Orsai blog post

Historias
viernes 31 de octubre, 2008

Orsai post

Historias
viernes 31 de octubre, 2008

Lo que mira Iveta Šeredovà

   

La lengua checa tiene muchas tildes, y son extrañas. Algunas, además, se colocan en las consonantes. El apellido de Iveta tiene una, en la ese mayúscula: Šeredovà. Esta tilde provoca que el sonido de la ese se convierta en yuvia argentina. Iveta Šeredova habla castešano un poco mejor, pero no mucho, quizás porque desea seguir siendo checa para siempre. Lee una revista que se llama TV Mánie. Hoy me volvió a pedir que nos descarguemos series donde trabaje Sally Fieldovà. Y yo, con íntimo dolor de crítico de la tele, la perdono.

La perdono siempre, y sé que hago mal. Pero, ¿qué le puedo decir a Iveta, cómo le puedo criticar el gusto estético, si su mirada me conmueve? Hace semanas que me ganó el televisor, y yo no hago nada, no me quejo, no la contradigo. Tampoco la echo de mi cama. Por mucho menos, por un simple zapping a destiempo, por una mueca de disgusto ante un buen chiste de Seinfeld, otras mujeres abandonaron mi casa semidesnudas, maltratadas, llorando o a los gritos. ¿Pero cómo puedo negarle algo a Iveta, cómo se hace, cuando me mira así?

Por la mañana, mientras desayuna conmigo, vemos unas telenovelas latinas espantosas; algunas —para peor— son argentinas. Los checos adoran una clase de culebrón pésimo, de colores vivos y guión cuadrado. Los checos saben quién fue Andrea del Boca, saben quién fue Gabriel Corrado. No sólo eso, sospechan que gente absurda y olvidada, como Gino Renni o Luisa Kulliok, son estrellas internacionales. La guerra, en esas regiones del mundo, ha provocado enormes desastres de percepción.

De un actor secundario nacional (no diré su nombre) que salía brevemente en una de sus telenovelas preferidas, le conté a Iveta una anécdota real, que ocurrió en los noventa. Le dije que una noche, en Belgrano, un amigo muy necesitado de dinero (tampoco diré su nombre) se dejó chupar la poronga por este actor, muy necesitado de afecto. Le conté esto para apagar, con realidades del subdesarrollo, su admiración por la mala televisión argentina. Pero el resultado fue inverso: ella me miró maravillada, como si de alguna manera yo perteneciera, en tercer grado, por interpósita fellatio, al mundo de sus ídolos.

Por la tarde vemos series norteamericanas de los años ochenta, que son las peores que se han hecho en toda la vida de Dios: me obliga a descargar del utorrent temporadas enteras de BJ, de MacGyver, de la insufrible Dallas. Lo extraño es que Iveta no ve estas porquerías con ánimo bizarro, como lo harían quizás los homosexuales progres y los gordos inmaduros de casi cuarenta años, sino que las devora con genuino interés.

Ella ha venido de un mundo donde el capitalismo se ha retrasado un poco; Iveta viene de una ciudad con televisores en blanco y negro, con señal de ajuste durante toda la noche; de un mundo sin HBO, sin educación pública, sin la quinta temporada de Six Feet Under, sin leche pasteurizada. Los checos piensan que JR sigue haciendo de las suyas en la granja, no saben todavía cómo acaba la historia de los Ingalls, jamás vieron The Kids in the Hall, por el amor de Dios... La guerra es espantosa: hace miserables e infelices a los hombres.

No me estoy quejando de Iveta, sino de mí. Me quejo de cómo el amor me estupidiza, me somete. No me quejo sólo de las telenovelas y las series que tengo que tragar para tener a Iveta cerca de mí y poder acariciarla. Lo peor, en realidad, ocurre por la noche, porque el mando a distancia (como mi corazón) está en sus manos las veinticuatro horas del día.

Por las noches, Iveta me obliga a compartir con ella el resumen del Českomoravský fotbalový svaz, que vendría a ser la liga checa de fútbol. Nunca había visto, en todos mis años, canchas de fútbol tan necesitadas de verde. En un terreno farragoso, vacío completamente de hinchas, unos deportistas que (puedo apostarlo) tienen otro empleo de lunes a viernes, desarrollan un fútbol triste, que Iveta observa con pasión, a veces embanderada, a veces con la cara pintada de colores. Siempre pegando grititos.

Es tan intenso observar de reojo a Iveta cuando sospecha que un pase no ha sido offside, o verla lloriquear cuando acaba un partido sin suerte. Resulta tan humanitario amarla, y besarla, y darle los gustos, cuando el SK České Budějovice de sus amores pierde en el último minuto, por culpa del árbitro. (Digresión: el fútbol checo es tan modesto que los árbitros van vestidos como vienen de sus casas: a veces un lineman va de amarillo, el otro de negro. Fin de la digresión.) Anoche vimos una especie de clásico nacional: el Bohemians Praga versus el Sigma Olomouc. Iveta chilló, saltó, se desnudó, me besó, dijo obscenidades en checo, rompió un vaso. El partido, por supuesto, acabó cero a cero.

Pero yo la perdono. Le perdono todo por sus ojazos de posguerra. Los ojos de Iveta Šeredovà, pienso yo, han visto cosas que nadie se puede imaginar. Bombardeos nocturnos, gritos en la noche, la ciudad en ruinas, los hermanitos desperdigados, el padre y la madre muertos o quién sabe dónde. No sé si será exactamente así: ella es muy discreta con su pasado. Cuando llora, por las noches, es porque supone que yo ya me he dormido, y de todas maneras se tapa la boca con la almohada. También llora en el baño, cuando hace pis, y besa una foto de su madre. A veces la espío.

Yo no sé qué barbaridades habrá visto Iveta antes de convertirse en una inmigrante bonita del Este, no sé de qué estruendos habrá despertado una noche en Praga, pero le dura todavía en los ojos el destello de la muerte. Las huérfanas tienen los ojos más sexys que las que todavía conservan padre y madre y hermanos. Las chicas que lo perdieron todo, de la noche a la mañana, tienen la mirada llena de asombro, un asombro que no es solamente miedo; los ojos llenos de luz y negrura.

Aunque no me cuente nada, aunque haga silencioso duelo, yo me imagino que ha caminado, o ha hecho autostop, por toda Europa. También me imagino que alguien, uno o más de uno, tiene que haberla violado entre Praga y Barcelona. Demasiado indefensa y bonita, y callada y rubia, y sobre todo demasiado veraniega, con sus harapos, para haber llegado sana y salva desde aquella guerra hasta esta paz. Desde sus bombas racimo hasta mi cama.

Lo único que conservó de su viaje, además de su ropa interior y sus anillos, fue esta revista, la TV Mánie, con la foto enorme de una Sally Fieldovà joven, casera y sonriente. Iveta se parece un poco a la actriz, aunque es más joven y no tiene gafitas de intelectual frígida. Iveta tiene la guerra en los ojos, viene de la guerra, del epicentro de las consonantes acentuadas, del dolor del Este.

Ella nunca me ha dicho nada sobre todo aquello, Iveta calla sus anécdotas atroces, supongo que querrá olvidarlas, pero no puede disimular los ojos cuando está en mi casa, cuando está en mi cama o en mi cocina. Tiene una mirada que parece un previously on de serie yanqui. Cuando te mira, sale una voz en off que dice:

—"Anteriormente, en la vida de esta chica..." —y funde a negro.

¿Cómo no la voy a perdonar, cómo no voy a darle todos los gustos, si tiene unos flashbacks increíbles?

Hernán Casciari
viernes 31 de octubre, 2008


Lo que mira Iveta Šeredovà

por Hernán Casciari

La lengua checa tiene muchas tildes, y son extrañas. Algunas, además, se colocan en las consonantes. El apellido de Iveta tiene una, en la ese mayúscula: Šeredovà. Esta tilde provoca que el sonido de la ese se convierta en yuvia argentina. Iveta Šeredova habla castešano un poco mejor, pero no mucho, quizás porque desea seguir siendo checa para siempre. Lee una revista que se llama TV Mánie. Hoy me volvió a pedir que nos descarguemos series donde trabaje Sally Fieldovà. Y yo, con íntimo dolor de crítico de la tele, la perdono.

La perdono siempre, y sé que hago mal. Pero, ¿qué le puedo decir a Iveta, cómo le puedo criticar el gusto estético, si su mirada me conmueve? Hace semanas que me ganó el televisor, y yo no hago nada, no me quejo, no la contradigo. Tampoco la echo de mi cama. Por mucho menos, por un simple zapping a destiempo, por una mueca de disgusto ante un buen chiste de Seinfeld, otras mujeres abandonaron mi casa semidesnudas, maltratadas, llorando o a los gritos. ¿Pero cómo puedo negarle algo a Iveta, cómo se hace, cuando me mira así?

Por la mañana, mientras desayuna conmigo, vemos unas telenovelas latinas espantosas; algunas —para peor— son argentinas. Los checos adoran una clase de culebrón pésimo, de colores vivos y guión cuadrado. Los checos saben quién fue Andrea del Boca, saben quién fue Gabriel Corrado. No sólo eso, sospechan que gente absurda y olvidada, como Gino Renni o Luisa Kulliok, son estrellas internacionales. La guerra, en esas regiones del mundo, ha provocado enormes desastres de percepción.

De un actor secundario nacional (no diré su nombre) que salía brevemente en una de sus telenovelas preferidas, le conté a Iveta una anécdota real, que ocurrió en los noventa. Le dije que una noche, en Belgrano, un amigo muy necesitado de dinero (tampoco diré su nombre) se dejó chupar la poronga por este actor, muy necesitado de afecto. Le conté esto para apagar, con realidades del subdesarrollo, su admiración por la mala televisión argentina. Pero el resultado fue inverso: ella me miró maravillada, como si de alguna manera yo perteneciera, en tercer grado, por interpósita fellatio, al mundo de sus ídolos.

Por la tarde vemos series norteamericanas de los años ochenta, que son las peores que se han hecho en toda la vida de Dios: me obliga a descargar del utorrent temporadas enteras de BJ, de MacGyver, de la insufrible Dallas. Lo extraño es que Iveta no ve estas porquerías con ánimo bizarro, como lo harían quizás los homosexuales progres y los gordos inmaduros de casi cuarenta años, sino que las devora con genuino interés.

Ella ha venido de un mundo donde el capitalismo se ha retrasado un poco; Iveta viene de una ciudad con televisores en blanco y negro, con señal de ajuste durante toda la noche; de un mundo sin HBO, sin educación pública, sin la quinta temporada de Six Feet Under, sin leche pasteurizada. Los checos piensan que JR sigue haciendo de las suyas en la granja, no saben todavía cómo acaba la historia de los Ingalls, jamás vieron The Kids in the Hall, por el amor de Dios... La guerra es espantosa: hace miserables e infelices a los hombres.

No me estoy quejando de Iveta, sino de mí. Me quejo de cómo el amor me estupidiza, me somete. No me quejo sólo de las telenovelas y las series que tengo que tragar para tener a Iveta cerca de mí y poder acariciarla. Lo peor, en realidad, ocurre por la noche, porque el mando a distancia (como mi corazón) está en sus manos las veinticuatro horas del día.

Por las noches, Iveta me obliga a compartir con ella el resumen del Českomoravský fotbalový svaz, que vendría a ser la liga checa de fútbol. Nunca había visto, en todos mis años, canchas de fútbol tan necesitadas de verde. En un terreno farragoso, vacío completamente de hinchas, unos deportistas que (puedo apostarlo) tienen otro empleo de lunes a viernes, desarrollan un fútbol triste, que Iveta observa con pasión, a veces embanderada, a veces con la cara pintada de colores. Siempre pegando grititos.

Es tan intenso observar de reojo a Iveta cuando sospecha que un pase no ha sido offside, o verla lloriquear cuando acaba un partido sin suerte. Resulta tan humanitario amarla, y besarla, y darle los gustos, cuando el SK České Budějovice de sus amores pierde en el último minuto, por culpa del árbitro. (Digresión: el fútbol checo es tan modesto que los árbitros van vestidos como vienen de sus casas: a veces un lineman va de amarillo, el otro de negro. Fin de la digresión.) Anoche vimos una especie de clásico nacional: el Bohemians Praga versus el Sigma Olomouc. Iveta chilló, saltó, se desnudó, me besó, dijo obscenidades en checo, rompió un vaso. El partido, por supuesto, acabó cero a cero.

Pero yo la perdono. Le perdono todo por sus ojazos de posguerra. Los ojos de Iveta Šeredovà, pienso yo, han visto cosas que nadie se puede imaginar. Bombardeos nocturnos, gritos en la noche, la ciudad en ruinas, los hermanitos desperdigados, el padre y la madre muertos o quién sabe dónde. No sé si será exactamente así: ella es muy discreta con su pasado. Cuando llora, por las noches, es porque supone que yo ya me he dormido, y de todas maneras se tapa la boca con la almohada. También llora en el baño, cuando hace pis, y besa una foto de su madre. A veces la espío.

Yo no sé qué barbaridades habrá visto Iveta antes de convertirse en una inmigrante bonita del Este, no sé de qué estruendos habrá despertado una noche en Praga, pero le dura todavía en los ojos el destello de la muerte. Las huérfanas tienen los ojos más sexys que las que todavía conservan padre y madre y hermanos. Las chicas que lo perdieron todo, de la noche a la mañana, tienen la mirada llena de asombro, un asombro que no es solamente miedo; los ojos llenos de luz y negrura.

Aunque no me cuente nada, aunque haga silencioso duelo, yo me imagino que ha caminado, o ha hecho autostop, por toda Europa. También me imagino que alguien, uno o más de uno, tiene que haberla violado entre Praga y Barcelona. Demasiado indefensa y bonita, y callada y rubia, y sobre todo demasiado veraniega, con sus harapos, para haber llegado sana y salva desde aquella guerra hasta esta paz. Desde sus bombas racimo hasta mi cama.

Lo único que conservó de su viaje, además de su ropa interior y sus anillos, fue esta revista, la TV Mánie, con la foto enorme de una Sally Fieldovà joven, casera y sonriente. Iveta se parece un poco a la actriz, aunque es más joven y no tiene gafitas de intelectual frígida. Iveta tiene la guerra en los ojos, viene de la guerra, del epicentro de las consonantes acentuadas, del dolor del Este.

Ella nunca me ha dicho nada sobre todo aquello, Iveta calla sus anécdotas atroces, supongo que querrá olvidarlas, pero no puede disimular los ojos cuando está en mi casa, cuando está en mi cama o en mi cocina. Tiene una mirada que parece un previously on de serie yanqui. Cuando te mira, sale una voz en off que dice:

—"Anteriormente, en la vida de esta chica..." —y funde a negro.

¿Cómo no la voy a perdonar, cómo no voy a darle todos los gustos, si tiene unos flashbacks increíbles?

Hernán Casciari
viernes 31 de octubre, 2008


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro El nuevo paraíso de los tontos, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


madrehisterica
17/11/2008 a las 04:02
digo yo... alguna razòn por la cual no haya otro nuevo post??? me esta entrando la desesperación.
gracias. saludos
Soco
17/11/2008 a las 01:54
Hola, hace meses que paso horas leyéndote asi que puedo bien dejar un comentario. No te creo q la hayas dejado a Cristina :P
Lindo blog, lástima que las horas que paso leyéndote son las que debería pasar laburando. Me ayudás a procastinear, hermano.
Y las europeas del este me dan escalofríos.
Norma De la Cruz
16/11/2008 a las 23:47
Hernan, te leo siempre, pero casi nunca escribo, además te difundo con mis contactos enviando tus cuentos. Este me gustó mucho, como siempre.
Hoy lo hago porque te he leído en el diario La Nación en el suplemento del domigo. Me emocioné como cuanto te reporteó Victor H. Morales, y conocí tu voz por radio Continental.

Te mando un cariño desde Mar del Plata ( no, no me gusta el tenis !!!! )
Normaleo
16/11/2008 a las 23:40
Siempre te leo, pocas veces escribo, soy tu admiradora permanente.
Hoy lo hago para comentarte que te leí en La Nación de este domingo !!! Me emocioné mucho, como cuando te hizo un reportaje Victor Hugo Morales y conocí tu voz...

Bueno, nada, te lo quería contar. Besos Norma
Natalia Alabel
16/11/2008 a las 18:52
La Kuliok rejuveneció, hay que admitir que en Mujeres de Nadie se la ve muy bien.

Me gano algo por el 200? (patada en el traste no cuenta, eh)
ernesto
16/11/2008 a las 04:10
Bien Gordo!!!. Quien dijo que la literatura no sirve para nada? Te morfás una checa de menos de 30 años, justo vos, que tenes menos onda que un daikiri de mondongo. Y la verdad que a nosotros, los argentinos intelectuales, que laburamos en Ciencias Humanas (desde el periodisomo hasta la economia) y todos esos fraudes, nos deberìan decir España: Treinta años de Franco, porque la verdad que esto no es un laburo, es estafa con accesorias y costas.
Sos un grande.
saludos
El Chalero Solitario
15/11/2008 a las 21:50
Uno de los mejores cuentos que leí hasta ahora. Un cariño grande desde Châtillon en Diois.
 Una Mariposa
15/11/2008 a las 18:40
No iría siendo hora de un nuevo relato? Ya teminé este archivo, y el de la vecina... No nos abandones!!!
Liberto Brau
15/11/2008 a las 11:34
Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto con la lectura en un blog literario... Estoy conmovido por tus textos, por tus historias... Es la bendición del que escribe, es decir quien lee a otros... Te encontré por feliz azar? A veces el Destino me regala joyas como ésta? Excelente escritura, y no menos sugestivos los contenidos? Fue una agradable sorpresa encontrarte? Ojalá tengas curiosidad por el mío que recién comencé hace una semana a publicar una novela por capítulos, "Amanece púrpura"; una novela en proceso, de la que ya he editado el primer capítulo y una parte del segundo. Iré escribiendo los siguientes siempre que haya lectores "suficientes" y "paguen" por su lectura con el impuesto revolucionario de sus comentarios? Bueno, hasta otra, en tu casa o la mía? Un saludo cómplice. Volveré.
claudia
15/11/2008 a las 02:33
Qué bueno! El texto me llevó mentalmente a otra historia, otra cama, otro televisor y mutuos perdones. Me encantó!
un saludo
http://aragalponera.blogspot.com/


ileana
14/11/2008 a las 21:06
Me derreti, me fascino y no pude evitar enamorarme yo tambien de Iveta.
Fantastico el post. Gracias.
porteña
14/11/2008 a las 18:09
hola,hernan..
hace un moton de tiempo q no te leia,y la verdad es q los ultimos textos son magnificos,no coincido con #196,pero bue..
haa.. y dejame decirte,q "el muerto q crece",me ENCANTO.. es genial,realmente creo q sorprendes a todos los lectores con cada post nuevo,felicitaciones.. sos un escritor de p... madre!
besos..
JJ
14/11/2008 a las 17:17
200
igor
14/11/2008 a las 13:18
Señor Casciari, el relato me ha gustado mucho, pero quiero manifestarle mi indignación por la manera en la que es mencionada la gran Luisa Kulliok, gran actriz, bomba sexual y tetona de mi máxima admiración. Por otro lado-si, otro lado-su libro también me ha parecido fantástico e incluso lo he regalado en varias oportunidades-no el mismo, diferentes ejemplares-bueno, le mando saludos, y recapacite en relación a Luisa, no se haga odiar al pedo.
Hanso
14/11/2008 a las 06:50
por aca tambien se extraña lost.
Sérgio Mendes
13/11/2008 a las 21:48
Caro Hernán,

He lido no solamente este su último magnífico texto, pero también muchos otros del archivo. ¡Es simplesmente fantástico! Es casi imposible creer que aún existan tan buenos escritores como Ud., y, lo más curioso, que mantengan un blog. Mis sinceras felicitaciones y mucho más suceso para sus libros. Aún en tiempo: ¿tiene Ud. algún plan para traducir y publicar sus libros en Brasil?

Saludos,
Sérgio.

P.S.: una duda me consume: ¿no le gusta el idioma catalán?
drcool
13/11/2008 a las 20:41
No me gusto nada. No por el texto en si, debe ser que leo orsai porque da una vision distinta de la realidad, o mas cruda, o con otra opinion, que se yo. Este texto me parece mas sensiblero y politicamente correcto, en el mal sentido de la palabra. Y coincido con el que dijo que son mejores los textos rioplatenses (lejos)
Leo.
13/11/2008 a las 19:27
Muy bueno.
Toxina
13/11/2008 a las 13:55

Q hacé? alguien subió unos relatos tuyos a taringa ayer, los de Lucas y Alex, creo q se llamaban así. Me parecieron bárbaros!!

Si bien éste no brilla tanto, me gustó. Y te digo más, tengo un amigo dando vueltas por el mundo, y se come una checa!! amigoooo...q pedazo de yeguuuaaa!!!

Puse a Orsai en mis favoritos y me suscribí, q joder!!

Un abrazo
Filosofo_inculto
13/11/2008 a las 01:17
Estubo muy leve la mayorias de esas mujeres terminan locas muertas o no terminan y ademas esas series aunque no las alla visto se le harian muy tristes por que le recordarian su patria o tal ves eso era lo unico que en su patria no la alla traumado
Gustavo
12/11/2008 a las 17:13
Mucho Lost en tu vida amigo, igual bueno el relato, me cayó bien la mina.
Natalia Alabel
12/11/2008 a las 17:09
183, Lununa, cómo sería el sistema de comentario calificado?
Lucas
12/11/2008 a las 01:19
Hernán, sigo pensando que tu blog y tu prosa merecerían volver a convertirse en un libro. Para cuándo una recopilación de retatos o cuentos de Casciari?
Rodrigo Granados-La Plata
11/11/2008 a las 16:28
HOla Hernán. Che todo bien, esta bueno el texto, pero te tengo que decir que es hora de que nos asombres con algo nuevo, algo que salga de lo cotidiano y moderno. A los fieles lectores de siempre, sabés que nos gustan tu cuentos fantásticos, menos coloquiales, menos explicadores, menos redundantes. Sin embargo aqui como en este texto existen muchos de tus recursos novedosos para relatar pero, es una lastima que los desperdicies al voleo en una cosa cortita, sí quedarían geniales en la trama de una novela, que esperamos ansiosos todos que publiques alguna vez. Te mando un saludo grande.
Blanca
10/11/2008 a las 21:50
Me gusto mucho tu historia,
Aunque históricamente no encuadre lo de la guerra, los checos si tienen ese gusto por las series antiguas y las telenovelas argentinas y todas esas tildes en su escritura
Celeste
10/11/2008 a las 00:01
Me encantó.
La muchacha me hizo acordar a La Maga.
Un aforismo dice "los ojos son la ventana del alma" , suena horrible ya sé, cursi como los powerpoint con cachorritos, pero Casciari dice algo parecido y queda sublime.
Talentoso el hombre.

SALUDOS a todos!

viovio
09/11/2008 a las 02:18
nooo te metiste con la Kuliok y te fuiste al carajo !

la extraña dama ES una estrella internacional

hago un pequeño esfuerzo y te recito la letra completa del ultimo capitulo.
Hombres... en fin
Liah
09/11/2008 a las 02:08
Para Mariano de Rosario: Los nombres que aparecen en azul es porque tienen blog propio , el cual es accesible cliqueando sobre ellos. Los que están en rojo no lo tienen .
Eva Row
08/11/2008 a las 21:18
En los años de Menem andaba una tal Olga arrastrando un carro infame de café por las calles del Once. Olga parecía un bailarina del Bolshoi, tenía la cara hermosa de las húngaras, el pelo rubio ceniza, y los del barrio enmudecían y compraban café. Ella tenía un hijo que estudiaba en la Universidad allá, y vendiendo café en el Once le giraba la cuota.
La exagerada belleza de Olga paralizaba la lengua de todos, los más machos le ponían una alfombra roja y se humillaban a sus piés. Ella sonriente como una afata. Yo le compraba café, y sentía esos flashbacks que vos decís Hernán. Estoy segura que esos flashbacks no aparecían en los ojos de los vendedores ambulantes, quienes se quedaban solamente absortos, como si vieran a la Virgen María.
lununa
08/11/2008 a las 16:21
A mi me gustó. Es un cuento, y ya está.
Lo que me jode son los comentarios... los que se preguntan de donde salió lo de "pri...", (de las camisetas que Hernán no nos regaló nunca, de ahi salió!) los que corrigen boludeces, los que creen que todo lo que contás es tu vida.
Dan ganas de aplicar el sistema de comentario calificado...
madre histérica
08/11/2008 a las 01:08
me gustó mucho.

lo que no me gusta es que haya tanta gente con esa clase de flashbacks.
saludos
eu
07/11/2008 a las 20:31
Parecio que tenias urgencia en postear algo y descuidaste la calidad.

Aunque es verdad que sobre gustos no hay nada escrito, me sorprende la cantidad de gente a la que le gusto. Creo que les cuesta separar tu aura de lo que escribis. Como todo escritor, tenes piezas muy buenas, buenas, regulares y malas. Aquellas superan con creces a las malas. Sin embargo seria bueno que la gente sea un poco mas objetiva (creo que no lo es).
ElFlaco
07/11/2008 a las 18:59
El cuento es excelente aunque para serte sincero no me termino de gustar, pero no me des bola, por que de narracion ni idea, lo mio es mero delirio virtual.

http://vosootehace.blogspot.com
leoncio
07/11/2008 a las 17:51
no se si es por los restos de las entradas anteriores, pero para mi la tiene cautiva, como el austriaco
MurghTandoori
07/11/2008 a las 10:31
Muy bueno, maestro
droopyss
06/11/2008 a las 19:03

No 148 !! yo pensé que era el perro casi hasta que llegue al final, pero no me cerraba lo del acento y mucho menos el perro eligiendo novelas o fútbol... también pensé en la mucama y hasta pensé en una amiguita imaginaria de la hija !!

El otro día leí un titular en La voz del Interior creo que era...que decía

"sueño con llegar a Hollywood". Gabriel Corrado.

Lo que me reí.

atrapaalmas
06/11/2008 a las 18:02
Brigada A, McGyver, Alf, etc... Todas series que llegaban a destiempo a Argentina, y que recién ahora me entero que tenían 6 o 7 temporadas, cuando yo juraría haber visto 27 temporadas de cada una.
Ligros
06/11/2008 a las 14:38
No soy muy avispado, pero era obvio que Iveta sabia de la guerra lo que un canario de física de particulas.

Para muestra un botón:
http://www.skcb.cz/index.asp
Mejor cesped que el de Camp Nou.

Me ha entretenido. La idea del relato me parece buena, pero entrañaba la dificultad de que el propio autoengaño del personaje se dejara entrever lo justo. Quiza en mi caso hubiera funcionado mejor, por ejemplo, si hubiese sido un pais mas desconocido u omitiendo algun que otro dato.

El amor sólo es tuerto, el deseo sí que es ciego.
lakade
06/11/2008 a las 13:23
Mmmmm. Estos surcoreanos... Se despertaron ya???
Van Leider
06/11/2008 a las 09:57
No había leído los comentarios, gracias por la explicación, Hernán. Ahora lo entendí, y me ha gustado, muy sutil. Por si hay alguien tan lento como yo: cegado por amor, uno ve lo que quiere ver, especialmente si eres ingenuo y no tienes demasiada cultura. Las eslavas, son especialistas en parecer lo que no son, su inocencia, desvalimiento son sólo apariencias, fachadas hipócritas, sólo quieren un techo, una tele, un mando, un desayuno o un hombre inocente, que viene a ser lo mismo. Te engañan sin mentir, sólo unas pocas mujeres elegidas son capaces de hacer eso.
lakade
06/11/2008 a las 00:45
Grosso comentario del #145 de Mvdeo
Somos varios los que morimos de risa con el #85 Juass!
El #19 es Mandinga.
Sil
05/11/2008 a las 19:15
Iveta se parece a muchas de las latinoamericanas nacidas antes de 1970. (dije "muchas", es decir no "todas").
Muy lindo el relato; aunque a decir verdad, no pude identificar esa guerra de la cual viene Iveta. ¿Cuál fue? Lo pregunto porque me imagino a Iveta como una chica de 20 años, poco más o menos.
otra cosa
05/11/2008 a las 17:04
Escribe alguna teoría o una vivencia-ficción, no cuentos de adolescente con talento que se las da de buen escritor.
Roberto
05/11/2008 a las 16:12
Pues yo la lectura que saco de este relato es que para llevarte una mina a la cama eres capaz de:

- Renunciar al mando a distancia.
- Ver fútbol checo (subcampeón mundial en el 32 y el 64 y campeón europeo en el 76) pero que a nivel de clubs no se come un colín.
- Tragarte cualquier culebón y/o serie "ochentera".
- "Fusionar" Orsay y Spolier (bendita fusión y bendita renuncia)

Vamos, lo que haríamos cualquiera de los que aquí comentamos y no compartimos género con Ivetta...

¿Seguro que no te ha pedido ella que la nombres en un relato como condicion de dejarte seguir "explorándola"?
Tatiana
05/11/2008 a las 14:15
loco esta crónica es la polla...
que despliegue de talento, la cagaste.
para mi entre las mejores, sino la mejor que has escrito.

monospi
05/11/2008 a las 02:52
hermoso!!!!
Celebes
04/11/2008 a las 17:48
Bien, el comentario n.º 165. El que yo quería. Yupiiiiii !!!!
Martín
04/11/2008 a las 16:14
La pregunta es cómo se hace alguien merecedor de una Iveta en su departamento, su cocina o su cama.
¿También uno tiene que sufrir una guerra interior o exterior? Porque si uno puede ver el flashback del otro en sus ojos, también es posible que perciban que nuestra mayor desgracia fue el viernes pasado, cuando nos dimos un involuntario martillazo en un dedo y, después de eso, no queda más que un portazo y un abandono.

Pero claro, después es posible que el mundo pueda contemplar en nuestro rostro la pérdida de una Iveta.
ArKanHell
04/11/2008 a las 13:01
Realmente... Desgraciado el que no vio The Kids in the Hall.
Es de lo que en la vida te hace capaz de reírte de cosas que no se pueden explicar porque son graciosas.
hablemos mal de los hombres
04/11/2008 a las 12:13
que lindo su nombre
el_clavadista_solitario
04/11/2008 a las 08:58
¡Qué bárbaro!.

Después de acabar de leer esto como atreverse -y no digo bien, mejor utilizar.. tal vez.. ¡decidirse!- a redactar algo medianamente inteligente, pasablemente entretenido, a base sólo de banalidades, tenacidad y buenos propósitos. Porque... al talento se le ve tan tan diminuto...

¡Qué bárbaro, Casciari!. Lo mejor que le he leído a usted jamás.
un pene galano
04/11/2008 a las 05:51
A mí no me ha gustado. Seguro que no lo he entendido bien.
Después de haberte leído durante mucho tiempo, esto me ha decepcionado un poco, pero seguro que no lo he entendido bien.
niko mercedino
04/11/2008 a las 04:15
agriduuuuuulce como los "don satur"
abrazo

 Usuario Anónimo
04/11/2008 a las 02:46
coincido con alguien por ahí, también se me vino a la cabeza La Vida Secreta de Las Palabras, que asumo Hernán, que viste. Caso contrario no pierdas oportunidad, pero como fue una producción española si no recuerdo mal, no dudo que la conozcas.

Yo conocí un checo en EEUU, de la edad de Ivetta, aparentemente, aprox.

No pude ver la guerra en sus ojos, la verdad, solamente veía un afán de consumismo pocas veces visto. El mejor par de plasmas, el mejor home theater, un ipod viejo, dos macs y los parlantes más snobs posibles para éstas. Todo innecesario, lo aseguro.

No estoy seguro de qué trabajaba, pero no dudo que haya estado en un tráfico de algo no legal, sea lo que sea.

Una vez vi una novela de Andrea del Boca en ruso y es tristísimo; no están dobladas con diferentes actores, como naturalizamos que se debería hacer... la voz de un solo hombre, frígido, siempre en el mismo tono, lee el guión traducido al ruso.

Seguramente ya lo habrás discutido en algún otro post, que si tenés la amabilidad de pasarme el link te lo agradeceré mucho... pero... ¿hay alguna explicación por la cual la televisión argentina, en su estado de permanente decaimiento y decadencia palpable, es aún así la mejor del mundo, más alla de las superproducciones de Hollywood?

un abrazo desde Miserere Beach
Nanenko
04/11/2008 a las 02:29
Ahhhh bueno....iba a comentar algo pero ahora ya me olvide por culpa de leer tantos comentarios...


Suerte.
Anna
04/11/2008 a las 01:46
y si algun dia empiezo el guion, y sobre todo si algun dia lo termino, tal vez tenga en cuenta los flashbacks de iveta
Edmundo
04/11/2008 a las 00:57
Che, Jorge. Talín te hizo una pregunta.
Vachi
04/11/2008 a las 00:18
Me morí con el comentario nro 148
Juaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!
mariaM
04/11/2008 a las 00:05
Me mato la descripcion de esa mirada, si hasta la puedo imaginar. Lindisimo post Hernan y que amor para que renuncies al control remoto. #102 Mariano de rosario, proba hacer un click en las letras azules
yo
03/11/2008 a las 23:02
genial, para cuando el libro de verdad!!!?
ana yalour
03/11/2008 a las 22:13
Se me ocurrió leer primero los comentarios. Fue como llegar a una fiesta donde no conocía a nadie. Y tampoco, cogoteando, te encontré a vos. Dicen que estabas en una habitación del ala este de la casa encerrado con una checa mirando fútbol. Mi dió... mañana vuelvo a ver de qué se trata y me lo contás vos. Un abrazo
Mara
03/11/2008 a las 19:49
¡Diablos, qué bien escribís!
Helena
03/11/2008 a las 19:45
Es verdad que muchas veces el pasado que esconden es terrible, lo peor es cuando detrás de unos ojos hermosos se esconde un presente de discriminación, prostitución y desamparo tan tremendos como el pasado.
luis padilla
03/11/2008 a las 19:02
que maestro eres, de verdad. Lindo el perfil de la musa. cada vez que te leo, te admiro el doble de la última. gracias por las historias.
LordPats
03/11/2008 a las 18:10
Buen cuento, ¿soy el único que hasta la mitad del cuento pensó que Iveta era un perro?
Bueno, imaginaciones mías....

Un saludo...
Yimmi
03/11/2008 a las 17:52
Este cuento tiene tanto y de todo que no puedo comentarlo.
Solo puedo decir que me gustó mucho.
El Buen Ccco
03/11/2008 a las 16:38
Hernan en mi querido Peru se le dice estar "Enchuchado" y todo lo ves bello y hermoso y hasta filosofico, pero la firme es que te estan sangrando!!!!!!! y talvez lo sabes y si es asi pues "Sarna con gusto No Pica"
Saludos
Coco
Claudia Lupita
03/11/2008 a las 15:39
Que lata. Fome.

Despues del tremendisimo relato del pedofilo del puente, sale este merengue romanticon al peo.

Me gusto mas el post de Santiago. (#30).
Gol de Media Cancha
03/11/2008 a las 15:26
Hernan,
Por Dio' !!! No le des bola a la gentuza que te anda corrigiendo gramatica y si escribis en 1era Persona porque se confunden si seguis con Cris o no!!!

Vos seguí escribiendo como lo haces que es Excelente!!!!!

Me mató lo de Kids in the Hall (y si, la metafora de los ojos tb!), a mi me encantaba ese programa.....ahora está Little Britain que es en esa linea, y tb algo diferentes pero igual de buenos (desde hace rato, jeje!) : SNL y MAD TV....Que buenos programas!!! jaja!

Salute!
Anette
03/11/2008 a las 15:09
Hernán:
Insisto. Cuando sea una blogger grande, quiero ser como vos.
Emocionante.
Gracias,
Anette
el contrera
03/11/2008 a las 15:04
141?????

Me gustó, me gustó muchísimo. Creo que me enamoré de Iveta viendo el partido.

Ayer en mi trabajo descubrí a una de mis compañeras (mujeres grandes) leyendole a las otras la edad de los países. Te cuento que les gustó mucho y se rieron muchísimo, como yo. Me sentí muy gratificado, aparte pude alardear preguntano si sabían acaso quién lo habia escrito, je, me contestaron que un poeta...
Ojo, no se si ellas disfrutarían tanto como yo el resto de tus post, por lo menos no todoss, igual les comente lo de tu blog. (aunque pasaron de largo la información y no son nuevas lectoras de tu blog, lastima). Muchos saludos hernan.
DudaDesnuda
03/11/2008 a las 15:04
Que bueno que después de tanta oscuridad Iveta encuentre un buen amor.

Besos y ternuras
Hernangonza
03/11/2008 a las 14:45
Muy bueno,y creo entender la aparicion estelar de la checa,como los que hace años que estamos en España,ha llegado una oleada de mujeres del este ,impresionantes,muy bellas y al conocerlas son mas bellas aun,hay ,hay, hay,saludos.
. Mariano
03/11/2008 a las 14:29
Seguramente quienes no te lean en Espoiler hayan encontrado esto demasiado raro.

A mi me parece que el otro trabajo te esta afectando :P
Giorgio Ponti
03/11/2008 a las 14:17
Es la primera vez en mucho tiempo leyendo Orsai, que un texto me parece regular. Tiene lo suyo, pero no tiene magia. Ta... no se puede hacer siempre genialidades..
Hernán, yo te banco igual!
En conclusión, es el primer texto que no leería dos veces.
Saludos.
 Gustavo Scattareggia
03/11/2008 a las 13:35
This is much your cup of tea.


Van Leider
03/11/2008 a las 13:26
Nueva au-pair, Hernán?
Markab
03/11/2008 a las 11:24
Yo soy un cateto. Una vez que estais avisados dire que no veo mucha relacion, fuera de Praga, entre Teresa de "La insoportable..." y esta muchacha de la que no sabemos nada mas que lo que quiere ver este narrador enamorado de un fantasma y de sus prejuicios. No se que va a hacer el protagonista cuando descubra que la Checa ha vivido un par de años en Lyon para perfeccionar su frances en la ecole du commerce antes de mudarse a Barcelona. Imagino que se lo perdonara.

Me parece delicioso.
Alex
03/11/2008 a las 08:14
Supongo que este tipo de historias son más frecuentes de lo que pensamos.

Saludos.
Natalia Alabel
03/11/2008 a las 02:48
Sonia 128, me parece que Iveta es un modelo a seguir. Mejor me pongo lentes de contacto azules y salgo a lloriquear por ahí. En una de esas conmuevo a alguno y logro dejar de trabajar!
Gracias Hernán por mostrarme el camino! jajaja!
Patricia
03/11/2008 a las 02:14
Me olvidaba...Esto llega justo cuando acabo de comenzar, hace unos días, una relectura de Kundera, buscando quizá las razones por las cuales tengo tantas ganas de emigrar. Distraídamente encontré "La Ignorancia", libro que en su momento leí también distraídamente, y que hoy encuentro de una importancia ineludible. Salí a comprar unos cuantos más que presté y por supuesto no volvieron, como es debido. No sé en qué lecturas andarás vos, pero tu texto se juntó con todo ésto que estoy repasando y, sinceramente, se complementan.

Patricia
03/11/2008 a las 02:04
Gracias, Hernán. Maestro.
Mis respetos.
Un abrazote desde Montevideo.
Patricia Freire
Leopardo
02/11/2008 a las 23:34
Muy bueno Hernan!
Muy grafico y emotivo.
Felicitaciones
Julio
02/11/2008 a las 21:08
Bueno, tampoco es una desgracia no poder gozar de las supuestas maravillas de la TV de occidente ni mucho menos. Siempre subyace en tus textos y sobrevaloración del mundo moderno, la tecnología y las bondades del supuesto "progreso".

Sonia (Diablita)
02/11/2008 a las 20:29
Iveta es una viva.

La típica extracomunitaria del este que seducen a los hombres con ojitos de cachorrita abandonada, que se comportan como si tuviesen heridas abiertas en el alma y que, para no dar demasiadas explicaciones, para no meter la pata mintiendo sobre lo mentido, se hacen las que no saben hablar más que su propio idioma, el cual saben, es sumamente difícil y a nadie le interesa aprender.

Mientras tanto, la piola de Iveta, se rasca a cuatro manos, se morfa todo lo que hay en la heladera, maneja el control remoto de la tele y consigue todo lo que se propone.

Hay Ivetas que hasta se han hecho quebrar las muñecas con tal de no tener que limpiar el inodoro!



Walter
02/11/2008 a las 18:25
Este post "kunderiano" me ha pegado realmente fuerte. Lo relacioné inmediatamente con "la identidad" y "la insoportable levedad del ser", q a la vez supieron trasladarme a una época de mi vida cuando compartí una historia (también) con una checa por aquel viejo continente q tanto añoro... simplemente gracias!!
Laura
02/11/2008 a las 17:48
Ay, Hernancito... ¿¿cómo me hiciste estooooooo??
Hay como 200 posibles lecturas, todas hermosas, todas intensas... que lindo cuentito!!

Y sí, claro, también me recordó la mirada de una chica linda, tan linda que daba miedo pararse y decir que una era linda, al lado de ella, y ver en sus ojos todos los horrores de los rigores rumanos. Todas sus miserias y sus saltos en el charco de los recuerdos...

Es más, me recordó la mirada y las cosas que le decía a mi novio cuando recién era yo una linda inmigrante del este nórdico del mundo, de la fría y evolucionada Bélgica que me devastó en más de una manera y dejó en mis ojos la marca irreductible de la calma que no se aquieta y el dolor que no aflige pero que no suelta... Y él me decía "no me cuentes más, que no puedo con tus ojos de tristeza y soledad".

Imposible, para mí también, dejar de querer a Iveta...

Un abrazote!!!
Germán
02/11/2008 a las 17:46
Esta bien lindo, esas cosas que le faltan las deja para cada uno...
No se porque esta, seguro te costo decidir entre espolier y orsai, tiene de los dos!
ElTeta
02/11/2008 a las 16:57
100% de acuerdo con Maestruli. La rusa está buenísima.
Y que no te quede ni una duda de que un día llegás a tu casa y la encontras vacía.
Estas son las minas que en un abrir y cerrar de ojos (y de patas) te dejan escribiendo tango (o viviendo adentro de uno).
SergioMC
02/11/2008 a las 16:44
Odio que se me adelanten en lo que quiero decir. Supongo que esos son los problemas de que haya tantos habitantes en el mundo. Todos los que hemos migrado nos hemos sentido en ocasiones como Iveta.
Saludos.
Sergio
Maestruli
02/11/2008 a las 16:36
Lo que te enternece de Iveta es que debe tener unas tetas espléndidas, uno ojos claros brillosos (que no vieron guerra seguramente), un pelo rubio, unos rasgos de pintura renacentista, y que debe coger como los dioses. Por eso la dejás en tu cama.
guille
02/11/2008 a las 15:40
lo tuve que leer con el tema oh girl de los chi-lites... es genial gracias!!!
02/11/2008 a las 11:38
Tristemente tierno, pero genial como siempre, la segunda vez que lo he leìdo lo he hecho leeentamente, como si estuviese degustando un dulce bien cargado de chocolate negro y amargo.

Y la verdad es que sabe mejor.

Jorge Viveros
02/11/2008 a las 03:44
Pasamos del pederasta asesino, a la Checa huérfana violada de Europa del este... Tus personajes tienen cada vez más complicaciones -no me malentiendas- me sigue gustando mucho como escribes, y espero algún día conseguir aquí en México "España decí alpiste". Pude comprar la mala adaptación de "Más respeto que soy tu Madre" y después me enteré que no te pagaron los derechos... no odies a todos los mexicanos; Sólo al Sr. Grijalbo.

PD. Te compré en el Friends for sale del Facebook, pero siempre te compran de vuelta, ¡esta vez ya me duraste dos días!
eleonora
02/11/2008 a las 03:30
Me encantó el relato, el mágico candor que despertó con su mirada.
La guerra derramó controversias, me llama la atención que no entiendan que muchas veces se libran en uno estas batallas, no hay que pertenecer a ningun país en especial para ser una víctima de ellas.
Gustavo camacho ( 87)me impresionó, en su deseo de que esta rubia desvalída, insegura, débil y sufriente, pasara de tu posesión, a la suya. Deseos ajenos, de alguien que no logra encontrar víctimas suficientemente románticas , será porque en su país, no hay violadores, ni penas? Si es así, que me mande el boleto de avión.
 Usuario Anónimo
02/11/2008 a las 01:24
Lo mismo me pasa con los que dicen ah, si yo miraba Lost pero la dejé de ver cuando apareció un oso polar...pero pelotudo, es FICCION...!!! ficción!!! ficción!!! que parte no entendieron?
 Usuario Anónimo
02/11/2008 a las 01:20
Y tampoco podía faltar el boludo que dijera "che, pero si no hubo ninguna guerra en...." hay que ser boludo para fijarse en esas pelotudeces ante un relato que rezuma poesía, eh?
La Otra
02/11/2008 a las 00:53
"Anteriormente, en la vida de esta chica..." es la clave. No hubo guerras en la vida de Iveta, pero sí mucho sufrimiento del cual no habla. Para su enamorado cualquier país eslavo es lo mismo, no importa si es la República Checa o parte de la ex Yugoslavia.
Misteriosa Iveta, hermoso relato.
brioche
01/11/2008 a las 22:43
ummm un post raro, a veces bonito, a veces espoiler y a veces surrealista... deberé leerlo otra vez para decidirme.
besotes
Neuquina
01/11/2008 a las 21:47
Muy bello, gracias Hernan.
 Crayon
01/11/2008 a las 18:55
Se me olvidadaba. ¿Los checos no tenía educación pública? Para evitar problemas podrías haberte inventando un país del este inexistente, tipo República de Bielaquia, o algo así.
Insisto en que, pese a todo, me ha gustado el relato.
 Crayon
01/11/2008 a las 18:50
Me gustó la historia. Eso sí, cuéntanos, por favor, de qué guerra estás hablando, porque desde la 2ª Guerra Mundial no ha habido ninguna otra guerra en Chequia, y la prota no parece tan vieja.
Saludos
Morocha
01/11/2008 a las 18:27
Increíble. Me encanta la capacidad de retratar una situación, una persona o la realidad de alguien que pueda vivir una historia parecida.

Me encantó.

PD: Para aquellos que no han captado la idea aún, Hernán no sólo escribe de su vida, sino que suele meterse en la piel de algún individuo para poder retratar la vida de ese alguien.
Leo
01/11/2008 a las 18:21
Bien!
CaroTros
01/11/2008 a las 18:11
Que lindo haberle visto esos ojos de mirada tan profunda a Iveta, a través de sus palabras Casciari.
Un gustazo, como siempre.
La Caro.
tucacu
01/11/2008 a las 17:42
#31 y después #33
Jaja, por prejuicioso.
Que conste que soy argentina
 Usuario Anónimo
01/11/2008 a las 17:38
Hernán Casciari, o de como romper todas las reglas de los talleres literarios siendo un genio.
Te adoro!
Karolina
01/11/2008 a las 17:27
¡Qué lindo, Hernán! Me hizo lagrimear y todo.

#46 y #57: Theresa, con H.
susana
01/11/2008 a las 17:22
A pero si escribiste una historia basada en la vida real...
la checa es Hernan y el narrador es Cris...
buenisimo!
Natalí Michalek
01/11/2008 a las 16:12
Me encantó Hernán, mis bisabuelos vinieron desde allá hacia Argentina y me pregunto cuantas cosas habrán tenido para contarnos a mis abuelos, padres y a mí, pero por lo que sé eran tan silenciosos como Ivetta. Parece que toda la gente que viene de la guerra toma al silencio como principal escudo contra sus recuerdos, pero por mas que intenten esconderlo, el dolor y misterio de sus miradas los delata. Besos Hernán. Gracias.
mariano de rosario
01/11/2008 a las 16:09
che hernan nunca dejo más de un comentario. Pero quería preguntar, por que algunos nombres aparecen en rojo y otros en azul ?
01/11/2008 a las 16:03
Ojos de posguerra... Quizás todos tenemos hoy ojos de posguerra. Y en la Argentina (más bien Latinoamérica), ojos de pos-represión militar. Aunque no todos hayamos visto el horror en vivo y en directo.
Fabiana
01/11/2008 a las 16:02
Me dio un poco de tristeza este relato. Pero estuvo bueno igual.
andy
01/11/2008 a las 15:36
100
chori
01/11/2008 a las 15:03
Es el primer relato tuyo en el que (cómo argentino residente, con programaciòn de cable pobre y de escaso mundo) me siento afuera de la fiesta, una especie de "sapo de de otro pozo". Igual lo disfreuté.
Abrazo
Luis Quijote
01/11/2008 a las 14:56
Tu relato ratifica que "una imagen puede más que mil palabras", tal cual lo indica: La historia de la humanidad en una sola foto.
http://www.comunidadquijote.com.ar/?p=365

Son las reglas de juego, pero si las flashbacks lo ameritan...

(Según lo que conozco de tus preferencias, imagino que denominás flashbaks a las protuberancias mamarias).

¿A vos te gustan con muchas tetas?
A mí, más de dos me intranquiliza, porque me faltan manos.
Orlando
01/11/2008 a las 14:19
Yo y mis amigos te descubrimos ahorita y te estamos leyendo desde Brasil. Y te gustamos.
ElTeta
01/11/2008 a las 13:21
¿Es cierto que las europeas del Este no se bañan para compensar tanta belleza?
Letizia
01/11/2008 a las 13:04
A veces me enamoro de vos
 MULTI
01/11/2008 a las 12:53
Gracias, Hernán, muy bueno.
inez
01/11/2008 a las 12:43
qué bonito y qué triste
Fer Vilardebó
01/11/2008 a las 11:27
Bello, indudablemente Kunderiano el relato. Pienso en nuestras collas, en nuestras criollas del norte (argentino), petisitas y morochas, menos "Cosmo" que las chicas del este (europeo), pero con ojos equivalentes. Esos ojos, esos ojos que dicen tanto, con bombas históricas o con avalanchas de injusticias sobre sus espaldas. Cosas vederes, Hernan, que mejor que creamos porque como los fantasmas, existen. (y como!!!)
Rayu
01/11/2008 a las 09:47
siempre se habla de "un amigo" cuando no nos queremos hacer cargo... JUA!!!

excelente el texto...!
01/11/2008 a las 09:43
cuanta lluvia que tiene este texto
Cwpper
01/11/2008 a las 05:52
El miércoles en Espoiler te quejaste de los tristes, miserables y forzados flashbacks que presenta la nueva serie de la NBC: Crusoe. Me pregunto si al escribir sobre ésto usted se desniveló y nació la idea de escribir flashbacks con increíbles bombardeos, gritos, hermanitos, papitos y madrecitas Losts o quién sabe dónde.
 Leonardo Oyola
01/11/2008 a las 05:48
Fuera de la falta de encuadre que te han criticado aquellos que no entienden la ficción, aquellos que descreen de todo lo que no tiene rigor riguroso, aquellos que necesitan verificar en la Wikipedia cualquier cosa que leen, puedo asegurarte que Iveta Šeredovà tiene un próximo amante para cuando dejes de amarla y mirarla. Decile a sus ojos claros de mirada oscura que Gustavo Camacho la espera en un país al que no llegará por carretera con violadores y donde las penas son inmensamente menores a las que ella calla.

Sé que entenderás razones y sé que por mucho que pase entre Ustedes, no la dejarás a la intemperie y la enviarás conmigo.

Te mando un abrazo y ruego que las mujeres que ames tengan de vos esta mirada, la que ve más allá del anecdotario de cuentas infelices.

Muy poético, eso me pareció, muy poético.

Cien veces gracias.

Gustavo Camacho
http://necesaria.blogspot.com

PD: Hace unos días me crucé con una Milena que en unos años tendrá otras penas en su mirada que será tan oscura como la de Iveta Šeredovà.
Zulymar
01/11/2008 a las 05:27
El año pasado estuve en Zaragoza en casa de amigos, donde conocí a Helena, una chica de aquellos lares que hacía la limpieza y que bien podría ser la de tu historia. Mientras planchaba y me contaba su periplo, sus ojos se llenaban de lágrimas.
Preciosa narración¡¡¡¡¡ Cuando ví que habías escrito hoy, sólo pedí que éste no me dejase el retrogusto amargo del anterior. Y ná que vé. Un saludo grande desde Uruguay
PD: el martes, Canta Canoura en el Solís¡¡¡
Vachi
01/11/2008 a las 05:11
Hola Hernán. Me encanta que escribas siempre lo que se te cante, variando en estilo y temáticas, en primera persona, plasmando lo que se te viene a la mente, sin preocuparte de detalles como contextos históricos, porque ¡qué carajo importan! El que quiera leer realidades que lea diarios, y el que no es capaz de disfrutar de una historia y volar con ella sin cuestionar detalles tontos que en realidad pueden ser bellas sutilezas o guiños para el lector... pobre de él y qué vida literaria aburrida y pacata padecerá. Me encanta tu imaginación, tu osadía, tu gracia y tu cuidada narrativa. No me pierdo tus relatos ni por casualidad. Un beso grande desde Mvdeo.
El Bobero
01/11/2008 a las 04:50
Hernan, bueno, pero distinto. Cuesta acostumbrarse al cambio. jaja.

Saludos
 Maruh
01/11/2008 a las 04:33
"Las chicas que lo perdieron todo, de la noche a la mañana, tienen la mirada llena de asombro, un asombro que no es solamente miedo; los ojos llenos de luz y negrura." Me fascinó esta parte.

Hermoso, Hernán, hermoso. El anterior asumo que no me gustó, me pareció repetitiva la parte de haber terminado con la infancia en ese momento que contabas, más allá que las historias hayan sido diferentes... Siempre me acuerdo de tu cuento de Canelones y ESE fue el antes y el después para llegar a la adultez que quedó grabado en mi memoria de tus relatos.

Este me encantó. Impecable.
Valeria
01/11/2008 a las 03:54
Me gustó. Gracias .
Javier
01/11/2008 a las 03:49
Que ganas de limarla Casciari...
Lo que no me gustó es que me leí la mitad antes de enterarme que no eras vos en una vida paralela el que lo contaba... Eso del mando a distancia cae re pesado.
:D
Romina
01/11/2008 a las 03:37
Esta vez no me gustó mucho, me aburrí un poco. Igual te seguiré leyendo. Beso grande desde BCN.
01/11/2008 a las 03:36
Antes que nada, debimos suponer lo que confirma #19. Que lo de "pri" es cosa de Mandinga.
Con respecto al texto, coincido con algunos que dijeron que es "raro". Puede ser que se extrañaba Orsai, también, y que al entrar con la alegría a flor de piel, el ritmo y la cadencia del cuento generen esa extrañeza.
Pero no importa, porque todo el cuento se justifica para leer sobre los ojos de Iveta: los ojazos de posguerra, y sobre todo el párrafo posterior, son perlitas impagables.

Ah, otra cosa: nunca se te ocurra clasificar los textos del blog entre biográficos y ficciones. Nos perderíamos comentarios muy graciosos.

fede o
01/11/2008 a las 03:30
pero de verdad ves fútbol checoslovaco? dios mío.
 vero
01/11/2008 a las 03:17
Hola Hernán!! La verdad me gusto mucho el post. Aunque no es por eso que posteo. En realidad, queria avisarte, que puse uno de tus escritos (Los Bloggers muertos no van al cielo) en la revista universitaria que edito... Obviamente, puse quien era el autor y de donde se habia sacado... Espero no me cobres derechos de autor :P ya que la revista es de distribucion gratuita... Jeje , sino enviame la factura al mail. Desde hace mucho quería incluir un artículo en una de las revistas, para poder hablar con alguien más de que tan bueno son tus escritos... Espero no te moleste... Bye
Rosario Romero
01/11/2008 a las 03:12
Sencillamente Increíble!!!
Cariños Ro.
claudio carraud
01/11/2008 a las 03:11
Me gustó, sin cuestionamientos. Cuando leo un texto no lo cuestiono, no cuestiono cosas que dice. Simplemente trato de disfrutarlo o no. Me gusta o no me gusta. Este me gustó.
Felicitaciones Hernán.
Sergio M
01/11/2008 a las 03:03
Pero también está bueno que la gente no sepa si es realidad o ficción...aunque esté claro para algunos. Para mí eso habla de la calidad del narrador. Con respecto a si está o no dentro del contexto histórico, ¿qué importa? (y menos si el fútbol checo es malo o no: eso ya es totalmente subjetivo):
en todo caso para el protagonista la historia es así, aunque tenga quilombos en la data.
Me gustó mucho!
MacCalvin
01/11/2008 a las 02:54
Clap, clap, clap, clap
la oveja
01/11/2008 a las 02:42
no puedo evitarlo, asi que lo voy a deicr de una vez y ya:
los que comentan para decir que quedaron en algun tipo de podio, son unos salames... lean el texto y ya;
los que pregutan si se separó... c'mon, gente, es ficcion!!!!!
los que corrigen el texto...... dios, esos son los peores, que importa si no es historicamente correcto, de nuevo ES FICCION!!!!!
la oveja
01/11/2008 a las 02:33
increible
Crysty
01/11/2008 a las 02:32
Hola Hernán....bastante raro este blog... pero me ha gustado...en verdad...

Gracias por compartir tus letras con nosotros...

Beso! (de esta fiel seguidora...)
Gavilandia
01/11/2008 a las 01:56
En realidad me pareció un poco extraña la historia. No me sentí para nada identificado y creo que tuvo una temática un tanto europea. Me gusta más lo rioplatense... Estoy seguro que la próxima va a estar mejor.
Saludos.
01/11/2008 a las 01:48
Es verdad, los ojos de Iveta dicen mucho.
Muy bien logrado che, me la imaginé a la mina y todo.
regaladaescara
01/11/2008 a las 01:35
Un personaje que se muere de amor y ternura por esta checa...
De las frases significativas (quizás porque no tengo que levantarme a ninguna huérfana), me quedo con:
"...haber llegado sana y salva desde aquella guerra hasta esta paz."
Felicitaciones
y gracias.
 olo mosquera
01/11/2008 a las 01:31
Gracias #34, #37, #43 y #52: Absolutamente todos los problemones, corregidos.

Y por supuesto, para los que corrigen el contexto histórico (#9, #24, #47, etcétera) la respuesta la tiene Paula, en el #32. Y el narrador también deja señales claras: "Aunque (Iveta) no me cuente nada", o "Ella nunca me ha dicho nada sobre todo aquello".
fabiana
01/11/2008 a las 01:23
Hernán, le acabo de enviar a mi hermano el cuento de la tarántula, lo tengo entre mis favoritos. Me pasó tal cual, soy de un pueblo de Salta, y el kioskero de la plaza abría a la siesta y se calcinaba con tal de tenernos como clientes. Mi hermano quería la pelota y yo la muñeca, y teníamos un solo album!!!! La desgraciada de mi vecina tenía 15 años y era la más linda del colegio, consiguió la tarántula un par de veces gracias a sus encantos, y también pedía fortunas... Que lindos recuerdos!!! gracias Hernan
Guswagen
01/11/2008 a las 01:22
Iveta es de las que te sacan el macho paternalista de adentro.
Una mujer contándote sus sufrimientos puede conmoverte. Pero si lo descubrís en su mirada y en sus gestos, se torna irresistible.
talin
01/11/2008 a las 00:53
nombre del amigo q se dejo chupar la porongo x el actor quiero nombres
jorja
01/11/2008 a las 00:41
me enternecio!!! el relato me centro en ella su amor y su tristeza un beso genial
01/11/2008 a las 00:31
Eso te pasa por no comprarte la muñeca hinchable "made in Japan", como todo el mundo. Al final, lo barato te está saliendo caro...

;-)
 Mercedes
01/11/2008 a las 00:29
Me confunde mucho que escribas siempre/tanto en primera persona...

en "Las huérfanas tienen los ojos más sexys de las que todavía conservan padre y madre y hermanos" no debería ser Las huérfanas tienen los ojos más sexys que las que todavía conservan padre y madre y hermanos"

Igual gustó!
01/11/2008 a las 00:26
Esta bueno... veo que a muchos nos pegó lo de la mirada, je.

Pregunta: no es redundante decir que tiene acento en la ese mayúscula? Tiene una sola ese...

Abrazo!
 argenta
01/11/2008 a las 00:14
Siempre he creído que Praga debe ser una ciudad mágica. Quizá porque me gustó mucho La insoportable levedad del ser.
Me mató Sally Field versión checa. La nuestra sería hmm... Susú Pecoraro?

fabiana
01/11/2008 a las 00:14
Erika #46 TERESA!!!! se llamaba Teresa.
Patricia en Tenerife
01/11/2008 a las 00:07
Me gustó, me pareció muy tierno !!!, tengo 2 amigas, una checa: Jana, y otra eslovena: Karmen y sí tienen ojazos de jirafas atrapadas, "humosos"..como diría K. Blixen, pero una fuerza, una determinación por encima de todo !!!
Besitos desde Canarias.
fabiana
01/11/2008 a las 00:06
Ayyy Hernán, como me gustó éste, me gusta cuando escribis del amor, no se, le das en la tecla. Este por ejemplo es el típico caso cuando nos enamoramos, armamos toda una fantasía detras del ser humano que tenemos enfrente, todo un mundo que acrecienta nuestro enamoramiento, es así tal cual como se lo vive.
Me encantó.
malena
31/10/2008 a las 23:53
Me gusto el cuento porque me identifica en muchas cosas, mi marido todavia suenha con un mundo de magnum, falcon crest y brigada a (el es de la antigua alemania comunista) y cuando fue a norteamerica la vio tan llena de gordos y latinos que creyo que se habia equivocado de pais. Pero no importa porque en muchos pequenhos pueblitos de alemania hay mas banderas yanquis en los jardines que en todas las embajadas de usa en el mundo, y no hablemos del look de olivia newton john en grease, algunas mujeres parecen disfrazadas del personajes, incluso cuando le fueron pasando los anhos.
Me parece que tu Iveta es yugoeslava. Puede ser tambien albana. Porque como dijo alguien ahí, el futbol checo no es malo. Es más , es bastante bueno.
leiste budapest de chico buarque?
xavier
31/10/2008 a las 23:51
Me enternece Iveta. Yo también le perdonaría y permitiría todo, excepto que me haga ver fútbol checo con árbitros de camisa y zapatos.
 Lucho
31/10/2008 a las 23:35
creo que debería ser "previOusly".
la gente que comenta como si la ficción no existiera y como si todo fuera biográfico, o que hace críticas absurdas que muestran que no tiene imaginación y que solo busca en los textos de los demás algo ya conocido o una confirmación de la propia experiencia, ¿lo hace en joda?
la tucu
31/10/2008 a las 23:31
Para mi, lo mejor que he leido aqui desde hace un rato. Me gustó más de lo mucho que me gusta siempre. Buenisimo
31/10/2008 a las 23:29
Excelente relato, me entretuve y lo leí completo ¡¡¡¡
Saludos
manreisa
31/10/2008 a las 23:27
"los ojos llenos de luz y negrura" me conmovió, casi pude verlos...
Me hiciste acordar tanto a La Maga de Rayuela!
Besos
Daniel
31/10/2008 a las 23:24
Que bueno no analizar tanto lo de la contextualizacion... para que sirven saber los años de las guerras si no te permitió encantarte de una hermosa, buena y sufrida rubia..?? Me gustó... muy bien !!
arqui
31/10/2008 a las 23:10
Me pasó una cosa rara. El relato es estupendo, como es tu costumbre. Pero la contextualización en una guerra que no pudo haber vivido la checa (se supone que no pasa de los 30, verdad?) me distrajo del texto y no me permitió gozarlo en plenitud. Creo que la observación la hace también Alvaro más arriba.
La descripción de Ivetta, sin embrago, es impecable. Casi, casi parece escaparse del monitor, rubia, delgada, sexy, naif...
Saludos
Erika
31/10/2008 a las 23:08
Me recordó a la novia de Tomas (no recuerdo su nombre) en la Insoportable levedad del ser de Kundera
 Oscar Zarate
31/10/2008 a las 23:07
Extraordinario. El que no se enamoró de ella al leer esto tiene que revisar seriamente su salud espiritual...
Chemo
31/10/2008 a las 23:04
Top 50, cerca, muy cerca...
El Gemelo Malvado
31/10/2008 a las 23:01
Saludos, Casciari
Es raro que haga esto, pero me puede: "Sin la quinta temporada de Six Feet Under"
Tierno texto.
Ariel
31/10/2008 a las 23:01
Que bueno decirle "mando a distancia" al "control remoto" cuantas formas de decir lo mismo hay entre España y Argentina, te felicito Hernan muy bueno.-
Ariel
31/10/2008 a las 23:00
Que bueno decirle mando a distancia al "control remotao" cuantas formas de decir lo mismo hay entre España y Argentina, te felicito Hernan muy bueno.-
Ro..
31/10/2008 a las 22:51

Gracias Hernan...

Ro..
31/10/2008 a las 22:50

Gracias Hernan...

31/10/2008 a las 22:48
simplemente ME ENCANTÓ. Este lado tuyo, más literario me encantó.

:)
 gaesba
31/10/2008 a las 22:48
Tranquilo, lindo, descriptivo.

Sugerencias -y perdòn la osadía-, pero creo que corresponden:
deberìa decir "inmigrante bonita DEL Este"; y
deberìa decir "más sexys QUE las que..."
lakade
31/10/2008 a las 22:48
Kelopario, casi 40 comments!!
Gracias Hernan!!
AGUANTE
Claudia
31/10/2008 a las 22:43
Quiere decir que no estas mas con tu mujer? con la madre de la Nina?? ... ohh... que pena me da , enserio :(
Creo que me perdi algunos relatos.. oh no.. me gustaba tu familia, no quiero que estes con la checa, quiero que estes con tu mujer (Cristina se llama, no?).. oh...
Nicocha
31/10/2008 a las 22:40
Gracias Hernàn como siempre. Que imaginaciòn y habilidad!! Nos estabas dejando abandonados... Te dejo un abrazo desde el culo del mundo.

P.d: puede ser que en el parrafo 11, renglón 2 sea en realidad "deL Este"?. Perdón por el atrevimiento.
Ana
31/10/2008 a las 22:38
Desde Argentina te preg. te separaste??? dejaste a cristina o ella te dejó?
Paula
31/10/2008 a las 22:35
Ay hoy sí me gustó... la Iveta ni tuvo guerra ni nada, verdad????
Leandro
31/10/2008 a las 22:32
Eso es sutileza. El dolor de la guerra reflejado desde una mujer y sus ojos, y con eso alcanzó. Ni bombas, ni muertos; con una mujer. Me gustó mucho.
PD: en cualquier momento se viene la pregunta típica de algún gallego: ¿Cómo, Hernán? ¿Por qué dejaste a Cristina?
Santiago
31/10/2008 a las 22:26
no me gusto

medio flojito

te pusiste medio maricon con este texto

y me jode los pelotudos que se jactan por tener una posicion en los comentarios

la frase donde comparas los ojos, genial
la voy a usar para chamuyarme alguna huerfana

Daniel Lara F.
31/10/2008 a las 22:25
a ver si ahora la pego: vigésimo novenoooooo!!!!
31/10/2008 a las 22:23
Tienes razón Hernán, quién sabe que ocurre con la gente de ese lado de Europa que ve la televisión y el cine de una forma demasiado bizarra.
Checa este post, se que te divertirá, y no se trata de hacerme promoción, no señor.
Es sólo para intentar de comprender de una forma divertida una cultura que jamás comprenderemos.

http://pildoritadelafelicidad.blogspot.com/2008/02/francamente-no-puedo-explicarme-cmo-es.html
Javier Tooshort
31/10/2008 a las 22:17
Brâvò. Müy bùen pôst.
:)
Como siempre Hernán, sacándonos unas sonrisas hasta en nuestros peores días...
Abrazos.

Aioz.-
Natalia Alabel
31/10/2008 a las 22:14
Sabés, me ha gustado mucho este cuento. Es tierno y un poco extraño.

Me parece que es, poco o más o menos, lo que debe sentir Cris respecto a tu pasión por la tele.

Abrazo
Daniel Lara F.
31/10/2008 a las 22:08
vigésimo cuartooooo!!!!
Ana
31/10/2008 a las 22:06
Puede ser históricamente no está contextualizado pero me encantó. Una historia de amor casi casi con tintes de amor en guerra. Muy bueno.
Joseé
31/10/2008 a las 21:55
¡Qué bonito, esto, che! ¡Y qué pelotudo me siento diciendo bonito!

Los checos son los terceros consumidores mundiales de fernet, después de Italia y Argentina.

Datos al pedo te puedo tirar a patadas. Muy impactantes los ojos de la checa/chica.

Disfruté mucho del relato, gracias.

José.
leonardo
31/10/2008 a las 21:55
no gustó, me aburrí, saludos.
El Tipo Del Sofá
31/10/2008 a las 21:51
Excelente, por esta clase de historias es que comenze a leer orsai.... , bueno mentira, el primer texto fue "la verdadera edad de los paises" pro medio de un link en un viejo blog que ya no existe llamado "esperma digital" pero desde ahi me quede yme asombre con estas historias....
El Tipo Del Sofá
31/10/2008 a las 21:41
me parece que es la segunda vez que estoy tan cerca del primero... una vez fui tercero.... .. jejej lo habir alogrado de no ir a comprar gaseosas para la fiesta de mi hermanita de halloween
ahora leo..
Curro
31/10/2008 a las 21:41
Para el que se pregunte de dónde viene la carrera por el primer comentario: el 1 de Mayo de 2005, en el escrito "Los problemas de mezclar ganado", un tal Mandinga fue el primero en proclamarse "primeee". ¿El porqué?, solo él lo sabe...
Desde Málaga (Esp).
emilio
31/10/2008 a las 21:39
Yo temo que la vida me ponga en el camino una mujer con características similares a las narradas en tu post. Y temo porque sabría que mi destino sería irrevocable. Todavía no sé qué sabor tiene la perdición.
Salazar (juan)
31/10/2008 a las 21:36
después de leer el libro me enganche con orsei, y después se lo aconseje al que me quería escuchar, un gusto conocerte
 13millones
31/10/2008 a las 21:36
La mirada de la gente que ha perdido tanto atraviesa la mirada de los otros, va directo al corazón.
juan
31/10/2008 a las 21:30
bien por mi primer comentario para mi
SIL
31/10/2008 a las 21:18
Me siento como espejito de colores. Yo también quise ser Regueiro y tener un profesor como Corrado... ese es el ratón femenino por excelencia.

Me gustaron mucho las metáforas del final, lo del "Previusly" y los Flashbacks.

El cuento en si me recordó a la película "The Secret Life of Words" de Isabel Coixet.
eric
31/10/2008 a las 21:09
Entre los primeros veinte.
Progreso de a poco.
espejito de colores
31/10/2008 a las 20:59
Fe de erratas: dije Ivette y era con a final.
espejito de colores
31/10/2008 a las 20:57
Hernán:

Me cayó bien, Ivette.

A los 13 quería parecerme a Maricarmen Regueira, de "Princesa" y tener un profe como Corrado.

Pasé por "Cristal", las de "Del Boca/Bermudez" hasta Nano, con una Araceli muda y un Gustavo B. Hoodiano ja ja.

A Kuliok nunca le creí nada. Ni a Laport, falso indio.

Los que me consideran una intelectual, o al menos, un ser pensante, incapaz de llorar porque se murió Arana, no me lo perdonan.

Lástima no tener la mirada de Ivette...

De ahora en más me disculparé diciendo que en el subdesarrollo tenemos nuestra propia guerra.

mariano de rosario
31/10/2008 a las 20:57
Hernan, volado lo tuyo. Me quedo con la frase de, los ojos de asombro de las refugiadas.
Álvaro
31/10/2008 a las 20:50
Hombre, la verdad que no sé que edad "tendrá" Iveta, pero siendo medianamente joven es dificil que haya vivido una guerra con "bombas de racimo" en la antigua Checoslovaquia. No sé, pero a mi entender, a parte de lo que expresa el texto, que si me gusta, lo considero poco...encuadrado. Creo que podría ser mejor una historia de otro país, ¿Bosnia por ejemplo?

Y el futbol checo no es malo...


a.
31/10/2008 a las 20:42
no, en el articulo anterior fui la tres
fernando
31/10/2008 a las 20:40
5!!!
AGUS
31/10/2008 a las 20:39
Divino, me lo imagine cmientras lo leia, como una peli muy tierna.
a.
31/10/2008 a las 20:39
soy una vez mas la numero cuatrooo :)
a.
31/10/2008 a las 20:39
soy una vez mas a numero cuatrooo :)
maxi
31/10/2008 a las 20:26

Por fin viejo!!
Dani Dos
31/10/2008 a las 20:25
¿Puede ser posible que sea PRI?
 Nuiti
31/10/2008 a las 20:25
Tu post de hoy un poco raro... pero aún así me ha gustado. Y aún no hay comentarios...