Orsai blog post

Lucas y Alex
domingo 2 de octubre, 2005

Orsai post

Lucas y Alex
domingo 2 de octubre, 2005

El síndrome de abstinencia

   

Lucas y Alex, dos amigos de cinco años, conversan sentados en el patio del Jardín durante un recreo. Son las diez treinta de la mañana en Mercedes, el sol de la primavera salpica el arenero con colores brillantes, y nuestros pequeños aprovechan para compartir un sánguche de jamón cocido y queso mardelplata mientras ven pasar la vida.

ALEX.- (Señalando los jueguitos) Mirá, mirá ese nene de ahí, el del tobogán colorado. ¿Cuánto puede tener ese nene? ¿Dos años?

LUCAS.- Más o menos. Por la cara de susto es de guardería.

ALEX.- ¿Viste cómo le da al chupete?

LUCAS.- (Asiente) Es una bestia. Parece que se le van a salir los ojos para afuera. (Le grita, al nene) ¡Aprovechá ahora que sos joven, chiquilín!

ALEX.- Me dan unas ganas a veces de agarrarlo de nuevo, Lucas...

LUCAS.- (Con sorna) ¿Al chupete? No seas pavo...

ALEX.- Sí. A la noche más que nada, cuando me voy quedando dormido.

LUCAS.- Es todo un tema de autocontrol, Alex. Tenés que ser fuerte y pensar en otra cosa. A mí cuando me pasa eso, me toco las bolitas por abajo de la sábana. No es lo mismo, pero ayuda.

ALEX.- Decirlo es fácil.

LUCAS.- ¿Vos cuándo lo dejaste al chupete?

ALEX.- En público a los tres. Pero el año pasado, a escondidas de mi vieja, todavía lo chupeteaba bastante. Dejar dejarlo, en serio, cuando cumplí cinco.

LUCAS.- Este año.

ALEX.- Sí. ¿Y vos?

LUCAS.- Yo tengo uno atrás de una maceta, en la terraza. Un Rogoher Baby azul, precioso...

ALEX.- Alemán.

LUCAS.- (Asiente entrecerrando los ojos) Son los mejores, no hay nada que hacer... Los fines de semana, a la nochecita, que mi vieja chatea con un tipo de Venezuela y no me da pelota, me salgo al fresco y lo chupo un rato, despacito, mirando los autos, pensando en mis cosas...

ALEX.- O sea que no lo dejaste un carajo.

LUCAS.- Sí que lo dejé, pero seguimos siendo amigos. No estoy lo que se dice enganchado, como ese nenito del tobogán, que si se lo sacás de la boca llora...

ALEX.- (Sonriendo) No lo dejaste una mierda, Lucas.

LUCAS.- (Se exaspera) ¿Me oís lo que te hablo antes de sacar una conclusión, taradito? Lo que te quiero significar es que no estoy pendiente del chupete; ni lo extraño, ni nada. Es más una cuestión reflexiva, me ayuda a pensar.

ALEX.- Usás chupete, Lucas.

LUCAS.- ¡Qué cerrado que sos, la concha de tu madre! No uso chupete, Alex. Lo tengo ahí, y a veces me lo pongo un rato, pero no hay angustia oral en el medio. No hay dependencia.

ALEX.- (Riéndose de su amigo) Qué boludo que sos a veces, nene.

LUCAS.- ¿De qué te reís?

ALEX.- De nada, olvidate... (Lo piensa mejor, y prefiere decirlo) Mirá, cuando yo te cuento algo mío onda regresión, salís con que soy un putito, o algo humillante por el estilo, y te me cagás de la risa en la cara. Pero eso mismo que yo te cuento, si lo hacés vos, es el fluir de la conciencia, reflexiones en la terraza y la mar en coche. ¡Hacéte cargo, chabón! Usás chupete por lo mismo que ese nene del tobogán, por lo mismo que yo y que todo el mundo. ¡Porque chupando te acordás de los pezones de tu vieja!

LUCAS.- (Algo contrariado) Nada que ver...

ALEX.- ¡Obvio que sí, loco! Ya va siendo hora de que todos los pibes nos dejemos de caretear y digamos las cosas como son, en ese tema del chupete y en otros temas también...

LUCAS.- ¿Qué temas?

ALEX.- Mil temas, Lucas. (Embalado) Los nenitos nos careteamos entre nosotros, y eso no puede ser. No funcionamos corporativamente, como por ejemplo los perros, que se ayudan entre ellos...

LUCAS.- Hablá bajo, que la maestra está cogoteando para acá.

ALEX.- (Sin hacer caso; sigue in crescendo) Por ejemplo: estoy recontra podrido de todo ese teatro de jugar al doctor con mi prima... Si yo sé que ella me quiere ver el pito y yo le quiero ver el hachazo. ¿Por qué no agarramos, nos bajamos la ropa y a la mierda? ¿Por qué tenemos que hacer todo ese circo del doctor dos horas?

LUCAS.- Porque el juego también calienta, boludo. ¿O no te calienta toda esa onda naïf de hacerte el que estás jugando a algo inocente con una minita?

ALEX.- Me parece flor de histeriqueo, Lucas. Porque ellas se hacen las boludas pero quieren lo mismo. La semana pasada, con mi prima Micaela sin ir más lejos..., estuvimos dos horas que sí, que no, que tengo inflamada la laringe, que revísime la rodilla, que ay doctor me mareo, que bla bla bla... Íbamos tocando zonas inofensivas del cuerpo, pero cada vez acercándonos más.

LUCAS.- Como dios manda.

ALEX.- Y justo cuando ella me dice: "Ay, doctor, me duele acá en esta zona del útero", justo cuando iba a empezar lo bueno, la pelotuda de mi tía Laura dice que es tarde y se me lleva a la criatura de la pieza, justo cuando yo iba a empezar a meter mano. ¿Sabés cómo me quedé?

LUCAS.- Con los huevos como un sonajero.

ALEX.- ¡Claro, macho! (Enervadísimo) ¡Estuve dos días con la poronguita parada, que no me podía dormir bocabajo! Para peor todavía no termino de agarrarle el ritmo al asunto de la paja... No sé qué mierda hago mal, pero se me acalambra la muñeca.

LUCAS.- En eso tenés razón. Jugar al doctor y no llegar a la concha es como comerse el Kinder y tirar el juguete.

ALEX.- Y lo del chupete también, Lucas. ¡Qué sé yo, viste! A mí me parece que caretearle a los grandes está bien, ¿pero entre nosotros? ¿Qué sentido tiene? Que Micalea no me venga con que le gusta jugar al doctor dos horas... ¡Mentira! ¡Se aburre igual que me aburro yo! Y vos no me vengas con que usás el chupete para reflexionar. No me vengan con boludeces, por el amor de dios, que somos pocos y nos conocemos mucho.

LUCAS.- Alex, comé barro o algo, porque estás como loco.

ALEX.- (Calmándose un poco, se toca la frente) Me parece que tengo fiebre; es la bronca ésta que me agarra... No soporto la hipocresía a nuestra edad.

LUCAS.- Lo que quieras, pero bajá dos cambios porque nos está mirando todo el Jardín, chabón.

ALEX.- (Tocándose instintivamente los bolsillos del delantalcito) ¿No tendrás por ahí un chupete, no?

LUCAS.- No, lo dejé en casa. Pero el nene del tobogán tiene un Lactovín celeste nuevo flamante.

ALEX.- (Repentinamente sagaz) ¿Yo le tiro arena a los ojos y vos se lo manoteás?

LUCAS.- Dale. (Se levantan del banco y van hasta los juegos) De última le estamos haciendo un favor al pibe.

ALEX.- Obvio... Si sigue chupando así le va a quedar la ortodoncia a la miseria.

(Telón)

Hernán Casciari
domingo 2 de octubre, 2005


El síndrome de abstinencia

por Hernán Casciari

Lucas y Alex, dos amigos de cinco años, conversan sentados en el patio del Jardín durante un recreo. Son las diez treinta de la mañana en Mercedes, el sol de la primavera salpica el arenero con colores brillantes, y nuestros pequeños aprovechan para compartir un sánguche de jamón cocido y queso mardelplata mientras ven pasar la vida.

ALEX.- (Señalando los jueguitos) Mirá, mirá ese nene de ahí, el del tobogán colorado. ¿Cuánto puede tener ese nene? ¿Dos años?

LUCAS.- Más o menos. Por la cara de susto es de guardería.

ALEX.- ¿Viste cómo le da al chupete?

LUCAS.- (Asiente) Es una bestia. Parece que se le van a salir los ojos para afuera. (Le grita, al nene) ¡Aprovechá ahora que sos joven, chiquilín!

ALEX.- Me dan unas ganas a veces de agarrarlo de nuevo, Lucas...

LUCAS.- (Con sorna) ¿Al chupete? No seas pavo...

ALEX.- Sí. A la noche más que nada, cuando me voy quedando dormido.

LUCAS.- Es todo un tema de autocontrol, Alex. Tenés que ser fuerte y pensar en otra cosa. A mí cuando me pasa eso, me toco las bolitas por abajo de la sábana. No es lo mismo, pero ayuda.

ALEX.- Decirlo es fácil.

LUCAS.- ¿Vos cuándo lo dejaste al chupete?

ALEX.- En público a los tres. Pero el año pasado, a escondidas de mi vieja, todavía lo chupeteaba bastante. Dejar dejarlo, en serio, cuando cumplí cinco.

LUCAS.- Este año.

ALEX.- Sí. ¿Y vos?

LUCAS.- Yo tengo uno atrás de una maceta, en la terraza. Un Rogoher Baby azul, precioso...

ALEX.- Alemán.

LUCAS.- (Asiente entrecerrando los ojos) Son los mejores, no hay nada que hacer... Los fines de semana, a la nochecita, que mi vieja chatea con un tipo de Venezuela y no me da pelota, me salgo al fresco y lo chupo un rato, despacito, mirando los autos, pensando en mis cosas...

ALEX.- O sea que no lo dejaste un carajo.

LUCAS.- Sí que lo dejé, pero seguimos siendo amigos. No estoy lo que se dice enganchado, como ese nenito del tobogán, que si se lo sacás de la boca llora...

ALEX.- (Sonriendo) No lo dejaste una mierda, Lucas.

LUCAS.- (Se exaspera) ¿Me oís lo que te hablo antes de sacar una conclusión, taradito? Lo que te quiero significar es que no estoy pendiente del chupete; ni lo extraño, ni nada. Es más una cuestión reflexiva, me ayuda a pensar.

ALEX.- Usás chupete, Lucas.

LUCAS.- ¡Qué cerrado que sos, la concha de tu madre! No uso chupete, Alex. Lo tengo ahí, y a veces me lo pongo un rato, pero no hay angustia oral en el medio. No hay dependencia.

ALEX.- (Riéndose de su amigo) Qué boludo que sos a veces, nene.

LUCAS.- ¿De qué te reís?

ALEX.- De nada, olvidate... (Lo piensa mejor, y prefiere decirlo) Mirá, cuando yo te cuento algo mío onda regresión, salís con que soy un putito, o algo humillante por el estilo, y te me cagás de la risa en la cara. Pero eso mismo que yo te cuento, si lo hacés vos, es el fluir de la conciencia, reflexiones en la terraza y la mar en coche. ¡Hacéte cargo, chabón! Usás chupete por lo mismo que ese nene del tobogán, por lo mismo que yo y que todo el mundo. ¡Porque chupando te acordás de los pezones de tu vieja!

LUCAS.- (Algo contrariado) Nada que ver...

ALEX.- ¡Obvio que sí, loco! Ya va siendo hora de que todos los pibes nos dejemos de caretear y digamos las cosas como son, en ese tema del chupete y en otros temas también...

LUCAS.- ¿Qué temas?

ALEX.- Mil temas, Lucas. (Embalado) Los nenitos nos careteamos entre nosotros, y eso no puede ser. No funcionamos corporativamente, como por ejemplo los perros, que se ayudan entre ellos...

LUCAS.- Hablá bajo, que la maestra está cogoteando para acá.

ALEX.- (Sin hacer caso; sigue in crescendo) Por ejemplo: estoy recontra podrido de todo ese teatro de jugar al doctor con mi prima... Si yo sé que ella me quiere ver el pito y yo le quiero ver el hachazo. ¿Por qué no agarramos, nos bajamos la ropa y a la mierda? ¿Por qué tenemos que hacer todo ese circo del doctor dos horas?

LUCAS.- Porque el juego también calienta, boludo. ¿O no te calienta toda esa onda naïf de hacerte el que estás jugando a algo inocente con una minita?

ALEX.- Me parece flor de histeriqueo, Lucas. Porque ellas se hacen las boludas pero quieren lo mismo. La semana pasada, con mi prima Micaela sin ir más lejos..., estuvimos dos horas que sí, que no, que tengo inflamada la laringe, que revísime la rodilla, que ay doctor me mareo, que bla bla bla... Íbamos tocando zonas inofensivas del cuerpo, pero cada vez acercándonos más.

LUCAS.- Como dios manda.

ALEX.- Y justo cuando ella me dice: "Ay, doctor, me duele acá en esta zona del útero", justo cuando iba a empezar lo bueno, la pelotuda de mi tía Laura dice que es tarde y se me lleva a la criatura de la pieza, justo cuando yo iba a empezar a meter mano. ¿Sabés cómo me quedé?

LUCAS.- Con los huevos como un sonajero.

ALEX.- ¡Claro, macho! (Enervadísimo) ¡Estuve dos días con la poronguita parada, que no me podía dormir bocabajo! Para peor todavía no termino de agarrarle el ritmo al asunto de la paja... No sé qué mierda hago mal, pero se me acalambra la muñeca.

LUCAS.- En eso tenés razón. Jugar al doctor y no llegar a la concha es como comerse el Kinder y tirar el juguete.

ALEX.- Y lo del chupete también, Lucas. ¡Qué sé yo, viste! A mí me parece que caretearle a los grandes está bien, ¿pero entre nosotros? ¿Qué sentido tiene? Que Micalea no me venga con que le gusta jugar al doctor dos horas... ¡Mentira! ¡Se aburre igual que me aburro yo! Y vos no me vengas con que usás el chupete para reflexionar. No me vengan con boludeces, por el amor de dios, que somos pocos y nos conocemos mucho.

LUCAS.- Alex, comé barro o algo, porque estás como loco.

ALEX.- (Calmándose un poco, se toca la frente) Me parece que tengo fiebre; es la bronca ésta que me agarra... No soporto la hipocresía a nuestra edad.

LUCAS.- Lo que quieras, pero bajá dos cambios porque nos está mirando todo el Jardín, chabón.

ALEX.- (Tocándose instintivamente los bolsillos del delantalcito) ¿No tendrás por ahí un chupete, no?

LUCAS.- No, lo dejé en casa. Pero el nene del tobogán tiene un Lactovín celeste nuevo flamante.

ALEX.- (Repentinamente sagaz) ¿Yo le tiro arena a los ojos y vos se lo manoteás?

LUCAS.- Dale. (Se levantan del banco y van hasta los juegos) De última le estamos haciendo un favor al pibe.

ALEX.- Obvio... Si sigue chupando así le va a quedar la ortodoncia a la miseria.

(Telón)

Hernán Casciari
domingo 2 de octubre, 2005


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


20/04/2014 a las 01:13
Genial
Coki
25/12/2005 a las 22:34
Jajaja...Por Dios!!!!! Qué manera de reirme, no puedo parar. Caí en este cuento a raíz del que colgaste el 20 de diciembre, no había leído ninguno de los chicos estos. Me duele la caraaa.
puche
09/12/2005 a las 23:37
yo tmp soporto la hipocrecà alex!! jej..
-----------------------------------------
flo.
Maria Celia
02/12/2005 a las 03:06
ME ANCANTARON LUCAS Y ALEXANDER!!!!!!!!
SUPER GRACIOSOS!
ME GUSTARIA ARMAR MI PROPIO BLOG PERO NO TENGO CLARO COMO HACERLO Y APARTE CREO QUE TENDRIA QUE DEDICARLE MUCHO TIEMPO SI ES QUE LO QUIERO HACER SERIAMENTE...
SOS DE MERCEDES? YO SOY DE MERCEDES, URUGUAY, PERO TE ESTOY ESCRIBIENDO DESDE NUEVA YORK, LEJOS....FELICITACIONES! SALUDOS, MARIA.
Parva
06/11/2005 a las 16:34
...JUAJUAJUAJUA... hacía mucho que no me reía así...y sí!!!... los vicios son algo jodido...
Pibe
03/11/2005 a las 22:02
No sé quién me contó que en el jardín una nenita se acercaba a escondidas a la mochila y le daba un rato al chupete, jaja!!! Todo un vicio!
sinclair
27/10/2005 a las 12:05
Me miran raro en la oficina. No debo reír tan alto, no debo reír tan alto, no debo reír tan alto...
Juan Diego
15/10/2005 a las 03:51
Me encanto el relato ese sr! asi como el de los bebes maricones...
Faro justiciero
13/10/2005 a las 23:14
Se llama Lola ;-)
Laura C.
13/10/2005 a las 17:36
Vos dale, dormite en los laureles nomás que yo salgo a firmar autógrafos en los libros de la Mirta!
El Angel Gris
13/10/2005 a las 15:42
Olvidé mandarle el Feliz Cumple a Chichita, mejor tarde que nunca.
El Angel Gris
13/10/2005 a las 14:05
ElTeta: ¿piquete?
ElTeta
13/10/2005 a las 05:03
Acerquenle un espejo a la boca.
Si lo empaña, todavía está vivo.

¡Reanimenlo! ¡Llamen una ambulancia!
¡Hagan algo!
13/10/2005 a las 03:09
Metrosexuales, metropeluches...

Ese programa se está poniendo recúl.
CANDELA DE LOS DOLORES
13/10/2005 a las 00:01
Lo de jugar a medicos con tu primo es mas viejo que yo .La lastima es cuando vuelvea a ver a tu primo despues de mchos años y es un vejestorio .
algunos no pasan de la etapa chupete , no se si es que no pueden o que no quieren..... total para lo que hay despues mejor quedarse uno con lo que conoce

Besos mi metropeluche
El Angel Gris
12/10/2005 a las 21:30
El Síndrome de abstinencia lo voy a tener yo si no posteas.
Torombolo
10/10/2005 a las 22:46
A todo esto Hernan como anda la espalda? Ya habias logrado enorgullecernos de el autentico mito argentino exportado y exitoso para que despues en en television salgas a decir que andas con los cantos dirigidos al infinito debido a un problemita de columna, y nos pinches el globo.
Espero que te mejores!!!!
El Bruche
10/10/2005 a las 17:36
LucAshep #54: Bueno, si acabaste, tampoco fue tan malo.
LucAshep
10/10/2005 a las 12:56
Yo no lo hice, si te sirve de consuelo. Pero claro, así acabé: sociófobo, meteorolábil, feromón-dependiente y del Aleti.
La donna è mobile
10/10/2005 a las 11:28
Corolario:La Humanidad entera se toca la pilila y se masturba antes de los cinco años, menos mis dos hijos. Algo estoy haciendo mal, :-)
Gatito viejo
08/10/2005 a las 19:52
Es la primera vez que entro en tu blog y me ha gustado el diálogo entre Lucas y Alex.Es muy divertido, lo he pasado muy bien leyéndote. Saludos
Lucas
07/10/2005 a las 19:52
¡Ag! ¡Malvado! ¡Con lo que debió costarme olvidar eso! ¡Ahora recuerdo también a Suzanne Vega, con su "My Name is Lucca"! ¡Te odio!

Por favor, que nadie tome ejemplo de ElTeta y saque a pasear su vena sádica.

:)
ElTeta
07/10/2005 a las 19:30
¿Y a Rafaella?
Lucas, Lucas ¿Donde te has metido?
Lucas, Lucas ¿Qué te ha sucedido?
Lucas
07/10/2005 a las 19:03
Me llamo Lucas. Sí, de verdad, me llamo Lucas. Antes odiaba a muerte:

1.- al mal bicho que se le ocurrió traducir "Duffy duck" por "pato Lucas",

2.- al listillo (supuéstamente experto en mercadotecnia) que pensó que era una buena idea hacer una muñeca de aspecto masculino y ponerle mi nombre,

3.- al Chiquito de la Calzada (un humorista español, sin maldita gracia) que no paraba de decir "hasta luego Lucas" a modo de frase ingeniosa (la gente, aún hoy, me dice esa frase para despedirse de mí y, casi al instante, se desternillan porque creen que han dicho algo gracioso),

4.- a mis padres, por no prever esto.

Leer esta conversación entre mi tocayo y el otro "niño" me reconcilia con mi nombre y me hace olvidar todos los agravios.

Y... ¿decís que hay más?

PD: de verdad que lo he dejado.
Laura
07/10/2005 a las 14:01
Hernan!!!tuve el libro en las manos aca en Granada!!!Que emocion guachito que emocion!!!Un abrazo pa vos y otro pa'al Erli!
Steban
05/10/2005 a las 22:59
Porros, porros... ¡con lo bueno que es al anís para soltarse!

Lean encuentro con Hernán Casciari en la web de "El Mundo" y entenderán.
zorro
05/10/2005 a las 20:33
Muy bueno Hernan, recorde los juegos del doctor con mi primo cuando era chiquito. Que verguenza y ternura.
Laura
05/10/2005 a las 12:09
asi que Laura de moda en Espania? Y si, es un paso importante para empezar a conquistarlos...pero me temo que elegi el camino mas largo...caramba!!!
Torombolo
05/10/2005 a las 05:56
Como siempre Lucas y Alex me ese sentimiento encontrado entre risa y ternura.
Lastima que no pueda reirme con ganas en el laburo
05/10/2005 a las 04:15
que caripela hernan eh... si te veo en la calle cruzo la vereda.
Vitalio
05/10/2005 a las 02:05
Alex aun no aprendió que lo mas sabroso son los preliminares, cuando se sabe (o supone) que habrá un clímax.
 olo mosquera
05/10/2005 a las 02:03
Sí, pero no esta versión, que es sólo para España. En América Latina tendrá el mismo título pero dentro Mirta escribe como dios manda. En argentino. Saldrá a mediados de 2006, si todo va bien.
Vitalio
05/10/2005 a las 01:58
Hernan: mi pregunta va ya aqui: el libro que sacó Mondadori en España se venderá en Argentina y zonas de habla hispánica no peinsulares?
a52
05/10/2005 a las 01:08
deleitantemente exquisito...
Faro justiciero
05/10/2005 a las 00:21
Hernán: compartes tribuna con personas muy conocidas en España. Hay de todo: políticos, pornógrafos, contactados, novelistas, poetas, filósofos... Unos geniales, otros no tanto... Me quedo con esta terna: Punset, Aute, Casciari.
Faro justiciero
05/10/2005 a las 00:17
Laura: en España casi todas las niñas de menos de 5 años (incluyendo mi sobrina) se llaman Laura. Es el nombre de moda.
la canoura
04/10/2005 a las 22:54
yo no conocia a Alex y a Lucas, asi que me mee de risa en este cyber sueco donde no me entienden ni el jaja...No me gusta nada, pero nada, que la tia corta mambo se llame Laura, a ver si me corregis eso nene!
Nancy Karina
04/10/2005 a las 21:35
Ya envié mi pregunta!!! Saludos!
 olo mosquera
04/10/2005 a las 18:16
1) De Piscis, y Chancho en el chino.
2) El violeta.
3) Subtitular películas con diálogos falsos.
4) A Juan Domingo Perón.
5) Macaya Márquez.
El Angel Gris
04/10/2005 a las 17:42
Mejor las dejo acá:

1) ¿De que signo sos?
2) ¿Cual es tu color favorito?
3) ¿Cuales son tus hobbies además de los blogs?
4) ¿A quien le dedicás tu éxito?
5) ¿Cual es tu comentarista favorito?
 olo mosquera
04/10/2005 a las 17:30
Mañana miércoles, a las 17hs (12hs en Argentina) me invitaron a conversar por chat con los lectores del diario El Mundo, en algo que llaman Encuentros Digitales. Si quieren dejar alguna pregunta íntima, pueden pasar por acá.
Deliverio
04/10/2005 a las 03:41
Pablo (#15): ¿Comparás el chupete con el cigarrillo? ¡No es así! Te lo digo yo que hace años que abandoné uno de los dos...
 La Negra Quiroga
03/10/2005 a las 23:05
Mirá como finje demencia y no se acuerda que en realidad su amigo es imaginario... QUiero hacer lo mismo con la existenciade los Reyes Magos, Navidad y Dios.. pero no hay caso.
Por otra parte, no me había enterado que había días para inteligentes y otros días. Menos mal que los fines de semana no entro, porque sino mis comentarios quedarían siempre desubicados. jajaja
DudaDesnuda
03/10/2005 a las 17:30
Mirá vos como me vengo a enterar porque nunca quise usar chupete.

Gracias Hernán. Tengo una duda menos.

Besos que restan..
El Angel Gris
03/10/2005 a las 15:19
El chupete es un viaje de ida.
ElTeta
03/10/2005 a las 15:14
Es que a la mamadera la podés dejar cuando querés, no genera adicción como el chupete.
deapoco
03/10/2005 a las 14:45
yo tampoco sé que decir..ah ya sé a mi me gustaba más la mamadera que el chupete.
El Angel Gris
03/10/2005 a las 14:28
Ya es Lunes, pór eso puedo comentar.

Lucas y Alex están creciendo, me gustaban mas antes.

Abrazo
 Interior
03/10/2005 a las 13:25
Listo Teta, es lunes, ya podemos comentar nosotros, pero como soy de los "no inteligentes" no se me ocurre nada.
Iván
03/10/2005 a las 06:28
Me ha parecido muy gracioso, aun que de pronto el argentino es dificil de entender
ElTeta
03/10/2005 a las 02:59
Yo espero hasta mañana (el fin de semana es para comentaristas inteligentes)
El Bruche
03/10/2005 a las 02:54
Voy a recuperar ese viejo pedido del blog propio para Lucas y Alex.
Excelente.
Los diálogos entre estos dos chicos (¡o uno solo?) son memorables.

Samanta #20: No digas esas cosas que después te tildan de descerebrado =P
Samanta
02/10/2005 a las 23:08
A mí sí me gustó, la verdad es que hace tiempo (desde "La era del topo") que esperaba algo en esta línea, que el experimento blogger habrá sido muy polémico pero también un poco aburrido.
Verónica
02/10/2005 a las 22:01
Ami no me gustó este post.
Andrés
02/10/2005 a las 20:54
Álex y Lucas hablan de fumar y de follar, ¿había alguna duda?
Buenos diálogos, ¿alguna vez se representará la obrita? Ya estoy viendo la crítica: Versión actualizada de Mafalda y cía, según el filtro nada naïf, barriobajero y auténtico del autor del Weblog de la mujer gorda.
Aprovecha el tirón Hernán y véndesela a Milikito, hombre.
Gonzo.
02/10/2005 a las 19:14
¡EXCELENTE!, el mejor blog que leí LEJOS.
Permiso, ando ganas de agregarte a mis links.

Éxitos amigo, keep up the good work.

PD:Sería un honor entrar a mi blog y ver algún comentario tuyo. Al menos un: "Jaja", o un "Pésimo".....solo la prescencia nomás vale.
Gracias!
(yoizalo.blogspot.com)
Pablo
02/10/2005 a las 18:56
Muy bueno. Me gusto mucho, miro bien en la primera parte y se parece mucho a quien quiere dejar de fumar. Dice que lo logran pero no pueden dejar el vicio. Y creo que no se que es mas dificil, si dejar de fumar o dejar el chupete. Ademas pensa que hoy en dia no hay programas como el de carlitos bala que tenia el chupetometro. Eso era un incentivo enorme para dejarlo.
Pablo
02/10/2005 a las 18:56
Muy bueno. Me gusto mucho, miro bien en la primera parte y se parece mucho a quien quiere dejar de fumar. Dice que lo logran pero no pueden dejar el vicio. Y creo que no se que es mas dificil, si dejar de fumar o dejar el chupete. Ademas pensa que hoy en dia no hay programas como el de carlitos bala que tenia el chupetometro. Eso era un incentivo enorme para dejarlo.
Flor
02/10/2005 a las 17:31
Si los pibes son hipócritas qué nos queda a nosotros....jejeje.
VITALIO
02/10/2005 a las 17:27
Esta también probado que el cigarrillo tiene su fuente adictiva en la añoranza del pzón materno... No hay caso, en la mujer está a fuente del placer, desde infantes hasta adultos.
Ana
02/10/2005 a las 17:08
¿Estos niños no estarán organizando junto a mi niña de dos años un "Frente contra la hipocrecia infantil"?
Hace unos días, mientras el padre se bañaba y yo la cambiaba, me miro muy seria y decidida, y pregunto con su media lengua "¿te gusta el pito?"... y la que quedó en "orsai" fui yo... jeje. Desde ya, nunca más padre en bolas...
AnaLía
02/10/2005 a las 16:45
Me encantó Hernán!como siempre. El chupete fue algo dificil de superar para mí, lo tenía en la heladera y varias veces al día, a escondidas, lo disfrutaba así...fresquito! Ni hablar de la chocolatada en mamadera, la tomé hasta los 10 años :)
Santxo
02/10/2005 a las 16:33
La verdad, muy muy bueno!!!
Rax
02/10/2005 a las 16:14
Aló luego de un rato de desconexión. Ando poniéndome al corriente, así que luego de leer éste, del síndrome de abstinencia, leí los diálogos de Lucas y Alex que no conocía.
Y tengo una confusión: en uno, cuando chatean, ambos resultan ser hijos de madre sola. Luego, en el del amigo imaginario, resulta que Lucas, además de imaginario, es hijo de familia enterita donde se lee La Nación.
¿Error de continuidad? ¿O será que son unitarios, cada uno con su propio mundo diegético, y es necedad mía querer leerlos como serie en entregas?
En todo caso, me hacen reír mucho. ´
Un saludo
Roberto
02/10/2005 a las 15:16
Yo de chico tuve siempre mala suerte cada vez que jugabamos al Doctor en el barrio me toco manejar la ambulancia.-
Ada
02/10/2005 a las 15:16
Qué bueno! Ya los andaba extrañando a Lucas y Alex.
animal
02/10/2005 a las 10:28
como sea: siempre hay que volver a los orígenes... qué vivan las tetas!
lukre
02/10/2005 a las 10:02
muy bueno como siempre.
cuando me quiero reir un rato al levantarme siempre te leo.
me gusta como escribes y mucho, pero que no se te suba ein :)
saludos
02/10/2005 a las 09:26
Cuando estos chicos agarran un rato de chupete ¿Se ríen de cualquier macana?
Susy de la vuelta
02/10/2005 a las 07:51
clap clap clap clap!!! bravo por esta vuelta inesperada de Alex y Lucas, un placer leer este spot....debo admitir que el anterior no me gustó mucho Gordito, no fue uno de tus mejores obras, a pesar de que las criticas en general hayan dicho lo contrario, tenías el tema...pero le falto una vuelta de rosca.
Rabino
02/10/2005 a las 06:47
(Perdón por la emoción, es la primera vez que llego primero)

Ahora si... Que bueno un Lucas y Alex... pensé que después de lo que nos enteramos la última vez, no volvian mas...
Rabino
02/10/2005 a las 06:45
Priiiiiiiiiiiiiiiii