Orsai blog post

Teorías
martes 5 de octubre, 2004

Orsai post

Teorías
martes 5 de octubre, 2004

Señora, desmáyese en otro lado

Estoy solo en una habitación, pero no he cerrado del todo la ventana. Interpreto monólogos. Actúo. Soy un violador, un chico de cinco años, un intolerante, una señora gorda, un mediocre, un asesino en serie, un marido desatento, una princesa triste. Con el tiempo, algunos peatones comienzan a quedarse unos minutos en la ventana.

Inicialmente, practico este juego para mí, para mi mujer y para unos cinco amigos que pasan por mi vereda a una hora señalada. Al principio, el pequeño guiño de complicidad puede manejarse con simpleza y casi nadie se da cuenta de nada. Ni yo mismo.

Luego se empieza a juntar gente que no conozco y que, sólo de verla a diario, empiezo a reconocer. Los monólogos e historias comienzan a durar un poco más de tiempo: unos quince minutos. Más tarde el número de peatones me supera. Un día son doscientos y me sorprendo. Después son más de mil. Ahora ya no lo sé: he dejado de contarlos para poder interpretar las obritas sin ponerme nervioso. Me gusta hacerlo con la libertad anónima del primer día.

Pero más tarde ocurre algo. Comienza a llegar más gente, pero ya no por el hecho de que se represente una obra improvisada de teatro, sino para saber qué hace tanta gente mirando por una ventana. Entonces, las conversaciones posteriores a la obra empiezan a tener más voces, y las nuevas no siempre entienden de qué va la cuestión.

Una tarde, mientras estoy parodiando a una princesa triste, una voz interrumpe el monólogo. No me habla a mí, sino al resto de los paseantes:

—¿Pero no os dais cuenta que es un señor, y no una princesa triste? —dice la voz, con la elocuencia de las cartas al director de un diario de derecha— ¿No véis que se está burlando de vosotros?

Al día siguiente otros muchos transeúntes ocasionales, que no acaban de observar el maquillaje (quizá porque están lejos de la ventana) irrumpen con gritos similares. Incluso peores. Algunos sospechan que mi nacionalidad republicana me inhabilita para hacer parodias de monarcas.

Decido entonces interpretar el personaje de la princesa triste con la ventana cerrada, pero no me divierte tanto.

—Cuando te hacés el loco y no te mira nadie no te hacés el loco—me decía mi abuela—, estás loco.

Y tenía razón. Entonces guardo la peluca y la corona en un cajón y sigo con otros monólogos. Al ver que no hay quien escuche sus quejas y pataleos, los advenedizos se retiran. No les gusta el teatro en sí; lo que les gusta es la parte en donde le tiran tomates a los actores.

Cuando veo que estamos otra vez los de siempre (somos muchos, pero por suerte cómplices) paulatinamente y adrede empiezo a maquillarme menos y a utilizar sólo el discurso para la reinterpretación de los personajes. Si para recrear a un machista antes me vestía con ropa oscura y me pintaba una enorme ceja de malvado con corcho quemado, ahora lo hago a cara descubierta, sólo impostando la voz y el discurso. Sospecho que ya estamos maduros. Y no me equivoco.

Las reacciones del público me divierten mucho más. Ya no dicen:

—Ey, Personaje, deja ya de humillar a esas mujeres.

Ahora, con guiños y gestos ampulosos, gritan:

—Ey, Hernán, deja ya de maltratar a tu esposa que es una santa.

Incluso mi mujer a veces sale corriendo a la calle y, desde la ventana, me grita cosas horribles para alegría de los cómplices. A veces mis padres, que están lejos, me sorprenden hablándome a través del vidrio, y me emociono porque los siento cerca. Otros días, inesperadamente, una paseante que nunca he visto en mi vida me deja en la puerta un regalo para mi hija que vale más que todos las historias que le he contado. Y ya me parece demasiada suerte.

También ocurre que a veces los gritos, las ocurrencias y las historias que cuentan los habitués en el coloquio posterior, son mejores que la obra que se ha representando. La ventana entonces cambia de posición y me convierto en espectador, mientras que ellos, los peatones, son los dueños de unas historias mil veces más diversas y creativas que la que yo he podido compartir ese día.

Entonces, vuelven los problemas.

Lo malo de que mucha gente se divierta mirando por una ventana es que la gente que no se divierte con las mismas cosas es muy molesta. Y otra vez, entonces, llegan señores de barrios más serios (donde también hay representaciones en las ventanas, pero representaciones reales en las que se habla de cosas importantes, como por ejemplo las cuentas de gmail y cómo hacer para ganarse una).

Los advenedizos llegan a mi ventana sin saber que allí se representa teatro; ven una puesta en escena en donde lucho con mi mujer para intentar que nuestra hija no hable nunca el catalán, o escuchan al burgués exagerado que asegura que la culpa del hambre en el mundo la tienen los etíopes, o entreven al machista insensible que pondera la belleza de una terrorista sin tomarse el redundante trabajo de repudiar obviedades, y se exhaltan. Y chillan. Y llaman a la policía (no a la de uniforme que está en la esquina, eso no sería tan grave: llaman a la policía que tienen dentro).

Algunos habitués, civilizados o expertos en estas lides de mirar teatro por las ventanas, intentan persuadirlos:

—Tranquilo, recién llegado —le dicen—. Son títeres de madera. El tipo un día abrió la ventana, sacó unos títeres y nosotros venimos a charlar sobre la obrita del día.

Los recién llegados, sin embargo, están tan enfadados con que una marioneta crea que los etíopes tienen la culpa de algo, que no entienden explicaciones, y llaman, a los habitués, "obsecuentes".

No sólo eso. Sospechan también que la afluencia de peatones frente a la ventana está íntimamente ligada al morbo que la obra representa:

—No dice esas barbaridades porque las crea realmente —cree descubrir el advenedizo, que posiblemente es sociólogo—, sino para que venga más gente a su ventana, y para que luego el coloquio sea largo. ¡Lo que quiere es popularidad, fama, dinero!

Los advenedizos tienen esa cualidad: se dan cuenta de todo el primer día, oyendo dos líneas de un monólogo, y los equivocados siempre son los demás. Los que han llegado a la ventana al principio, cuando aún se usaba el maquillaje, cuando todo era más rústico o más formal, ésos, están equivocados y deben ser alertados del fraude. Los que disfrutan no tienen razón. Los que tienen razón son los que se quejan. Igualito que en la vida real.

A veces, cuando el coloquio se ensucia (porque no todos hacen suspensión de realidad) me da un poco de pena. Me gustan los coloquios limpios, el juego franco, la camaradería. Incluso me gusta muchísimo cuando un peatón no está de acuerdo con la interpretación del monólogo, o con su argumento. Los debates serios son la frutilla, el broche de oro de la obrita.

Pero cuando se ensucia, cuando no puedo oír lo que dicen los que disfrutan porque los que no disfrutan gritan más fuerte, me dan ganas de volver a disfrazarme con corcho quemado, de volver al maquillaje explícito. Si voy a hacer de un imbécil, ponerme otra vez un cartel que diga "estoy interpretando a un imbécil" antes de empezar. ¿Debo hacerlo? Más de una vez lo he sopesado, pero creo que no.

Me parece que no quiero facilitarle la tarea a los peatones quejosos que sienten que todo es un insulto a la madre que los parió y a la Humanidad que tanto aman. ¿Y qué es lo que quiero, entonces? Lo que quiero es que no miren por la ventana. Que no molesten a los que están jugando.

No quiero volver a las máscaras y a las etiquetas de ficción para explicar, antes de cada monólogo, que no-soy-yo-verdaderamente-el-que-habla, como si fuésemos chicos de jardín de infantes que lloran porque el lobo se comió a Caperucita en serio. No quiero subestimar a los peatones que de verdad me importan, sólo para tranquilizar a los que me importan un carajo.

Yo estoy en mi casa y hago lo que quiero. Esa es una gran verdad, sí, pero hay otra: la vereda es libre y cada quién puede mirar o pasar de largo. Y hay una tercera verdad: si sé que me desmayo, cuando paso frente a un accidente de moto no miro.

No voy a cerrar la ventana por culpa de los hipersensibles, ni voy a volver al corcho quemado para dar a entender que sobreactúo. No lo haré por convicción o por capricho. Cosa mía.

Va siendo hora de que, también por convicción y por capricho, quienes sospechen que Orsai es un accidente de moto en el ordenado tránsito de la ciudad, dejen de mirar el charco de sangre. Aunque les digan que es ketchup. Y si siguen mirando —sea por morbo o por masoquismo o por hipnosis— por favor: desmáyense en otro lado.

Hernán Casciari
martes 5 de octubre, 2004


Señora, desmáyese en otro lado

por Hernán Casciari

Estoy solo en una habitación, pero no he cerrado del todo la ventana. Interpreto monólogos. Actúo. Soy un violador, un chico de cinco años, un intolerante, una señora gorda, un mediocre, un asesino en serie, un marido desatento, una princesa triste. Con el tiempo, algunos peatones comienzan a quedarse unos minutos en la ventana.

Inicialmente, practico este juego para mí, para mi mujer y para unos cinco amigos que pasan por mi vereda a una hora señalada. Al principio, el pequeño guiño de complicidad puede manejarse con simpleza y casi nadie se da cuenta de nada. Ni yo mismo.

Luego se empieza a juntar gente que no conozco y que, sólo de verla a diario, empiezo a reconocer. Los monólogos e historias comienzan a durar un poco más de tiempo: unos quince minutos. Más tarde el número de peatones me supera. Un día son doscientos y me sorprendo. Después son más de mil. Ahora ya no lo sé: he dejado de contarlos para poder interpretar las obritas sin ponerme nervioso. Me gusta hacerlo con la libertad anónima del primer día.

Pero más tarde ocurre algo. Comienza a llegar más gente, pero ya no por el hecho de que se represente una obra improvisada de teatro, sino para saber qué hace tanta gente mirando por una ventana. Entonces, las conversaciones posteriores a la obra empiezan a tener más voces, y las nuevas no siempre entienden de qué va la cuestión.

Una tarde, mientras estoy parodiando a una princesa triste, una voz interrumpe el monólogo. No me habla a mí, sino al resto de los paseantes:

—¿Pero no os dais cuenta que es un señor, y no una princesa triste? —dice la voz, con la elocuencia de las cartas al director de un diario de derecha— ¿No véis que se está burlando de vosotros?

Al día siguiente otros muchos transeúntes ocasionales, que no acaban de observar el maquillaje (quizá porque están lejos de la ventana) irrumpen con gritos similares. Incluso peores. Algunos sospechan que mi nacionalidad republicana me inhabilita para hacer parodias de monarcas.

Decido entonces interpretar el personaje de la princesa triste con la ventana cerrada, pero no me divierte tanto.

—Cuando te hacés el loco y no te mira nadie no te hacés el loco—me decía mi abuela—, estás loco.

Y tenía razón. Entonces guardo la peluca y la corona en un cajón y sigo con otros monólogos. Al ver que no hay quien escuche sus quejas y pataleos, los advenedizos se retiran. No les gusta el teatro en sí; lo que les gusta es la parte en donde le tiran tomates a los actores.

Cuando veo que estamos otra vez los de siempre (somos muchos, pero por suerte cómplices) paulatinamente y adrede empiezo a maquillarme menos y a utilizar sólo el discurso para la reinterpretación de los personajes. Si para recrear a un machista antes me vestía con ropa oscura y me pintaba una enorme ceja de malvado con corcho quemado, ahora lo hago a cara descubierta, sólo impostando la voz y el discurso. Sospecho que ya estamos maduros. Y no me equivoco.

Las reacciones del público me divierten mucho más. Ya no dicen:

—Ey, Personaje, deja ya de humillar a esas mujeres.

Ahora, con guiños y gestos ampulosos, gritan:

—Ey, Hernán, deja ya de maltratar a tu esposa que es una santa.

Incluso mi mujer a veces sale corriendo a la calle y, desde la ventana, me grita cosas horribles para alegría de los cómplices. A veces mis padres, que están lejos, me sorprenden hablándome a través del vidrio, y me emociono porque los siento cerca. Otros días, inesperadamente, una paseante que nunca he visto en mi vida me deja en la puerta un regalo para mi hija que vale más que todos las historias que le he contado. Y ya me parece demasiada suerte.

También ocurre que a veces los gritos, las ocurrencias y las historias que cuentan los habitués en el coloquio posterior, son mejores que la obra que se ha representando. La ventana entonces cambia de posición y me convierto en espectador, mientras que ellos, los peatones, son los dueños de unas historias mil veces más diversas y creativas que la que yo he podido compartir ese día.

Entonces, vuelven los problemas.

Lo malo de que mucha gente se divierta mirando por una ventana es que la gente que no se divierte con las mismas cosas es muy molesta. Y otra vez, entonces, llegan señores de barrios más serios (donde también hay representaciones en las ventanas, pero representaciones reales en las que se habla de cosas importantes, como por ejemplo las cuentas de gmail y cómo hacer para ganarse una).

Los advenedizos llegan a mi ventana sin saber que allí se representa teatro; ven una puesta en escena en donde lucho con mi mujer para intentar que nuestra hija no hable nunca el catalán, o escuchan al burgués exagerado que asegura que la culpa del hambre en el mundo la tienen los etíopes, o entreven al machista insensible que pondera la belleza de una terrorista sin tomarse el redundante trabajo de repudiar obviedades, y se exhaltan. Y chillan. Y llaman a la policía (no a la de uniforme que está en la esquina, eso no sería tan grave: llaman a la policía que tienen dentro).

Algunos habitués, civilizados o expertos en estas lides de mirar teatro por las ventanas, intentan persuadirlos:

—Tranquilo, recién llegado —le dicen—. Son títeres de madera. El tipo un día abrió la ventana, sacó unos títeres y nosotros venimos a charlar sobre la obrita del día.

Los recién llegados, sin embargo, están tan enfadados con que una marioneta crea que los etíopes tienen la culpa de algo, que no entienden explicaciones, y llaman, a los habitués, "obsecuentes".

No sólo eso. Sospechan también que la afluencia de peatones frente a la ventana está íntimamente ligada al morbo que la obra representa:

—No dice esas barbaridades porque las crea realmente —cree descubrir el advenedizo, que posiblemente es sociólogo—, sino para que venga más gente a su ventana, y para que luego el coloquio sea largo. ¡Lo que quiere es popularidad, fama, dinero!

Los advenedizos tienen esa cualidad: se dan cuenta de todo el primer día, oyendo dos líneas de un monólogo, y los equivocados siempre son los demás. Los que han llegado a la ventana al principio, cuando aún se usaba el maquillaje, cuando todo era más rústico o más formal, ésos, están equivocados y deben ser alertados del fraude. Los que disfrutan no tienen razón. Los que tienen razón son los que se quejan. Igualito que en la vida real.

A veces, cuando el coloquio se ensucia (porque no todos hacen suspensión de realidad) me da un poco de pena. Me gustan los coloquios limpios, el juego franco, la camaradería. Incluso me gusta muchísimo cuando un peatón no está de acuerdo con la interpretación del monólogo, o con su argumento. Los debates serios son la frutilla, el broche de oro de la obrita.

Pero cuando se ensucia, cuando no puedo oír lo que dicen los que disfrutan porque los que no disfrutan gritan más fuerte, me dan ganas de volver a disfrazarme con corcho quemado, de volver al maquillaje explícito. Si voy a hacer de un imbécil, ponerme otra vez un cartel que diga "estoy interpretando a un imbécil" antes de empezar. ¿Debo hacerlo? Más de una vez lo he sopesado, pero creo que no.

Me parece que no quiero facilitarle la tarea a los peatones quejosos que sienten que todo es un insulto a la madre que los parió y a la Humanidad que tanto aman. ¿Y qué es lo que quiero, entonces? Lo que quiero es que no miren por la ventana. Que no molesten a los que están jugando.

No quiero volver a las máscaras y a las etiquetas de ficción para explicar, antes de cada monólogo, que no-soy-yo-verdaderamente-el-que-habla, como si fuésemos chicos de jardín de infantes que lloran porque el lobo se comió a Caperucita en serio. No quiero subestimar a los peatones que de verdad me importan, sólo para tranquilizar a los que me importan un carajo.

Yo estoy en mi casa y hago lo que quiero. Esa es una gran verdad, sí, pero hay otra: la vereda es libre y cada quién puede mirar o pasar de largo. Y hay una tercera verdad: si sé que me desmayo, cuando paso frente a un accidente de moto no miro.

No voy a cerrar la ventana por culpa de los hipersensibles, ni voy a volver al corcho quemado para dar a entender que sobreactúo. No lo haré por convicción o por capricho. Cosa mía.

Va siendo hora de que, también por convicción y por capricho, quienes sospechen que Orsai es un accidente de moto en el ordenado tránsito de la ciudad, dejen de mirar el charco de sangre. Aunque les digan que es ketchup. Y si siguen mirando —sea por morbo o por masoquismo o por hipnosis— por favor: desmáyense en otro lado.

Hernán Casciari
martes 5 de octubre, 2004


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


 Fernando S
03/05/2016 a las 01:28
Parece una estupidez comentar en este post después de tantos años. Pero sería peor haberlo leído y no decirte que sos un crack.
Gracias por abrir esa ventana sin mirar que hay del otro lado.
Te admiro, hermano, y no soy de admirar a gente que no se haya puesto la 10 de Boca
22/03/2016 a las 21:47
Hermosa explicación del primer año de este blog. Sos un gordito fenomenal.
07/11/2015 a las 21:32
Empece a leerte no hace mucho, desde tus posterior más recientes, hasta este mismo. Aunque no seas tu esos personajes, tu alma si que se refleja en tus escritos. Y es un alma divertida pero responsable. Jamás he visto que sacrifiques un escrito por malmeter una idea, eso es algo que se nota. Más bien, como los buenos comediantes, has puesto las ideas al servicio siempre del espectáculo. Como espectador que busca ser entretenido y si es lo si ble, asombrado, te doy las gracias.


Un saludo!
maximo
25/12/2005 a las 18:06
che caribe, el hala de hernan es un españolismo... viene a ser como un uhhhhhh. pero con mas haches!
Amelie
13/10/2004 a las 10:45
Yo, para evitar este tipo de contratiempos, solo les digo adonde vivo, a la gente que yo quiero.
Y ellos saben que es un secreto.
Asi me aseguro que solo mirara por mi ventana, la gente que yo quiero.
PolíticamenteIncorrect@
10/10/2004 a las 05:51
Acerca del comentario #35

Señor Mauricio, está incurriendo en un grave error, un artista no necesariamente tiene que hacer cosas siempre para agradar, el verdadero artista siempre hace lo que se le canta el quinto forro del orto (lo que le dicta su espíritu), y el resto de la gente se entretiene, se disgusta, llora o se alegra. Pero jamás la gente debe limitar al artista para que haga cosas que les gusten a ese tipo de gente, porque como sabemos no todos tenemos los mismo gustos. Por ejemplo David Brisbal en españa vendió 1 millon de disco, sim embargo para mi es una mierda lo que canta, y no por eso voy a ir y decirle: "David tienes que cantar esto para que me agrade lo que haces", simplemente lo que hago es escoger en el amplio espectro musical lo que me gusta y lo que no, porque no soy quién ni nadie lo es para decir que es lo que un artista debe hacer.
Dejemos que las mentes libres lo sigan siendo, no es su culpa que otras mentes estén tan encarceladas en sus propios prejuicios.

Gracias
Humberto H.
09/10/2004 a las 03:12
Grande, maestro. No te quejes tanto ni pierdas tiempo en las viejas gordas, que fuiste tú el que se puso a hacer performance en la ventana, en plena calle, y sin siquiera cobrar tícket.

Las viejas gordas son necesarias. Te lo dice alguien del país de viejas gordas, hijo de viejas gordas y a quién le toca verlas a diario saltando en la calle hasta porque se estrena una peli. Hinchan las pelotas, sí, pero se aprende tanto de la naturaleza humana con las obesas con desmayo crónico como con plumas como la suya.

Me declaro fan.
Zifra
08/10/2004 a las 19:10
¿Advenedizo?

juas

;-)
TíaGanga
07/10/2004 a las 17:33
Recién tengo tiempo de leerlo hoy. No pude leer todavía los comments (sospecho que deben estar para alquilar balcón!).

EXCELENTE Casciari! pero creo que no me equivoco si te digo, Hernancito querido, que el target al que está dirigido -estoy segurisísima- no entendió un carajo.

Seguí escribiendo para los que no necesitamos explicaciones.

Una obsecuente redomada.
Patri
07/10/2004 a las 13:07
Pues Caribe, me declaro totalmente inculta en lo que a chinchorros se refiere. Ojalá encuentre uno por aquí, en Madrid, de esos buenos en los que dices que se duerme mejor que en una cama. Porque desde siempre he querido tener uno y siempre me han quitado la idea por ser incómodos.

Gracias mil por la aclaración :)

Besos!
Cristina
07/10/2004 a las 06:05
Siempre me molestaron los moralistas, esos que saltan cuando por ejemplo alguien elogia la viveza de un chorro para robar sin que lo vean y te salen con un "ay como vas admirar a alguien que delinque y bla bla bla." Y uno tiene que explicar que no es que uno quiera ser chorro sino que se trata de destacar una faceta positiva que va mas alla de lo negativo de su accionar.
Y para mi no importa si es un personaje o la verdadera forma de pensar de él, lo que Hernan escribe, porque inclusive Hernan puede ser un personaje para mi. Lo que verdaremente importa es la interpretación que cada uno le da a lo que este manifiesta. Y yo me creo la pelea con la esposa para ver quien gana en cuanto a la nacionalidad de Nina. Y me imagino la escena y me causa gracia esa disputa. O cuando habla de las varoneras me identifico con lo que cuenta porque siempre me senti compinche de los varones. No me interesa saber que esto es simplemente un guion de un libro. Para mi es real como cuando miro una pelicula o leo una novela. Uno se encariña con los personajes, y goza o sufre con los que a ellos les pasa. Sin importar los nombres de los que componen la escena.
Pienso que los comentarios deberian ser del tipo "yo opino lo mismo" "Para mi en cambio lo que me parece es tal o cual cosa" "A mi me paso que..." Pero ponerse a juzgar (siempre hablando de mi ejemplo) que alabar al chorro es apologia del delito, es como decirle a Shakespeare que Romeo y Julieta alienta el suicidio de los enamorados, y perderse la oportunidad de hablar del contenido de la obra.
Andrews
07/10/2004 a las 03:17
Hernan:

Soy uno de esos lectores silenciosos desde hace meses...

y como silencioso que soy...

SIN PALABRAS.... Brillante post.....

y por favor nunca dejes de escribir tan bien como lo haces...

saludos

Andrews
Hugo
07/10/2004 a las 02:45
Ya veo que estás volando Delta.
delta
07/10/2004 a las 02:36
Aparte de los blog de Hernán; ¿Alguien contó alguna vez un chiste de eespañoles por aquí?
a mi se me borraron casi todos de la cabeza y ya es hora que los reflotemos porque los pibitos de 10 años están creciendo con la imágen de españa dueña del petroleo, españa dueña de los teléfonos, españa, españa, españa.
Acaso era un mito que a un español se lo reconoce en un salón de clsases porque es el único que que cuando el maestro borra el pizarrón, el borra su
cuaderno.
Hugo
07/10/2004 a las 02:26
inHALA DELTA... y vuela
Caribé
07/10/2004 a las 02:22
No, Patri.
Un chinchorro es un chinchorro y un hamaca es una hamaca.
Una hamaca es esa cosa con dos palitos que usan los gringos de las comiquitas, o un chinchorro de imitación, hecho de tela y no directamente tejido.

Hay muchas variedades de chinchorros, según la zona del país, el material y el uso al que van destinados, pero todos son de un tejido grueso y resistente y al mismo tiempo muy elástico, tanto que te permite dormir en el transversal, atravesado.
Si no puedes ponerte comodamente atravesado entonces o es el chinchorro es malo, o era de niño y te equivocaste de tamaño.

No se puede dormir en una hamaca, en la de palitos te caes, y en la de tela te hernias.
En un chinchorro en cambio duermes mejor que en la mejor de las camas.
Caribé
07/10/2004 a las 02:14
Tienes razón, Ginger.

Aunque si tuvieras un chinchorro guajiro te reirías con un placer que ni te cuento.

Pero tienes razón.

Yo me estoy asustando de que no vaya a ser que de tanto pelearle en los comentarios hayamos terminado por fundirle algún circuito a Hernán.

(Y lo peor es que aún sigo preguntándome si realmente hay algún "hala" con hache. :((((
Ya saben que la ortografía figura entre mis obsesiones).
PatoMusa
06/10/2004 a las 23:33
Al contrario, Elteta #157, fue buenísimo. Hernán se metió a decir algo porque le estás robando la audiencia.
Patri
06/10/2004 a las 23:32
Bueno lo de chinchorro, me reí más que con lo de "Hala, delta!"

Pero vamos, de toda la vida la foto de ese enlace ha sido una hamaca :P

Besotes!
jegc
06/10/2004 a las 23:26
Hernán [#107],
Así es cuando uno recién llega y ya hay más de cien comentarios.
Y ya ves, contesto luego de más de cincuenta comentarios, porque recién volví a leer.
Anony mouse
06/10/2004 a las 23:11
Es el eterno yin y yang.
Con el post trata de retener y ganar lectores.
Y con los chistes (calificación muuuy generosa) de los comentarios...
En fin.
elteta
06/10/2004 a las 23:04
No se puede pasar de 150 comentarios y que no decaiga
elteta
06/10/2004 a las 23:00
¿Tan malo fue?
Ginger
06/10/2004 a las 22:59
Chinchorro me suena a chiste. ¿como se dice corte de agua en chino?

Pd: Miren, si Hernán puede seguir insistiendo con lo de hala delta, el mío es una lumbrera!
 olo mosquera
06/10/2004 a las 22:47
¡Hala, delta!
elteta
06/10/2004 a las 22:45
Chinchorro es algo les sucede a las mujeres cuando ven que el picajoso está listo para realizarle un tiquismiquis
El Angel Gris
06/10/2004 a las 22:37
El picajoso suena a algo masculino en la entrepierna
El chinchorro a algo femenino
Patri
06/10/2004 a las 21:29
Picajoso = chinchorro = reboldo = tiquismiquis...

Según la RAE (esa que despellejamos hace algunos post) picajoso es "el que se pica fácilmente o se da por ofendido".

Lo que venía a decir con esto a Hernán es que pase de tonterías. Como él dice, ésta es su casa, y aquí hace lo que quiere, como si le da por ir en bolas (algo que sería curioso...). Los demás, por opinar, que opinen...

Besos!
Mentecato
06/10/2004 a las 20:56
eeeyyyyy!!!! Hoy no esta el gordo de la ventana?
Yo, la peor de todas
06/10/2004 a las 19:43
Siempre te leo.
Pocas veces te escribo.
Me asomaba a tu ventana,y observaba cuan diferentes eramos todos los que estabamos ahi para verte.
Y era cuestion de tiempo que empecemos a rozarnos,a empujarnos entre nosotros, incluso a vos, y despues exigir que ademas de abrir la ventana,nos des el plano de tu casa,y un folleto explicativo de cada cosa.
Los que no entendieron, no van a entender nunca.
Es al pedo.
Como dice Fito, es una cuestión de actitud...
Anony mouse
06/10/2004 a las 16:43
Ché Toro, vos no sos rosarino?
Qué bién conocés las calles de Bs.As.
A propósito, donde queda el museo de Bellas Artes?
Diablita
06/10/2004 a las 16:30
Mirá quién habla que me anda recomendando tecnología para hacer crecer mi dignidad!
El Angel Gris
06/10/2004 a las 16:24
Ud Diablita tiene la idea fifa.
Diablita
06/10/2004 a las 16:10
No habrá querido decir pijacoso?
El Angel Gris
06/10/2004 a las 16:06
A Patri le pregunté no a Oatri, mierda, carajo.-
El Angel Gris
06/10/2004 a las 16:06
Oatri: QUe quiere decir picajoso, no se, pero suena feo.
Diablita
06/10/2004 a las 16:02
Toro:
Si habrás ido a esa zona, vos...
Diablita
06/10/2004 a las 15:58
Topita:
Disculpame, ahora no puedo atenderte, estoy haciendo lo otro pues ya paré de reírme...
Cuando termine, la seguimos.
Patri
06/10/2004 a las 15:44
Hernán, no te pongas picajoso, anda, y tú dale, sigue escribiendo a lo tuyo.

Por cierto: gracias por aclararme lo que soy. No tenía ni idea de lo que era una "varonera". Le he dado muchas vueltas por si era lesbiana o qué carajo me pasaba. Y va a resultar que soy una varonera de esas... mira tú qué cosas...

(He aquí la IP española que está de acuerdo con las opiniones... o no sé qué cosas decían más arriba... Si es que no se pueden escribir tantos comentarios, coñe)

Besos!
topita
06/10/2004 a las 15:40
Diablita,

Desde luego conmigo imposible: mi cuaderno de folleteo lo tengo completo y en exclusiva con un caballero que tambien goza de un sentido del humor fantástico
Diablita
06/10/2004 a las 14:54
Topita,
como estoy cansada de tanto reírme de vos como lo habías propuesto, ahora voy a hacer lo otro que sugeriste acá pero esi sí, eso con vos, ni loca!
Anika
06/10/2004 a las 14:05
El #127 me hizo pensar que el fenómeno grouppie podría enraizar también en la blogocosa.

Cris, mantente alerta!
ultratumba
06/10/2004 a las 11:47
Lo bueno sería que al lado tengas a alguien con quien reirte de todo esto. Si no, mal negocio. Algo así como una permuta poco feliz (cambio risas conocidas por 8 mil pelafustanes...) Tu propia trampa. O si no intenta otra: mandá videos de tu infancia, de tus caminatas por la cuarenta, de tus siestas gordas llenas de libros, de las quejas de la vecina, de tus discursos escolares... capáz que así ganás complicidad, sin necesidad de explicar nada a cada paso... Y la última es que te conviertas en un escritor, como son los escritores, con foto de 2 x 2 en la portada del libro.
No es fácil tener un millón de amigos como pretende Roberto Carlos.
Además, eso exige constancia.
Teki
06/10/2004 a las 10:37
Vaya...no sé que me inquieta más, si mi suspicacia de antes o el que me consideren tan lerda como para necesitar una aclaración personal.
O sea,q ue no sé si carcajerarme o llorar. :D
Hernán
06/10/2004 a las 10:16
Teki, obviamente la parábola no te alude. Ni a vos ni a nadie de los que ha comentado en este artículo. Me extraña, araña.
Teki
06/10/2004 a las 09:37
Pensándolo bien, quizá no es buena idea lo de los nombres y a pellidos.
Si soy d elas que estrban, mejor no me digas nada.
Prefiero no saberlo.

(oigan y los que organizan tertulias para-lelas, ya podían invitarme, que soy lela del todo y además antigua en la acera y siempre me pierdo todas las juergas)
Teki
06/10/2004 a las 09:25
Vale, ya lo he captado.
Lo malo es que los que debemos no vamos a darnos por aludidos, y a lo mejor algunos que no deberíamos, sí.
Yo, por ejemplo, creo que me quieres sacar la tarjeta roja (de ketchu) por haberme metido con la foto de las italianas.
Pero lo mismo no va por mí. Es lo malo que tienen las parábolas, que no se alude a nadie con nombres y apellidos.
fito
06/10/2004 a las 07:52
Buenas, ayer pasé por la ventana de recontra casulidad, no sé que buscaba y me perdí, y aburrido, al ver gente paré, obviamente, para ver que pasaba.
Hoy te aseguro que voy a pasar muy seguido, con los quilombos que se arman como para no frenar en esa ventana.
Rabino
06/10/2004 a las 02:40
Toro, la zona esa la tenés acaparada vos!!
lili
06/10/2004 a las 01:57
Hernán, me uno a tus fans, completamente de acuerdo contigo.
Y a los que se quejaban ayer: Por favor!!! ni que les estuvieras cobrando!!! A ver? porque no escriben ellos algo así de entretenido y original, ah? a que no se atreven?
Toro
06/10/2004 a las 01:31
Hernán:

Si te depilás la entrepierna y el pecho podés ganarte la vida en la zona roja, ahí en la intersección entre Godoy Cruz y Paraguay máomeno. Así no existirá necesidat alguna de hacer un ORSAI PREMIUM.

Abrazo
Toro
Rabino
06/10/2004 a las 01:12
"Liga de la moral, el buen gusto y afines", "Comando de Resistencia a la Boludez", "PatoMusa INC", etc

Hernán, si empezas a cobrar regalías por las asociaciones con y sin fines de lucro que se armaron acá... te hacés rico y no hace falta que hagas un ORSAI PREMIUM
Liga de la moral, el buen gusto y afines
06/10/2004 a las 01:06
Señor Casciari
De nuestra mayor consideración.
S / D:

Habiendo leído y releído su blog hasta el cansancio, en busca de evidencias que lo rescaten como productor de contenidos escritos para el lector digital de Occidente, en un contexto de dignidad y altura, hemos concluido en lo siguiente:

No hay.

Por la presente le comunicamos que hemos determinado en magna asamblea declararlo patético, peripatético, antipático y antipirético.

De no deponer su actitud soez y de burla para con las minorías, las mayorías, las víctimas y los victimarios, procederemos a difundir por toda la autopista de la información que este blog es yeta.

Y usted sabe, señor Casciari, que con eso no se jode.

Sin otro particular,
la Liga.
Diablita
06/10/2004 a las 00:48
Nop. Es
Ja! La Delta
C.Poison
06/10/2004 a las 00:45
Yo me detengo cerca y al mismo tiempo lo suficientemente lejos de la ventana para oir sin ser vista veo algrupo pero ellos no a mi. Disfruto de la funcion sola a lo lejos y solo escucho,raras veces me asomo pero me voy con la rapidez suficienteme para pasarles desapersivida al bonito grupo de incondicionales del interprete y uno que otro curioso escandaloso.
El Angel Gris
05/10/2004 a las 23:56
Casciari se está convirtiendo en una "Lacra Social"
delta
05/10/2004 a las 23:35
¿¿¿no será ¡¡Jala delta!!!???
ahí me cierra más.
yo por las dudas sigo jalando.
Hugo
05/10/2004 a las 23:14
Siguiendo con los comentarios obsecuentes:
ya que de vez en cuando aparece algún iluminado que dice que "éste es tu mejor post", no me queda otra que decir que el comment #111 es también tu mejor post (no me equivoqué, puse post)
caro
05/10/2004 a las 23:03
Has dicho!


Grande, Hernán.
el edu
05/10/2004 a las 23:00
Hernán:
Le has errado, hombre.¿qué es eso de andar suponiendo que todos tienen cerebro?
Tienes cada prejuicio, joder...
 Christian Libonatti
05/10/2004 a las 22:48
Hace mucho que no comento y me parece que este es el momento. Primero saludar a todos porque estuve muuy desaparecido.
Hablando del post de ayer y su consiguiente respuesta de hoy: cada uno elige la pagina de internet y/o ventana en la que mira. Si no le gusta a alguien directamente que mire a otro lado como paso en este pais tantas veces y no moleste. Con esto no intento pensar que esto es una especie de ghetto pero si que es un poco para "entendidos" de Hernan, gente que entendemos que esto es ficción y no una realidad. Puede que algunos se sientan menos escandalizados si pones un cartelito que diga: "CUIDADO SEÑOR BOLUDÓN, ESTO ES UNA PARTE FICCIÓN Y UNA PARTE REALIDAD, Y PUEDE LLEGAR A ESCANDALIZARLO"
Capaz que si se le avisa al nabo que pone esos comentarios boludos este lugar sería mejor.
Tambien puede ser que esta gente quiera que vuelvas a hacer cosas como el mate o maradona porque no son ni comprometidas ni nada de todo esto......
Me fui mucho de tema y no llegue a una conclusion... jajaj

Saludos a todos y nos volveremos a ver...!!
lalodelce
05/10/2004 a las 22:45
AH!!!!!! AHORA ENTIENDO!!!!!! CLAP, CLAP, CLAP
Anony mouse
05/10/2004 a las 22:34
Hernán,hoy es tu cumpleaños o algo parecido?
En mi barrio, si contás esos chistes, no sé si salís vivo...
Alejo, al fin y al cabo obsecuente
05/10/2004 a las 22:27
Loas a Ud. elteta
elteta - obsecuente
05/10/2004 a las 22:27
Muy bueno lo tuyo Alejo
 olo mosquera
05/10/2004 a las 22:24
—¿En qué se convierte un aladelta que cae en medio de la jungla?

—No sé, ¿en qué se convierte?

—En el Delta del Tigre.
Alejo, al fin y al cabo obsecuente
05/10/2004 a las 22:22
Genial Casciari, "Hala, Delta"..., buenísimo.
elteta - obsecuente
05/10/2004 a las 22:11
Muy bueno lo de ¡Hala, Delta!
 La Negra Quiroga
05/10/2004 a las 21:32
No se puede creer, primero escribís un post y quiero apludir de pie y después escribís ¡Hala Delta!! Andá cagar...
Angel: Kik in the ass a Casciari.
 olo mosquera
05/10/2004 a las 21:31
Hay gente que (incluso después de 100 comentarios) siguen refiriéndose al artículo. Imagino. (Es más, eso espero, por la salud de JEGC.
hugo
05/10/2004 a las 21:29
# 103: ¿qué es lo que dijo bien Hernán? ¿Hala, Delta?
AM
05/10/2004 a las 21:27
si yo también cacho que yo acá na' que ver, pero escribe tan bien este bestia que no puedo dejar de pasar... y los que sufren con el blog será que les gusta sufrir, orsai es como un cristo, le da a todos lo que necesitan... a mi me gusta leer (tratare de no postear... (total pa lo que me pescan)
JEGC
05/10/2004 a las 21:21
Muy bien dicho Hernán !!!
delta
05/10/2004 a las 21:13
deja vú!
elteta
05/10/2004 a las 21:11
Es mi conexión, que anda como el toor
 olo mosquera
05/10/2004 a las 21:11
¡Hala, Delta! (#100)
delta
05/10/2004 a las 21:10
¿que tiene de gracioso llamarse delta?

Mejor no les cuento que mi apellido es Maño
Mentecato
05/10/2004 a las 21:09
Diablita.. No esta mas el elance donde explicabas el cultivo de canabis. ¿Qué faso?
Diablita
05/10/2004 a las 21:05
Empezaste con la pasta base de nuevo?
Diablita
05/10/2004 a las 21:02
Elteta:
Te pusiste los anteojos?
elteta
05/10/2004 a las 21:00
Diablita:
Desapareció el link para los comentarios en pecadores. ¿Qué pasó?
Rabino
05/10/2004 a las 20:51
qué te quejás?? vos agradecé que no tenés lectores como tu amiga Mirta...


Comentario Nº 360
Dice Juan:
Mirta puta tragasables voy a matar a tu flia.
Alejo
05/10/2004 a las 20:46
Y cuando te mandan a marcar al diez de ellos, te gritan: encimá!!!
 olo mosquera
05/10/2004 a las 20:42
Mentecato está hecho mierda.
Mentecato
05/10/2004 a las 20:41
Y si sos hijo de padre soltero? ensipa


perdon!
Diablita
05/10/2004 a las 20:39
O "en sí, ma"
Diablita
05/10/2004 a las 20:35
Se escribe "en cima"
Mentecato
05/10/2004 a las 20:30
Queee??? Mirta no existe?????

Porque no se van todos a la puta que los pario!!!!!
Rabino
05/10/2004 a las 20:21
Uf.. y me altera mi comentario para hacerme pasar por loco... obviamente yo puse ENCIMA , no EN SIMA
Rabino
05/10/2004 a las 20:20
En sima de racista y terrorista, egocentrico!! Se queda con el comentario 8.000 en su propio blog!
Y dice que lo hizo sin querer! dajjj

mal Casciari, mal
Alejo
05/10/2004 a las 19:56
Tarde, señor Casciari, tarde. Espero que nunca se suba a un ultraliviano...
 olo mosquera
05/10/2004 a las 19:53
A mí me parece graciosísimo. ¿Qué pasa, es humor negro también? ¿Estoy insultando a la Asociación Española de Gente que Vuela? Si es así, pido disculpas de corazón.
Alejo
05/10/2004 a las 19:43
Hernán,

Todo bien, pero justo el comentario 8000 y con un chiste tan pavo. Creo que esto es francamente intolerable, ¡hala, delta!, por favor, vergüenza debiera darte...
ana laura
05/10/2004 a las 19:39
Hernán mala gente no avisaste nada, soreteeeeeeeeeeee.
elteta
05/10/2004 a las 19:33
8002
 olo mosquera
05/10/2004 a las 19:31
(Alguna vez tenía que ser yo: el comentario #77 fue el 8.000, y lo escribí sin querer). Perdón a los coleccionistas.
 olo mosquera
05/10/2004 a las 19:30
¡Hala, Delta!
delta
05/10/2004 a las 19:24
¿porque cuando todos están de acuerdo no hay casi ningún IP español?
ana laura
05/10/2004 a las 19:20
Ah me olvidé de decirte que hoy estás más lúcido que nunca. Me pongo de pie y te aplaudo. Hoy escribiste unos de los mejores post de tu vida. Hoy me siento del lado de los que te defienden de las pedradas. Y mañana también, aunque lo de la s cartas ala director jajajajajaj que grande que sos Hernán.
ana laura
05/10/2004 a las 19:15
Mirá Inés que estas muy mal, date una vuelta por rae.com.es jajajaj y vos Lu dejate de espiarnos.
Casciari esto es bien clarito, a mí cuando un post tuyo me mete un palo en el toor (hoy estoy explícita) no te commento para no andar haciendo estragos (como la otra vez jaja); nunca dejo de leerte porque me pareces genial, no sos ningún improvisado y, si lo sos, te sale muy bien. Vos sabes que yo tengo opiniones muy diferentes a las que se reflejan en tus posts, tanto por tu parte como por la de los commentaristas.
Tenés gente que sabe jugar a tu juego y tenés boludos que pa qué nombrarlos. Aunque en cierta parte estoy de acuerdo con Mauricio.
En resumen: al que no le gusta que se vaya, como dice mi viejo " carretera, que es larga y ajena"
Diablita
05/10/2004 a las 19:10
ElTeta:
Esto es momentáneo, es pasajero, no te me pongas celosote, zonzo, que vos sos el hazmerreír más importante que tenemos.
elteta
05/10/2004 a las 19:10
Yo sabía que algún día iba a coincidir con Chori #68
elteta
05/10/2004 a las 19:05
Diablita:
#63 y #66
Creí que todos se reían de mi.
Me van a atacar los celos
La Minimi
05/10/2004 a las 18:54
Con que arte los echastes. Aunque ahora vendrán maquillados y se quedarán al fondo para que no los reconozcamos, los demás estaremos todos apretados en la primara fila para no perdermos detalle.
DudaDesnuda
05/10/2004 a las 18:44
Diablita, dejá de buscar roña y sacá el traje del ropero.
chori
05/10/2004 a las 18:43
Francamente no comprendo por qué tanto lío. HA de ser el miedo supongo, el miedo a entender que la gente que comete atrocidades son seres humanos, con las características que los seres humanos tienen, para bien o para mal.
Soy de los que piensan que deshumanizar a quienes nos causan daño es un error, y por sobre todas las cosas un error estratégico: los terroristas, de todas las razas y lugares, tienen motivos para destruir, si no vemos eso, los que estamos inside, adentro del "mundo", tenemos pocas posibilidades de revertir el asunto.
Mientras Usa, España, Israel intentan destruir Iraquíes, Etarras, Palestinos hasta el fin, siempre, quedará al menos, un hijo, una vida que querrá vengarse. Y no terminará nunca.
Decir que una etarra es hermosa para un argentino significa sólo eso, para los españoles fue un acto blasfemo, fue como darle vida a satanás. ¿no?
Che ¿me colgué mal?
 Gito
05/10/2004 a las 18:29
La gente que tiene temor o fobias a ciertas cosas, como la sangre, y sufren desmayos; esta gente tiene muy desarrollado una especie de radar inconsciente que busca prevenirlos de tales situaciones. El caso es que para poder evitar tales circunstancias dicho radar tiene que identificarlas, ubicarlas y sucede que para ello muchas veces termina dando con ellas, ipso facto, con el charco de sangre, o la herida de la que sale como un rio. Estan muy atentos a lo que los afecta que terminan dando con eso mismo. Sí, lo que es muy paradojico.
Tenemos alma, espiritu, mente, corazon......pero tambien somos, para la física, cuerpos y como tales nos caben mas de lo que creemos o sabemos muchas de las leyes de dicha ciencia.
Hernan, no pretendas que no se desmayen con la sangre de tu accidente de moto cuando por buscar evitarlo, en realidad, lo estan buscando....sino no podrían justificar la "fobia" que tienen, ni la razon de sus desmayos, que para muchos de ellos pasa a ser mas un tic (una caracteristica) de su personalidad. "Estamos"?
En favor de ellos -debo decir- que hace unos dias que Vos te estas corriendo hacia el punto mas opuesto de sus posiciones.......y tengo la sensacion que esto forma parte de una jugada mayor y pensada por Vos.
Es como si mandaste a todos los motoqueros de la gran ciudad a accidentarse y Vos sos el dueño de todas las ambulancias que salieron a recoger -perdon- a tantos desmayados.

Salute!
Rabino
05/10/2004 a las 18:12
Yo me puedo reir de vos Diabli? (Para llevarte la contra noma')
Teresiña
05/10/2004 a las 18:06
Aguanten las varoneras y tu postal sobre ellas!!!. Estás habilitado para seguir Hernán, dale. Ponele la pimienta que quieras a tu marioneta y no avises un carajo, me aburriría. Tu abuela te dijo lo de hacerte el loco con público, y mi abuela me enseñó a entender "por dónde mea la gallina".
Un abrazo de la varonera que estoy segura, ahora más, ser.
Diablita
05/10/2004 a las 17:56
Podemos reírnos todos de vos, Topita?
topita
05/10/2004 a las 17:54
#26 Si tuvieras que expectorar a alguien, empieza por favor con Topita (es tan inteligente que en primera asumió que los imbéciles somos los otros)... ???????????? Inteligente yo? NOOOOOOOOOOOOOO pero tengo un sentido del humor buenisisisisimo!!!!!!!!!!! Me rio de tooooooodooooooooo empezando por mi misma
El Angel Gris
05/10/2004 a las 17:51
Ecoloco: No le tire los bigotes al león.
Manuel
05/10/2004 a las 17:49
Me has vuelto a caer bien, Casciari. Aunque sea sólo por este día.
Diablita
05/10/2004 a las 17:40
Avatar:
todos somos lectores silenciosos.
Por ahora, nos expresamos escribiendo.

(Qué día tengo hoy!)
Ecoloco
05/10/2004 a las 17:39
No me gusta que haya alguien 'calificando' comentarios inteligentes o detectando boludos... me parece agresivo, hay formas más inteligentes de demostrarle a un boludo que está diciendo boludeces...
Esteeee... mmmmmmm... mejor ignoren este comment, si ??
Y como se identificarían los C.R.B. boys ?? digo, pa'salir disparando !!

Besos, Abrazos y Apapachos...
AVATAR
05/10/2004 a las 17:39
Hernan, estoy leyendo tus blogs desde hace varios meses (pensandolo mejor MUUUCHOS meses). Soy uno de esos lectores silenciosos, los que leen, se rien, comparten, suman en los stats.
Cuando leí los comentarios del post de ayer, me agarró bronca al punto que me levante de mi escritorio (laboral) y me tuve que salir a descargarme un rato con un par de atados de cigarrillos.
Pero bueh, eso y leer el post de hoy me llevaron a dejarte este comment.
La verdad que me parece fascinante lo que haces, me encanta leerte y lo que mas rescato es que cada vez que termino de leer un post tuyo me deja un sentimiento atragantado. (repito, ayer fue de bronca hacia los comentarios que te dejaban)
En fin..., Hernan por favor, SEGUI DEJANDO LA VENTANA ABIERTA Y ACTUANDO COMO ACTUAS. Seguro que somos varios los que pasamos siempre y paramos cuando vemos que se esta abriendo la ventana a la expectativa de la obra del día.

Saludos
Ada
05/10/2004 a las 17:37
mmmm yo no tengo ni disfraz ni arma secreta, pero si me apuran puedo cantar alguna de Alejandro Sanz -que me encanta- como un perro sin ningún esfuerzo.

Y sí, más vale enrrolarse cuanto antes para disimular la propia boludez.
Karinapaola desde mexico
05/10/2004 a las 17:36
Muy bueno Hernan!!!! beshitos gracias por darme la oportunidad de despejarme un poco cuando te leo...Aqui ando todavia, mi dorima sigue practicando snorquel en Terapia intensiva..ya que se le terminen las vacaciones voy a estar mas relajadita, che..leeme el comentario al post anterior, a ver que te parece..nuevamente beshitos a todos, especialmente a Pato...mu@@@ck
Ginger
05/10/2004 a las 17:30
Si hay que sopapear a alguien anotenme, pero por favor, que sea mañana que hoy no pueeeeedo!. (Recuerden que mi arma mortal era la amoladora).
DudaDesnuda
05/10/2004 a las 17:18
Ada, ahora el General arrugó... me parece que el Comando lo vamos a tener que hacer las mujeres. Algunas ya tenemos un disfraz de Super Chicas. Habrá que sacarlo del ropero. Les recuerdo que mi arma era el martillo bolita.
Ada
05/10/2004 a las 17:11
¿Y cuáles van a ser los castigos del C.R.B.?

Yo que zafé en los 70' por inimputable, a ver si me tengo que exiliar justo ahora que me prendió el jazmín con pimpollos y todo.
Hugo
05/10/2004 a las 17:11
No será que el Hernán Casciari de este post es una impostura? No será que el Casciari de este blog es la suma de muchas imposturas?
No será que todos somos una impostura?
'tonces... ¿porqué el público se calienta a veces con la impostación, y porqué el actor se calienta a veces con el público impostado?
¿no será acaso que muchos del público desconocen que la actuación es una impostura? pero, ¿no será acaso que para muchos del público no les es fácil discernir cuándo es impostura lo que haces y cuándo no?
Volvamos al inicio ¿no será el Hernán Casciari de este post una impostación?
El Angel Gris
05/10/2004 a las 17:00
EL C.R.B. juzgará y aplicará la sentencia Interior, soy solo un soldado.
Pero ese era plan B, parece que no hace falta, hoy da gusto leer commentarios inteligentes en este blog.
Damocles
05/10/2004 a las 16:57
Simplemente... muy buen blog.
lu
05/10/2004 a las 16:57
Ine, hermanita
has desviado la atencion de los comentarisatas del blog, ahora la joda nueva es enseñarte a escribir.jajajajaj
besooooo
DudaDesnuda
05/10/2004 a las 16:56
¡No se habla más! ¡Carajo mierda!
Tiene razón el Gral. Angel Gris Selalastra y los invito a que el C.R.B. no sea una ilusión. A partir de ahora existe, porque existimos los Leales pero no Obsecuentes que defenderán a sopapo limpio la prosa de Casciari.
 Interior
05/10/2004 a las 16:51
Vos seguí así, metele nomás, no expliques mucho que se avivan, si se avivan no se desmayan, y sin ir mas lejos, ayer atendí a un par de desmayadas que tenían unas tetas que ¡madre mía!.......

PD: Gris #29 ¿ahora me vas a querer engrupir diciéndome que tenes el patrón Standard de boludos para medirlos? ¿Como llego a tus manos? ¿He?
morri
05/10/2004 a las 16:45
Buenísimo post, parece ser que es algo típico en blogs de éxito el que llegue gente a reprendar no solo al autor de lo que no le gusta sino también a los lectores por leer eso. La verdad, me parece una chorrada tremenda dedicar tu tiempo a intentar joder a alguien porque no te gusta su blog, a mi sino me gusta un blog no lo leo, es así de fácil, pero ya se sabe... La envidia es muy mala Hernán...
Rabino
05/10/2004 a las 16:35
Que bien Hernán, tu post está teniendo resultados. 45 comentarios y ningún insulto explícito! Hace tiempo que no veía eso por acá.

No te ofendes? (es solo para mantener la costumbre) ¡Puto! :) (Con cariño eh??)

Excelente el post... ayer justamente eramos varios discutiendo por detrás sobre este tema y este artículo cierra el tema a la perfección.
inés
05/10/2004 a las 16:30
CORRIJAN , CORRIJAN QUE NO MOLESTA , TODO LO CONTRARIO , ENRIQUECE...
HOY TENGO UN DIA TERRIBLE...
GRACIAS!
Caribé
05/10/2004 a las 16:28
No sé, Hernán, pero a mí me parece que con esta frase has dado en el quid del problema (al cual no eres tan ajeno como quieres hacernos creer):
"—¿Pero no os dais cuenta que es un señor, y no una princesa triste? —dice la voz, con la elocuencia de las cartas al director de un diario de derecha— ¿No véis que se está burlando de vosotros?"

No es lo mismo hacerse la princesa (o el loco, o el niño, o el héroe, o lo que te salga del forro) que burlarse de otros.

Y yo no sé si son siempre los otros los que se confunden o si a veces no eres tú también.

Pero en este post, como siempre, mezclas todo y de cualquier manera.
Aquí pareces protestar contra los que rompen la suspensión de realidad; sin embargo, justamente, Hernán, los que te tiran los tomates son los que más suspensión de realidad han aplicado.
Los que más se lo han creído todo.
¿O no?

¿Entonces?

¿Qué te molesta más,
que te tiren tomates,
o que otros les digan a los que tiran tomates:
«Pero, che, ¿no sé dan cuenta de que es un juego y lo hace a propósito?» ?
Wertygol
05/10/2004 a las 16:26
AngelGris #29, Mierda me van a agarrar!! mierda!! ser boludo pero no... eh....

ouch!
Caribé
05/10/2004 a las 16:25
Tu Letizia ¿era una princesa triste, Hernán?
Jamás me lo hubiera imaginado.
:)))

(Confieso que no leía ese blog,
lo encontraba aburridísimo).
 MULTI
05/10/2004 a las 16:23
Con o sin maquillaje es muy bueno lo q haces Hernán, saludos.

Multi

p.d.:Siempre desde este lado de la ventana, pateando por lo bajo a los salames q gritan idioteses desde el fondo.
Carito
05/10/2004 a las 16:12
Este post vino untado con aceite de tortuga. Avanti Orsai :)
05/10/2004 a las 16:11
Con Anika pensamos igual. Hay veces que miro aquí más papistas que el Papa. Yo he sido de los que te llevan la contraria, pero también de los que juegan.

De vez en cuando es bueno hablar en serio. Me gustaba hablar en Orbitácora, porque de vez en cuando te portabas como gente grande. Eso tal vez haga falta de vez en cuando.

Con el post de los niños asesinos, a mí me hubiera gustado que vos mismo lo tomaras más en serio. He estado a punto de decir: "Orsai es un excelente blog, lástima que Hernán comenta a veces".

Yo disfruto este blog y por eso sigo viniendo. A ver si un día encuentro algo como "La fama de Luis Gabriel Suchet". ¿Se vale pedir gustos?

Adelante, la libertad de expresión tiene siempre sus dificultades. Vos que trabajás en prensa, sabés que la objetividad es imposible.
05/10/2004 a las 16:10
Hernán, tú dices "no quiero subestimar a los peatones que de verdad me importan, sólo para tranquilizar a los que me importan un carajo". En realidad, espero que te importen no sólo los espetadores que te alaban sino también los que te critican. Porque, justamente, también hay espectadores que aunque estén muchas veces en desacuerdo con el contenido de tus escritos quieren seguir leyéndolos. Espectadores que critican no por molestar o insultar sino porque están convencidos de que el artista puede desempeñar un mejor papel. Espectadores que tienen un modo diferente de ver la vida pero que creen que también es bueno dialogar con las personas que piensan de otro modo. Espectadores que no comparten el sentido del humor del artista pero que no por ello sienten que deben abandonar el teatro.

Toda persona que se encuentra sobre un escenario tiene que aceptar que su actuación puede ser juzgada de muy diversas maneras. Hay alabanzas constructivas y alabanzas destructivas. Hay críticas constructivas y críticas destructivas. Espero que te incentiven las alabanzas y críticas constructivas. En cuanto a las destructivas, simplemente ignóralas. Y no olvides que es más fácil escapar de una crítica destructiva que de una alabanza destructiva. Aunque parezcan muy diferentes entre sí, los intolerantes y los aduladores al final resultan muy similares.

Alabanzas constructivas y críticas constructivas. Espero que sepas reconocerlas entre tus lectores.
Anika
05/10/2004 a las 16:04
No sé por qué das explicaciones. Cada persona toma un blog como le apetece o como puede, nunca como el autor quisiera.

A mi me gusta este blog por la cantidad de mentiras que dices mezcladas con teorías absurdas a las que intentas poner patas para que se sostengan, y me imagino el espectáculo que debe ser conversar contigo. Me parto de risa con los que defienden a muerte esas teorías, que ni tú mismo te vas a creer en la vida. Caen en la trampa igual que los que se ofenden con ellas.

Para mí Orsai es como el carromato de un charlatán de feria de hace cién años, un tipo que vende crecepelo con un argumento diferente cada día. No hay nada mejor que eso.

Cariños. También para Cris y Nina,
Anika
Diablita
05/10/2004 a las 16:03
Qué pasa hoy con la ortografía???
Qué pasa? Eh?
Me están poniendo nerviossssaaaa....


Angel:
Ya te vamos a sacar bueno a vos.
Toro
05/10/2004 a las 15:56
Diabli estás hablando con el extremoderecho del equipo. Gral. Angel Gris Selalastra!
Abrazo
Toro
El Angel Gris
05/10/2004 a las 15:55
Inés #17 el Hayyy que quisiste decir es un Ayyyy. Ya que la joda es corregirte, me anoto.
J.Lo.
05/10/2004 a las 15:54
Vamos si solo estamos jugando con las palabras. El juego como acto es cosa sería tanto como lo puede ser algo ludico. El juguete armado es otra cosa :) Pero como confundirlos.
Diablita
05/10/2004 a las 15:52
Angel:
no es una medida extrema?
Exagerado!
El Angel Gris
05/10/2004 a las 15:51
Casciari hijo de puta, en el mas argentino delos significados, ¿como commentar luego de que escribiste todo lo que uno pensó?.
Estoy muy de acuerdo con Ginger otra vez, sigamos con esto por favor, a veces seré el adulador que los "Refutadores de Leyendas" dicen que soy, otras discutiremos con respeto como lo hemos hecho otras veces.

PD: Plan B Creación del C.R.B. (Comando de Resistencia a la Boludez), agrupación que desde la clandestinidad se dedicará a la ubicación, captura y eliminación física de los boludos.
Hugo
05/10/2004 a las 15:50
pero nada de "Señora"... soy bien hombrecito.
Hugo
05/10/2004 a las 15:49
Si tuvieras que expectorar a alguien, empieza por favor con Topita (es tan inteligente que en primera asumió que los imbéciles somos los otros)... aunque, ¿y si tiene razón?.
'ta mare... me pusiste en una disyuntiva: ¿te estás dirigiendo a mí?
Pirula
05/10/2004 a las 15:46
Exacto Hernán. Ayer leí unos comentarios increibles. Me cuesta tanto entender a las personas a veces. Como alguien puede pensar que por escribir el post de ayer, vos seriamente catalogas a las mujeres en esos 3 tipos y sentirse ofendido? gente, son simplemente cosas que se escriben, no verdades universales!! Algunas son un poco mas en serio, otras mucho menos.
No creo que lo que escribe Hernán se trate de un manifiesto político, ni de una biblia de una nueva religión, ni una teoría de filosófica de la esencia del ser humano...
Yo al menos disfruto leyendo esta web y aqui me quedo. Y si no me gustase, simplemente no pasaría más por aqui.
marci
05/10/2004 a las 15:38
Y a pesar de todo tuviste la necesidad de explicar...
Quien deja una ventana abierta a veces recibe escupidas de la vieja Monforte...
Y muchas otras afecto y admiracion...
Y ya que nos permitis mirar por tu ventana, permitinos tambien expresar el efecto que provocas en nosotros, tu publico.
Tenes razon que quien no quiere mirar que no lo haga, pero hay muchos que si queremos y no por no estar de acuerdo o enojarnos por algo vamos a dejar de hacerlo.
Take it easy...

Un saludo
con el mismo afecto de siempre...
Johanne
05/10/2004 a las 15:32
Brillante Hernan...
elteta
05/10/2004 a las 15:31
Hernán:
Te recomiendo una técnica que puede serte útil y que es muy utilizada en los confines del planeta.
Se trata de, ante la crítica proviniente de la intolerancia ejercida por quienes argumentan ser dueños de la verdad y la razón, juntar las manos en la zona inglinal al grito de Chupáme un huevo
Cristina Daae
05/10/2004 a las 15:24
O sea que ahora sos un poeta maldito.
Si, si, y yo soy Jenifer Lopez.
elteta
05/10/2004 a las 15:19
¿HIPERSENCIBLE?, Nooooooooo
Hipersensible.
vitali
05/10/2004 a las 15:17
Hernán:
voy a decir en público aquello que hasta ahora sólo tenía reservado para decir en privado: sos el Cortázar del siglo 21; cada vez te admiro más.
Un fuerte abrazo.
Ada
05/10/2004 a las 15:16
Perdón por el exabrupto, Toro. Pero decir que el que no entendió se embroma me parecía más fuerte todavía.



Inés, Inesita, no quiero ser el pájaro mal agorero pero sigue sin salirte. HipersenSible.
inés
05/10/2004 a las 15:09
hayyyy que mallll
va otra vez...
Justo eso..
al que no le guste que NO mire
La gente HIPERSENCIBLE me da dolor de panza.
saludos!!
buen post!!
(creo que ahora si..)
Daroxiano
05/10/2004 a las 14:55
Me vas a hacer llorar Casciari.
Dejate de joder.
Toro
05/10/2004 a las 14:41
La puta madre loco, uno quier venir y dar un aporte serio y Ada qu dice??? Dice: más claro echale agua...y yo que ando pensando mucho por culpa de Diabli y su post de las mangas dije: NO es lo mismo eso que echarle uno en al agua a clara....donde andará Clarita???

En fin...Casciari, ayer con Pato, hablabamos de esto y opiamente estamos con vos...aunque te chupe un huevo. Por cierto, lo mío en Glob no era catalán, estaba conquistando bonitas Etarras hablandoles en vasco! ja! (guiño cómplice)

Por último, soy altamente impresionable. Si alguien piensa desmayarse avisen, porque se me aflojan las rodillas de solo ver un desmayado...

Abrazo
Toro
wendy
05/10/2004 a las 14:31
Ay...miré mi ventana y escribi "esjescicio"!, q feo quedó...y con lo q me molestan las palabras mal escritas...EJERCICIO...sigamos haciendolo.
wendy
05/10/2004 a las 14:29
Lo dicho ayer, no hay mejor esjercicio q el del pensamiento.
Gracias.
Ada
05/10/2004 a las 14:13
Me gustó. Más clarito, echale agua.
Diablita
05/10/2004 a las 13:55
Mientras vos interpretás la obra, la gente se reúne voluntariamente a disfrutarla y algunos otros pasan no casualmente para criticar muertos de envidia por el feedback conseguido entre el actor y los transeúntes, yo pongo miguleitos y barricadas en la calle para que cuando las motos pasen se estrolen certeramente.
Es como hacer zaping y poner Crónica Tv.
PatoMusa
05/10/2004 a las 13:34
Justamente ayer me estaba preguntando hasta que punto te la bancabas sin chistar...
(yo soy floja y hubiese empezado a patalear hace rato)

¡Qué siga la función!
Guty
05/10/2004 a las 13:06
Sos un capo!!
topita
05/10/2004 a las 13:06
fantástico tu articulo pero lamentablemente inútil. Los pobres de espíritu - a los q sin duda va dirigido- no habrán entendido nada y seguirán sin entender nada de nada de nada
Morgana
05/10/2004 a las 13:02
Mio caro Hernán, ante un post así de serio, como que da un poco de corte comentar, pero yo lo intento de todos modos...

Cómo explicarte desde el cariño que hay cosas con las que no se debe bromear? Te sugiero, por ejemplo, que me hagas una representación chistosa del atentado del Hipercor.

Reconócelo, agüela: no tendría puta la gracia.

Y que quede claro que te quiero.

No es que me desmaye, pero tengo el pudor supersticioso de no alardear mientras los dioses escuchan, no vaya a ser que me hagan cambiar de opinión por la vía dura...

Un beso.
Ginger
05/10/2004 a las 12:59
Es como la ley de la vida, los que se escandalizan con ketchup se irán, pero seguramente vendrán otros. Eso sí, los que somos paseantes habituales estaremos esperando cada día que la ventana se abra para ver la función. Y aunque a algunas obras les tiremos tomates, al finalizar nos levantaremos para aplaudir de pie.
 olo mosquera
05/10/2004 a las 12:49
Inés (#3): ¡Ouch!
La Romu
05/10/2004 a las 12:42
Tenés razón.
Tu esposa es una santa.

Un beso grande.
inés
05/10/2004 a las 12:39
Justo eso , al que no le guste que mire.
La gente ipersencible me da dolor de panza.
saludos!
buen post!!
Roda
05/10/2004 a las 12:23
sana sana culito de rana
douglas
05/10/2004 a las 12:04
Que emocion ser primero, y en semejante post, se entiende la explicasion pero a sierta gente la vida hay que darsela con un manual para vivirla saludos