Orsai blog post

Lucas y Alex
jueves 3 de abril, 2014

Orsai post

Lucas y Alex
jueves 3 de abril, 2014

Plastilina celeste

   

Ha llovido en el arenero del jardín de infantes, pero Alex y Lucas se sientan de todas formas en el suelo mojado. Es el segundo recreo y hay nubarrones oscuros en el cielo de Mercedes. Alex tiene la boca llena de una pasta celeste, y Lucas lo mira con un poco de envidia infantil.

ALEX.- No te puedo creer que todavía no hayas probado la plastilina celeste, Lucas. Es un manjar…

LUCAS.- ¿Vos te pensás que no quiero? La huelo todo el día, la aplasto con el dedo gordo, careteo que hago ceniceros para regalar, pero la señorita tiene muy vigilado el stock de plastilina.

ALEX.- Tenemos cinco años, chabón, estamos en la edad del ‘todo a la boca’. ¿Vos te pensás que vas a tener plastilina celeste a mano toda la vida? 

LUCAS.- No. Ya sé...

ALEX.- Si no es ahora, ¿cuándo vas a comer cosas tóxicas? ¿Cuando tengas nueve y sea desarreglo psicológico? Hasta los seis, comer plastilina o tomar detergente prescribe al toque. Desde los siete es reflejo de succión retrasado y cagaste la fruta.

LUCAS.- ¿Te empastillan?

ALEX.- A full te empastillan. Pero lo peor no es eso. Cuando hacés cosas raras en la primaria, te mandan dos veces por semana a hablar con un señor que tiene juguetes arriba del escritorio y tu mamá se tiene que quedar afuera. Enfocá el escenario y soñámelo esta noche…

LUCAS.- ¿Vos estás seguro que la primaria es así?

ALEX.- En primaria, tolerancia cero. Tengo data de un primo mío, que ya está en segundo grado y la está pasando muy mal... ¡Van a querer que escribamos, boludo! Vos no sos consciente de lo que se nos viene.

LUCAS.- ¿Cómo que escribamos? No entiendo.

ALEX.- ¿Viste lo que hacen los grandes cuando quieren dibujar?

LUCAS.- Sí. Unas hormigas en fila.

ALEX.- ¡Eso! En la primaria te hacen dibujar hormigas en fila medio año, y el otro medio año te obligan a que entiendas lo que dicen las hormigas. Son unos desquiciados.

LUCAS.- Me da miedo crecer, Alex.

ALEX.- ¡Por eso te lo digo! (Lo agarra de los hombros, lo zarandea.) Estamos en tercero de jardín, chabón. ¿Sabés lo que nos envidia mi primo? Podemos cagarnos encima y no decir nada hasta que nos hagan upa, podemos olerle la concha a la maestra fingiendo que la queremos abrazar, podemos comer plastilina porque nos cabe el olor. (Se pone de pie, dramatiza.) «¿Que por qué como plastilina celeste, señorita? ¡Porque me cabe el olor!».

LUCAS.- Alex, bajáte de ahí que te mira todo el mundo.

ALEX.- Es que me saco…

LUCAS.- Pero un poco de razón tenés… Dicen que la plastilina celeste es mejor que morder goma de pan recién comprada.

ALEX.- Olvidáte de todo lo conocido, Lucas. La plastilina celeste no pertenece al mundo de lo recreativo... ¿Vos te acordás el año pasado, en este mismo arenero, que discutíamos si era más rico el pebete de jamón crudo o eso que se junta en el ombligo después de correr?

LUCAS.- Nunca nos pusimos de acuerdo. Son dos sabores tan nobles…

ALEX.- Bueno, olvidáte. Desde que llegó al mercado la plastilina celeste esa discusión perdió sentido. Y ojo, porque hay otras ventajas además del gusto.

LUCAS.- Alex, estás poniendo voz de propaganda.

ALEX.- No, no, escucháme… Vos probá plastilina celeste y al otro día andá al baño y cagá. Vas a ver colores que nunca viste salir de vos mismo.

LUCAS.- ¡Qué ganas me diste, hijo de puta! Pero es dificilísimo… ¿Vos cómo hacés para comer plastilina sin que te vea la maestra?

ALEX.- Le pido a mi señorita de ir a hacer pis. 

LUCAS.- A nosotros no nos dejan ir al baño en clase.

ALEX.- Ya lo sé. Es un estatuto nuevo que bajó de regencia en marzo, pero hay una grieta legal. Tenés que pedir pis mientras bailás y te agarrás fuerte el pito. Las señoritas te dejan ir a cualquier lado si hay riesgo de enchastre en el suelo. Las docentes nunca quieren limpiar pis.

LUCAS.- ¿Cómo entendés tanto de señoritas?

ALEX.- Son años de observación y vigilancia.

LUCAS.- Yo también las vigilo mucho, pero a la mitad de la observación me enamoro y se me para la poronguita.

ALEX.- Concentráte, Lucas, no te distraigas. Ya pediste de hacer pis y te dijeron que sí. Ahora salís del salón bailando y agarrándote el pito, no pierdas al personaje.

LUCAS.- Ok. ¿Y después?

ALEX.- Cuando estás por llegar al baño, hacés cuerpo a tierra y te arrastrás quince metros a la derecha.

LUCAS.- ¿Al gimnasio?

ALEX.- ¡A la derecha, Lucas! ¿Cómo podés entender la idea «quince metros» y no saber cuál es la derecha?

LUCAS.- ¿Al depósito de los útiles?

ALEX.- Claro, boludín. La derecha es siempre donde tenemos el dedo quebrado.

LUCAS.- Yo no tengo dedo quebrado.

ALEX.- ¿A ver? (Lo mira largamente.) Es verdad. No tenés... ¿Y otra cosa? ¿Un lunar o algo?

LUCAS.- Tampoco. Pero no importa, seguime indicando que te entiendo perfecto.

ALEX.- No... Es al pedo. No vas a poder comer plastilina celeste si no tenés sentido de la orientación.

LUCAS.- Entonces quebrame un dedo, Alex.

ALEX.- ¿Vos sos loco, sabés la fuerza que hay que hacer para quebrar un dedo? No estás preparado todavía, Lucas. Seguí comiendo barro.

LUCAS.- Odio no reconocer la derecha y la izquierda… Me está privando de un montón de placeres.

ALEX.- ¿De verdad no tenés ningún truco del cuerpo para saber cuál es la izquierda?

LUCAS.- No.

ALEX.- Qué simétrico que sos, nene, te aburguesaste...

(Telón)

Hernán Casciari
jueves 3 de abril, 2014


Plastilina celeste

por Hernán Casciari

Ha llovido en el arenero del jardín de infantes, pero Alex y Lucas se sientan de todas formas en el suelo mojado. Es el segundo recreo y hay nubarrones oscuros en el cielo de Mercedes. Alex tiene la boca llena de una pasta celeste, y Lucas lo mira con un poco de envidia infantil.

ALEX.- No te puedo creer que todavía no hayas probado la plastilina celeste, Lucas. Es un manjar…

LUCAS.- ¿Vos te pensás que no quiero? La huelo todo el día, la aplasto con el dedo gordo, careteo que hago ceniceros para regalar, pero la señorita tiene muy vigilado el stock de plastilina.

ALEX.- Tenemos cinco años, chabón, estamos en la edad del ‘todo a la boca’. ¿Vos te pensás que vas a tener plastilina celeste a mano toda la vida? 

LUCAS.- No. Ya sé...

ALEX.- Si no es ahora, ¿cuándo vas a comer cosas tóxicas? ¿Cuando tengas nueve y sea desarreglo psicológico? Hasta los seis, comer plastilina o tomar detergente prescribe al toque. Desde los siete es reflejo de succión retrasado y cagaste la fruta.

LUCAS.- ¿Te empastillan?

ALEX.- A full te empastillan. Pero lo peor no es eso. Cuando hacés cosas raras en la primaria, te mandan dos veces por semana a hablar con un señor que tiene juguetes arriba del escritorio y tu mamá se tiene que quedar afuera. Enfocá el escenario y soñámelo esta noche…

LUCAS.- ¿Vos estás seguro que la primaria es así?

ALEX.- En primaria, tolerancia cero. Tengo data de un primo mío, que ya está en segundo grado y la está pasando muy mal... ¡Van a querer que escribamos, boludo! Vos no sos consciente de lo que se nos viene.

LUCAS.- ¿Cómo que escribamos? No entiendo.

ALEX.- ¿Viste lo que hacen los grandes cuando quieren dibujar?

LUCAS.- Sí. Unas hormigas en fila.

ALEX.- ¡Eso! En la primaria te hacen dibujar hormigas en fila medio año, y el otro medio año te obligan a que entiendas lo que dicen las hormigas. Son unos desquiciados.

LUCAS.- Me da miedo crecer, Alex.

ALEX.- ¡Por eso te lo digo! (Lo agarra de los hombros, lo zarandea.) Estamos en tercero de jardín, chabón. ¿Sabés lo que nos envidia mi primo? Podemos cagarnos encima y no decir nada hasta que nos hagan upa, podemos olerle la concha a la maestra fingiendo que la queremos abrazar, podemos comer plastilina porque nos cabe el olor. (Se pone de pie, dramatiza.) «¿Que por qué como plastilina celeste, señorita? ¡Porque me cabe el olor!».

LUCAS.- Alex, bajáte de ahí que te mira todo el mundo.

ALEX.- Es que me saco…

LUCAS.- Pero un poco de razón tenés… Dicen que la plastilina celeste es mejor que morder goma de pan recién comprada.

ALEX.- Olvidáte de todo lo conocido, Lucas. La plastilina celeste no pertenece al mundo de lo recreativo... ¿Vos te acordás el año pasado, en este mismo arenero, que discutíamos si era más rico el pebete de jamón crudo o eso que se junta en el ombligo después de correr?

LUCAS.- Nunca nos pusimos de acuerdo. Son dos sabores tan nobles…

ALEX.- Bueno, olvidáte. Desde que llegó al mercado la plastilina celeste esa discusión perdió sentido. Y ojo, porque hay otras ventajas además del gusto.

LUCAS.- Alex, estás poniendo voz de propaganda.

ALEX.- No, no, escucháme… Vos probá plastilina celeste y al otro día andá al baño y cagá. Vas a ver colores que nunca viste salir de vos mismo.

LUCAS.- ¡Qué ganas me diste, hijo de puta! Pero es dificilísimo… ¿Vos cómo hacés para comer plastilina sin que te vea la maestra?

ALEX.- Le pido a mi señorita de ir a hacer pis. 

LUCAS.- A nosotros no nos dejan ir al baño en clase.

ALEX.- Ya lo sé. Es un estatuto nuevo que bajó de regencia en marzo, pero hay una grieta legal. Tenés que pedir pis mientras bailás y te agarrás fuerte el pito. Las señoritas te dejan ir a cualquier lado si hay riesgo de enchastre en el suelo. Las docentes nunca quieren limpiar pis.

LUCAS.- ¿Cómo entendés tanto de señoritas?

ALEX.- Son años de observación y vigilancia.

LUCAS.- Yo también las vigilo mucho, pero a la mitad de la observación me enamoro y se me para la poronguita.

ALEX.- Concentráte, Lucas, no te distraigas. Ya pediste de hacer pis y te dijeron que sí. Ahora salís del salón bailando y agarrándote el pito, no pierdas al personaje.

LUCAS.- Ok. ¿Y después?

ALEX.- Cuando estás por llegar al baño, hacés cuerpo a tierra y te arrastrás quince metros a la derecha.

LUCAS.- ¿Al gimnasio?

ALEX.- ¡A la derecha, Lucas! ¿Cómo podés entender la idea «quince metros» y no saber cuál es la derecha?

LUCAS.- ¿Al depósito de los útiles?

ALEX.- Claro, boludín. La derecha es siempre donde tenemos el dedo quebrado.

LUCAS.- Yo no tengo dedo quebrado.

ALEX.- ¿A ver? (Lo mira largamente.) Es verdad. No tenés... ¿Y otra cosa? ¿Un lunar o algo?

LUCAS.- Tampoco. Pero no importa, seguime indicando que te entiendo perfecto.

ALEX.- No... Es al pedo. No vas a poder comer plastilina celeste si no tenés sentido de la orientación.

LUCAS.- Entonces quebrame un dedo, Alex.

ALEX.- ¿Vos sos loco, sabés la fuerza que hay que hacer para quebrar un dedo? No estás preparado todavía, Lucas. Seguí comiendo barro.

LUCAS.- Odio no reconocer la derecha y la izquierda… Me está privando de un montón de placeres.

ALEX.- ¿De verdad no tenés ningún truco del cuerpo para saber cuál es la izquierda?

LUCAS.- No.

ALEX.- Qué simétrico que sos, nene, te aburguesaste...

(Telón)

Hernán Casciari
jueves 3 de abril, 2014


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


 Martin Paglione
08/03/2016 a las 18:30
Hernan, muchos de los podcast viejos no se pueden descargar. sabes que paso?
 Lucas Picasso
25/11/2014 a las 17:23
Muy bueno, muy original ! quien te dice lo lleves a revistas estilo comic!
22/07/2014 a las 22:52
Recién descubro las historias de Alex y Lucas, divertidas e ingeniosas, me voy a volverlo a leer que no tiene desperdicio!
 Rafa B
10/04/2014 a las 21:38
No se que tiene la gente contra que la empastillen
 Melisa Moschini
10/04/2014 a las 21:12
Sos un tremendo genio!!!!! lo que me rio con alex y lucas

Sos el mejor

quiero todas las revistas
 El Toro
09/04/2014 a las 00:11
Pegue un grito de gol cuando lo nombro!!!
 El Toro
09/04/2014 a las 00:11
Pegue un grito de gol cuando lo nombro!!!
08/04/2014 a las 21:16
Vamos Hernan en Tecnopolis!
http://www.encuentropalabra.ar/
 Tomasito
07/04/2014 a las 20:52
Excelente Hernán. La verdad que en poco tiempo y con el paso de "tus historias" , me volvi un fans de lo que haces.
Como vos, soy de Mercedes (B) y si bien tengo unos años menos, reconozco en tus relatos lugares, personas y situaciones en las cuales -considero- todos pasamos alguna vez.
o solo nos pasará a los Mercedinos?

Abrazo grande,
 Fernández
05/04/2014 a las 21:44
Bueno, caballero Hernán, ya que usted persiste con las aventuras de estos niños, reincidiré así también en el tema.
Pero prologaré, si me permite, aprovechando que sus presentaciones ocurren los jueves y en consecuencia queda cómodo y extendido a mis tiempos participar los viernes, ya sin obligaciones urgentes, por la noche y luego de la cena. Ejercitar unas líneas y algún razonamiento, no obstante humilde y breve, resulta entretenido.
Aunque disponibles, prefiero no salir a explorar las piezas del rompecabezas que componen su actuación en este medio. Por supuesto algo conozco, es imposible que aún siquiera un simple lector de diarios digitales u observador a distancia de los hechos culturales más visibles en el gran escenario comunicacional, no tenga alguna referencia sobre su persona.
Igualmente eso no quiere decir que todos conozcamos su obra. Por ejemplificar con alguien muy conocido, Borges digamos, podría ser reconocido por muchísimas personas de diferentes generaciones en distintos países, pero tal reconocimiento no implica que todas ellas hayan leído, ni tan siquiera algunos, los cuentos, ensayos o poemas.
Sin embargo algunos acontecimientos registrados, como la puesta en escena de uno de sus textos realizada por Antonio Gasalla, por supuesto no puede pasar inadvertida.
En fin y resumiendo el porqué del prólogo: por el escaso conocimiento de sus escritos, no puedo dar, un acertado contexto a este relato de los niños; lo cual implica que mis observaciones carecen de un asentado fundamento. Como creo se comprende entonces, tal desconocimiento impone una visión tuerta, porque nada tiene significado en el vacío, por sí mismo, sino que cualquier pieza de la cultura es parte de un dibujo más extenso.
Aunque, para contrapesar las deficiencias de mi parcialidad, diré que la misma se ve favorecida con la gracia y aventura que supongo tiene para cualquier persona algún intercambio libre; sin la carga del peso de la historia, los juicios de valor previo, los insalvables lugares comunes entre conocidos.
Agrego en otro orden pero relacionado, que la percepción de su perfil, como la de cualquier persona pública, posiblemente no sea unívoca sino diversa; tanto por ejemplo como para que convivan en este blog —que si mal no interpreto está relacionado con relatos y narraciones— algunas persona que opinan sobre los mismos, con otras que parecen nada más interesadas en publicar primero. En publicar nada primero digamos. Un juego del que todavía no alcanzo a distinguir cuál sería el atractivo, pero que fuere cual sea despierta como se ve una pasión compulsiva, alborotos y gran algarabía. Más adelante y con tiempo trataré de abrevar, saber, comprender, en la fuente que entrega esta felicidad completa.
Pero iré al tema de los niños que, en un primer momento y en referencia a la entrada anterior, califiqué como de poco genuina y distorsionada. Quizás ahora a fuerza de reincidir, pueda afinar mejor la puntería.
La primera impresión que tuve, que sigo teniendo y que sinceramente siento me aleja de disfrutar el texto, quizás se deba al lenguaje y la temática que usan los niños; el que, como cualquier persona puede advertir, se encuentra desnaturalizado.
No es que no comprenda que cualquier autor, cuenta con la licencia para recrear la realidad según sus intereses y búsquedas. Pero modestamente entiendo, que estos procedimientos deben realizarse bajo ciertas reglas tácitas, pero que bien aplicadas producen efectos satisfactorios.
Quizás si las aventuras de los niños, opino libremente por favor, hubieren sido narradas por un tercero, sin tocar una sola coma del texto, se comprendería perfectamente que la intencionalidad de revirar los hechos, se asentaría a cuenta del narrador, y, la realidad primera, prístina, de los chicos que ha sido la inspiración del relato, quedaría a salvo.
Sin embargo la forma dramatúrgica como está presentada, con los niños como actores mismos, sin mediación alguna, a mi personal percepción, le quita verosimilitud porque los planos de la realidad y su recreación artística se encuentran confundidos. Se asemeja todo el texto a una caricatura, quizás propicia para un guion de historietas, pero se aleja de los estándares de lo que muy genérica y tal vez injustamente, no lo sé, se denomina en el sentido más común y llano, literatura.
.
Un gusto nuevamente, caballero Hernán, que los relatos de participación abierta en su blog, permitan ejercitar nuestras adormecidas cabezas.
07/04/2014 a las 02:43
Estimado Fernandez.
Disfrutá del blog y de los relatos que aquí encuentres. Esta parte de la web, es la que nos acerca al modo de fogón virtual y nos permite compartir miradas, opiniones y sobre todo reirnos y emocionarnos juntos. El formato de Lucas y Alex es sin duda un guion de historieta que uno arma y desarma mentalmente como pueda, y lo mejor es que se aleja rotundamente de " los estándares de lo que muy genérica y tal vez injustamente, no lo sé, se denomina en el sentido más común y llano, literatura." Por suerte algunos tenemos a Hernan, al blog, a las Orsai, las Bonsai y al juego del PRI, que utiliza la literatura como excusa para acercarnos y reir, putear,compartir y opinar libremente lejos de encerrarnos en la misteriosa y hermética cupula de cristal llamada comunmente "buena literatura".
Jugá con nosotros Fernandez!!
que está bueno mientras se vive.

Un abrazo.
 Fernández
09/04/2014 a las 18:13
Es que han sido mis dedos...no había notado, que han aprendido a hacer chistes
 Burt Munro
07/04/2014 a las 21:54
"Pero modestamente entiendo, que estos procedimientos deben realizarse bajo ciertas reglas tácitas, pero que bien aplicadas producen efectos satisfactorios."

Sacate al gorra Fernández!
 Fernández
08/04/2014 a las 02:34
Vea usted, caballero BURT MUNRO, intuyo en su breve exclamación, que estaría usted requiriéndome algo, o quizás amonestándome por algo que le ha molestado.
No queda claro cuál sería su posición ni argumento, porque no lo ha explicado. Por qué no nos aclara, a mí, a la concurrencia que lo lee, cuál sería el punto que, si mal no interpreto, lo ha enervado. Con todo gusto me disculparé si he cometido alguna falta, o presentaré con más claridad el argumento que quizás lo haya confundido y mal predispuesto.
 Burt Munro
08/04/2014 a las 19:43
Disculpe si lo ofendí comisario!
 Fernández
09/04/2014 a las 00:56
Bueno en principio agradecido por su disculpa, caballero Brut Munro.
Aunque, si lee con atención mi texto, verá que yo no le he solicitado tal cosa. Yo no me encuentro ofendido, ni mucho menos. Lo que sí estoy interesado es en que usted explique qué ha querido decir con su primer comentario.
Mire, lo voy a ayudar formulando la pregunta con mayor precisión. Usted debería explicar, qué significado preciso tiene su “Sacate la gorra Fernández”; y luego sencillamente qué relación tiene con la selección que ha elegido de mi comentario. No es difícil.
No querrá usted que yo piense que no puede hacerlo, que los comentarios que usted lanza, no tienen, tal como los que yo he expuesto en el mío, un fundamento; y, que estoy dispuesto a seguir dando en cualquier intercambio de razonamientos, verdad?
Porque si ese fuere el asunto, que usted no puede dar un argumento que relacione su exclamación con la selección de mi texto, podría yo pensar que usted es un autoritario tosco que impropia a los participantes, que ni siquiera le hemos dirigido una palabra, y luego escapa como si nada, por la tangente, dejando a su paso más suspicacias.
Haga usted por favor un esfuerzo, llene dos líneas con coherencia, y se despeja toda duda; sobre lo que piensa, y sobre su ética, caballero.
09/04/2014 a las 13:25
"Brut Munro"....
Después los básicos son los otros...
 Burt Munro
09/04/2014 a las 13:56
Relajese Fernández, métale onda. Esto es un blog de literatura, aunque usted discuta esa posición. Quién sabe desde dónde se para a decir eso y lo habilita para decidir qué es y qué no es Literatura.
 Fernández
09/04/2014 a las 15:18
Vea caballero Munro, sigue usted sin admitir los hechos.
Aunque haya mejorado parcialmente sus formas de comunicarse, esencialmente no termina de asumir el punto.
Por entretenimiento y ejercicio mental decido participar en el blog y ante la lectura de la entrada presentada tengo una experiencia y la expreso. Lo hago con respeto por la persona del autor y, como corresponde, presento mi argumento; en todo momento soy cuidadoso de las formas, relativizando las definiciones.
¿No existen acaso, reglas tácitas en cualquier oficio o práctica, que producen efectos satisfactorios?
Todo el comentario no contiene, a mi entender, un solo párrafo que pueda calificarse de absoluto.
¿No es opinable el tema? y en tal caso, ¿ debe ser la opinión siempre favorable?
Bien, luego aparece usted a leer y sin oponer la más mínima idea, lanza su grosera expresión. No contra mis argumentos, sino contra mi persona. Tal como si yo hubiere hecho una denuncia al Ministerio de Cultura para que por defraudación literaria o falsedad ideológica, censuren el blog.
¿Comprende?
Tal vez, tal conducta, sea moneda corriente hoy en la vida virtual. Pues bueno, en esta oportunidad se ha encontrado usted con alguien, que sin perder la relajación que falazmente me aconseja, sencillamente no lo permite.
Lo invito a usted a debatir en el futuro por cualquier tema que lo amerite; pero recuerde caballero que existen también en el intercambio dialéctico, reglas que si se las cumplen, nos quitan de la hosquedad y producen un alumbramiento.
 Burt Munro
09/04/2014 a las 15:58
Y dele con las reglas y normas. Me parece perfecto que entre al blog y participe. Opino que su posición sí es bastante absoluta.
Por supuesto que es opinable el tema, como todos los temas, y es obvio que no todas las opiniones serán favorables y es bueno que así sea.
Por otro lado, en un comentario dice que no se siente ofendido ni mucho menos, y ahora da a entender que mi "grosería" lo ofendió. Repito, si lo ofendí mil disculpas, era un chiste. Quizás no entró en sus parámetros de normas y reglas, pero era un chiste. Seguramente no tengo la altura intelectual para hacerle un chascarrillo.
Le mando un abrazo
 Fernández
09/04/2014 a las 18:15
Recibido, caballero.
  Leonardo I
05/04/2014 a las 00:53
La frutilla del postre de este era cuando se iban a hacerle buling al antiojoso
  Una ET en España
04/04/2014 a las 20:35
HABLANDO DEL NIÑO QUE TODOS LLEVAMOS DENTRO…el mío fijo que es Lucas, porque yo también confundo la izq y la der. Y peor, confundo el "empuje-tire" de las puertas. En mi otra vida yo debo haber ido a un jardín en Mercedes
 Jhordan PLG
04/04/2014 a las 19:03
No hay forma, todos mis PR. son tiros al palo, no hay manera de meterla, pero bueno, "la lectura no se mancha".

En esta ocasión me parece que Alex y Lucas estuvieron un poco ligth, una de sus mejores conversas fue cuando Alex (o Lucas?) le dijo que era su amigo imaginario.
04/04/2014 a las 15:13
hernan....este texto es el Alba celeste!!!
el que le afanaste a Abel fanta crush!!!
 Gaby
04/04/2014 a las 12:35
que pendejos divinos....
04/04/2014 a las 04:28
La mano izquierda es aquella en la que el pulgar señala a la derecha.
  Una ET en España
04/04/2014 a las 20:39
me encantó eso, no me había dado cuenta
04/04/2014 a las 04:11
Por si alguno no vio una nota que le hicieron a Symns hace poco: http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/Symns-Enrique-Cerdos-Peces-Senderos-Extraviados-Quiebre-Revista_0_1105689834.html
 Homerozawa
04/04/2014 a las 03:15
Grande Hernan. Son mucho mas interesantes estas charlas que las que puedo tener en el trabajo con mis compañeros...
04/04/2014 a las 02:03
Exijo que anulen esta partida! Dijiste cerca de la medianoche.
 diego
04/04/2014 a las 01:43
Hernán, todo bien con la onda verde y ecologista pero basta de reciclar !!! En la revista cuando esperábamos cosas nuevas tuyas reciclabas algo del blog y ahora los papeles se invierten. Vamos Casciari, mándela a la Nina al sótano, que busque la bolsita enciérrese en su cuarto preferido, fume lo que tenga que fumar pero largue algo nuevo !!! slds. diego
04/04/2014 a las 01:49
Algunas semanas puedo, otras semanas no. Y por suerte tengo reservas.
 diego
04/04/2014 a las 02:40
De historias o de bolsitas?
 pistol
06/04/2014 a las 12:17
hernán acabo de leer tu libro en pdf "El pibe que arruinaba las fotos" y en encantó.Felicitaciones!!!!
 Pablick
04/04/2014 a las 01:42
yeta ?
 Tico
04/04/2014 a las 01:38
alex bajare de ahí que te mira todo el mundo no es bajate???
04/04/2014 a las 01:49
Corregido, gracias!
 Kat
04/04/2014 a las 01:26
El mejor diálogo de Lucas y Alex que publicó Orsai.
 Jhordan PLG
04/04/2014 a las 19:05
Creo que este le gana: http://editorialorsai.com/blog/post/quedate_
conmigo_lucas
 yosola
04/04/2014 a las 01:24
top ten!
 Lucila Ba
04/04/2014 a las 01:23
LUCAS.- Alex, bajare de ahí que te mira todo el mundo...
no seria bajame?
 NikoDeBruno
04/04/2014 a las 01:35
Sería "bajate".
04/04/2014 a las 01:35
Bajate, ¿no?
04/04/2014 a las 01:49
Corregido!
 Carlos Cova
04/04/2014 a las 01:23
Top ten
04/04/2014 a las 01:20
Otra vez el top ten...
04/04/2014 a las 01:18
y lo de la media noche?
04/04/2014 a las 01:18
Top ten?
 Jhordan PLG
04/04/2014 a las 01:14
PRI
 Chapi
04/04/2014 a las 01:12
Segunda!!! por pocooooo
 Tico
04/04/2014 a las 01:12
no
04/04/2014 a las 01:11
Pr...
04/04/2014 a las 01:12
Qué boludo, podrías haber puesto la palabra completa. Estás vos solo a esta hora.
04/04/2014 a las 01:13
¿Todavia no entendiste que lo hago a propósito? Maldad, le dicen
04/04/2014 a las 01:16
Igual con este me parece que voy a dejar de meter neutros o temo por mi integridad física...
04/04/2014 a las 01:18
Qué cancherito que sos.
04/04/2014 a las 01:18
Nah, demencia en todo caso ;)
04/04/2014 a las 01:23
loco...esto huele a tongo!
el jueves que viene te mando dos mormones por minuto a que te llenen la cabeza a la mañana y por la tarde dos rameras egipcias que te canten el feliz cumpleaños.... a la noche te mando boy scouts que te vendan masitas de arroz.
todo esto mientras te cortan la linea telefonica mis amigos de telecom y telefonica.
si pese a esto, metes un pri neutro, no queda otra que pensar que sos un superdotado con tiempo, o una cabeza extra cosida al coogote de hernan, o que sos hernan, o que todo este juego es una joda grande como una casa y el resto de los paspados nos estamos quedando sin huella digital en el indice derecho, lo cual nos dificulta la salida del país....
puf...
eso es todo...
04/04/2014 a las 01:24
ahhh
muy copado tu blog Edu, de en serio..
felicitaciones
04/04/2014 a las 02:04
Hay que lincharlo
04/04/2014 a las 03:37
hasta que relinche....
04/04/2014 a las 07:21
Tené un poco de piedad...
04/04/2014 a las 10:08
Lo de tener piedad era para Edublake.
Esto es como correr la formula 1 en bici.
A ver si nos mandas una declaración jurada por triplicado que no tenes tongo ni sos la segunda cabeza en el cogote de Casciari.