.
Un abracito afectuoso!
carlygom
25/11/2006 a las 02:28
Muy buenas tus observaciones. Enfoco mi webcam y miro atento lo que devuelve el monitor. ¿Seré, tal vez, otro de los tontos? ¿Deberé dedicar menos horas a esta pasión que me consume?
Creo, Hernán, que estás asumiendo un costado moralista capaz de llevarte a lugares como los del Pastor Giménez y su "iglesia del millón de almas". Tus chicos que entran primero y gritan ¡Pri! ¿son también tontos?
Ginger
24/11/2006 a las 20:06
Hernán, si hay algo que me jode mucho es la gente que tiene preferencias por otros y encima lo demuestra. Vos no tenés vergüenza. Borrás todos los spam, pero a Dish lo dejás. Seguro que te gustó la italiana que ofrece encuentros.
Crimson
24/11/2006 a las 11:03
¿Qué pasó? Ah, ya sé: me fui del tema del post. ¡Tonta de mí! ¡Mil veces tonta! O más que eso: ¡tarúpida!
¿Ahora puedo?
#171 : qué insistencia, Carencia.
Florencia
23/11/2006 a las 23:14
#170 No puedo gesticular la depresión de esta torta vacía al verle su huevo por aquí, con bañera Tere de P.C. Ves dos tontos perdigoneros para Ud., Pal, Seburu y el Gus (reviento a Suar es Alterio para Juan Carlos, pero ya no trituran a los calzones de Tadeo el daltónico, con sordera Tere).
Crimson
23/11/2006 a las 22:05
No puedo cuantificar la dimensión de mi tonta alegría al verla de nuevo por aquí, compañera Tere de P.C. Besos tontos pero sinceros para Ud., Pal, Seburu y el Gus (lamento usar este medio para enviarlos, pero ya no figuran las direcciones de correo electrónico, como observa Tere).
 olo mosquera
23/11/2006 a las 21:46
Porque escribe todo el texto usando letras mayúsculas.
Muertito
23/11/2006 a las 21:36
Gordinflas, porque borras los comentarios del finado lennon?
Tere de Punta Carretas
23/11/2006 a las 16:26
¿Notaron que tontos y no tanto no pueden ya mandarse mails directamente desde el comment?
Para evitar el chatteo que tan tontos nos hacía...
Quizás sea mi tonta computadora....
Besos, Crim y Seburu.
sonia
23/11/2006 a las 15:09
Eso. Maltratar a los #tontos y sentirse orgulloso por ello, es ser un tonto del culo.
Yo me siento una tonta del culo pero no de la cabeza, eh? Que quede claro.
Dish
23/11/2006 a las 14:59
Your hard work paid off dish network

pal
23/11/2006 a las 14:05
Mi humilde opinión es que haciendole caso a Crimson, habría que haber terminado en el comenterio #162 de Tenshi, que es un estupendo resumen del asunto.
Nos vemos.
Anónimo
23/11/2006 a las 13:50
No he hablado en ningún momento de que tengas la obligación de pasar tiempo con alguien con quien no quieras pasarlo. Pero sentirse orgulloso de maltratar a alguien que lo está pasando mal y encima creerse superior intelectualmente por ello... eso si que es ser tonto del culo.

Veo unos comentarios por aquí de un carácter extremadamente fascista, al decir que habría que cogerlos a todos y poco más o menos encerrarlos en un ghetto al estilo alemán... y encima la gente aplaudiendo. Un día de estos os podría tocar a vosotros.
Tenshi
23/11/2006 a las 13:17
aaah Mr. Anónimo, entonces formemos una ONG y hagamos la campaña "protegiendo a Nelson de gorditos malvados"... pobres tontitos hay que protegerlos de la vida, es más, podemos asociarnos con greenpeace (aunque los tontitos están lejos de entrar en peligro de extinción, así que probablemente no quieran asociarse con nosotros).

Primero, para mi el texto es humorístico (al igual que la mayoría de los textos escritos por Hernán), claro que como esta vez te toca de cerca te sentís identificado y no te gusta... pero de todas formas, cada uno decide quienes son las personas con que se acompañará durante su vida, si un tal Nelson no te cae bien y no quieres pasar tiempo con él, por qué habrías de hacerlo?. Por ejemplo ésta niña Lorena, (tomando su comentario literalmente) ella se cree viva por andar metiéndole piedritas en la mochila a otros, a mi me parece una actitud infantil, pero según tu planteo, estoy obligado a pasar tiempo con ella porque sino la pobre se podría sentirse una "marginada social"?... vamos, que cada uno pase tiempo con quien quiera, y si en tu vida has querido pasar tiempo con personas que no querían estar contigo y te sentiste un marginado, pues creo que es hora de que abras los ojos y decidas pasar tiempo con gente que quiera estar contigo, no te parece?
Humbarcam
23/11/2006 a las 12:55
Pues bien por ellos (los tontos) que se junten y engañen (que no son tontos) en sus propios espacios virtuales.
Y bien por nosotros dejemos las computadoras un momento pues ya podemos regresar a las calles.
Crimson
23/11/2006 a las 12:45
¿Así que los tontos, además de tontos, son masoquistas, Lorena? ¿Y lo único que están esperando es al sádico que justifique su existencia? Qué bueno saberlo...entonces yo no soy tan tonta como suponía.
Esto ya se está convirtiendo en un inventario de perversiones, con la intolerancia esgrimida como estandarte de superioridad intelectual. ¿A qué me suena?
¿No será hora de cambiar de post? Digo, no sé.
Lorena
23/11/2006 a las 07:54
Yo soy, y debo aceptarlo, aquella que le quita las esperanzas de vivir a cualquier tonto, sé que puede que me vaya al infierno por eso, pero realmente me divierten y finalmente soy cruel con orgullo, en mi vida han habido como 20 Nelson,quizá termine siendo una tonta jugando a ser perspicaz.
Un día recibí un consejo del papá de un amigo que me decía muy preocupado que deje de molestar a otro amigo porque esto podía llevarlo al suicidio, y hablaba en serio.
En fin, me imagino que estoy en la lista negra de alguno que se haya convertido en asesino en serie y ese será mi castigo, lo aceptaré, como ellos aceptaron que les ponga piedras en la mochila.
El post, está genial, en mi caso has logrado exteriorizar eso que he sentido siempre y de pronto, ya no me siento tan cruel...los tontos de alguna oscura manera QUIEREN ser maltratados. Porque hacerlo resulta, sencillamente INEVITABLE! Saludos!
ella
23/11/2006 a las 06:12
sin embargo, me encantaría ser una "freak" estilo Bill Gates. ese, es el tipo de tonto que todo vivo quiere ser.
el punto es: quien es el vivo y quien el tonto?????
ella
23/11/2006 a las 06:07
"Estábamos tomando mate en el comedor del Chiri y Nelson se ofreció (siempre son extremadamente serviciales) a cambiar la yerba lavada. "

Hernán: durante todo el relato, siempre hablaste del tonto en singular, pero en este unico caso, de pronto y sin motivo, lo hiciste en plural. a propósito: en el post anterior hay un error -que he indicado- pero no fue corregido. podes hacerlo sin darme un beso, como hiciste con todos los otros comentaristas que te corrigieron. no problem.

en cuanto al tema del texto, completamente de acuerdo. el tonto molesta, tanto en persona como desde su casa via internet. sobre eso no hay dudas. lo unico que falta es que se cree una ONG para defenderlos, representarlos y hasta estimularlos para que sigan rompiendo las pelotas!
tere
23/11/2006 a las 03:33
SEgún tu artículo los viejos entran en la categoría de tontos, puesto que carecen de destreza digital.
Mientras vos estás gateando en el mundo, ellos ya fueron y volvieron..
Habría que ver a los bloggers que se pasan de listos, que harán dentro de 40 años frente a las nuevas tecnologías, ¿estarán escribiendo PRIIII!?

santiago
23/11/2006 a las 00:40
(mejor no escribo nada)
Haffner
22/11/2006 a las 22:48
La mayoría de esos aislados sociales a los que llamas "tontos" son bastante más inteligentes que la media: por eso son unos inadaptados. Ojalá alguna vez sientas solo un 10% de lo que Nelson sintío.
=====================
Anonimo,no le desees a nadie ni 1 x ciento de lo que Nelson sintio.Pensa mejor que hay que respetar a cualquier persona porque no sabes cuando le puede tocar 'su' momento y lo necesites.
Yo conoci a uno que fue catalogado como Nelson por el conjunto.Un dia me encontre x razones x casi en la puta calle en un invierno aleman y N. me abrio la puerta y me dijo 'pase,sr'.
Buenas noches
pal
22/11/2006 a las 22:43
pero no hay que confundir con los amigos cachureos, que son los que no "sirven" para nada salvo que nos hacen bien al alma, y por eso perdemos el tiempo y flojeamos y al final nada, eso... esos no son pegotes! eh!?

(Sebu: antes de que nos borren, y con razón, te anuncio mail pa'manhana.... averaveraver que es lo que te pasó... salutes!)
seburu
22/11/2006 a las 22:25
si, pal.
debe ser el desconcierto. debo estar pálido ante la pendejada, la pérdida de categoría, de clase, de algunas personas. de simpleza, de estar mas allá de. no me causa gracia haber estado equivocado.

que gente mas cagona, por favor. que falta de huevos.

en otro orden de cosas, estoy feliz porque me voy a santiago a visitar gente!!

voy a abrir los ganchos para no toparme con con tontos o personas en gral que se me puedan pegotear. tengo miedo a no poder sacarmelos de encima.
es que no sé deshacerme de gente con la que no quiero estar. no tengo huevos, soy un boludito. entonces, que voy a hacer, los aguanto hasta la saturación. así que nos vamos a sentir mal un rato mutuamente y después, si soy capaz, si me dan los huevos, si soy valiente, le doy a entender que se mueva al costado. y sino nos sentimos seguimos sintiendo mal, inmersos en una relación inconducente, pendeja, que nunca aprendí a superar.
sí, prefiero no encontrarme con personas distintas a mí, definitivamente....porque no me va a quedar remedio que denigrarlos...hahahahaaaa....

también espero comer un rico mariscal.

un beso, pal.




pal
22/11/2006 a las 20:46
alóaló! dn. Seburu es ud o lo usurparon? alóaló
(no es por la opinión, sinó por la falta de ironía que estoy preocupada!!!)
sonia
22/11/2006 a las 20:05
Muy bien! Aplaudo a este comentarista. Me levanto para aplaudir. Me caigo y me levanto.
Este chico encontró la manera de comentar sobre el tema puntual del post: "El nuevo pais de los tontos".

22/11/2006 a las 19:44
Siempre te queda la posibilidad de treparte con un rifle a la azotea de un edificio y restituir un poco de justicia, Anónimo.
nacho
22/11/2006 a las 18:14
Hernán, quizás conozcas un gran cuento de Patricia Highsmith, titulado "No era de los nuestros". Crudelísimo.
Anónimo
22/11/2006 a las 17:12
El mismo anonimato que tú, tenshi, nombre que para mí, a todos los efectos, es lo mismo que anónimo. Y no se trata de un texto humorístico, se trata de un texto en el que se hace apología y exaltación del aislamiento social de un individuo. Si, yo fui en mi juventud maltratado por muchos, y te aseguro que jamás perdonaré a las "personas" que lo hicieron, pero encima tener que aguantar a gente exaltando y justificando esas conductas, describiendo a los excluidos sociales como seres malintencionados que solo buscan molestar a los demás, pues no. No, y sobre todo porque habrá adolescentes maltratadores que lean esto y encima se sientan más "cool" por tratar a patadas al "empollón" de la clase. Qué valientes...
Tenshi
22/11/2006 a las 16:59
Al de arriba (#145)... por qué esconderte en el anonimato?... acaso por miedo a que alguien te identifique como un tonto resentido porque lo han marginado?.

Como alguien por ahí dijo, todos somos un tonto para alguien... el tema es tomarse la vida con humor y saber reírse de uno mismo (no solamente de los demás)... si alguien escribiera un texto irónico sobre gorditos que tienen un blog, o sobre argentinos en españa y su comportamiento estúpido... creen que hernán se irritaría?... yo creo que sí ahahah pero bueh...

En fin, un geek al habla (groxo para algunos, y tonto para otros)
seburu
22/11/2006 a las 16:40
si, anónimo. la verdad que se fue al carajo. }
pero es un poco más impresionante la cantidad de chupamedias, que le andan diciendo "que bueno lo que escribiste de los tontirijillos, hernanijillo"....y boludeces similares.
está bien, sigan así: es el precio a pagar por no quedar en el vacío.
Anónimo
22/11/2006 a las 16:07
Tú si que eres imbécil, tú y todos los tuyos, al no tener ni el más mínimo atisbo de empatía con las personas que buscan desesperadamente el sentirse aceptados y arropados por sus congéneres. Ojalá te hagan a tí un vacío semejante al recibido por Nelson. Eres culpable de haber sometido a una persona a una tortura psicológica que no puedes ni imaginar. Y encima te sientes superior por ello, cobarde? Veríamos a ver si eres capaz de tratar así a alguien que no estuviera en el estado depresivo y falto de autoestima en el que se encuentra un aislado social. Y encima tienes la caradura de escribir este post ofensivo, sintiendote orgulloso de maltratar al débil. ¿Sabes una cosa? La mayoría de esos aislados sociales a los que llamas "tontos" son bastante más inteligentes que la media: por eso son unos inadaptados. Ojalá alguna vez sientas solo un 10% de lo que Nelson sintío.

P.D.: Que levante la mano el que no haya cometido alguna vez una equivocación como la de Nelson con la yerba
José
22/11/2006 a las 15:01
Fui a ver Borat. Me entra una duda. El comentario anterior, el de los besos, y éste, el de los tontos, ¿los habrá escrito el kazajo?
Andres
22/11/2006 a las 05:06

Todos, absolutamente todos nosotros, fuimos alguna vez tontos para alguien.
Si caminasemos al lado de una chica bonita por la Av. Santa Fe seríamos "un gil". No importa lo que hagamos, dirán de nosotros que definitavemente somos giles.
Si nos pusiesemos en un casamiento en la mesa del fondo, apartados, alguien podrá decir que somos amargos.
Si un día caminamos 15 cuadras para ahorrarnos el boleto de colectivo, alguien dirá que somos tacaños.
Y así sigue la lista.
Por ende yo tendría más respeto hacia el tonto, porque ese mismo, puede estar escribiendo en otro blog, en otra ciudad, y en otro pueblo, que somos "tarados".

No hay quien se salve de este asunto.







Germán
22/11/2006 a las 03:12
Habiendo sido citado ya un par de veces el famoso tema de Los Beatles (a propósito, les cuento que se puede escuchar completo el "último nuevo disco" del grupo en línea), me parece fundamental recomendar la relectura de la novela "Desde el Jardín", de Jerzy Kosinski, que cuenta la historia de un tonto (por no decirle idiota) llamado Chance Gardiner, que como no podría ser de otra manera llega a candidato a presidente de los Estados Unidos.
Ringo
21/11/2006 a las 23:36
Paul McCartney tenia un amigo tonto, y le escribio una cancion y se lleno de guita, ...yo busco y busco y no encuentro ninguno, ....oh dios mio, capaz que soy yo y no me di cuenta
Ginger
21/11/2006 a las 22:50
Sonia, ¡Sos tonta!
/|-
21/11/2006 a las 21:56
Excelente! Soberbio, además de muy pertinente. He sentido una inquietud al respecto desde hace tiempo que conocí a "El Derby" (http://blogs.ya.com/derby/). Se llama Edgar Agurto y es Peruano. Es este un idiota tan divertido que nos ha llevado a preguntar si será real tanta ingenuidad, si no será un virtuoso disfrazado de imbécil como a veces haces, Hernán.

En fin... con la colaboración de unos amigos argentinos, hemos venido descubriéndolo sucesivamente en varias comunidades: arrancó en Forosdelweb.com, de allí pasó a un par de comunidades extintas llamadas fantabuloso.com y panasdelweb.com.ar ... de ahí pasó a su caldo de cultivo: www.ciberpc.com que es un sitio de refugio para darse gusto: llenito de los especímenes que tan bien describiste en este artículo. En fin, felicitaciones de nuevo. No quería desaprovechar este espacio para compartir la experiencia de la duda: genios disfrazados de idiotas en la red.
Juan
21/11/2006 a las 21:29
Pobre Nelson, suerte que sigue cambiando la yerba al mate y no es un tonto del siglo XXI que pueda llegar a leer este artículo.
sonia
21/11/2006 a las 20:24
Hernán, Hernán, Hernán!!! Hay una que se fué de tema!
Habla de hemorroides y no de tontos!
Borrala, borrala!
No! Matala, matala!
Eglan
21/11/2006 a las 17:27
Jajaja.
Es mejor parecer tonto que abrir la boca y confirmar la sospecha... cosa que yo hago demasiado a menudo! En fin...
Me encanta lo9 que escribis. No dejes de hacerlo, por favor.
Toro
21/11/2006 a las 14:33

¿Todo se reducía a un problema de inseguridad, decís?
Cuando fui a BCN y no invitaste el almuerzo, ¿fue por no quedar como el tonto que paga?
Porque si es eso me quedo mucho más tranquilo Gordito! Yo pensé que era de puro rata, pero siempre tenés alguna teoría barata que te justifique. Será posible!

Che, tonto, ¿venís al estreno de la obra?
Cruptora
21/11/2006 a las 13:37
Mejor tener la boca cerrada y aparentar ser tonto, que abrirla y despejar toda duda...
pal
21/11/2006 a las 10:22
Romu, Gin, público en gral. Yo sospecho de todo aquél que apareciendo como re-tonto, o sea, ingenuo, inocente e inexperto siempre se lleva la mejor parte de forma misteriosa e incomprensible. Si era tan tonto! Y ahí deja a los demás como maltratadores y duros, más encima.

Yo siempre pienso que si alguien saca lo peor de mi, no debo buscarlo extra, ni hacerle la entrada facil a mi existencia.

Además, quién soy yo pa'creer que sin mi el "tonto/vivo" en cuestión nunca va a ser feliz?

No me da la gana de renunciar a mi derecho de elegir a quién hacer entrar en mi casa. Ni por dos cafés con leche. O no dn. Hernán?

Además aprender a ser rechazado es parte de ser adulto. A cualquiera le puede pasar.
Gudrum
21/11/2006 a las 04:39
gloria y loor a los tontos cibernéticos

sin ellos no existirían los vivillos que escriben cosas muy inteligentes con las manos para borrarlas, muy inteligentemente, con los codos
 Facundo Catalan
21/11/2006 a las 03:39
FUERTE. Sobre todo cuando, haciendo memoria, me acordé de esa vez que firmé primero en los comentarios de alguno de tus textos...
De todos modos no me arrepiento. Porque como quien dice, estas situaciones nos hacen pensar: "No es que soy un completo inútil, al menos sirvo de mal ejemplo".
Excelente como siempre, Hernán... seguimos leyendo.
sanata
21/11/2006 a las 02:22
a mi me encanta pinky! (and the brain)... "narf!"
kiro
20/11/2006 a las 21:32
las verdades duelen no?
ya les dejo con su patetico grupo
el arcangel gris
20/11/2006 a las 19:49
Hernan, te invito un café con leche, yo pago.
ErJuanito
20/11/2006 a las 19:27
Confieso que al principio me aterró leerlo, mas no por la posibilidad de sentirme identificado (creo que, parodiando a Warhol, somos Nelson al menos 15 minutos en nuestras vidas) sino por creer que tu escrito semanal pudiese ser una especie de copia de ese genial bocadillo que escribió el más grande aún Daniel Samper Pizano, donde habla acerca de los tontos de pueblo como especie en extinción y que, a todos los Nelsons de Orsai, humildemente recomiendo.

Finalmente, no fue así. Mis respetos y mi admiración siguen incólumes... Capoo!
Maggie
20/11/2006 a las 19:14
Coincido totalmente con La Romu.
Besos
 Teresiña
20/11/2006 a las 18:58
No suelo andar revisando los comentarios ajenos, no me da el tiempo y, a veces, me aburren. Pero he notado en los últimos post que se ha generado una situación que, me parece, terminó resultando inmanejable. Es este post una especie de alegoría de eso? es de tonta mi pregunta? Si lo es, bueno, me asumo, qué va ser
Giorgio Ponti
20/11/2006 a las 18:43
La gran puta Hernan!! me descubristes...
Ahora no voy a poder venir mas.

Adios para siempre.
Ginger
20/11/2006 a las 18:09
Romu, la diferencia entre escuchar a una gorda hablar sobre hemorroides y verlo en la tele, es que esto ùltimo es decisiòn mìa, pero sì, tenès razòn: ¡No sabès el lunes que tengo! (y lo peor, si no se me pasa, ¿adivinà a quien voy a llamar por telèfono para contàrselo?)
Silvina
20/11/2006 a las 18:06
es re cómodo ser tonto. Mirá el boludo ese: tiró la yerba en el koynoor, lo comentó como al pasar, se fué y allá quedó inutilizado el aparato que por ahí al otro le costó un huevo comprar. No se rescatan cuando son invasivos y tienen cierto talento para conquistar madres desprevenidas que después te dicen "pobrecito, ese chico tan bueno que ya llamó 5 veces y vos que no lo querés atender, sos jodida eh!", interrumpen impunemente cualquier conversación intimista que lograste tener después de varios meses con esa amiga, y además ni dá para decirles nada porque se hacen los que no entienden. Y así, van ganando impunidad. Y las tontas? Esas sí que la pasan bárbaro. " Ay!no me di cuenta, perdoname, ni se notaba que era tu novio!" Capaz que esas merecen un comentario aparte.
Esteban
20/11/2006 a las 18:06
Pri.
La Romu
20/11/2006 a las 17:39
Ay, #Gin. Qué lunes que tenés. Y qué ganas de categorizar al pepe.

A ver: si alguien te viene con una tontera, es mucho más fácil decírselo en la cara, que elaborar teorías sofisticadas y englobar a lo pavote.

Si un tipo te persigue no es porque sea "tonto". Es un acosador. Es otra cosa ¿entendés?

Y además: ¡claro que me gusta que metan temas distintos en una charla! si no no es una conversación: es catecismo. Claro, cuando una gorda no te habla de comida sino de las hemorroides te da bronca, pero si lo ves en un documental del Discovery Channel es lo más intelectual de lo retop.

No. El Jorge escribirá bonito, pero en esto le está errando de acá a Luján.

Un beso igual.
Ginger
20/11/2006 a las 17:22
Ay Romu, bombón, no me vengas con el cuento del Buen Samaritano que no es digno de alguien que como vos, anda señalando todo el tiempo con el dedito acusador a los que piensan distinto a tu criterio (dicho desde el amor, como siempre).
Que los patoteros y los chorros te victimicen, no excluye a los pesados que te persiguen por la vida pretendiendo que te resulten simpáticos. ¿O te tiene que caer bien cualquiera que te pague un café o te dá charla?.No se trata de que no te guste por como habla, sinó por lo que dice.
Además, estás un poco mayor para el papel de rebelde sin causa, eso dejáselo a los de 19, viste?. Si en un grupo de personas todos charlan sobre comida y uno interrumpe para contarte de sus hemorroides, en principio es un desubicado, pero si insiste, definitivamente es un tonto. Si la reunión fuese en tu casa ¿vos lo volverías a invitar? ¿te interesaría hacerte amiga de alguien así?. Seguro que no, ni vos ni nadie que no tenga interés en hablar sólo de hemorroides.
Además querida, si no te gusta Tinelli ¡es porque sos muy pava!

La Romu
20/11/2006 a las 16:54
Ay, Gin. Por favor.

"Por tus palabras parece que el tonto fuera una víctima, cuando en realidad termina victimizando a los demás."

¿El "tonto" victimiza a los demás? O vos estás yendo a un sicoanalista berreta, o la estás escuchando mucho a Moria Casán. A la gente la victimizan los chorros, Impositiva, los patoteros. No una persona que no te gusta como se viste, cómo habla, o tiene la desgracia de pagarte dos cafés con leche y darte conversación, como dice el texto éste.

"El tonto no surge porque dos o tres lo eligen al azar, sino que permanentemente se expone con actos que desagradan al resto y lejos de corregirlos, los potencia."

Eso más que un tonto, parece la descripción de un portero de edificio. ¿Y quiénes son "los demás"? ¿Dónde se doctoraron en "Tontología" para extender certificados de tontos a troche y moche? Si vamos por eso, yo soy retonta porque no me gusta Tinelli y a los demás si, viste.

"El tonto es obstinado, y aunque sea rechazado constantemente pensará que los equivocados son los demás. Como el viejo chiste del conductor que se quejaba porque todos los autos venían en contramano por Libertador, sin percatarse que el errado era él."

Yo de ver cómo son "los demás" y cómo actuan cuando van en mol, me entran ganas de subirme a un remís y pedirle que maneje a contramano. Que es la única manera de no dejarse llevar por el lugar común. A nadie le gusta que lo traten como masa, pero todos tratamos de no desentonar de "los demás" para que no nos hagan a un lado. Es una estrategia de supervivencia que aprendemos de chiquitos. Pero no me parece tampoco para la glorificación.

Sorry por el copy paste, linda, pero no encontré otra manera.

Un beso grande.
Laura
20/11/2006 a las 16:44
Hernán:

Siempre leo tus posts y me parecen geniales, por lo tanto deduzco a qué apunta tu intención cuando hablás de "mogólico". Pero la palabra me parece poco acertada para ser usada como calificador despectivo, ya que, como todo sabemos, se trata de una enfermedad. No sé, me incomodó leer mogólico con el mismo tono de "boludo". Gracias.
Laura.
Crimson
20/11/2006 a las 16:18
Mejor no subestimes, Patton. Tal vez seas vos el que no se dio cuenta de quiénes quisieron darse cuenta y quiénes no, que por ahí pasa la cosa, me parece.
Patton
20/11/2006 a las 15:51
releyendo comentarios ... veo que UnNelson tocó un punto interesante. Llamaste tonto a la mayoría de tus devotos lectores, tus fans, tus groupies ... y ellos, (Ok, nosotros) en su gran mayoría ni se dieron por aludidos.

Me encanta hacer lo mismo: insultar sin que se den cuenta. Sos grande ché.
Cynthia
20/11/2006 a las 15:00
Al fin y al cabo la mayoria esta con una pequeña cola de paja aca... soy o no soy ...
fede o
20/11/2006 a las 14:23
gracias marcelo, qué grande lao tsu.

te la devuelvo con una no sobre tontos, sino sobre locos.

"El mundo entero es un asilo de lunáticos. Algunos están locos por el amor mundano, otros por el nombre, otros por la fama, otros por el dinero, otros por la salvación e ir al cielo. En este enorme asilo de lunáticos yo también estoy loco, estoy loco por Dios. Tú estás loco, yo también. Pero creo que mi locura es, después de todo, la mejor."

Sri Ramakrishna
Gaston
20/11/2006 a las 13:39
Hernan, ¿a que clase de tonto pertenecen?

- los que se preocupan por escribir primero comentarios, aunque no tengan nada para decir

- los que preguntamos por los anteriores

- los que dejan los comentarios de los primeros en la bitácora
asdf
20/11/2006 a las 13:18
test
Ginger
20/11/2006 a las 13:04
Romu, yo no estoy de acuerdo con vos. Por tus palabras parece que el tonto fuera una víctima, cuando en realidad termina victimizando a los demás.
El tonto no surge porque dos o tres lo eligen al azar, sino que permanentemente se expone con actos que desagradan al resto y lejos de corregirlos, los potencia.
Por otro lado, no es necesario que donde exista un tonto, los demás sean "vivos". La mayoría de las personas buscan relacionarse con otros que aporten a su vida, no que los rebajen a sus tonteras. Que los "vivos" existen, te doy la razón, pero estos suelen ser tan insportables como los tontos.
A un tonto de Internet es imposible demostrarle su tontera, porque está convencido que lo suyo es un aporte intelectualmente brillante y mantiene una lucha constante con el resto pretendiendo demostrarlo.
Hacerselo entender es una pérdida de tiempo, no una justificación sobre porqué se decide no relacionarse con ellos. El tonto es obstinado, y aunque sea rechazado constantemente pensará que los equivocados son los demás. Como el viejo chiste del conductor que se quejaba porque todos los autos venían en contramano por Libertador, sin percatarse que el errado era él.



sonia
20/11/2006 a las 12:43
Ya no quedan tontos con los que uno pueda demostrar superioridad.
El tonto actual está avivado porque la tele, aviva a tontos y atonta a vivos, por lo tanto, se camuflan entre los demás y pasan desapercibidos.

Es una cagada! Uno no puede ser feliz.
marlok
20/11/2006 a las 12:34
Priiiii !!!!
jejeje

Pobre matute, nadie lo ha descripto tan bien en su vida... Pensar que lo sigo cruzando todos los dias, pero ya no es el mismo... ahora es peor!!

buenisimo el texto hernan, congratulations.
salute.
ver
20/11/2006 a las 10:00
Agrego: que no sabe que Laura es Laura Canoura, que no sabe que Xitan es puto y que alguna vez se confundio en vez de escribir el nombre escribio el email.
ver
20/11/2006 a las 09:58
Tonto Orsaistico es aquel que no es igual a Hernan, que escribe con faltas de ortografia (como yo), que no lee Borges, que no ve Lost, que lee Bucay y que no sabe quienes son los "viejos"lectores (Ginger, angelgris, dudadesnuda, etc. ).
Yo me defino como una tonta con todas las letras, pero de ninguna manera estoy dispuesta a dejar Orsai!
Geek
20/11/2006 a las 05:36
poner a los geeks en postura de tontos es insultante
mas te vale matarte
Nelson
20/11/2006 a las 03:30
Hola! cómo estas después de tanto tiempo? mi señora me dijo que te acordabas de mí en una página en el internet. Por fin pude encontrarla. Me da mucho gusto que podamos entrar en contacto otra vez. Por qué no me mandas tu telefono, asi te llamo y nos ponemos de acuerdo para vernos y tomar otro café con leche. Tendremos tantas cosas que contarnos. Te dejo mi direccion de internet: nelson2000@ internet 565, codigo postal 2335.
Espero tu mensaje. Un abrazo grande, Nelson.
Ciro
19/11/2006 a las 23:40
Hoy quisiera ser un Nelson, pero dejar de serlo algún día. Quizás todos hemos sido Nelsones el alguna etapa de nuestras vidas, cuando nos pegamos a otros que nos deslumbraban y aprendiendo de ellos y otros, más tarde dejamos de ser un Nelson más para ser nosotros mismos. Hoy soy un Nelson en la Internet y los blogs. Ojalá deje de serlo algún día...
RoX
19/11/2006 a las 23:10
Hernán!!! doy fe!!! y no por escri... desde 1987 con el advenimiento del "dial up" ya existían especímenes que no sólo utilizaban la impunidad del medio, para todo lo que tan acertadamente describís, sino hasta para ocultar sus manos con uñas engrasadas del taller de autos o motos, vaya a saber uno, tras el nick de "Florencia2000" (hasta futurista el vago.. puaaaahhh) y entrar a las salas de chat de moda como: starmedia o radar!!! y sentirse realmente contenidos enviando emoticones, dando vida así a la gran comunidad virtual de "desencajados" sociales... opsss perdón "tontos virtuales" ...
Tengo una especia de flash back ahora mismo que dejo estas líneas para felicitarte por tu criticidad y seriedad en los temas... y agradezco a mi amigo Rog que me pasó el dato de tu blogg! UNA PERLITA... LA VERDAD.
Rechocha
19/11/2006 a las 22:13
Siempre fui tonta rre tonta. Perdonenme
gurka
19/11/2006 a las 21:11
perdon me falto ser hermetico, el que no este deacuerdo conmigo es un tonto y tambien les quiero contar que yo era tan piola en mi adolecencia que la gente se me pegoteaba
gurka
19/11/2006 a las 21:02
como he descubierto que soy un tonto por todas las caracteristicas antes mensionadas y me coincidero ofendido y discriminado por los vivos les declaro la guerra a esos "vivos".
Primero quiero aclarar las cosas en mi bando y sacar la mascara a aquellos traidores que se dieron vuelta, tontos somos los de este bando y tontos que se creen vivos si quieren que se queden en el otro bando.
Para aquellos vivos que presumen de tener una vida muy rica en experiencias y pasan largas horas en un blog, messenger y todo tipo de herramienta cybernetica, a ellos, ni olvido ni perdon hacerse el vivo siendo tonto es traicion.
Para los que dicen que no le dan mucha bola a los mensajes ni al messenger y cuando leemos eso nos parece raro les decimos hacerse el interesante es finjir no ser tonto eso es traicion.
Para los que presumen haber tenido un Nelson y haberlo tenido que correr de su vida les desimos que no les creemos por que generalmente Nelson se le pegotea a un verdaderamente vivo y no a un .........(creo que la palabra seria pajero pero prefiero no usarla). veredadero vivo esa seria la forma linda de decirlo
por ultimo esta abierta la inscripcion de tontos asumidos y como dice el autor es totalmente normal que busquemos asociarnos
Diego A. Rotés
19/11/2006 a las 20:54
Bien, sólo eso. Creo no andabas muy lúcido.
Mafaldita
19/11/2006 a las 15:36
Si bien estamos hablando de tontos y no de locos decía Pascal sobre los últimos:"Los hombres son tan necesariamente locos, que sería estar loco de otro tipo de locura, no estar loco". ¿Qué tal? De hacer y decir tonterías no se ha salvado nadie que yo conozca, la diferencia la hace la frecuencia de estos actos y ser conscientes o no de ello.
En el caso de Nelson su necesidad era tan grande que no se daba cuenta de lo que hacía.
Y si a esto le sumamos los comentarios de los que padecían sus visitas y ocurrencias el caso se pone grave.
Lo lamentable es cuando en los grupos hay un h d p insatisfecho que logra agarrar de punto a alguien porque compite con él, le tiene envidia o le molesta, o simplemente porque está aburrido e insatisfecho. Como en el caso que cita LaRomu el/la "pelagatos" (me gusta el término) tiene convencidos a todos de que es un/a vivo/a bárbaro/a, pero si indagamos un poco en su vida privada seguro que descubrimos que es de total insatisfacción.
Y la culpa es de los que creen todo lo que les dicen y no sospechan cuando alguien tiene a otro de blanco.
Claro que no todos tienen la capacidad de hacerlo. Es más cómodo burlarse y punto.
Saludetes.
seburu
19/11/2006 a las 15:22
está bien Crimson. le dí una vuelta mas porque volví ayer tarde y loco (fumado, paranoico).
se ve nuevamente que no ofende el que quiere sino el que puede.
chaito
Crimson
19/11/2006 a las 13:55
Aviso: diálogo con Seburu (por las dudas, vio...).
Compañero: que no cunda el efecto paranoide. Así como compartí tu punto de vista en el debate final de "Justificar los márgenes", entiendo tu malestar actual, y también tu insistencia, que no es pesadez sino desconcierto. El tema de este post es un claro indicio de que Hernán está firme en su postura, sólo que ahora apuesta a la autorregulación como mecanismo de control. A mí me apena que comentaristas de gran sensibilidad, que he llegado a apreciar y a valorar, sientan que necesitan disculparse en cada intervención, como si en cada palabra estuviese latente la condena al infierno. Pero el purgatorio puede ser más duro que el infierno, cuentan las ánimas en pena.
Marcelo
19/11/2006 a las 13:31
Uno de los tontos que más impactó mi vida describió así su tontería:

Abandona el saber y liberate de la inquietud.
Existe una diferencia entre asentir y consentir?
Existe una diferencia entre el bien y el mal?
Debo temer a lo que los otros temen? Qué tontería!
Otra gente está satisfecha divirtiéndose en la fiesta
del gran sacrificio.
En primavera, algunos van al parque o suben a la terraza.
Sólo yo estoy a la deriva, sin saber dónde me encuentro.
Como un niño recién nacido, antes de aprender a sonreír,
estoy solo, sin un sitio adónde ir.
Otros tienen más de lo que necesitan; sólo yo no tengo nada.
Estoy loco ??Oh sí-y confuso.
Otros hombre resultan claros y brillantes.
Sólo yo parezco oscuro y débil.
Otros hombres son agudos e inteligentes.
Sólo yo parezco lánguido y tonto.
Oh! Yo voy a la deriva como las olas del mar,
sin límites, como el bien que no descansa.
Todos, además, están ocupados.
Sólo yo estoy sin rumbo y abatido.
Soy diferente.
Estoy alimentado por la Gran Madre.

Lao Tsu, Tao The Ching, capítulo 20.




Paco
19/11/2006 a las 10:25
PRIMERO

EHH!!!
_

La duda que me entra es la siguiente: Si un no tonto entra, accidentalmente, en un grupo de cibertontos ya formado ¿Pasaría a ser éste no-tonto el lider del grupo, o sería él el tonto rechazado?

Me gustó mucho la comparación de los juegos en el poker con el nivel de boludez. Excelente.

Saludos.
Miguel
19/11/2006 a las 07:53
Hola gente, la verdad pretendía enviarte un mensaje personal Hernan, pero no pude con ninguna de las direcciones que dejas, tal vez hotmail andaba mal o (lo más probable) mi Nelson interior andaba bien.

Solo quería dejar mi blog por si alguien quiere pasar y decirte que páginas como éstas me entusiasman a tener páginas como la mía.

Gracias querido amigo,
Miguel
http://www.manchasdeltigre.blogspot.com/
seburu
19/11/2006 a las 07:37
hoy estoy realmente pesado, así que disculpas. releyendo a Gloriamundi en el 52#, a LaRomu en el #65 y a Crimson en el #78, me gustaría saber si fuera posible que cambiaras de opinión. y si fuera así, si lo darías a saber de alguna forma. no sé si para este caso en particular, o en una ocasión similar. no te pido, claro, que me respondas, o a alguno de esos comments. estaría bueno, aunque capaz alcanza con que los leas. qué se yo, si soy un pelotudo.
seburu
19/11/2006 a las 07:09
lo de puto fue hermético.
agradecido si pudieras borrarlo.
seburu
19/11/2006 a las 07:06
pesado tb. podría ser el que hace un comentario como el #87 y se-hace-el-víctima el que hace uno como el #88.

no sé si están bien usados los guiones, pero me pareció ver a alguno usandolo en situaciones parecidas.

guardaos de poner "ocasiones similares".

puto
seburu
19/11/2006 a las 01:47
no gurka, se refiere a los pesados. no a los tontos. vos no sos ningun tonto.
pesado igual podría ser el que quiere dar lástima.
gurka
19/11/2006 a las 01:40
acabo de descubrir que soy un tonto cibernetico. Aveses escribo con mayuisculas todo un comentarioop tengo muy mala ortografia, escribo muy mal, y muxchas veses envio archibos adjuntos que nunca llegan ...no se que piensan los demas de mi pero es popsibles que segun esos parametros piensen que soy un tonto y ahora que lo pienso quisas tengan razon
Daniel Lara F.
18/11/2006 a las 23:53
Ok...creo que en este post, como nunca antes,debería sentirse aludida mucha gente.Tomando en cuenta que nos metiste a bloggers y gays en tu definición de "tontos",tengo que sentirme aludido.
Pero en fin.Ecá, en Venezuela,llegué a escuchar-y a utilizar- el mote "pegoste" para referirme a este tipo de elemento,que siempre quiere estar,quiere ser parte de un grupoo aunque sea a la fuerza.Pero bueno.Debe decirse que, ciertamente,la internet esta llena de "pegostes".Los políticos viven quitandoselos de encima.Muchos tienen problemas graves de personalidad.Algunos son gays y simplemente se enamoran perdidamente y enfermizamente...Puede describirse hasta el infinito.
En la Wikipedia se encuentra la cantera de enfermos e imbéciles -"pegostes" en resumen- que,de alguna manera,realizan el sueño de todo tonto,de todo pegoste:tener el poder,ser quien manda,bloquear otros usuarios,editar,escribir articulos que nadie quiere leer etc...
Pero lo importante del post:¿Está Hernán entre los "pegostes" (perseguidores) o los "pegados" (perseguidos)? Sería una buena encuesta...
PS: generalmente,el que escribe de primero es un "pegoste" genuino,un tonto en estado puro...
Nelson
18/11/2006 a las 23:49
Pri?...
Laura
18/11/2006 a las 22:09
Están los tontos que inspiran canciones como "The fool on de hill".
jose
18/11/2006 a las 19:10
los lectores asiduos de orsai no son geeks también ?
 Christian Libonatti
18/11/2006 a las 18:37
El otro día entre a el chat del servicio tecnico de Ciudad Intenet y otro cliente abrio una ventana personal y me empezo a saludar... jajaja. no puede ser tan tarado.

Suerte hernan!!

Nos vemos!!
Guerden
18/11/2006 a las 17:28
A mi ser tonto me parece lo más... ser pesado es otra historia. La intelectualidad es una de las pajas mentales mas desagradables...
yo coincido no se con quien que dijo eso de que los tontos son mas peligrosos que los malos... los tontos y los locos mal... y bue, si vieja... no seas pelotudo hernan que vos tambien sos un gordito tonto y perdedor... como yo un flacuchento tonto y perdedor... como el macho alfa que tiene un tremendo fisico y es tonto y perdedor.. o sea, somos todos re tontos viejo... y perdedores, el problema no pasa por ahi, el problema es el TONTO GRAVE... el tonto que no asume su tontera... el tonto que no se mira el ombligo...

asi que a mirarse el ombligo y reirse de uno, bien tu texto loco
seburu
18/11/2006 a las 15:55
ufff.....gracias romu!!

igual tengo un grupo de amigos de siempre que me siguen dando bola.

crimson, como que la distinción va también entre tonto y pesado, o denso.

Crimson
18/11/2006 a las 15:24
Mmm...post inhibitorio como pocos. A probarse el sayo.
Coincido con Gloriamundi #52 en su percepción inicial (vaya coletazo del conflicto comenteril de dos posts atrás) así como en su certera y fatal conclusión, y con LaRomu #65 en su juicio sobre el frecuente intento de ecuación "estupidez ajena-viveza propia", tan improbable como la fórmula de la cuadratura del círculo.
En un mundo (material o virtual) donde los únicos valores circulantes son los que se definen desde el pragmatismo, la palabra "tonto" suele estar acompañada por la medida de su utilidad. Habría, por lo tanto, tontos funcionales y disfuncionales; los primeros son tolerados por su provechosa capacidad de servicio (como el Peter de Ori) y los segundos denunciados como lacra social, porque hacen perder tiempo y energía sin ninguna ganancia. Si a ésos se les pudiera pegar el cartelito de advertencia, cuánto más sencilla sería la vida de los "vivos"...claro que perderían la oportunidad del contraste. Así que estos últimos también terminan siendo funcionales, como ya se advirtiera.
Se me ocurre otra distinción, menos trajinada. No es lo mismo el "tonto" que el "idiota". Siguiendo la caracterización del post, el tonto es un ser generalmente sociable, pero con malas (o incómodas) estrategias de socialización. Si nos apegamos a la etimología, la palabra "idiota" proviene de un término griego usado para designar a los autistas, en referencia al hecho de habitar un mundo privado, cerrado a la exterioridad social. El idiota es impermeable al contexto, porque no puede salir de sí mismo. Su disco rígido ya está completo de una vez y para siempre, para usar una analogía informática, tan "a la pàge".
De ésos, no se habla mucho. Porque son los auténticos disfuncionales.
No temamos ser tontos, entonces. Temamos ser idiotas. Porque nadie va a estar ahí para decírnoslo. O no vamos a verlo.
ana yalour
18/11/2006 a las 13:18
¿Vos decís que yo no voy a molestar más por ahí porque encontré el suburbio oscuro y no se qué mas en este grupo de tontos que te siguen donde en verdad me encuentro muy a gusto?

Pero mirá vos... lástima que no me de el bocho para darme cuenta sola y tenga que preguntártelo justo a vos, en este espacio. Qué paradoja tonta.



ALe
18/11/2006 a las 12:47
Hernán, está muy bien tu descripción, pero este artículo/relato/parrafada carece de ese toque especial que solés saber impregnar a tus obras. Dejaste de fumar otra vez?
Sergio
18/11/2006 a las 12:24
Realmente muy bueno!!! Esto de volver a recordar amigos de la infancia me trae muy malos recuerdos. Martin, gracias a Dios!!!!!!! que otro grupo supo covijarte (no se por cuanto tiempo)
Saludos desde Tres Arroyos, Argentina.
Ezequiel
18/11/2006 a las 06:00
Simplemente una descripción GE NI AL!!, igual creo que todos llevamos un porcentaje de "tonto" dentro, solo que en los profesionales este porcentaje es mucho mas elevado. Saludos desde Argentina, Ezequiel.
el tipo del sofa
18/11/2006 a las 05:03
pri!!!!!!!!!!!!!!!!!
EL RUSO del Solbaid
18/11/2006 a las 04:22
Hernàn:a Nelson no lo viste màs porque me lo dejaron pegado en el Solbaid y ustedes se borraron todos...
se me aparecìa a las 3 de la tarde y despuès me ayudaba a poner el candado cuando cerraba...

Un abrazo...
José
18/11/2006 a las 04:21
Este artículo debería estar como condiciones de uso de algunos sitios, para espantar tontos y boludos.

Yo tuve pegado un tonto en el blog, entraba con un nick primero, después con otro. Con uno comentaba, con el otro se puteaba a sí mismo. Acabé descubriendo (bondades del IP) que no sólo era dos tontos en uno, sino que además entraba cada tanto con otros nicks para armar quilombo con el resto de los usuarios.

A propósito, con sus dos nicks más frecuentes también circula por acá.
No tardarás en identificarlo.
Ali de la Ghetto
18/11/2006 a las 03:15
Hmm Interesante...

Por cada Nelson hay un Xavier, de ojos verdes, elemento que detecta Nelsones a 100 metros, este se aprovecha de la necesidad de pertener de Nelson y lo aprovecha al máximo, si Nelson se da cuenta de la estafa tendrás un asesino en potencia.

A lo mejor Mark Chapman tuvo como amigos a varios Javieres.
Vericueto
18/11/2006 a las 02:33
Hernán, puede ser que tus dos últimos artículos estén relacionados, al macho español nos da pánico parecer tonto, por eso no te metes en casa de nadie al segundo día de conocerlo, o no le das besos como si fuera tu hermano, pánico al ridículo, a parecer tonto, así nos perdemos grandes cosas como posibles amistades, pero también nos libramos de los tontos, incluso uno mismo no sabe si lo es o no, ya sabes, ya nos conoces
alicant4ever
18/11/2006 a las 01:39
Después de este post estoy comenzando a pensar seriamente en que soy un tonto por diversos motivos de los cuales solo numerare cuatro.

1.Mis amigos muchas veces me han evitado.
2.Sigo teniendo fé en don Juan Dámaso Miranda (Q.U.E.P.D) y espero que retorne de las cenizas cual fénix
3.No tengo ni el mas mínimo éxito con las mujeres
4.Tengo un hermoso blog,el cual nadie visita, y por ende no actualizo

sin mas me despido afirmando rotundamente que soy un "tonto" y que tonteo en Orsai.
montuna
18/11/2006 a las 01:30
A veces, estar "Fuera de lugar" reivindica y da significado a las acciones humanas. El escritor de origen palestino Edward Said, escribió un maravilloso libro con ese título: Fuera de lugar.
Jo
18/11/2006 a las 01:18
Internet es también el paraíso de los que van de listos.
La Romu
18/11/2006 a las 00:22
DeRosario tiene razón. Yo pienso exactamente lo mismo y demás está decirte que no estoy para nada de acuerdo con lo que dice el texto.

O sea: alguien te trata con amabilidad, te da charla, te paga un desayuno, y en vez de ser un tipo amable, inmediatamente lo tachás de tonto del pueblo.

Y así funciona: cuatro listos se ponen de acuerdo, agarran a uno de punto y lo declaran "tonto" para siempre. Que es la única manera en que ellos se pueden sentir "vivos" en plenitud.

El resto es justificación pura: "No me relaciono con los demás no porque sea un topo y me dé repeluz la gente, sino porque son tontos digitales que no se saben ubicar". "No contesto el correo porque no estoy para perder tiempo con los tontos postales." Y así hasta el infinito.

Que el mundo está lleno de tontos, es lo primero que te enterás cuando salís a la calle. Pero que los "tontos" dan chapa de "viveza" a cualquier pelagatos, tampoco es menos verdad.

Un beso igual.

Chas
17/11/2006 a las 23:48
En México, el término para el tipo de tonto que describe Casciari es pendejo. Un verso popular dice:

Mándame pena y dolor,
mándame males añejos,
pero lidiar con pendejos
no me lo mandes, señor.
DeRosario
17/11/2006 a las 23:46
Conozco una señora así que hace lo mismo conmigo , y exagera todos mis equivocaciones dentro de nuestro grupo porque en el fondo teme, pobre, que yo cuente lo que ella hacía hace 20 años cuando ya casada andaba con todo el mundo incluso con mi novio.
Lo que no sabe es que yo no pienso decir nada pero no por ella sino porque me da pena su hija que también está en nuestro grupo y es buena chica.
Esta señora tiene un cuerpo deforme y un novio horrible (me olvidaba de estos detalles )y yo sigo sigo delgada y a los tipos como el novio de ella no los tocaría ni por el oro del mundo ;).


Saludos tontos, tontos
fede g
17/11/2006 a las 23:31
Para mi los peores son los que escriben con K. (ke kieres decir kon eso?)

Los detesto.
sansar
17/11/2006 a las 23:07
Hernan, creo que te olvidaste de una clase de tontos. De lo peor que hay. Son aquellos tontos que te tratan a ti como tonto.
En mi trabajo tengo uno que además es peligroso. Es jefe.
Lalodelce
17/11/2006 a las 22:35
O sea, el tonto se queda Orsai.



Pali
17/11/2006 a las 22:32
a mi tambien se me habia, ocurrido mientras iba leyendo, el chiste de poner "pri" en el numero de comentario que me correspondiese, pero ahora ya no tiene gracia. se ve que hay mucho tonto buscando que chiste dejar...
Mirta
17/11/2006 a las 21:51
Me encantó!!! Me reí mucho con Nelson... pobrecito, me dió lástima... (él no ... el kho-i-noor, el poderoso chiquitín me dió lástima).
Te imaginé en la Plaza San Martín, en el Bar Capurro, y también imaginé (te diría que hasta la escuché) a Chichita despertándote a los gritos diciéndote que llegó Nelson!!!
Felicitaciones Hernán

Mirta, Mercedes, Buenos Aires, Argentina!!!
P.D.: Ya tenemos banda ancha!!! ;-P
tana
17/11/2006 a las 21:42
ULTIMA!!!!!!!!!!!
El Fantasma
17/11/2006 a las 21:32
Pequeña reflexion: Una característica de muchos tontos es la incapacidad de reconocerse tonto. ¿No les pasa que muchos de los comentadores de este mismo post, que se rien de los "tontos" les parecen a su vez tontos? ¿Y que además ignoran esta condición? ¿No seremos todos tontos? ¿Quién tiene el auténtico tontómetro que mide quién es tonto y quién no?

Una vez, me enteré que un amigo a quién considerabamos tonto, me apodaba junto con sus amigos (a quienes tambien consideraba tontos) como "ganso". Descubrí que sin buscarlo, yo era el tonto de su grupo. ¿Quién era el tonto? ¿El? ¿Yo? ¿Ambos? ¿o ninguno?

Este tipo de reflexiones, sobre los tontos (o los 'inferiores' en algun aspecto) siempre me da un poco de miedito. Siempre tengo la sensación de que a ojos de otras personas, podemos ser juzgados de la misma manera. Y creo que si todos estamos seguros de nosotros mismos, entonces muchos nos estamos equivocando. Espero no ser yo.

Por las dudas, me rio de los tontos pero poquito... no sea cosa que me este riendo de mí mismo pero sin saberlo.
Luis
17/11/2006 a las 21:16
Pri!
andres
17/11/2006 a las 20:39
#10 se la agarraron conmigo. que tipo ms irrespetuoso
Guillermo
17/11/2006 a las 20:37
Tonto, gay y más encima sin consumarlo... Uf!!! ya es dificil serlo consumándolo... (No lo tonto, sino lo gay)... aunque suene tonto destacar que no es lo tonto, sino lo gay... aunque siga sonando tonto el tener que seguir aclarándolo... Uh?
Gloriamundi
17/11/2006 a las 19:36
Creo que unNelson #47 tiene razón y que este post es una continuación quejosa de la polémica iniciada en los comentarios del anterior. Lástima.

Por otro lado, supongo que hacer Arte con el Humor obliga a un difícil equilibrio: el mecanismo de la gracia implica, por definición, algo de tontería fuera de lugar. De ahí el impacto inicial de Woody Allen, Peter Sellers o Borat.
Viendo la aceptación de la tontería por los no-tontos, el tonto cree que por fin ha encontrado un ámbito donde puede despacharse sin inhibiciones.
Pero el artista que ha jugado al tonto quiere, a cierta altura, ser respetado como artista y sacarse de encima a los tontos que se sienten con derecho. Woody se quejó de uno de estos tontos en "Stardust memories" y tuvo que soportar -en la vida real- ser entrevistado por Susana Giménez. Así que las películas de Woody se fueron volviendo cada vez más serias para librarse de los tontos. Hizo cumbre con "Crímenes y Pecados" e inició (en mi opinión) la curva descendiente.
Ahora los únicos tontos que lo siguen son los que siguen celebrando como genialidades (por las dudas) cualquier cosa que haga o diga. Pero esos, claro, no molestan, ¿No?
Laura-cr
17/11/2006 a las 19:31
Entonces el nombre de tu blog es más explícito de lo que parecía, señor fuera de lugar. No, es broma.

¿Sabés? Las chicas corremos además otro riesgo: que uno de estos tontos se enamore de nosotras. No puedo imaginar en este mundo ni en ningún otro un suplicio igual a este. Matt Groening lo pintó genial en el capítulo en que a Lisa la cortejaba Rafa Gorgori.
Nando YuriYork
17/11/2006 a las 18:49
!!No es justo, me voy unas horas, regreso y ya no puedo ser primero!! !!¿¿Seré tonto?!!
Alberto José
17/11/2006 a las 18:43
Según Paul Tabori el tipo que te caga en su propio beneficio es un hijo de puta. Pero mucho más peligroso es el que te caga sin beneficio para nadie. Esos son los tontos, idiotas, imbéciles, lelos o como los quiera llamar (generalmente no necesitás llamarlos, vienen solos).
Excelente post.
Un abrazo.
Dora
17/11/2006 a las 18:37
¡Me ha encantado! Gracias a todos los tontos del mundo que has podido escribir un artículo como éste :)
unNelson
17/11/2006 a las 18:36
Que experimento!!! llamaste tonto a 2/3 de tus acolitos y nadie dijo nada...impresionante, se puede ser tan tonto que a uno lo llamen tonto y encima se pida disculpas por ello?.

nelson
17/11/2006 a las 18:32
PRI!!!!!!!!!!????????????

UPS

mierda, me van ha hechar de acá también???
Luciano Salvatore
17/11/2006 a las 18:26
He conocido a un par de imbeciles y de vez en cuando se conoce uno nuevo. Siempre me dan ganas de cagarlos a patadas o descargar toda la bronca de uno, despues de encararme a la mina mas linda de la noche en un boliche y rebotar. Seria bueno comprarse un tonto y guardarlo en el ropero de la habitacion. EJ: te rompiste el orto estudiando dos semanas sin parar para un parcial oral y el forro del profesor ese dia se levantó con un pornoco en el agujero del culo o se dio cuenta que se casó con la resurrecion de Jeeper Screper 9 y no tiene ganas de aprobarte y te pone un 3 el reverendo hijo de mil puta. Entonces llegas a tu casa, enfilado directo para la habitacion. Y ahi si, con todas las ganas, abris la puerta del ropero y lo empezas a patiar. Jeje...
Que no se enoje nadie, por favor. Gracias Hernan, una vez mas.

Atte.
Luciano, Mercedes, Argentina.
Polen
17/11/2006 a las 18:15
Los tontos más conocidos de internet son los Trolls...
 olo mosquera
17/11/2006 a las 18:10
Hay por lo menos cinco maneras de jugar póker cerrado. En tres de ellas, color mata full. En el póker abierto, siempre color mata full. Una de las pocas variantes donde full mata color es el póker original de siete cartas, con tres descubiertas.
Diego
17/11/2006 a las 18:06
Hernán, otra pequeña corrección; el color viene después de la escalera y antes que el full en póker.
Ginger
17/11/2006 a las 18:03
Yo tengo una teorìa un poco màs amplia con respecto a los tontos de Internet: nadie està excento de cometer alguna tonterìa, hasta dos, ponele, y ese serìa un tonto circunstancial. Cuando se da cuenta, se avergüenza un poquito y se adapta al medio.
Despuès està el tonto consecuente, o sea, el que es tonto y se relaciona sòlo con tontos iguales que suelen ser cinco o seis en un grupo grande de otros no tontos.
Y por ùltimo el tonto necio, al que se le demuestra su tontera, pero insiste en no verla.
Como en la vida real, ¿no?
yaya
17/11/2006 a las 17:56
PRI!!!!!
Sherezade
17/11/2006 a las 17:39
Una vez leí un ensayo sobre la estupidez humana. Básicamente venía a desarrollar la idea de que siempre hay un porcentaje "x" de estúpidos, y que siempre es el mismo. Independientemente de la clase social, sexo, religión u otros diferenciadores de la población.

También creo que son necesarios, pero en el sentido de que cuando uno de ellos irrumpe en tu vida, no te queda más remedio que aguantar estoicamente y buscar la mejor manera de librarte de él. ¿No es eso una manera de forjar el caracter?

P.D.: Me encanta tu blog :D
Patton
17/11/2006 a las 17:37
En estos tiempos tanto gays como tontos, así como otras minorías que siempre fueron relegadas a un segundo plano (asesinos en serie, sádicos, pervertidos y tal cual izquierdista) pueden salir del anonimato y cantarlo a los cuatro vientos, escudados en las nuevas tecnologías.

Debe ser por eso que dicen que internet está lleno de tontos, que los blogs son cosas de tontos, y que todo tiempo pasado fue mejor: cuando todos estaban ocupando su lugar.
DudaDesnuda
17/11/2006 a las 17:19
Sospecho que los tontos forman una corporación respetable, ¿No son mayoría?.
Además, creo que lo dijo Ortega Y Gasset: "se puede ser tonto en cinco idiomas".
Me pierdo la tontera en cuatro idiomas, algo es algo.

Besos y detectores
Caluz
17/11/2006 a las 17:14
Me sentí por momentos tan Nelson...y pensé, será que también soy media tonta o he dejado a veces de lado el sentido común?......me encantó.
Ori
17/11/2006 a las 17:04
Todos convivimos con un Nelson en algún momento de nuestras vidas, en mi caso Nelson se hace llamar Peter, y posee todas las características que mencionas Hernán. Indudablemente en muchas ocasiones da lastima y pena ajena, pero las TONTERIAS son tan recurrentes que resulta inevitable reírte o gritarle o mandarlo a la mierda en la mayoría de las ocasiones en que te lo encuentras. Mi Nelson es todo un personaje, pero es importante acotar que no ha sido expulsado a otro grupo porque resulta de mucha utilidad. Por ejemplo: en los juegos de Baseball de mis amigos es el encargado de recoger pelotas, cargar bolsos, comprar agua y estar pendiente de que jugador falto. En las fiestas se encarga de comprar con su propio dinero las cervezas para todos y repartirlas sin tomar ni un trago el mismo (que lastima que da), todo lo realiza con una sonrisa de oreja a oreja y jamás se queja. Cuando estamos aburridos nos dedicamos a hacerle preguntas que contesta FELIZ con cada disparate que logra distraernos por un buen tiempo. Los Nelson y los Peter son necesarios, así sea para mandarlos al carajo.

Desde Venezuela?.
Daffyd
17/11/2006 a las 17:03
Bueno bueno, ahora que ya soy conocido por acá quisiera saber si alguien quiere venirse tomar algo.
¿Algún voluntario?
17/11/2006 a las 17:03
apenas empecé a leer la nota, me acordé justamente de ese cuento de Fontanarrosa.

y ese cuento tiene un final iluminador.
porque si bien tuve que huírle a muchos tontos y plomos en mi vida, más de una vez me horroricé al darme cuenta de que, no por tonto ni plomo (quiero creer)sino más bien por no encajar, me han echado de grupos que sentía míos.

Al fin de cuentas, es todo cuestión de de punto de vista.
matías
17/11/2006 a las 17:01
Sí, no? lo peor es que somos víctimas de esta nueva libertad abstracta que tiene todo el mundo de decir estupideces, como si la libertad no atañera también al contenido de lo que se dice.
Bebe
17/11/2006 a las 16:57
Es tan cierto lo que decis, los foros estan llenos de tontos. Es mas, he dejado de participar en varios por los insoportables tontos circundantes (y diciento con Roberto Arancibia en que los tontos son necesarios!! mentira, no lo son!)
Es mas, solia participar en un foro de infertilidad cuando trataba infructuosamente de quedar embarazada y eramos 40 mujeres y un solo y tonto varón, con comentarios generalmente muuuuuy tontos y para colmo firmaba ChinoxAnabel en referencia a que hablaba en nombre de su esposa?!?!?! Ensima su esposa ni siquiera se llamaba Anabel....un tonto digital como nunca he visto otro
Besos hernan, tu ojo crítico esta muy agudizado
Gracias
José
17/11/2006 a las 16:44
Alguna vez oí decir que si los tontos volasen, internet sería un aeropuerto.
Marcelo
17/11/2006 a las 16:31
PRI!!

HOLA MARTIN!
Dicson
17/11/2006 a las 16:25
En mi ciudad, y en especial en mi familia, no los ubicamos "fuera de lugar", sino "fuera de pote". La frase completa es "este está meando fuera del pote"...
Saludos desde Maracaibo, Venezuela.
mariodom
17/11/2006 a las 16:17
Como bien dice el poema apócrifo adjudicado a Borges:

INSTANTES
Si pudiera vivir nuevamente mi vida...
Sería más tonto de lo que he sido, de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
...
Aguante Nelson!
MalcomX
17/11/2006 a las 16:12
Se lo pase a mis amigos, entre los que hay un tonto. ¿Se dara cuenta? No lo creo, eso también es parte de su naturaleza de tonto. Ya me estoy sintiendo culpable... otra vez. Este tipo de reflexiones tuyas son mis favoritas. Que comentario de tonto.
Tiago
17/11/2006 a las 16:09
Muy bueno. Me encantó.

Internet es el gran refugio para los tontos del culo

Pero tb hay gente que se divierte sanamente... no hay nada mejor que el inteligente buena onda que se divierte haciendo el pelotudo, no-tontos o con pretenciones de serlo: Los invito a participar en el Mundial de Frases Absurdas.

Hernan: Gracias por la cita de Fontanarrosa! Me trajo lindos recuerdos. Te invite hace un tiempo mandandote un mail por si queres participar en el mundial.

Salu2

Tiago San
 olo mosquera
17/11/2006 a las 16:02
#23: Más bien hablo de los que, en un foro de médicos, intentan intercambiar recetas de cocina.
. Mariano
17/11/2006 a las 16:00
¿La máxima se da a la inversa también? ¿Todo aquel que disfruta de leer / escribir blogs / foros / se equivoca al enviar attachments y demás ES un tonto?

Yo tengo algunos vicios del siglo XXI como comentar en blogs - lo estoy haciendo, ¿no? -, leer algun que otro foro de comunidad y reconozco que me ha pasado olvidarme del adjunto en más de una ocasión.

¿Seré oligofrénico y no me di cuenta?

Las generalizaciones no suelen agradarme, y menos si me tocan de cerca :P
Es verdad que esta lleno de bobos que con internet descubrieron una forma nueva de llamar la atención. Sin embargo, alguien que no conoce bien el tema, podría interpretar que todos los boggers son tontos, todos los que participan en un foro de medicina son idiotas y aquellos que disfrutan de intercambiar recetas en un grupo de cocina son imbéciles.

Eso es todo :)
pal
17/11/2006 a las 15:59
de miedo este post... creo que a pesar de que por supuesto no me considero tonta (que levante el dedo quién se reconozca tonto o pelma), voy a pasar unos días en observación personal. No vaya a ser cosa...
pero siempre he pensado esto que dices, al final no nos dejamos fuera cuando nos metemos a internet, hasta acá llegamos con nicks y dirección nueva y al final, nos va igual que en la vida real. hacemos los mismos amigos y lo peor, cometemos los mismos errores. Como tu lo dices en este post, el problema es que las reglas son un poco distintas y ahí es donde a veces nos confundimos y creemos que somos mejores (o peores?).
Qui-gon Jon
17/11/2006 a las 15:56
A mí me dolió lo de los "freaks". Todo el mundo sabe que nos gusta más el término "frikis". Documéntate, Casciari, que ya lo dijo el sabio: tonto es el que dice tonterías.
JJ
17/11/2006 a las 15:53
Espeluznantemente real. Excepto eso de los 'geeks', eso me dolió.
 olo mosquera
17/11/2006 a las 15:51
Gracias #17: corregido.
LucAsh
17/11/2006 a las 15:49
Que bien escrives, hernan. Se ve q as stado pensando ko0mo sienpre, hay metido en tu kaveza. q guay, no? olle, te llego eso q te mande? Pera, q te lo mando otra ves.
Esnaider
17/11/2006 a las 15:48
Hernan,

Ya se que no es importante, pero el actor que hace de Daffyd Thomas es Matt Lucas y no David Walliams.

Algo acerca de este personaje que los que no somos de habla inglesa no podemos apreciar es que se supone que es gales, y el actor imita el acento gales a la perfeccion lo que lo vuelve mas gracioso. Sumado a que se cruza con rudos galeses que terminan siendo mas putos que el.
elsurarriba
17/11/2006 a las 15:48
Yo tengo un tonto digital que entra en un sitio que mantengo, y la descripción que das no puede ser más exacta .
"No hay tonto más perseverante que el tonto digital. No hay tonto más tonto que esta nueva versión mejorada de pavo siglo veintiuno. Es mucho más pesado que el analógico, y mil veces más agresivo y molesto"
Lo más increible de este tipo de tontos, es que no hay forma de echarlos, se creen con derecho a permanecer, y criticar el trabajo de uno sobre un sitio que le pertenece.
Pero quizas sea parte de esta nueva cultura, quizas sean los bienes virtuales que uno obtiene, tengo un hacker, tengo un tonto, etc.
Chifu1965
17/11/2006 a las 15:47
Al menos en algo acertaron. Andrés es el primer boludo, y María la segunda (boluda, en este caso)...
malena
17/11/2006 a las 15:46
me encanta, me siento recontraidentificada.. Claro que a las mujeres, mas que pegarsenos los tontos, a los que les tenemos principalmente lastima, se nos pegan los coyotes, que son los que se hacen los tontos pero en realidad son unos vivos barbaros. Son los que cambian la yerba... y aceptan que los invites al cine quince minutos antes que empiece la pelicula..pero una vez que le has puesto un poco de atencion, muestran sus dientitos.
Pero los de internet.. uhh.. sobre todo esos que escriben pri en los blogs como un verdadero triunfo o esos que nos actualizan sus blogs dos veces al dia con genialidades que escriben.. que si no las leemos, es porque no entendimos nada..
gracias, hernan.. buenisimo lo del koh i noor!
 Interior
17/11/2006 a las 15:45
Lo feo, feo es cuando sos el unico Gay tonto del pueblo, ahi si que estas jodido.
Muy buena teoria Hernán, que suerte que nosotros somos cerrados y no tratamos de huir a grupos moderados, seguimos todos juntitos mandandonos adjuntos, que lindo ¿no?
Bart
17/11/2006 a las 15:45
Pero no más que Maria (la tercera)
Ezequiel
17/11/2006 a las 15:42
que lo pario.... llegue tarde por 10 comentarios...
Hernan Rivas Costa
17/11/2006 a las 15:40
Andrés (el segundo) quedó como un boludo
Bart
17/11/2006 a las 15:36
¿Alguno deberiamos darnos por aludido?
Pablo
17/11/2006 a las 15:32
Totalmente veridico! , el tonto que se apencó a mi durante mi adolescencia se llamaba Gustavo, tenía una vos medio pastosa, totalmente reconocible, y siempre que me llamaba por teléfono decia: "adivina quien habla"... por Dios!!!
Roberto Arancibia
17/11/2006 a las 15:31
Al principio me dio pena Nelson. Hasta me identifiqué un poco con él. Sobretodo cuando se casó y desapareció un poco. Después lo asocié con otros Nelson, tantos. Y después me reí y terminé pensando que sí, hay muchos Nelson. Al final lo odié.
Pero, sabes? El mundo no puede vivir desnelsonado. La balanza necesita, sino dos, varios lados para el equilibrio.
En la próxima vuelta tal vez tu nombre comience con N.
manancancho
17/11/2006 a las 15:24
muy buen post!! y nunca yego primero...
fonzie
17/11/2006 a las 15:24
andres, despues te cuento que se siente.,..
Ojo de tuerto
17/11/2006 a las 15:20
increible!
MARIA
17/11/2006 a las 15:17
SEGU!
andres
17/11/2006 a las 15:17
a ver que se siente ser primero
fonzie
17/11/2006 a las 15:16
pri?