Orsai blog post

Fútbol
sábado 21 de junio, 2014

Orsai post

Fútbol
sábado 21 de junio, 2014

Factoría de recuerdos imborrables

       

Con los años se aprende que no importa el fútbol: lo que importan son los preinfartos de los que te salvás. Es decir, los recuerdos imborrables que vas a atesorar para contarles a tus nietos.

—Ah, querido nieto: yo fruncí el orto en aquel mítico Argentina-Irán del Mundial dos mil catorce...

Esa frase podría no haber existido nunca en el futuro. El cero a cero nos habría hecho olvidar este partido en un mes y medio. Sin embargo un zapatazo desde fuera del área en el minuto noventa y dos provocó que, de repente, haya nacido en la memoria una batalla más que narrar cuando seamos viejos.

Hace un par de días le hice esta advertencia por Twitter a todas las criaturas del mundo:

Y es verdad. Los abuelos y los padres cuentan cosas increíbles sobre los Mundiales del pasado. No tienen por qué ser triunfos; también se narran tragedias con gesto de melancolía.

El cabezazo impotente de Ortega; el gol del último Palermo; la bandera inglesa de Ratín; Luque quebrado y con un hermano muerto; el penal de Cambiasso; los ojos sin alma del juez Codesal; el gol tempranero de Corbatta; la enfermera rechoncha que se llevó a Maradona de la mano... En esa jaula de memorias agridulces, desde esta tarde, hay también un gol de Messi contra Irán en el tiempo de descuento.

Este Mundial me está provocando muchas ganas de ser viejo y contárselo a los chicos que todavía no nacieron. Decirles que hubo un día que todo un estadio, en Brasil, coreó a los gritos «oleee, oleee» mientras un país de Centroamérica bailaba con ganas a la selección de Italia.

Decirles que España se quedó afuera de la copa antes que nadie, y que Costa Rica llegó a octavos en un grupo de la muerte que tenía a tres campeones del mundo.

Explicarles que hubo una vez un jugador llamado Álvaro Pereira que chocó la nuca contra una rodilla inglesa, se desmayó en el pasto, volvió en sí y no permitió ser reemplazado.

Decirles que en mi época ver fútbol era maravilloso porque había un arquero mexicano que podía parar todos los goles de Brasil en cancha de ellos.

Contarles que un tal Luis Suárez fue operado de meniscos y pensaba que no llegaría al Mundial, pero llegó a tiempo, metió dos goles, rescató a su país de la agonía y después sentado en el banco lloraba y lloraba.

Ah, cómo quisiera que pase tiempo, mucho tiempo y contarles a mis nietos que hubo una vez un campeón del mundo que tenía mentalidad de equipo chico, y que por eso convocó a un extranjero llamado Diego Costa para el siguiente Mundial.

«Nadie se imagina, querido nieto, a un campeón tradicional (Italia, Brasil, Argentina, Uruguay, Alemania) que después de ganar una Copa con todos los honores rapiñe a un jugador de otro país para incluirlo en sus filas. Esto solamente lo hacen los equipos menores».

¡Ah, como quisiera tener arrugas para decirle estas cosas a los muchachos del 2030!

Estoy ansioso; quiero que termine este Mundial para empezar a tener nostalgia. No me importa en absoluto que Argentina sea campeón. Solo me interesa que los nuestros duren muchos partidos más, de ser posible los siete, para llenar mi alcancía de los preinfartos.

Estuvimos a punto, esta tarde, de haber vivido un Argentina-Irán anodino y olvidable. Eso nos hubiera obligado a hablar de fútbol toda la semana, nos hubiera obligado a hablar de mediocridad, de un equipo que no se encuentra a sí mismo, etcétera.

Por suerte estaba Messi deambulando y vomitando por el pasto, con la cabeza gacha como un perro que volteó la maceta. Por suerte estaba Totín, que en una de esas levantó las orejas y sacó un zapatazo infernal que me hizo pasar de la abulia al grito. No grité el gol, grité el nacimiento de un nuevo recuerdo increíble.

Estaba mi hija Nina jugando en el comedor mientras yo miraba el partido. Me vio retorcerme, resignarme, sufrir. Me oyó tres veces gritar el oxímoron «¡grande, Chiquito!». Me vio fumar y me vio sacudirme después del golazo imposible.

A los 93 minutos del Argentina-Irán, casi afónico después del grito intempestivo, me salió preguntarle:

«Nina, ¿vos tenés pensado tener hijos varones, no?». Me miró con cara rara. «Sí, claro, ¿por qué». Entonces le señalé el televisor con el dedo: «Porque les tengo que contar un montón de cosas increíbles».

Hernán Casciari
sábado 21 de junio, 2014


Factoría de recuerdos imborrables

por Hernán Casciari

Con los años se aprende que no importa el fútbol: lo que importan son los preinfartos de los que te salvás. Es decir, los recuerdos imborrables que vas a atesorar para contarles a tus nietos.

—Ah, querido nieto: yo fruncí el orto en aquel mítico Argentina-Irán del Mundial dos mil catorce...

Esa frase podría no haber existido nunca en el futuro. El cero a cero nos habría hecho olvidar este partido en un mes y medio. Sin embargo un zapatazo desde fuera del área en el minuto noventa y dos provocó que, de repente, haya nacido en la memoria una batalla más que narrar cuando seamos viejos.

Hace un par de días le hice esta advertencia por Twitter a todas las criaturas del mundo:

Y es verdad. Los abuelos y los padres cuentan cosas increíbles sobre los Mundiales del pasado. No tienen por qué ser triunfos; también se narran tragedias con gesto de melancolía.

El cabezazo impotente de Ortega; el gol del último Palermo; la bandera inglesa de Ratín; Luque quebrado y con un hermano muerto; el penal de Cambiasso; los ojos sin alma del juez Codesal; el gol tempranero de Corbatta; la enfermera rechoncha que se llevó a Maradona de la mano... En esa jaula de memorias agridulces, desde esta tarde, hay también un gol de Messi contra Irán en el tiempo de descuento.

Este Mundial me está provocando muchas ganas de ser viejo y contárselo a los chicos que todavía no nacieron. Decirles que hubo un día que todo un estadio, en Brasil, coreó a los gritos «oleee, oleee» mientras un país de Centroamérica bailaba con ganas a la selección de Italia.

Decirles que España se quedó afuera de la copa antes que nadie, y que Costa Rica llegó a octavos en un grupo de la muerte que tenía a tres campeones del mundo.

Explicarles que hubo una vez un jugador llamado Álvaro Pereira que chocó la nuca contra una rodilla inglesa, se desmayó en el pasto, volvió en sí y no permitió ser reemplazado.

Decirles que en mi época ver fútbol era maravilloso porque había un arquero mexicano que podía parar todos los goles de Brasil en cancha de ellos.

Contarles que un tal Luis Suárez fue operado de meniscos y pensaba que no llegaría al Mundial, pero llegó a tiempo, metió dos goles, rescató a su país de la agonía y después sentado en el banco lloraba y lloraba.

Ah, cómo quisiera que pase tiempo, mucho tiempo y contarles a mis nietos que hubo una vez un campeón del mundo que tenía mentalidad de equipo chico, y que por eso convocó a un extranjero llamado Diego Costa para el siguiente Mundial.

«Nadie se imagina, querido nieto, a un campeón tradicional (Italia, Brasil, Argentina, Uruguay, Alemania) que después de ganar una Copa con todos los honores rapiñe a un jugador de otro país para incluirlo en sus filas. Esto solamente lo hacen los equipos menores».

¡Ah, como quisiera tener arrugas para decirle estas cosas a los muchachos del 2030!

Estoy ansioso; quiero que termine este Mundial para empezar a tener nostalgia. No me importa en absoluto que Argentina sea campeón. Solo me interesa que los nuestros duren muchos partidos más, de ser posible los siete, para llenar mi alcancía de los preinfartos.

Estuvimos a punto, esta tarde, de haber vivido un Argentina-Irán anodino y olvidable. Eso nos hubiera obligado a hablar de fútbol toda la semana, nos hubiera obligado a hablar de mediocridad, de un equipo que no se encuentra a sí mismo, etcétera.

Por suerte estaba Messi deambulando y vomitando por el pasto, con la cabeza gacha como un perro que volteó la maceta. Por suerte estaba Totín, que en una de esas levantó las orejas y sacó un zapatazo infernal que me hizo pasar de la abulia al grito. No grité el gol, grité el nacimiento de un nuevo recuerdo increíble.

Estaba mi hija Nina jugando en el comedor mientras yo miraba el partido. Me vio retorcerme, resignarme, sufrir. Me oyó tres veces gritar el oxímoron «¡grande, Chiquito!». Me vio fumar y me vio sacudirme después del golazo imposible.

A los 93 minutos del Argentina-Irán, casi afónico después del grito intempestivo, me salió preguntarle:

«Nina, ¿vos tenés pensado tener hijos varones, no?». Me miró con cara rara. «Sí, claro, ¿por qué». Entonces le señalé el televisor con el dedo: «Porque les tengo que contar un montón de cosas increíbles».

Hernán Casciari
sábado 21 de junio, 2014


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro Messi es un perro y otros cuentos, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


19/07/2014 a las 04:58
Espectacular.
Este post retrata exactamente lo que siento ahora, a 1 semana de mi vuelta a Argentina luego de ver el Mundial con prácticamente toda mi familia. Y estoy por hacerle a mi novia la misma pregunta que le hiciste a tu mujer.
 Adrian Martinez
04/07/2014 a las 23:30
La mayoría de los jugadores de futbol, no tiene hijos.
Si no no se explica como hacen para ver con su hijo un partido que el mismo jugó.
Como le explica que la falta que le cobraron, no fue falta, que se tiró, que mintió.
Es muy hipócrita dejar afuera de un mundial a un jugador porque mordió a otro, que después sobarse un rato ya ni marca tiene. En las repeticiones se ven claramente las mentiras de los jugadores que sacan de un mundial a un equipo y dejan al mundo entero con la idea de que mentir y hacer trampa, aunque todos lo puedan ver en cámara lenta y en alta definición, no está tan mal. Al fin y al cabo repitiendo hasta el hartazgo la misma jugada, hasta los expertos alcanzan a ver ese pequeño e ínfimo roce que "podría" haber provocado la falta.
Se naturaliza y banaliza la mentira.
Cada tanto me sorprende un partido donde se juega con la pelota y los compañeros de equipo, sin especulaciones, solo buscando el arco contrario.
La slow motion y el HD no mienten.
25/06/2014 a las 23:11
ahora sí se despertaron !!!
25/06/2014 a las 00:26
Son mas importantes los hermanos que la ascendencia. Grande Uruguay!
24/06/2014 a las 19:59
salud pueblo uruguayo!!!!
tanos go home!
 Valentín
24/06/2014 a las 20:45
vamo ariiba la celeste!
 Jhordan PLG
25/06/2014 a las 06:49
Ahora se rasgan las vestiduras por loco mordida Suárez, que no jodan, sacó el barrio y punto. Salvando las distancias, el Diego también sacó todo el barrio (o potrero) como lo llaman contra los ingleses y ya está, campeón del mundo. Así se vive el futbol por estos lares, Europa pondrá la plata, pero acá ponemos el futbol, ese que sale mezclado con picardía, toque, empuje, y no el que sale de una fábrica con grass artificial y todas las comodidades del mundo. De las celestes, la uruguaya y la de Belgrano de Córdoba.

Tema aparte, cada vez veo mas mariconadas en el futbol, esos chimpunes... Por Dios!!!, felizmente luego de ver los guantes y chimpunes del portero iraní supe que no todo esta perdido.
 Natititi
24/06/2014 a las 14:48
Es q en realidad tienen q dejar de engañarnos..a la selección le pagan por hacernos sufrir, no por jugar..
deben buscar la forma máxima de hacernos sufrir, hasta en el contrato debe decirlo
 santiago barzizza
24/06/2014 a las 04:19
Gracias Hernán, hay palabras y maneras de contar que hacen mas lindo un hecho y creo realmente que tu relato, embelleció el gol de Messi. Yo lo atesoro en un rincón y espero recuperarlo de acá a un tiempo, pero mas espero que otros goles en los partidos que quedan lo puedan correr de mi memoria, junto a otros relatos que me cuenten de hazañas, de sueños y de totin, que tan parecido a peluso lo imagino...
24/06/2014 a las 02:28
Y yo.
24/06/2014 a las 02:29
también te amo. Eso.
 Claudia Maria Calderon
24/06/2014 a las 02:26
Buena crónica, pero no mencionas a los suramericanos de mas al norte: Ecuador y Colombia, que también seguimos ahí en la pelea. Solo espero que el campeón sea Suramericano.
 javi
24/06/2014 a las 00:54
te ame gordo, muy fuerte!.
 Eva Lanfranchini
23/06/2014 a las 18:43
Las pasiones transforman la mirada, todo se percibe en ralenti, con papelitos picados inundando la escena, con música instrumental...se me pianta un lagrimón.
 Eva Lanfranchini
23/06/2014 a las 18:25
 Tino Velástico
23/06/2014 a las 18:00
Lo que comentás de España no es exclusivo de ellos, la mayoría de las selecciones europeas tienen inmigrantes o hijos de inmigrantes en sus equipos. El otro día me preguntaba como alentarán las derechas nacionalistas viendo tanto "negrito de la colonia" en sus equipos.
23/06/2014 a las 17:37
hermoso, jorge! creo que a muchos nos está pasando algo parecido... hay una conciencia colectiva que se construye de relatos, y somos varios con ganas de vivir momentos históricos... el mundial es una síntesis de la humanidad... ¿estás seguro que no señalaste el televisor con las cejas?
23/06/2014 a las 17:35
PriP? Hernan justo cuando habia dado por perdido que pierdan así ya no sufren más, llegó el milagro, aqui se hablava de un 5.0 y terminó en un sofocante 1.0 y otra la mujer catlana sigue indiferente al futbol?.
 Andres Iniesta
23/06/2014 a las 16:07
Muy emotivo. Siempre que veo algún partido me imagino a algún chico viendolo con los mismos ojos con los que yo ví el Mundial 86' o Italia 90.

Iniesta.
http://iniestaargentina.blogspot.com/
 Pablo Ferreyra
23/06/2014 a las 15:41
PIEL DE GALLINA BOLUDO... SOS UN CAPO GORDO
 Angelito de cornisa
23/06/2014 a las 09:20
Gracias Cayota por permitirnos disfrutar el fútbol y/o sus crónicas cuando no somos fans de (la redonda x 22) :-D

Les dejo un aporte de los otros geniales celestes (los murguistas, y en especial Agarrate Catalina) sobre los distintos tipos de Charrúas - y yo agrego- también Argentos, escrito luego del Mundial de Sudáfrica: https://www.youtube.com/watch?v=_drBnl2OZ_M

Buena semana Orsaieros
 Manuel González
23/06/2014 a las 08:12
¿Y la rabona de Rojo? Esa queda para la historia también!
24/06/2014 a las 03:18
Qué, faltó a la práctica? No sabía nada, qué irresponsable.
 Manuel González
24/06/2014 a las 03:23
https://www.youtube.com/watch?v=OSjtArL1Npk
 Jhordan PLG
23/06/2014 a las 05:57
Este dibujo resume todo: http://jogo14.wordpress.com/2014/06/22/magia-blanca-y-celeste/
23/06/2014 a las 05:12
Seguro a tus nietas mujeres también les van a gustar los recuerdos mundialistas del abuelo Hernán.
 Enrique Martí
23/06/2014 a las 04:47
Qué bien que escribís, la puta madre. Soy profesor de letras y hace un buen tiempo, siempre que puedo, les mecho a mis alumnos algún texto tuyo. Será hasta que me corran. Mientras tanto, disfruto.
 Javier Dubra
23/06/2014 a las 04:06
Esta época, antropológicamente hablando, es el fútbol y 10 más.
 Jorge Cordi Brons
23/06/2014 a las 03:23
22/06/2014 a las 16:46
Hernan, seu texto está lindíssimo. Quase chorei. Estou escrevendo um blog da copa daqui de São Paulo para relatar minhas emoções para os amigos da Alemanha e parentes do Brasil. Seu texto é tão maravilhoso que eu por um momento pensei em parar de escrever. Meus textos jamais vão chegar aos pés da força dos seus. Aqui em São Paulo está uma festa linda. Dá uma olhada no meu blog, tem em alemão e em português. Infelizmente meu espanhol não é suficiente, mas acho que vocês entendem bem português, não é? Um grande abraço! E muitos golaços para todos nós!
atrasdogol.com
hintermtor.com
 Ricardo campos
22/06/2014 a las 16:31
Cuando pienso q ya nada me sorprende,llega Hernán con sus historias maravillosas q parece haberlas sacado d mi propia cabeza....una ves mas agradecido....
 Ricardo campos
22/06/2014 a las 16:31
Cuando pienso q ya nada me sorprende,llega Hernán con sus historias maravillosas q parece haberlas sacado d mi propia cabeza....una ves mas agradecido....
 Kat
22/06/2014 a las 13:56
Gordo, no me da la opcion para mandar a la cesta la Bonsai n°3. Se acabaron?
22/06/2014 a las 16:52
Al contrario: todavía no llegaron a Europa, por eso no las pusimos a la venta directa aún.
 Goni
22/06/2014 a las 10:56
Como no alentar una selección donde juegan bBolaño y Borges
  Una ET en España
22/06/2014 a las 11:10
juaj juaj juaj. Como el partido de futbol de los monthy pyton: griegos contra alemanes: con jugadores como marx, Arquimedes,y otros que se pasaron casi todo el partido pensando hasta que alguno se le ocurrio una idea: patear la pelota
22/06/2014 a las 06:40
Si los mundiales se ajustaran a las estadísticas (que tanto nos gusta al hincha de cartón) los partidos como Argentina v/s Irán no serían un fiesta!
22/06/2014 a las 06:40
Si los mundiales se ajustaran a las estadísticas (que tanto nos gusta al hincha de cartón) los partidos como Argentina v/s Irán no serían un fiesta!
 Rafa B
24/06/2014 a las 20:25
Es verdad, pero tienes que tener en cuenta que si los mundiales se ajustaran a las estadísticas (que tanto nos gusta al hincha de cartón) los partidos como Argentina v/s Irán no serían un fiesta!
 matias reynal
22/06/2014 a las 04:40
gracias! lo guardo para mis nietos, calculo unos 7/8 mundiales mas.
 julia recchi
22/06/2014 a las 03:01
groso! que manera de sufrir!!!!
 Grace
22/06/2014 a las 02:43
¡¡¡¡Espectacular !!!!! lo envío a mis hijos.
Abrazos
22/06/2014 a las 02:15
Primer párrafo: "... los recuerdos que tendrás para contarles a TUS nietos".

Es indudable que este mundial es distinto. Ni una suposición razonable parece tenerse en pie. El presente explota de insolencia ante la historia, las historias. Espectacular.

Entre lo más entretenido para mí es ver caer una tras otra las presunciones de los "periodistas" especializados, así como los prejuicios por los chiquitos más grandes que tenemos la suerte de ver resurgir de sus inventadas cenizas.

Salud
22/06/2014 a las 02:17
Gracias por la corrección del primer párrafo: ¡hecha!
22/06/2014 a las 02:12
"el enano frotó la lampara"
Romero, arquero argento
22/06/2014 a las 02:11
que capo....que buen repositorio de recuerdos para el futuro estás armando...
al resto de nosotros todavía se nos atragantó el almuerzo y los huevos en la garganta pero el joputa mandó un golazo que largamos todo con afonico fervor.
buenisima cronica guacho!
  Una ET en España
22/06/2014 a las 02:08
Una cosica: Si nina llega a tener hijas mujeres ¿no le vas a contar nada del mundial? ¿ni siquiera les vas a contar como se cocinaba lo que comían? ¿ni cuántas camareras limpiaban sus habitaciones ¿¿no le vas a contar nada de niñas?
Yo, a mis nietastros. les voy a contar que no veo los mundiales y que, en el 2014 parece que no me perdí de nada

PD1: la imágen de Messi "con la cabeza gacha como un perro que volteó la maceta" ME ENCANTÓ
PD2: A mí lo único que, alguna vez, me conmovió algo relativo a los mundiales fué el deceso prematuro del pulpito Paul. Es por eso que le escribí esta sensible poesía (¡mujer tenía que ser!):

http://lacomunidad.elpais.com/una-et-eneuskadi/2010/11/1/oda-al-pulpito-paul
22/06/2014 a las 02:11
Mi respuesta, en el comentario #20.
 Lara
22/06/2014 a las 01:56
Gracias por mencionar a Nina. Se me pasó la parada del bondi por leerte , juas!
22/06/2014 a las 01:57
Me lo pediste vos.
 Lara
22/06/2014 a las 02:01
Si si, me acuerdo :)
 fede o
22/06/2014 a las 01:50
oxímoron, con tilde. abrazo!
22/06/2014 a las 01:54
Gracias, corregido!
 Pipo
22/06/2014 a las 01:44
"Decirles que en mí época" mi va sin tilde, es: mi época

Sé, como vos, que estoy viendo un Mundial y espero tener nietos para poder contárselos pero... ¿Cómo es eso de que no te importa en absoluto...? (No quiero ni repetirlo)
Gracias por el resto de la narración.
22/06/2014 a las 01:55
(Corregido, gracias!)

Sobre lo otro, es exageración literaria.
22/06/2014 a las 01:39
Apenas el sorteo nos puso a Bosnia, Irán y Nigeria enfrente, lamente, iluso, suponer que no iba a ponerme nervioso hasta octavos, que no iba a sufrir hasta jugar de verdad por los puntos. Esperar 4 largos años para ver partidos pseudo amistosos me daba hasta bronca. Pero el fútbol, una vez más, me dio una hermosa cachetada. Desde el frío Buenos Aires transpire más que los muchachos en el caluroso Belo Horizonte. Sufrí, putee, grite, me queje y finalmente grite extasiado otra maravilla de este ser humano increíble que, afortunadamente, juega para los nuestros. Gracias Messi. Gracias Mundial. Gracias Fútbol.
 Patricia Carrasco
22/06/2014 a las 01:19
Otra vez, la lágrima emocionada me asoma después de leer tu post. Vos y la Nina son los más tiernos. Qué bueno vivir este mundial! Te aseguro que tus nietas también te van a escuchar emocionadas, y disfrutarán del fútbol más que nadie.
 MARIAN
22/06/2014 a las 01:15
Genial narración, Hernán.
Felicitaciones!
Y...sí, este mundial es realismo mágico.
 Maria Isabel Moreira
22/06/2014 a las 01:14
Nina puede tener una hija y esta niña quizá aprecie los buenos recuerdos de su abuelo Hernán del Mundial de Brasil. ¿Por qué crees que el fútbol solo le interesa a los varones?
22/06/2014 a las 02:11
Mi respuesta, en el comentario #20.
22/06/2014 a las 01:07
Me dice Carlos Ramírez Marín (@cadrama) vía Twitter, respecto al último párrafo de este texto:

«¿Cómo es que sus 'nietas' no tienen derecho a escuchar sus historias? Es un machismo rancio.»

—Sí tienen derecho, pero no es mi fantasía.
30/06/2014 a las 04:41
A ver mujeres... Posiblemente si Hernan, que es tierno y sensible tiene solo nietas, le contara gestas del mundial. No os tireis de los cabellos.
Pero su fantasia es un nieto, quimica entre chicos, quimica DE chicos que nosotras no podemos percibir en su totalidad, si tal vez compartir el aroma.
Sí.......igua que ellos acerca de la quimica de chicas...vale...
Pero hay algo en la de ellos que me gusta más: es mas sencilla, mas profunda y sobre tooooodo, mas corta.
Y conste que escribo esto mientras mi marido lava los platos eh? Que yo ni feminista, ni machista ni marimacho: yo varonera con un maridazo que le encantan las varoneras. Todos feliced
 Adrian Martinez
22/06/2014 a las 01:07
Y hablando de recuerdos...me puso la piel de gallina un dejavú cuando se escuchó ...Oleeeeeeeeé! Olé! Olé! Oleeeé!...Diegoooo! ...Diegoooo!
 Edus
22/06/2014 a las 00:56
En el primer párrafo después del Twit: "porqué" va separado ya que no es sustantivo
22/06/2014 a las 01:08
Gracias, corregido!
22/06/2014 a las 00:50
¿A alguien le queda duda todavía de que Messi es un perro?
 Eva Lanfranchini
23/06/2014 a las 18:31
ni un poco!
22/06/2014 a las 00:50
Nada como el carácter épico de algunos partidos... son para siempre!
 Florencia Accqua
22/06/2014 a las 00:20
Muy bueno!
22/06/2014 a las 00:14
Yo estaba emboladaza con el partido, feliz del 1-0 pero emboladaza. Y llego el post para ordenarme las ideas.
Soy tan influenciable...
 Paulo
22/06/2014 a las 00:09
TOP TEN
 Hernán Carrera
21/06/2014 a las 23:48
Eran estadios gigantes que se encontraban en ciudades, en las que según decían, se hablaba portugués. Pero desde las tribunas solo bajaba el grito de una canción patriótica interpretada simplemente con la letra O y eso enmudecía a todos. Grande tocayo! como te quiero y te disfruto.
 Felipe
21/06/2014 a las 23:45
top 10? no la creo. casi casi Argentina
 Felipe
21/06/2014 a las 23:46
la pta madre... jaja casi casi Chile
21/06/2014 a las 23:45
Qué velocidáaa pa escribirlo y transformar en literatura lo que pintaba para bodrio y preocupación.
Ojo que España no es el único que importa jugadores. ME molesta bastante que Alemania tenga 2 polacos, Francia esté lleno de africanos, Suiza tiene uno de Kosovo y uno de Serbia.
Italia del 34 salió campeón con 5 argentinos. Creo que los europeos no tienen problema de importar jugadores. Si les molesta más tener inmigrantes que trabajen de otras cosas. ME pregunta que va a pasar cuando cierren las fronteras a la inmigración, ¿quién va a hacer sus goles?
 Hernán Carrera
21/06/2014 a las 23:49
http://www.infobae.com/2014/06/20/1574678-como-serian-los-equipos-del-mundial-los-nacionalizados
 Manu Fernandez
22/06/2014 a las 13:46
Hombre nacionalizado es alguien que no ha nacido en el pais con el que juega como Higuain, o Costa. Pero decir que Silva es nacionalizdo cuando nacio en Canarias pq su madre es de Japon es de traca. Al igual que Benzema y demas jugadores.
22/06/2014 a las 18:29
Muy buena la nota.
22/06/2014 a las 18:29
Muy buena la nota.
 Manu Fernandez
22/06/2014 a las 13:47
Por no ha hablar de Higuain, nacido en Brest.
24/06/2014 a las 03:15
Por no hablar de Higuain, que ya lo has hablado por dos veces, hombre!
21/06/2014 a las 23:10
No se como haces para digerirlo tan rápido. Mis nervios quedaron destruidos, sin posibilidad alguna de hacer nada durante el resto de la jornada.
22/06/2014 a las 00:51
Yo me fui del restaurant con la presión alta, sin entender todavía por qué pasaban autos tocando bocina fervorosamente. Todo fue una confusión.
22/06/2014 a las 01:21
Recién estuve leyendo otra entrada del gordo donde publicó esto:
"De hecho, esta es la primera entrada de varias que intentaré redactar y publicar en caliente, conforme vayan transcurriendo los partidos."
Qué valor.
 Pauriqueta
21/06/2014 a las 23:03
"Estoy ansiosos, quiero que termine este Mundial..." Hay que sacar esa S de más en ansioso, pero si escribiste esto apenas terminado el partido, cuando yo no me podía levantar porque las piernas me temblaban, está perfecto así :)
Estaba esperando ansiosa tu post, Hernán! Y volviste a ponrle palabras a mis sentimientos. Gracias.
21/06/2014 a las 23:07
Corregido, gracias!
 DanyTruck
21/06/2014 a las 23:02
TOP TEN !
21/06/2014 a las 23:01
A corregir: Una batalla más que narrar cuando sea "viejos"
21/06/2014 a las 23:06
Corregido!
 Pablick
21/06/2014 a las 22:59
Yo !!!
 Memi
21/06/2014 a las 22:56
Impecable descripción!!
21/06/2014 a las 22:56
SUBLÁIM.
 Nacho
21/06/2014 a las 22:55
PRI
 Nacho
21/06/2014 a las 22:55
Maldición, al menos llegaremos a la final!
 El Toro
21/06/2014 a las 22:57
La final de que?
 Nacho
22/06/2014 a las 00:31
del mundial!
 El Toro
22/06/2014 a las 00:52
Que mundial?
22/06/2014 a las 02:06
toro....no lo curtas. Ellos están mejor que nosotros
 El Toro
22/06/2014 a las 02:12
TOTI: Es lo lindo del mundial. Pero Nacho no se saco como mis cuñados y familiares. En mi prode tire hace un mes que pasaba a 8° y en la oficina se me rieron.
22/06/2014 a las 04:54
toro...mientras escribo esto, el chileno de al lado me llenó las bolas con una cornetita de tres pitos y un embolo que suena como si anunciara una tercera guerra...
 Nacho
23/06/2014 a las 01:51
Vamos bien, mañana es clave para seguir sumando
confianza y consolidar el bueno juego, estamos guiados por el Che más sabio y apasionado del fútbol, que llevo a la U a ganar la sudamericana. Este será el mundial de los sudamericanos!
 El Toro
21/06/2014 a las 22:53
pri
22/06/2014 a las 15:17
Genio...genio...ta ta ta ta....TA! GOOLLLLLL. GOLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLAPUTAMADREGOLLLLLLLLLLLLLLLLLACONCHADELGOLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL
 El Toro
22/06/2014 a las 19:10
Gracias,vos tenes mucho que ver. Calidoscopio gracias a Vos.