Orsai blog post

Fútbol
viernes 13 de mayo, 2005

Orsai post

Fútbol
viernes 13 de mayo, 2005

En Europa no se consigue

       

La primera cosa horrible que ocurrió en mi matrimonio tuvo lugar la madrugada del 6 de junio del año 2002. Acostumbrado a mis orígenes, di por sentado que Cristina, como cualquier mujer adoradora de su marido, se iba despertar a las cinco de la mañana para ver conmigo el Mundial del Japón. Para cebar mate en silencio y disfrutar de las tribunas multicolores, para preguntar esas cosas que preguntan las mujeres durante los mundiales, esas ridiculeces simpáticas que respondemos con desgano disfrazado de dulzura. Pero no.

Cristina, al igual que el resto de las mujeres españolas, siguió durmiendo durante ésa y todas las madrugadas de junio. Un sueño, el suyo, que me llenó de tristeza, porque el único motivo por el que un argentino acepta vivir en pareja es, sin duda, que la mujer lo mime en medio de un partido complicado.

No sé cómo funcionará el amor en otras familias, pero en mi hogar mercedino el amor de madre, o el amor de esposa, alcanzaba su máxima expresión cuando Chichita entraba al comedor a los cinco minutos del primer tiempo con la bandeja del mate y los bizcochitos de grasa. O cuando, promediando un partido trabado, asomaba la cabeza por la puerta y preguntaba:

—¿Siguen uno a uno?

A mi madre, como es lógico, le importaba una mierda el resultado de la semifinal de la Copa Libertadores. Pero en esa pregunta ("¿siguen uno a uno?") había otra inquietud escondida, una duda que sí era fundamental para ella. La pregunta tácita era esta otra:

—¿Cómo está mi familia? ¿Son ustedes felices con este empate transitorio, o debo preocuparme y amasar una pastafrola?

La mujer argentina, desde que es hermana menor, es decir desde la cuna misma, ve llorar a su padre, a sus tíos y a su abuelo. Esto no suele pasarle a las demás mujeres del mundo. Ver llorar a un hombre no es tan fácil en otros países. Y esto, el llanto masculino, marcará para siempre a la mujer nacional.

Sabe esta mujercita, desde la niñez de sus trenzas, que el hombre sufre. Que no es tan macho. Que el hombre se angustia y llora y patalea, que hace puchero frente a un corner a la olla en área propia cuando faltan dos minutos, o que se persigna con repentina devoción católica ante un avance peligroso; y conoce de sobra, la mujer argentina, que el hombre se quedará mudo días enteros si echan a la Selección de un Mundial en semifinales, o que será capaz de abrazar y besar a todas las mujeres de la casa si su equipo logra el triple punto G —gustar, ganar, golear— y que habrá felicidad y alegría en la pobreza del hogar si el domingo por la tarde la radio trae buenas noticias desde la cancha de Talleres.

La mujer argentina (y la brasileña, y la uruguaya; no la chilena, no la española) nace sabedora de esta pasión que envuelve al hombre de la casa. No sólo eso: la mujer argentina guarda en su memoria para siempre el recuerdo feliz de cuando su padre la llevaba, sobre los hombros, a la cancha, y le explicaba los secretos maravillosos del balompié desde una tribuna atiborrada de otros hombres con otras hijas en brazos.

Y esta mujercita luego crece, a veces de Boca, a veces de River, sin que le guste el fútbol, pero con un amor inmenso de domingo por la tarde, de sobremesa interrumpida por Zabatarelli, de regreso eufórico o trágico. La mujercita nacional crece con la visión de ver a los hombres de la casa entrar por el zaguán trayendo banderas en alto o banderas arrastradas por el suelo.

Y cuando por fin se convierte en novia o esposa, por pura fotosíntesis, conoce los horarios de los partidos mejor que nadie, intuye el significado metafísico del orsai, reconoce la diferencia entre un lateral derecho y un arquero, disfruta de los Mundiales, sale a tocar bocina si se gana por penales un cuarto de final complicado, memoriza cantitos y los tararea con rubor en las mejillas, o entra a los comedores con la bandeja del mate para preguntar si la cosa sigue uno a uno, con el corazón en un puño, con el miedo genético de no querer ver sufrir a su manada.

La mujer argentina de edad madura, además, sabe que si gana Boca por la tarde, es posible que a la noche haya festejo en la cama matrimonial. Y también sabe que si Boca pierde, nadie la tocará ni con un palo: ni su marido en particular, ni la mitad más uno de la población en general. Por eso ella también es de Boca. Por eso ella también es capaz de gritar esos goles absurdos que hace Palermo con la rodilla.

Una domingo negro, negrísimo, de 1991, Boca le metió a Racing un seis a uno humillante (con un gol de Batistuta con la rodilla, justamente) que nos dejaba sin opciones para el campeonato. Roberto apagó la radio a cinco del final y se encerró a dormir la siesta. Yo me quedé en la cocina, sin razones para vivir, y metí la cabeza entre los brazos. El martes al mediodía mi papá seguía durmiendo la siesta y yo todavía estaba con la cabeza metida dentro de los brazos. Mi mamá y mi hermana nos llevaban algo de comida, que nos daban en la boca con una cucharita. Y cada nueve horas nos arrastraban al baño para aliviar esfínteres. Si no hubiera sido por ellas, mi padre y yo habríamos muerto de hambre o inundados en nuestra propia mierda. Si eso no es el amor, amigos míos, ¿qué es el amor?

Durante el Mundial del Japón, cuando Argentina quedó eliminada en primera ronda, aquí en España eran las seis de la mañana y yo estaba solo en este sofá, con los dientes apretados y sin nadie que me cebara un mate, o que me dijera "no es nada, corazón, en cuatro años llega Alemania 2006 y la rompemos". Nada. La luz de la cocina estaba apagada; en la cama grande dormía una mujer ajena al pitido final y a mi angustia. Pero no solo Cristina dormía: dormía toda España.

Abrí la ventana de la calle y no había una puta luz en los edificios. Nadie lloraba por la calle. Los taxistas hacían su ronda feliz. Entonces pensé en Buenos Aires. Allí era todavía mayor la madrugada; en ese Buenos Aires nocturno, millones de mujeres empezaban a consolar a sus hombres. Madres, novias, esposas, hijas, nietas, amigas, incluso abuelas, todas en camisón y con los ojos llenos de sueño y de espanto, empezaban a cocinar pastafrolas y a balbucear frases de aliento al oído de sus hombres tristes.

Si no fuera porque vivo en planta baja, esa madrugada hubiera saltado por el balcón. ¿Para qué vivir, si Argentina ya no estaba en el Mundial, si yo ya no estaba gusto en este mundo, si ya nada ocupaba su lugar en el universo? Pero, como se sabe, antes que argentino soy cobarde, y no me suicidé un carajo.

Hice algo mejor, creo. Tuve una hija. Una hija argentina chiquitita que ya reconoce los colores de Boca por la tele y pone cara de asco, que ya sabe que los viernes puede quedarse despierta hasta las tres de la mañana porque pasan a Racing por cable, y que ya vio jugar a la Selección desde la tribuna del Camp Nou.

Una hija que en julio de 2006, cuando Argentina la rompa en Stuttgart, cuando mi vida se cubra otra vez de espíritu mundialista, cuando mi corazón estalle de felicidad o de tristeza, estará aquí a mi lado, en este sofá, temerosa de mi sufrimiento, inmensa, convertida en todas las mujeres que he perdido.

Hernán Casciari
viernes 13 de mayo, 2005


En Europa no se consigue

por Hernán Casciari

La primera cosa horrible que ocurrió en mi matrimonio tuvo lugar la madrugada del 6 de junio del año 2002. Acostumbrado a mis orígenes, di por sentado que Cristina, como cualquier mujer adoradora de su marido, se iba despertar a las cinco de la mañana para ver conmigo el Mundial del Japón. Para cebar mate en silencio y disfrutar de las tribunas multicolores, para preguntar esas cosas que preguntan las mujeres durante los mundiales, esas ridiculeces simpáticas que respondemos con desgano disfrazado de dulzura. Pero no.

Cristina, al igual que el resto de las mujeres españolas, siguió durmiendo durante ésa y todas las madrugadas de junio. Un sueño, el suyo, que me llenó de tristeza, porque el único motivo por el que un argentino acepta vivir en pareja es, sin duda, que la mujer lo mime en medio de un partido complicado.

No sé cómo funcionará el amor en otras familias, pero en mi hogar mercedino el amor de madre, o el amor de esposa, alcanzaba su máxima expresión cuando Chichita entraba al comedor a los cinco minutos del primer tiempo con la bandeja del mate y los bizcochitos de grasa. O cuando, promediando un partido trabado, asomaba la cabeza por la puerta y preguntaba:

—¿Siguen uno a uno?

A mi madre, como es lógico, le importaba una mierda el resultado de la semifinal de la Copa Libertadores. Pero en esa pregunta ("¿siguen uno a uno?") había otra inquietud escondida, una duda que sí era fundamental para ella. La pregunta tácita era esta otra:

—¿Cómo está mi familia? ¿Son ustedes felices con este empate transitorio, o debo preocuparme y amasar una pastafrola?

La mujer argentina, desde que es hermana menor, es decir desde la cuna misma, ve llorar a su padre, a sus tíos y a su abuelo. Esto no suele pasarle a las demás mujeres del mundo. Ver llorar a un hombre no es tan fácil en otros países. Y esto, el llanto masculino, marcará para siempre a la mujer nacional.

Sabe esta mujercita, desde la niñez de sus trenzas, que el hombre sufre. Que no es tan macho. Que el hombre se angustia y llora y patalea, que hace puchero frente a un corner a la olla en área propia cuando faltan dos minutos, o que se persigna con repentina devoción católica ante un avance peligroso; y conoce de sobra, la mujer argentina, que el hombre se quedará mudo días enteros si echan a la Selección de un Mundial en semifinales, o que será capaz de abrazar y besar a todas las mujeres de la casa si su equipo logra el triple punto G —gustar, ganar, golear— y que habrá felicidad y alegría en la pobreza del hogar si el domingo por la tarde la radio trae buenas noticias desde la cancha de Talleres.

La mujer argentina (y la brasileña, y la uruguaya; no la chilena, no la española) nace sabedora de esta pasión que envuelve al hombre de la casa. No sólo eso: la mujer argentina guarda en su memoria para siempre el recuerdo feliz de cuando su padre la llevaba, sobre los hombros, a la cancha, y le explicaba los secretos maravillosos del balompié desde una tribuna atiborrada de otros hombres con otras hijas en brazos.

Y esta mujercita luego crece, a veces de Boca, a veces de River, sin que le guste el fútbol, pero con un amor inmenso de domingo por la tarde, de sobremesa interrumpida por Zabatarelli, de regreso eufórico o trágico. La mujercita nacional crece con la visión de ver a los hombres de la casa entrar por el zaguán trayendo banderas en alto o banderas arrastradas por el suelo.

Y cuando por fin se convierte en novia o esposa, por pura fotosíntesis, conoce los horarios de los partidos mejor que nadie, intuye el significado metafísico del orsai, reconoce la diferencia entre un lateral derecho y un arquero, disfruta de los Mundiales, sale a tocar bocina si se gana por penales un cuarto de final complicado, memoriza cantitos y los tararea con rubor en las mejillas, o entra a los comedores con la bandeja del mate para preguntar si la cosa sigue uno a uno, con el corazón en un puño, con el miedo genético de no querer ver sufrir a su manada.

La mujer argentina de edad madura, además, sabe que si gana Boca por la tarde, es posible que a la noche haya festejo en la cama matrimonial. Y también sabe que si Boca pierde, nadie la tocará ni con un palo: ni su marido en particular, ni la mitad más uno de la población en general. Por eso ella también es de Boca. Por eso ella también es capaz de gritar esos goles absurdos que hace Palermo con la rodilla.

Una domingo negro, negrísimo, de 1991, Boca le metió a Racing un seis a uno humillante (con un gol de Batistuta con la rodilla, justamente) que nos dejaba sin opciones para el campeonato. Roberto apagó la radio a cinco del final y se encerró a dormir la siesta. Yo me quedé en la cocina, sin razones para vivir, y metí la cabeza entre los brazos. El martes al mediodía mi papá seguía durmiendo la siesta y yo todavía estaba con la cabeza metida dentro de los brazos. Mi mamá y mi hermana nos llevaban algo de comida, que nos daban en la boca con una cucharita. Y cada nueve horas nos arrastraban al baño para aliviar esfínteres. Si no hubiera sido por ellas, mi padre y yo habríamos muerto de hambre o inundados en nuestra propia mierda. Si eso no es el amor, amigos míos, ¿qué es el amor?

Durante el Mundial del Japón, cuando Argentina quedó eliminada en primera ronda, aquí en España eran las seis de la mañana y yo estaba solo en este sofá, con los dientes apretados y sin nadie que me cebara un mate, o que me dijera "no es nada, corazón, en cuatro años llega Alemania 2006 y la rompemos". Nada. La luz de la cocina estaba apagada; en la cama grande dormía una mujer ajena al pitido final y a mi angustia. Pero no solo Cristina dormía: dormía toda España.

Abrí la ventana de la calle y no había una puta luz en los edificios. Nadie lloraba por la calle. Los taxistas hacían su ronda feliz. Entonces pensé en Buenos Aires. Allí era todavía mayor la madrugada; en ese Buenos Aires nocturno, millones de mujeres empezaban a consolar a sus hombres. Madres, novias, esposas, hijas, nietas, amigas, incluso abuelas, todas en camisón y con los ojos llenos de sueño y de espanto, empezaban a cocinar pastafrolas y a balbucear frases de aliento al oído de sus hombres tristes.

Si no fuera porque vivo en planta baja, esa madrugada hubiera saltado por el balcón. ¿Para qué vivir, si Argentina ya no estaba en el Mundial, si yo ya no estaba gusto en este mundo, si ya nada ocupaba su lugar en el universo? Pero, como se sabe, antes que argentino soy cobarde, y no me suicidé un carajo.

Hice algo mejor, creo. Tuve una hija. Una hija argentina chiquitita que ya reconoce los colores de Boca por la tele y pone cara de asco, que ya sabe que los viernes puede quedarse despierta hasta las tres de la mañana porque pasan a Racing por cable, y que ya vio jugar a la Selección desde la tribuna del Camp Nou.

Una hija que en julio de 2006, cuando Argentina la rompa en Stuttgart, cuando mi vida se cubra otra vez de espíritu mundialista, cuando mi corazón estalle de felicidad o de tristeza, estará aquí a mi lado, en este sofá, temerosa de mi sufrimiento, inmensa, convertida en todas las mujeres que he perdido.

Hernán Casciari
viernes 13 de mayo, 2005


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro España decí alpiste, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


 Marcelo Salinas
19/06/2015 a las 03:08
Hola Hernan. Me encanto tu texto, realmente.
Me hizo volver en un instante a decenas de escenas de alegría y tristeza.
Por decirte, en el mundial 2006, en el momento del tremendo gol de 30 y tantos toques a Serbia, mi mujer justo en ese instante se levanto a barrer migas en la cocina (de bizcochos y tortas!). Para que!! Se la paso todo el mundial barriendo en la cocina.
Cuando hablaste del 1 a 6 contra Boca.... ese partido fue a las 11 de la mañana, te acordas?? volví con el culito roto a casa, y me metí en la cama a las 2 de la tarde... pedi que nadie me hablara..y dormir hasta la tarde del día siguiente. Mi vieja me miro, entendio y me cuido sin hablarme. Que grande tu cuento!!!! abrazo.
 Julieta M.Ordoñez
21/02/2015 a las 03:37
Hola Hernán, es un placer leerte y escucharte. Este es mi primer comentario ya que hoy estuve mucho tiempo leyendo, viendo vídeos de entrevistas, conferencias y ahora me registre en tu blog. Hace un ratito, mi marido, me acaba de llamar desde Lincoln, su ciudad natal, me dice con la voz gastada, que estaba terriblemente triste porque "su equipo", Rivadavia de Lincoln, perdió ayer por penales la posibilidadd de ascender al argentino A....era tal el bajón que tenía, te imagminas! Casualmente, justo yo estaba leyendo esta historia y se la leí por teléfono...me dijo gracias negra (entre un hilo de voz y unas lagrimas), me hiciste sacar una sonrisa. Aunque esta vez no fui con el a la cancha,(hace 23 años que sigo a su equipo a todos lados donde va, para hacerle el aguante, aunque ya me siento una líquenese mas) Esta vez, me quede cuidando a la manada, y no estuve en la tribuna para gritarle a este dezaforado que entre el quilombo de la euforia de la popular, grita, putea y alienta desenfrenadamente...."para gordo, te va a hacer mal, veni que te doy un mate"... Hoy, en cambio, le leí tu historia...para bancarle unas lagrimas con una sonrisa a la distancia. Un abrazo!!
 Jhordan PLG
15/03/2014 a las 06:24
Hernán,tus relatos que tienen como eje la pelotita son mis preferidos.
La mujer peruana, si hablamos de futbol es pesimista al 100%, si hablamos de la rojiblanca la clásica frasesita es "...y ahora contra quién juegan? Uy para que van a ver a esos malos?", y si hablamos de clubs peor. Sólo conosco a una mujer de la clase que tanto extrañas, mi mamá, será pq tuvo a 2 hijos que respiran futbol y nos vio crecer disfrutando de los triunfos y sufriendo por las derrotas de nuestro Alianza Lima. Una mujer que guste de ir al estadio, o que le guste ver un partido por TV es un tesoro, no hay dudas.
 Sabry
07/11/2013 a las 16:08
me emociona mucho lo que escribis... todavía tengo el recuerdo de mi tio y de mi abuelos los domingos por la tarde viendo a Boca!! Hoy soy socia y voy a la cancha, y cuando no.. preparo el mate o la picadita con mi viejo... y puteamos, nos hacemos mala sangre o festejamos, pero en familia y eso es lo que lo hace mucho más especial!!!!
es genial lo que escribiste, no pude sentirme mas identificada!
 Demianchu
14/08/2012 a las 17:26
es imposible no identificarse con lo que escribis gordo....grosssso!!!
Rosy
05/12/2005 a las 19:08
Que puedo decir? cada vez q lo leo no paro de llorar...porq si, soy una de esas mujeres, argentina, y q vivio el silencio de españa junto a mi Bostero, (por supuesto yo soy de Boquita...como la mitad mas uno). Y esto de la distancia, recordar q el tano (mi viejo)me crio (como vos hernán con Nina)para q sea un baston para los machos de mi país.....(mezclado con la tristeza de q el viejo nos dejo hace dos años y ya no podemos mas hablar por telefono sobre el partido del domingo)...por eso lo q escribiste es perfecto..porq lo entiendo como si lo hubiera escrito yo, porq es una mezcla de tristeza, y orgullo......
Como veras no se como expresarme, te leo siempre, me rio siempre pero esta vez queria darte las gracias por sacarme tantas emosiones juntas!
y.....si.....en el 2006 la rompemos!!!!
Florws
04/12/2005 a las 19:46
*LLORA*
Que imprescionante lo que acabas de escribir...

¡¡¡¡¡QUE GRANDE LA ACADEMIA!!!!!!!
gabriel
01/10/2005 a las 03:20
ENDER...la pasion no se explica...por eso nunca lo vas a entender.Los quiero ver el dia que el avion desde Bruselas no venga mas con platita...
Pablo
18/08/2005 a las 17:16
Me resulta muy grata tu escritura, de un sensibilidad y simpleza cautivante. es buenisimo que los temas aparenten el absuro y se adentren en el crecimiento , la niñez y las simpleza de los echos que nos marcan toda n uestras vidas.
Ender
12/08/2005 a las 17:26
La verdad, leyendo estas cosas desde Europa comprendo mejor porqué seguíis desunidos, enfrentados, divididos y ocupando todo vuestro tiempo y todo vuestro ánimo en cosas tan "fructíferas" como ver a veintidós tíos en calzoncillos persiguiendo un cacho de cuero.

Que un teatrillo publicitario de masas totalmente absurdo y sin finalidad sea capaz de alteraros, que lo convirtáis en fundamento de la familia, que esté cimentando intrínsecamente vuestra cultura... son cosas que no hablan muy bien de vosotros, lo siento.

Para que me comprendáis con un ejemplo, ¿basta un maletín de dinero para hundir el ánimo de toda Argentina, o Uruguay, o Brasil...? ¡Qué fácil os dejáis vencer! No, hombre, no. Hay cosas que son REALES e infinitamente más importantes.

Marx se equivocó. El opio del pueblo no es la religión. Es el deporte de masas.
...
12/08/2005 a las 12:50
No es por ofender, pero esa niña con un canesú y un gorrito de lana de angora estaba mucho más linda y propia. El futbol maltrata el sistema nervioso central y la infancia de millones de seres, una verdadera lástima.
simeone
08/07/2005 a las 09:55
como nosotros no sufre nadie se los aseguro!! aguante racing

www.ForoRacing.com.ar
Caucete
05/06/2005 a las 21:32
Muy linda la entrada sobre el Mundial.
Últimamente los hinchas de River sufrimos mucho casi como los de Racing.
mer
29/05/2005 a las 07:31
Yo me acuerdo de ese Boca-Racing porque fue la semana en la que yo había decidio hacerme hincha de Racing, para horror de mi familia riverplatense.
Mis motivos para el cambio de club eran meramente babosos: estaba enamoradísima de Sergio Goycochea, desde el mundial del 90. Tenía 14 años y un poster de Goycochea haciendo la publicidad de calzoncillos Eyelit (lo juro).
Si mal no recuerdo, Goycochea empezó a jugar en Racing por esos días, y era el arquero de aquel 6-1.
Después de eso, por supuesto, volví a River Plate y me quedé ahí para siempre.
Luli
26/05/2005 a las 04:59
Hernan... que suerte que tenes una hija de Racing... yo soy de Racing, tengo una hija y su papá Alejo no deja que ella tambien tenga esa dicha... él es de boca... pobrecito!!!
Paloma
24/05/2005 a las 03:07
Es cierto, las mujeres chilenas no tenemos ese don. Pero mi marido es futbolero y trato de consolarlo lo mejor que puedo cuando tiene penas de fútbol.

Las noches del mundial las pasé todas despierta. Chile no jugó en la copa de mundo, pero yo estaba como hoy sintiendo la lluvia, mientras mi marido estaba a miles de kilómetros de casa, al otro lado del mundo, trabajando en el Corea, trabajando para Fifa.

Recuerdo con nostalgia esos días en que él estaba lejos pero feliz, compartiendo con gente de todo el mundo esa pasión que todavía hoy trato de entender.
hjg
20/05/2005 a las 16:22
> esas ridiculeces simpáticas que respondemos con desgano disfrazado de dulzura.

¿No quisiste escribir eso al revés?
konectada
19/05/2005 a las 22:02
Hernán

Gracias por los datos del post 93.Casi 100 % cierto. Casi.
18/05/2005 a las 22:00
¡Grande, Marcos!
Matu
18/05/2005 a las 20:49
Me hiciste llorar, pelotudo.
... y acerté. Don Juan es de Racing.
marcos
18/05/2005 a las 20:33
gracias por la direccion, ya la volvi a poner en favoritos
marcos
18/05/2005 a las 19:46
Claro, el esposo de Silvina, Tío abuelo de la candidata por cualquier partido.
El teta
18/05/2005 a las 19:39
¿Silvina?
18/05/2005 a las 19:31
No, yo vivo en departamento. Ese es mi tío, que tiene casa con un patio grande.
Cristina Daae
18/05/2005 a las 19:11
¿Vos sos el dueño del Patio Ulrich?
18/05/2005 a las 17:39
No, esa es mi prima, la que posa para la Sofi.
BenedictoXVI
18/05/2005 a las 17:17
O Larls Urlich ?
BenedictoXVI
18/05/2005 a las 17:13
Santos pies ungidos con aceite, como se llama el dibujante finalmente!
No abusen de la generosidad de su santidad o paso el aviso.
Urbi et Orbi
Elteta
18/05/2005 a las 17:06
¿Norman Ulrich?
18/05/2005 a las 16:57
"Medardo Ulrich, cómico tucumano"
marcos
18/05/2005 a las 16:35
hernan:
cual es la direccion de el blog de los dibujos, creo que el autor es urlich, me la podrias pasar?
gracias
marcos
Ginger
18/05/2005 a las 16:32
Cristina #133
, yo creo que esto es como los concubinatos, después de un tiempo de convivencia te corresponden todos los derechos.
Mat_
18/05/2005 a las 16:23
Flaco, ayer empecé a leer tu post acá en el laburo, no pude contener la risa y lo dejé por la mitad; lo imprimí y lo llevé a casa para leerselo a mi chica. Nos reímos muuucho (admito, lloré de risa), es tal cual así como decís.
Sos un fenómeno pibe y sigo esperando el próximo para seguir cagándome de risa.
Un abrazo grande desde Montevideo. Salud!
Cristina Daae
18/05/2005 a las 16:17
Lo que abunda no daña es un refrán pelotudo. Si abundan canelones(#67), se daña silueta, por ejemplo.
BenedictoXVI
18/05/2005 a las 16:14
Y no oses volver a tratar de parecer un maldito humano, bicho flatulento y asqueroso o conoceras la Vati Ira.

Urbi Et Orbi
Amén
Cristina Daae
18/05/2005 a las 16:13
La PDD de ElTeta se me adelantó a la pregunta. Igual lo que abunda no daña: ¿Desde qué hora se considera primera hora?
BenedictoXVI
18/05/2005 a las 16:06
Caiga la maldición de todos los santos del cielo sobre este trozo de vegetal en mal estado, santas ostias sin bendecir si no es más que el jilipollas de satán en persona que osa posar su sucio culo sobre este afable lugar.
maldito, maldito, deja ese cuerpo flacido te lo ordeno yo tu santo padre!!!!!!!!!!!!!!

Urbi et Orbi
Amén
Elteta
18/05/2005 a las 15:22
El sueño del pibe: decir coger y concha por la radio
¿No te da vergüenza?
Cuando presentes el libro en alguna radio argentina ¿vas a decir rabo - poya - y esas giladas que a los gallegos les parecen putiadas?

PD.: Es notable la facilidad con la que pasas de arrastrar las eses (al mejor estilo campechano-mercedino) a pronunciar las ces en gallego y de ahí a tener ese tonito porteño, todo en la misma charla.

P.P.D:#110¿Desde que hora se considera primera hora?
clari
18/05/2005 a las 14:16
no te preocupes, hernan, a mi, todavía se me escandalizan las orejas cuando escucho que "concha es una pija" por que una cosa es saber que no es lo que una piensa, y otra es el acto reflejo de oir la expresión.
Konectada
18/05/2005 a las 11:43
A Hernan,, me gusta mas leerlo que oirlo.... Suenas mas argentino en texto.
luis ricardo
18/05/2005 a las 02:39
Casi lloro, ¡a eso sabe la vida! Te garantizo que en México alguien se desveló como tú.
La caminante
18/05/2005 a las 01:37
¿Y todo eso tienen que aguantar las mujeres argentinas?
Pobrecillas, que cruz...
Marcos
17/05/2005 a las 21:56
Che leí por ahí que te echaban en cara cierta tendencia a comparar mujeres con floreros. JAJAJAJAJAJA ¡No se dan cuenta que es un texto! ¡No tiene por qué reflejar cien por cien lo que el autor piensa! :)
Te está pasando lo mismo que le pasaba a Karina Zampini, Casciari!!! Que la puteaban por la calle por los papeles de mala que hacía jajajajajaja (y estos jajaja acompañan mi risa real)
Cristina Daae
17/05/2005 a las 19:55
Te dijeron macaco, Toro. Mojále la oreja.
Toro
17/05/2005 a las 18:09
Te acuerdas de Mirta? Mirta! Volvió, y en forma de fichas. (?)

Lechu, sos re tonti! Igual te mando besis muchis.
Toro
17/05/2005 a las 17:38
Bla. Bla. Bla. Bla Bla Bla Bla. Bla Bla bla y más blá.
Toro
17/05/2005 a las 17:00
"Estas avisado"...Voy en Julio y quiero mi copia.
ane
17/05/2005 a las 16:09
querido hernán: por si te viene bien, que creo que sí, he de decirte que existe un "hecho diferencial" dentro de la mujer y el futbol en esta peninsula: el matriarcado vasco. ¿acaso no estuviste atento el pasado 11 de mayo, a las 21:00 en el partido de vuelta de cuartos de final de la copa del rey entre el Athletic de Bilbao y el Betis? Bueno, pues perdimos en la segunda tanda de penaltys, en las botas de Ezquerro y puedo asegurarte que en todos los hogares del gran Bilbao estaba presente el espíritu y el buen hacer de "Chichita" Besos desde el norte
KiLLBiLL
17/05/2005 a las 15:56
Se calentó Alberto, yo empecé a escribir blog luego de conocer Mujer Gorda. La señorita Virginia me enseñó.
Ey concha concha esparate un poquito!!
shered
17/05/2005 a las 15:30
Ya sé que llego tarde, pero no queria que llegue otro post sin que sepas que SIIIII, LO VAS A VER CON ELLA!!!! Yo los veo con Luca, no puedo olvidar a las 5 de la mañana los dos envueltos en la frazada en el sillón con el mate al lado y sufriendo como locos, mientras La Oruga roncaba como en el limbo...

Pero ahi estaba mi Luquita... y con vos Nina... ;)

Saludos.
Laura
17/05/2005 a las 15:23
Juaaaa...esos son amigos!!!No ves que te estan cubriendo las espaldas? y otras zonas...
Ginger
17/05/2005 a las 15:20
A mi me preocupa cuando vuelva de visita a Mercedes. Imaginate si los muchachos del barrio lo escuchan hablando así. Seguro que le cogen el tranquillo y varias partes más.
17/05/2005 a las 15:16
No sé, pero coger el tranquillo suena a aerobismo sexual.
 olo mosquera
17/05/2005 a las 15:14
Angel, con esas burlas te estás ganando ser el único lector de la primera época que no reciba su ejemplar.
El Angel Gris
17/05/2005 a las 15:08
¿Como consigo una copia de "Maz rezpeto que zoy tu madre"?
Laura
17/05/2005 a las 15:05
y bueno...de mierda, pero amigos al fin...no hay que ponerse detallista tampoco.
nariCa
17/05/2005 a las 14:45
Hernan; que sorpresa que nos tenias reservada... Mirta is back....!!!!!!!
 olo mosquera
17/05/2005 a las 13:50
Ustedes son como amigos de mierda riéndose a mis espaldas, pero sin tener siquiera la delicadeza de hacerlo a mis espaldas. ¡En la puta vida les linkeo otro audio!
17/05/2005 a las 13:45
Qué lindo eso de coger el tranquillo. En Mercedes no se consigue.
Ginger
17/05/2005 a las 13:16
Debo confesar que me impresionó un poquito el nombre del programa, pero lo que me dejó atónita fue escuchar a Hernán diciendo "Merzedes".
Y querido, ¡a mi ni en tus sueños me vas a coger de los pelos!
alberto k.
17/05/2005 a las 09:15
hernan, un placer compartir ondas contigo ayer. se te oia muy bien.
Sasha en USA
17/05/2005 a las 07:09
cuando fue el mundial yo estaba de novia con un chavon mexicano. me mire todos los partidos de mexico, mas los de brazil y los de argentina. y aca eran otras horas diferentes... y es cierto... cuando perdian no habia ningun tipo de accion. y soy de river, aunque el 99% de mis amigos son de boca!
Orinoco Flow
17/05/2005 a las 06:52
Me he reìdo montòn, como siempre que los leo. Dudo mucho que Mister Casciari sea misògino, todo lo contrario, el matriarcado hizo de las suyas...
Mi padre es catalàn, mi madre vasca y yo lo consolaba cuando èl tenìa la edad de Hernàn y el Barna ponìa la torta.
La Romu
17/05/2005 a las 05:25
Claro que no puede ser un hombre. Hombres no hay.

Un beso grande.
Elteta
17/05/2005 a las 04:24
Eso no es un hombre, Susy. Eso es un mal ejemplo
Susy de la Vuelta
17/05/2005 a las 03:49
Doy gracias al cielo todos los dias por el hombre que me mando!!!
tres cosas me enamoraron perdidamente de èl:
1. que no crea que ser macho pasa por lavar o no los platos
2. que tenga un adorable mal humor (si, eso me encanta)
3. y que no le guste el futbol!!!!!

Gracias Dios!! GRAAAAAAAAAACIAS!! En serio, no se si podria bancarmelo!!! Debe ser mi ascendencia española, que se yo...
Laura
17/05/2005 a las 02:50
NO Hugo, te equivocás desde el vamos.Pero seguramente la culpa es mia por creer que era una lectura lineal. Leí el coment de Caciari y pensé, "Muros incas" y sobre ellos "muros españoles"...Supongo que ahora si entendés qué quise decir. Soy nueva en estos lugares, y sinceramente, pensaba no contestarte porque como decían cuando yo era niña "a palabras electrizantes oídos desenchufados"...pero me parece que valía la aclaración.
Chupamedias? Mirá, no sabía que era una expresión que se usaba en Perú también...Cuanta cultura hombre!
Hugo
17/05/2005 a las 00:53
Laura, sobre tu comentario (91):
"Por sobre la cultura Inca la Española"?
1) Desde cuando una cultura puede ponerse sobre otra? (no me refiero al aspecto físico, ¡malpensados!)
2) Desde cuándo "la Española" puede ser considerada una cultura como tal?. Según tengo entendido allí convergen varias culturas que no terminan de mezclarse aún, y que en algunos casos ni siquiera lo intentan.
3) Qué aspecto de la "cultura Española" es la que te hace suponer que es mejor, o está "por sobre la Inca"?.
Lo anterior no es una pataleta nacionalista. Soy peruano pero no tengo mucho de quechua.
De Chimú, Chavín o Moche tal vez, pero muy poco de Inca.
Respecto a lo de Bertoti... bue... una chupamedias de Casciari, Xtian dixit.
konectada
16/05/2005 a las 21:23
Aver noi ( n.78) a que post te refieres por que creo que me lo perdi...

"Ya la otra vez me dio la misma impresión cuando analizabas el por qué los hombres españoles tratan a sus mujeres como a vacas y por qué los hombres argentinos tienen suerte con las minas extranjeras".-
Laura
16/05/2005 a las 17:14
Por sobre la cultura inca, la española y sobre la española los Bertotti...Siglo XXI!!!
nariCa
16/05/2005 a las 16:07
Che Hernan de que Talleres hablas???
Decime que es de Talleres de Escalada y me largo a llorar aca nomás... ahora que estamos escalando posiciones no nos para nadie!!!!!
Si Dios quiere en mi familia no habrá mas pastarolas por algun tiempo...
sebastian
16/05/2005 a las 15:51
¿Qué les pasa a los gallegos que no quieren que los argentinos entren en España? Y nosotros, que los tratamos bien, tenemos que soportar que encima nos estafen con sus empresuchas fraudulentas.
Igual, no sé de que se asustan de los argentinos en España si son los mismos españoles los que tiran bombitas de vez en cuando.
Hugo
16/05/2005 a las 15:43
Hernán:
aquí en Lima, en la edición del domingo de El Comercio (15.05.2005), han publicado un artículo sobre el "fenómeno" de los Blogs, y, como ya es costumbre, en él hablan de tí y de tus creaciones, sobre todo de "Diario de una mujer gorda".
No sé si estará en la edición electrónica, pero si quieres averiguarlo, la página es: elcomercio.com.pe
Saludos.
LaSoLe
16/05/2005 a las 15:28
Yo no sé ustedes, pero como hincha de Boca puedo recordar muy bien un partido en donde Racing le hizo 6 goles a Boca... qué momento! mi viejo y yo escuchándolo por la radio...! Lo empezamos a pasar mejor cuando le dí un beso bien sonoro y me fuí a arreglar el mate...

Es más, Hernán, creo que me conmoviste tanto que recordándote este partido (que no sé cuando esxistió pero que tengo bien grabado en la memoria) estoy tratando de sacarte un poco la melancolía esa que tenés hoy!

Qué sería de uds. sin nosotras!
jaja

Un beso grande!
Noritza
16/05/2005 a las 15:07
Me emocionó hasta las lágimas la descripción del sentido de pertenencia... Y eso que no me gusta el futbol!!!

PD: Alquien precisa cuentas de Gmail? Escribanmé, no hay problemas...
Sonia
16/05/2005 a las 14:37
Ah, por cierto... y en mi casa el que duerme es mi viejo, mientras yo miro sola, en el sofá, los partidos.
Sonia
16/05/2005 a las 14:34
Che... y nadie se despertó nunca a la madrugada para ver un partido de la selección de basket?
Se me viene a la mente mi propia imagen gritando hijos de p...! frente a la compu, cuando nos afanaron la final del mundial los yugoslavos... Y la emoción hasta las lágrimas tras conseguir el oro en Atenas... los pelos como escarpias! Qué equipazo, carajo.

P.D: saludos, Hernán, acabo de aterrizar en tu blog... interesante documento... jejeje.
Berto
16/05/2005 a las 13:46
Gracias Ana Laura, Laura y Ginger por comunicarse por aquí y así interrumpir la discusión entre Xtian y Armando, que se estaban poniendo más pesados que una vaca en brazos.
¡No hay nada más aburrido que dos mariquitas intelectualoides discutiendo!
Ginger
16/05/2005 a las 13:13
¡Felicitaciones a los catalanes por el triunfo del Barca!
Casciari por favor, dejá de mirar los partidos de la gloriosa academia por tv. Te hago responsable por lo que pase de acá en más (carajo, esto es un deja-vu)
Markili
16/05/2005 a las 12:53
Mi santa esposa es el resultado de un padre argentino y madre española y cuando hay partido me trae la bandeja, se sienta conmigo frente a la tv y se queda profundamente dormida. Le funcionan los genes como un reloj.
Jacinto
16/05/2005 a las 11:13
LLevas toda la razón. Yo soy Español, casado con una argentina y me acompaña en mis desdichas deportivas, acariciandome en caso de pérdida o festejando en caso de alegría.
Algo que se lo agradezco en el fondo de mi alma. Así que te comprendo.
saludos. Gran Blog. jacinto-
Noi
16/05/2005 a las 06:42
Casciari, recortaría partes de tus notas y armaría un libro llamado "Sociología del 'Ser Nacional' por Casciari".
Ya la otra vez me dio la misma impresión cuando analizabas el por qué los hombres españoles tratan a sus mujeres como a vacas y por qué los hombres argentinos tienen suerte con las minas extranjeras.-
walquiria
16/05/2005 a las 05:37
Era en "Uropa" no se consigue!!!
Cariños
Walquiria
BenedictoXVI
16/05/2005 a las 00:30
Hoy domingo su Santo Padre les deja su bendición.
Urbi et Orbi.
Amén.
KiLLBiLL
16/05/2005 a las 00:28
experiebtar = experimentar
KiLLBiLL
16/05/2005 a las 00:28
La sensación al experiebtar un buen canelón gratinado de ricota y verdura a la Rossini muchas veces logra el mismo efecto que un nucazo de Guerra en el útimo minuto, o de una de esas noches en la cama con la luz de la calle entrando por los agujeritos de la persiana donde ella te mira con los ojos llenos de "vos sabes que decir, cuando decirlo y como decirlo."
flaca
15/05/2005 a las 21:18
No, no es normal que las mujeres se levanten a las 5 de la mañana a ver el mundial con su marido. Las mujeres a las que nos gusta el futbol somos escasas, y más aún las que se levantan en la madrugada... No te quejes. Si consigues que a horas decentes ella vea el futbol contigo, estarás del otro lado y deberás darle las gracias. Si encontrases una mujer que te sonsaca para que tú la acompañes a ver el futbol, entonces, da gracias a dios.
Filantrópika.05
15/05/2005 a las 20:07
en todo caso...
clari
15/05/2005 a las 17:26
si, pero entre futbol y canelones, hay un argumento de peso....
Slayer_X
15/05/2005 a las 09:22
No estaban hablando de futbol?

Dale (U) \ø/
La Romu
15/05/2005 a las 02:46
¡Cocine o no cocine esa mujer es una santa!

Un beso grande.
Laura
15/05/2005 a las 01:39
Eso mientras estaba Chichita en tu casa...Decime que tu mujer cocina canelones y ya no creo en más nada.
 olo mosquera
15/05/2005 a las 01:34
Y los revisionistas históricos tenemos la heladera llena de matambre y canelones.
 olo mosquera
15/05/2005 a las 01:30
Lo modernos son vegetarianos. Los posmodernos, anoréxicos.
Laura
15/05/2005 a las 01:20
Los modernos no hacen dieta, vienen flacos de fábrica.
Ginger
15/05/2005 a las 00:15
Casciari andá a cagar.
 olo mosquera
15/05/2005 a las 00:05
¡Dijo "Chuker"! ¡Qué vieja! (Los modernos decimos NutraSweet).
Ginger
14/05/2005 a las 23:59
Ana Laura, con la Canoura me está uniendo la misma dieta solamente, quedate tranquila que por el momento si nos vamos de joda es para tomar té con chuker.
clari
14/05/2005 a las 23:45
herrrrrrrrrrrrrrnán, por eso tu señora no comparte con vos el partido, dicho sea de paso en estos momentos está jugando el barsa por la copa y lo estoy compartiendo pa tu disfrute, si cabe, bueno, las chicas estan de conversa y no es forma de interrumpirlas.
habrá que crear un blog rioplatense ??
Laura
14/05/2005 a las 21:38
esquiusmi, no volverá a repetirse.
 olo mosquera
14/05/2005 a las 21:23
Che, ¿no tienen teléfono ustedes, viviendo tan cerca?
ana laura
14/05/2005 a las 21:02
Cómo que no te presto atención? está bien... té.
Laura
14/05/2005 a las 21:00
Cariño, estoy a dieta, ya lo sabe todo el universo, pasa que vos no me prestás atención...así que te o café y ta...paraá de contar por un rato. no le pegues a nadie...se buenita
ana laura
14/05/2005 a las 20:45
Ahhhh qué no te gusta el Imperial??? vos sabés las pizzas que por $12 pesos me comí ahí??? No tenés corazón Laura Canoura!!! Está bien... mi penúltima oferta es tomar una grappa con jerezano en el "Traguito" ahí en Colonia y Requena (o es Paulier?)bueno... ya sabés, sino hasta que me aceptes la invitación te voy a seguir tirando lugares.
Claro, como Ginger ya te habrá invitado a uno de esos bares en el barrio cheto donde vive ella...
Ginger: le voy a contar a PatoMusa que me estás serruchando las patas!!! Te vamos a trucar una foto donde quedes mal parada y vas a ver...
DudaDesnuda: PRESTAME LA CHANCLETA CON LA QUE LE PEGAS AL TORO QUE TENGO QUE GOLPEAR A UNA CANTANTE Y A UNA (QUE NO QUIERO NOMBRAR)PERO EMPIEZA CON "GIN" Y TERMINA CON "GER"!!!
Está bien, está bien... dejá que cantes en el Solís y vamos a ver si viene Ginger ehhhhhh.
Besos y chancletazos. Junagransiete!!!
Laura
14/05/2005 a las 20:30
muy increíble...tan grande el cosmos y venir a proponerme una cerveza en el Imperial!!!A tu salud!
ana laura
14/05/2005 a las 16:29
Laura: pero gurisa!!! qué mejor para tu inspiración que juntarte conmigo a tomarte una cervecita en el bar "Imperial", ahí a la vuelta de canal 10, sabés los poemas dadaístas que hemos creado con mi amigo CharlieBrown... así que ya sabés, dejate de Fernando Cabrera y Jaime Roos (que colosos!!!) juntate conmigo que, no se si vas a sacar buenas canciones, pero que nos vamos a cag... de la risa, nos vamos a cag... de la risa. Y si no te sirve el Imperial, la hacemos más buena y nos vamos a "El Hacha"... total a vos voz no te falta y a mi memoria pa´las letras de los tangos tampoco.
Bueno, un beso
Alberto
14/05/2005 a las 04:34
Caray, Hernán. ¿Por qué se dará eso del favoritismo (es un decir) por un equipo de futbol (no hablo de una selección nacional, que ahí si no entiende uno es caso de psiquiátrico directo) de manera tan ruda? Debe haber una razón. Como no sigo el futbol de cerca me inquieta esa afición tan apasionada. ¿Qué hay detrás? No pueden ser sólo empanadas y bifes (por decir algo) lo que hay detrás. ¿Por qué son tan diferentes los hinchas de España de los sudamericanos (permítaseme generalizar). Mi hijo, como buen retoño de alguien no futbolero, es futbolero; sus equipos son Pumas, de la Universidad Nacional Autónoma de México, y ¡Boca! Su apodo, como lo conocen sus amigos de la preparatoria,es "el Xein", apócope de ya saben qué.

Cierta ocasión en España (Alicante), paseando con la familia (mi mujer es alicantina, yo, mexicano) se nos fue acercando un grupo de argetinos (15 eran), que a 100 metros de distancia gritaban algo a voz en cuello, que no distinguí hasta que estuvieron metiéndome la lengua en el oído: "Boqueeerooo, boqueeerooo". Sí, mi cachorro llevaba puesta su playera de Boca. Entonces preguntaron que de qué parte de Argentina éramos. "Somos mexicanos", dije.
"¡Mirá, voooos!" se oyó el murmullo de los 15. Y luego se hizo un silencio, breve, interrumpido por un chavo que dijo: "Yyyy claaaro, si es el mejor equipo del mundo".
Luego, la invitación a comer en casa de mis parientes alicantinos. Ya no recuerdo si los invitó mi mujer o ellos se invitaron solos. El caso es que nos prepararon un asado fenomenal (pagado y preparado por ellos: carne, vino argentino y todo) y pasamos una tarde maravillosa. ¿Cuál es la explicación? ¿Por qué el futbol puede propiciar estas maravillas y las vilezas que vemos por la tele entre hinchas?

Bueno, ya me pasé con el comentario. Ojalá algún día me pase lo mismo con gente del Racing. Entonces me haré hincha del futbol, sin duda.
Laura
14/05/2005 a las 04:31
Hola Ana Laura...leí un coment tuyo acá, y cuando me fijé de donde vénía vi que el mail decía adinet.com.uy...la pucha, penseé, somos varios desde este lado del río...Me hago tiempo para componer, pero cuando las musas no aparecen,salgo a buscar material por ahí...y te digo que hay de sobra. un beso para todos y disculpen esta intromisión.
Armando
14/05/2005 a las 03:41
Ahhh... es que... bueno, las críticas privadas se mandan, por lo general, por mail. Las públicas, como todo lo público, son susceptibles de escritunio, análisis, crítica, revisión, burla, escarnio, gusto, disgusto. ¿quién se me murió?
Xtian
14/05/2005 a las 01:50
Armando: nadie criticó acá legitimidad. Critiqué desde otro lado, como lector de Orsai de la primera hora. Y como lector de Hernán desde hace rato. Y como lector.

No te quedó claro lo que quise decir? No me sé explicar mejor. No intenté ser literario, intenté ser literal. Y la crítica, de última, no era para que la entiendas vos.

Olvidate que te dije chupamedias, reemplazalo por crítico constructivo, fan jurujujaja, esteta consumado, catador de los mejores vinos literarios.

Mis felicitaciones. Y también, mis condolencias.
Armando
14/05/2005 a las 01:06
Muy interesante Xtian que tu visión sobre la explicación alterna sea el chupamedismo. Mi percepción es que juzgas la literatura de este blog y no el sentido. ¿Que no es claro que estos posts tienen sentido moconovela? y si lo tienen, creo, el uso de esos recursos que cultamente desprecias es bastante legítimo. O, para ser mas claros, podrías dejar de vestir tu crítica de adornos literarios y hacer el análisis correcto y puntual de lo que no te gusta (o no te parece legítimo literariamente hablando)?
ana laura
14/05/2005 a las 00:58
Casciari: LA PUTA QUE TE PARIÓ!!!! (Chichita no es contigo)te está escribiendo Laura Canoura!!!! no te puedo creer!!! Es la mujer uruguaya con mejor voz y unas letras de puta madre. Estoy choluleando!!! pero Laura Canoura, Laura Canoura noooooooooo, si yo te digo que hay gente que tiene suerte, Casciari no te la mereces a Laura en tu blog, Laura es nuestra, es Uruguaya como el dulce de leche, Como Gardel, como AM clarín transmitiendo vía satélite para toda la cuenca del plata.
LAURA: Laura querida, podrías hacerme tres favores
1) dejar dicho ante todos estos que sos uruguaya (ya lo hiciste pero reiteralo porque no les basta, menos a Ángel Gris, que se quiere apropiar indevidamente de todo lo nuestro por excelencia)
2) no te quedes mucho tiepo enfrente a la compu y anda a componer, porque como siempre, nos tenés que dejar bien representados (en eso sos una de las mejores)
3) aunque sea por escrito me dedicas TU canción "Detrás del miedo" plis Laura.
Reitero que no lo puedo creer, Montevideo es chico y me la vengo a encontrar justo en la casa de Hernán, que felíz coincidencia.
Bueno besos, hoy estoy más que emocionada
Xtian
13/05/2005 a las 23:51
Para Armando: yo pensé que Nina tenía su propio blog. Y pensé que Hernán y su hija eran dos entidades separadas, no E.T. y Elliot.

Pero mejor me callo la boca, porque todo está perfecto y porque está claro que ganar el premio al mejor chupamedias en este blog es más difícil que ganar el Nobel de literatura.
Konectada
13/05/2005 a las 22:04
Hernán es viernes, y no cualquier viernes, es viernes 13! Tu nostalgia me acaba de desconectar del presente!! aunque conecte totalmente con tu descripción no veo como enchufar con la realidad , al fin se esta mas comodo siendo nostalgico.

Espero mucho ver las fotos de la celbracion si de verdad pasan a semifinales los argentinos por que vas a estar celebrando desde buenos aires..aunque sea solo en sueños nostalgicos digo..
Konectada
13/05/2005 a las 22:03
Hernán es viernes, y no cualquier viernes, es viernes 13! Tu nostalgia me acaba de desconectar del presente!! aunque conecte totalmente con tu descripción no veo como enchufar con la realidad , al fin se esta mas comodo siendo nostalgico.

Espero mucho ver las fotos de la celbracion si de verdad pasan a semifinales los argentinos por que vas a estar celebrando desde buenos aires..aunque sea solo en sueños nostalgicos digo..
Katheryna
13/05/2005 a las 21:29
Hola!!

hace unos dias que te descubri... y con cada posteo me haces reir o sufrir de la nostalgia :-)

Saludos de una cuaternófila, chilena y fan tuya ya... con esto de ponerme al dia con todos los posteos -je!
Xtian
13/05/2005 a las 21:24
Hm. Qué decirte, Hernán. No me gustan nada estos posts tuyos tan futboleros, políticamente incorrectos porque sí, y donde las mujeres son centros de mesa de plástico. Lo mismo me pasaba con los chistes de humor negro y dale que va. Me siento mal porque vos siempre mandás emails felicitándome y siempre me ayudás, así que siento que muerdo la mano que mece la cuna... pero así soy de díscolo y así serás vos de padre que da consejos amigos.

Ojo, no soy yo quién decide qué tenés que escribir y tampoco me interesa el panfleto feminista y progre. Lo que quiero decir es que escucho un ruido blanco raro en estos posts, un intento por saltar con la garrocha el charquito de la vereda. No me creo ni un poquito tu furor rompeportones, tu sudor futbolero y tu misoginia inflable.

Pero seré yo que estoy con el paso sincopado, porque en este foro a todos se les pianta un lagrimón con estos artículos (¿son todos llorones piantados?).

A mí me parece que vos tenés tu propia lírica, tu propio universo de mujeres gordas en posición adelantada... y que estos centros a la olla popular te salen desviados. Es mejor jugar al billar a 3 bandas y que falte el envido.

Igual, aún cuando no te creo nada o cuándo siento que intentás ejecutar un cuarteto de Bach a los pedos y a los eructos, disfruto como un chancho. O como un ornitorrinco, que parece ser el único mamífero al que se le hinchan los huevos, o algo así escuché.

Igual te quiero, desde acá, desde el centro de mesa de plástico, y que Borjamari no dude de mi posición de escudero y chupamedias ciudadela. Esto es algo así como tough love, o tough admiration, si es que eso existe, y si no existe, habrá que inventarlo.
Ginger
13/05/2005 a las 21:23
¿Unión familiar?. Seba, lamento desilusionarte pero ese estereotipo no siempre funciona. En mi casa somos cuatro: mi marido fanático de Boca, yo fanática de Racing. Cuando nació mi primer hijo fue una competencia para influir sobre el pequeño que salió ¡fanático de Velez!, quisimos desquitarnos con la siguiente que se nos hizo ¡de River!.
seba_velez
13/05/2005 a las 20:50
Hernan:
Cuando lei el post pense en hacerte comentarios sobre nina y su pobre futuro futbolistico siendo de racing.
Pero me acorde de mi sobrina, mi primo (es como un hermano, por eso su hija es mi sobrina) es enfermo de racing (toda la flia es de Velez) y siempre pensamos con mi hermanoque que en cuando nacieran los hijos/as de mi primo les regalariamos cuanto regalo futbolistico aparececiera.
Cuando los vi juntos en la maternidad me di cuenta que no debe ser asi. Los de afuera debemos ser de palo, para que los niños disfruten de esta comunion de la que hablas con sus padres.
Si Nina no fuera de racing seria doloroso para vos. Si mi sobrina no fuera de racing yo estaria rompiendo futuros vinculos entre el padre y su hija...si mi hijo/a no es de velez yo me muero.
Me acuerdo cuando las charlas del mediodia rondaban sobre Velez....y con los años me doy cuenta que a mi viejo nunca le intereso el futbol, pero por el futbol estaba conectado con sus hijos.

aguante la union familiar que produce el futbol!!

seba_velez
13/05/2005 a las 20:34
Y yo que acá en México me dió gracia que ayer justo le renté una casa a un argentino que le gustó porque la fachada tiene los colores del Boca jaja

Un abrazo, y a comprender estos sufrimientos masculinos pues !
marcos
13/05/2005 a las 20:32
hernan:
seguistes recordando, y no me diste opcion, desde 1931 (cuando empezaron los torneos oficiales) a la fecha jugamos 146 partidos, donde boca gano 68 y racing solo 41, (la diferencia son empates)¿hay una pequeña diferencia no?. ahh, me fije mn la historia y el partido que te decia es de 1975, mierda como pasa el tiempo.
marcos
Elteta
13/05/2005 a las 20:24
A riesgo de ser odiado por todo el mundo, debo confesar que festejé la eliminación de Argentina de Corea-Japón 2002.

Fué un acto egoista y apátrida, pero después de unos instantes de duelo, con el cerebro quemado por la falta de sueño y mi reloj biológico alterado por culpa de un suplemento del Mundial que salía al mediodía, lo único que quería era dormir dos noches seguidas en mi cama.
Soy un verdadero traidor a la Patria.
Mary
13/05/2005 a las 20:00
Si Padre ...ya he pedido disculpas. De ser necesario dígame cuantos Aves Mary`s tendría que rezar para obtener su perdón.
Mary
13/05/2005 a las 19:55
Tampoco coincido con H. Casciari respecto de que las brasileras sean como nosotras al respecto. Muchas brasileras JUEGAN al fútbol... como quien hace aerobics... HORROR! Jugar al fulbo es cosa de hombres en mi opinión. Es como si fuera lo más natural del mundo que tu novio te teja una bufanda o haga un mantelito a crochet para la cocina de casa... Por favor! Donde se ha visto.
Toro
13/05/2005 a las 19:55
Ayala era como el Schiavi de ahora?
BenedictoXVI
13/05/2005 a las 19:53
Hija mía, debes contener esa ansiedad, no es posible apretar botones en loop, a propósito estoy analizando para que el Loop sea un nuevo pecado capital.
Urbi et Orbi
Silvana
13/05/2005 a las 19:47
Es cierto que en Europa no se consigue, te entiendo perfectamente, en mi casa pasa igual. Mi hija tiene 5 años, y hasta los 3 vivimos en uruguay. Ella es de los "Tricolores" por supuesto, lo tiene claro, no podría ser de otra manera. Aquí se sienta con su padre a mirar el Barça, escucuchando por internet la transmisión de los partidos de allá. Yo sufro con ellos, poro también tengo que decirte algo ... sin Cristina, no tendrias este bombonazo de hija ... verdad?
Mary
13/05/2005 a las 19:46
En mi carácter de mujer y Argentina, es que voy a opinar. En esta oportunidad le doy la derecha al Sr Hernán Casciari, solo difiriendo de su idea en lo siguiente: Hay muchas mujeres argentinas a quienes nos justa el fútbol... no solo acompañamos a nuestros hombres.
Mi abuela por ejemplo, cada vez que la llamo a mi pueblito natal en Río Negro, está mirando un partidito. Ella, mientras tenga fútbol en la tele...es feliz. Mira fútbol Español, Árabe, Japonés..lo que sea.
En mi familia, por ejemplo, somos futboleras las mujeres que los hombres.
Por supuesto que me levanté a la madrugada para ver los partidos del mundial en Japón. También recuerdo con dolor ir lagrimeando por la calle aquel día en que le cortaron las piernas al Diego. Tuve un novio muuuy futbolero con quien nos dormíamos...y dimensiónese bien esto que voy a decir... escuchando un programa que tenía BILARDO por radio..(y que no se si sigue teniendo...pero yo, claro está,...no tengo el mismo novio). Aquello era un poco mucho.
Silvana
13/05/2005 a las 19:41
Divina la gurisa!! pues para que veas, la mia que tiene 5 años, y hasta los 3 vivió en Uruguay, se sabe el himno de los queridos "Tricolores" y aquí con el padre se sientan a mirar el Barça, mientras por internet escuchan la transmisión de los partidos de allá. Y yo que hago? los acompaño en sus sentimientos, por supuesto!! faltaba más. Pero hay que ver ... que sin Cristina ... no tendrías este bombonazo, a que no?
 olo mosquera
13/05/2005 a las 19:33
Es verdad, Marcos, hay que explicar el título del artículo, no sólo para los lectores no argentinos, sino para los lectores argentinos jóvenes.

"En Europa no se consigue" era la frase matadora que decía el Ratón Ayala en una publicidad de calzados "Interminables", en la tele de los '70. El Ratón Ayala era un jugador gracioso, de pelo largo y narigón.

PD: Marcos, también me acuerdo de 6-4 del '95.
marcos
13/05/2005 a las 19:24
hernan
Podemos recordar todos los partidos que quieras, pero me parece que vas a sufrir vos mas que yo, asi que mejor lo dejamos ahi. Ahh, me olvide de ponerlo en el comentario anterior, no pusiste nada de "en europa no se consigue" para los que no son argentinos y que creo que no lo van a entender.
marcos
Sonia
13/05/2005 a las 19:23
Ya pasó, shuuuu, ya pasó....

"La primera cosa horrible que ocurrió en mi matrimonio tuvo lugar la madrugada del 6 de junio del año 2002"

Pero como (mala) Española, no me parece tan grave. Fue peor la segunda?

Apoyo a Cristina
 olo mosquera
13/05/2005 a las 19:20
No, pero me acuerdo de un partido el 20 de septiembre de 1987. ¿Te acordás?
marcos
13/05/2005 a las 19:18
hernan:
Y si le ahorras disgustos a Nina y la haces bostera. aparte cuando sea mas grande y conozca un argentino para noviar, va a tener un 51 % de posibilidades de no pelearse por el futbol. Y yo si me acuerdo del partido del 91 y todavia lo estoy festejando.Y tambien me acuerdo de uno creo que por el 80, atajaba gatti, uds. ganaban 3 a 1 y cuando faltaban 10 minutos mas o menos lo remontamos y terminamos 4 a 3 ¿te acordas?
marcos
 olo mosquera
13/05/2005 a las 19:13
¡Sí, Pablo, sí! Tenés razón. Era Batistuta, era de mañana, era domingo... ¡Era 1991!

Gracias, me estaba empezando a enloquecer.
El Ruso del SOLBAID
13/05/2005 a las 18:59
el partido del 6 a 1 se jugó un domingo a las 11 de la mañana y el que hizo el gol con la rodilla fue Batistuta...
Un abrazo
 Ale
13/05/2005 a las 18:50
Estimado AL, qué le hace pensar que es desagradable leer Orsai? Qué le hace pensar que usted puede hacer el lugar más grato, más bello?

Saluditos.
Leandro de B.
13/05/2005 a las 18:46
Ciertamente las mujeres españolas y, creo que las catalanas en mayor grado, no comparten ni comprenden la pasión-religión que sentimos los hombres por el futbol.
Mi mujer odia el futbol y cuanto lo rodea, por lo que ver un partido en casa, durante años, ha sido poco menos que un calvario. Digo "ha sido" porqué un día, por suerte y por casualidad, descubrí que lo que realmente sacaba de quicio a mi mujer no era el futbol en sí si no la locución del partido. Desde ese afortunado día los días de partido mi casa son un remanso de paz, yo tumbado en el sofá con los auriculares puestos y mi mujer en la butaca, de espaldas a la tele, leyendo los embustes de Bucay.
Antonio Lubenzo
13/05/2005 a las 18:13
He vuelto para quedarme, así de simple. He retornado para darle de latigazos a este señor hasta que mejore su prosa maldita.
He decidido montar acá mi campamento, mi trinchera, para que este muchacho aproveche ese talento que posee en algún lugar remoto de su mentecita, aunque sea a punta de varillazos.
He vuelto para redimirlos a todos y hacer de este lugar un espacio más grato, más bello, donde leer las historicitas de este señor Orsai sean un agrado y no un desagrado.
He vuelto para vencer con mi aguzada pluma.
Antonio Lubenzo
JEL
13/05/2005 a las 17:41
¿No te acordás si llovía, esa tarde del 91? Tuve un flashback... =P
BenedictoXVI
13/05/2005 a las 17:34
No se quien le dijo al muchacho del comentario número 5 que yo sería capaz de una cosa así.
Les dejo mi bendición, y no se dejen convencer, YO SOY EL MAS GROSSO.
Urbi et Orbi
 olo mosquera
13/05/2005 a las 17:34
Cierto, el partido del gol de Palermo fue en el 97. Ya me lo han dicho un par por mail. Pero lo que refiero (sin gol de Palermo, pero igual goleada) fue en el 91. Mi cabeza hace esfuerzos por olvidar hechos desgraciados.
KiLLBiLL
13/05/2005 a las 17:32
En el mundial de Japón, la que era entonces mi mujer, deambulaba por la europas en busca de euros, y yo desde mi cama y cagado de frío, viví ese tirolibre sueco que ni cinco Cavalleros atajaban. Luego del pitido final solo el silencio como testigo de una argentina más triste que nunca, por este puto deporte que nos viene quemando la cabezas hace años. Cerré los ojos y solo dormí, dormí el sueño de la Argentina, y la soñé ganadora, después de todo en un rato me tenía que levantar para ir a laburar.
Limaste Casciari es oficial, un abrazo!
Laura
13/05/2005 a las 17:23
Como soy mujer,uruguaya y no entro en esta maravillosa descripción, lo que hice fue mandarle esto a Alfonso, un uruguayo en Chile, pero con mujer uruguaya, que los días que juega Uruguay, les prepara a todos los energúmenos que se juntan a ver el partido milanesas con puré...Es es una mujer, carajo!
JEL
13/05/2005 a las 17:15
Casciari, ¿1991 fue el año de los 6 goles de Boca a Racing? Entonces no pudo haber un gol de Palermo, porque en ese entonces no jugaba ni en Estudiantes. ¡Cuac!

Definitivamente, tendré que hacerle leer este post a mi mujer venezolana, sí señor. =)
Toro
13/05/2005 a las 17:10
Cuando pasó lo que pasó en el 2002, me levanté destrozado nene. Pero un impulso me llevo a concurrir a la facultad, a una clase de Análisis Matemático. Una vez allí, los diez héroes que pudimos disfrazar el llanto para asistir, nos vimos recompensados por el aliento de las compas(?) y una profesora que dijo en su discurso:"chicos, hoy no damos clase, vayan a descansar"...
Eso es la MUJER en persona. Eso es la EDUCACION que todos queremos en el tercermundo, oh si! :P
XavMP
13/05/2005 a las 16:49
Mierda, muy bueno.
¿No te pasó que las primeras veces que gritabas un gol tu hija se asustaba?
Me pasó a mi con uno de rojas (soy de River, soy), pero al segundo éramos dos gritándole a la calle.
¡¡¡Vamos river carajo, tomá bostero p... y la p... que te parió!!! (bostis, no ofenderse).
Todo eso en una Galicia que no entendía ese grito desaforado a una hora incongruente.
Creo que ahí empezó a forjarse mi mujer argentina.
DudaDesnuda
13/05/2005 a las 16:30
Se me escapó un lagrimón, boló.
 Interior
13/05/2005 a las 16:21
que ya reconoce los colores de Boca por la tele y pone cara de asco, ¿te aseguraste que no sea daltónica?, mira que muchas cosas que nos daban asco de niños son nuestros vicios actuales. Todavía estoy esperando que te de el primer disgusto y se haga bostera, o peor, del barca.
El Angel Gris
13/05/2005 a las 16:13
Aída (4) y Malena (2) se acuestan en la cama conmigo a ver al Rojo, la mamá ya les enseñó que si el Rojo pierde no hay que joder al papá por unas horas, 48 mas o menos.

Este será para ellas un mundial iniciático, donde verán por primera vez que el destino de millones de personas depende a veces de una pelota.

PD: La única forma que tiene Nina de ser de Racing y feliz es viviendo a mas de 10.000 kmts de Avellaneda. No elegiste mal.

PPD: Cristina se merece los cuernos cuando juega la selección, yo que vos me busco una amante no sexual pero si futbolera para compartir esos ratos.
Hugo
13/05/2005 a las 15:58
Si así empiezas te apuesto a que lo que menos le va a gustar a Nina va a ser el fútbol.
Aquí en mi país la derrota continuada del equipo nacional, nos ha tornado sombríos, tanto así que hasta las victorias de una que otra vez, nos parecen únicamente obra de la suerte.
13/05/2005 a las 15:55
Olvidate, negro. Acaban de elegir un Papa alemán a meses de un mundial en Alemania. ¿A vos quién te parece que va a ganar?

(Fuente: Nacho Goano, CQC)
 Teresiña
13/05/2005 a las 15:51
Este post tiene más nostalgia que los otros en los que hablabas específicamente de la nostalgia. Pobrecita la Nina, no la cargues tan chiquita con tantísima responsabilidad, encima en un medio ajeno
Ginger
13/05/2005 a las 15:50
Nene, a vos te mostraron la película equivocada. ¿Qué si el marido es de Boca, la mujer también lo será? Eso es porque no viste las piñas que vuelan en mi casa cada Racing-Boca.
Eduardo
13/05/2005 a las 15:39
Felicidades a don Juan y Felicidades a ti por tu última frase de hoy, que es de antología. Seguro que Argentina la rompe en Stuttgart.
Un saludo.