Orsai blog post

Sociedad
miércoles 19 de octubre, 2016

Orsai post

Sociedad
miércoles 19 de octubre, 2016

#MeHagoCargo

Durante la infancia mi mamá mandaba a mi hermana a hacer los mandados al almacén, nunca me mandaba a mí. Yo empecé a ir al almacén a los trece años por propia voluntad.

Una vez mi papá se tuvo que cocinar él mismo porque mi mamá no estaba. Mi abuela se enteró y le hizo un escándalo a su nuera: «¿Cómo es posible, nena? ¡Él es el hombre de la casa!».

Entre los nueve y los catorce años escondí de mi papá las poesías que escribía para que no me creyera femenino. Entre los seis y los quince años jugué a deportes de fuerza para demostrar masculinidad.

Mi papá nunca pisó el almacén de enfrente. Tampoco nunca nos hizo el almuerzo o la cena. Nunca barrió el piso ni cosió un guardapolvos. Ninguna mujer de la casa se lo habría permitido.

En la adolescencia algunas amigas señalaron en mí actitudes machistas que yo no podía reconocer o me negaba a aceptar. Pasaba mucho en las sobremesas de los asados, mientras ellas levantaban los platos.

Hasta el final del siglo veinte (es decir, hasta mis treinta años), creí que machismo y feminismo eran dos extremos y me burlé de ambos como quien se burla de los veganos o de los hinchas de Vélez.

Al inicio de este siglo fui padre. En la crianza de mi hija practiqué la ironía seudo progre de decir (frente a ella) ‘puto’, ‘trola’, ‘negro’ y otro montón de tópicos que creía inofensivos.

También debatí sin argumento en sobremesas acaloradas y salieron de mi boca dos frases infames: «No todos los varones somos así» y «Estoy en contra de todo tipo de violencia». 

Entre los treinta y los cuarenta años escribí más de quinientos textos cortos en internet. Hay por lo menos veinte que tienen alguna frase machista o alguna idea retrógrada que hoy me avergüenza leer.

A los cuarenta y tres años me pregunté por primera vez qué debía hacer con esos textos. ¿Borrarlos, modificarlos o dejarlos tal cual? Elegí mantenerlos; hacerme cargo del que fui para ser menos imbécil en adelante.

Todavía tengo en la cabeza frases en reparación. Lo descubro cuando personas más jóvenes me alertan: «¿Te parece que dos mochileras que van juntas ‘viajan solas’?». No es fácil soltar los lastres.

Pero también empiezo a percibir yo mismo las alarmas. Descubro solito símbolos mal puestos y barbaridades en los medios. Empiezo a sentir el placer de mis propias cáscaras cayendo.

Soy un varón heterosexual de 45 años. Me cuesta mucho, cada vez que lloro, no decir “parezco mina” o “me puse putito”. Son muchos años de ser un imbécil que se creía gracioso. Pero me esfuerzo porque entendí.

No voy a poner el avatar rosa en mi wasap. No voy a usar el hashtag ni voy a hacerme el copado. Mi único hashtag sincero es #MeHagoCargo. Solamente vengo a decir que soy culpable y que fui parte del problema.

Trato todos los días de estar atento a los símbolos y a lo tópicos. Ya no uso los ‘pero’ ni hago chistes de falso progresismo. Me ejercito para dar pelea incluso en lo dialéctico, que es donde más me cuesta.

Hoy es 19 de octubre y llueve. Soy casi un viejo y viví por todos lados. Quiero decir que jamás había visto a un grupo humano acorralar un problema con tanta fuerza, pasión y creatividad.

Esta lucha es, sin dudas, lo más revolucionario que le pasó al país en décadas. Un día vamos a mirar para atrás y nos parecerá increíble que nosotros hayamos tardado tanto en reaccionar.

Nuestros nietos, queridas, van a estar muy orgullosos de ustedes.

ACTUALIZACIÓN. Esta entrada tiene pocos comentarios en la fecha de su publicación porque se cayó el servidor y estuvo dos días sin actividad. Decidí, por única vez, publicar el texto completo en el Facebook de Editorial Orsai. Casi toda la conversación que suele ocurrir en el blog, esta vez ocurrió allí. Aquí el enlace.

Hernán Casciari
miércoles 19 de octubre, 2016


#MeHagoCargo

por Hernán Casciari

Durante la infancia mi mamá mandaba a mi hermana a hacer los mandados al almacén, nunca me mandaba a mí. Yo empecé a ir al almacén a los trece años por propia voluntad.

Una vez mi papá se tuvo que cocinar él mismo porque mi mamá no estaba. Mi abuela se enteró y le hizo un escándalo a su nuera: «¿Cómo es posible, nena? ¡Él es el hombre de la casa!».

Entre los nueve y los catorce años escondí de mi papá las poesías que escribía para que no me creyera femenino. Entre los seis y los quince años jugué a deportes de fuerza para demostrar masculinidad.

Mi papá nunca pisó el almacén de enfrente. Tampoco nunca nos hizo el almuerzo o la cena. Nunca barrió el piso ni cosió un guardapolvos. Ninguna mujer de la casa se lo habría permitido.

En la adolescencia algunas amigas señalaron en mí actitudes machistas que yo no podía reconocer o me negaba a aceptar. Pasaba mucho en las sobremesas de los asados, mientras ellas levantaban los platos.

Hasta el final del siglo veinte (es decir, hasta mis treinta años), creí que machismo y feminismo eran dos extremos y me burlé de ambos como quien se burla de los veganos o de los hinchas de Vélez.

Al inicio de este siglo fui padre. En la crianza de mi hija practiqué la ironía seudo progre de decir (frente a ella) ‘puto’, ‘trola’, ‘negro’ y otro montón de tópicos que creía inofensivos.

También debatí sin argumento en sobremesas acaloradas y salieron de mi boca dos frases infames: «No todos los varones somos así» y «Estoy en contra de todo tipo de violencia». 

Entre los treinta y los cuarenta años escribí más de quinientos textos cortos en internet. Hay por lo menos veinte que tienen alguna frase machista o alguna idea retrógrada que hoy me avergüenza leer.

A los cuarenta y tres años me pregunté por primera vez qué debía hacer con esos textos. ¿Borrarlos, modificarlos o dejarlos tal cual? Elegí mantenerlos; hacerme cargo del que fui para ser menos imbécil en adelante.

Todavía tengo en la cabeza frases en reparación. Lo descubro cuando personas más jóvenes me alertan: «¿Te parece que dos mochileras que van juntas ‘viajan solas’?». No es fácil soltar los lastres.

Pero también empiezo a percibir yo mismo las alarmas. Descubro solito símbolos mal puestos y barbaridades en los medios. Empiezo a sentir el placer de mis propias cáscaras cayendo.

Soy un varón heterosexual de 45 años. Me cuesta mucho, cada vez que lloro, no decir “parezco mina” o “me puse putito”. Son muchos años de ser un imbécil que se creía gracioso. Pero me esfuerzo porque entendí.

No voy a poner el avatar rosa en mi wasap. No voy a usar el hashtag ni voy a hacerme el copado. Mi único hashtag sincero es #MeHagoCargo. Solamente vengo a decir que soy culpable y que fui parte del problema.

Trato todos los días de estar atento a los símbolos y a lo tópicos. Ya no uso los ‘pero’ ni hago chistes de falso progresismo. Me ejercito para dar pelea incluso en lo dialéctico, que es donde más me cuesta.

Hoy es 19 de octubre y llueve. Soy casi un viejo y viví por todos lados. Quiero decir que jamás había visto a un grupo humano acorralar un problema con tanta fuerza, pasión y creatividad.

Esta lucha es, sin dudas, lo más revolucionario que le pasó al país en décadas. Un día vamos a mirar para atrás y nos parecerá increíble que nosotros hayamos tardado tanto en reaccionar.

Nuestros nietos, queridas, van a estar muy orgullosos de ustedes.

ACTUALIZACIÓN. Esta entrada tiene pocos comentarios en la fecha de su publicación porque se cayó el servidor y estuvo dos días sin actividad. Decidí, por única vez, publicar el texto completo en el Facebook de Editorial Orsai. Casi toda la conversación que suele ocurrir en el blog, esta vez ocurrió allí. Aquí el enlace.

Hernán Casciari
miércoles 19 de octubre, 2016


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


31/01/2017 a las 07:45
Conmovedor y al centro. Un clásico de Casciari.
Pena que tenga tan pocos comentarios.
 Maria Luz Ruiz de Temiño
27/01/2017 a las 00:21
Tarde lo mio. A llegar aca me refiero. De todas formas, en tiempos de Trump, nada mas actual.
Por otra parte " brillante", hombres y mujeres estamos aprendiendo a soltar el lastre del machismo a fuerza de querer seguir evolucionando.
 tonny perez
24/01/2017 a las 02:24
por que este mundo es tan injusto
 JOSEFA SANTO
23/01/2017 a las 20:13
ver peliculas hd
 Melquiqades
23/01/2017 a las 17:41
Muy buen escrito, yo que soy español casi puedo decir lo mismo, tengo 50 tacos y casi todo el planeta en el ambito masculino podria decir lo mismo y peores, si, recibimos una educacion machista, por ambas partes y si, en cuanto el tiempo nos sacudio la roña y nosotros pusimos de nuestra parte por rascarnos con manopla de esparto, miramos al suelo de la bañera de nuestros recuerdos y si, vimos tremenda mierda ahi, sera dificil que en esta vida quedemos limpios nosotros, pero podemos decir como es esa mierda para que los que vienen detras esten atentos.
un saludo.
 tpeliculas pelis
30/12/2016 a las 16:24
tremenda forma de a ser las cosas ,

http://tpeliculas.com/
 Alfredo Asti
29/12/2016 a las 03:01
En relación a esto. Tremenda crónica de Caro Aguirre:

http://www.lanacion.com.ar/1957588-colombia
 Julk
19/12/2016 a las 15:21
https://ceps20denoviembre.blogspot.com.ar/2016/11/el-patriarcado-colonialismo-cultural.html?m=1 Hernan te dejo esta reflexion que escribi sobre el tema
 Alexis Roman Pawlowski
15/12/2016 a las 15:01
A los veganos siempre les rebotan esquirlas, lo que me recuerda que me gustaría leer en algún momento algún texto tuyo al estilo de "Entrevista con un vegano", tal vez ya exista, no lo se, soy nuevo en este predio ("Blog"), apenas llevo 20 minutos desde que me registre.
Un abrazo desde Neuquen.
 juan carlos bigiatti
14/12/2016 a las 16:42
gordo te propongo que analises la "sucesion de fibonacci" que se te pasan todos los problemas y si no se te pasaron analiza ," porque las particulas sub atomicas tienen comportamientos tan caprichosos , y no responden al comportamiento esperado"
 juan carlos bigiatti
14/12/2016 a las 16:37
no te preocupes , cada 10 años queremos comenzar de nuevo y mejor, nos damos cuenta de nuestros errores y queremos enmendarlos, pero es al pedo totalmente, porque arreglas algunos errores que quizas era lo mejor que tenias y dejas otros que te parecen buenas actitudes que seguro al año siguiente te van a parecer malas, es al pedo, somos como somos y como fuimos mutando, asi nos tenemos que tomar , y seguir cagandonos de risa de nosotros mismos, no tomarse demasiado en serio es el antidoto contra la estupidez. SOLO RECUERDA HOMBRE QUE POLVO ERES Y EN POLVO TE CONVERTIRAS , eso es lo que somos polvo de estrellas , si te la crees corres el riesgo de ser un pelotudo como Macri o como la gorda Carrio, o la Michetti , esa gente piensa que es importante y no deja de hacer cagadas, vos nos sacas una sonrrisa y eso es mas que suficiente para existir, que se te pase el auto analisis y segui escribiendo, porque de lo contrario te van a comer las cucarachas
 Ignacio Palladino
13/12/2016 a las 15:32
Gordo, podés dejar de disfrutar de la vida un poco y ponerte a escribir que tenés el blog abandonado?

Gracias
 Marcos Gabriel
08/12/2016 a las 04:56
No soy buen escritor, pero estos son solo algunos de mis argumentos para estar en contra: El 80% de las personas en situación de calle son hombres, solo el 20% son mujeres. Esto es, de cada 10 personas que ves durmiendo en la calle 8 son hombre y solo 2 son mujeres. Parece que la sociedad esta mas dispuesta a ayudar a las mujeres que a los hombres.

Por cada 1 mujer que muere en un hecho de violencia, incluyendo muertes por violencia de género, mueren 4 hombres. Esto es mueren 4 veces más hombres que mujeres. Muere una mujer en un hecho de violencia cada 30 horas. En 30 horas han muerto 4 hombres en hechos de violencia. Cada 7 horas muere un hombre en un hecho de violencia. Mas exactamente el 85% de las víctimas de violencia, incluyendo violencia de género, son hombres solo el 15% son mujeres.

La semana pasada pasaban en los noticieros solamente la muerte de 2 chicas y un chico que fue apunalado por festejar un gol. Según las estadisticas, por cada mujer que muere, mueren 4 hombres, o sea que si murieron 2 chicas, deben haber muerte 8 chicos, y los 7 chicos restante que murieron, que fue de ellos, porque los noticieros no pasaron nada, como murieron, quienes fueron? Ni noticia de los 8 chicos que según las estadísticas murieron.

Menos del 10% de todas las personas detenidas en cárceles son mujeres, el 90% de las personas en cárceles son hombres. Sera porque siempre inventan algún justificativo porque la mujer cometió un delito, será que las lágrimas de una mujer conmueven a los jueces.

Por cada 1 mujer que se suicida se suicidan 4 hombres. Esto es 80% de las personas que se suicidan son hombres, solo el 20% son mujeres. Sera que es más duro y difícil ser hombre.

Hasta hace muy poco las sociedades obligaban a los hombres a ir a las guerras, aun en contra de su voluntad. Los que no querían ir, eran desertores y muchas veces asesinados. Mientras en la segunda guerra mundial los hombres morían a montones, en Inglaterra, las mujeres ponían bombas contra instituciones de su propio país y hacían actos terroristas porque no las dejaban votar. Hay un video de esa época, en una carrera de caballos, una mujer militante por los derechos del voto femenino, salta la valla, se pone delante del caballo, el caballo la atropella, quedan tirados, desparramados en el piso, la mujer, el caballo y el jockey. Adivinen a quien socorren primero, a la mujer suicida o al jockey?. En el video se ve que todos van a socorrer primero a la mujer suicida y luego al jockey. Creo que mueren los dos, la mujer suicida y el jockey.

En las clases populares todavía se dice que primer hay que salvar a las mujeres y los niños. Aún hoy al quienes seden el asiento a un mujer o dejan pasar primero a una dama, por el solo hecho de ser mujer, o porque pensaran que con esa acción tendrán sexo.

Hace un tiempo salió en las noticias que un boliche como forma de promoción ofrecía descuento a las mujeres rubias. Hubo un escándalo, decían que eso era discriminación. Bien, en todos los boliches las mujeres tienen descuentos o directamente no pagan entrada, los hombres tienen que pagar su entrada y nadie se queja por esto, lo toman como normal, si la mujer tuviera que pagar entrada no va boliche, y si no hay mujeres en un boliche no van los hombres. Pero mal allá de la lógica económica es un hecho de discriminación contra los hombres a favor de las mujeres.

En las películas cuando dos hombres se pelean por una mujer la chica se va con el más bueno. En la vida real, si dos hombres de pelean a golpe de puño por una mujer y uno queda desmayado o ensangrentado en el piso, o si hay una discusión fuerte con insulto y humillaciones, la chica se va con el ganador y deja al tipo tirado y ensangrentado en la calle. ¿Qué tan responsable es la mujer de la violencia de los hombres? Es lo unico que falta, resulta que ahora ademas de que te rechace una mujer vas a tener que pagar con tus impuestos para pagar los problemas que tenga con el compañero que ella libremente elijio.

La semana pasada estaba viendo la película sobre la lucha de las mujeres por el derecho a votar. Se mostraba como las mujeres empezaron a cometer actos terroristas para que las dejen votar. Se mostraba como los hombres eran obligados a ir a la guerra, que muy pocos volvían. Ninguna mujer fue obligada a ir a la guerra. En una de las escenas de la película, es una película basada en hechos reales y hay filmaciones de lo que realmente sucedió. Una mujer en una carrera de caballo se mete en la pista para darle un volante al jockey, el caballo la atropella y quedan tirados, desparramados en el piso el jockey y la mujer. Toda la gene se aproxima primer ayudar a la mujer, le dan más valor a la mujer, luego van a ver como quedo el hombre y si lo podían ayudar.

————-

Porque una mujer se jubila antes que un hombre? Es una tremenda injusticia. Si se discrimina por sexo la edad de jubilación la mujer se tendría que jubilar después, no antes, porque vive más y por lo tanto tendría que aportar más. Porque los hombres tienen que aportar más para mantener la jubilación de las mujeres?
 nikko
14/12/2016 a las 23:42
Hola Marcos. Creo que estás entendiendo mal todo el asunto. En primer lugar, el feminismo es un conjunto de doctrinas que promueven la igualdad entre los géneros, por lo que, en todo caso, las supuestas desigualdades que mencionás en favor de la mujer, también serían algo que el feminismo trata de erradicar.
Por otro lado, el tema de la cantidad y las proporciones: el problema no es que mueran más hombres, el problema es que prácticamente ningún hombre muere por su sola condición de hombre (muere porque lo quieren robar, porque lo sobreexplotan, por infinidad de cosas), y en cambio muchas mujeres mueren solo por su condición de mujer, porque ciertos hombres pensaron que eran de su propiedad y era su derecho hacer con ellas lo que quisieran (¿alguna vez escuchaste a alguien decir "LO maté porque era mío"?). Y eso restringiéndonos simplemente a los casos de muertes que son uno de los fenómenos más extremos de la violencia de género, pero te invito a que le preguntes a cualquier mujer en la que tengas confianza cuántas veces les dijeron cosas ofensivas, cuántas veces las tocaron sin que ellas quisieran, cuántas veces sufrieron en el trabajo discriminación en comparación con sus compañeros varones.
Después hay algunas cuestiones que nos derivarían a discusiones que no tienen que ver con esto sino con otras áreas del saber. ¿Cómo podés pedir que el informativo informe sobre la muerte estadística de gente? Es como pensar que si hay diez personas en un salón, una se tiene que morir de cáncer porque así lo dicen las estadísticas. Lo mismo -peor en realidad- es tu derivación de la conclusión de que los jueces se conmueven con las lágrimas femeninas a partir de la premisa de los porcentajes de prisión. Desde la inferencia lógica, una burrada. Pero supongo que la cuestión no es discutir sobre Probabilidad y Estadística ni sobre Lógica.
Respecto a la obligación de los hombres de ir a la guerra: ¿adiviná quién lo decidió eso?
Es consecuencia del mismo machismo. Tanto como dejar el asiento. Es que está claro que el machismo también impone cosas negativas a los varones: imposibilidad de expresar ciertas sensibilidades, obligación de formas de actuar, no llorar, no hacer ballet, siempre estar dispuesto a la actividad sexual con un mujer, nunca con un hombre, mirar fútbol, etc. Y eso incluye ir a la guerra también. Pero así y todo, ¿sabés qué? La balanza de las injusticias sigue largamente favoreciendo al hombre y poniendo la mayor carga sobre la mujer. Cuantitativamente, porque son mucho más los mandatos para con la mujer, pero sobre todo cualitativamente porque incluyen todo clase de abusos aberrantes. De nuevo, claro que los hombres también los sufren, pero en las mujeres además de todas las situaciones en las que las pueden sufrir los hombres, además se suman aquellas que vienen por su condición de mujer. Ah, y lo de la entrada en el boliche no es discriminación a los hombres, es cosificación de la mujer, lisa y llana. Pero ya empiezo a sospechar que ni vale la pena explicarlo.
Y lo de poner bombas, qué sé yo... estoy tentado de tratar de pensarlo, pero ni siquiera es necesario porque incluso si acordamos en rechazarlo como método -volviendo a la lógica- en nada afecta el valor de las ideas feministas; ninguna idea puede (más bien, debería) ser evaluada como buena o mala en función de las personas que la idearon o promueven o de lo que esas personas hayan hecho.
Eso se llama “falacia ad hominem” y se googlea en dos patadas.
Perdón a todos la extensión, traté de centrarme en lo esencial, pero me pareció que no se podía dejar sin contestar tanta cosa.
 nikko
14/12/2016 a las 23:43
Ah, supongo que este sos vos, ¿no? Porque es el mismo texto
https://igualesderechos.wordpress.com/2016/06/03/iguales-derechos/
 Marcos Gabriel
18/12/2016 a las 21:54
Sabias que hasta hace un tiempo los hombres se batían a duelo, los hombres morían, literalmente, por una mujer. Hasta acá todo bien, son solo dos hombres peleando por una mujer, te preguntaras sobre entra en juego la decisión de una mujer?. Bien, las mujeres seleccionan a los hombres más violentos, en otras palabras, las mujeres eligen, libremente, hombres violentos, psicópatas, narcisistas, mentirosos. Hace unos años la psicología se llevaba la sorpresa descubriendo la triada negativa, las mujeres eligen hombres narcisistas, mentirosos y psicópatas. Contra un hombre psicópata, narcisista, violento, no podes competir, yo en esta altura de la vida, si estoy cortejando a una mujer y veo que estoy compitiendo con un hombre violento, se la entrego en bandeja, con un moñito, y me voy a buscar a otro lugar. Contra un hombre violento no podes competir. Recuerdo haber estado viviendo en un hostel, cuando llegaba una chica nueva yo hablaba con ella y lo primero que me decía era que el dueño le había parecido creído, que le falto el respeto, que se pensaba ir del hostel. A la semana el dueño del hostel ya se la había cogido.

Bien, ahora el tema de los porcentajes. Se dice que hay más de 50 mil abortos por años, sabes cuantas mujeres van presa por aborto? Con solamente meter presa a todas las mujeres que abortas podríamos llegar a que el 50% de las personas detenidas sean mujeres. Sabes cuantas denuncias falsas de violencia de género hay? Sabes cuantas violencias de género se demuestran que son falsas? Cuantos hombres fueron presos por denuncias falsas? Sabes cuantas mujeres van presa por denuncias falsas? Si se metería presa solamente a las mujeres que se demuestra que hicieron denuncias falses podríamos llegar a que el 50% de las personas detenidas sean mujeres y a que haya menos hombres detenidos por denuncias falsas de mujeres. Pudiste demostrar que esto no es porque el llanto, o los gritos histéricos de mujeres conmuevan al juez o la sociedad? Sabes que si una mujer le pega a un hombre en la calle nadie se va a acercar a ayudarte, en cambio si un hombre le grita a una mujer todos se va a acercar a preguntar qué pasa.

Sabias que en la universidad hay más mujeres que hombres? Sabes que se reciben más mujeres, porque los hombres tienen que dejar por el trabajo. Sabias que en psicología los hombres no llegan ni al 10%? Pero sabes cuál es el problema de la universidad con respecto al género? El problema no es como hacer que mas hombres vayan a la universidad, ni cómo hacer que mas hombres se reciban, el problema es como hacer que más mujeres estudien ingeniería.
 Alfredo Asti
29/12/2016 a las 03:03
Ta, Nikko, dejá, así no tiene sentido discutir, con frases baratas de cartón no hay diálogo posible.

Marcos, solo empezá a preguntar a las mujeres que conozcas cuántas tuvieron historias de acoso antes de los 15. No muestra nada, pero es un ejercicio impactante.

Les dejo esta columna que salió hace poco:

http://www.lanacion.com.ar/1957588-colombia
 Marcos Gabriel
06/01/2017 a las 18:43
Por un lado sufrirán mas acosos, pero tambien mas piropos, a vos como hombre, las personas del sexo opuesto te dicen que lindo que estas, te invitan a salir? Si fuese mas difícil la vida de la mujeres que de los hombres, si las mujeres sufrieran tanto, tendira que haber mas suicidio de mujeres que de hombres, pero sucede todo los contrario, por cada mujer que se suicida se suicidan 4 hombres.
 Daniel Tordó
04/12/2016 a las 21:21
Hola Hernan, "hacete cargo", me dijo una vez cierto psicólogo. La forma, en mi caso, de soltar un lastre que arrastraba del pasado. Así aprendí a ser un poco mas libre y menos culposo. Gracias por compartir.
 alberto Grispino
04/12/2016 a las 19:31
Estimado Hernan.

El otro dia tuviste el infortunio de subir a mi taxi. Yo, comente que tu cara me hacia acordar a un delicuente que me honra con su amistad llamado Juan. Despues descubri que se trataba de mi admirado Hernan Casciari.

Me quedo rebotando en mi cerebro, con lugar de sobra para hacerlo tranquilamente, el porque no te reconoci enseguida, siendo que te escucho y te le leo desde hace tiempo y tu cara me es mas que familiar, mas que nada considerando que mi familia la veo en navidades y velorios.

Imaginate que entras a una cocina, ves una taza llena de café, tambien una bandeja de facturas y una cafetera humeante, la ventana esta abierta y se ve la calle.

Ahora seguramente la cocina, la taza, la bandeja de facturas, la cafetera hasta la venta y la calle son conocidos para vos, imaginas la cocina de tu abuela o la calle donde te criaste, siempre que imaginas en realidad recurris a algun recuerdo de tu memoria.

Lo mismo me sucedió a mi. Busque en mi apolillada memoria tu cara y lo que mas se parecia era la cara de Juan, Trate que tu cara se parezca a la de el y no busque una cara que se asimile mas a la tuya, nunca busque en caras nuevas , donde se encontraba la de Hernan Casciari.

Es por eso que mi falta de imaginación no me permite escribir mas alla de las cosas que he vivido.
Por eso solo soy un taxista que escribe historias de inmortales, o de gente que ha muerto, o de adivinos, mujeres hermosas y mundos desconocidos.

Desde ya mi aprecio y mis saludos.
30/11/2016 a las 18:03
Muy bueno me entretubo un buen rato saludos

http://www.resultados-quiniela.info/
 Gustavo M
30/11/2016 a las 12:56
Tengo 42 años, me crié en una familia machista, con un padre policía y madre ama de casa.
Soy el mayor de 3, me llevo 2 años con el del medio y 7 con el mas chico.

Ninguno de ellos sabia cocinar, ni planchar, y jamas cambiaron una lamparita en casa.
En plena adolecencia mi vieja me enseño a cocinar, planchar la ropa y hasta cocer la ropa. Esto ultimo me sirvió para el día de mi casamiento, el traje que alquile no tenia el ruedo hecho, y tuve que hacerlo a las corridas esa mañana......

En casa me encargo de cocinar, planchar mi ropa y la del nene del colegio, y eventualmente me pide mi mujer que le planche algo a ella. Trato de ayudar en casa todo lo que puedo, mi mujer también trabaja y llegamos tarde a casa.

Todo esto lo cuento siempre a amigos, compañeros de laburo, etc.

Creo que el machismo esta en cada uno de nosotros, como fue criado, los valores inculcados.
Yo tenia la visión de una familia típica machista, pero no me considero uno.......
 Damian Lombardo
23/02/2017 a las 11:23
Hola Gustavo. Recorda que vos no ayudas en tu casa. No es resposabilidad de la mujer, es también responsabilizad tuya. Abrazo
 Gaucho Samurai
24/11/2016 a las 04:46
 Gaucho Samurai
14/11/2016 a las 15:41
Hola Hernan! Este año conocí de vos por Perros de la Calle, después me enganche mucho y empecé a leerme todo lo del blog orsai y mujer gorda en 3 meses, rápidamente me fanatice con todos tus escritos y aún más me fanatice por tu pensamiento de eliminar intermediarios y el creative commons.
Te cuento que en parte gracias a vos me decidí empezar a escribir, por ahora con un seudónimo quizás más adelante me saque la máscara. Aprovecho y comparto mi blog que empecé hace muy poco y espero algún día pases a verlo, porque seguramente algún día escriba sobre vos o me inspire en algo tuyo. Saludos!

elgauchosamurai.blogspot.com
08/11/2016 a las 15:47
Hernán, te mande un mensaje por facebook que me gustaría que leas!

Abrazo
08/11/2016 a las 09:07
Casciari te sigo hace poco tiempo, pero tus relatos son increíbles. Gracias por ilustrarnos y en breve intentaré veros en el teatro.
 Tutijacob
05/11/2016 a las 12:16
Me siento identificado.....me pas`o lo mismo con la politica...leyendo leyendo me cambie de bando!!
 Guillermo Martinie
04/11/2016 a las 22:38
02/11/2016 a las 23:41
Casciari querido! Te descubrí hace unos meses por casualidad en una entrevista mirando Youtube, y desde entonces me hice adicto a tu mundo. No solo eso, me diste ganas de escribir. Mi fuerte artístico siempre había sido el dibujo y la historieta, pero desde que conocí tu existencia sentí que tal vez también podría hacer de la escritura otra fuente de placer y expresión. Gracias. Te dejo mi blog para vos y para todos los que estén interesados en leer a un humilde narrador: http://habemusrorrus.blogspot.com.ar/
 APC
27/10/2016 a las 13:20
Es algo tan profundamente arraigado en la sociedad que hasta en las "puteadas" hay un pronunciado signo machista. En las que decimos todos, hombres y mujeres. "Hijo de puta", "la concha de tu madre" o "de tu hermana", "la puta que te parió" y la lista sigue. Jamás decimos "Hijo de" - no se me ocurre qué poner sobre un hombre -, "la pija de tu padre" o "de tu hermano", "el forro que embarazó a tu madre". Llevará tiempo cambiar todo eso, pero al menos, al volvernos conscientes, iniciamos el largo camino de un cambio. Gracias por esta publicación.
27/10/2016 a las 16:29
hijo de puto, puto olor a verga, cajetudo, conchudo..... queres mas?? jajajaja
 VIOLE /
26/10/2016 a las 00:20
vane 18..." el machismo le hizo mayor mal a los hombres y el feminismo nos hace peor a las mujeres, " de verdad??? el machismo le hizo mayor mal a los hombres? ojala nunca te toqe sufrir lo q han sufrido mujeres en manos del machismo extremo. y el feminismo no es lo contrario al machismo, eso es hembrismo. el feminnismo busca la igualdad entre ambos, las conqistas q han logrado hoy nos hacen lavida algo mejor de lo que era, y hoy resulta la unica herramienta ante tanta aberracion amparada por losmedios la iglesia y el estado. gracia hernan por tus palabras, el dia q los hombres tomen esto en serio sera posible esta transformacion
 Vane
23/11/2016 a las 12:23
Hola Viole, no es una "verdad", es mi pobre opinión sobre las secuelas que sufren los machos devenidas de su propios principios, a nosotras nos dieron razones para establecer el punto de partida, en cambio ellos se clavaron un estigma, varios bah! La igualdad es un concepto que no debería establecerse desde ningún ismo, sino como la ausencia del mismo. Sufri mucho a mis 33 años Viole, tanto por el machismo de los hombres, como por el machismo de las mujeres, y el mio propio.
 kariña
24/10/2016 a las 23:50
Hola Hernan, no te leía hacía mucho, los programas radiales en los que te movés son de lo más misogino/formador de opinión que hay (conste que fui fiel oyente de pergolini desde los 9 a los 18 mas menos y luego de metro otros 10 años más.
Ahora con 34 y avanzada esta concientización, que lo es para nosotras las mujeres también, leo este texto y siento que queda corto o muy contradictorio siendo que elegís rodearte de esa gente. Entiendo que sea laburo, pero bueno, es demasiado doble discurso el de los conductores y no hace falta cubrirse con un mea culpa. Es lo que salen a hacer todos los que se sienten un poco tocados, pero que necesitan lavarse el lastre justamente para seguir tranquios con sus conciencias como lo venían siendo.
Te escribo, no porque pretenda descargar con vos lo que hacen los otros, sino para poner un ojo en la descarga compulsiva de los hombres pensantes.
Un cariño
24/10/2016 a las 15:49
Aguante ahí, Hernán. Yo también me hago cargo. Como dice Chimamanda Ngozi Adichie: «Todos deberíamos ser feministas».
 Walter Della Chiesa
24/10/2016 a las 01:19
Bien Hernán! fuerte abrazo
 Alejandra Pino
24/10/2016 a las 01:09
Excelente.
  OlvideElDocumento
23/10/2016 a las 05:44
Mi abuelo decía "el cagado nunca se huele". Ha llegado el momento de cambiar muchísimas cosas en nosotros que han sido naturalizadas. Tabula rasa.
22/10/2016 a las 15:45
Celebro y agradezco Hernán. Ojalá se extienda esta apertura mental.
 Despeinada
22/10/2016 a las 07:51
Son mis nervios? O se borraron muchos comentarios? Sigue la mudanza? Saludos! Por favor, no regañen al técnico. Buen fin :)
 Despeinada
22/10/2016 a las 07:53
mmmmm dejo comentario y me lo muestra con 5 horas de diferencia.... si estuviera en españa serían 7, en Argentina 2... mmmm....no...servidores en islas no me parece lógico... mmm veremos.
 Ely
22/10/2016 a las 04:36
Genial Hernàn..la comencé a leer sin saber que te pertenencia..y como siempre me quede super enganchada y cautivada ..por tu relato, gracias por deleitarnos siempre con tus columnas
 Celeste Daly
21/10/2016 a las 14:03
Ser mujer y no ser machista es tan difícil, me encuentro muchas veces pensando dos veces antes de hablarles a mis hijas o a mi hijo. .. Yo era la q lavaba los platos mientras mi hermano miraba la tele.. Recuerdo q desde la cocina podía verlo y pensaba en lo injusta q era mi vieja. Ayer me vi diciendo a mis hijas es hora q aprendas a cocinar sino como vas a hacer.. Y segundos después cayó la ficha.. Pero ya era tarde.. Es difícil superar el machismo... Pero luego veo q lo intentamos todos los días y eso es bueno.. Amo ver desde la mesa del comedor mientras q hago mates a mi marido cocinar..
21/10/2016 a las 13:36
Muy buena repercusión tuvo el texto, y la verdad que lo celebro, me llegó por wasap y lo vi en la nación y otro diario también.

En estos casos todo suma, más si nos hace reflexionar de esta manera. Abrazo.
 Roxana Marcela Romero
21/10/2016 a las 13:35
Tengo tres hijos varones y con mi marido los hemos criado, con esfuerzo, mostrando con ejemplos, que es de hombres poner la mesa, lavar los platos, tender la cama, etc no fue fácil porque más de una vez nos hemos chocado, con amigos que nos decían, no es hombres hacerlos tender la cama...
Gracias, me sentí comprendida!!!
 Vane
21/10/2016 a las 13:26
Coincidí con vos antes de leerte, cuándo todos me preguntaron por qué no seguía las consignas de la lucha, supongo que el juicio anticipado de que estoy de acuerdo con todo ello deviene tan sólo de mi imagen, les exprese algo menos elocuente, pero similar, me parece que no sirve sin autocrítica ninguna movida colectiva, sin un sinceramiento con uno mismo. Por otro lado estoy convencida, luego de realizar algunos trabajos sobre el asunto, que el machismo le hizo mayor mal a los hombres y el feminismo nos hace peor a las mujeres, los neo ismos son paradójicos.
 imor
21/10/2016 a las 08:22
Qué bueno que no te pongas en el postureo de hombreprogrefeminista. A todos nos falta mucho, también a las mujeres que nos consideramos feministas, rascas un poquito mirando sinceramente para adentro y ahí está. Pero avanzamos mucho con reflexiones como la tuya.
21/10/2016 a las 04:19
A mí siempre me pareciste consciente en muchos aspectos. Lógicamente admiro todo el proceso que finalmente desembocó en la revista Orsai (toda una rebelión al sistema), te sigo desde el 2008 y viví en tiempo real todo eso de lo que aún hoy otros se desaznan viendo "Cómo matar al intermediario" o queriendo saber de vos por "Messi es un perro".
Recuerdo haber pensado en frases que te escuché decir en la road movie de rosario que me parecieron un tanto machistas. Nada diferente de lo que le escuché decir alguna vez a mi viejo, por ejemplo. La frase machista favorita de él es "los hombres son machistas porque las mujeres los crían así."
También me doy cuenta que el ejercicio de analizar casi todo es permanente en todos aquellos que eligen ese despertar de conciencia, y que lo que buscamos más allá del reclamo de algo tan básico como seguir vivas, también son otros parámetros como sociedad, que siento que se van formateando lentamente. Lo noto cuando por ejemplo, de permitir que nos dejen pasar primeras, pasamos a enojarnos por eso, y luego comprendemos finalmente que es cuestión de calibrar la vara de medición: no es que haya intención de ofensa en el gesto, es casi automático por costumbre, pero arrastra consigo un halo de machismo. A partir de ahí empieza la instancia de reflexión, y eso es lo único que me importa por estos días y lo que trato de detectar en todos y en mí misma también.
Vivo en Rosario, viví el encuentro nacional de mujeres. Creo que todo valió la pena, y que la bronca de las pintadas fue un emergente que nos escupió en la cara a todos de que esa violencia que se estaba negando era imposible de callar. Por supuesto que no me gusta que mi ciudad quede pintarrajeada, pero creo que sirvió como síntoma, como emergente de muchas cosas: los edificios más atacados fueron la catedral de rosario y los tribunales provinciales, es decir la iglesia y la justicia que bien saben de vapulear a mujeres en busca de ayuda por problemas de violencia de género. También a mí me tocó transitar en algún momento los mismos pasillos por esos mismos motivos, y el trato que recibí de la mayoría de los representantes de la Justicia fue paupérrimo. La gente que repudió la violencia de las pintadas como argumento dijo una y otra vez que "no era la forma de protestar", porque lo esperable era quejarse ordenádamente y como damiselas, aunque esa misma gente es la que se queda callada sistemáticamente año a año frente a las pintadas de las barras de NOB y Rosario Central que todo el año ensucian la ciudad, andan a los tiros y nos obligan a replegarnos en nuestras casas una y otra vez (otra vez, la vara de medición que está un poquito alterada). Además, el hecho de que un femicidio tan violento como el de Lucía Pérez sucediera el mismo día del ENM creo que fue un detonante para que ninguna de nosotras se calle. Estábamos todas de luto, sin embargo, a riesgo de ofender a alguien, yo lo viví como una fiesta. Para mí fue un despertar popular. Fue el despertar de una sociedad que está mutando y calibrando sus parámetros de trato entre los seres humanos. Una señora muy anciana salió vestida de luto a su balcón visiblemente emocionada, lloraba y nos saludaba a todas nosotras, y le devolvíamos el saludo y el aplauso. Esa señora, que habrá vivido en su juventud opresiones mas estrictas que las que vivimos hoy en día las mujeres, salió para decirnos "gracias por despertar". Eso es lo que tengo para decir a todos los que estamos calibrando nuestras varas de medición de la violencia y del trato hacia los demás: gracias por despertar.
21/10/2016 a las 02:08
Y es así, Hernan, es la evolución humana, es momento de depurar al covernicola que hay dentro nuestro, evitar que sus constumbres pasen a la siguiente generacion, decirlo es facil hacerlo es tarea de 24/7. Transicion analogico-digital.
 Despeinada
20/10/2016 a las 23:29
Un día a la vez... :)
20/10/2016 a las 23:23
Creo que lo más importante es la conciencia que toma Hernan como difusor del lenguaje. Que no olvidemos que es definidor y también creador de la realidad.

Yo he leído la mayoría de textos aquí. En algunos me lleve las manos a la cabeza y por ahí andará algún comentario. Más tarde, creo que fue en el test tan divertido de 100 preguntas, comprendí que un escritor también debe escribir desde opiniones que puedan ser moralmente cuestionables, ya que a fin de cuentas eso también es realidad y por supuesto ayuda a expulsar demonios.
El lenguaje es importante, es como un arma que va cargada. Hay personas que creen todo lo que leen o se les dice.

Buena iniciativa, buenísima más bien.
20/10/2016 a las 23:06
Felicitaciones.
Te convertiste en lo que odiabas.
 Andre
20/10/2016 a las 22:50
Gracias! Es buena señal de cambio reconocer que alguna vez se fue , y luchar por un futuroimbecil mejor.
Te admiro. Te leo. Sos un grande!
 Andre
20/10/2016 a las 22:54
Quise poner *reconocer que alguna vez se fue imbecil, y luchar por un futuro mejor*
 Matias Fernandez
12/11/2016 a las 05:20
Igual queda bien así también jeje.
20/10/2016 a las 22:34
Hermoso y esperanzador lo que escribís. Yo soy feminista, tratando día a día de despojarme de los micromachismos que tengo incorporados. Hasta que no leí lo de Cordera este año, me la pasaba diciendo "Esta necesita una poronga de tal o cual tamaño". Pero hay gente que se lo toma en serio. Que lo cree. Y hace daño. Se erradica. Es algo que nos pasa y me parece bárbaro que no lo borres. Primero porque probablemente en esos mismos textos haya cosas geniales. Y segundo porque el que nunca cambia de opinión en el transcurso de su vida es un idiota. No lo sos gordo. Al menos, no en general.
20/10/2016 a las 22:16
Muchos fuimos —y aún somos— parte del problema. Indagar en las propias actitudes y comenzar a modificarlas es un primer paso fundamental. También acompañar su lucha, como decís, desde la sinceridad. Encuentro en este texto lo más sincero sobre el tema que leí. Alguien que se reconoce como machito en proceso de transformación y no esconde su lado oscuro para aparentar progresismo. Lo celebro y acompaño.

#MeHagoCargo
 Lalo
19/10/2016 a las 15:08
excelente texto hernan
 Dexter Morgan
19/10/2016 a las 15:02
"Son comentarios humorísticos" dijo Donald.
En fin...
 Estefanía
19/10/2016 a las 14:59
Excelente, felicitaciones por la valentía
 lua
19/10/2016 a las 14:50
Con esto despejaste todas las dudas que me asaltan cuando leo tus textos. Gracias por sincerarte.
 Ignacio Palladino
19/10/2016 a las 14:48
Top 5!
 Ignacio Palladino
19/10/2016 a las 14:49
Lloro de alegría gordo, volviste!
  José Rivas
19/10/2016 a las 14:47
top tres!
 Dexter Morgan
19/10/2016 a las 14:47
Segundo! Uruguay nomá!
 Enzo Barucco
19/10/2016 a las 14:43
Pri señoras y señores!