Orsai blog post

Autoayuda
martes 16 de febrero, 2016

Orsai post

Autoayuda
martes 16 de febrero, 2016

El amor es una goma elástica

   

Mi madre, una señora dos veces viuda de casi setenta años, se enteró al mismo tiempo de dos novedades sobre su único hijo varón. Primero le dijeron que me había dado un infarto, que yo estaba grave en el extranjero y que mi vida pendía de un hilo; un rato después le confirmaron que durante la desgracia no me acompañaba mi esposa ni mi pequeña hija, sino una mujer desconocida a la que mi madre bautizó inmediatamente «la otra» y a quien le adjudicó la culpa de mi episodio cardíaco, de mi desbarranco sentimental y de mis futuras desgracias económicas.

Chichita, mi madre, es así. No le gustan mucho las medias tintas.

Una vez que supo que además de infartarme me había divorciado, sacó un pasaje a la ciudad del extranjero donde yo agonizaba. Su objetivo era llegar a tiempo para poder matarme con sus propias manos, antes de que lo hiciera el coágulo de grasa que me obstruía el corazón. «Por favor, que alguien la detenga en el puerto», le decía yo a mi mejor amigo Chiri, por teléfono, mientras dos enfermeras me entubaban en el hospital.

En el barco que la llevaba a mi encuentro, Chichita lloraba y lloraba. Intentaba calmarse, pero no podía decidir qué situación la ponía más triste, si el infarto o la separación matrimonial. De hecho, evitó contarle a su propia madre Beatriz (de casi noventa años) lo que me había ocurrido. Mi abuela había estado casada un millón de años con mi temible abuelo Marcos, y jamás se le había pasado por la cabeza el divorcio. Chichita le ocultó a su madre la desgracia del nieto para preservarla de las tristezas, pero si hubiera tenido que hacerlo (me dijo después) le habría informado sobre el episodio cardíaco y no sobre el cambio en mi estado civil. A mi madre lo segundo le parece más trágico.

A mí me cuesta pensarlo en esos términos, porque una de las dos noticias es una decisión meditada, abre puertas de esperanza en la habitación del futuro, y sobre todo libera a una pareja de su error. La otra noticia sí es preocupante: se trata de la peligrosa lesión de unos tejidos en el pecho que provocan que la pobre víctima (es decir yo) ya no pueda disfrutar nunca más del queso semi curado y del resto de los placeres de la vida.

Para mí no hay punto de comparación entre un infarto y un divorcio. Pero, ¿esto que siente a mi madre es puramente generacional? Sospechar que en una separación solamente puede caber la tristeza, o que es un dolor equiparable a una enfermedad mortal, ¿es algo que sienten las señoras de casi setenta años, dos veces viudas, católicas, sudamericanas y educadas en la perdurabilidad del amor, o es un prejuicio extendido?

Lo que hice unas semanas más tarde, cuando los médicos me permitieron volver a escribir, fue testear esta pregunta entre un grupo más variopinto. Escribí un relato sobre los detalles de mi infarto en donde, de un modo lateral, sin explicar mucho y haciéndome el desentendido, dejaba entrever también que me había divorciado. Y un martes cualquiera publiqué el texto en mi blog, donde suelen ir a entretenerse lectores de edades y geografías diversas que conocen bastante bien mi vida privada. Les quise contar a ellos el asunto del mismo modo que se enteró Chichita, es decir de sopetón, para espiar sus reacciones en los comentarios.

Lo que hice fue simple: envolví la noticia de la separación entre otras novedades de la trama, como si fuese un elemento sin importancia de la banda sonora:

«Si hubiera tenido que elegir el peor momento para morirme habría sido ese», escribí. «No solamente estaba en un país que no era el mío; también me había separado de Cristina después de quince años y la única persona que sabía que yo estaba en Uruguay con Julieta era la propia Cristina; y para peor, el equipo de fútbol más bullicioso de Montevideo acababa de salir campeón y el tráfico a los hospitales era imposible.»

Después de ese párrafo seguí con la narración cardíaca hasta el final, haciéndome bastante el boludo sobre el otro asunto.
El resultado fue alucinante. A la mayoría de los lectores les importó poco o nada que yo haya estado al borde de la muerte. Minimizaron mi tragedia, les chupó un huevo que ya no pudiera fumar ni almorzar fritangas ni cosechar porro en mis macetas. El gran debate de los comentarios del blog fue la grandísima tragedia de la separación. En el fragor de la charla grupal, muchos dieron por sentado que mi exmujer había sido abandonada, o por lo menos que estaba sufriendo, sintieron tristeza o decepción por la noticia del divorcio y casi ni les llamó la atención la trama principal, ni los detalles sobre el infarto de miocardio.

Una lectora mexicana grabó un video en Youtube diciendo que yo era un miserable.

Otro lector aportó una frase de Enrique Jardiel Poncela:

«El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes, sujetándola con los dientes; un día, uno se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices».

Otro grupo muy divertido, que entiende bien la fusión entre vida y literatura, confesaba que iba a echar de menos a Cristina como personaje de mis historias, y que rechazaría con prejuicio cualquier aparición futura de Julieta, mi nueva pareja, a la que bautizaron con seudónimos horribles.

Se habían convertido todos en Chichita.

Ese relato, que tiene más de doscientos comentarios muy singulares en los que yo no participo ni respondo (por primera vez en los doce años de mi blog), apareció unos días después en un periódico muy popular de la Argentina y mi abuela Beatriz, la anciana que no debía enterarse de lo que me había pasado, se enteró.

Mi madre fue a visitarla la tarde siguiente y mi abuela estaba más silenciosa de lo habitual. Después del té, madre e hija se sentaron a ver la televisión. Mi abuela entonces preguntó sin vueltas:

«¿Así que Hernán tuvo un infarto?».

Mi madre, sorprendida, le dijo que sí.

«Decile que se cuide, que no sea pavo».

Mi madre asintió otra vez y las dos volvieron a quedarse en silencio. Al rato mi abuela arremetió de nuevo:

«¿Y es verdad que se separó, como dice el diario?», preguntó con los ojos suspicaces.

Chichita suspiró profundo, previendo el melodrama, y le dijo que sí, que ya no vivíamos juntos.

Entonces mi abuela Beatriz bajó la vista:

«Ay, nena, qué suerte», dijo, «si yo hubiera podido hacerlo, en mis tiempos».

Hernán Casciari
martes 16 de febrero, 2016


El amor es una goma elástica

por Hernán Casciari

Mi madre, una señora dos veces viuda de casi setenta años, se enteró al mismo tiempo de dos novedades sobre su único hijo varón. Primero le dijeron que me había dado un infarto, que yo estaba grave en el extranjero y que mi vida pendía de un hilo; un rato después le confirmaron que durante la desgracia no me acompañaba mi esposa ni mi pequeña hija, sino una mujer desconocida a la que mi madre bautizó inmediatamente «la otra» y a quien le adjudicó la culpa de mi episodio cardíaco, de mi desbarranco sentimental y de mis futuras desgracias económicas.

Chichita, mi madre, es así. No le gustan mucho las medias tintas.

Una vez que supo que además de infartarme me había divorciado, sacó un pasaje a la ciudad del extranjero donde yo agonizaba. Su objetivo era llegar a tiempo para poder matarme con sus propias manos, antes de que lo hiciera el coágulo de grasa que me obstruía el corazón. «Por favor, que alguien la detenga en el puerto», le decía yo a mi mejor amigo Chiri, por teléfono, mientras dos enfermeras me entubaban en el hospital.

En el barco que la llevaba a mi encuentro, Chichita lloraba y lloraba. Intentaba calmarse, pero no podía decidir qué situación la ponía más triste, si el infarto o la separación matrimonial. De hecho, evitó contarle a su propia madre Beatriz (de casi noventa años) lo que me había ocurrido. Mi abuela había estado casada un millón de años con mi temible abuelo Marcos, y jamás se le había pasado por la cabeza el divorcio. Chichita le ocultó a su madre la desgracia del nieto para preservarla de las tristezas, pero si hubiera tenido que hacerlo (me dijo después) le habría informado sobre el episodio cardíaco y no sobre el cambio en mi estado civil. A mi madre lo segundo le parece más trágico.

A mí me cuesta pensarlo en esos términos, porque una de las dos noticias es una decisión meditada, abre puertas de esperanza en la habitación del futuro, y sobre todo libera a una pareja de su error. La otra noticia sí es preocupante: se trata de la peligrosa lesión de unos tejidos en el pecho que provocan que la pobre víctima (es decir yo) ya no pueda disfrutar nunca más del queso semi curado y del resto de los placeres de la vida.

Para mí no hay punto de comparación entre un infarto y un divorcio. Pero, ¿esto que siente a mi madre es puramente generacional? Sospechar que en una separación solamente puede caber la tristeza, o que es un dolor equiparable a una enfermedad mortal, ¿es algo que sienten las señoras de casi setenta años, dos veces viudas, católicas, sudamericanas y educadas en la perdurabilidad del amor, o es un prejuicio extendido?

Lo que hice unas semanas más tarde, cuando los médicos me permitieron volver a escribir, fue testear esta pregunta entre un grupo más variopinto. Escribí un relato sobre los detalles de mi infarto en donde, de un modo lateral, sin explicar mucho y haciéndome el desentendido, dejaba entrever también que me había divorciado. Y un martes cualquiera publiqué el texto en mi blog, donde suelen ir a entretenerse lectores de edades y geografías diversas que conocen bastante bien mi vida privada. Les quise contar a ellos el asunto del mismo modo que se enteró Chichita, es decir de sopetón, para espiar sus reacciones en los comentarios.

Lo que hice fue simple: envolví la noticia de la separación entre otras novedades de la trama, como si fuese un elemento sin importancia de la banda sonora:

«Si hubiera tenido que elegir el peor momento para morirme habría sido ese», escribí. «No solamente estaba en un país que no era el mío; también me había separado de Cristina después de quince años y la única persona que sabía que yo estaba en Uruguay con Julieta era la propia Cristina; y para peor, el equipo de fútbol más bullicioso de Montevideo acababa de salir campeón y el tráfico a los hospitales era imposible.»

Después de ese párrafo seguí con la narración cardíaca hasta el final, haciéndome bastante el boludo sobre el otro asunto.
El resultado fue alucinante. A la mayoría de los lectores les importó poco o nada que yo haya estado al borde de la muerte. Minimizaron mi tragedia, les chupó un huevo que ya no pudiera fumar ni almorzar fritangas ni cosechar porro en mis macetas. El gran debate de los comentarios del blog fue la grandísima tragedia de la separación. En el fragor de la charla grupal, muchos dieron por sentado que mi exmujer había sido abandonada, o por lo menos que estaba sufriendo, sintieron tristeza o decepción por la noticia del divorcio y casi ni les llamó la atención la trama principal, ni los detalles sobre el infarto de miocardio.

Una lectora mexicana grabó un video en Youtube diciendo que yo era un miserable.

Otro lector aportó una frase de Enrique Jardiel Poncela:

«El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes, sujetándola con los dientes; un día, uno se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices».

Otro grupo muy divertido, que entiende bien la fusión entre vida y literatura, confesaba que iba a echar de menos a Cristina como personaje de mis historias, y que rechazaría con prejuicio cualquier aparición futura de Julieta, mi nueva pareja, a la que bautizaron con seudónimos horribles.

Se habían convertido todos en Chichita.

Ese relato, que tiene más de doscientos comentarios muy singulares en los que yo no participo ni respondo (por primera vez en los doce años de mi blog), apareció unos días después en un periódico muy popular de la Argentina y mi abuela Beatriz, la anciana que no debía enterarse de lo que me había pasado, se enteró.

Mi madre fue a visitarla la tarde siguiente y mi abuela estaba más silenciosa de lo habitual. Después del té, madre e hija se sentaron a ver la televisión. Mi abuela entonces preguntó sin vueltas:

«¿Así que Hernán tuvo un infarto?».

Mi madre, sorprendida, le dijo que sí.

«Decile que se cuide, que no sea pavo».

Mi madre asintió otra vez y las dos volvieron a quedarse en silencio. Al rato mi abuela arremetió de nuevo:

«¿Y es verdad que se separó, como dice el diario?», preguntó con los ojos suspicaces.

Chichita suspiró profundo, previendo el melodrama, y le dijo que sí, que ya no vivíamos juntos.

Entonces mi abuela Beatriz bajó la vista:

«Ay, nena, qué suerte», dijo, «si yo hubiera podido hacerlo, en mis tiempos».

Hernán Casciari
martes 16 de febrero, 2016


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


 El Gallego
11/10/2016 a las 22:38
Lo importante y lo accesorio,es el tema.
 Hush
16/09/2016 a las 20:14
Ahora... de lo realmente importante, o sea el partido, ni un comentario Como jugo Peñarol?.
Jjjaj...! encontrarme con esto despues de seis meses de escrito me permite reir, buenisimo, va directo a mi face.
 Jose Diaz
01/08/2016 a las 04:22
me encanto la abuela... "si yo hubiera podido hacerlo, en mis tiempos." :D
 Maju Ver
31/07/2016 a las 01:31
CHICHITAAAAA, te conoc en la "obra en construccin ", sos mi dolaaa !!! ...
 Maju Ver
31/07/2016 a las 01:21
Pobreee, cero bola al infarto! ... siempre garpan "las separaciones "! jaja
04/07/2016 a las 00:20
Nooo Gordo, no entendés que cada cual (por mas altruista que sea) íntimamente comenta sobre lo que lo afecta o lo puede afectar.. por ende:
- Ya sabíamos que te habias infartado y que mal que mal estarías bien, y que nuestras dosis de escritos no corrían mayor peligro.
- Lo de las milangas, el aceite los jamones, etc. es muy triste, pero para vos.
- Por último, si es previsible que tu estado emocional nos afecte si hay un gran quiebre, ademas preveíamos que desaparecería al menos un personaje de tus próximos escritos y que probablemente el personaje nuevo no entraría tan rápidamente a la trama. Así que como ves, todo es explicable por el egoismo intrínseco del ser humano, y de algunos de nosotros también.
 Eli CasiPeriodista
02/05/2016 a las 21:55
Soy yo o no necesitas a nadie más que a ti para ser tú??? Fuerza ahora, genio, que vienen tiempo mejores. Un abrazo desde el cálido caribe.
 Julieta Lestido
22/04/2016 a las 22:20
Sos único Casciari, felicitaciones!
 Lu Li
22/04/2016 a las 05:32
Amar y separarse de nuestras incontables elecciones cotidianas, no es lo que hacemos cuando estamos vivos??
 MinnieMouse
19/04/2016 a las 11:26
Gracias.
 mauro garcia
28/03/2016 a las 04:08
ay si yo pudiera hacerlo"
Que buen comienzo para otra historia.
 Maju Ver
31/07/2016 a las 01:22
Yo pens lo mismo ! que buen comienzo para una historia, no ?! ...
 Pablin
27/03/2016 a las 21:45
Si no hay amor que no haya nada entonces, alma mía.
Saludos genio, inspiras.
16/03/2016 a las 07:56
Gran frase la de Enrique Jardiel Poncela!
  Viajera3.0
14/03/2016 a las 17:12
Es un orgullo que seas argentino (más todavía que seas del interior).
Espero que tu cabeza no gaste tiempo en las rialadas de los lectores.
No te queremos por tu pito, te queremos por las ideas que generan la combinación de tu mente, el mundo y tu mirada.
Gracias por tanto, perdón por tan poco.
 Gaby
06/03/2016 a las 02:43
A mi sinceramente lo que mas me impacto fue que dijeras que en el episodio de tu infarto, estabas en un pais que NO era el tuyo y lo segundo que mas me impacto fue que dijeras que ese día habia salido campeon el equipo mas bullicioso de Uruguay. AHI entendi cuando dijiste que estabas en un pais que no era el tuyo.
 carlos fabian gomez
04/03/2016 a las 19:28
Un divorcio te sale carisimo, vamos a tener que hacerte el aguante comprando libros y yendo a verte a los teatros. Edita algo nuevo gordito. Dale, no seas vago.
 graolmer
03/03/2016 a las 13:09
Hace unos años, una amiga argentina que vive como yo, hace años, en Barcelona, ante mi comentario que se había separado mi hija Pocha, me preguntó: -estaba casada? yo contesté;-No. Ah. Menos mal - dijo ella, porque si estuviera casada sería un quilombo. Luego agregó: - si me oyera mi madre. . . . !
Ahora pienso, ante ésto que contás, a lo mejor esta buena señora habría pensado, que si no estuviera casada, se habría separado, o no!.
03/03/2016 a las 11:50
Me encanta la distintas visiones que se muestran de las diferentes generaciones de una misma familia. Chichita lo ve como un fracaso, ya que está educada en un contexto de amor eterno. Si embargo, la abuela, que es quien educa a Chichita de tal modo, tiene una visión muy distinta del asunto. Lo deja claro en su última sentencia. En cualquier caso, es bonito que una relación sea para siempre y todo salga a la perfección, pero no siempre se alinean los astros para que esto ocurra.
 bryan baculima
02/03/2016 a las 03:25
fue una de las mejores historias o cuentos que eh leído porque dice que mas vale el amor que lo que le puede pasar a otra persona y fue el caso de hernan un joven que estaba en borde de la muerte y se había divorciado el publicado en el blog todo lo que paso a la gente le dio lastima del divorcio que del propio dolor y sufrimiento que tenia el a punto de morir y para terminar el amor no es el único que da la felicidad porque si de las dos personas la una tiene miedo o ya no le quiere termina lo que había que terminar osea el divorcio o la separación.
 sOle
01/03/2016 a las 04:43
Pincho de Mónaco; contanos quién es Julieta, nos morimos de curiosidad. Foto adjunta por favor. Cuento en su honor, ¡te salvó!
29/02/2016 a las 23:42
Saludos desde Guatemala,
Créeme que yo prefiero el infarto, por que con el dejas de sufrir.

Con el divorcio abecés cuesta y toma mucho tiempo pasar la hoja y vivir con el ?yo tuve la culpa o fue ella? ? puede hacer algo mas para remediarlo? ..... estas dos preguntas me hostigaban en mi primer año de divorciado jajaja
 Irene Rodriguez
25/02/2016 a las 03:38
 Irene Rodriguez
25/02/2016 a las 04:05
Mala señal. Lei el post el miercoles pasado y me dió gusto que te hayas separado, por que la ultima vez que te lei , hace como seis meses, me pareció que ya no dabas más en España. Por simple identificación (mi exilio noventero lo pasé acá nomás, en Córdoba, con Buenos Aires como fantasía ortopédica) me dieron ganas de desearte el mejor regreso. Lo que me pasó después fue que me puse a buscar entradas no leídas. Es que entro al blog solamente cuando ando con ganas de estar sola. O cuando ya lo conseguí. Me enteré que Juani Ustarroz ganó. Y adherí a la teoría de los guiños. Y de ahí linkié a lo mejor de la vida: canciones lentas. Que culiado!!! En esos años en los que salias de tu crisis, yo vagaba por las bibliotecas públicas de Córdoba leyendo todo lo que encontrara de Filloy (todavia no lo habian reeditado). Zarpados de audacia, los dos dandys pueblerinos, charlando en el 94. Desde ese día ando con una sonrisa en los labios. De Córdoba me traje mi título y a Filloy. Soy médica, naturista, vegetariana, combato con pasión la obesidad, y lamento que ya no puedas fumar y ni beber. Por que la historia se merece un whisky
29/02/2016 a las 23:47
no te quedes sola búscate a ti misma y disfruta lo que tienes y dejar ir lo que no tienes tengo,

un frase muy particular y propia ríete de la vida antes que la vida se ría de ti,

esto lo pensé en una situación bastante fuerte en mi vida, hoy te digo que aprende a vivir con lo que tienes y no a llorar por lo que no tienes, tampoco pienses que no digo que te conformes solo vive para que cuando llegue lo que no tienes lo vas a valorar y a disfrutar mucho lastima que no tengo buena ortografía y gramática como muchos aquí sino escribiría muchos libros de motivación y de como e superado muchas cosas como el actual buling, etc. etc. bendiciones compañeros cuídense
 Lucas Picasso
24/02/2016 a las 21:33
simples prejucios...los cambios impulsan cosas y mayormente de las buenas al corto o mediano plazo...ya veremos que sucede en este 2016.

Un abrazo Hernan
23/02/2016 a las 22:10
Seguro hay varios textos de Auster
 HH
23/02/2016 a las 17:29
Pará, pará, pará! Chichita responde los comentarios!!?? Que genia! Es como si Aureliano Buendía te respondiera los comentarios!
Que lindo esto de la interné che! ;)
 HH
23/02/2016 a las 17:20
Me oigo tan chupamedias y me da asco, pero que genial!
22/02/2016 a las 19:30
Todo iba bien hasta la frase "y sobre todo libera a una pareja de su error". Ese error te dio a tu hija. Creo que una pareja que decide como ustedes separarse a las buenas sin matarse, merece otro tipo de adjetivo que "error", no sé, nos has contado tanto de los buenos tiempos que no me cuadra, a menos que las razones sean de una profundidad que nunca exp'licaste, no no dejste ver, bueno, tienes tu razón, es literatura al fin, al final la verdad la sabes tú y ella, nadie más. Otrosí el tema es que el infarto sería más fuerte si te hubieras muerto, al quedar vivo reduce la compasión frente al divorcio que sí tiene pintas de estado permanente, cual fallecimiento.
22/02/2016 a las 15:29
Hernán si tuvieras que elegir el libro de tu vida, ¿Cuál sería?
22/02/2016 a las 17:03
si fuera un cuento, sería Corazón delator.
23/02/2016 a las 12:20
Este es el listado de mis 9 libros preferidos:
http://editorialorsai.com/blog/post/9_libros
22/02/2016 a las 07:21
Jajaj terrible el video de los pinches mexicanos. Vean despues el de los comentarios del video en cuestión.
Salud gordo! Vamo arriba!
22/02/2016 a las 03:56
Genia la abuela!!!
Gordo, tuvimos tiempo de masticar tu asunto del infarto mucho tiempo antes de que vuelvas a escribir. Y, si, tu separación fue un baldazo de agua fría. Goma.
 Gustavo Chiozza
21/02/2016 a las 16:38
O sea que soy uno de los pocos que se preocupó porque no te dejaban fumar?
Abrazo
 Maria
20/02/2016 a las 23:39
Pero Chichita! Si el nene solo quiere ser feliz! Ni mas ni menos...
Relaja la raja!

En fin, mientras Julieta te de solo amor, sexo, felicidad y esas cosas todo bien, eso si: nada de grasas saturadas!!

Segui escribiendo Hernan! A huevo!

PD: Si queres podes fumarte un pucho por dia (pero solo uno!)
20/02/2016 a las 14:45
19/02/2016 a las 19:50
Gracias Hernán! Por mostrarnos que en el fondo somos todos madres prejuiciosas mas preocupadas por el que correveydile y el que dirán, que por un tema tan trascendental que te va a alejar de tantas cosas tan malamente buenas que tiene la vida..

Y No le hagas caso a la gilada, seguí hablando de lo que vos quieras.. (Es mas un comentario de aliento que otra cosa, ya se que no les vas a dar bola).
 Despeinada
19/02/2016 a las 18:46
Pregunta..... ¿Por alguna parte salió algún "Castigo Divino" ? eso sí que es de la gente mayor XD
 Despeinada
19/02/2016 a las 18:43
Para efectos prácticos... una separación es un reto fallido, un "NO PUDE MÁS" en el mejor de los casos... en el peor... es un "NO ME AGUANTAN MÁS".

Hace un rato salía con un espécimen bastante curioso. Tenía toda la fachada de macho pero su cháchara era bastante "abierta". Lo traté un par de meses y asentía a todo lo relacionado a igualdad de géneros bla bla bla.
Un día sacó la oreja el burro (como la fábula, no por ser despectiva) y me dice:
-Mi madre (recién fallecida, quien me dijo en su lecho de muerte que debía volverme a casar, que no me quedara solo y divorciado) era una santa.. Le aguantó de todo a mi padre, sus infidelidades, maltratos y borracheras. Crecí viendo cómo, sin jamás quejarse, vivía para nosotros, sus hijos. Desviviendose por los demás. Me queda claro que debo encontrarme una mujer como ella.

Todos los divorciados alguna vez mencionan que es, lo menos, algo traumático. Como el perder el empleo a los 50. Como embarazarse a los cuarentaytantos....

Será que el que menos se trauma es porque ya lo lleva bastante tiempo masticado... Ergo...se sacan conclusiones muy rápido (aunque no tengan que ser ciertas, sólo coherentes )
Ánimo!
 Pepe
19/02/2016 a las 17:23
No pues Hernán,
no es que los lectores no nos hayamos preocupado por tu salud, pero si no me equivoco una semana antes ya habías escrito contándonos que habías tenido un infarto y que ibas a estar sin fumar, sin sal, a dieta, etcétera y por supuesto que todos nos preocupamos por ti
por eso es que en ese escrito la noticia no era "tu infarto", sino tu separación, y usaste el pretexto del infarto para colarnos LA noticia.
 Gaby
19/02/2016 a las 03:03
Creo recordar que Chichita se había vuelto a casar con el suegro de Chiri, es así? (Me siento notera de Intrusos, hablando de casamientos de la farándula...)
En otro orden, cuánto prejuicio la chica del video! Las argentinas, paraguayas y uruguayas no somos un solo molde, como seguramente pasará en México donde cada una es como se le canta más o menos, meternos a todas en la misma bolsa es ingenuo y falaz... Para no hablar del mote de "robamaridos" o algo así, si te robaron algo será porque en definitiva no era tuyo, como ninguna persona es de nadie.
 Chichita
20/02/2016 a las 15:46
Si es asi me case por segunda vez con el suegro de Chiri y pase con el 25 años major que yo los años mas hermosos de mi vida adulta.....algun dia les contare..
 WAX 102
18/02/2016 a las 23:47
creo que ambas cosas caían de maduro: separación e infarto. la verdad es que ninguna me sorprendió ni alteró, ni molestó. quien te lee y sigue desde hace tiempo, debía dar por descontado que era cuestión de tiempo. lindo final del relato. seguiré atento cómo es la vida de posataque. hasta encontrar los relatos mejor empaquetados en el libro "vejez"... cuidate y a seguir remando.
18/02/2016 a las 20:42
primero como que tu mamá es dos veces viuda? cuando se volvio a casar? y cuando enviudo nuevamente, o lo engañaba al pobre Roberto? yo no dije nada cuando comentaste lo de Julieta, tu separación y tu infarto, porque estaba muy enojada porque por culpa de esa minita nueva me perdí la obra, justo cuando estaba en buenos aires, y ahora ya estoy en mallorca, y vos estás mejor y me quemás la cabeza con tu infarto y encima con la cabeza fresca de Chichita que se anda casando y enviduando sin avisar!!!!
 Chichita
20/02/2016 a las 15:44
Perdon mami olvide pedirte permiso.....cuando lo haga por tecera vez prometo seras la primera en enterarte....besitos!!
20/02/2016 a las 17:43
jjajajajaj Chichita te tomo la palabra, y si estoy en Baire invitame ajajajaj. Es que los que lo seguimos a Hernán ya nos creemos con el derecho a saberlo todo. Un beso grande mamá de Hernán y ojalá haya tercera prontito!!!
 Liz Martínez Vivero
18/02/2016 a las 20:35
Por favor, quisiera saber que debo hacer para tener los libros de casciari. Gracias
18/02/2016 a las 19:50
Estás haciendo una mala lectura de nosotros, tus pobres e ingenuos lectores...

Que todos hayamos comentado tu supuesta separación es porque lo del ataque cardíaco no nos sorprende, teniendo en cuenta que eres: gordo, fumador, drogadicto y sedentario. :P :D troll
 Samuel Acosta
18/02/2016 a las 18:31
Creo que deberías superar tu infarto y la separación con Cristina, se están volviendo repetitivos los temas. Aun así, te sigo.... saludos desde Paraguay.
 Lucía Tammaro
18/02/2016 a las 18:28
No te olvides de avisarnos cuando volvés a Uruguay Hernán!
 Nico
19/02/2016 a las 01:24
Eso! Que todo muy interesante con eso de que casi te explota el bobo, pero los que teníamos todo pronto para ir al auditorio a verte contar cosas nos quedamos peinaditos y sin fiesta. :)
19/02/2016 a las 13:04
¡Me sumo a esta movida! Yo también me quedé sin fiesta. ¡Con lo que me cuesta conseguir quién cuide a mis dos botijas para poder salir! Jeje.


Abrazo y estaremos dando F5 a ver cuándo aparecen esas nuevas fechas :P
18/02/2016 a las 16:56
!Que loco, estas haciendo un reality! y ahora soy otro personaje de Gran Hermano, mmmm, no se si me gusta.
 Ana Gabriela
18/02/2016 a las 15:41
Buenisimo!
 Lechonquinto
27/02/2016 a las 16:30
Fantástico Avatar!
 tinorama
18/02/2016 a las 14:24
Esta mierda deberia tener un botón de "me gusta"
18/02/2016 a las 20:07
19/02/2016 a las 14:13
19/02/2016 a las 15:26
...../ )
.....' /
---' (_____
......... ((__)
..... _ ((___)
....... -'((__)
--.___((_)


ahora si...
 Hijo del ploter
18/02/2016 a las 12:16
No estás contando lo importante, ¿con esto del infarto podés culiar con Julieta?
19/02/2016 a las 16:55
no se le para...
  ElTeta
18/02/2016 a las 05:32
El divorcio es una alegría que ofrece múltiples caminos.
El infarto una tristeza que obliga a obedecer a un tipo de guardapolvos.
Uno es libertad, el otro sometimiento.
Es una obviedad acerca de cuál situación es mas divertido hablar.
 China
18/02/2016 a las 03:28
Ya lo dije en el relato del infarto: acá el problema es que todas queríamos ser un poco Julietas! Y que te dejen de decir exgordo por favor! Seguís gordito y lindo... pero más sano jajaja
 Nombrador
17/02/2016 a las 21:56
Tu hija y tu bisabuela se lo tomaron bien. Hay cierto paralelismo en la estructura de esos dos relatos, no? Parafraseando al Poe del cine, diría que tu hilo narrativo es el siguiente: "imagínese a una niñita y su bisabuela sentadas en el sofá favorito de su casa hojeando la Orsai. Debajo tiene una bomba a punto de estallar, una noticia que el relato construye. Ellas lo ignora, pero los lectores la saben. Esto es el suspenso. Y de pronto la bomba estalla pero no hace ruido, sus efectos son desarmados con filosofía Zen". Entonces los lectores, identificados con Chichita, toman consciencia de su condición de "pacatos", entienden que el nudo es cultural..
O algo así. Tratando de entender la genialidad, como siempre disfruté mucho el relato.
 Willy
17/02/2016 a las 21:23
Yo creo que estamos ante un nuevo episodio del mismo experimento.
Como diría una tana: “Tres cosas hay en la vida: salud, dinero y amor”
El ex gordo está evaluando que grado de importancia le damos, los que participamos de este blog, a estos tres supuestos pilares de la vida.
Digo esto porque en este deslizó un “ .. mis futuras desgracias económicas”
Es una buena noticia que nadie haya hecho referencia al detalle. Claramente y luego del aporte de algunos analistas, el ranking de los seguidores de Orsai es:
1) Amor
123) Salud
7528) Dinero
 Sa Prieto
17/02/2016 a las 19:49
Hay que escuchar más a las abuelas que son las únicas que entienden este lío de vivir.
19/02/2016 a las 13:00
Totalmente. ¡Aguanten las abuelas!
17/02/2016 a las 19:24
El gordo no está respondiendo los mensajes, así que puede estar sometiendonos a otro experimento.
Me acuerdo que si me preocupó el tema del infarto cdo lo leí en Twitter, pero no sabía nada del divorcio y por lo que siempre contaba de Cristina parecía que había mucha complicidad y no me esperaba el fin, así que eso me sorprendió bastante.
17/02/2016 a las 21:38
Sí respondo mensajes, Nico. Pero puede ser un experimiento igual.
17/02/2016 a las 19:11
A mí me pasó algo similar a lo que comentaron por acá, ya sabía lo del infarto, salieron varias notas con diferente nivel de detalle sobre lo ocurrido en la prensa uruguaya. Lo que me llamó la atención por un criterio de novedad fue la separación, mal yo.

Como anécdota te cuento que un compañero de trabajo me reprochó que no hubiera ido a llevarte flores al hospital mientras estabas internado. Menos mal que no lo hice, porque me las iba a tener que ver con Pablo y además con Julieta :P

Saludos y como dicen las abuelas "que todo sea para bien".
 nicolas cestari
17/02/2016 a las 17:09
Si este es otro experimento avisa que me peino.
 nicolas cestari
17/02/2016 a las 16:58
Buenas Hernan, ya que decís que chusmeas los lectores te cuento lo que me pasa a mi, me encantan los relatos, pero no tanto los comentarios de los lectores, a mi me gusta dejarme engañar por tus relatos, (no me interesa saber si en la realidad te separaste o no, seria como ir al teatro y cada vez que entra un personaje hacer el esfuerzo por recordar que es un actor y así no dejarse engañar), cada cual los toma como quiera, pero al terminar el relato lei los lectores y muchos desconfiaban de la separación ( y me hicieron pensar si era verdad o no cuando en realidad no importa, lo cual me enojo conmigo).
Lo del corazón es algo que te ponen delante y tenes que superarlo, no hay otra.
A mi me genero un sabor amargo lo de la separación, porque una separación debe generar angustia o malestar y yo no lo percibí (tal vez nos debes unos cuentos de peleas matrimoniales) entonces no sabíamos que no estabas bien ahí.
eso nomas.
Igualmente contas con mi inocencia.
Nicolas
 Nico
17/02/2016 a las 16:43
La noche después de que leyéramos "Huéspedes y anfitriones" comentábamos con Carla (mi esposa, a quien mantengo cerca tanto por amor como para evitar la condena social de la separación... y quien supiera pelearse por la cuerda de ropa con la vecina vieja en tu taller del bar Fénix) lo increíble que nos resultaba eso: que con tan poco tiempo de publicada esa entrada ya tuviera tantos comentarios, y casi todos respecto a la separación y lo despreciable que eras por "haber dejado a Cristina". (El resto eran sobre tus afirmaciones sobre peñarol). Nuestra conclusión: A la gente le gusta más opinar sobre la vida de otros que el dulce de leche.
Abrazo, y no te hagas el vivo con las ingestas y los humos que si te morís este blog va a ser un embole.
 Verónica Viggiano
17/02/2016 a las 16:20
Tus relatos, son adictivos. ¿Algo positivo? Que te tengo más cerca, de este lado del charco. Dale bola al tuo cuore, y no lo dejes derrapar de nuevo.
 Dexter Morgan
17/02/2016 a las 16:04
Respecto a la importancia relativa de los dos temas, ya muchos explicaron que el infarto había sido un mes atrás, sabíamos de tu mejoría, y estábamos contentos de tenerte por mucho tiempo más escribiendo, aún sin queso semi curado.
Entonces, como fui el que aportó la frase de Poncela, me sentí injustamente aludido. Sobre todo porque en ningún lado insinúo que "Hernán soltó la goma elástica". Al contrario: era la respuesta a un comentario que me se me antojaba digno de "Que pase el desgraciao!".
Por lo tanto, decidí encarar objetivamente la cuestión y analicé los comentarios del post en cuestión, clasificándolos entre los que le daban más importancia a la separación (S), los que le daban más importancia al infarto (I), y los que les daban importancia similar, o hablaban de otra cosa (X).
De los 234 comentarios y respuestas, encontré 69 S, 40 I y 124 X.
Entonces, "El gran debate de los comentarios del blog fue la grandísima tragedia de la separación" se traduce a un 30% del total.
Más aún: El 17% de los comentarios de este post siguen hablando de tu infarto, a pesar de que hay más de 200 que hablan exclusivamente de eso en el post del 5 de enero.

El 100% de los que escriben este comentario están en desacuerdo con esa frase, y admiran a la abuela Beatriz.
17/02/2016 a las 21:34
Me dejaste boquiabierto.
 OLIVEIRA
17/02/2016 a las 23:23
Cerra la boca Romeo que en baires hay mucho zica dando vueltas
 Dexter Morgan
18/02/2016 a las 13:03
Los que no sabemos escribir, tenemos que convencer con datos.
Claro, para ganar minas no da mucho resultado...
 Matias Fernandez
18/02/2016 a las 23:53
Me hiciste acordar a una publicidad en la que la hija presentaba al novio en la familia. El padre estaba haciendo una choriseada (pido ayuda a Hernan o algun otro bilingüe para que traduzca el termino al español si es que no se entiende) y el noviecito se despacha con mil datos irrelevantes sobre el chorizo, clasificacion y porcentajes de humedad incluidos. A lo que el suegri responde "Tomá flaco, ya que sabes tanto, cociná vos". El conocimiento es poder... No siempre.
18/02/2016 a las 00:47
Si lo dice Dexter, debe ser verdad
18/02/2016 a las 20:12
Aplausos.
 Lara
19/02/2016 a las 16:16
Dexter al Indec, ya fue
 federico sambrizzi
17/02/2016 a las 16:04
Perdón por el comentario...pero esta otra mina? ...Julieta ...esta buena?...
por que si no todo fue al reverendo pedo...
 Pablito
17/02/2016 a las 15:32
Idola total la abuela Beatriz, un abrazo y cuidate, no seas pavo (ex) Gordo.
 laura be
17/02/2016 a las 15:22
De quien es la ilustracion?
17/02/2016 a las 21:33
https://es.wikipedia.org/wiki/Santiago_Sequeiros
 carogoedel
17/02/2016 a las 15:08
Y ya sabía que tu abuela iba a responder eso cuando iba por la mitad del relato, igual que sabía como iba a reaccionar Nina en el post que cuenta como se lo dijeron... ( los niños y los viejos son sabiossssss)
 carogoedel
17/02/2016 a las 14:45
Cuando leí el relato del infarto pensé:- esto algo de verdad tiene... porque para que una mentira sea creíble tiene que tener una parte cierta... infartado? y puede ser... recién separado... y sí, también ... La mentira es que se estaba comiendo una pendeja en Uruguay.... jajajaj! ( “El amor es como una goma elástica que dos seres mantienen tirantes, sujetándola con los dientes; un día, uno se cansa, suelta, y la goma le da al otro en las narices”me encantó... Igual no se desprendía de tu relato que Cristina tuviera la nariz rota... yo la imaginé aliviada... cuack!) SOS GENIAL!
 Gargajo_tuberculoso
17/02/2016 a las 14:39
También hay un grupo (en el cual me incluyo) al que no le importó lo de tu separación, ni demasiado lo de tu actual y sempiterna dieta, pero que le conmovió hasta la médula que nunca más en tu vida puedas consumir tabaco ni marihuana vía combustión. El enema de tabaco o los brownies de macoña están buenos, pero el humo es el humo.
 marcelo blasco
17/02/2016 a las 14:36
Siempre me emociono con lo que escribis, hoy te leia e intentaba recordar lo que pense cuando lei lo del infarto y la separacion, la verdad me chupo un huevo la separacion, unos dias antes casi se me muere un primo entranable con un segundo infarto, el primero lo tubo cuando todavia estaba casado, con ese infarto decidio separarse, no es lo mismo que vos, su matrimono era un infierno, si no te mata el estar casado te mata la separacion. Saber que estabas bien me alegro veramente. Con el post de hoy cai en la trampa, no la veia venir, y cuando lei lo que dijo tu abuela las lagrimas quisieron saltar de los ojos, pense en tu abuela, un el infierno que vivieron muchas de esas mujeres, que mierda tener una sola vida y vivirla atadas a mandatos ajenos.
 Chichita
20/02/2016 a las 15:39
muy buena esa reflexion de tener una sola vida y vivir mandatos ajenos....yo fui espectadora de esa vida....y esos recuerdos jamas se borran...aunque hallamos perdonado..
 Nicolás Améndola
17/02/2016 a las 14:36
Bueno te había mandado un laaargo comentario que nunca se cargo entre los demás, voy a empezar a hacer backlup de los comentarios antes de clickear publicar.

Te resumo porque no voy a poder volver a poner todo el comentario con las mismas palabras.

Tu experimento fallo. Fallo porque vos quisiste informar dos cosas al mismo tiempo. Pero la noticia no era tu infarto, la noticia era El divorcio!!. Muchos, todos me animaría a decir si pienso que la gente te sigue como lo hago yo, incluso debe haber quienes mas aun, sabíamos que te habías infartado antes de tu entrada al blog. Por lo que tu experimento de dar sendas noticias juntas no funciono y todos se quedaron con la boca abierta mirando la pantalla y estirando el brazo de costado al ser mas cercano que tenian a mano diciendole...Mira mira, veni veni... El gordo se separo!

A mi la noticia de tu infarto me llego por mail, por las entradas que tenia para verte en buenos aires de una Obra en Construcción, me puso muy mal saber que estabas mal y que algo tan grave como un infarto te podía haber matado y dejarnos a todos sin el gordo Hernán.
La noticia de tu divorcio me la contaste vos "personalmente" me pego y me pareció triste, después te leí escribir que Nina lo entendió antes que ustedes, que era una decisión que los iba a hacer sentir mejora todos. Recién ahí entendí que ahora están mas tranquilos, no se si mas felices...lo dudo, pero que apuntan a estar mejor los tres, eso es lo que importa.

saludos enormes!!
 Dario Alarcon
17/02/2016 a las 14:34
Creo que es la primera vez que comento, no lo hice antes xq me daba paja registrarme, entonces hoy me decidi y resulta que ya tenia cuenta...jaja, en fin.

El razonamiento de tu abuela me pareció fabuloso, al principio preguntas "si es generacional el pensamiento de Chichita acerca de la separación" ... luego de leer el final del cuento esa pregunta queda respondida.
 Natalia Grosso
17/02/2016 a las 13:53
Cuando le conté el cuento a mi marido (a veces hago eso) le dije: Casciari se separó!
 Daniel Spurio
17/02/2016 a las 13:50
Impecable relato.
 ranxerox
17/02/2016 a las 13:49
Qué buena que está la mexicana por ddioooooooo
 Marcelo Agustin Martinez Caram
17/02/2016 a las 13:48
Louis ya lo dijo varias veces... el divorcio es una buena noticia..

https://www.youtube.com/watch?v=Rhn0pgbfzf4
17/02/2016 a las 21:28
Louie CK es genial. Paso el link del mismo video, pero con subtítulos en castellano: https://www.youtube.com/watch?v=z6h3dfPYzXk
 yesica gonzalez
17/02/2016 a las 13:43
definitivamente, las cuestiones del corazón, y no los infartos son las que dan de hablar....es mas divertido....
me hiciste acordar a mi abuela, que siempre se queja de su marido.. y yo le digo "abuela separate", a lo que responde... "pero no! yo no me tendría que haber casado".. cuestiones de generaciones...
 natiuli
17/02/2016 a las 13:43
vamos , en serio paso esto de que a la gente le pareció más trascendente lo de la separación que lo del infarto !?
cuidate de los efectos adversos de la sal y del pucho , que de los efectos del amor o del des-amor no podemos !!
abrazo genio!
 natiuli
17/02/2016 a las 13:47
P.D.: excelente el remate con la conclusión de la abuela! una genia también!
17/02/2016 a las 13:27
Exgordo, me encantó el experimento. Y sí, años de telenovelas y dramones, pasan factura...La vuelta te sentó genial. Buenos Aires inspira...
 Irene ARG
17/02/2016 a las 13:19
Y ahora, así como al pasar, ¿nos decís que murió el papá de María?
 luciano medina
17/02/2016 a las 12:21
Andá, ya no me hacés caer más. La mexicana del video no existe, sos vos disfrazado.
 Santafesino
17/02/2016 a las 12:15
Bien, Hernán, parece que la abstinencia de faso y salame no te pega demasiado. Vas mejor...
17/02/2016 a las 11:07
Parece ser que los salamines a lo largo de la vida se acumulan como los rayos uv en la piel.Te tapan las arterias y te vas convirtiendo en un salame. Todos felices porque después del infarto estabas escribiendo, a las puteadas por haber tenido que dejar de fumar. Los lectores te protegimos cual Chichita a su madre, y no te íbamos a andar preocupando con tu propio infarto.Es más literario el divorcio.
  José Rivas
17/02/2016 a las 10:58
Estimado Hernán, lo que no parece que hayas considerado es que Nina estaba con ustedes y pudo darse cuenta de que algo no funcionaba. Pero a nosotros, tus hijos online, vienes sin más y nos dices en cuatro líneas que ya no están juntos, sin avisos, sin ninguna pelea o algún plato roto en la cocina. No se los demás, yo soy de los hijos que van a necesitar ir al sicólogo.
 Rufo Pérez
17/02/2016 a las 10:36
Bien dice Montaña Lagos: "Nuestra sociedad catolizada encuentra muchas dificultades para superar una separación sin convertirla en una tragedia. El divorcio no es un maldito final, un error de fatales consecuencias, una traición sin perdón, un descrédito para los conyuges. El divorcio es un canto al amor, una alta exigencia a la vida por una mayor comprensión. Es una búsqueda obstinada por encontrarse con ese corazón con el que mejor encajan los afectos, es el sueño de hacer real la contribución a todo lo cercano con la mejor alegría". Dale Hernan.
 Fernando Castro
17/02/2016 a las 08:41
Yo creo que por divorciarte ya tienes ganado tu lugar en ese gran caldero hirviente llamado infierno, y lo que es peor, sin porro, sin salamines, sin quesos, ¡¡¡y flaco!!!
 David Doucet
17/02/2016 a las 08:18
jajaja buenísimo Hernán! No solo tu ensayo y entretenimiento con tus lectores, sino el remate del relato, no suelo comentar (ahora que lo pienso, bastante egoísta de mi parte) pero largue la carcajada en el medio del silencio (bah, llueve a buen ritmo..) y me sorprendí. Gracias y saludos fraternales desde La Plata!
Post Data: (¿Sigue existiendo la post data?) Pequeño garron que me perdí ser parte del ensayo, me ausenté un tiempo y leer las primeras líneas de este escrito resultaron siendo un espoiler de los otros dos, que, al igual que las grandes películas, no por haberme "espoileado" no los disfrute, al contrario también sonreí de lo lindo y tuve sensaciones un poco más sensibles con la historia "de Nina"!
 lean9067
17/02/2016 a las 05:53
Una fenómena tu abuela. De todas formas imagino que la gran mayoría de los lectores del blog ya sabíamos de la noticia de tu infarto mucho tiempo antes de la publicación del relato que mencionás (a través de twitter o en los comentarios del último texto publicado antes del infarto por ejemplo). En cambio lo de la separación sí nos enteramos leyéndote ahí.
 Ezequiel San Martin
17/02/2016 a las 05:39
Hernan vas a volver a hacer los audios para vorterix???
 Sr. Enzo
17/02/2016 a las 20:51
No iba a estar en la Metro?
17/02/2016 a las 21:25
Este año me pasé a "Perros de la calle", radio Metro. Desde Marzo.
 Joaquín Gutierrez
19/02/2016 a las 19:39
Que buena noticia!
 Lucia Pruzzo
17/02/2016 a las 05:06
Todas las abuelas piensan lo mismo.
Si lo hubieran podido hacer lo hacían..
 Santiago Stein
17/02/2016 a las 04:19
El chivito, el porrito, la pilsen y Julieta me dejaron sin verte en Montevideo. Me alegra tu recuperación y tendré que escuchar Perros on line, pero quiero saber si tenes planeado volver al país que te vio nacer por segunda vez. (Se te dio lo de ser oriental, que tan lindo suena)
17/02/2016 a las 21:23
Sí. Volveré a Montevideo a hacer los dos recitales pendientes y a infartarme de nuevo.
18/02/2016 a las 00:01
Si no es mucho pedir, que no sea el 11 de marzo, porque ese día tengo un compromiso ineludible (ya pagué la entrada, bah) y no puedo ligar tan mal que justo coincida con tu charla pendiente.

Salud
 mepenrosario
17/02/2016 a las 03:44
hay que decir la verdad: un infarto te pasa a vos, tu divorcio nos pasa a todos. Punto.
17/02/2016 a las 21:23
No comparto el argumento, pero me encantó la frase. Así que estoy de acuerdo.
17/02/2016 a las 03:27
"A la mayoría de los lectores les importó poco o nada que yo haya estado al borde de la muerte. Minimizaron mi tragedia, les chupó un huevo que ya no pudiera fumar ni almorzar fritangas ni cosechar porro en mis macetas. El gran debate de los comentarios del blog fue la grandísima tragedia de la separación. "
Forro....¡si nos preocupaste!...nos preocupó un puto catarro en rosario imaginate un infarto.....
Pero tanto te gusta hablar de vos que a Julieta ni la nombraste...
Dejate de joder-.
seguí caminando a la mañana por la plaza....
 Diego De Paola
17/02/2016 a las 03:22
Gordo sos un genio!
 Carlos Javier Nuñez
17/02/2016 a las 03:12
Mi abuela que Dios la tenga en la gloria o que alguien la tenga. Por que era mala la vieja. Yo era su nieto preferido. Un dia la abuela que ya rondaba los 85. Tiro una frase que luego de 25 años de ser su nieto me termino por convencer de que me habia equivocado. La abuela luchaba con prender se horno y dice "esto es como hacerle una paja a un muerto" Y casi muero yo antes de risa . Gracias Hernán por el texto y el recuerdo de la abuela Chola
17/02/2016 a las 21:21
Mi abuela (la otra, del lado paterno) también se llamaba Chola. Pero jamás hubiera dicho lo de la paja.
 ljndr
17/02/2016 a las 03:00
Ni el infarto ni la separación, lo importante es lo que quieras contar. No es el hecho, opinable, sino el viaje literario a ese destino. Que ladren.
17/02/2016 a las 03:16
Claro, yo pensaba que lo que Hernán quería contar eran ambas cosas relacionadas. Por eso decía... Abrazo!
17/02/2016 a las 02:52
El infarto fue la cáscara de la trama de la separación y de la nueva unión. Y el infarto es una lesión en el corazón. Con lo cual, es todo parte de lo mismo.
 Chichita
17/02/2016 a las 02:48
Los hijos jamas van a comprender que cuando incorporan a su pareja a la familia,crean lazos de afectos por el solo hecho de introducirla a la misma....
y que cuando hay nietos el vinculo es mucho mayor.
Al separarse,nos involucran a nosotros sus padres que sufrimos el desarraigo tal como un castillo de naipes que se desmorona...y no podemos hacer nada.
ellos creen que la vida es de ellos y en realidad es de toda la familia....pero al fin ellos eligen su camino y deben hacerse cargo de las consecuencias.
Pero como dice mi mama :lo importante es recordar que todo pasa....y con el tiempo todo se acomodara bien.
17/02/2016 a las 03:19
a tu hijo le perdonan todas Chichita....le faltó chancleta en el lomo como hubiera querido Marcos....a propósito...Marcos ¿era el marido de Beatriz?...de ser así con razón el renglón final.
 Chichita
22/02/2016 a las 20:51
si la abuela Beatriz fue la mujer del abuelo Marcos....mis padres
23/02/2016 a las 12:18
sos una capa....¿cuando hacés tu blog?
17/02/2016 a las 13:25
A los lectores también nos pasó, de otra manera, literaria, pero se extraña....
18/02/2016 a las 00:50
Entonces la abuela de Hernán era Julio Grondona?? También decía "Todo pasa"??
 Federico Riveiro
17/02/2016 a las 02:27
¡¡Otra gran historia!! Hay abuelas que saben sorprendernos. Siempre tienen una carta escondida, sea para abrochar una jugada o cantarte falta envido con veinticuatro y perder como perro. Pero esta vez capaz que tenía razón y un infarto es más jodido que una separación...
 Rushada
17/02/2016 a las 02:03
Hernán, no sé qué es más importante. Comparto lo que dijeron por ahí, no creo que el infarto y la separación sean dos cosas aisladas, en absoluto.
Me llamó tristemente la atención lo de tu madre dos veces viuda, y recordé como Gaitán (#76) que nos habías prometido contarnos su historia de amor.
Cuidate.
 adrian
17/02/2016 a las 02:01
buen final!
 adrian
17/02/2016 a las 01:55
hay que ser capaces de entender que, si algo va mal en el matrimonio, tenemos la suerte de que no es una cadena perpetua, ni tiene que ser un melodrama su interrupción
 Marta
17/02/2016 a las 01:52
Grande la abuela Beatriz!
Recordé a una odiosa tía abuela, que cuando se enteraba de hijos en soltería los calificaba de "mal habidos", pero cuando la madre soltera fue una de sus nietas cambió rápidamente a "si todo lo malo fuera eso".
17/02/2016 a las 01:48
Chichita enviudó dos veces! Nos habías prometido contarnos su segunda historia de amor.
17/02/2016 a las 21:19
Está en los planes.
 Jona
17/02/2016 a las 01:38
Muy bueno, habrá que prejuzgar menos y escuchar mas.

Pd: Este relato viene sin Podcast? o te olvidaste de ponerlo como la otra vuelta?
17/02/2016 a las 21:19
Me olvidé, pero ya lo corregí. Gracias por avisar.
 PPLANDA
17/02/2016 a las 01:36
que lindisimo final!
 Belen Schiavi
17/02/2016 a las 01:30
"Arremetió de nuevo" no es como subir arriba?, sólo "arremetió" no es suficiente? Preguntó nomás
17/02/2016 a las 21:18
Sí, estoy de acuerdo. No la cambio porque tengo TOC y no me gusta que el texto y el audio sean distintos. Pero gracias por la corrección (si lo paso a un libro le borro la redundacia).
18/02/2016 a las 00:51
Pero no se puede arremeter por primera vez?
 Irene ARG
20/02/2016 a las 13:46
Sí. Es como atacar o embestir. Más allá de los gustos, es correcto como está en el relato.
 Nana
17/02/2016 a las 01:17
Creo que fue al José Playo que le dijiste que tenías que dejar una vida de excesos y vivir cuidándote por el resto de tus días, con palabras más lindas, claro. Casi lloro. Reparar en la separación de alguien y encima criticar la decisión, Johnny la está muy loca.
 Carlos Mariano
17/02/2016 a las 01:15
Me gustó. Y es tal cual como en general ocurre en las separaciones, porque es difícil que al menos uno de los dos o ambos no intenten cargar de culpa al otro o a la otra. Y Hernán acá está haciendo lo mismo pero en este caso, y eso me parece una genialidad, a todxs quienes aquella vez dejamos algún comentario. En mi caso por ser nuevo, no daba para meterme con Cristina e hice alguna mención de otras cosas. Ahora, vos Hernán, tenés las características de esas personas que al separarse son más jodidas, porque intuyo que urdiste esta trama a conciencia, por eso decís que por primera vez no hiciste comentarios, con el único objetivo de caernos unos martes más adelante a todos quienes osamos inocentemente hacer alguna mención sin saber que nos estarías esperando para que corramos a mirar qué escribimos y saber si podíamos quedar a salvo de la culpa de haber pensado antes en Cristina que en tu infarto.
Se me ocurre que necesitás fortalecer el corazón y esta es una buena manera.
 Luiggi
17/02/2016 a las 01:15
La semana pasada te vi en el hotel en Cordoba y me alegró verte bien y ver que te estás recuperando. Quiero seguir leyéndote porque escribis excelente y tus relatos y vivencias hace que mi imaginación actue como si estuviera viendo un capitulo de una serie por tv.
Un gusto haberte conocido en persona junto a mi familia.
Abrazo.

Pd: menos mal que saliste afuera justo cuando Atletico metió el gol y vos 20 segundos antes estabas mirándolo apasionado por tv a tu querido Racing Club.
17/02/2016 a las 21:17
Me acuerdo! Gracias por prestarnos el televisor.
17/02/2016 a las 00:59
Gol
17/02/2016 a las 00:58
Qué grande Beatriz!!
 alexia bas
17/02/2016 a las 00:50
Sí tiene que ver el infarto con el divorcio. Vos ocultás tus verdaderos sentimientos debajo del cachondeo, algo que se aprende fácil viviendo en España. Por eso se te endurece el cuore: y vos sabés que todo lo que se endurece, se rompe. Te divorciaste porque le negaste el corazón a tu mujer, lo cual no quiere decir que no tengas uno, pero sos egoísta con él, con ella e indirectamente sos egoista con vos. Así que ahora tu cuerpo te pasa factura rompiéndote lo que le negás y te negás. Abrí el corazón, rompete vos EN SERIO, expresá tus sentimientos aunque te jodan y vas a ver cómo no te vuelven los infartos. Suerte.
17/02/2016 a las 21:16
Alexia, te presento a Cirilo (en el #49).
 OLIVEIRA
17/02/2016 a las 23:05
clap clap clap 😝
17/02/2016 a las 00:38
Muy gracioso...y yo pensando que te pasaría como a mí, en pleno siglo 21 y atada a los más absurdos rechazos familiares por querer divorciarme, increíble. Pero lo logré, jaaa
 Silvia Garcia
17/02/2016 a las 00:28
La abuela sabia.
 Lara
17/02/2016 a las 00:21
Entré pensando que iba a llorar pero en lugar de eso tuve que interrumpir la lectura entre párrafo y párrafo culpa de las carcajadas. Que grande gordo, un placer ser rata de laboratorio en tu experimento.


(en mi defensa voy a decir que ya me había preocupado mucho por tu infarto unos días antes cuando me enteré por Twitter)
17/02/2016 a las 01:41
Es cierto, ya se sabía lo del infarto y que ya había pasado el peligro. La novedad era la separación.
17/02/2016 a las 13:21
Exactamente, porque andábamos repreocupados los días anteriores. Yo lo pasé un poco mal. Cuando ya escribió fue un alivio poder hacer comentarios tontos....
 655321
17/02/2016 a las 00:21
Bueno también era probable que se comente más sobre lo que estaba insinuado o poco detallado en el relato que lo que estaba explicitado, una noticia sabida x todos desde hacía semanas, no?
17/02/2016 a las 00:17
que capo culiao ese final! jajaajajajajajajaja clack! de una se bajo la perciana! venia leyendo al palo y me cerro la puerta en la cara. jaajja
 Liliana Olveira
17/02/2016 a las 00:14
Sin embargo yo lo publiqué en mi Face y a nadie le importó un pito la separación. Un amigo mío, que vive en Sevilla, dijo: "Un tipo que comenta así su infarto y casi muere tiene que ser un tipo macanudo; Gloria Hernán, estoy entre los que probablemente les pase lo mismo."
A mí tampoco me preocupó la separación porque yo misma soy divorciada y vuelta a casar y creo tener más o menos la misma edad que tu mamá.
No existe el tabú del divorcio al menos en el ámbito donde se desarrolla mi vida. ¿Y vos? ¿cómo te sentís respecto al divorcio?
Tu abuela, una capa. ¿En serio dijo eso o fue un buen remate final inventado por vos para tu historia? :-)
17/02/2016 a las 21:15
Dijo eso, siempre segun Chichita (a veces exagera, es mi mamá).
 Julián Brat
17/02/2016 a las 00:10
Están buenas tus lectoras gordo eh.
17/02/2016 a las 21:15
Ah visto?
 Roberto Guty
16/02/2016 a las 23:53
referente al divorcio, separación o ruptura es que de chiquitos nos dijeron se casaron y vivieron feliz para siempre.. si hubiesen dicho se casaron y vivieron felices hasta que se divorciaron y fueron mas felices. otra sería la reacción
 Pablito Rowinski
16/02/2016 a las 23:51
noo, que bajón separarse
17/02/2016 a las 21:14
Ah, ¿no sabias?
 ksantiago
16/02/2016 a las 23:51
Ex Gordo.. cuando me enteré que casi morías, lo único que pensé " y ahora que blog voy a leer", solo me preocupó que existe la posibilidad de dejar de leerte ..
 Juan Cruz Ibarra
16/02/2016 a las 23:47
Buen experimento, cuando leí lo de la separación me preocupé por Nina, (ahora que lo pienso, me preocupé por una nena que vive a litros y litros de agua salada de distancia, que si la veo en la calle no la reconozco y que quizá no vea nunca en mi vida, muy loco) el infarto paso a segundo plano. Saludos desde Neuquén, cuidate Hernán, no quiero pertenecer a la gilada que tiene a su escritor favorito muerto.
16/02/2016 a las 23:46
vieja atorranta!!!
 Roberto Guty
16/02/2016 a las 23:46
porque sera que en los extremos de la vida uno es lucido, y en el medio donde se necesita esa sabia PURA CAGADA
 sOle
16/02/2016 a las 23:45
La mexicana es impresionante!!!! :D
 Dan Flomem
16/02/2016 a las 23:42
Arranca bastante lento y tirando a lo aburrido(como nos anticipaste cuando dejaste tus tan preciadas drogas).Pero siempre, y esto es lo increíble para a mi, logras darle una vuelta y que terminemos de leer con una sensación de satisfacción y pensando:"que hijo de puta, no me lo esperaba".
 Vicky Zappegno
16/02/2016 a las 23:32
 Vicky Zappegno
16/02/2016 a las 23:37
Mi anterior comentario no se publico y este fue vacio... voy de nuevo: decía que pobre Beatriz, la tildaron de todo antes que pudiera hablar siquiera.
También pedía que haya más historias de ella, se hizo querer la viejita. Igual que vos Hernán... será de familia.

Besos ex gordo.
16/02/2016 a las 23:31
Ex gordo: primero no llegas a mi boda por culpa del infarto y ahora Fiera quiere el divorcio porque la gente le esta escribiendo mensajes lascivos en su Facebook porque pusiste el link que subí en secreto a mi Youtube. Ahora vienes a la firma de la separación.
 Irene ARG
17/02/2016 a las 13:16
AY!! Rodrigo, ¿por qué querés casarte con esa horrible persona llena de prejuicios y resentimientos infundados? Parece muy odiosa!!
17/02/2016 a las 18:22
Demasiado tarde Irene

https://youtu.be/dnF3GLUpC84
 Irene ARG
17/02/2016 a las 20:19
AH!! Últimamente, un disgusto atrás de otro...
17/02/2016 a las 13:18
Pero seguro que Fiera tiene club de fans, si es lo más. Consigue hacer reír sin proponérselo siquiera que es un gran don. Aguante, Fiera....
 Irene ARG
17/02/2016 a las 17:34
A mí me resulta muy desagradable, soberbia y por demás de irritante.
Muy vulgar pero con aires de superada.
Ya sé que mi comentario es feo, pero me causó tal rechazo, que necesité hacer catarsis pública. Perdón.
18/02/2016 a las 01:07
ay ay ay Solís.....
sos buchón.....

por otro lado "se la lleva a la Argentina y se la poncha"
que frase!
 Cirilo Plaza
16/02/2016 a las 23:31
Yo desde que lei que se separo que lo odio y todo cambio. No podía creer los comentarios que le deseaban buena suerte y tampoco los que lo criticaban por Cristina porque eran super tibios. Casi comento a pura putiada pero siempre en orsai todos comentan tan buena letra, tan cultos y tan paz que me dieron bronca esta vez pero que antes siempre admire entonces me lo comi, no puse nada. Hoy llego a la conclusión que lo que más bronca me dio fue esto que confiesa hoy…la manera en que nos cuenta una cosa asi. No lo ven? Cero preámbulo, lo tira entre un infarto y nunca antes había escrito nada (y encima hoy pone que era para ver que decíamos el cagón). Yo no digo que le hubiese sido fácil escribir del tema todavía conviviendo con Cristina pero si es el genio del disfraz y de la estadística virtual porque no escribió algo del desamor entre un perro y su correa, un corazón roto charlando con su cirujano, un chino que vuelve del futuro y le reescribe el poema a Poncela…herramientas tenia, no quiso. Lo superficial, el flash, la prosa clara con final inteligente es su mundo, lo vuelven Lionel…lo profundo, lo importante, lo de él...siempre maso o siempre asi. Estoy enojado y no me quiero volver mas idiota de lo que estoy siendo pero Casciari no demuestra su debilidad, tal vez no sea el estilo y listo pero lo de Cristina no era la manera de contarlo. Algo tan importante asi…sin frases desgarradoras, sin locura contenida, sin prender fuego el blog con puñaladas para todos. Tal vez eso hubiera hecho yo, tal vez él descargo por otro lado peeeero me sigue afectando. Hace una juntada si seguís en Argentina, hace algo donde nos podamos juntar. Si nada hubiese pasado o lo hubieras contado diferente iba a ir a verte como va una fanatica a lo shows de Lali esposito, con vincha, trencitas y enamorado de orsai…hoy en dia, si haces algo, voy a ir a verte desde el fondo (ojala tapado) para mirarte con resentimiento y no poder creer cuando te rias.
PD:No soy familiar sin mente abierta de Cristina ni de la Venezolana
 Liliana Olveira
17/02/2016 a las 00:20
¡Oia! ¡Un psicólogo por acá por favor! ¿O sos vos disfrazado Hernán?
17/02/2016 a las 03:12
ah bien......
hasta las manos!
17/02/2016 a las 21:10
Mi próximo cuento, a la salud de Cirilo, se va a llamar: "Algo del desamor entre un perro y su correa".
 DespiertateRayo
18/02/2016 a las 05:24
Jajajajajajajajajaja Basta Chichita, no podés tener más de un usuario!
16/02/2016 a las 23:29
Salí corriendo para ver que había puesto porque estaba seguro de que me había preocupado más tu infarto que tu separación. Mi primer comentario al respecto fue "Me genera tristeza saber que te separaste de Cristina." y me quedé pensando. No creo que tu conclusión "A la mayoría de los lectores les importó poco o nada que yo haya estado al borde de la muerte" sea válida. Creo que al leerte y saberte sano, aunque maltrecho, uno niega que tu vida corra algún riesgo. He dicho.
17/02/2016 a las 00:50
Concuerdo, me preocupo el tema del infarto, lo de la separación es un tema tuyo del que no tengo porque ponerme a opinar.

Ahora, para ser honesto, el primer pensamiento que creo se nos cruzo a muchos con el tema del infarto fue "No será una de ESAS jodas del Gordo?"
17/02/2016 a las 03:09
somos tres.....



forro
 Dexter Morgan
17/02/2016 a las 13:34
Somos muchos.
Tu infarto lo anunciaste en twitter el 6 de diciembre: https://twitter.com/casciari/status/673680564742971392
A través de diarios y de los siguientes twitts nos fuimos alegrando con tu recuperación.
El 5 de enero, escribiste tu post http://editorialorsai.com/blog/post/triste_sin_sal y ya no nos quedó duda de que teníamos escritor para rato. La noticia era la de tu separación. El infarto solo era el marco para la misma.

(¿alguien puede explicarme cómo poner links en los comentarios?)
17/02/2016 a las 21:08
Los cuatro tienen cola de paja.
18/02/2016 a las 17:54
Totalmente.
19/02/2016 a las 01:18
Y si estenes charrúas!!!!
 Elita
16/02/2016 a las 23:28
Sos un capo Gordo, y tu familia también. Que te mejores, no te mueras xq me haces reír.
 Dina
16/02/2016 a las 23:28
Lo que pude sacar en claro de todos los comentarios es que hay una reticencia a las separaciones; como que separarse significara algo malo, terrorífico, y todos los sinónimos que les quepan.

".. Puede resultar doloroso, pero si uno no dejase nunca nada ni a nadie, no tendría espacio para lo nuevo. Sin duda, evolucionar constituye una infidelidad... a los demás, al pasado, a las antiguas opiniones de uno mismo. Tal vez cada día debería contener al menos una infidelidad esencial o una traición necesaria. Se trataría de un acto optimista, esperanzador, que garantizaría la fe en el futuro. Una afirmación de que las cosas pueden ser no solo diferentes, sino mejores."

Siempre, mejores... salú
17/02/2016 a las 21:07
¿De quién es lo encomillado?
 Irene ARG
20/02/2016 a las 13:59
Hanif Kureishi, de su novela “Intimidad".
  @martinamico
16/02/2016 a las 23:25
Podes hacer lo que quieras gordo, pero no dejes de contarlo.
 Marina Sá
16/02/2016 a las 23:21
Me da tristeza que no puedas disfrutar del queso semi curado. Mucha.
Y la abuela es una capa!
17/02/2016 a las 21:06
Para peor, el queso La Paulina Sin Sal que compro sale como doscientos pesos el kilo.
 herederodelpolvo
16/02/2016 a las 23:21
Pues creo que lo que pasa tiene que ver con un prejuicio contra los hombres en las separaciones. Siempre que alguien se separa se piense que es porque el hombre es un cabrón, la engaña con tres, es un borracho y la golpea por las noches. Quizá sea porque somos una sociedad católica, apostólica y romana.

Por cierto, acaba de morir mi tío ¿sabes? "tenía sobrepeso, fumaba como un sapo y estaba a punto de cumplir cuarenta y cinco años". Cuídate, Gordo.
 Dina
16/02/2016 a las 23:20
Quería comentar algo, pero leyendo todos los comentarios me he dado cuenta que ya no sirve de nada hacer algún comentario al respecto.

Espero que ese músculo ande más que sano...

Saludos,desde el lugar más recóndito del sur....o sea mi casa!
 everov
16/02/2016 a las 23:08
Buenas.. me acabo de registrar solo para comentar que me paso algo raro porque me encontre comentando a mis allegados que parecia que te habias separado y que tambien te habia jodido el corazon. Me llamo la atencion comentar algo tan personal sobre alguien que apenas conozco.
Fuerza que el corazon sana (el tejido) y el otro a veces tambien.
 Eugenia Fornaroli
16/02/2016 a las 23:06
La abuela dijo lo importante!
16/02/2016 a las 23:06
Beatriz y Nina......

CUANTA SABIDURIA!!!!!
16/02/2016 a las 22:59
La muerte es bastante respetable Hernan, es matrona de coartadas futuras y pasadas y requiere de pocas explicaciones.

Por otro lado, ya quise preguntarte anteriormente pero se me borro el mensaje al enviarlo y lo deje correr.
Pensaste en Dios cuando te sentiste mal? Y de ser así, en que términos? :D (es una duda genuina y no lleva mala intencion).
17/02/2016 a las 21:05
No pensé en Dios. Traté de pensar en cosas prácticas, creo que lo cuento en el relato que se llama "Huéspedes y anfitriones".
18/02/2016 a las 07:59
Si, lo recuerdo (por la cuenta que me trae, ya que somos casi coetáneos y mi padre tuvo problemas de corazon), solo que pensé que igual te habías guardado algún pensamiento sobre este tema

Gracias por la respuesta!
 Johanna Aguirre
16/02/2016 a las 22:55
Entre este relato y el de la reacción de Nina estas intentando convencernos de que aceptemos con naturalidad tu separación y a Julieta. Va a ser difícil, está claro que somos un grupo de personas a las cuales los cambios nos cuesta mucho. Nos gusta el sufrimiento. Que bueno sería tomarse las cosas con la naturalidad de un niño o la sabiduría de quien vivió lo suficiente para aprender que es lo importante. Ya aprenderemos.
 Johanna Aguirre
17/02/2016 a las 00:41
Hernan se te ve bastante más delgado en la foto en el sur que publicaste! Próximamente se viene el ex gordo??
 David Kotlirevsky
17/02/2016 a las 04:06
Muy buena refleccion!
 paco
16/02/2016 a las 22:55
Salud al gordo que me puso a leer los martes!!!
 Emiliano Zacharewicz
16/02/2016 a las 22:54
Tu abuela entendió todo, será que cuando la vida nos da la vuelta es que la mente esta más avivada y el cuerpo más cansado.
 Dogman
16/02/2016 a las 22:54
Jajajaja que capo este gordo jajajaja
 Agustina Altmann
16/02/2016 a las 22:53
Hernán, no generalices.
Yo me enteré de tu infarto cuando ya estabas operado y esperando el alta en el hospital.
Mi única preocupación era la reprogramación de tus presentaciones.
Se, soy una conchuda.
17/02/2016 a las 21:04
Los primeros días de marzo. Ya te vas a enterar por mail.
 Marina Lindy
16/02/2016 a las 22:51
Te quiero hasta el infinito punto rojo casita de Dios!
17/02/2016 a las 21:03
No me tires frases que no me corresponden generacionalmente.
 yoel silveira
16/02/2016 a las 22:50
Que grosa la abuela !!
16/02/2016 a las 22:48
Genial el final. La verdad que ya al tercer relato te fui tomando cariño Hernán. Y al contrario de lo que debe o puede intuir la mayoría, te encuentro en un gran momento.
Hace un rato subiste una foto en Chubut: estás delgado, boludeando como siempre y con cara de perro, o sea contento.
Ah, encima eso, te voy a escuchar una vez por semana en Perros: cómo le serruchaste el piso a Eduardo.
A lo que voy es, no te sorprendas si nos pega más que hayas tomado una de las decisiones más importantes en tu vida cuasi documental, que una arritmia montevideana.
En nuestros tiempos, los conflictos cotidianos que suelen asemejarnos entre nos interesa un poco más que historias clínicas.
Un saludo y gran año.
Pd: Sacaste muchísimo de Beatríz
 Jorge Augusto Tuzi
16/02/2016 a las 22:47
Que grosa la abuela jajajjaja!!!!!
16/02/2016 a las 22:46
¿Chichita enviudó 2 veces? ¿Estás seguro de que tu madre no es una "viuda negra"?
 Emi
16/02/2016 a las 22:40
Este tipo sigue jugando con nosotros como si no sufriéramos con lo que le pasa.
 Lucía Módena
16/02/2016 a las 22:37
TE QUIEROOOOOOOOOOOOOO
aunque nos hagas pensar
16/02/2016 a las 22:37
También tengo que añadir que aún espero el artículo en que nos cuentes que todo esto es un juego y que escribías que te hq dado un infarto mientras comías pizza en tu casa de España... Quien sabe, oye!!
 Carolina Dagnino
16/02/2016 a las 22:35
Aplausos de pie!
16/02/2016 a las 22:35
Jajajajajaja y ahora todos están con tu abuelita y preocupadísimos por el infarto y por que te cuides? Ay... Bendita humanidad...
Cuídate :) Cristina igual, que se cuide... Y Julieta también, claro... Ya si os cuidais unos a otros perfecto! Besos!
16/02/2016 a las 22:34
¿Justo ahora que sos uruguayo te vas a privar de cosechar en tus macetas?

Salud
 Burt Munro
16/02/2016 a las 22:33
Pri misiones
Juira Julieta, viva Cristina
Gordo malo
 Pato
16/02/2016 a las 22:30
Puras lecciones - entre tu hija que lo pudo ver antes que ustedes y tu abuela que supo rescatar lo importante..... Hay que apurar la vejez o volver a la infancia, fuentes ambas de sabiduria.
16/02/2016 a las 22:28
Experimentando con los lectores ... excelente!!

PD: tu abuela la clavó en un ángulo...
 Mariano Laboureau
16/02/2016 a las 22:27
La sola cita de Poncela ya paga la entrada entera. Que bueno ver que a diferencia de Sansón, que te hayan "cortado" las grasas y el faso, no han debilitado tu pluma. Ahora que lo pienso, el culebrón de Sansón hubiese sido mortal para Chichita.
 Marcelo Márquez
16/02/2016 a las 22:18
Me imagino a la vieja con lente de sol, un porro y hip hop de fondo. Thug life.
Laura Z
16/02/2016 a las 22:18
Por qué "ni cosechar porro en mis macetas"? Vos cosechalo y lo probamos por vos, yo te hago devoluciones, todo. Un abrazo a ese corazon que ha sufrido de amor, no te hagas el que solo fue el pucho y las grasas.
 Mimi
16/02/2016 a las 22:13
Qué crack Beatriz!!! La vejez conlleva sabiduría, es así!
16/02/2016 a las 22:09
siente a mi madre/siente mi madre
 Miliv
16/02/2016 a las 22:07
Pri Uruguay!

Me gustó esta reflexión indirecta
 Juan Di Nella
16/02/2016 a las 22:04
La vieja los dejó a todos en orsai.
   edu
16/02/2016 a las 22:02
qué grande tu abuela...
16/02/2016 a las 22:00
Una pelotuda importante la del video de Youtube...trolleo, trolleo! ah y top 10
 Beagrana
16/02/2016 a las 22:00
Ojalá no tenga que esperar a los 90 años para ser sabia...
16/02/2016 a las 22:00
Gordo lindo, los hombres nos preocupamos porque sin nadie que te controle de cerca ibas a volver a los salamines y al porro. Y las chicas se pusieron, secretamente, contentas de que vuelvas a estar soltero.

Ahora que estás flaquito calificas como "soltero codiciado"?
 Mr. Bumby
16/02/2016 a las 21:56
Si Julieta es un amor !! Viste lo discretito que fui ? besos
 Valentinjrr
16/02/2016 a las 21:56
top 10!!!!
 Adrian Martinez
16/02/2016 a las 21:52
Top 5!!!
 Fabian Navas
16/02/2016 a las 21:50
Top 5?
 Mónica
16/02/2016 a las 21:49
HOLAAAA
 Mónica
16/02/2016 a las 21:56
No puedo creerlo, creo que estoy en el podio.
Cada vez que leo los comentarios, van por el nro 236 o mas!!!!
16/02/2016 a las 21:47
PODIO
16/02/2016 a las 21:45
PRI
16/02/2016 a las 21:45
perdón x las mayúsculas
pura emoción
16/02/2016 a las 21:56
mi abuela paterna (la única que me quedaba) dejó de respirar la semana pasada
ella definitivamente estaba más evolucionada que mi padre en sus razonamientos
sabés por que te criticaron tanto tus lectores? porque ninguno pasa de los 80 pirulos