Orsai blog post

Vida privada
jueves 7 de diciembre, 2006

Orsai post

Vida privada
jueves 7 de diciembre, 2006

Las Fiestas del hemisferio norte

       

Toda mi vida he asociado la noche de reyes con un olor y un sonido. A las madrugadas del cinco al seis de enero, como toda criatura ansiosa, yo no las dormía sino que las soportaba en vela, conteniendo la respiración e intentando escuchar los pasos de los camellos sobre el mosaico. En la oscuridad de la noche, sin embargo, solamente se podía distinguir el runrún del ventilador. Ahora ya soy grande, pero cada vez que me despierto con el ventilador prendido, el corazón me late como si al lado de mis zapatos pudiese haber regalos.

El olor que recuerdo con más emoción es el de los espirales fuyí para los mosquitos. La única luz de aquellas madrugadas era la candela encendida de esos mata-insectos inocentes, antiguos y verdes, que soltaban un aroma a infancia y a monarquía oriental, y que me protegían de las ronchas matinales. El ventilador y el espiral siguen siendo hoy, para mí, dos milagros que al mezclarse me evocan la ansiedad infantil del fin de año, de las Fiestas y de la noche de los Reyes Magos.

También recuerdo con emoción esta canción de la época, a la que el lector argentino le pondrá música mentalmente sin esfuerzo:

Llegaron ya los reyes, eran tres,
Melchor, Gaspar, y el negro Baltasar.
Arrope y miel le llevarán
y un poncho grande de alpaca real.

Changos y chinitas duérmanse
que ya Melchor, Gaspar y Baltasar
todos los regalos dejarán
para jugar mañana al despertar.

Los países que tienen la desgracia de pasar diciembre y enero entre bufandas, estornudos y calefactores, celebran las Fiestas sin ganas, como si el festejo fuese una tortura que hay que soportar una vez cada doce meses. Como los chequeos médicos, las declaraciones juradas y los discos de Calamaro.

En algunas partes de España, por ejemplo en la que vivo yo, ni siquiera existe Papá Noel. Lo que hacen es conseguir un tronco de madera, lo tapan con una frazada y le pegan con un palo hasta que "caga" regalos. El ser sobrenatural no viene del Polo ni tiene barba ni es gordo ni va en trineo. El ser sobrenatural es un tronco y se llama Tió. La canción que se canta en Cataluña mientras se apalea la Navidad es la siguiente:

Caga tió , caga turró
d'ametlles i pinyó
i si no cagues bé,
et fotré un cop de bastó!

Lo que traducido al argentino sería como cantar:

Cagá Papá Noel,
cagá turrón de miel,
y si no cagás regalos,
te cagamos bien a palos.

A pesar de esta tradición violenta, en las Fiestas del hemisferio norte los petardos suenan más despacio, los parientes más iracundos nunca llegan a las manos, los regalos de Melchor son más caros pero menos valiosos, en las mesas no hay piononos ni mucho menos salpicón de pollo, y los chicos se congelan como estalactitas antes de que llegue el ser sobrenatural que corresponda a cada región y se chamusque el culo en la chimenea.

Mientras escribo esto es un jueves de diciembre, tengo treinta y cinco años y hace frío. Sin embargo, pasé mis primeros veintinueve diciembres con calor, en patas o en chancletas y abriendo la heladera cada dos minutos para buscar los cubitos. Ahora hace seis diciembres consecutivos que canto el "caga tió" al lado de una estufa, como un viejo choto o un esquimal achanchado, y todavía no me puedo acostumbrar a este espantoso clima español del fin de año. Ni tampoco a lo que llega después, que es todavía más ridículo: el carnaval en invierno. Las mascaritas con campera. El rey momo pidiendo a gritos que lo quemen.

Las películas y las series de la televisión, que casi siempre vienen desde Norteamérica, nos acostumbraron a convivir —visualmente— con las navidades blancas del hemisferio norte, con los gorros de lana que usaba Michael Landon cuando le construía los trineos de madera a sus tres hijas, con las compras de último momento en la helada Nueva York, donde el humo aparece nítido desde las alcantarillas y las bocas de subte.

Es decir, los habitantes del cono sur entendemos con ojos de videotape la vulgaridad que representa pasar la navidad con frío. Pero no la podemos entender con el cuerpo. Y, lo que es lo mismo y hasta más grave, no la podemos soportar cuando se nos acerca, blanca y radiante como la novia de Antonio Prieto.

Lo más preocupante de las culturas frías es que no se puede sacar la mesa al patio para ver llegar el nuevo año. Y eso genera que las conversaciones sean tediosas, programadas y prolijitas. No sé por qué ocurre esto, pero el español, cuando está bajo techo, tiende a construir sobremesas sin gracia. En cambio cuando lo alumbra la luna, las estrellas y los faroles del jardín, se da el lujo de ser más natural, de tirarse pedos sin disimulo y de cortejar abiertamente a las cuñadas.

En España, a las doce de la noche del 31 de diciembre, todos los televisores de todas las casas están encendidos; eso es lo que se llama empezar mal el año. Generalmente en la tele se ven a unos personajes conocidos, con abrigos hasta el cuello, en una plaza pública donde hay un edificio con un reloj enorme. Cada año, el pueblo ibérico tiene por costumbre comer una uva por cada campanada que suena en la televisión, hasta engullir exactamente una docena en doce segundos. Esto les parece a todos muy divertido, porque fingen atragantarse o fingen que les cuesta mucho hacerlo.

Desde las once de la noche, además, los presentadores de la televisión le explican a la población civil que no hay que confundir los cuartos con las campanadas. Lo explican de esta manera:

PRESENTADOR: —«Un repiqueteo intenso acompaña el descenso de la bola; a continuación comienzan los cuatro cuartos, que no es el momento en que ustedes se toman las uvas; e inmediatamente después, casi simultáneo al cuarto cuarto, la primera campanada, donde sí ustedes deben tomarse las uvas».

En Argentina nadie sabe exactamente qué programa pasa la televisión a las doce de la noche del 31 de diciembre. Me imagino que alguna misa, o una película donde Jesús es hermoso y tiene los ojos parecidos a Robert Powell. La gente normal está en el patio, peleándose con los mosquitos y los cascarudos. Yo creo que la presencia cercana de insectos nos ayuda mucho a liberarnos de los códigos y los reglamentos. No es lo mismo conversar cuando el animal más cercano es un locutor de televisión, que charlar mientras una vaquita de san antonio te camina por el antebrazo.

En España, como es lógico, no hay insectos en Navidad. Ni ventiladores, ni patios, ni artilugios ingenuos contra los mosquitos. Tampoco suena la sirena de los bomberos a las doce en punto del nuevo año, ni se ilumina el cielo con fuegos artificiales caseros y mortíferos, ni un vecino saca el revólver y tira balazos al aire, ni otro vecino muere al instante por culpa de una bala perdida, ni se cae tu suegro borracho a la pileta, ni las mujeres se pasan la tarde cortando frutas para la ensalada, ni las amigas de tu hermana se aparecen a la una y media para ir a bailar, semidesnudas y alegres, ni te llama por teléfono a las doce en punto un pariente emigrado desde España, para decirte que allí ya son las cinco de la madrugada, que todos duermen y que en las calles desiertas hay dos grados bajo cero.

Ahora, que el pariente estúpido que llama soy yo mismo, esas comunicaciones telefónicas me revuelven el estómago.

Es que detrás de la voz de mi madre o mi padre o mi hermana, detrás de la conversación trivial y del cómo la están pasando, detrás de las enhorabuenas y de los deseos recíprocos, escucho siempre esos gritos veraniegos, los estruendos y los petardos, a los chicos que gritan o se zambullen, las sirenas y la música de fondo. A veces, si pego bien la oreja al auricular, también escucho mi voz, mi propia voz de los veinticinco años, mi voz antigua allá a lo lejos, que arrastra las erres, y que está conversando con mi cuñado al lado de la parrilla.

Hernán Casciari
jueves 7 de diciembre, 2006


Las Fiestas del hemisferio norte

por Hernán Casciari

Toda mi vida he asociado la noche de reyes con un olor y un sonido. A las madrugadas del cinco al seis de enero, como toda criatura ansiosa, yo no las dormía sino que las soportaba en vela, conteniendo la respiración e intentando escuchar los pasos de los camellos sobre el mosaico. En la oscuridad de la noche, sin embargo, solamente se podía distinguir el runrún del ventilador. Ahora ya soy grande, pero cada vez que me despierto con el ventilador prendido, el corazón me late como si al lado de mis zapatos pudiese haber regalos.

El olor que recuerdo con más emoción es el de los espirales fuyí para los mosquitos. La única luz de aquellas madrugadas era la candela encendida de esos mata-insectos inocentes, antiguos y verdes, que soltaban un aroma a infancia y a monarquía oriental, y que me protegían de las ronchas matinales. El ventilador y el espiral siguen siendo hoy, para mí, dos milagros que al mezclarse me evocan la ansiedad infantil del fin de año, de las Fiestas y de la noche de los Reyes Magos.

También recuerdo con emoción esta canción de la época, a la que el lector argentino le pondrá música mentalmente sin esfuerzo:

Llegaron ya los reyes, eran tres,
Melchor, Gaspar, y el negro Baltasar.
Arrope y miel le llevarán
y un poncho grande de alpaca real.

Changos y chinitas duérmanse
que ya Melchor, Gaspar y Baltasar
todos los regalos dejarán
para jugar mañana al despertar.

Los países que tienen la desgracia de pasar diciembre y enero entre bufandas, estornudos y calefactores, celebran las Fiestas sin ganas, como si el festejo fuese una tortura que hay que soportar una vez cada doce meses. Como los chequeos médicos, las declaraciones juradas y los discos de Calamaro.

En algunas partes de España, por ejemplo en la que vivo yo, ni siquiera existe Papá Noel. Lo que hacen es conseguir un tronco de madera, lo tapan con una frazada y le pegan con un palo hasta que "caga" regalos. El ser sobrenatural no viene del Polo ni tiene barba ni es gordo ni va en trineo. El ser sobrenatural es un tronco y se llama Tió. La canción que se canta en Cataluña mientras se apalea la Navidad es la siguiente:

Caga tió , caga turró
d'ametlles i pinyó
i si no cagues bé,
et fotré un cop de bastó!

Lo que traducido al argentino sería como cantar:

Cagá Papá Noel,
cagá turrón de miel,
y si no cagás regalos,
te cagamos bien a palos.

A pesar de esta tradición violenta, en las Fiestas del hemisferio norte los petardos suenan más despacio, los parientes más iracundos nunca llegan a las manos, los regalos de Melchor son más caros pero menos valiosos, en las mesas no hay piononos ni mucho menos salpicón de pollo, y los chicos se congelan como estalactitas antes de que llegue el ser sobrenatural que corresponda a cada región y se chamusque el culo en la chimenea.

Mientras escribo esto es un jueves de diciembre, tengo treinta y cinco años y hace frío. Sin embargo, pasé mis primeros veintinueve diciembres con calor, en patas o en chancletas y abriendo la heladera cada dos minutos para buscar los cubitos. Ahora hace seis diciembres consecutivos que canto el "caga tió" al lado de una estufa, como un viejo choto o un esquimal achanchado, y todavía no me puedo acostumbrar a este espantoso clima español del fin de año. Ni tampoco a lo que llega después, que es todavía más ridículo: el carnaval en invierno. Las mascaritas con campera. El rey momo pidiendo a gritos que lo quemen.

Las películas y las series de la televisión, que casi siempre vienen desde Norteamérica, nos acostumbraron a convivir —visualmente— con las navidades blancas del hemisferio norte, con los gorros de lana que usaba Michael Landon cuando le construía los trineos de madera a sus tres hijas, con las compras de último momento en la helada Nueva York, donde el humo aparece nítido desde las alcantarillas y las bocas de subte.

Es decir, los habitantes del cono sur entendemos con ojos de videotape la vulgaridad que representa pasar la navidad con frío. Pero no la podemos entender con el cuerpo. Y, lo que es lo mismo y hasta más grave, no la podemos soportar cuando se nos acerca, blanca y radiante como la novia de Antonio Prieto.

Lo más preocupante de las culturas frías es que no se puede sacar la mesa al patio para ver llegar el nuevo año. Y eso genera que las conversaciones sean tediosas, programadas y prolijitas. No sé por qué ocurre esto, pero el español, cuando está bajo techo, tiende a construir sobremesas sin gracia. En cambio cuando lo alumbra la luna, las estrellas y los faroles del jardín, se da el lujo de ser más natural, de tirarse pedos sin disimulo y de cortejar abiertamente a las cuñadas.

En España, a las doce de la noche del 31 de diciembre, todos los televisores de todas las casas están encendidos; eso es lo que se llama empezar mal el año. Generalmente en la tele se ven a unos personajes conocidos, con abrigos hasta el cuello, en una plaza pública donde hay un edificio con un reloj enorme. Cada año, el pueblo ibérico tiene por costumbre comer una uva por cada campanada que suena en la televisión, hasta engullir exactamente una docena en doce segundos. Esto les parece a todos muy divertido, porque fingen atragantarse o fingen que les cuesta mucho hacerlo.

Desde las once de la noche, además, los presentadores de la televisión le explican a la población civil que no hay que confundir los cuartos con las campanadas. Lo explican de esta manera:

PRESENTADOR: —«Un repiqueteo intenso acompaña el descenso de la bola; a continuación comienzan los cuatro cuartos, que no es el momento en que ustedes se toman las uvas; e inmediatamente después, casi simultáneo al cuarto cuarto, la primera campanada, donde sí ustedes deben tomarse las uvas».

En Argentina nadie sabe exactamente qué programa pasa la televisión a las doce de la noche del 31 de diciembre. Me imagino que alguna misa, o una película donde Jesús es hermoso y tiene los ojos parecidos a Robert Powell. La gente normal está en el patio, peleándose con los mosquitos y los cascarudos. Yo creo que la presencia cercana de insectos nos ayuda mucho a liberarnos de los códigos y los reglamentos. No es lo mismo conversar cuando el animal más cercano es un locutor de televisión, que charlar mientras una vaquita de san antonio te camina por el antebrazo.

En España, como es lógico, no hay insectos en Navidad. Ni ventiladores, ni patios, ni artilugios ingenuos contra los mosquitos. Tampoco suena la sirena de los bomberos a las doce en punto del nuevo año, ni se ilumina el cielo con fuegos artificiales caseros y mortíferos, ni un vecino saca el revólver y tira balazos al aire, ni otro vecino muere al instante por culpa de una bala perdida, ni se cae tu suegro borracho a la pileta, ni las mujeres se pasan la tarde cortando frutas para la ensalada, ni las amigas de tu hermana se aparecen a la una y media para ir a bailar, semidesnudas y alegres, ni te llama por teléfono a las doce en punto un pariente emigrado desde España, para decirte que allí ya son las cinco de la madrugada, que todos duermen y que en las calles desiertas hay dos grados bajo cero.

Ahora, que el pariente estúpido que llama soy yo mismo, esas comunicaciones telefónicas me revuelven el estómago.

Es que detrás de la voz de mi madre o mi padre o mi hermana, detrás de la conversación trivial y del cómo la están pasando, detrás de las enhorabuenas y de los deseos recíprocos, escucho siempre esos gritos veraniegos, los estruendos y los petardos, a los chicos que gritan o se zambullen, las sirenas y la música de fondo. A veces, si pego bien la oreja al auricular, también escucho mi voz, mi propia voz de los veinticinco años, mi voz antigua allá a lo lejos, que arrastra las erres, y que está conversando con mi cuñado al lado de la parrilla.

Hernán Casciari
jueves 7 de diciembre, 2006


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro España decí alpiste, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


 el grande
20/06/2012 a las 20:07
Yo nunca me acostumbré a pasar las navidades con frio y sin cohetes o por lo menos una cajita de chaskibum..pero una cosa que nunca entendi y me refiero a la musica de los reyes magos, es porque en la musica ponen en claro que baltazar es negro...
sebas
14/12/2006 a las 16:33
Odio el verano, odio los mosquitos, odio el sudor y el no poder dormir por el calor. Así que imaginarme que unas Navidades en el Agosto español serían más bonitas será difícil.
Lo que entiendo es que eches de menos tu casa y tu gente, no son las navidades con 35 grados, es más profundo.
Pero tú por amor y otros por sentimientos más materialistas aceptan esa nostalgia y no regresan a una tierra de la que decidieron (diferente es los que fueron obligados) dejar.
A mi personalmente me gustan las Navidades frías y cuanto más frías y con más nieve (que en Valencia tenemos poca) más bonitas cojones.
pincharata
14/12/2006 a las 12:42
Esta bien la nota pero que triste es estar en un lugar donde no te gustan mucho las costumbres y añoras las de tu tierra. No se puede vivir del pasado, lo mejor es volver a tu lugar en el mundo, donde naciste.
Gonzawom
14/12/2006 a las 05:20
Hola Hernan, sos un groso escribiendo y me hizo cag*r de risa lo del ca*a tió. Por otro lado tus últimas palabras me dan como tristeza imaginarme si yo estaría en tu situación pero obviamente vos elejiste estar en España asi que todo bien. Igual en estas fiestas me voy a acordar de vos y tratar de disfrutar al máximo con mi flia. y en año nuevo voy a elevar un deseo para que tengas un excelente 2007. Paz amigo escritor.-
a l a n
14/12/2006 a las 02:34
Genial, buen blog!! --

Escuché por ahí que había un cuarto beatles, hee... digo... rey mago en discordia...
Antonio
13/12/2006 a las 23:45
Haffner, Te agradezco las correcciones gramaticales. Realmente, al comentario le falta o le falla algo más aparte de las comas. Es lo que tiene escribir desde el curro a toda leche para que no te pille el jefe, que sobrevuela siempre cerca de tu hombro.

Esteban, lo que me he reído con el tema del "cogido". jajaja!! Soy español o gallego como prefieras, y claro, uno en esos detalles lingüísticos no cae. Me trae a la memoria una anécdota de un personaje conocido español (no recuerdo el nombre) que fue a un programa de la televisión argentina a promocionarse. El presentador le preguntó qué hacía en su tiempo libre, cuáles eran sus hobbys. Aquel individuo, con la más inocente de las sonrisas, contestó: - bueno, tengo una casita en la playa y por las tardes me gusta mucho coger conchas mientras paseo. Eso sí, solo cojo las más bonitas...... (silencio en el plató)
Haffner
13/12/2006 a las 22:24
Aunque no de forma muy diplomática que digamos pero la chica ha dicho grandes verdades. La Navidad con frío tiene mucha magia; recorrer por la noche, cogido a tu chica, las calles nevadas y plagadas de iluminación navideña con el gorro embutido hasta las orejas, los guantes enfundados hasta el antebrazo
========================
aca faltan un par de comas y en el relato falla el orden cronologico,aparte,querido Mallorca,no veo la relacion entre eso con tu chica teniendo el gorro embutido hasta las orejas,bueno que te explayes
======================
Wulf,te felicito si te gustan las fiestas del Norte europeo,pero insisto que es una excusa para que los negocios vendan mas y una careta de 'una fiesta en flia' cuando el concepto tal es inexistente.A mi no me van y no me siento frustrado x eso,siento alegria que me fui de ahi y que no tengo mas nada que ver con eso.
Mary
13/12/2006 a las 20:11
joAco... (Nº 176)

No no, gracias... café no... pero un cianurito ON THE ROCKS te acepto ehhh.

PD: Tan choto es vivir alla? decime que no. Porfi te lo pido!!
El Cuñado
13/12/2006 a las 19:10
siiiiiiiiiii Alejo y tu amiga alemana, y siiiiii Antonio Mallorca, debe ser hermoso hacer un asado en una parrilla techada (como el quincho que me estoy haciendo) y mirar por la ventana y que esté todo nevado y después salir a tirar cuetes en la nieve y cagarnos a pelotazos con esas bolas frías, que lindo, yo compro una o dos de esas navidades para estar con los míos (con Cristina, Nina, Hernán, Pepita y José Antonio inclusive) y después con el tiempo tener nostalgias extranjeras.
Esteban
13/12/2006 a las 18:38
Me imagino encendiendo un petardo, tirarlo al piso y que la puta nieve me lo apague.
Ni siquiera podria encenderlo con tanto guante.
Yo me quedo en Argentina.
Eso si, si paseo por las calles "cogido" a mi chica, me levanta el primer patrullero y termino brindando con las manos bien juntitas.
Antonio Mallorca
13/12/2006 a las 17:27
Coño Alejo con tu amiguita alemana. Un poquito cabreada la he notado, no? jeje!!

Aunque no de forma muy diplomática que digamos pero la chica ha dicho grandes verdades. La Navidad con frío tiene mucha magia; recorrer por la noche cogido a tu chica las calles nevadas y plagadas de iluminación navideña con el gorro embutido hasta las orejas, los guantes enfundados hasta el antebrazo y saliéndote el vaho por la boca al respirar.... detenerse en un puesto callejero y comprar un cucurucho de castañas asadas o una mazorca de maíz, hacer guerras de bolas de nieve - cuando niños.... y no tan niños. Mirar por la ventana y ver nevar, sentir el frío de afuera y saberse resguardado y "a salvo" por el calor de una buena chimenea.... y tantas y tantas sensaciones que a los europeos y habitantes del hemisferio norte, nos hace ver la navidad como un suceso anual entrañable, acogedor, y cálido en lo humano.
Sin duda que celebrarlas en calzoncillos en una terraza al aire libre, tirándose pedos y dándole de hostias al pariente de al lado, debe de tener su gracia sí, pero queridos amigos argentinos, no menosprecien las navidades del hemisferio norte. Son por tradición, por cultura y por historia, algo mágico y único.
Fer.Cip
13/12/2006 a las 16:54
Navidad con decorado de 15 grados bajo cero.
Unos dias después le dejamos comida a camellos. Camellos-desierto-calor!!!
Nadie se dió cuenta de esto??
 Interior
13/12/2006 a las 15:32
Ahí tenes gordo: vos añorando la llamita insípida del fuyi en navidad, pudiendo tener semejante fogata en la chimenea. No hay turrón que te venga bien che.
alejo.wulf
13/12/2006 a las 14:04
Les reenvio algo que me envio una amiga alemana sobre este articulo: "Eeeee, habla por ti mismo, si lo pasas mal en navidad cuando hace frío!!! Qué mierda es esa de los países nórdicos que celebran las Fiestas sin ganas, como si el festejo fuese una tortura??? Es que realmente, la persona que escribe esto lo dice por pura frustración propia, porque YO ADORO las navidades frías, y no hay nada mejor que celebrar las fiestas, como lo hacemos con mi familia, por la noche del 24.12. delante de un arbol DE VERDAD con velas DE VERDAD y con el frío y la oscuridad fuera, cuando tú estás dentro, con las velas, la chimenea encendida! O bien darte un pasillo con tus seres queridos fuera, en el frío (con nieve a veces), miras las ventanas de la gente que dan tanto calor, con sus decoraciones y la gente dentro de buen humor, pasas frío, para luego entrar en tu casa (no un piso de mierda, chungo, de Barcelona), donde te espera el calor y la lus del arbol y los regalitos.... Y antes de navidad vas al mercado de navidad (que tampoco es una mierda como lo de la Catedral aqui), EN EL FRÍO (que es lo mejor!!!!), te tomas el vino caliente con especias para que te entre calor, o un chocolate caliente con ron, y te lo pasas GENIAL. Cálla o habla con otro frustrado como tú si no te gusta, pero de celebrar sin ganas o tortura NADA, que para mi no existe nada mejor que las navidades en mi tierra, donde hace FRÍO!!!! (Joder, pero de dónde crees que viene el Papa Noël??? Es donde hace más frío, donde más se celebra la navidad!!!!!!!!). Coño!!!!!"
alejo.wulf
13/12/2006 a las 12:35
Todo el mes intentando evadirme y no caer en que este año tampoco voy a volver a casa para las fiestas, cuando de repente al salame de mi compañero de oficina se le ocurre mandarme este texto. Sos bueno, Hernán, buenísimo. Pero ahora mismo te odio bastante. Felices fiestas.
Mordi
13/12/2006 a las 12:19
Hola hernán y resto de habitantes peninsulares.
Es cierto que festejar en verano tiene mucha onda.
Recuerdo haber enviado fotos de mi celebración del año nuevo 2000, junto a la pileta de la casa de mi amiga Silvita, en Va. Ballester.
Pero también tiene onda la nieve y el frío. Los de los cuhetes que no suenan mucho es cierto en la zona pirenaica. En Tolosa, Occitania, allende los Pirineos, para los barceloneses, donde yo vivía antes, no se oía nada para fin de año. La venida de los Reyes sí se festeja con roscas de Reyes y sidra.
Más al norte de los Alpes y del Rin, en cambio, los años nuevos se festejan a lo loco! Viví esa experiencia en Berlín años atrás... Ahora estoy en Copenhague, Dinamarca, y los preparativos de la Navidad y los festejos previos van prometiendo.. Aunque los Reyes por acá no sean muy esperados.
Haffner
13/12/2006 a las 11:50
Juan Carlos,
Horror esas 'fiestas' mientras vivi en el Hemisferio Norte.Fiesta del consumo y de la careta,algunos se disfrazaban de alegres y daban ganas de cantarles 'son amargos,son amargos de verdad'.
Horror que mi exposa me obligaba a mandar saludos de fin de anio,que no era 'mi' fin de anio en forrisimas postales,que las encabezaba asi:
Estimado Herr Schwanzlang,

Para el dia de nacimiento de Joschua hijo de Josef-de profesion carpintero-,ocurrido el 25.12 y su circunsicion-ocurrida el 1.1-le deseo lo mejor.

Los amigo teutones llamaban a mi exposa para descifrar el enigma,mi exposa me queria clavar en la cruz y yo consegui mi objetivo:Nunca mas tarjetas navidenias.

El unico que me entendio y se rio y me persigue hasta hoy con eso es mi amigo el Loco Diego
...de profesion...caaaaarpintero

Tutto bene.H

ps Nothing changes on New Year Day.U2
Bart
13/12/2006 a las 08:06
El cuñado

¿Tuvo que adelgazar para parecerse a Papa Noel?
¿No tienes fotografías de ese momentazo?

Laura

No debe apenarte que tus sobrinos apaleen un tronco. Si inculcamos a los niños la idea de que apalizando a alguien, éste nos da regalos, estamos preparando un futuro más justo, con un reparto equitativo de la riqueza, donde nadie acumulará posesiones por miedo a ser golpeado con bates de basevol. Creo que Marx ya habló sobre el Tió en su Manifiesto Comunista, lo que provocó el enfado de Engels, que le gustaban más los Reyes Magos.
monoyorugua
13/12/2006 a las 02:46
Sos casi como un primo pelotudo que nunca falta a la hora de empedarse y cagarse de la risa mientras fumamos un canutito. Hasta ahora me habia dedicado a leerte sin intervenir, pero en este, como te noto un tantin extraniero, te comento que vivi cerca NY por un par de anios no hace mucho. Es decir comparti un tanto de lo que te pasa, la diferencia es que mi hijo se quedo en Mdeo mientras yo estaba alla. Y te cuento que ademas del frio de cagarse, de esa mierda blanca que te congela las rodillas, el 31 de diciembre, en los iueseis tiran esa bola pedorra que miran un millon de personas. Mientras todos esos pelotudos estaban contando los segundos en Time Square yo iba cantando murga en pedo por la 8va Avenida, en el viaje astral mas impresionante que me pude imaginar; ya que yo iba caminando por mis callecitas montevideanas, te lo aseguro.
Un abrazo entre calido y nevado.
José
12/12/2006 a las 23:04
Hernán, tengo que reconocer que eres un genio por la capacidad de emocionar con tus relatos...

...y sí, la Navidad con frío o calor es como echar un kiki con frío o con calor... son sensaciones distintas, pero en ambas situaciones pueden ser placenteras o pueden ser una mierda...

...cuando yo era niño, la noche de Reyes allá a la madrugada, mi padre nos despertaba porque decía que acababan de venir los Reyes, y que nos daría tiempo a verlos... "corred, corred, que acaban de dejar los regalos..." y nunca llegué a verlos del todo, porque en la calle era casi de noche, hacía varios grados bajo cero (era un pueblo de la montaña de León), incluso había nieve, pero sí que sentía ladrar los perros del vecino... bueno, mi hermano que decía que había visto al Rey Negro...

...en fin... lo echo de menos...

...ya adolescente ¿qué decirte de la Nochevieja? que el frío también invita al acercamiento con las rapazas...

...y te podría contar 200 historias de la navidad ...una de las mejores Navidades de mi vida fue un año que nevó y no pudimos salir del pueblo porque las carreteras estaban cortadas... toda la noche bailando en bar... jugando las cartas... y a la mañana el orujo...

...y sí, ahora en Barcelona echo de menos el frío, el intenso frío de León... la nieve, las heladas, el calor de la casa de mis padres... y eso que nunca me gustó la Navidad, pero sí el frío...

...y como me emocionan tus relatos, y lo duro que estar lejos de la tierra, también me emocionó un anuncio de hace años de TVE de unos gallegos que en BAs comían las uvas a las 8 de la tarde...


"El Cuñado"
12/12/2006 a las 22:56
jajaja, me hiciste acordar esa navidad que te disfrazamos de papá Noel y te pintamos la cara de blanco para que no te reconocieran los chicos y vos de boludo y vergonzoso apareciste con las luces apagadas corriendo y gritando jooooooo!, jooooooooooo! con unas bolsas de consorcio enormes, y en ves de parar a repartir los regalos, las tiraste en el medio del pasto del patio y seguiste corriendo y gritando por lo oscuro hasta desaparecer dejando a todos los chicos asustados y decepcionados, mientras nosotros, los mas grandes no podíamos explicarles nada de la risa. O aquella vez que me tocó a mi disfrazarme y me subí al techo, estábamos todos tan "alegres" que me agarró un ataque de risa, de verlos a tus viejos y los míos en pedo caminando como zombis con esas estrellitas que hacen chispas y se me aflojaron las piernas y no podía bajar por una escalera que habíamos puesto contra la pared, que buenos y lindos recuerdos...que no me dan nostalgia ni nada de eso, porque siempre estamos por encontrarnos y cada vez somos mas, salud!
Laura
12/12/2006 a las 22:18
tenés una gran cualidad de expresar esos puntos nostalgicos que todos los que estamos a fuera sentimos. No solo por este relato, sino por todos en los que hablás de allá! Al menos, yo me siento totalmente identificada con cada cosa que ponés!

Después de 15 años pasando las navidades al otro lado, seguimos comiendo ensalada de fruta con la calefaccion al max. !!

vos no sabes lo triste que es ver crecer a tus sobrinos queriendo pegarle a un tronco!!!
fernando
12/12/2006 a las 20:47
Muy bueno el relato.
Aunque la verdad, nunca viví los pormenores de la navidad, y siempre la terminé borracho dando vueltas por la plaza del barrio. Lo sigo haciendo.
ixone
12/12/2006 a las 20:20
no soy argentina, pero perfectamente comprendo todo lo que dijiste... fue muy extraño mientras leía porque me sentí totalmente identificada con lo que decías... pero al revés. y es que yo tuve que viajar hace tiempo a buenos aires, y viví alli varios años, extrañando todo lo de acá...

un pastor, perdido en los montes vascos, nos traía regalos a todos la noche de navidad. era como los reyes magos pero en solitario, un papa noel de la tierra. Mi navidad no olia a espiral, ni tenia de fondo el sonido de un ventilador.... Olía a galletas y leche y en nochebuena solo se escuchaba el rumor de las voces de mis familiares mientras los niños fingíamos que dormíamos. De vez en cuando creíamos oir los pasos del Olentzero, así se llamaba el pastor, pero al final descubríamos desilusionados que sólo se trataba de un tío que iba al servicio o la abuela que buscaba algo en el salón...

En Nochevieja nos juntábamos todos, bien provistos de serpentinas, confetis y bengalas (está bien, no son los fuegos artificiales a lo grande, pero para un niño era más que suficiente). era la noche más emocionante del año y ver la televisión era una tradición, igual que lo es ahora recibir el año nuevo con la capa de ramón garcía frente a nosotros. pero eso no es lo importante: lo importante es que estabamos y estamos todos juntos, y el calor más agradable es el de la compañía.

Mi primera navidad en argentina no fue navidad... Fue un segundo verano el mismo año. Los anuncios de televisión me recordaban otra realidad que estaba lejos, mi realidad.

Ahora que he vuelto lo vivo igual, sin la ingenuidad de la infancia, pero con las mismas tradiciones, estúpidas o no, pero inquebrantables. Y no lo cambio por pasar la navidad en chancletas, en la pileta o la playa. Aunque entiendo que tú sí.

Un relato precioso. Actualiza más a menudo, por favor!!!
Juan el Malo
12/12/2006 a las 20:09
No puedo entender que luego de leer algo tan divertido y profundo a la vez haya pelotudos que lo ùnico que atinan decir es: PRIIIIIIII. Què les ocurre?? Se vuelven idiotas?? Porquè no se van a otro blog???
Ivan Tchakoff
12/12/2006 a las 20:06
Por fin un español con sentido del humor!!!!!!!!!!!! Aguante el Madrileño carajo!!!!!!!!
CLAUDIA
12/12/2006 a las 17:41
Que bueno, por Dios!!!! caí en este blog de casualidad, "linkeado" por otro, y no puedo desengancharme.... suscribo casi todo.... la próxima será mi novena navidad en España (sí, ya soy una emigrada veterana...) incluso una vez -cuando era estudiante- me fui a la Puerta del Sol a recibir el año, y es cuando más eché de menos las ojotas y el clericó en la terraza, entre esos miles de personas y con unmontón de amigos, viví la soledad.
Ahora, no es que elija ver el programa de la tele, pero le he encontrado el gustito al festejo pseudo familiar que puedo tener aquí, mientras me muero de envidia por no estar en Rosario preparándome para ir a bailar después de las 12 al río....
No es que me guste comer polvorones... pero como dice Bruce Lee resucitado en el anuncio de coches: "no te adaptes a la carretera... sé la carretera"
 Teresiña
12/12/2006 a las 17:15
Cargá a la NIna, secuestrá a la catalana y venite. Listo
Lukre
12/12/2006 a las 16:40
hernan
hacemos una colecta para enviarte a Argentina esta navidad?? creo que lo necesitas.. ya mismo
catrielense
12/12/2006 a las 16:21
Hola, un saludo desde Catriel!
Yo que vos Hernán me vengo para Argentina a pasar las fiestas, no seas gil!
Qué calor!!
dosdedos
12/12/2006 a las 15:42
Estoy llorando, pelotudo. (uy, perdón, es la emoción que me empaña la lengua).

Wuaaaaaa....
Diego A. Rotés
12/12/2006 a las 06:14
Son jodidas las navidades y años nuevos mirando a los conductores de televisión en un programa grabado, además del frío que te cala los huesos. Gracias H por hacerme recordar el pionono y las navidades calurosas en Baires.
12/12/2006 a las 05:16
Mary ( Nº166) no sabe lo que le espera. Yo estoy a punto de pasar mi segunda navidad con gente que, si bien comen en el patio, parece que lo hicieran adentro. se visten bien, y a las doce en vez de chupar, se reparten regalos apáticamente.
Mis navidades ya perdieron el ventilador y el espiral (acá no hace tanto calor, ni hay mosquitos), y ya no puedo justificar estar adentro de la pileta a las 12, tomando sidra Real y comiendo almendras.

Una pena.
La NiNoNa
12/12/2006 a las 05:00
Ciao!

a ver, cual de todos los expats/emigrantes que hablan van a tener igual navidad y fin de anio?? yo no.. en estas tierras el lunes 25 dic estare trabajando igual que el dia 1 enero!

lo peor, todo el mundo vuelve a sus paises, y yo aqui, buscando uvas y algun inocente que quiera seguir mi vieja tradicion...

mierda, estoy llorando! Beso
Che
12/12/2006 a las 00:15
Si, tal cual, llamás para saludar y te quedas colgado, transportado... a ese rincón al lado de la parrillla, la conversación chota con el cuñado pesado y aburrido, las bombas sonando a lo lejos...
Conchitinareina
11/12/2006 a las 22:20
Madrileño, eres un genio.
Y mira que es la primera vez que escribo aquí, y siempre me quedé con las ganas para decir que, el genio, era el dueño del blog, el Casciari.

Pero, jolines, tío, es que esta vez me has decepcionado.

Si yo fuera tu mujer, pues eso, que estaría muy triste.

Mira, yo también extraño mis navidades. Aquellas en que creía en los Reyes Magos. Aquellas en las que soñaba semanas antes, es más, todo el año antes, convencida de que algo iba a pasar, de que iba a haber magia, ya sabes, como en las pelis tipo "It's a wonderful life".

Pero, alma de cántaro, anda que ir a quejarte, a tus añitos, de que si el clima, de que si el Ramón García, de que si el reloj de la Puerta del Sol; anda que ir a llorar, pensando en que esa magia que todos, de niños, creíamos que tenía la Navidad, depende de cosas tan chorras como el clima o imbecilidades como esa ¡no me seas subnormal profundo, no nos decepciones con lagrimitas tontas, jolines!
Pepecurdele
11/12/2006 a las 21:25
Madrileño, sos un capo. ¡Gracias!
Lost in Translation
11/12/2006 a las 20:21
La verdadera desgracia no viene por el clima del pais que celebra una determinada fecha, la verdadera desgracia es ver como algunos se endeudan comprando regalos y otros no llegan a fin de mes. El frio, el calor, la buena compañía son efectos colaterales, de la misma forma que uno del norte te dirá que en pleno verano navideño uno no puede comer turrones porque es de lo menos apetitoso...y?
a mi personalmente no me gusta la navidad, es más, respeto a quienes la celebran pero no siento ningun tipo de sentimiento hacia tal fecha. Hay niños que no saben ni quien es papa noel, ni quienes son los reyes, porque se la pasan buscando en la basura restos de algo para poder vender por dos duros y medio. En cierta forma vos como siempre critico ante todo lo que te rodea hacés ver una vez más que pasarla en frio no tiene gracia, es mejor en calor. Bueno, yo te doy otro punto de vista, pasarla con flia y entre amigos queridos es mucho mejor que el frio o el calor, navidad o no, sea el mes que sea en el calendario.
Te lo dice una que por estas épocas se pondría a dormir hasta despues de enero para evitar ver como sobre regalan a unos pendejos y otros no tienen nada...en fin...sea como sea, Feliz Navidad para ti y para los lectores.
Gastón
11/12/2006 a las 19:48
Felicitaciones, muy buen relato...Tienes una habilidad impresionante para describir las costumbres y la forma de vida en Argentina.
Nombras pequeños detalles que conectan con millones de recuerdos y hacen que uno se traslade por un momento al lugar donde estos se llevaron a cabo. Me gusta mucho leer este blog, muestra lo que sentimos muchos argentinos que vivimos lejos de nuestro pais.
Saludos
Pablo
11/12/2006 a las 18:06
Suena lindo el comentario de un argentino hablando de esas costumbres tan nuestras desde tierras tan lejanas...
Creo que me has hecho valorar lo que por familiaridad o hábito suelo ignorar.
Van leider
11/12/2006 a las 17:48
Como galleguito, pero de una ciudad todavía más abajo que Orense, una de las cosas que más me soprende de este blog es ser visto a través de los ojos de alguien de todavía más al sur, lo que me hace sentir del norte, ahora entiendo un poco mejor a los suecos. Toda la vida lidiando en el extranjero con los tópicos de la sangre latina, la pasión, las fiestas, el cachondeo, la pereza, el "mañana!" y resulta que al final soy de Upsala. glups
Pepecurdele
11/12/2006 a las 17:11
Yo también extraño las navidades y el olor a Fuyi, el olor a pólvora de los petardos y el olor a asado. Gente yendo y viniendo, las mujeres preparando las ensaladas o no, la mesa llena de piononos, vithel thone y tomates rellenos. Y el calor inmenso y la alegría de la gente.
Pero de ahí a defenestrar las fiestas de aquí hay un trecho. No soy un tipo políticamente correcto ni nada que se le parezca, solo me da vergüenza ajena la argentinada berreta de hacer comparaciones...¿la pasás mal con las fiestas en invierno?. Tranquilo viejo, tranquilo, como decía la Merello: volvete y listo y disfrutá otra vez de nuetras fiestas, nuestro Fuyi, nuestro calor, nuestros piquetes, nuestro me-entierro-hasta-las-manos-para-comprar-un-regalo.
Me parece que derrapaste mal. Una pena porque escrbís como poca gente y lo peor es que te acordás de "eso": el Fuyi, el ventilador y todo lo demás.
Igual no te preocupes, yo vivo en Bélgica, donde hay 400 marcas y tipos de cervezas y hay un pibe, pobre, que se quiere traer un palette de Quilmes. Como ves siempre hay consuelo de cara a cualquiera que está peor que uno.
Igual te mando un abrazo.
Mary
11/12/2006 a las 16:30
Pucha che... y yo a punto de irme a vivir afuera...
Quelopario!.

Claro que Santiago de Chile esta a una hora y media de avión de Buenos Aires... en el peor de los casos te venis en bondi y te dibujas la raya del orto durante los festejos... no creo que corra riesgos de pasar las fiestas fuera de casa.
Asi y todo en Chile tampoco hace frio para esas fechas..
Dificil pensar en una navidad helada...
Bueno, seguramente algo bueno debe tener.
Quizás sea cuestión de amigarse con sus costumbres y buscarles el lado positivo.
Cachai?
(brrrrr me corre un frio por dentro...)
Esteban
11/12/2006 a las 16:18
Un Salud!!!! para Madrileño
Reinacoral
11/12/2006 a las 15:07
No sabía que la navidad española era tan chota. Queres que hagamos una vaquita y te mandamos los pasajes?
Mantis
11/12/2006 a las 14:52
Oh, bravísimo.
Siendo estas las primeras navidades sin mi hermanita menor, he de decirle que así y todo no las haré de tristeza toda, sino también de recuerdos lindos. Que no todo es llanto en el duelo.

Mis respetos, y hasta el próximo artículo.
Madrileño
11/12/2006 a las 14:28
Por cierto, aunque no soy argentino pude ponerle música al "Llegaron ya..." Lo tengo desde hace años, muchos, en algún remoto disco de Los Fronterizos.
Madrileño
11/12/2006 a las 14:20
Imagino que si yo tuviera que pasar unas navidades en el Sur, con calor y en manga corta, me sentiría tan descolocado y nostálgico como tú, Hernán, y todos tus comentaristas sudamericanos os sentís con nuestro frío. Para mí la Navidad es así, un frío que pela en la calle y calorcito de hogar en casa. Si algo he echado siempre de menos es que, en realidad, casi nunca nieva de veras, cuando toda nuestra mitología navideña está llena de paisajes blancos. El olor de la navidad es el musgo del Nacimiento, las agujas del pino... Del caga tió no sé nada, soy madrileño y siempre pasé aquí la Navidad. Paso de Papá Noel, los regalos los traen los Reyes la noche del 5 de Enero, y se encuentran junto a los zapatos la mañana del 6, y te puedo asegurar que es también una noche mágica, que me sigue agitando el corazón a los cuarenta y muchos.

Tienes un blog fantástico, escribes como los ángeles - últimamente, poco, ¿no? - y leerte ha aumentado, cosa que no creía posible, la simpatía irresistible que siempre me han despertado Argentina y los argentinos. Algún lector español se ha mostrado ofendido por aquí por un supuesto "antiespañolismo" tuyo y de tus lectores. No hagáis caso, no todos los "gallegos" somos tan serios y tan secos, algunos sabemos entender ese humor que es uno de vuestros rasgos más admirables y que, si empieza por no "respetar" ni lo más sagrado para vosotros mismos, mucho menos se va a detener por puteada de más o de menos contra este país mío, lleno de necios solemnes y de mediocres picajosos.

Venid, venid más y contagiadnos, aunque os cueste el sacrificio de pasar frío en año nuevo, no encontrar un asado decente ni un dulce de leche que merezca el nombre, no poderos besar en público sin pasar por maricones o raritos y tropezar todos los días con la cortedad mental generalizada. Algunos os lo agradecemos mucho.
Ori
11/12/2006 a las 14:18
Mosca y me asustas al gordito.
Hernán termina de leer el comentario de Incitatus, (no te asustes, a él también lo enloqueces) casi escribe tan bien como tú (no serás tú mismo alabándote).
Leerte Casciari, es una salida al aburrimiento?

Esteban
11/12/2006 a las 14:06
Aun hoy escucho el piiiiii de un petardo que me exploto a 5 cm de mi oreja cuando tenia 16 ... hoy tengo 32.
Tambien escucho el "boludo, te voy a aplaudir las bolas" que me dijo mi viejo al ver la escena.
Que asó con el amigo Fede O?
germán
11/12/2006 a las 13:39
"Leerte es siempre un placer", escribió alguien más arriba. Y debe ser el mejor elogio que un escritor pueda recibir. Ese y -modernidad mediante- que Orsai sea seguramente uno de los blogs más linkeados en la red entre los bloggeros de habla argentina. De mi parte, ya te he convertido en autor de referencia en el blog con el que intereactúo con mis alumnos de comunicación en la UBA!!
pal
11/12/2006 a las 12:16
que después de estos anhos te sigan apareciendo gente como incitatus.... date con una roca en los dientes Casciari! me alegro.
(Es un caso especial, permítelo: saludos a los chilenos que anden por aquí y vayanse pa´plaza italia machucaos!)
INCITATUS
11/12/2006 a las 05:33
Bien, no lo aguanto a usted, Casciari. Cómo se atreve. Quién le da permiso, tipo odioso, con qué derecho, vamos a ver.
Yo soy, como usted, escritor y periodista, la verdad es que debí poner esos términos al revés pero ya es tarde para arrepentirse, y tengo mi paginita en internet, en un ¡prestigioso! diario digital. Seis años hace que empecé. Hasta la noche de ayer mi vida era feliz (hasta donde puede ser feliz la vida de un periodista, que no es mucho). Mis lectores me quieren, eso lo sé porque me envían todo el tiempo mensajes cariñosísimos desde las partes más remotas del mundo, incluidas Nueva Zelanda y desde luego Mercedes, Argentina, país remotísimo donde los haya. Bien, es verdad que también hay mensajes de lectores del Opus Dei: esos no son tan cariñosos, mejor dicho no son NADA cariñosos, pero hasta ayer mi vida era razonablemente feliz y yo estaba tranquilo y contento.
Todo se jodió anteayer, cuando yo robé de la Redacción de mi trabajo un libro feo y de pastas de cartón que se titulaba "Más respeto, que soy tu madre". Como usted sabe muy bien, ¡canalla!, es completamente imposible encontrarse con un libro que se titula "Más respeto, que soy tu madre" y no abrirlo, así que me puse a leer dos horas después, sentado en el retrete. No es una falta de respeto, conste. En el retrete se lee muy bien. La última vez que leí El Quijote empecé y terminé ahí sentado (pero muchas partes del medio las leí en el sofá o en la cama o en el Metro).
Ni se me había ocurrido tirar de la cadena cuando me di cuenta de que el libro era una traducción. Aquello, sin duda, estaba escrito por un argentino que había traducido su libro al español. No me gustó eso. "Las cosas hay que dejarlas como están, mira tú Julio", pensé, acordándome de Cortázar, que jamás tradujo un libro suyo al español, pero reconozco que eso de la traducción fue lo único que no me gustó. Me levanté del retrete, miré allá al fondo antes de tirar de la cadena (no había, es la verdad, mayores expresiones artísticas) y, ya en la mesa, me terminé el libro de un solo aliento.
Inmediatamente después me lancé a internet. Casciari. Quién es este tío. Y lo encontré a usted.
Por eso le odio tan minuciosamente.
Pontifica usted sobre las navidades en el Norte y en el Sur. Bromea usted con los videntes, personajes entrañables. Sus personajes, que ahora conozco en versión original y no traducida, maltratan físicamente a menores sin el menor síntoma de arrepentimiento. Son homófobos (mássssomeno), algo que duele mucho al padre de un hijo que se acaba de casar con su noviecito de varios años. ¡Fuman! ¡Y se drogan! Hace usted burla de los ancianos italianos. Se le ve el racismo contra los naturales de Guinea y del Uruguay. Pone nombres absurdos a los perros. Y defiende usted la comida-basura, o sea la pizza argentina con el corazón de tarantela.
Algo hay que hacer contra la gente como usted. Yo, por mi parte, enfadadísimo como estoy, he añadido todas sus páginas a mis "favoritos" y prometo airadamente no dejar de leerle jamás, pedazo de canalla, porque escribe usted como los ángeles, porque tiene la gracia (copiada, sin duda copiada de por ahí) que yo querría tener y porque sus inmerecidos miles de lectores lo quieren a usted, inmerecidamente, tanto o más que a mí me quieren los míos, eso sí, con todo merecimiento.
No vea usted en mis palabras el menor rastro de envidia. Usted vive en España y ya sabe que aquí esa palabra no existe. Sólo se usa en el extranjero y en países remotos como Argentina.
No engaña a nadie diciendo que tiene treinta y cinco años y poniendo esa foto de un tipo con cara de inocente pan de hogaza. Usted es, sin duda, un viejo abyecto con barbas medievales y con gorro azul en forma de cucurucho adornado de estrellas y soles y planetas de papel de plata.
Me propongo desenmascararle, se lo aviso desde ahora. Usted a mí no me hace esto. Usted a mí no me hace disfrutar como jamás disfruté desde "Historias de cronopios y de famas" sin pagarlo muuuuy caro.
Pienso decir lo que opino sobre usted, ¡miserable!, en mi propia página de internet.
Aténgase a las consecuencias. Usted lo ha querido.
Severamente

INCITATUS
Laura
11/12/2006 a las 05:19
Leer este post tuvo su acabóse con el comentario #126

Listo! ahora tengo ganas de navidá y fin de año a full !!

Gracias Hernan
Guille
11/12/2006 a las 04:43
Justo estaba organizando esto de las fiestas, y protestando un poco, como de costumbre, je je..pero al leer esto agradezco ser parte de este lío navideño junto a mi familia, que tiene todo lo que dice el post y que por eso se extraña tanto cuando uno está lejos...
Me hiciste llorar, sabelo!
Sdos calurosos!

mirate esto, justo aca hable de algo parecido:

http://ar.geocities.com/ultrareloaded/
ojotazeta
11/12/2006 a las 01:06
Al Guillermo le digo que hubiera preferido que no se muriera el Pino-noche. Que le hubieran dado los 999.000 años de cárcel que merecía y que muriera allí. De cualquier manera ahora hermano chileno que se terminó la Pino-noche usen el Pino-luz y dejen todo limpio ahí.

Casciari, es lo primero tuyo que leo y me encantó, mi hijo fue el que me dió el dato.

Realmente, creo que cada país tiene su costumbre y debemos respetarla, pero es obvio que Navidades como las nuestra No Hay! (para nosotros)

Guillermo
10/12/2006 a las 23:19
Dificil entenderlo si no eres de Latinoamérica... Blanca y Radiante... Antonio Prieto, cantante Chileno, además cantante de mi ciudad, mi querido Iquique. Te cuentoque además, en esta nortina ciudad se celebra con muuuuuchos carros alegóricos en las calles, en cada uno de ellos con un viejito pascuero lanzando pastillas y dulces a los niños, estos carros los desarrollan los sindicatos, las empresas, los pobladores, en fín...Mucho color, mucha calor, mucha alegría, típico de estos pueblos, te cuento además que este año el viejito pascuero se adelantó y me regaló la muerte de Pinochet días antes de navidad, este año nuevo sí que será para celebrar.
Victoria
10/12/2006 a las 22:35
la última navidad dije lo mismo ("no paso otras fiestas con este clima")...y acá estoy por tercer año consecutivo, pero en 2007 prometo volver al clericó, los huevitos rellenos y los chasquibum en la vereda.

Lisandro
10/12/2006 a las 20:55
La vida se resume en una buena mesa navideña, donde los turrones van y vienen
Toy folloso
10/12/2006 a las 20:10
Argentinos en Catalunya: contagiadnos la alegría que teneis, porque , como ha contado Hernán, las Navidades aquí son peor que un velatorio, peor aún que el respeto al horario en los aviones que vuelan de acá para allá.
He apuntado en el cuadernillo lo de los 45º, las bombachas y la parrilla. Si esto no mejora, en el año 2086, cuando termine de pagar la hipoteca, vendré un mes a la cuna del tango.
seburu
10/12/2006 a las 15:11
minusválido, no sería antiespañolismo.

mirá, hay un pueblo en perú (muy supersticioso) que dice que hernán no es gordo. en realidad es flaco en estado de implosión constante. tiene muchos prejuicios adentro, y la mecha sería, en este caso, la navidad, como lo fueron antes los tontos.

la tara de hernan obedece a que:

1. encuentra muy divertido hablar de los demás desde su argentinísimo modo de ver. dicho divertimento solo se aprecia empatizando con él, viendolo como el lo ve. sino, te suena a prejuicio sin gusto. si un alemán escribe un chiste seguramente para mí sea malísimo, pero si lo veo contandolo quizás me voy a reír con el, de el, todo.

2. y vale lo contrario, que el se ría de mí si le da gracia, porque se trata de un humor honesto que ridiculiza las diferencias: vos le podes decir cualquier cosa, la mas baja, ruin, canallesca, y se puede cagar de risa. acá somos amigueros y vale todo. y más cuando estas en la casa de un amigo, o sea, en españa.

la idea, de última, es justamente no tomar las cosas en serio.
Minusválido
10/12/2006 a las 11:40
Soy un pobre gallego que vive en España y por tanto padezco una triple minusvalía. Además de tonto no soy argentino y para colmo de males vivo en mi país. Lamento de veras que muchos de ustedes pasen sus Navidades lejos de su tierra y de sus seres queridos. Debe ser durísimo. Yo, además de con mis tres taras, siempre pasé estas fiestas con mucho frío y con toda mi gente. Cualquier otra cosa sería para mí inexplicable. Pero también me resulta inexplicable que el argentinismo de los exiliados siempre se acabe convirtiendo en antiespañolismo. Inexplicable y aburridísimo. Intento comprenderles pero no puedo. Como soy gallego y vivo en España...
Blogissimo
10/12/2006 a las 11:30
Necesito chocolate después de esto.
carre
10/12/2006 a las 05:47
Ojalá leas esto Hernán, porque me emocionó mucho tu post. Yo sólo pase una navidad fuera de casa, y me costó mucho; aunque a veces parece que el Papá Noel y todo hacen una fecha comercial, es lindo poder darse cuenta que en el interior de cada persona es una fiesta por la familia, donde cada uno encuentra su lugar y por un par de horas es felíz....

Abrazos y besos de un uruguayo no tan entrado en años pero muy emocionado igual.
MARIANO!
10/12/2006 a las 05:14
Las juntadas con amigos, cada uno se robo una cidra, cerveza, vino o cualquier cosa de la casa, y terminar doblados en alguna fiesta desconocida!!!

QUE LINDO ES SER ARGENTINO EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO!!!!!

Saludos desde Banfield, Bs As, Hermosa Argentina!!!!!
clau
10/12/2006 a las 05:04
Simplemente me encanto saber que mis sentimientos son los mismos de muchos mas, que a pesar de la distancia jamás podremos superar del todo el no estar con los que amamos en esos momentos tan especiales. felices fiestas!
C.
10/12/2006 a las 01:00
"ni te llama por teléfono a las doce en punto un pariente emigrado desde España, para decirte que allí ya son las cinco de la madrugada"
Pero entonces a esa hora estas muy borracho que no son las 5, son las 4!

..Yo también estoy lejos y es mi segunda navidad. pero aunque me resfrie, me pienso clavar una sidra en el balcón, a las 12 y a las 4 de la mañana. y punto! No se puede avanzar si miramos solo para atràs.
besos.
Paco
10/12/2006 a las 00:35
Se me piantó un lagrimón al final... debe ser porque ando mas trolo que nunca ultimamente... Realmente me emocioné. Siempre pasé las fiestas con mi familia, y tipo una y media de joda con mis amigos. Debe ser realmente jodido no poder hecharle en cara a algún tio el asado arrebatado, o disfrutar de la sonrisa con un pedazo de lechuga entre los dientes de algún otro pariente. No me imagino un 31 sin hacer el ritual que tengo desde los 16 años, mas o menos, que consta de ir caminando con algunos amigos hasta el punto de encuentro clave del barrio, con unos cuantos tintos afanados de mi heladera abajo del brazo, y pidiendo sacacorchos prestados a los vecinos desconocidos que miran los cuetes en la vereda.

¿Por que no te venís pa Bs. As.?

Si te sirve de algo, aunque no te conozca, el 31 brindo por vos. Y el 25 también. Además, por lo menos podés hacer un poco de catarsis pegando unos cuantos palazos al tío diarreico ese que nombrás...

Y ahora voy a intentar dejar de ser cursi en un medio público, hay que mantener la imagen -aunque sea un poco- del macho argentino.

Saludos Hernán. Leerte es siempre un placer.
Gabriela
09/12/2006 a las 21:48
Hace 2 meses que sigo en silencio tu blog, disfrutando de cada post, y aunque algunos me han tentado, sólo al leer este artículo no he podido evitar escribir.
Soy española, eso dice mi pasaporte, y sólo
tengo 22 años, pero pasé 10 (11-21) en Buenos Aires, pero la verdad es que en el fondo, y a pesar del pasaporte, yo lo que me siento es argentina ¿Se puede? ¿O es una contradicción?

Hay muchas cosas que hecho de menos todavía, y otras que me preocupo en no perder (mi abuela está asombrada por mi acento, que mantengo con tozudez, a pesar de que lamentablemente va haciéndose más suave y ya no lo escribo como antes) y otras que ya me he resignado a no volver a vivir.

Pero al ver el artículo de Navidad me he dado cuenta que es una de estas últimas cosas. He recordado las celebraciones en el jardín con la pileta prohibida para los niños -no se fueran a ahogar decía mi tía-, las barbacoas y los helados robados a escondidas, mi hermano desenvolviendo remeras de verano horribles con una cara más horrible aún y el marido de mi tía intentando convencer a mi padre que este año los fuegos artificiales iban a ser mejor que los del vecino. Una de mis primeras borracheras y cantar villancicos (españoles) a voz en cuello y desafinada, esconder el turrón -también español- entre dos árboles del jardín porque no nos gustaba....
Para mi -como en un post anterior- la Navidad olerá, a Jazmín, a naranjas y a pólvora. Pase yo los años que pase por estos lares.

P.D: Mi familia no es catalana, y te he de decir que en mi casa siempre se recibió a Santa Claus/Papá Noel y a los Reyes el 5 de Enero. Lo del Tió la verdad es que me ha dejado .... muerta! ;)
Grivok
09/12/2006 a las 21:39
Antes que nada? Gloriamundi (#101)? Hernán era un niño? que carajo sabía de perisodáctilos y artiodáctilos? solo quería escuchar cuando llegaran los reyes?

Excelente el post? me dio nostalgia por la niñez? me pasa a mi también sentir esos olores que te recuerdan la navidad? pero es solo el olor típico de verano? que nuestro cerebro lo relaciona con recuerdos? snif? snif?

Ahora las fiestas son patéticas? pero por suerte? no tenemos vecinos que vengan a brindar con botellas? ni tíos y primos borrachos y diciendo boludeces? nosotros el patetismo lo mantenemos en la intimidad?

Es muy bueno poder enterarse de la cantidad de formas distintas que tienen de festejar la navidad según los países?

Trabajé cuatro años en ADT (una empresa de seguridad) donde tenia que pasar las noches de navidad adentro de una oficina junto con mis compañeros llamado a estúpidos que ponían a sonar la alarma para hacer quilombo?

Yo también quiero que Santiago (#122) me invite a pasar Navidad en Brasil con su flia?

Por último? a los que le dicen a Hernán que no se queje? que esta ganando Euros? o que se compre un pasaje? ¡No sean salames! Que los Euros no valen lo mismo en Europa que acá? y que no siempre es fácil tomarse un avión y cruzar el océano? y todas esas cosas no eliminan la nostalgia?

Y a vos Hernán? insito en la pregunta que te hizo Pianista (#32) ¿Qué haces con tu cuñado al lado de la parrilla habiendo chicas semidesnudas y alegres bailando?
carlos
09/12/2006 a las 20:17
Hernan.
Soy muy nuevo en estas lides del "blogueo". Pero mi mujer, que ya no lo es tanto, me dijo leé esto.
Y yo, que como siempre soy un boludo y le hago caso, lo leí.
Qué decirte, en muchas cosas no estoy de acuerdo, y eso que también hace 6 años que estoy en la "reputa madre patria".
Pero la sensación que tuve es la de alguien que sufre de "tanguitis". Y eso es (como dirían aquí) una putada.
Hay gente que hace energía de la basura. Un ejemplo (de basura, claro).
En fin, con esto de esta nueva comunicación (nueva?), tomé contacto con alguien que no conozco en lo más mínimo, y sin embargo te conozco de siempre, qué loco, no?
Bueno. Hasta aquí.
Un abrazo.
Y, sí, son las Fiestas, pero igual nos cagaremos de frío.
Frank
09/12/2006 a las 18:51
Muy bueno, saludos por allá desde Santo Domingo
ayla
09/12/2006 a las 17:39
Venia leyendo todo el post y pensando "es tal cual lo describe...", y si bien me lleno de nostalgia nunca me espere q cayera la lagrimita... :$
Yo estoy en Florida, EE UU asique por suerte no tengo nieve, si hace un poco de frio, como para buzo y nada mas... y estas van a ser mis primeras fiestas lejos de casa.
Los primeros diez anios de mi vida pase navidad y anio nuevo en San Antonio de Padua (Zona Oeste), los otros diez, en Capital (Palermo). Ahora que tengo 21 y soy una expatriada vamos a ver que nos inventamos con mi novio para sentirnos un poco mejor y no extraniar tanto... aunque vi un adelanto de un festejo en este pais: "thanksgiving" y fue aburridisimo.
Aparte estos amargos no tiran fuegos artificiales, y abren los regalos el 25 a la maniana... (pfff)

En fin, es sabado y voy a pasarme el resto del fin de semana tratando de evitar agarrar el nextel y llamar a mi viejo (que esta en Arg) porque se que voy a llorar.

Felicidades Hernan. Era una fiel seguidora de este blog cuando vivia en Argentina y ahora mas q nunca.

PD: Ni ahi q iba a apretar alt+whatever para poner todos los acentos. Mucha paja.
Emiliano
09/12/2006 a las 16:44
La verdad muy bueno, pero valga la aclaracion de que no en todos los lugares de Argentina, uno puede comer afuera y ser devorado por insectos. En Ushuaia, se hacia todo eso que vos contas pero techo adentro che.

Demian
09/12/2006 a las 16:00
Todavía no entiendo que hacés viviendo en Barcelona...
Pero bueno, felisa me muero!.
Susana
09/12/2006 a las 14:23
Sencillamente nostalgioso...sos tan fiel en las descripciones de lo que uno también hacía que hasta el olor al espiral Fuji me vino a la mente y a la naríz.Un abrazo patagónico!!!
Dora
09/12/2006 a las 13:17
Genial. Como siempre.
Mechi
09/12/2006 a las 11:41
Excelente post!!! y cómo me siento identificada... y cuánta nostalgia me despierta....!
Gracias por este relato.

Un beso,
Mechi (una porteña viviendo en Madrid)
Esperanza Paparula
08/12/2006 a las 23:17
qué hacemos por acá ??? yo extaño el fiambre alemán de mi vieja, que en Alemania no existe, y la lengua a la vinagreta ...
este año me voy de Madrid a pasar las fiestas a Holanda, a sentir un poco más de frío... a ver qué se siente !!!

Felicidades Hernán y flia !!! Besotes.
GUSTAVO
08/12/2006 a las 23:11
Sublime, la mierda cuando te leo, me produce envidia (de la buena) por que a mi lo tengo en la cabeza y no lo puedo escribir. Buahhhhhh!!!
Un abrazo enorme maestro y si queres en madrid , tenes lugar compramos espiral y petardos para darle un toque autoctono
abrazos
Gustavo
 Carolina Aguirre
08/12/2006 a las 23:08
Cuando voy a Mar del Plata, a lo de mi suegra, si llueve o hace demasiado calor nadie sale de casa. Voy hace tres años, y todavía no puedo acostumbrarme al hábito perezoso de mi familia política, de programar sus actividades de acuerdo al clima. Mi familia trabaja con lluvia, pasea con nieve e incluso va a la pileta en invierno.

Comprá cuatro o cinco estufas y ponelas en máximo, ponete short y ojotas, hacé asado, cortá fruta y llena de espirales toda la casa.

El clima es absolutamente subjetivo. Sin ir más lejos, ahora mismo, en mi casa, hace calor.

saludos
lamaga
08/12/2006 a las 22:35
Bó, con Calamaro no te metás! La navidad en México es igualita pero sin nieve y acá hacen "posadas" cantando una pelotudez en grupos semicorales alternados.
Larga vida a la misa criolla! Y qué me contás de los jazmines? El olor a jazmín era pura navidad...
En Montevideo también se usaba ir a la yapla a eso de las 3 de la mañana y quedarse chupando ahí hasta ver el amanecer.
Lo de los cohetes es igual en México. Acá las bombas brasileras no existen, nadie hace un carajo de ruido y lo de las uvas...por dios! En fin, es lo que hay.
El Tuero Poxirán
08/12/2006 a las 22:26
Uy loco, cuantos recuerdos me traés. Cuando yo vivía en fuerte apache una navidad vino un empleado de Georgalos disfrazado de papanuel. Entre el negro paluza, la gladi, el glóbulo y el caca martinez, hagarramo y le tiramo una lona encima (porque era mas bien grandote el guacho) y lo recagamo a palo, y luego le afanamo lo turrone y lo mantecole. Tambièn la yabe de la camioneta, el relò, la viyetera y lo sapato. Sin hembargo, no creo que fuerte apache quede cerca de varcelona; o tal vez si, no se. La cuestión es que la tradición la respetabamo igual que ustedes los uropeos; siempre caía para las fiestas algun boludo disfrazado de papanuel; y siempre lo loniabamo y luego lo choreabamo. Lo que si estoy seguro, es que no cantabamo las boludece esas que decis vos, que encima no se entiende una poronga. Firmado: el interno Nro. 130022/8 Unicad Carcelaria Nro. 22 Devoto.
Laura
08/12/2006 a las 21:26
Siempre te leo pero nunca escribo, pero hoy tuve que terminar de leer el post en medio de un charco de efluvios lagrimales. Allá amaba la navidad, acá la navidad me pasa como un día cualquiera. Extraño el intoxicarme a turrones y frutos secos en pleno verano, extraño el jolgorio, el ponerle el algodoncito al arbolito para que pareciera nieve jajaja, extraño el ananá fizz y el fresita, extraño mis chinchulines, extraño la ensalada mixta donde se sentía el verdadero sabor a lechuga cebolla y tomate, extraño a mi hermana diciendome no prepares esto que yo lo llevo, extraño la ilusión de envolver los regalitos y ponerlos abajo del árbol para que todos los vieran pero nadie los tocara, extraño el saber que son las doce por el el quilombo que se arma cuando toooodooo a la vez empiezan a tirar petardos.. extraño a mis viejitos, extraño los besos , que también se dan entre hombres, los abrazos y ese "feliz navidad" que suena distinto , extraño extraño y extraño....desde hace cuatro años mi navidad y mi año nuevo se festeja a las 4 de la matina a traves del fono.... pufff otra vez el lagrimón mejor lo dejo acá porque tampoco es cuestión de ir dando pena.... Felicitacíones por tu página sos un crack...Saludos a todos....
forban
08/12/2006 a las 19:29
Muy bueno. Al final casi se me pianta un lagrimón, a pesar que cuando lleguen las fiestas voy a odiar comer garrapiñadas y turrones con 35° de calor que me hacen doler el estómago, esperar a que mi familia se ponga de acuerdo acerca de si ya son las 12 ( generalmente mi viejo con autoridad gana el pleito y la hora de su reloj es la hora oficial argentina) y las cumbias que suenan en la radio.
lucas
08/12/2006 a las 18:29
el único problema es que para sacar la plata del colchón hay que levantarse.
Nicolás de Brasil
08/12/2006 a las 17:00
Leo tu blog siempre y nunca comenté. Me parece excelente, y el último especialmente emocionante. Dan ganas de invitarte a pasar la Navidad con toda la familia, acá en Brasil, adonde el calor es más caliente. Buena suerte y felices fiestas!
Silsh
08/12/2006 a las 16:50
todo un tanguito, Hernán, poblado de esas marcas que nos dejan los sentidos en la adolescencia.
No importa donde estemos, lo valioso es crearles esas mismas marcas a los que van creciendo en su propia realidad.
Y ahora es tu tiempo de darle magia a las fiestas para tu hija.
Buen año para todos!
Gi
08/12/2006 a las 16:15
Que asco de nostalgia eh!
Hace 5 años que me fui, hace 5 años que no vuelvo a mi Bs As... y a pesar de haberme ido puetando ese país, ahora cada día más me gutaría pasar las fiestas allá. Mi cumpleaños es el tema, el 12 de diciembre es un día soleado, caluroso, con ventanas abiertas... es más, siento que no cumplo años! porque esto de cumplir con frío no es muy real. Y venimos zafando Hernán, porque Cataluña zafa en clima, en el resto de España se están cagando de frío!!!!
Es lo que hay, macho.
 olo mosquera
08/12/2006 a las 16:14
Gracias #101: está corregido el error paridigitígrado.
Ori
08/12/2006 a las 15:47
Me despierto a las 5 de la mañana con mi abuelo, a tomar mate amargo y a escuchar la radio AM. Veo comiquitas toda la mañana con mis hermanos y me monto sobre la pulidora cuando mi abuela la pasa por toda la casa. Como nueces y avellanas todo el día. Cenamos hallacas, pan de jamón, pernil y pane ton (de frutas como le gusta a mi abuelo). Mi tío reparte los regalos con voz de San Nicolás?..Que recuerdos, ahora tengo 24 años y ya mi abuelito no está para tomar mate, ni bailar tango, ni comprar nueces y avellanas en Navidad, ni decir: Che piva!!! O la única grosería que lo escuche decir en toda su vida: Ándate a la mierda!!

Desde Venezuela (Mi abuelo Tito era uruguayo)
Crimson
08/12/2006 a las 14:55
Si de tradiciones navideñas de nuestras geografías se trata, me quedo con la del pesebre, y si es con figuritas de yeso pintadas, mejor. Papá Noel y el arbolito nunca me produjeron la misma ansiedad que la cuna vacía hasta el 25, custodiada por María y José, el burrito y la vaca, el pastito seco, el ángel vigilante (con un ala quebrada pegada con Poxipol) y los tres reyes esperando su turno, bajo la estrella de Belén, con su larga cola amarilla, y un nuevo pastorcito agregado quién sabe por qué mano misteriosa. Una podía estar horas contemplando la escena, como si en cualquier momento fuera a cobrar vida, mientras masticaba las garrapiñadas heroicamente hurtadas en alguna incursión clandestina a la alacena que atesoraba los dulces reservados para la Nochebuena. Después crecimos, claro.
  mafaldita
08/12/2006 a las 14:43
en aruba hace calor y revientan la isla con fuegos artificiales... nunca extrañe ninguna fiesta... pero un año en suiza me fui a dormir a las 11...
lindo orsai... sigo adicta
m
alejandrarepetto
08/12/2006 a las 14:22
Hola, Hernán, acá leemos con Fer y creemos que nada de esto es cierto. Para mí que andás cagando a palos al tió ése y que nos querés vender un personaje.

Si es cierto, relajate y disfrutá, que la vida es linda.

Creemos que lo único cierto de todo es lo que dice Chichita.

Besos desde el Sur, que es siempre preferible, hay que decirlo, pero por motivos ideológicos, más que climáticos.



GAVER
08/12/2006 a las 13:49
Hernan que hermoso relato.

Ver a los vecinos como se amotinan para estas fiestas ver pasar por la cuadra de tu casa los casilleros de cervezas, los medios corderos, como si fuera el último día. Salis a la vereda despues de la picada a eso de las 10 de la noches y poder ver el humo saliendo de las casas y sentir el olor asado que invade el barrio, escuchas musica variada desde cumbia, murga, temas de moda, pero todas conviviendo en esta noche magica. Los mas pequeños con los cuetes o bombas brazileras ( que yo no se si son brazileras pero se le sigue diciendo así por lo menos la gente de mi edad.) Cenamos en familia riendo, dicutiendo sobre el futbol, la politica, o el tema de moda, reflexionando por lo que nos dejo este año y eserando que lo que vendra sea mejor. Eso si a las doce todos a la vereda a esperar el año nuevo y ver los juegos artificiales, los rituales que hace todos los año mi Madre a las doce quemar el almanaque del año pasado y prender una vela. Y el deseo de feliz año, el abrazo y uno por dentro agradece por que este año todavia tiene los viejos con uno y la mujer que ama esta a mi lado. Sacamos la sidra y a brindar. Comienzan los vecinos con las visitas algunos vienen en estado que se podria decir normal, pero otros ya vienen mal heridos por el vino, el whisky o la cerveza. La noche te invita a quedarte afuera, vienen los amigos del barrio ya algunos casados, con hijos. Y mientras la familia esta en el fondo cortando el pan dulce o el turron. Uno se queda en el frente coversando entre cerveza y cerveza y recordando viejas epocas. Ya el ruido de las doce va terminando se escuchan los últimos explosivos y se ve pasar la bandadas de jovenes para los bailes. Ya eso de las 3 o 4 de la mañana uno se acuesta mas FELIZ QUE NUNCA.

Hernan perdon por este largo relato pero tus palabras despertaron en mi las ganas de contartelas.

Desde Montevideo te DESEO UNA FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO!!!


malena
08/12/2006 a las 11:36
bueno, pero no te quejes, por ahi te invitan a pasar la navidad con la familia real, o no sabes que la letizia ortiz la tiene linkeada a la mujer gorda ... eh???
www.letizia-ortiz.blogspot.com
malena
08/12/2006 a las 11:31
Hernan no escribas eso, que me haces llorar, mis viejos y mis hijos estan en la Argentina- Yo en Alemania y mis hermanas en Barcelona y en Mozambique. Y como si no pudiera ser peor, tengo alergia a los chocolates y las nueces, lo unico por lo que vale la pena pasar navidad en Alemania.!!!!
Alberto José
08/12/2006 a las 11:05
"Cuán presto se va el placer,
como, después, recordarlo, da dolor,
como a nuesto parecer
todo tiempo pasado fue mejor..."
(creo que esto es de las Coplas de Manrique a la muerte de su padre, palabras más o palabras menos).

Excelente post, como siempre.

Un abrazo.
MENTESSUELTAS
08/12/2006 a las 10:37
Descubro tu espacio y me alegro... dejo un cálido abrazo.

MentesSueltas
pal
08/12/2006 a las 09:59
y bueno, si por acá todo es distinto. Pero justo por eso lo agradezco. Las tradiciones no me evocan ninhez, ni casa. Es como si yo hubiera empezado una segunda vida... con la comida lo mismo... me da flojera buscar cosas pa´que después tenga un sabor aproximado a lo que debería ser... Así las cosas, mantengo la nostalgia en jaque (jacke?)... hasta que hace un par de anhos se les ocurrió poner de moda en navidad a José Feliciano con su "Feliz navidad...) y solo ahí en ese momento me viene una oleáda de calor, micros (buses) llenas y estrés de regalito cagón pero con pinta de bombástico, y el recuerdo de mi mamá usando calzones amarillos, comiendo lentejas, tragándose las uvas y haciendo lo que fuera por que los dioses la escucharan y porfín cayera pinocho (rec...) y/o porfín abundara la plata... sinó, todo bién y a esquiar en enero.
Lo de la Viky, o no tiene que ver y lo borras, o tiene mucho que ver y lo explicas,
Ah! que tengas felices fiestas (si de aquí hasta allá Cris se olvidó de lo de la Viky)!
besotes,
pal
Polen
08/12/2006 a las 08:52
Acá la tele está prendida hasta que se sientan todos a la mesa a morfar y ya todos saben que hay que apagarla. Cerca de las doce se prende la radio para esperar la cuenta regresiva y uno va viendo como a mi tío se le humedecen los ojos cuando el locutor va por el número tres, entonces se levanta y cuando te saluda te abraza fuerte y te pega palmadas en las espalda mientras te dice "Te quiero mucho, portate bien este año, boludo". Después todos van a saludar a la abuela que esta vieja pa levantarse, mientras un primo empieza a descorchar un champán barato comprado en el super que será servido en esas copas viejisimas que se usan solo en año nuevo. Mi tía y su nuera levantan los platos y llenan la mesa de sidra, garrapiñada y turrones, mientras los mas chicos vienen de la calle gritando extasiados porque han visto los fuegos artificiales. Brindamos por algo, lo que sea, hasta que alguno grita "¡¡Porque esta año salimos campeones, carajo!!" y otro le replica "!!Que van salir, manga de pechofrío!!" y empiezan las cargadas y los cánticos.
Entonces salgo a la calle solo y me fumo un pucho mientras mentalmente hago una promesa que siempre olvido. Me quedó así con cara seria, como melancólico. A veces viene un primo o mi viejo. Me pide fuego y nos quedamos callados mirando el cielo.

Me emocionaste con este post Hernán, que querés que te diga...
Marianex
08/12/2006 a las 06:54
muyyy groxoo!! sos mi idolo Hernán
el tipo del sofa
08/12/2006 a las 06:24
claculo que no tengo que aclarar que donde dice "leos" debe decir "lejos" pero igual lo hago... beso en el pupote.
 alberto baru
08/12/2006 a las 06:10
Muy bueno, casciari, conmovedor. Aunque no tenga la mas puta idea de lo que es estar tan lejos de casa.
may
08/12/2006 a las 05:53
Hernán: Enhorabuena!!! se te extrañaba.. excelente como siempre. Faltó comentar que los primeros arbolitos iluminados y papas noeles dan olor a exámenes de diciembre!
ella
08/12/2006 a las 05:44
sacá la guita de abajo del colchón, comprate tres pasajes y pasá las fiestas en buenos aires con tu familia, Hernán. dejáte de joder, que la plata está para eso.
el tipo del sofa
08/12/2006 a las 05:39
que tal hernan? yo no voy a hacer ningun aporte a los recuerdos festivos... simplemente quiero agradecerte mucho por que estas van a ser las primeras fiestas de mi vida que voy a pasar leos de la familia y lo estoy sufriendo mucho. la verdad que tu texto fue muy oportuno y me llego realmente a lo mas profundo del corazon. gracias y otra ves gracias..... y otra ves gracias.




gracias.
Gloriamundi
08/12/2006 a las 05:08
"intentando escuchar los doce cascos de los camellos sobre el mosaico".

Los camellos no tienen cascos como los caballos, que se apoyan sólo en la uña del tercer dedo (perisodáctilos). Los camellos son artiodáctilos (también llamados paridigitígrados porque se apoyan sobre dos dedos) y mal habrías podido escucharlos porque poseen plantillas que amortiguan su marcha.

Sobre la Navidad me encuentro genéticamente incapacitado para opinar. Pero, desde que el Tuco se quedó a vivir en casa, tengo que sufrir los ladridos desesperados del pobre animal desde el 15 de diciembre hasta el 15 de enero cuando a mis "divertidos" compatriotas se les terminan las municiones de fogueo. ¡Puajjjj!
 Facundo Catalan
08/12/2006 a las 04:27
AH! y apoyo la moción de los sahumerios con olor a espiral. Y si vale pedir, quiero también los de olor a siesta en la casa de los abuelos... único, e inconfundible
 Facundo Catalan
08/12/2006 a las 04:20
No lo puedo creer Hernán! ¿Estamos extrañando un poco acaso? y sí, te entiendo. Nunca me tocó pasar más de una semana fuera de mi país, y aún desde Montevideo se extraña (no lo digo yo solamente, preguntale a Lito Nebbia). Y las fiestas siempre reavivan esas ganas que nos quedan de no dejar esta tierra, que en nuestra costumbre casi masoqista, nos hizo tantas veces tanto mal... y sin embargo la queremos tanto.
Saludos y felices fiestas a todos.
Andres
08/12/2006 a las 04:15
Porqué no hay sahumerios "olor espiral"???
Andres
08/12/2006 a las 04:10
El famoso "olor a navidad". Nunca lo pude descubrir. Siempre pienso que es una mezcla de jazmines, calor, asfalto, vacaciones y garrapiñada. Eso sí, es lindo, muy lindo.


Nadia
08/12/2006 a las 02:08
q lo pario... gracias Hernan,re lindo lo q escribistes,yo tambien hace 5 navidades q las paso con frio,q miras por la ventana y no encontras ni al loro,nunca un vecino q venga con una botellita bajo el brazo para brindar...ni las salidas a los boliches...
aca a las 00:10 me dan ganas de dormir....
Nicolás
08/12/2006 a las 01:16
Descubrí hace poco este blog, y la verdad me encanta y me lo estoy leyendo todo.

La verdad que a veces uno se queja del calor, pero cuando vez que despues lo podes llegar a extrañar, te das ceunta de que es espectacualr estar asi.

Saludos desde Argentina.
acorrale
08/12/2006 a las 00:40
qué linda mezcla de nostalgia por la argentina y por la niñez. igual, es hora de decirtelo, hernán: el espiral... son los padres.
El Angel Gris
07/12/2006 a las 23:28
¿Y la cara de boludos que ponen ,cuando les contás que supiste recibir algún año nuevo desde adentro de una pileta, con una botella de champagne en la mano y la otra en la mano de una teta de la novia de turno?
alicant4ever
07/12/2006 a las 22:58
Buen puente para todos los españoles y un anticipado ¡Felices fiestas!
Geri
07/12/2006 a las 22:28
Y como no voy a extrañar disimular un poco para salirme a alguna fiesta despues de dar las 12 y los regalos, rogando que mis amigas vengan a recogerme rapido,o esconderme entre todo el ruido de los cohetes, al regresar tal vez la fiesta aún continua en casa.
Año nuevo siempre fue para estar fuera y no hay q disimular creo q no recuerdo haberla pasado muchas veces en familia, lo q si no olvido es salir en la mañana siguiente y comer un buen cebiche y ver otros a buscar caldo de gallina, todos ebrios pero felices.
He regresado a Peru a pasar las fiestas, no sera igual que antes pero si sera mejor el cebiche al dia siguiente junto al mar con una chicha helada o una chelita para cortarla.
07/12/2006 a las 22:07
#88 No te enojés gallego! Tan malos no son si Casciari todavía no pegó la vuelta!
07/12/2006 a las 22:05
Vamos Casciari! Se nota que las fiestas te vienen haciendo bien y levantaste la puntería! Vamos macho que se puede, eh?
pfffffff.....
07/12/2006 a las 22:05
Pero qué auténticos sois todos...cuanta nostalgia...que cretinos somos los españoles...¿Verdad?
Ciudad Susceptible
07/12/2006 a las 21:51
Gracias por la magia Hernán. ¿Cuándo vas a editar y ampliar todo esto en formato de libro? ¿O ya lo hiciste? ¿Cómo/dónde lo consigo?
gumel
07/12/2006 a las 21:43
como dice mi tocayo gustavo, los que seguimos aca tambien añoramos las fiestas que pasabamos entre los 16 y 24 o 25 años en mi caso, en las cuales no me importaba amanecer borracho en cualquier plaza de mi ciudad y llegar a las 3 y mediia de la tarde al tipico almuerzo de lo que sobraba de la noche anterior con la cara mal quemada de dormir al sol entre los yuyos. exelente relato saludos
Gustavo
07/12/2006 a las 21:18
Che, me gusta mucho tu relato aunque me deje una sensación medio rara, como de compartir tu melancolía. Tal vez sea porque uno mismo, a pesar de estar acá, en Hurlingham, durante las fiestas se siente como en el exterior... de uno mismo. Quiero decir que aunque todo sigue siendo más o menos igual, uno no es el mismo que de pibe disfrutaba todas esas cosas que vos extrañás y que, finalmente, cuando pasamos los 30, creo, todos terminamos añorando. De cualquier manera, los tengo a mis hijos, Naty con sus 19 (ya sólo piensa en rajarse pasadas las 12.10 de cualquier fiesta) y a Fede, quien hasta ahora, con sus 14 años, mantiene viva esa percepción de los sonidos, los olores, los sabores y las sensaciones que la Navidad y el Año Nuevo producen... ¿Viste que cuando se va acercando la fecha hay como un aroma especial en las calles, que de a poco se va mezclando con el olor a pólvora de los cohetes que los chicos tiran y que en cualquier otro momento del año es un hedor de mierda insoportable? Bueno, te voy dejando. Feliz e irremediablemente nostalgioso, te mando saludos y un abrazo desde acá, un pasable rincón del Gran Buenos Aires (el beso te lo debo para cuando nos conozcamos, si es que alguna vez ocurre, en la Argentina, pues no quiero incomodarte).
Marcelo
07/12/2006 a las 21:06
En Uruguay todos los canales de TV nos acompañan con música (recitales, clips, etc, de distintos cantantes), tanto en nochebuena como en fin de año.

FIN DE AÑO CON LAS ESTRELLAS.... Así se llama el programa en uno de los canales.
Saludos y a abrigarse bien !!
Esteban
07/12/2006 a las 21:02
Genial.
Mis navidades son exactamente asi.
Agregaria que de algun lado siempre se oye una cumbia, que cada 25 de diciembre, justo despues de las 12, nos preguntamos por que terminamos comiendo frutas secas que te hacen transpirar como un chancho.
Esta navidad sera diferente a las 32 anteriores, se sumará el olor a pañal usado.
seb!a
07/12/2006 a las 20:57
jajajajaja... hernan yo vivo en santa fe capital y todos los años el de arriba se lleva 4 o5 viejos...
Ana Begins
07/12/2006 a las 20:47
Acá en Colombia las bombachas (bragas, calzoncillos, calzones o demás) que se usan en año nuevo son amarillos y se ponen al revés, y después de la medianoche se enderezan
CaroL
07/12/2006 a las 20:25
Uy Hernán... te preocupabas por Roberto pero Chichita #75 ya lo tiene asumido...

Generalmente logras que al leerte entienda cosas que no he vivido, que ni siquiera comparto... felicitaciones por tu forma de escribir...

(PD alla arriba estaban plagiando al Angel Gris? o era el mismo haciendose el desconocido?)
Camila
07/12/2006 a las 20:17
esa cosa en la panza que sentí la primera vez se convirtió en lágrima -y en el laburo, bajón-.
me pasa que leo lo que escribís y encuentro sentido a lo que vivo. me devolvés lo que "tomó por sentado" (única expresión que considero más expresiva en inglés que en español).
gracias, che, gracias por sacarme del existencialismo pelotudo y devolverme a los fuegos artificiales de fin de año. soy argentina, claro. y no sabés qué calor hace hoy. sobre todo para mí, después de haberte leído.
un beso muy grande y muy felices fiestas.
Julián Rodriguez Orihuela
07/12/2006 a las 20:10
Ah, bueno, acabo de leer lo de Fuyí. Perdón. Mea culpa.
Julián Rodriguez Orihuela
07/12/2006 a las 20:09
Muy bueno, como siempre. No leí los comentarios anteriores, pero quería hacerte un par de correcciones, ya que esto es internet y se puede corregir el texto publicado!

La primera, el espiral que mencionás y que tanto recuerdo es de Fuyí, no de Fují, lo 'japonizaste' mucho...

La segunda, que puede ser que sea a propósito, así que cualquier cosa no me hagas caso, es que el 'humo' que sale por debajo de las veredas en Nueva York es en realidad vapor, así que bueno, si tenés ganas lo acomodás, si no, no.

Y mientras escribo esto estoy terminando de ver el video de 1996, y tiene MUY POCA ONDA. Me da un poco de impresión que la gente festeje mirando a esos dos plomazos por televisión y comiendo uvas, cuando convendría estar mirando a los familiares o qué se yo, a tu perro, que por lo menos te quiere....

Bueno, me despido, saludos a todos. No estoy pasando muy seguido por los comentarios de Orsai porque encontré una nueva adicción (flickr.com). Besos, chau.

Cariños, Cacho.
 olo mosquera
07/12/2006 a las 20:06
#63, #67 y #70: gracias por las correcciones, que ya fueron efectuadas.
chichita
07/12/2006 a las 20:03
Puto,puto y mil veces puto.....no tenia intenciones de llorar y que mi corazon quede asi estrujado como esta.....y ahora que hago????
Sebastian
07/12/2006 a las 20:01
Hernan, te leo desde hace un tiempo pero es la primera vez que escribo, podria decir mil cosas y no explicaria lo que yo y sospecho que varios aca sentimos al leer esto... solo t digo que me hiciste llorar...
Sos increible...
argentalico
07/12/2006 a las 19:55
Aprovecho el tema para saludarte y que la pases bien tambien este año. Gracias!
Danie Lara F.
07/12/2006 a las 19:24
Bueno.Muy bueno el relato.Mucha nostalgia,muchos sentimientos.
lo que dice la chica del post 71 se queda corto: aqui se mezclan muchas tradiciones,si,pero tenemos nuestros propios códigos de celbración que,de alguna manera,nos diferencia.Siempre,por muy originales que queramos ser,acá en venezuela siempre terminamos con la oreja pegada a la radio,mientras esperamos que un locutor jacarandoso,borracho con poco disimulo -y probablemente molesto por tener que estar ese dia a esa hora trabajando-anuncia que "son las 12 de la noche...feliz año Venezuela!".Una verdadera pavosería,como decimos aquí...
A algunos con abuelos viejos y chapados a la antigua,nos obligan a escuchar a un locutor super cavernario que con voz lúgubre recita un poema que empieza "Madre: esta noche se nos muere un año..." No se que mas dice,porque al segundo párrafo ya me he quedado dormido,y al despertarme ya ha terminado y los abuelos lloran...creo que es algo triste.
Pero de resto,para mí no hay "días festivos":ese escándalo de los fuegos artificiales,de los borrachos chocándo los carros en las vías,de gente gritona e hipócrita,que no te saluda en todo el año pero que te saluda en año nuevo...eso no es navidad.Eso es un mundo enfermo y cruel.
Alejandra
07/12/2006 a las 18:52
Hola Hernán, leo siempre por acá pero es la primera vez que escribo. Creo que en general, con algunas diferencias según el país donde se viva, los Latinoamericanos disfrutamos mucho la Navidad como la describes. En Venezuela, particularmente, ocurre que se mezclan muchas tradiciones, pues hace mucho, cuando hubo una gran migración de Europeos para acá, se entrelazaron culturas y tradiciones diferentes,y que al final de cuentas, no hacen más que permitir identificarnos con varias a la vez. También, paradójicamente, sucede que cuando uno está lejos, aunque tenga los elementos (culinarios, musicales, etc) para sentirse en casa, hacen falta esos fuegos artificiales, los vecinos en la calle y demás cosas que disfrutamos y vivimos de forma única en nuestro país natal, en la mejor época del año. Saludos...
Spike Spiegel
07/12/2006 a las 18:45
Hernán, después del treinta los números empiezan a decirse por separado. Son treinta y cinco y no treinticinco.

Fuji es el famoso monte de Japón. Por más que se pronuncie igual, el nombre a las pastillas se lo pusieron lo' pibe' y quedó Fuyi.
Tuny
07/12/2006 a las 18:44
La nostalgia ya no es lo que era...

De acuerdo con lo de Calamaro.

Por otra parte y después de disfrutar de unas cuantas cosas tuyas, hechas con la cabeza, con las tripas o con el corazón, me animo a pasarte el final de una canción que hice hace unos años y que te cuadra:

"...o talvez hay algo más,
porque Dios me hizo cantar
y me puso entre las manos la guitarra...
y si puedo hacer reir...
y si puedo hacer soñar...,
es que aún puedo llorar,
un poco más,
que los demás"

Un abrazo grande
July
07/12/2006 a las 18:37
Justo estaba organizando esto de las fiestas, y protestando un poco, como de costumbre, je je..pero al leer esto agradezco ser parte de este lío navideño junto a mi familia, que tiene todo lo que dice el post y que por eso se extraña tanto cuando uno está lejos...
Me hiciste llorar, sabelo!
Sdos calurosos!
July
07/12/2006 a las 18:32
Hernán está tan nostálgico que hasta participa en comentarios!

Yo tengo mi errata de hoy, para ver si Hernán me contesta. Primera línea del párrafo que sigue al villancico argento: "Los países tiene".

Y bien, sacrificaste las fiestas latinas por euros y por la Nina, tampoco es tan dramático. Saludos.
estebanquito
07/12/2006 a las 18:28
Jaja... realmente Hernan tenes razon... mejor imposible!!!, describir las fiestas aca en Argentina, y ni hablar si estas en la puta y calurosa ciudad de santa fe!!! (40° de temperatura, 54° de sensacion termica y a las 12 de la noche, sisisi..como lees!!!)... los mosquitos y los "gegenes" te morfan hasta lo que te chupaste...., siempre tenes al tío desagradable que anda en cuero, con short hawaiano, medio borracho y diciendo boludeces y con algunas babas de mas por la sobrina o la noviecita de alguno de los primos pendex.
Mi vieja es de burgos (españa) y siempre dice que ni en pedo pasa las fiestas con frío, que ya de chica la torturaban con 40 puloveres contra la neumonia, que parecía un muñeco de nieve; ella prefiere estar en malla o a veces en pelotas con un vestidito bien flojo encima, cosa de sentir que el año nuevo la "coje" bien ajjjaa....
Yo creo que mas de uno entendera lo lindo que son las fiestas acá en nuestro país. Saludos a todos....
Gloria
07/12/2006 a las 18:27
Tampoco me acostrumbro a las Fiestas con frío, como alguien dijo po acá: parece que no se terminara el año, encima hay que seguir laburando, como si nada... peeeero, a mí el frío me gusta y le encuentro otro encanto. Mariana #44... desde que llegué que para Sant Joan digo Feliz Año Nuevo... pero no todos entienden. Hay una memoria del cuerpo que asocia petardos, calor y festejos con fin de año...

Y una cosa más, para los que están en Argentina, no confundan nostalgia con otra cosa. La mayoría de los que nos fuimos, lo hicimos por elección y si aún no nos volvimos debemos tener nuestras razones, lo cual no quita que sintamos nostalgia por todo aquello que nos acompañó durante 29 o 30 o 40 años. Podemos convivir con todo, es más o menos difícil, cada un@ sabrá. Quiero decir, miremos un poco más allá de lo que nos dice Hernán o solo concentremonos en lo que dice, pero no mezclemos las cosas: extraño la ensalada de fruta y los 38º de sensación térmica, lo extraño mucho mucho, pero soy feliz en Barcelona.

Hernán, me emocionaste y me hiciste reír. Gracias.
Bert
07/12/2006 a las 18:26
Emmmm... ¿Viky? creo que es un marinero noruego que hace tiempo conoció al gordo. Por lo que he entendido habían jugado al ajedrez porque ha explicado algo sobre el mate.
Gabi
07/12/2006 a las 18:06
"ni las amigas de tu hermana se aparecen a LA una y media para ir a bailar"

bss
g
Cristina
07/12/2006 a las 18:06
Quien es Viky?#50
mauro29m
07/12/2006 a las 18:04
Muy bueno Hernan! Gracias!
Creo que el día después también merece una entrada.

Saludos.
cathy
07/12/2006 a las 18:03
No sé como será en Argentina pero aquí en España, además, están las fascinantes costumbres de utilizar esa noche ropa interior roja (para tener sexo durante el año), brindar con champán, meter un anillo en la copa (para no sé qué cosa)...
En Argentina veíais peliculas americanas sobre la navidad y no terminabáis de asimilar sus rituales porque os eran ajenos. En España, hemos asimilados todos los rituales de las películas americanas y los hemos hecho propios, pero sin comprender que no tenemos nada que ver con eso.


Noelle
07/12/2006 a las 17:56
Confieso que me volví adicta a tu blog, y esperando el nuevo post llega éste y casi me saca una lágrima ... navidad con frio! es deprimente!! y ni se diga de las cancioncitas como los peces en el rio que beben y beben y vuelven a beber ... (?) eso tambien lo hace sentir a uno tan extranjero. Lo bueno de acá (Mexico) es que sí hay Santa Claus y Reyes(que horror eso del tronco!) y para los no tan chicos mucha mucha fiesta, desde que empieza diciembre, posadas, piñatas, música, baile y tequila al por mayor para olvidar un poco el frio.
Buenisimo el relato.
Facundo
07/12/2006 a las 17:29
Muy bueno Herman, muy bueno, ojala nunca me pase, evidentemente es como dicen, uno se da cuenta lo que tiene cuando lo pierde, mucha fuerza para vos alla lejos.

Facu
 Inimpus
07/12/2006 a las 17:18
Llegan las fiestas y este año por suerte todavía no hace frío, pero cuando llegue me va a dar algo.
Si tengo un motivo para volver algún día a vivir a Argentina es para pasar las navidades como los Campanelli,
Para estar con los primos que cada vez llegan con más hijos (y no estamos ahí para verlos),
Para que mis hijos vean lo que es divertirse (pero de verdad) en navidad,
Para ver el cielo blanco de fuegos artificiales -el invento más grande de la historia de la humanidad-,
Para no escuchar hablar del caga tió que encima es horrible de feo!!!
Para comer un buen asado,
Para terminar durmiendo en el patio porque el exceso de alcohol nos paraliza hasta las piernas,
Para haber pasado la última navidad con quien dejó una silla vacía (y hoy ya es tarde),
En fin, para no pasar nostalgia en las fiestas.

Mariana (#44) Digan dónde y nos juntamos para Sant Joan. Me anoto. Sugiero Castelldefels que se arma siempre una fiesta argentina que está de muerte.

Me anoto también para el apaleo a Ramón García.

Y para el apaleo a Hernán si sigue largando cosas con cuentagotas.

Te queremos igual.
hugo
07/12/2006 a las 17:03
oh la nostalgia. bravo por revertir la idea preconcebida de que las navidades deben ser frias y con nieve, aunque tienen su encanto, no creas, son como de a de veras, pero incomodas. felices fiestas.

Fede
07/12/2006 a las 17:02
Nunca falta el tío que se quiere hacer el pendejo y trae un montón de bombas brasileras -de esas que están prohibidas- y se las pone a tirar con los sobrinos. Mi madre hace un tiempo fue a españa a un congreso y trajo super contenta la constumbre de las uvas. Le seguimos el juego un año.

Quién me puede sacar el escabio del 24 en el Mercado del Puerto? Y los festejos que se arman en las plazas de Montevideo el 25 de madrugada? Y las bombitas de agua que te tiran los purretes cuando vas en el bondy? Y los borregos pidiendo "una monedita pal juda"? Todo muy lindo, todo muy ameno con la "blanca navidad", pero me quedo todo el día con el calor agobiante y el despertar en la playa con los amigos.
Mauricio
07/12/2006 a las 16:39
Muy buen Post!!
Te recomiendo que escuches alguna vez, un chiste de Landriscina sobre la navidad. Es bastante largo pero cada palabra trae consigo muchas verdades y nostalgias.

Saludos desde Buenos Aires.

Mauricio
ella
07/12/2006 a las 16:37
que depre me da leer esto.... donde yo vivo, no solo hace frio... lo peor de todo es que no se festeja el 31!!!!
anim
07/12/2006 a las 16:34
A LAS CHICAS: a no olvidarse de las bombachas (bragas pa los españoles) ROSAS, que si no te la ponés después de las 12, te espera un año negriiiiiiiiisimo, :)
 olo mosquera
07/12/2006 a las 15:53
Por las mayúsculas, naturalmente.
Bert
07/12/2006 a las 15:46
Carai, ahí has estado muy rígido. ¿Lo has eliminado por las mayúsculas o para que Cris no pregunte quién es "Viky"?
Pablo
07/12/2006 a las 15:18
Y lo mas triste de las fiestas es cuando hay una silla vacia... uno menos para brindar, que lo parió!
Eduardo
07/12/2006 a las 15:18
Gracias por recordar a Antonio Prieto.
Tía Ganga
07/12/2006 a las 15:09
Sos un pavote! con lo sensible que estoy para estas fiestas que esta vez por (en cierta forma) estar exiliada ni quiero que lleguen!

Estemm.. golpe bajo lo de "llegaron ya los reyes, eran tres". Me cacho...
. Mariano
07/12/2006 a las 15:08
Estoy muy dormido, donde dice E-mail puse mi email y donde dice URL puse la clave de login. Menos mal que me di cuenta, jaja.

Hernancito! Yo tengo un amigo que esta viviendo en Barcelona y se nos viene el 16 de Diciembre para pasar las fiestas aca. Si queres te paso el numero de su movil y compran los pasajes juntos. Por ahi les hacen descuento :P

Ojalá puedas venirte.

Por otro lado, Papá noel como lo conocemos actualmente es un invento de Coca Cola, empresa 100% yanqui (Hemisferio norte). Y originalmente papa noel, creo, era un duende finés (tambien, hemisferio norte)

Le Ruso chico
07/12/2006 a las 15:06
Aviso a la poblacion: Si usted vive en un lugar con nieve (y pa pior con un teclado raro en la compu)NO LEER EL ORSAI DE ESTA SEMANA. La depresion no se la levantan ni con un guinche. No digan después que no les avisamos...

Un abrazo a todos los expatriados y Felices Fiestas!!!
mariana
07/12/2006 a las 15:01
Hernán, me ahorraste un trabajo...ya estoy cansada de que acá en Barcelona me digan" así que vosotros tenéis fin de año con calor? Qué gracia..." y luego la andanada de preguntas sobre comida,bebida y hábitos vernáculos... Los remitiré directamente aquí para que entiendan mi nostalgia exacerbada en estas fechas . Y no sé, para mí el año no cambia si no como asado en el patio con ensalada de frutas ni escucho los tiros de la villa de al lado de mi casa ni después ando buscando inútilmente lugar en los bares de Palermo...Y si los que vivimos acá en Barcelona festejamos fin de año para San Joan, antes del verano, como Dios manda?
Maestruli
07/12/2006 a las 14:54
Hernán, se soluciona muy fácil eso: empezá a ahorrar desde ahora y comprate por junio un pasaje a Argentina para fin de año. Así lo hice mientras viví afuera. Sólo me perdí la Navidad última.

Así vas a poder escuchar las peleas familiares y aceptar las medias, billeteras y cinturones que te regalarán.

Me parece que lo tuyo es nostalgia por la Navidad infantil. A mí también me encantaba. Pero ahora no conozco a casi ningún adulto que le alegren las fiestas. Todos quieren que pase diciembre e irse en enero a cualquier lado.
 Pik!
07/12/2006 a las 14:45
Me gustó mucho tu post, Hernán. Después de leer esto, siento que tengo un motivo más para no querer irme de mi país. :D
Bart
07/12/2006 a las 14:28
¡Glubs! (cabronazo) ... verás, desde hace poco tiempo se está imponiendo la costumbre de usar ropa interior roja en Noche Vieja, para conseguir suerte, amor o que la cuñada te la chupe. Costumbre que viene de afuera, de Italia supongo, dado que es una mariconada.


Como instrucciones para lo de las campanadas, ruego vean las que dieron en su momento, hace ya bastantes años, Martes y trece en Las Campanadas.
vane
07/12/2006 a las 14:17
Gracias por ponerle palabras a mis pensamientos!!

Vane
desde Niza
mariodom
07/12/2006 a las 14:16
Acabo de ver el video y me mata la explicacion de repiqueteo: "que mas o menos seria como el tan-o-tan-o-tan-o-tan" como para incluirla en wikipedia!
 olo mosquera
07/12/2006 a las 14:16
Es "repiqueteo", #36. Gracias, ya está corregido.
 Pisotres
07/12/2006 a las 14:15
Muy bueno como siempre, además que cuando escribes de nostalgia te sale cada palabra muy bien.

¡¡Momento!! ¿Consideras que hay que "soportar" a Calamaro cada año?

Uhhh...
mariodom
07/12/2006 a las 14:13
muy bueno Hernan!

en donde dice: PRESENTADOR: —"Un repiqueto intenso..", es un repiqueteo o asi lo dicen los gaitas?
just a girl
07/12/2006 a las 14:11
Excelente relato, como siempre.
Al llega al final se me piantó un lagrimón che!
Saludos desde Córdoba, Argentina
 olo mosquera
07/12/2006 a las 14:08
¿Y eso? ¿Cómo es lo de los calzoncillos rojos? Explicálo vos que sos gallego.
Bart
07/12/2006 a las 14:06
(Gracias por no explicar lo de los calzoncillos rojos)
Pianista
07/12/2006 a las 14:04
¿Qué haces con tu cuñado al lado de la parrilla, tarado? ¿No ves que hay chicas semidesnudas y alegres bailando por ahí?
Toro
07/12/2006 a las 14:04
"...detrás de las enhorabuenas..." (?)

Si algún día emigro y empiezo a hablar como puto, o expatriado, que me corten la libertad de expresión!
No me joden ni los unos, ni los otros, pero me molestan muchísimo los que se van para poder "liberarse". Si decías enhorabuena en mercedes, te molían a palos, o te empalaban en la plaza san martín.

Ese vocabulario es de Pc Fútbol en español, a lo sumo. No jodas Casciari, que si "tu voz antigua allá a lo lejos", oye a tu voz aputozada de acá a lo cerca dando "enhorabuenas", le agarra un ataque de risa. O peor, de nostalgia futurista.
 diegokbzon
07/12/2006 a las 14:03
No será que el gobierno español te contrató para hacer una "anti publicidad" en latinoamérica, y así evitar la inmigración de hacia estos lares? Porque con escritos como estos lo único que hago es dar gracias, de vivir en este suelo paraguayo. Por más que todos los días puteo contra el gobierno, mis compatriotas, el que mea en la calle, el que no respeta las filas, contra el clima, nuestra ignorancia etc. etc. me doy cuenta de que vivo en un país donde al menos somos lo suficientemente "calientes" todavía. (Conste que no soy de espiritu navideño muy fuerte).
Gracias por el texto muy bueno
Anim
07/12/2006 a las 14:00
Grande, muy buen relato!!!, me emocioné mucho, por que tengo flia por España, y aunque no lo dicen como vos, se que son momentos re nostalgiosos.
FELICIDADES y aunque sea con frio, hacete un pionono "a la Argentina".
Perdón por cometer la boludez del "pri", pero no pude contenerme.
 Saint
07/12/2006 a las 13:59
El acre olor a pólvora de los petardos, los chicos corriendo con las estrellitas encendidas en las manos, los perros asustadísimos esondidos entre las piernas de los comensales bajo el tablón con caballetes que oficia de mesa, los peligrosos corchazos de sidra La Victoria (se casa! se casa!)... Y sí. Se debe exrañar mucho eso.
el baron rojo
07/12/2006 a las 13:58
Oye, que en España también se llega a las manos con los parientes en Navidad. Faltaría más.

Gran relato.
 MARIAMallorca
07/12/2006 a las 13:56
ay hernan...casi se me pianta un lagrimon con tu ultimo parrafo...es increible como describis tan bien los sentimientos de todos los q estamos de este lado del charco...Esta sera mi 5 navidad con frio...y como vos...no me acostumbro...la detesto. Por eso este año...el fin de año si lo paso en argetina y a 30º como dios manda...eso si....si Dios y Air Madrid lo permiten!!! besos hernan...gracias por todas las sonrisas q nos diste durante este 2006!!!!
seburu
07/12/2006 a las 13:54
como la voy a pasar este fin de año, por favorrrrr.....

lo màs comùn de los emigrados es que viajen a festejar el fin de año donde mejor se festeja. yo en mis años de exilio viajè siempre (estaba en chile, claro, un poco mas cerca del rìo de la plata que estar en españa). deberìas pasar la mejor fiesta del año, en argentina.

no sè si està bien escrito esto (te lo planteo):
"Ahora, que el pariente estúpido que llama soy yo mismo, esas comunicaciones telefónicas me revuelven el estómago. "

este año voy a montevideo casi todos los fines de semana de diciembre a ponerme en pedo en el mercado del puerto con mis amigos, y a fin de año a punta del este con mi flia., y dps de la una algo harè (pero no me acuerdo nunca).

una vez màs se confirma que te volviste un gordo aburrido y sin rebeldìa.
animal
07/12/2006 a las 13:43
Malparido, cabrón... Qué bueno Hernán. La madre por cada frase de esas tuyas que me suben como un corrientazo hasta detrás de los ojos...
Yo siempre creí que los argentinos tenían más de europeos que de latinoamericanos, qué estereotipos tan pendejos nos hacemos respecto a los otros. Desde que te leo, cuando pienso en mi futuro, que quiero que sea latinoamericano, Argentina o Uruguay ya no son países tan extraños y puede que algún día sean hogar y no me sienta tan ajeno como lo estoy en esta Australia, también austral pero cagada de sajones y chinos, tan impermeables...
Gracias, como siempre.
 olo mosquera
07/12/2006 a las 13:40
Gracias Bart (#21): ya está corregido el error del "caga" Tió.

Y con respecto al proyecto de apalear a Ramón García, ¿a dónde hay que firmar?
Narigon Del Siglo
07/12/2006 a las 13:37
Muy bueno , y es una lastima que extrañes ... nunca es bueno extrañar.
Prometo tirar un par de cuetes exactaente a la 1:00 am de arg. en tu honor casciari.
Es mas , si nos juntamos varios, capaz que hacemos una barullo que puedas ver desde españa.
Saludos ...
Bart
07/12/2006 a las 13:35
Corrección: nuestro ser sobrenatural se llama Tió (tronco para leña) El hecho de de reventarlo a palos para que me cague mis calcetines anuales se le llama Caga tió porque así empieza la canción.
Lo de la tele es vulgar, si. Deberíamos cambiar la tradición y apalear a Ramón García (típico presentador de esos eventos) cada Año Nuevo.
Juan Manuel
07/12/2006 a las 13:34
Muy bueno....aunque no lo vivo, entiendo como debe ser y lo que debes pasar cada jodida navidad y año nuevo, supongo que es cuando mas se siente el desarraigo.
Y.
07/12/2006 a las 13:27
Te das cuenta q TU NOSTALGIA, nos hace considerar y valorar nuestras "cotidianeidades"???
CD
07/12/2006 a las 13:25
Hernan, puedes por favor configurar tus posts para q puedan ser leidos en su totalidad desde google reader?

Slds
el arcangel gris
07/12/2006 a las 13:24
En realidad este blog lo descubri por mi amigo Sergio, compañero de trabajo, el me hizo entrar aca, el te sigue de hace mas de un año.

el angelito.
el arcangel gris
07/12/2006 a las 13:22
Realmente es muy estimulante leer tus comentarios, no me pierdo ninguno, hacerlo seria sacrilegio y como descubri este blog hace muy poco me estoy poniendo al tanto con la seccion de "archivos".
Llendo al mensaje de hoy me pasa siempre lo mismo, cada cosa que escribis es tan verdad como que estoy vivo y me hace sentir bien, ese dejo de nostalgia, que a veces mas que dejo es un todo, es sencillamente unico en quien realmente extraña su tierra. Yo vivo en Buenos Aires, trabajo en Capital y paso varias horas semanales en leer este blog y te digo que a partir de lo que escribis me siento tan identificado que CADA DIA ADORO MAS MI BUENOS AIRES QUERIDO. Agradezco a la vida que nos de personas como vos que nos hagan sentir un poco mas humanos.

el angelito.
 Sole de Girona
07/12/2006 a las 13:21
Me hicieste llorar...
boludo!
 Interior
07/12/2006 a las 13:20
Mañana Armamos en casa el arbol, siempre ponemos tarjetas, salutaciones, cartas, poemas navideños, etc., sobre el pinito, como en una biblioteca navideña, pues bien, este Orsai lo imprimo y lo pongo en el pino.
Muy bueno, excelente Hernán.
Muy triste lo de Papa Noel, no se puede ser tan h. de p., ¿como lo vas a obligar a cagar? ojala esté con diarrea y les arruine la fiesta.
Ernesto Bohos
07/12/2006 a las 13:20
Quizas agregaria los perros asustados por los petardos, temblando debajo de la mesa.
Hernan: la mejor auto-etnografia que he leido en mucho tiempo.
INES
07/12/2006 a las 13:19
QUE BUENO !!!!!! PERO QUE TRISTEZA ME TRAJO!!!!!
CD
07/12/2006 a las 13:16
Nostalgia...
Y.
07/12/2006 a las 13:15
Gracias Hernán...!! uno siempre tiende a "comprar" como ideal esas Navidades blancas... y la verdad q no la cambio x las acaloradas tardes y noches en ojotas, haciendo "clericó", esperando a los parientes lejanos, especulando quién será el borracho q de la nota d e la noche...
en fin..... todavía sentimos x noxotros mismos y no a través de un figurín en la tv.
un gusto!
Syl
07/12/2006 a las 13:14
Hernán, me mató el "caga tió" jajajjaja. Me gustó mucho tu relato! Besos!
lacanoura
07/12/2006 a las 13:11
"mi voz antigua allá a lo lejos..." es casi poético Casciari...capaz un día te la robo.
MalcolmX
07/12/2006 a las 13:10
A veces no entiendo que haces en España. Supongo que sera por cuestiones serias, adultas y responsables. O quizas simplemente te guste la nostalgia.

Por otro lado, a mi novia -tiene 6 años menos que yo- no le gusta el olor a espiral. Ella es de la generacion de esos aparatitos con boton, lucecita y jarrito con liquido extraño. Es un tema de discusión en la convivencia. Necesito el olor a espiral... ma que incienso ni que incienso... espiral carajo!
fonzie
07/12/2006 a las 13:07
los primos atorados con almendras.
los tios escabiados con la damajuana abajo de la mesa a las 7 de la tarde.
las tias cotorreando todo el dia.
mi tio nene, haciendo el asado. y que asado.
el pionono relleno de jamon, queso, morrones y salda golf.
la ensalada de fruta con un gusto inigualable.
que lo pario. como se extraña.
Argos
07/12/2006 a las 13:02
Groso el post! Ya era hora che...

Saludos desde Buenos Aires
manancancho
07/12/2006 a las 13:02
que buen relato!!
fonzie
07/12/2006 a las 13:00
y bueh, al menos un podio...
Zurdo
07/12/2006 a las 13:00
Por fin pibe...
anim
07/12/2006 a las 12:59
NO LO PUEDO CREER SOY LA PRIMERA!!!!!
PRI, como dicen todos