Orsai blog post

Vida privada
miércoles 18 de febrero, 2009

Orsai post

Vida privada
miércoles 18 de febrero, 2009

Tetas

       

Tengo infinidad de recuerdos infantiles alrededor del tema. Elijo uno al azar. Una vez, en un recreo, alguien notó que yo tenía tetas. Y otro, que estaba en el mismo grupo, dijo: "Tenés suerte, Gordo, podés tocar una teta cuando quieras". Me lo dijo de verdad, no era un chiste. Esa mañana yo tenía siete años y estaba enamorado de Paola Soto. A la noche me miré al espejo y me pregunté cómo era posible tener más tetas que el amor de mi vida. No me pareció bueno experimentar el romanticismo en desventaja.

Aunque hubiera podido, jamás utilicé el sobrepeso como arma arrojadiza. Ni el panzazo al adversario distraído, ni arrojarme encima del enemigo y asfixiarlo. Con el tiempo, en cambio, me convertí en comediante. Desarrollé la ironía y la autocrítica. Me reía de mí mismo —con enorme esfuerzo— y logré ser un gran observador del defecto ajeno. Encontraba fallos en todo el mundo. En todos menos en Paola Soto, que era perfecta.

Paola Soto no tenía tetas, pero tampoco le hacían falta. Tenía algo mucho más sutil: tenía, para mi gusto, la mejor risa de la escuela. Su felicidad obraba con el mismo retraso que el trueno y el relámpago. En la tormenta, primero aparece el destello y un rato después llega el estruendo. En la risa de Paola Soto, primero le subían los colores a la cara, de un rojo íntimo, y después le explotaba la boca de alegría.

Yo no podía sostener la vista cuando ella se reía, en grupo de tres o cuatro, con sus amigas del recreo. Además, tenía la virtud de reírse poco, y nunca porque sí; no regalaba esa magia a cualquiera. Yo no la podía hacer reír, estaba minusválido de sus dientes.

No la podía hacer reír porque venía mal acostumbrado desde la cuna. En casa y en el barrio divertía a todos con cualquier morisqueta de nene gordo. Hasta los cinco años provocar la risa ajena era tan sencillo como bajarse medio tarro de dulce de leche.

La infancia en general es fácil para el comediante; los padres son críticos muy parciales y cualquier idiotez es bien recibida. Yo era Jerry Lewis en el hogar, y también en el jardín de infantes. Pero entonces empecé la escuela primaria y todo cambió. Apareció Paola Soto, me topé con el amor despiadado, con el dolor de panza. Me topé con la dificultad de su risa.

A Paola Soto mis morisquetas no le hacían ninguna gracia. Existe un documento fotográfico, que alguna vez mostré en Orsai por otras razones, y que ahora me sirve para que ustedes le pongan rostro a la que ella era entonces, y también al que yo era:

Yo podía ponerme bizco en su presencia, imitar el sonido de un barco que zarpa o dar vueltas de carnero sin manos. Con cualquiera de mis rutinas lograba desmayar de risa a mis compañeros de primer grado, pero Paola se mantenía impasible y lejana, como en la foto. La señorita Norma tampoco se reía de mis idioteces, pero yo no estaba enamorado de la señorita Norma y me importaba muy poco su indiferencia de magisterio.

Solamente me importaba Paola Soto.

Cuando acabó el año, mis padres y los de ella (que eran amigos) nos cambiaron de colegio. Paola y yo, de golpe, nos vimos en escuela desconocida y con compañeros nuevos. Sólo a ella conocía yo en ese mundo de delantales blancos, y ella a nadie más que a mí.

En ese otro mundo de la Escuela Normal, los primeros recreos fueron los mejores de mi vida. Paola, sin amigas, solamente se acercaba a mí para conversar. Fueron semanas intensas, en las que a veces lograba sacarle una media sonrisa con palabras, con frases muy esforzadas. Eran muecas brevísimas y enseguida ella volvía a ensimismarse. De todos modos, esas milésimas de segundo con dientes blancos funcionaban en mí como un fogonazo de luz. Entendí, por primera vez, que debía trabajar mejor los argumentos. Entendí también que lo mío no era el humor gestual. Supe que, para hacer reír a Paola Soto, había que esforzarse.

Solamente seis recreos me llevó saber que aquel sería el único esfuerzo que estaba dispuesto a hacer en la vida. Si me hubiera enamorado de otra, de la Colorada Giacoy por ejemplo, o de Pablo Santoro, hoy no sería humorista.

También ayudó que desde los siete años tuve tetas. Porque esa es la otra parte del cuento: cuando cambiamos de escuela, los chicos nuevos descubrieron algo que los antiguos no habían sabido ver.

—Tenés suerte, Gordo, podés tocar una teta cuando quieras —me dijo Bugarín un día, y los demás asintieron con mezcla de respeto y asombro.

(Juan José Bugarín fue el Rodrigo de Triana de mis tetas. El primero que las vio, el que dio la voz de alerta.)

Igual que los reos de las tres carabelas, mis nuevos compañeros, los que más tarde iban a ser mis amigos, se desesperaban por ver una teta, por tocarla, por acariciar la suavidad tersa de una carne humana acabada en pezón.

Y yo estaba ahí, turgente, en el tercer banco de las posibilidades de todos. Disponible, amistoso, unisex. Entonces supe que lo mío sería la risa afilada o sería el escarnio. No había opciones. Tenía que ser gracioso, punzante, certero, o tenía que dejarme manosear en los baños hasta el final de la secundaria.

La decisión era trascendente, porque de ninguno de los dos caminos se puede regresar jamás. Por eso la primera vez que Diego Caprio me hizo una propuesta de canje fue, posiblemente, el momento más importante de mi infancia. No lo supe entonces: lo sé ahora.

—Si me dejás que te toque una teta —me dijo—, te doy este sánguche.

No era una amenaza, y eso hablaba bien de Diego Caprio. Tampoco era un ofrecimiento menor, y eso hablaba bien de mí. No me proponía una trompada ni un chicle. Me ofrecía un sánguche enorme a las diez de la mañana. De algún modo confuso, la propuesta me halagó.

Mis tetas, aunque anacrónicas, valían un sánguche precioso, un ejemplar único: el sol de la mañana hacía brillar la costra del pebete, y por los bordes se escapaban dos fetas de jamón mucho más grandes que los panes.

—Tiene una sola mordida —dijo Diego Caprio.

También eran mis primeros días en segundo grado, y en un colegio nuevo. Era, casi, la primera vez que alguien me daba conversación en el recreo a excepción de Paola Soto.

—Te la toco por arriba de la remera, dale —dijo Diego Caprio.

Paola Soto pasaba por la galería en ese momento; caminaba sola, como siempre, concentrada en sus cosas, un poco flotando. Quizás escuchó la propuesta indecente que me hacía Diego Caprio. Y quizás por eso ahora se detenía y fingía sentarse, o atarse los cordones, para escuchar mejor.

—Cuento hasta tres y te la suelto —insistió Diego Caprio.

Desarrollar la comicidad es importante cuando tenés tetas, y también cuando estás enamorado. El humor no es una elección, ni siquiera es una llamada, ni una señal; tampoco un talento. Cuando tenés tetas, el humor es sobrevivir.

—Si me traés almóndigas —le dije— me podés agarrar el pito.

No fue un gran chiste, es cierto, pero a esa edad la palabra almóndigas funciona; no sé bien por qué. Diego Caprio sonrió y se olvidó del canje. Sonrió y me convidó la mitad del sánguche sin pedirme nada a cambio. Al día siguiente volvería al ataque, pero yo entonces sabría cómo distraerlo con la palabra bayonesa, con la palabra muñuelo. Con nuevos argumentos eficaces.

Pero eso no es lo más importante de este recuerdo. También pasó algo que yo no esperaba. Cuando dije almóndigas y dije pito, en ese retruque infantil tan básico, Paola Soto bajó la vista, se puso colorada de vergüenza y después rió, con la boca enorme, iluminando el patio.

Fue la primera vez que la hice reír a carcajadas.

Si no hubiera ocurrido aquello, posiblemente hoy sería un escritor serio. O un travesti serio. Si no decía lo correcto, si no sacaba un chiste de alguna parte, a los dos minutos alguien me estaría manoseando en un baño y ahora, ante ustedes, tendría que estar contando esa humillación. Tuve suerte. O quizás hayan sido reflejos. No tengo idea. Pero si en todo lo que escribo —melodramas incluidos—, no puedo dejar de meter un chiste pavo, es porque durante media década quise hacer reír a Paola Soto.

Después me fui a caminar por la galería con Diego Caprio, y con mi medio sánguche gratis, pero seguí mirando a Paola Soto un rato, un rato largo. A veces la miro, y ya pasaron treinta años. Escribir esta historia es volver a mirarla de reojo. Ella sigue ahí sentada, al costado de la galería, roja de vergüenza. Por suerte, no para de reírse.

Hernán Casciari
miércoles 18 de febrero, 2009


Tetas

por Hernán Casciari

Tengo infinidad de recuerdos infantiles alrededor del tema. Elijo uno al azar. Una vez, en un recreo, alguien notó que yo tenía tetas. Y otro, que estaba en el mismo grupo, dijo: "Tenés suerte, Gordo, podés tocar una teta cuando quieras". Me lo dijo de verdad, no era un chiste. Esa mañana yo tenía siete años y estaba enamorado de Paola Soto. A la noche me miré al espejo y me pregunté cómo era posible tener más tetas que el amor de mi vida. No me pareció bueno experimentar el romanticismo en desventaja.

Aunque hubiera podido, jamás utilicé el sobrepeso como arma arrojadiza. Ni el panzazo al adversario distraído, ni arrojarme encima del enemigo y asfixiarlo. Con el tiempo, en cambio, me convertí en comediante. Desarrollé la ironía y la autocrítica. Me reía de mí mismo —con enorme esfuerzo— y logré ser un gran observador del defecto ajeno. Encontraba fallos en todo el mundo. En todos menos en Paola Soto, que era perfecta.

Paola Soto no tenía tetas, pero tampoco le hacían falta. Tenía algo mucho más sutil: tenía, para mi gusto, la mejor risa de la escuela. Su felicidad obraba con el mismo retraso que el trueno y el relámpago. En la tormenta, primero aparece el destello y un rato después llega el estruendo. En la risa de Paola Soto, primero le subían los colores a la cara, de un rojo íntimo, y después le explotaba la boca de alegría.

Yo no podía sostener la vista cuando ella se reía, en grupo de tres o cuatro, con sus amigas del recreo. Además, tenía la virtud de reírse poco, y nunca porque sí; no regalaba esa magia a cualquiera. Yo no la podía hacer reír, estaba minusválido de sus dientes.

No la podía hacer reír porque venía mal acostumbrado desde la cuna. En casa y en el barrio divertía a todos con cualquier morisqueta de nene gordo. Hasta los cinco años provocar la risa ajena era tan sencillo como bajarse medio tarro de dulce de leche.

La infancia en general es fácil para el comediante; los padres son críticos muy parciales y cualquier idiotez es bien recibida. Yo era Jerry Lewis en el hogar, y también en el jardín de infantes. Pero entonces empecé la escuela primaria y todo cambió. Apareció Paola Soto, me topé con el amor despiadado, con el dolor de panza. Me topé con la dificultad de su risa.

A Paola Soto mis morisquetas no le hacían ninguna gracia. Existe un documento fotográfico, que alguna vez mostré en Orsai por otras razones, y que ahora me sirve para que ustedes le pongan rostro a la que ella era entonces, y también al que yo era:

Yo podía ponerme bizco en su presencia, imitar el sonido de un barco que zarpa o dar vueltas de carnero sin manos. Con cualquiera de mis rutinas lograba desmayar de risa a mis compañeros de primer grado, pero Paola se mantenía impasible y lejana, como en la foto. La señorita Norma tampoco se reía de mis idioteces, pero yo no estaba enamorado de la señorita Norma y me importaba muy poco su indiferencia de magisterio.

Solamente me importaba Paola Soto.

Cuando acabó el año, mis padres y los de ella (que eran amigos) nos cambiaron de colegio. Paola y yo, de golpe, nos vimos en escuela desconocida y con compañeros nuevos. Sólo a ella conocía yo en ese mundo de delantales blancos, y ella a nadie más que a mí.

En ese otro mundo de la Escuela Normal, los primeros recreos fueron los mejores de mi vida. Paola, sin amigas, solamente se acercaba a mí para conversar. Fueron semanas intensas, en las que a veces lograba sacarle una media sonrisa con palabras, con frases muy esforzadas. Eran muecas brevísimas y enseguida ella volvía a ensimismarse. De todos modos, esas milésimas de segundo con dientes blancos funcionaban en mí como un fogonazo de luz. Entendí, por primera vez, que debía trabajar mejor los argumentos. Entendí también que lo mío no era el humor gestual. Supe que, para hacer reír a Paola Soto, había que esforzarse.

Solamente seis recreos me llevó saber que aquel sería el único esfuerzo que estaba dispuesto a hacer en la vida. Si me hubiera enamorado de otra, de la Colorada Giacoy por ejemplo, o de Pablo Santoro, hoy no sería humorista.

También ayudó que desde los siete años tuve tetas. Porque esa es la otra parte del cuento: cuando cambiamos de escuela, los chicos nuevos descubrieron algo que los antiguos no habían sabido ver.

—Tenés suerte, Gordo, podés tocar una teta cuando quieras —me dijo Bugarín un día, y los demás asintieron con mezcla de respeto y asombro.

(Juan José Bugarín fue el Rodrigo de Triana de mis tetas. El primero que las vio, el que dio la voz de alerta.)

Igual que los reos de las tres carabelas, mis nuevos compañeros, los que más tarde iban a ser mis amigos, se desesperaban por ver una teta, por tocarla, por acariciar la suavidad tersa de una carne humana acabada en pezón.

Y yo estaba ahí, turgente, en el tercer banco de las posibilidades de todos. Disponible, amistoso, unisex. Entonces supe que lo mío sería la risa afilada o sería el escarnio. No había opciones. Tenía que ser gracioso, punzante, certero, o tenía que dejarme manosear en los baños hasta el final de la secundaria.

La decisión era trascendente, porque de ninguno de los dos caminos se puede regresar jamás. Por eso la primera vez que Diego Caprio me hizo una propuesta de canje fue, posiblemente, el momento más importante de mi infancia. No lo supe entonces: lo sé ahora.

—Si me dejás que te toque una teta —me dijo—, te doy este sánguche.

No era una amenaza, y eso hablaba bien de Diego Caprio. Tampoco era un ofrecimiento menor, y eso hablaba bien de mí. No me proponía una trompada ni un chicle. Me ofrecía un sánguche enorme a las diez de la mañana. De algún modo confuso, la propuesta me halagó.

Mis tetas, aunque anacrónicas, valían un sánguche precioso, un ejemplar único: el sol de la mañana hacía brillar la costra del pebete, y por los bordes se escapaban dos fetas de jamón mucho más grandes que los panes.

—Tiene una sola mordida —dijo Diego Caprio.

También eran mis primeros días en segundo grado, y en un colegio nuevo. Era, casi, la primera vez que alguien me daba conversación en el recreo a excepción de Paola Soto.

—Te la toco por arriba de la remera, dale —dijo Diego Caprio.

Paola Soto pasaba por la galería en ese momento; caminaba sola, como siempre, concentrada en sus cosas, un poco flotando. Quizás escuchó la propuesta indecente que me hacía Diego Caprio. Y quizás por eso ahora se detenía y fingía sentarse, o atarse los cordones, para escuchar mejor.

—Cuento hasta tres y te la suelto —insistió Diego Caprio.

Desarrollar la comicidad es importante cuando tenés tetas, y también cuando estás enamorado. El humor no es una elección, ni siquiera es una llamada, ni una señal; tampoco un talento. Cuando tenés tetas, el humor es sobrevivir.

—Si me traés almóndigas —le dije— me podés agarrar el pito.

No fue un gran chiste, es cierto, pero a esa edad la palabra almóndigas funciona; no sé bien por qué. Diego Caprio sonrió y se olvidó del canje. Sonrió y me convidó la mitad del sánguche sin pedirme nada a cambio. Al día siguiente volvería al ataque, pero yo entonces sabría cómo distraerlo con la palabra bayonesa, con la palabra muñuelo. Con nuevos argumentos eficaces.

Pero eso no es lo más importante de este recuerdo. También pasó algo que yo no esperaba. Cuando dije almóndigas y dije pito, en ese retruque infantil tan básico, Paola Soto bajó la vista, se puso colorada de vergüenza y después rió, con la boca enorme, iluminando el patio.

Fue la primera vez que la hice reír a carcajadas.

Si no hubiera ocurrido aquello, posiblemente hoy sería un escritor serio. O un travesti serio. Si no decía lo correcto, si no sacaba un chiste de alguna parte, a los dos minutos alguien me estaría manoseando en un baño y ahora, ante ustedes, tendría que estar contando esa humillación. Tuve suerte. O quizás hayan sido reflejos. No tengo idea. Pero si en todo lo que escribo —melodramas incluidos—, no puedo dejar de meter un chiste pavo, es porque durante media década quise hacer reír a Paola Soto.

Después me fui a caminar por la galería con Diego Caprio, y con mi medio sánguche gratis, pero seguí mirando a Paola Soto un rato, un rato largo. A veces la miro, y ya pasaron treinta años. Escribir esta historia es volver a mirarla de reojo. Ella sigue ahí sentada, al costado de la galería, roja de vergüenza. Por suerte, no para de reírse.

Hernán Casciari
miércoles 18 de febrero, 2009


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro El pibe que arruinaba las fotos, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


 Ricardo Lombardi
09/02/2017 a las 16:52
Me encanto el cuento.El blog es adictivo
10/11/2015 a las 10:23
Al final la hiciste reír. Gran historia como siempre.
 christian coraizaca
03/05/2015 a las 02:25
muy buena historia me encanto
15/04/2015 a las 14:52
JAJAJAJAJA excelente!!!! me pone muy contento encontrar a alguien mas que use las palabras almondigas y bayonesa....... a las cuales agrego, Mondiola, saMbuche, cheluga y matote, colitis y pelea............. muy buena la historia, no paro de reirme!!!
 Gustavo Ceriotti
18/07/2014 a las 16:46
Desde que te escuche en Vorterix no puede dejar de leer lo que escribis. Es mas, ahora que escribo me resuena tu voz como si fuera un relato tuyo........que boludo. Las cosas que contas me pasaron en gran parte a mi tambien (mi mejor amigo y ahora compadre, El Gordo Angel, tenia y tiene tetas). Un abrazo desde Argentina
 jar0k
27/05/2014 a las 01:46
Todos tienen una Paola Soto
 Ricardo campos
20/01/2014 a las 17:02
Excelente a la máxima potencia lo tuyo....jajaja
 Ricardo campos
20/01/2014 a las 17:01
 Florencia Accqua
19/12/2013 a las 21:22
Buenísimo como siempre!
 Rosana Bariios Orrabalis
03/06/2013 a las 16:21
Sos increible. Escribis increible, te envidio increiblemente. saludos.
Alejandro
31/03/2009 a las 13:57
Gordo: Si no escribes, haremos una Asociación de Afectados por el Sindrome de Abstinencia de Casciani y te iremos a buscar para cagarte a trompadas.
Así tendrás de que escribir!!!
Julian
30/03/2009 a las 21:19
Excelente! nada más para decir.

Todos tus escritos transmiten diversas cosas, desde la risa a la tristeza... te debe gustar que muchos lo reciban de esa forma.
Julian
30/03/2009 a las 21:12
Buenas.

Ahora que tengo blog para hacer propaganda te comento (?)

Todos tuvimos a alguien en nuestra vida de la misma forma que vos tuviste a la Soto.

Siempre me hacés reir (o llorar) con algo que escribís. Te debe dar gusto saber que podés transmitir tanto solamente escribiendo.
ansioso
30/03/2009 a las 20:11
y si adelantas un capitulo de la novela aca?
Moro
30/03/2009 a las 15:10
la verdad sos grosso jajaa.. hace una semana lei una pequeña propa de tu libro donde aparecia tu blog, me copo y eso que no me gusta leer !!!
Juan Carlos De La Fuente Umetsu
29/03/2009 a las 19:36
Buena combinación de realidad, humor e imaginación con palabras contundentes como un haiku. Hay una poeta japonesa que publicó la década pasada un poemario llamado "El día de la ensalada", que fue todo un bet seller. Abordó allí la actualidad, utilizando la antigua y maravillosa forma poética oriental. Lo tuyo es distinto, pero perteneces a esa estirpe de guerreros que acarician la belleza, al igual que la tragedia, con la misma sonrisa con la que se aprende a vivir.

Un abrazo, si deseas visita mi blog: http://jc-noticiasdelinterior.blogspot.com/

Juan Carlos De La Fuente
Diego
29/03/2009 a las 17:57
Excelente relato hernan :D la verdad hoy me entere de tu blog en una revista llamada "DOMINGO" aca en Peru :D y estoy dispuesto a leerme todo el blog XD toy loco !!1 saludos hombre :D cuidate
josi
29/03/2009 a las 05:56
Hola Hernan, leíste este relato? ¿esto es posta?
Marianovcp
28/03/2009 a las 22:32
Hernan? no vas a escribir mas? se te extraña, espero andes bien, saludos desde Carlos Paz, Cordoba.
spiritu13
28/03/2009 a las 15:37
GORDOOOOOOOO
vamos todo a hacer piquetes si no escribis algo
no vas a salir de tu casa hasta que no escribas algo XD

dale, me aburro XD

saludos
SP
28/03/2009 a las 12:26
Delicioso relato
Para cuando la serie??
Hay MUCHA tela para cortar partiendo de aca

Escribis muy bien man
Un abrazo
Lonchi
28/03/2009 a las 10:26
me caes muy bien. hablando mal y pronto.
pero es asi.
agradezco a mi hermana por haberme echo leer este blog. y muchos otros tuyos.
Armando
28/03/2009 a las 02:41
97 días... en 97 días, desde diciembre, has publicado solo 1 post. Uno solo.

De todas las teorías y frases e ideas y puntadas que puedo pensar solo atino a decirte "no mames" (que además combina con tu post este)

Ya voltea por acá gordo cabrón
neuquina
28/03/2009 a las 00:50
Solo quiero decir: "300"
Martín Rossi
27/03/2009 a las 19:11
Muy bueno. Al ver la foto me hiciste acordar a tu otro cuento en el que no podías salir bien en ninguna foto.

Saludos
 Gavilandia
27/03/2009 a las 15:33
Dale Hernan, armate otro, Hernan. Necesitamos leer algo.

Parece una sala de espera.

Emkja Kedin
26/03/2009 a las 20:47
¿Quién va a ser el último esta vez?
gabriela
25/03/2009 a las 16:03
Te salió divertido! me gustó!
spiritu13
23/03/2009 a las 19:44
hernan, tengo un vodrio de la puta madre.
deja de acosar al chiri, que le debes tener los huevos por el piso, y dedicate a hacernos reir XD

saludos gordo, sos genial
Tere
22/03/2009 a las 22:35
Buenísimo, me cagué de risa ... Qué calidad para transportarnos a la risa o al llanto (como en "Canelones"). Gracias, da gusto leerte.
Nicolás
21/03/2009 a las 19:07
Dale gordo escribite algo, o ahora la meta es escribir un artículo cada dos meses. Dejá de ver tele, cerrá Espoiler, cagate de hambre y hacenos felices.
 Leandro Heine
21/03/2009 a las 10:00
Mi Paola se llama Verónica K. y ahora es lesbiana y escribe para libros de I Ching. Pero yo prefería sus tetas, no su risa. Fue una de las primeras de la escuela primaria en tenerlas.
Gracias totales, Hernán.
Melisa Cortiana
20/03/2009 a las 21:08
Hola Hernán, te saludo desde Mercedes. Sos realmente un ídolo, un tipo que es capaz de encontrar el humor en lo cotidiano de la vida. Sabés, no puedo creer que haya sucedido...¡Que un hombre espere ver la sonrisa de una mujer antes que sus tetas!... Me mató que Juanjo Bugarín te haya descubierto las tetas, el nunca tuvo tetas. Una preguntita y termino: ¿La foto está sacada en la Plaza San Luis?
Neo
20/03/2009 a las 17:38
Luz...gordo :)
YUNUEN
19/03/2009 a las 23:24
MUCHAS FELICIDADES !!

GRACIAS POR HACER ESTE MUNDO UN POCO MAS AMENO .
CaroCabana
19/03/2009 a las 19:28
Sos muy bueno, Gordo.
Yo tampoco suelo soltar carcajadas pero vos lográs que abra la bocota grande y cacaree con ruido, jajaja.
Otro tema, qué loco eso de comentar antes de leer, no?
Algo más, me gustan los que gustan más de las tetas -por si a alguien le interesa, je.
Doug
19/03/2009 a las 15:41
Mi vida son las tetas.
Vani
18/03/2009 a las 22:24

Yo cuando era chikita tmb tenias mis buenos kilos de mas, lo unico bueno era q tenia mas lolas q todas mis compañeras, cosa q en ese tiempo lo odiaba porque me quedaba re ajustado el guardapolvo .

asi que ya pasando a la secundaria adelgace y plam plum lo primero q desaparecieron fueron las tetas !!! WTF!!!! lpm!!! lo unico bueno que tenia

Hoy 18 de marzo del 2009 ,mas de 9 años de su desaparicion saque cita con el doctor, en 3 semanas volvere a verlas crecer jajaja

Raquel
18/03/2009 a las 12:14
genio...no super genio Me cago de risa, aunque supongo que debe haber sido dramático tener tetas desde tan chiquito
MR MORONDANGA
18/03/2009 a las 05:49
MUY BUENO, CHE!....

ME HIZO ACORDAR A UN VIDEOCLIP DE CAFÉ TACUBA LLAMADO "ERES"

UN ABRAZO!
GAVER
17/03/2009 a las 20:48
Hernan

Pase por el barrio a ver si habia algo nuevo para leer y me entere de tu cumple

Feliz Cumple y arriba !!!

17/03/2009 a las 07:33
Muy bueno.

Buen blog, me gusta tú estilo.

Saludos.
 Martin
17/03/2009 a las 04:29
Te conoci el año pasado por medio de una compañera de facultad quien escucho que estaba buscando que coño regalarle a un buen amigo. De inmediato, ella puso frente a mis ojos la tapa de ESPAÑA... y me hizo referencia a lo gracioso que era y que la escritura marcaba la diferencia. Por esas casualidades de la vida, y ella sin saberlo, mi amigo paso casi un tercio de su vida en la "madre patria". Asi que, sin dudarlo, me dirigi a una libreria porteña y pedi que lo embalaran para regalo. El libro paso de mano en mano entre parte de mi grupo de amigos y yo, lo he leido dos veves. Siguiendo con las casualidades, hoy en el tren venia leyendo una nota en la ROLLING STONE acerca de tu sitio, lal cual hizo que entrara a orsai y no solo me tope con este hermoso cuento sino que tambien con tu natalicio. Feliz cumpleaños compatriota!
Neuquina
17/03/2009 a las 01:26
FELIZ CUMPLEAÑOS!
jose c
17/03/2009 a las 00:48
Gordo, quiero ser vos!
Alan
16/03/2009 a las 22:07
Todos alguna vez amamos a esa tan adorable... ¿Teta?
sr_balin
16/03/2009 a las 20:40
feliz cumple y muchas libras mas ...
Marieven
16/03/2009 a las 20:20
Feliz Cumpleaños Hernán, un gran beso y abrazo.
 Aduchis
16/03/2009 a las 17:06
¡¡¡¡Feliz Cumple Hernán!!!! Que la pases muy bien junto a los tuyos.
Te cuento que ya tengo en mi poder un ejemplar de Más Respeto que soy tu Madre (versión argentina) y España decí alpiste, toy muy feliz... pero como hago para tenerlos autografiados???
Te quiero mucho y espero que algún día vuelvas a interactuar con tus lectores por este medio.
16/03/2009 a las 16:13
Hernán, te mando un muy feliz cumpleaños.
JUAN CARLITA
16/03/2009 a las 16:01
GORDO TARDE PERO SEGURO.
BUENISIMO ABRAZO Y SALUDOS A CRISTINA Y A LA NINA.
Nicolás
16/03/2009 a las 14:56
FELIZ CUMPLE GORDO!!!
(Soy el PRI de los Feliz Cumple.)
 Sole de Girona
16/03/2009 a las 12:00
FELIZ CUMPLE HERNAN!!!
Walquiria
16/03/2009 a las 04:26
puede ser que el grupo de coreanos me boicoteo mi mensaje???
por las dudas lo repito
HERNAN FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!!!!
Hace mas de una hora que mande mis otros mensajes y no aparecieron todavia... apareceran alguna vez???
repito
FELIZ CUMPLE!!!!!
por las dudas, si es que los coreanos insisten en no dejar que aparezcan mis mensajes, despues te mando un FELIZ CUMPLE en privado!!!
Un beso enorme
Walquiria
Walquiria
16/03/2009 a las 01:45
Bueno Hernán, como no sale mi anterior entrada, no tengo la más pálida idea que hora es por allá.- Además, parece que tarda bastante en subir el comentario, por lo que para poder ser la "pri" te digo ahora nomás
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!
y que cumplas muchos más....,
Te mando un beso enorme
Walquiria
Johanna PV
16/03/2009 a las 01:17
Lo que me gusta de tus escritos es que además de hacerme reír me provocas, generalmente al final, una sensación de ternura y de amor trascendental que es poco común en un mismo texto.
Es decir, algunos autores son cómicos y otros trascendentales, pero tú mezclas con facilidad las palabras, las frases que evocan esas sensaciones. A tí es difícil clasificarte, por fortuna.
Walquiria
16/03/2009 a las 01:14
Que hora es?
 Nicolás Gabbo Urtizberea
15/03/2009 a las 23:42
Feliz Cum hernan que la pases bien
remedios_labella
15/03/2009 a las 22:15
Sencillamente, genial. Visitarte, definitivamente, es un placer. Se vuelve vicio y ocio. Hay que tener cuidado!
la gorda
15/03/2009 a las 06:35
pase por aca y me enganche.
"no al destete"
Fano
12/03/2009 a las 06:24
que grande!
que buena respuesta, me cague de la risa


Muzza
12/03/2009 a las 05:36
La concha de tu hermana Hernán, hace casi un mes que escribiste esto y ni me enteré. WD-40 para tus feeds.

Las pajas que te habrás echado.
12/03/2009 a las 04:51
Anduve sin internet por un tiempo y no me quedó otra que volver a los libros (con la misma fruición que la de antes, como cuando no existía tanto cyberespacio). Entonces me encontré en la librería con "Más respeto que soy tu madre", y lo estoy devorando!
Estas lecturas, cuando se hacen con tanta avidez te dejan en la boca sabor a poco. Por eso, menos mal que ya tengo internet y puedo leer tus textos, así quedo más satisfecho.
Jaaaaaa!! Me enteré lo de la obra de teatro con Gasalla, me pone muy contento, che! TE FELICITO!
Rubiaa
11/03/2009 a las 15:42
Si tengo tetas y estoy enamorada...tengo que practicar mas mi comicidad?
javier
10/03/2009 a las 21:34
me parese un post esplendido lo que me queda duda es sobre la foto ¿que la hisiste hacer che?...............
Marieven
10/03/2009 a las 20:04
Después de unos meses leyéndote descubro el archivo (por muy tonto y anti-tecnológico que se vea), me puse al día con todos los textos de orsai -sin obviar los comentarios- lei a mirta, a klikowsky, a Juan Dámaso y algo de espóiler; también los artículos religiosamente todos los domingos en la página web del diario La Nación. No me queda más que agradecerte por compartir tan buena literatura. Besos y abrazos.
virgyarg
10/03/2009 a las 19:45
Me encanto! que suerte tiene Paola Soto!!

Saludos!!
Santiago
10/03/2009 a las 18:58
Si pueden escuchen la entrevista que le hace la oligofrénica de Tamara Di Tella a Hernan, por suerte lo deja hablar, por que escucharla a ella es insufrible.

Libertad
08/03/2009 a las 18:54
Walquiriaaaa!! La 192 para mí que sí es la Paola verdadera!!
Lo habrá leído Hernán??
ella
06/03/2009 a las 20:07
Alguien recuerda en cual post fue que Hernan anunció que se venía la obra de teatro, y todos tirabamos nombres de actores para el papel principal?
GAVER
06/03/2009 a las 16:41

Que historia encantadora, me abrió un ventana a mi pasado a la escuela a mi Paola Soto, yo gordito como vos, se llama Fabiana Arrascaeta, inalcanzable, en el recreo siempre se juntaba con otro grupo que no era el mio, hasta que la maestra nos sentó junto, pasaba tardes inolvidable, haciéndola reír, era magico, hasta que la misma maestra se dio cuenta que mi vida en la escuela era ella y no le ponía atención a la clase, no se que hubiera pasado si nos hubiera seguido dejando sentar juntos, pero seguro que la escuela no aprobaba.-
Un abrazo maestro por la vuelta y que sigan los éxitos.
El narrador
05/03/2009 a las 23:44
Yo también escribo, gordo. Pasete y firmame!
el contrera
05/03/2009 a las 13:35
Grande Hernan, por una teta no fuiste vaca!!!!!!!! Buenísimo como siempre, pero si no escribis más seguido vamo a ir al teatro y lo vamo a prender fuego y a matar a gasalla y a violarnos a la sofi, que está buenisima!!!!!!

Un saludo grande y gordo!!

PD: lo de matar a gasalla fue un chiste!
Alejandro Vitali
05/03/2009 a las 02:19
El sábado estuve viendo Más respeto que soy tu madre. Qué emocionante. Grande, Hernán. No tengo más palabras. Te merecés tanta gloria, y sospecho que bastante más. Soy el bruto que pensabas que eras mejor que Cortázar. Ahora sé que vas a ser muchísimo más popular. Te envío un gran abrazo.
ANDREA
04/03/2009 a las 23:20
QUE BUENOOOOO!!!!!!!!! NO PARO DE REIRME.
JAJAJAJA Y TAMBIEN PENSE QUE ERAS PARECIDO A RODRIGO NOYA JAJAJA
caligula
04/03/2009 a las 22:05
Al gordo del grado le gritabamos a coro:
¡QUE TETA´S GORRDO!
Roberto Gatto
04/03/2009 a las 18:29
Me encantó. Un pensamiento similar me transporta cada vez que veo una foto de la primaria. Creo haber sido el ejemplo masculino, si hasta tuve club de fans en 6to grado y trono de primavera en 7mo, pero debo confesar que no era mérito propio, la fealdad varonil ajena era exagerada.

Gracias. Y esperemos que este bache no sea tan extenso
Walquiria
04/03/2009 a las 12:56
Suerte Hernán que volviste.. te extrañabamos... La #192 será la Paola verdadera? Me encantó el cuento y por supuesto te hace recordar la época de la primaria... Tengo la suerte de reunirme de vez en cuando con mis compañeros de la primaria del Martín y Omar (San Isidro) y recordar todas las anécdotas vividas en aquellos tiempos...
Te mando un beso
Walqui
Moro
04/03/2009 a las 12:05
Nadie se percató en la foto del enorme parecido de Hernán con Rodrigo Noya en "Valentín"?? Solo yo??

Creo que todos tenemos nuestra Paola Soto particular. Con otro nombre, otro rostro, otro tiempo. Recuerdo que en mi caso tampoco podía hacer reir a mi Paola Soto. Con todos los demás si podía. Con ella, no. Me temblaban las piernas! Aún lo recuerdo

Un saludo
El narrador
04/03/2009 a las 08:40
Hermosa historia como siempre.

Saludos Hernán


www.quedondecuando.blogspot.com
Pedro Palacios
04/03/2009 a las 05:33
Por el amor de dios.

Nada mas.
 Aduchis
03/03/2009 a las 18:32
Volvemos otra vez a la espera :-(, de cuanto tiempo será esta vez?? .... igual, ya no es lo mismo, antes interactuabas más con los lectores? bueno resignación, espero que algún día todas tus ocupaciones te dejen espacio para interactuar con nosotros? ya te extraño?
pal
03/03/2009 a las 15:46
NO! So, te las compraste al fin?
JoanCG
03/03/2009 a las 14:17
Un compañero de colegio se frotaba y frotaba las manos y al punto aparecían finos hilillos negros. El decía que era un misterio y que solo los niños podíamos ver los hilillos.
Pero era mierda.
Soy un Pelotudo Barbaro
03/03/2009 a las 03:20
Pero...¿Por que escriben "pri" "Seg"? ¿Que se piensan? Reaccionen!!
Pedro Palacios
02/03/2009 a las 21:36
Estos pequeños cuentos, dejan mas cosas que grandes libros.
Valentin
02/03/2009 a las 15:02
Muybuenooooo ajajjajaj en general ami me pasa lo mismo con el amor, pero tambien cuando somos chicos nunca decimos que estamos enamorados
Sonia
02/03/2009 a las 13:22
Cada vez que leo la palabra "tetas", siento que van a hablar de mi...
chicha
02/03/2009 a las 10:54
seburu, en #221, tal cual...!!!
"El que sigue"
01/03/2009 a las 17:33
Es un cuento increible. Risas y lagrimas de emoción. Grosso.
Amanda
01/03/2009 a las 08:07
No te voy a escribir más halagos porque está clarísimo que acá se te quiere y que tenés un talento hermoso, solo feliz de haberte encontrado en el ciberespacio (gracias a una recomendación he de decir).

Felicidades, disfruté enormemente del post.
 Usuario Anónimo
28/02/2009 a las 19:38
Ohhh! Chichita priii...que grande Chichita!
Me pregunto si Paola Soto ahora será una caradeforme o seguirá igual...
Si alguna vez la volvés a ver dale saludos de mi parte y decile que gracias. Que gracias a ella tenemos al gordo más genio contando cosas que nos emocionan y nos hacen reír.
Te quierooooooooo gordoooooooooo!!!
SergioMC!!
28/02/2009 a las 18:49
Genial! Escrito y llevado con Maestría...
Vivan las Tetas!
pal
28/02/2009 a las 13:43
Que envidia de la Paola Soto... tener un gordito pechugón en la primaria que le escriba un texto tan lindo.
En fin, suerte de algunas.
Y si te hubieran tocado la teta tendrías un sánguche entero en la guata y una historia distinta que contar en este bloj, porque eso no te habría quitado lo copuchento (= cotilla), base de todo escritor sea cual sea el estilo.
Y nosotros estaríamos igual que ahora, riéndonos y poniéndonos nostalgicos al mismo tiempo.
(Llego tarde porque soy de las que no les gusta apuntarse a listas... no porque haya dejado de pasar por acá.)
Veronica
27/02/2009 a las 21:41
Felicidades Hernan (no por el post ; que tiene lo suyo) es por que has sacado animos , para seguir escribiendo...

abraxoxoxosss
Marco
27/02/2009 a las 20:33
Excelente Post!!....junto que "Y que mi padre me perdone" creo que son dos picos de creatividad, sin duda. Les leí a mis compañeras de laburo mientras haciamos una pausa y lo escucharon atentamente hasta el final....les encantó.
Saludos from Tucumán
Alejandro
27/02/2009 a las 15:41
tengo casi 23 años y la palabra almondigas me hizo reír en voz alta. Trabajo en la biblioteca de una escuela y hay chicos rindiendo matemáticas de marzo acá, así que la risa fue tan inoportuna como inevitable. Almondigas y pito, éxito asegurado.
Celeste
27/02/2009 a las 01:50
Me dejó pensando... ¿habré sido la Paola de alguien alguna vez? Si así fue espero haberlo sido de uno medio pelado que se ponía colorado por cualquier cosa antes que del grandote (habia repetido dos veces 4to grado) que se la pasaba mirándome mientras se rascaba el culo. Perdón no pude evitarlo.

Gracias Hernán por Orsai!
Besos desde Buenos Aires City.
Maju Ruiz
26/02/2009 a las 06:01

...llegué a Orsai por recomendación y enamoramiento (del recomendador), y me enganché profundamente; llegué, parece, en el momento de larga pausa, desde el 20 de diciembre, e increíblemente me quedé extrañando más... gracias. Me encanta poder leer algo que me devore hasta el final, sin ánimos de parar. Ojalá no tarde mucho el siguiente escrito...
Pedro Palacios
26/02/2009 a las 05:19
Uno de mis hijos es un gordito atrevido, jaja, me hace acordar a "gamuza" de cebollitas.
mariela
25/02/2009 a las 16:06
Queridas tetas..digo..querido Hernan, super bueno este escrito, no abandones la cancha como los cobardes, de este lado estamos esperando que sigas valientemente tirando de la cuerda de nuestra imaginación. Si te hubiera conocido en la primaria te hubiera querido mucho , siempre me gustaron los gorditos que hacian morisquetas. Respetables besos a Cris y la niña. Diosito te bendiga y guarde.
VANESA
25/02/2009 a las 10:50
Glorioso!
Juan Diego Soto
25/02/2009 a las 02:49
Cecilia Carmona fue mi Paola Soto. ¡Qué mocosa tan linda! Blanca, inmensos ojos verdes detrás de unas pestañas también inmensas, larguísimo pelo negro, siempre peinado con cola, seria, calladita. Demasiado seria, tal vez: no recuerdo su risa.
Tuvieron que pasar veinte años para volver a verla: era la versión delgada de su madre. Creo que hasta la ropa de ella llevaba puesta. Y yo también tenía veinte años más.
Cambiando de tema, no recuerdo a ninguna Paola en la familia.
seburu
25/02/2009 a las 00:34
muy interesante el ejercicio de algunos, que usan como un fotoshop de la memoria para hacer que la chica esa de la primaria sea una "paola soto", o de las chicas para parecerse a paola soto

a ver paola, reíte un poco
ximena
24/02/2009 a las 22:16
que linda gente que hay por aca, vivo en Teruel España, y los leo a menudo
Hernan sos muy bueno
adri
24/02/2009 a las 20:47
que lindo volverte a leer!
24/02/2009 a las 16:42
excelente! es buenísimo cuando el recuerdo de una persona une los recuerdos de otras miles... regresé a mi años de primaria, a mi propia paola, a las fotos que nos mostraban tan sencillos como éramos...
no tuve tetas de chico, recién ahora me están saliendo un poquito por los excesos alimenticios... siempre dijeron q era privilegiado por ser flaco, no sé, quién sabe quién es el privilegiado?... la verdad es que me sentí completamente identificado con eso de tener vetada una sonrisa por no saber provocarla... parece ser q la fija es nunca lograr que tu primer amor te de bola... por lo menos yo no nací con esa suerte... bah, tal vez la suerte está en no lograrlo para que siempre lo intentemos y así hagamos más esfuerzos...
me alegro que hayas sido escritor gracias a esta situación y a todas las que le siguieron... escritores como vos no abundan...

saludos desde argentina.
evelin
24/02/2009 a las 16:06
Me encantó; la primaria, las mil historias que tiene y lo difícil que es sobrevivir y salir intacto!
Leerte corta agradablemente mi mañana de laburo, gracias!
Marchu
24/02/2009 a las 15:04
Ahora lo pude leer completo. Me encantó. Soy otra que suele estar ansiosa, esperando que escribas.

Estuve por tu pueblo el otro día, me hubiese gustado darte un beso, aunque sí se lo dí a tu esposa, y la vi a tu nena, ¡qué linda!. No le dije a nada a Cristina que ya la conocía porque me bloqueé.

Un beso grande.
Martin
24/02/2009 a las 04:05
Estimado escritor, la verdad es imposible no generar cientos de imágenes en simúltaneo al deleitarse uno con sus historias. Felicitaciones por saber aproximar tan bien las palabras.

Hace algún tiempo, luego de haber leído una entrevista que le hicieron en la revista Noticias de Argentina, en la comentaban de lleno sobre su éxito editorial y la hazaña del señor Gasalla en llevar su labia escrita a las tablas, marqué su blog como algo que debía revisar en alguna instancia.

Argentino, envidioso y descreído de lo que un hermano mío en otra patria es capaz de lograr me dije: otro día... nada nuevo bajo el sol.

Argentino, envidioso pero un poco más curioso y un poco más autocrítico, decidí hoy merodear por su blog dejando que el ciberespacio lograra de una bendita vez atraparme. Y asì fue. Su narración me atrapó ya en el primer párrafo y pujó tan fuerte que hasta la dimensión escritor-lector se diluyó velozmente.

De hecho el que escribe y el que lee van de la mano y siguen narrando a partir de los comentarios. Es una historia de esas que no terminan. Una joya de la literatura moderna ciberespacial mi querido amigo.

Redimido de toda envidia y mala vaina, le hago saber que me pone de mil orgullos saber que un Argentino es capaz de comunicar tan bien. Felicitaciones nuevamente.

Martin Ramírez. Argentino y ciclotímico. ;P




Luis Quijote
24/02/2009 a las 02:31
Releyendo ¡Más respeto que soy tu madre! creo que comprendo porqué lo eligió Antonio Gasalla.

¡¡Es ideal para su Mamá Cora!! Es retrotraer su personaje de "abuela" a unos cuantos años antes.
¡Y a Mamá Cora la tengo en casa!
Con sus 80 pirulos (años para los no argentinos) sigue tratando de colaborar, en la cocina, ¡haciendo un "flancito" donde había el principio de una mayonesa!... ¡Igual que en Esperando la carroza!

Me hiciste desternillar, con las imágenes que se me presentaban en el capítulo 18. Me gusto más -si es posible- el texto, porque soy padre y... ¡¡¡viví algo similar!!!

En el 22, ¡¡¡Te pasaste!!!

Estoy dudando si es verdad que: Una imagen valen más que cien palabras.

Felicitaciones a un genio por elaborarlo, a otro por elegirlo, y a todo el resto por actuarlo.

Solo me queda una duda... ¿Donde encontraremos, luego, alguna obra o texto que nos satisfaga?

continuará (?)
ZenemiG
24/02/2009 a las 00:50
Me vi todos los comentarios esperando que Paola Soto apareciera con un comentario genial. Lástima.

De todas formas, buenísima historia. Saludos.
Animal
24/02/2009 a las 00:34
Grande Hernán, me emocionaste... cabrón. Qué buen escrito... Y el que haya comentado Paola lo hace más mágico todavía... Gordo malparido... estuvo muy bueno.
Er Bepi
23/02/2009 a las 22:54
para Pablo #187
Hola Pablo mi post tiene algo de "novela" pues me gusta escribir y el gordo Casciari me pone en onda, me inspira, pero te diré que el 80% es verdad, y lo del facebook es fantasia pero te juro que si fuera verdad... no creo que vaya a la cita ¿dolor, rencor...? y sí, un poco sí, para que negarlo.
Uno de niño se enamora hasta las trancas y no es conciente de lo que hace y ahí es cuando hace cagadas, lo de mi abandono como alumno es verdad, tal cual.
Yo ahora me acuerdo y flipo de lo nabo que fuí, pero yo vivia por y para sus ojos y lo sufrí mucho, y ese sufrir me marcó el futuro, no solo academico sino el sentimental, por que esta historia me convirtió en "tanguero" con 12 añitos y eso es...¡terrible!
Pero bue... como se dice aqui en España, ¡de perdidos al rio! y a seguir... un saludo desde Barcelona
Luis Quijote
23/02/2009 a las 21:44
Estimado Casciari:

Sabiendo sobre los motivos de tu ausencia -por haber visto la obra- no dejaba de pensar si el escrito sobre la muerte de los blogs no habría sido premonitoria y tu ingreso al mundo de la farándula no había mermado el tiempo para dedicarnos.

Gracias por cancelar la duda y me congratulo por los éxitos obtenidos.

Un abrazo.

Disculpas por el comentario cortito, pero tengo que seguir leyendo ¡Más respeto, que soy tu madre!
Adela
23/02/2009 a las 20:32
¿Me verás acá abajo en el 209?
No importa, siempre me dará satisfacción decirte que hoy te conocí, y que empezaré a verte, porque me pareces genial... aunque no me llame Paola, ni me des tu consentimiento.Saludos,
ADE
fede o
23/02/2009 a las 15:22
seburu, qué lo parió.
lo vi en 199 pero pensé que no estabas en el área.
Manuela
23/02/2009 a las 14:36
es lo primero que le pido a un tío, que me haga reír... claro que tampoco es lo único!

Manuela

www.manuelassecret.blogspot.com
Abandonica
22/02/2009 a las 22:07
jajajaja
Por tu culpa el otro día, hablando con mi chico telefónico, le estuve preguntando por sus tetas!
Parece que él, de niño, era gordito. Ahora ya no, pero las aureolas de sus pezones son enoooooormes y describen un círculo perfecto. Así que te leo y pienso: bingo! esas aureolas son la herencia de unas tetas de infante.
Y allí me encontré, preguntádole por su talla de sujetador en la infancia :P
Por cierto, creo que las cosas sólo podían haber sucedido como lo hicieron. ¡Cada uno es como es! y no es que crea en el destino, un poco sí en el temperamento
Rominita
22/02/2009 a las 21:05
Jaja Hernán, tenés que volver a Argentina, hace falta gente con tu estilo acá!
Te dejo un beso! Buena Vida
Pedro Palacios
22/02/2009 a las 19:38
Que caradura!
Emilia
22/02/2009 a las 19:30
Que actriz la Nina!
Salud!
Fabiana
22/02/2009 a las 16:24
Yo estoy convencida de que el sentido del humor es la mejor herramienta para conectarse con los demás.
Hasta el más amargo sucumbe ante una respuesta ácida o un chiste contado en el momento justo.
Hay muchas Paolas dando vueltas por ahí y también mucho hijo de puta.
Reírse de uno mismo te levanta la autoestima, sobre todo en los chicos que siempre resultan blancos de cargadas crueles.
MARIEL y el capitan
22/02/2009 a las 13:42
Te felicito Hernan, saludos al chiri, y no dejes de escribir!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
seburu
22/02/2009 a las 05:45
el rebote el rebote...............................200!!!!!
seburu
22/02/2009 a las 05:42
sigo cabeciando fede!!
200!!!
Talín
21/02/2009 a las 22:36
chanchuli muy bueno sos un capo
roberto sánchez
21/02/2009 a las 21:42
asi bizco en la foto te pareces al de hermanos & detectives

salud y buenos alimentos
Alejandra
21/02/2009 a las 19:56
Hermoso post. Me hizo reír y llorar un poco; un poquito nomás.
Pedro Palacios
21/02/2009 a las 19:40
Muy bueno hernan. Me gusta la gente inteligente, quiero que haya mas.
Irina
21/02/2009 a las 19:37
Que rico volver a leer tus cosas. Tienes el raro mérito de casi poder disimular lo bien que escribes.
torcuato
21/02/2009 a las 19:12
Qué grande!
Paola Soto
21/02/2009 a las 14:43
Hola Hernan!!! soy Paola Soto.
Me llamó Carlos y me dijo que te lea. Te cuento que me pareció buenísimo, lleno de ternura y talento ,y aunque no lo creas no podia dejar de sonreir mientras lo leia. Esa foto de primer grado está en lo de mamá y papá en la 18 y cuando nos ponemos a ver fotos viejas y la encuentro, siempre me rio cuando te veo bizco. Que ironia!
Para los que pidieron saber que fue de mí, vivo en Pilar (Bs As), me case con Daniel y tenemos 4 hijas preciosas, Agustina , Sofia, Juana y Lucia.
Hernan te mando un beso , me pone muy felíz que seas tan exitoso.
Paola
maru
21/02/2009 a las 05:32
... que bueno que estás encontrando nuevos pretextos Casciari... que bueno...
fede o
21/02/2009 a las 03:39
si al sánguche le ponés bayonesa, está bueno hacerlo de mondiola. digo, por lo menos hasta que lleguen las almóndigas.
Víctor Manuel
21/02/2009 a las 03:19
Qué bonita historia de amor.
Juan b.-
21/02/2009 a las 02:14
Tetas, manantial de recuerdos.-
Pablo
21/02/2009 a las 01:18
Que maricon que estoy, cuando leo soy muy de dibujarme la escena, y esta fue muy linda, casi que se me escapa una lagrima.
Para Er Bepi, ¿posta vas a ver a tu Paola Soto?, la mia se llamaba Maria Suarez, que tenia unas Reebok botita y que yo no dude en comprar (gracias viejos, se que les habra costado mucho esfuerzo).
Ahora recuerdo a otra niña que se llamaba Belen, con un perfil mas bajo pero que tambien me podia, me mate haciendole una carta con unos superdibujos para pedirle que sea mi novia, en alguna cola de la escuela mis compañeros se la dieron, y me dijo que no.
Por suerte no me marcaron tanto como para no seguir intentandolo, si me dieran 1 euro por cada rechazo.. ja! agarrate VIL GEITS
Ahora si con 28 años como que ya deje de jugarme.

1 de la mañana en algun depto de Palma de Mallorca, gracias por el fulbo
protervo
20/02/2009 a las 22:28
creo que todos los que intentamos escribir lo hacemos para sobreponernos a la indiferencia de una chica de seis años.

a mi, florencia de pino me mandó a fajar por decir que me gustaba.
laura zaferson
20/02/2009 a las 22:08
¿Y sabes que es de Paola en el presente?
Baltazar
20/02/2009 a las 20:23
INCREIBLE !!!!!!!!! desde el norte argentino SALTA, un abrazo enorme.

Tenès una energía incríble para escribir, me encantaría escucharte la voz y porque no alguna historia contada en audio.

Sabes q me hiciste recordar a Pinti!!!! en otro ámbito por supuesto, mas cerca de la gente porque la verdad q la política nos tiene podrido a todos, y escuchar humor de la cotidianidad es un placer!!!!!!!

SALUDOS
Manolo
20/02/2009 a las 20:13
Todos tenemos una Pati Soto en nuestros recuerdos... que alegria saber que los tuyos, son buenos. Me habria encantado que el final de la historia escribieras algo como: "aqui no para de reirse, a mi lado" o algo asi.
sorjuana
20/02/2009 a las 19:56
(suspiro)... toda una historia de amor cortés!
Quién fuera Paola Soto, inmortalizada cual Beatrice, che!
Paulo
20/02/2009 a las 19:54
Si Paola contesta me quiebro. Gracias Hernán un capo!
JiJi
20/02/2009 a las 19:40
Que grande Gordo por fin volviste, se te extrañaba.
Muy bueno como siempre, me hizo reir y rememorar viejos tiempos, che la oferta de Diego no habra sido a media tarde a esa altura de tu vida? por ahi si el relato fuera con un par de años mas adelante en tu vida, si podria haber sido a la mañana aunque con otros nombres salvo el de Paola.
Nanda
20/02/2009 a las 19:36
¿Y dónde estaba el Chiri para ese entonces? ¿Ni sombra?
Qué buena resurección.
ale
20/02/2009 a las 19:34
gracias!!!!!
LuMmo
20/02/2009 a las 16:07
Entrañable.

Final soberbio.

Mi Paola se llamaba Danira; recién se casó. Vueltas de la vida.

Saludo.
El Rafa
20/02/2009 a las 16:04
Excelentísima historia!!!!
Que gran etapa es la niñes, tiempo de "amores sin cálculo, rencores sin piedad y traiciones sin remordimientos" (A.Dolina)
Gracias por el recuerdo que es disparador de evocaciones.
Maxi
20/02/2009 a las 12:27
Muy bueno, gordo.
El Bobero
20/02/2009 a las 06:46
Hernán, mis mas sinceras felicitaciones por todo lo bueno que estas haciendo.
Despistado
20/02/2009 a las 05:47
Pri!!!!!
Javier
20/02/2009 a las 04:58
Pudiste juntar, humor, crueldad, angustia, humor, ternura, amor y esperanza en un solo escrito. Es demasiado para mi, lo que voy a decir no es un cumplido. Ante cosas asi me dan ganas de no escribir nunca mas.
Neogeminis
20/02/2009 a las 04:55
Muy tierna esta historia de la infancia, aunque la vida a esa edad no era tan fácil como uno la suele recordar...jeje


Saludos!
EL RUSO del Solbaid
20/02/2009 a las 04:49
No vaya a ser que ahora todos se cuelguen de las tetas de Casciari!!!
Diana
20/02/2009 a las 04:24
¡¡¡GORDO, SOS UN GENIOOO!!!
PD: Si me dejás tocarte una teta, te convido unas milangas que freí reciencito.
Mariela
20/02/2009 a las 04:09
Sí, sí... buy viagra ¬¬ Maldito sea el spam.
DudaDesnuda
20/02/2009 a las 04:06
Che, tendrá algo que ver Paola Soto con estos anuncios del Viagra y esa risa que perdura por los años de los años???

Besos sin spam
Petite
20/02/2009 a las 02:55
y a todo esto, ¿dónde está Paola Soto que no ha comentado?... imagínate que con el tiempo se convirtió en una pequeña freak y ahora como le dedicaste un post, quiere tener uno de tus deditos (regordetes) para atesorarlo... yo que tú, revisaba debajo de la cama por si las moscas...
Chanfle II
20/02/2009 a las 01:14
Por eso eres el más grande Hernán, por escribir como Dios con palabras de hombre.

No te vuelvas a ausentar tanto por lo que más quieras.

Un abrazo.
Er Bepi
19/02/2009 a las 23:26
Puff! Las Paolas Sotos... es increible como nos marcan estas"mujeres" que la vida nos pone adelante por primera vez... En ello hay mucho de suerte,-por la edad a la que nos toca- hay gente que la ha tenido, la suerte digo; y el recuerdo de estas minas lo siguen iluminando toda su vida, otros, como yo, NO y entonces, el recuerdo es de dolor y rencor.
Yo creo que como nos haya tratado nuestra "paola soto", será como nos vaya en nuestra vida de relacion futura.
Os juro que yo era feliz, iba al colegio Claret y jugaba, me reia y ademas estudiaba, era buen compañero, competia con honor con los demas en futbol, basquet, geografia, matematicas, etc. etc. hasta que mis padres me cambian a colegio mixto y ahí conocí a mi "paolita soto" y ¡zas! me desgració, mi vida tomó otro norte, ya no me importó la sana competencia con los demas, me volví tramposo y artero; ya no me importó el estudio, pasé a ser un as de la copia y el engaño; ya ni la aplicacion me iba, me volví vago y taimado; y todo por que... ¡estaba enamorado y sufria! tan puramente enamorado como alguien puede estarlo a los 10 años y solo me importaba ella y lo que ella pensara de mí...
Y tuve mala suerte pues, me tocó una indolente, en lo mas basico del termino, osea que NO le duele, nada le importaba de mí ni de mi amor hacia ella y así pasaron los años, yo sufriendo y ella in-dolente conmigo, torturandome con su desden, por suerte la primaria terminó y no la volví a ver mas, pero su recuerdo siempre estuvo en mí como una brasita que quema allí, allí adentro y que se avivava ante cada nueva experiencia y que se agigantaba ante cada nuevo fracaso, ¡de ella era la culpa de que yo sea así! ella fue mi "prima donna" mi primer amor, ella me "desvirgó" al dolor, al desamor, al sufrir y a la tortura...
Pasaron los años, los terapeutas, y repetí mil veces el esquema, hasta que un dia logre perdonar a esa nena de 10 años que -por su edad- es inimputable... Cambié de pais, cambie de gente, de parejas y paisajes, y así lo llevava, hasta que algun listo invento al facebook, la proxima semana me encuentro con ella, con la mujer que me parió como ser de amor y tengo panico.
alessandra
19/02/2009 a las 22:38
Hernan!! Revivisteee!!! Dile al Chiri que te deje de molestar que los fans estamos desesperados
OK!
19/02/2009 a las 21:47
Bien bien bien.
Comandante 40
19/02/2009 a las 21:11
AAAAhhh ya recuerdo, vos sos el estudiante de intercambio que descubre Homero Simpson y grita NIÑO CON SENOS, TOALLA MOJADA. Saludos PECHUGAS LARÚ desde Valencia y Saludos a los que estubimos en Marsella. ¿Gordo nos vemos en Madrid a fin de año en el Bernabeu?.
 Padam
19/02/2009 a las 19:43
Por fin volvió Casciari!!!
que buenas Tetas!
Tampax ultra
19/02/2009 a las 18:49
Todos tenemos una Paola Soto en nuestras vidas. Todos tenemos también un Diego Caprio que, sin querer, determina nuestro futuro.
El momentum es importante, porque si Diego te hubiera hecho la propuesta en la secundaria capaz accedías. Capaz se encontraba con un pezón lleno de pelos también.

Me acordé de otra palabreja clásica: Mondiola.
 Aduchis
19/02/2009 a las 18:16
Hay dudita que no daria yo por ser prehistórica y haber estado en Mercedes en la presentación del libro...... pero eso si que vi todos los videos, lo cual contribuyo a darme mas deseos de haber estado :-(... pero nada, espero que para el próximo evento de este tipo me entere a tiempo, y lo mas importante, disponga de fondos pa echarme el viajecito ;-)

Besos y envidias

Espero no te moleste el que copie tu firma..... prometo solo hacerlo cuando te escriba a ti :-D
Dinamita
19/02/2009 a las 18:13
Hernan, me mató lo del "pebete"...! cuanto hace que no pruebo uno, desde que vivo exiliada ..! muy bueno tu relato, y la foto me encantó, típica de esa epoca de cole. En horabuena!
El Titán
19/02/2009 a las 18:02
Primera vez que te leo y me gusta...
un saludo...desde el Otris, donde también hay tetas...
DudaDesnuda
19/02/2009 a las 17:26
¡Hola, Aduchis! Me va bien considerando que soy prehistórica.

Besos respetuosos
Fiona
19/02/2009 a las 16:52

Hola Hernan... Descubri el blog "mujer gorda" y debo admitir que me comi los 200 capitulos en menos de dos semanas.
Ahora extraño mucho a Mirta y tapo su ausencia con "orsai.es".
Saludos,

Docente y Decente AARRGeMMtina!
Leo
19/02/2009 a las 16:04
Que pelotudo me emocione!, Que tarado?
 Aduchis
19/02/2009 a las 15:24
Na Hernán, no me contestaste pero voy a tener dos de tus libros versión argentina pronto, pues por suerte un amigo argentino viene a República Dominicana y me va a traer "España, decí alpiste" y "Diario de una mujer gorda"?. Estoy feliz

Claro me hubiese gustado tener un ejemplar firmado por ti .. pero peor es nada :-D. Espero que el próximo libro que escribas, quizás la novela que estás escribiendo con el Chiri, la pueda adquirir con una dedicatoria tuya y del Chiri claro!!!
yiyi
19/02/2009 a las 14:07
Gracias Hernán por volver!!
No hinchés las pelotas y escribí mas seguido!
A esa edad, yo era muy Paola Soto...esta historia me trajo muuuchos recuerdos. Beso!
fabio
19/02/2009 a las 12:34
quetal hno!
donde estabs ,vaya vacas de invierno que te pegaste eh
o estabs ivernando,jaja
saludos y adelante eh, no pares que somos muchos los que esperamos cada semana tus post
saludos
 Federico Casuscelli
19/02/2009 a las 12:33
Hernán, qué bueno leerte de nuevo en orsai! Ya que estoy sigo pecando de cursi: sos de lo mejor que he leído en estos últimos años.
josepzin
19/02/2009 a las 12:25
Huy... que increíble esas fotos de la primaria :D

Siempre había algún "gil" que hacía boludeces en esas fotos... jem... mejor reviso las mias a ver si ese era yo...
Soneus
19/02/2009 a las 12:20
Bienvenido nuevamente. Se te extrañaba. Yo también tenía tetas en la primaria, pero a mí me crecieron en sexto, a la par de las chicas.
Yop
19/02/2009 a las 10:30
Perdón el atreveimiento, pero, donde dice:

"Si no decía lo correcto, si no sacaba un chiste de alguna parte, a los dos minutos alguien me estaría manoseando en un baño y ahora, ante ustedes, tendría que estar contando esa humillación."

¿no debería decir

" si no hubiera (o huibese) dicho lo correcto, si no hubiera (o hubiese) sacado un chiste..... .....?????

Saludos,
sirako
19/02/2009 a las 08:03
yo tuve tetas, pero ni una Paola Soto ni un Diego... voy a reclamarle a mi madre hacer estado en esa escuela tan gris.
Caso Patologico
19/02/2009 a las 07:38
¿Que eres humorista? ¡Hombre! De lo que se entera uno ...

saludos
Mario
19/02/2009 a las 07:23
Hernán, puede ser que SIEMPRE me arranques una sonrisa?
Una ternura de texto...

Me llamo Paola y he sido en muchos momentos una Paola Soto, no les daba mucha bola; no les festejaba todos los chistes y así siempre caían al pie una y otra vez. Parece que las tácticas genéticas qeudaron en el tiempo... aunque tan mal no me fue.

Un beso grande y posteá más seguido que nos hacés falta!
M
19/02/2009 a las 06:51
No puedo con la foto, me dio mucho más risa que el texto. Ya la imprimí, la puse en un cuadrito y la colgué en una pared de mi cuarto.

Yo te hago los sánguches, los muñuelos o las almóndigas que quieras si sigues escribiendo seguido por aquí :)
El Chalero Solitario
19/02/2009 a las 06:22
Cada día mejor, gordo trolebús. Cuando te leo me acuerdo de la prehistoria, allá por finales del 2003, cuando te descubrí en un blog, por casualidad, gracias a un mail con ASUNTO: FW de parte de un amigo. Y también siento un orgullo un tanto modesto, el mismo que siento ahora, recordando que comencé a leer a C.J. Cela allá por los 70, o a Huellebecq sobre el fin del milenio, esos descubrimientos fascinantes y cada vez más raros, sobre todo en una edad tan plena de cinismo y desencanto y vacua de emociones nuevas como la mia. Felicitaciones por la obra que va a protagonizar Gasalla y un beso enorme para vos y toda tu flia. Chau feo.
Carolina Melisa
19/02/2009 a las 05:13
Si tuviera algo interesante para decir... Porque hoy lo dijiste todo. Me hiciste reir mucho. Hoy fui yo la Paola Soto. y es algo increíble realmente.

El hecho de que puedas lograr en todos nosotros esa mueca tan agradable y cálida que se llama sonrisa y luego transformarla en la ardiente y desaforada risa (como la mia de hoy) es en pocas palabras "mágico y sorprendente".

Y pensar que todo fue por tener tetas, cosa que jamás hubiese imaginado. Es decir que ahora sos humorista cuando podrías ser el gordito pervertido de algun grupo de toquetes de por ahí.

Y esto me hace pensar, dicho sea de paso, que siempre hay un motivo por el cual suceden las cosas. Lo tuyo fue por un par de tetas ¿Y qué pudo haber pasado con Gasalla? por dar un ejemplo simple.

Mi abuelo incluso, cuenta la leyenda, se disfrazaba de vedette de la comparsa del barrio, andaba pintado como una puerta y con las plumas brillantes y relucientes al viento. (nunca me animé a preguntar si con conchero) y es como el Casciari de Ezeiza.

En resumen, como siempre, me has sacado unas cuantas carcajadas y me has traído bellos recuerdos. y todo por una teta.

Crysty
19/02/2009 a las 04:39
Hola Hernán!!! Tanto tiempo? Qué te había pasado che? Te recontra desapareciste....

Che... me dio gracia recordar un blog en el que hablabas de las ganas de matarte que tenía tu mamá por cagarle las fotos inmisericordemente...qué más ejemplo que el del grupete escolar con vos en acción....

Gracias por volver...

Besos!!!
Briks
19/02/2009 a las 03:37
MI Paola Soto se llamaba Mónica V.
Era una morocha cautivante, hermosa, sensual, inteligente y divertida.
También era flor de hija de puta.
Los trucos que hasta entonces me habían dado buenos resultados con infinidad de mujeres (2 o 3), con ella no funcionaban. Mis frases ocurrentes eran sistemáticamente aniquiladas por esa embajadora de Belcebú.
Mis actos más románticos, tal como invitarla a comer pollo y cederle las dos patas, tenían por toda respuesta el frío de su desinterés.
Mis humoradas que en otras señoritas arrancaban gemidos de amor y alteraciones del pulso a Mónica apenas le provocaban una sonrisa disimulada.
De nada valía que yo fuera un excelente bailarín bajo la ducha, ella se negaba a comprobarlo.
Nada parecía resultar.
Convencido que ésta sería una más de mis historias con final poco feliz (son mayoría) me relajé y la comencé a tratar como lo que era. Una amiga.
Mate en su casa, mate en la mía, esa tarde vino como siempre a boludear. Venía al lugar indicado, la casa de un boludo, un boludo que se le ocurrió ?? de gracioso nomás ?? sorprenderla entrando por la ventana del living mientras ella lo esperaba sentada allí.
El detallé es que la ventana del living estaba en un octavo piso y la cornisa no tenía más de 15 cm.
El efecto inmediato no fue el esperado, la ocurrencia no le causó gracia. Se asustó, me puteó, se fue. Reconozco que como táctica de seducción deja bastante que desear, o no, qué se yo?
Vieron como son las minas!
Llámenlo instinto maternal o simplemente pudo haber pensado "si a este pibe no lo cuido yo, no llega a los 21" lo cierto es que hubo reconciliación y hubo otras cosas más. Bastantes cosas más, tanto como que (impasse de por medio) desde hace 9 años duerme a mi lado.


Te leo siempre
te comento muy pocas veces
(thanks god, no?)
necudeco
19/02/2009 a las 03:24
Jejeje excelente historia. Romantica y graciosa a la vez, y todo esto sin dejar de ser elegante. Excelente !!
 paula
19/02/2009 a las 02:45
Hernan¡¡¡ que alegria volver a leerte, de verdad que se te extraña¡¡¡ No nos dejes tanto tiempo¡¡¡
Saludos
Neuquina
19/02/2009 a las 02:27
Que placer! Es casi un orgasmo volver a leerte.
Y juro que no exagero.
Gary
19/02/2009 a las 02:16
De la manera que te pones a reflexionar acerca de si hubieses sido travesti serio o lo otro... recuerdo el efecto mariposa
Paula, la malvada
19/02/2009 a las 01:53
Hernán, tu Paola me hace acordar a mi Lautaro. Sólo que él se cambió de colegio y nunca más lo vi. Hablé de él el sábado pasado en mi blog.
Me encantaría que leas esta historia:

http://hablemosmaldeloshombres.blogspot.com/2008/07/el-mas-lindo-de-colegio.html

Todos tenemos una Paola o un Lautaro.

Beso!

Patricia en Tenerife
19/02/2009 a las 00:55
Muy bonito, muy cálido, muy evocador y triste, yo tengo un niño de 11 años,al que interrogo qué tal el Cole??,qué tal fue hoy?? porque a veces lo veo inseguro o tristón, no quiero que nadie le quiera cambiar un sandwich x nada......
Chau y Besosss
 fede o
19/02/2009 a las 00:42
paola es algo de hugo soto? o del 9 de huracán? que aparezca cuente su versión!
euge
19/02/2009 a las 00:18
como siempre, un gusto leerlo, don casciari
Alejandro ortiz
18/02/2009 a las 23:54
Que bueno Hernan!!...ya hacias falta por aqui en la red!!
Anoia
18/02/2009 a las 23:23
Me muero si es Paola Soto posta.
Igual, si es, NO ERA NECESARIA LA CONFESIÓN.

Besos.
18/02/2009 a las 23:14
Que lindo sería que Paola Soto escribiera y mandara foto, para ver si sigue tan angelical como ese entonces, aunque recuerdo otro escrito tuyo, en el que sabiamente sugerias que los compañeros deben hacerse los boludos porque es mejor recordar la imagen perfecta de la juventud (no me recuerdo el nombre del post y me da pereza buscarlo). Muy lindo esto, gracias Hernán, haces un mundo mejor.
Evroniky
18/02/2009 a las 23:08
si la Paola que escribió y dijo haberse casado con Diego Caprio y encima tienen un hijo llamado Hernán y con tetitas, mi amigo.........eso es karma!! lo único que falta que ella cuente es que su apellido es Soto, ahí sonaste!!

Me encantó! en qué andabas entretenido que te extrañábamos todos en Orsai?

Enorme abrazo!
18/02/2009 a las 23:00
Hernán:
la verdad es que, como me pasa últimamente cada vez que te leo, este post me generó una melancolía irremediable. Y produjo una emoción muy a flor de piel.
Me alegran los éxitos que estás viviendo, y pase lo que pase (en torno a tu escritura), siempre será para bien.
Gracias por reafirmar, una vez más, que una excelente herramienta es saber reírse de uno mismo, y es loco, mirá adonde te condujo...
Abrazo enorme:

Ju

NeiL
18/02/2009 a las 22:53
Ya se te echaba de menos... :)
SuE
18/02/2009 a las 22:48
De los 6 a los 8 años amé a Saúl Teplisky, q en todo ese tiempo sólo me dirigió la palabra para pedirme caramelos. Se ve q no pude encontrar otros recursos para atraer la atención de este niño terrible.
Fernando
18/02/2009 a las 21:40
Que lo pario Hernán: me ahogué con la Pritty de limón que estaba tomando. Me reí y lo disfruté mucho.
EnennyBor
18/02/2009 a las 21:31
pullbind odd ' viagra beget buy viagra spread
Mitch Gómez
18/02/2009 a las 21:05
Gracias por retomar la escritura. Te echábamos de menos. Impresionante la foto que ilustra el artículo. Da para pensar que hay más de realidad de lo que uno supone en Orsai.
 Aduchis
18/02/2009 a las 21:04
Dudita como estás? te extrañaba... disculpa la confianza es que me he leído todos los post y todos los comentarios y te recuerdo a ti, el teta, ginger, tía ganga y otros comentaristas geniales de cuando empezó orsai, y ya los siento como parte de mi circulo de amigos. Como te ha ido?

Lo que más me gusta de ti son tus despedidas siempre acordes con el tema....

Besos y ........
Marcio
18/02/2009 a las 20:59
Gracias por el regreso. Te estabamos extrañanado.
Todos tenemos una Paola Soto en nuestra memoria. La mia se llama Viviana Mansilla.
Un abrazo.
Jacques Lecouteaulx
18/02/2009 a las 20:55
Enhorabuena. Sin duda es usted uno de los mejores escritores de primeros párrafos que conozco. Siento decir que después (generalmente) la cosa se deshincha. Este post, aunque interesante como todos, también se me ha hecho largo.
DudaDesnuda
18/02/2009 a las 20:51
¿Cómo catzo recordás el amor que sentías a los siete años???

Besos y olvidos
Marcio
18/02/2009 a las 20:49
Gracias por el regreso. Te estabamos extrañanado.
Todos tenemos una Paola Soto en nuestra memoria. La mia se llama Viviana Mansilla.
Un abrazo.
rosso99
18/02/2009 a las 20:43
Envidienmennnnnnn !!

Hace un par de semanas caí aquí y aun no he leído ni la mitad de los geniales textos desparramados en esta web. Así que me queda mucho disfrute del bueno, del disfrute "primera vez".

Felicitaciones al autor por todo esto que se le escapa acá y por mujergorda ( a propósito... donde podre leer la segunda temporada que me ha quedado trunca, y por la rediagramación de la nueva web se me fue de favoritos?)
julian
18/02/2009 a las 20:30
Como me alegro de tu vuelta, Hernán; creía que ya nos dejabas.

Hacer reír a los demás por escrito es un don divino, muy difícil de poseer. Y para hacerlo tan bien como lo haces tú, no solo hay que ser un tío y tener las tetas gordas, sino que hay que tener al menos tres tetas -como las japonesas, muchas japonesas-. ¡Seguro que como mínimo tienes tres tetas!. Pero esa historia, de momento, te da así, como un poquitín de pudor, contárnosla.

Seguro que la terminaremos leyendo, Dios mediante.
 PERLA
18/02/2009 a las 20:23
Bienvenido Don Hernán.
Sabe que mi gmail mandó su correo al SPAM???
Tan así de abandonados nos tendría que ya ni lo reconoció...
Bueno... pero ya volvió y todos felices.
Ahora me voy a disfrutar la lectura sin prisas... del blog y de los comentarios...

NO SE PIERDA !!!

 Gavilandia
18/02/2009 a las 20:14
Dos cosas me quedaron:
- No sabia que te considerabas humorista (veo que lo sos).
- Si no fuera por Paola Soto hubieras sido Roberto Piazza
Saludos
MEH
18/02/2009 a las 19:48
Como siempre, un placer leerte. Aunque un poquitito triste el final... pero linda, linda...
Dani
18/02/2009 a las 19:47
Muy buena historia.Decir que yo también tube una Paola Soto en mi infancia,yo no tenia tetas pero era el payaso de la clase y como tú me costaba sacarle una sonrisa.No soy humorista pero el sentido del humor lo sigo teniendo,mas adulto que con 7 años y con el si que saco las sonrisas a las chicas.
spiritu13
18/02/2009 a las 19:47
"si me das almondigas podes agarrarme el pito"

que tierno XD

donde te habias metido hernan?

Maestruli
18/02/2009 a las 19:29
Ah Hernán,

me olvidé de comentarte que hace un par de semanas estuve un par de días cerca de Chivilcoy y pasé por la entrada de Mercedes sobre la ruta. Pensé en vos evidentemente.

Y aluciné con ese parque que parecía tener piletas, "Noelandia". Tenía una pinta de setentoso... ¿Eso está desde que vos eras chico?
liliana
18/02/2009 a las 19:02
Yo tambien digo "crosta" y que ?
18/02/2009 a las 19:01
Excelente...
Paola Soto seguro lo leerá... se pondrá roja y sonreirá.
Libros
18/02/2009 a las 19:00
Fabuloso, como siempre.
Va link en mi próximo Lo mejor de la quincena.
 taximetrista
18/02/2009 a las 18:54
Segunda vez que comento. Año y monedas que te leo.

Sobre la actualización: no veía la hora loco! "Orsai Actualiza" son de las palabras más lindas que escucho últimamente. (fuera de cualquier sonido que salga de la boca de mi vecinita de enfrente, Vicky, -mi Paola Soto de éstos tiempos- que me tiene loco)

Sobre el texto: hermoso, muy dulce, un kilo de dulce de leche diría yo. Me encantó (como el dulce de leche). Me encanta como metés pito, culo, teta en todo y siempre queda bien. Muy bueno el "disponible, amistoso, unisex". En fin...

Muy bien 10 Felicitado, Hernán. Acordate más seguido de tu hijito bastardo. Sufrimos mucho a la espera (aunque es una espera linda).

Un abrazo.
Emiliano desde Córdoba.

P/D: estoy más melancólico que la mierda.
Bodie
18/02/2009 a las 18:53
Genial.
Es que el humor es una herramienta escencial, tanto para levantarse minas como para la supervivencia. Te vuelve un fluorescente involuntario.
Te admiro como a ningún otro escritor.
Paola
18/02/2009 a las 18:43
Hola Hernán, gracias por el recuerdo. Vivo en Buenos Aires, estoy casada con Diego Caprio y tenemos un hijo de cinco años que se llama Hernán. Es gordito y a qué no saben qué?... tiene tetitas....
Besotes
Mariela
18/02/2009 a las 18:39
Volviste, Hernán! Volviste!!! No te pierdas por tanto tiempo que nos dejas "hiporsáicos"! Un abrazo!
Hernan Ludenioa
18/02/2009 a las 18:35
Encontré a Paola Soto. Está aca.
xavier
18/02/2009 a las 18:30
Qué bueno que estás de vuelta por Orsai. El tirón ha sido más largo de lo que hubiera querido, y con espoiler no me conformo.
Rodrigo Granados
18/02/2009 a las 18:28

Grande Hernán volviste por fin! se te extrañaba bastante che...
Opino como vos, que no hay nada mas fundamental que esos momentos críticos de la infancia. Esos lapsos existenciales que oscilan entre sobrevivir de los compañeros crueles de la escuela, y llamarle la atención a la chica de la cual estamos enamorados.
Yo en el último año del jardín me enamoré de Florencia, ojos verdes, pelo lacio, muy callada.
Un día con uno de los que hoy es uno de mis mejores amigos decidimos pasar de un tirón por todo el pasamanos sin caernos, y ella estaría mirándome. Recuerdo que iba adelante, primero. A a mitad Martín se cayó detrás mío, no dabamos mas. Yo segí amarrado con toda la fuerza que ude hacer y pasé, pasé del otro lado. En mi alegría miré a Florencia y se reía, se reía como todos los demas, pero con un poco más de recato, como teniendo piedad. me miré los pantalones y me había meado todo de la fuerza que había hecho.

Aprendí que no se podía hacer todo junto, como quiza te paso a vos ese día: Chiste-salvataje-agrado.
Así que dejé de hacerme el héroe, pero descubrí luego que Florencia también se meaba. Un día volviendo del parquecito del jardín yo estaba alejado de los otros nenes y ella vino corriendo desesperada. Me pidio que le tenga su bolsita y entró corriendo al baño. Cuando salió enía el pintorcito mojado y estaba llorando. Se sentó al lado mío, la abracé y nos quedamos cayados. Al ratito le dije que no le iba a contar a nadie, ella se levantó sonriendo y me dió un beso, me dijo gracias y se fue contenta a jugar con las compañeritas. Despues empezó primer grado en otra escuela y no la vi nunca mas.
Nunca más me sentí un boludo por mearme encima y cada vez que me pasaba, por lo menos, esperaba enamorarme.
Laura
18/02/2009 a las 18:24
Enhorabuena!!
Maestruli
18/02/2009 a las 18:24
Hola Hernán,

como decía otro comentarista, en mi caso también parece que hubo telepatía. Hacía muchas semanas que no entraba a tu blog y justo hoy lo hice y encuentro el nuevo post. También pude ver la nueva página con el blog de Mirta, está realmente muy bien, y muy emotivo el epílogo que escribió la querida señora.

Creo que había otros capítulos luego del 200, ¿no? Yo recuerdo algunos de fines de 2005, con el abuelo atrás de la ligustrina.

Mucha suerte y ¡hasta siempre!
Mundodede
18/02/2009 a las 18:20
Un arte lo que haces, chaval. Lo digo en serio. Y ahora, con una lagrimilla de risa contenida y emocionada (un poco avergonzada porque estoy en el trabajo), le doy gracias a Paola como lector. Como escritor a mí casi nunca me sale el humor. En una mesa con familia o amigos sí, pero no sé por qué no delante del ordenador. Ahí me pongo trascendente y un poco pesado. Así que me parece un arte lo que sí te sale a ti. O no sé si llamarlo arte, quizás sea metabolismo.
Sara
18/02/2009 a las 18:20
No se cómo he llegado a tu historia, pero me ha encantado. Es preciosa! Enhorabuena
Marité
18/02/2009 a las 18:16
Un alegrón por tu retorno. El cuento, cálido, tierno, evocativo.
Espero seguir leyéndote por largo tiempo. Suerte. Exito. Felicitaciones.
 chechu
18/02/2009 a las 18:15
por un momento, desde el laburo, volvi a estar dentro del patio de normal de mercedes, en primaria, dentro de esas enormes galerias, mas precisamente en el banco de la punta de la galeria que inexplicablemente compartian primer grado y septimo..........emocionante...... gracias!
dieciocho18
18/02/2009 a las 17:58
Extraordinario Post. Qué bonita historia, qué bien contada! Primera vez que te leo y disfruté la historia con todo.
Saludos!
Roberpf
18/02/2009 a las 17:35
Lo que faltaba... vuelve Hernán y según #80, resulta que se nos ha vuelto catalanoparlante.

No importa... gracias por volver a escribir, gracias por volver a hacerme recordar la infancia, gracias por volver a hacerme reír, gracias por confirmar que "de pequeño no era tan raro", gracias por hacerme recordar a mi Paola Soto... en fín.. GRACIAS.

P.D.- Chiri, dejále suelto una vez cada quince días, por lo menos...
sarah
18/02/2009 a las 17:30
Vaya! que nos ha levantado el castigo! :D Gracias por volver, ya me habia cansado de releer lo de las hormigas calcinadas y ver a la nina huir de casa...

No es cierto, no me canso.

Igual, tan genial como siempre.
ferny
18/02/2009 a las 17:30
estas de vuelta! me emociono, me hizo reir y por sobre todo me diste ese elixir que estn gratificante paro los que somos medio inseguros y porque no severoscritcios de con snotros mismos.
p/d es la priemera vez que te hago un comentario un abrazo
ferny del chaco
 Sil
18/02/2009 a las 17:30
Por fin!!!!! Se te extrañaba...
 Aduchis
18/02/2009 a las 17:24
Disculpen la repeticion del mensaje, fue que me dio un error y pense no se habia mandado :-¿
 Aduchis
18/02/2009 a las 17:20
Hernán qué tengo que hacer para conseguir el libro "España, decí alpiste" autografiado, por aquí por República Dominicana?? ...... bueno ta bien sin autografo si no se puede de otra :-(
Nicolás
18/02/2009 a las 17:19
Bienvenido de vuelta, Hernán. El texto está bueno, pero extraño leer alguna historia tuya más literaria, en la que no seás vos el protagonista.
Algo como, a mi juicio el mejor texto publicado en este blog, "Instrucciones para la mansturbación del hijo".
Te quería preguntar qué pasó con la segunda temporada de "Más respeto, que soy tu madre". Siempre me sorprendió que terminara de forma tan abrupta, y ahora parece haber desaparecido de la página web. ¿Te arrepentiste de esa segunda temporada?
Un abrazo.
 Aduchis
18/02/2009 a las 17:19
Hernán qué tengo que hacer para conseguir el libro "España, decí alpiste" autografiado, por aquí por República Dominicana?? ...... bueno ta bien sin autografo si no se puede de otra :-(
Loca
18/02/2009 a las 17:09
Vuelvo del trabajo, de un lugar asqueroso con gente horrible prendo la pc y en mi correo tengo tu post.. empecé a leer y me saltó una carcajada mortal...

Me alegraste el día.

Sos desopilante y bizarro a la vez.

Felicitaciones por la obra de teatro, bien ahí. Genio Gasalla, en breve viajo a Baires para ir a verla.

Éxitos!
CASILDA
18/02/2009 a las 17:06
Definitivamente es costra PERO...... " la CROSTA d'una cosa és la part de fora quan és més dura que la de dins" ya llevas mucho tiempo con nosotros y aqui castellano-catalan??? la pi...... un lio.
Te heche de menos.

SALUDITOS
Ana
18/02/2009 a las 17:01
Yo fui la Paola Soto de alguien! jajaja
Solo que el mal chiste nunca fue contado, y ahora él creo que se volvío músico... o algo asi.
Gusto leerte Hernán!
18/02/2009 a las 16:59
Con horror pensé que habías abandonado este elegante barco.
Tremendo regreso luego de una larga temporada. Morí de risa. Y de nostalgia también.
Un placer leerte.
El Angel Gris
18/02/2009 a las 16:56
Hey #73 poné el apellido!!!!!
lalola
18/02/2009 a las 16:50
Volví a ver la foto y me empecé a reir antes de leer la historia.

¿Eso es memoria emotiva?

Qué bueno que estás de vuelta, fue una sorpresa... bien tetona.
cielaequis
18/02/2009 a las 16:43
Tetas somos todos
18/02/2009 a las 16:41
Gracias por volver, Hernán. Vaya que hace falta leerte acá.

Me hiciste volver a mis cinco o seis años, cuando era de los más pequeños de la clase y no podía más que aguantarme las bromas de los más grandes. La salida era ser más inteligente que ellos hasta en el humor; y hasta hoy -que ya no soy pequeño pero si gordo- sigue funcionando. Gracias por escribir algo que nos reivindica a los humildes gordos con ingenio.

Saludos

Victor
paola
18/02/2009 a las 16:31
preciosa historia
 olo mosquera
18/02/2009 a las 16:29
#70: Definitivamente, es costra. Ya lo corregí. ¡Gracias!
Marcelo
18/02/2009 a las 16:28
Hernan, que esto sirva para que muchos padres pongan atencion a como sus hijos lo pasan en el cole. El patio del colegio es una jungla, donde hay que sobrevivir; Defender el sadwich, ligar con la que nos gusta, pelearse con uno mas grande, hacer amigos, sufrir desilusiones, conquistar territorios nuevos, ser popular, rebelde, etc. En fin una escuela de vida...
Federico
18/02/2009 a las 16:26
Hernan, una duda, cuando decís "el sol de la mañana hacía brillar la crosta del pebete", no será la COSTRA?.
Excelente Relato.
Totalmente de acuerdo con #14, si ustedes supieran en que se convirtió mi Paola Soto, jamas quisieran averiguar mas nada de la Paola de ustedes, simplemente por precausión.
Abrazos desde la Replica de Corrientes.
Hernan, espero que en el 2080, Corrientes se haya convertido en república ya y nos hagas felices a todos los Correntinos.
Un abrazo grande.
Selene
18/02/2009 a las 16:15
Casi dos meses Hernán!!!

Me gustó el post, aunque imagino que además de la nostalgia por la sonrisa de Paola Soto, te queda la de tus buenas tetas, ni modo el tiempo no perdona.

Tus textos hacen reir, pero tienes la capacidad de transmitir más emociones, de verdad espero leer una novela tuya

Garcias por volver a Orsaí, saludos desde México
zulymaruy
18/02/2009 a las 16:10
Además de la risa que me arrancó tu post, te digo que me transmitió una ternura imponente¡¡¡¡¡ Desde hacía ya 2 meses no te leía y pensé que era porque no habías encontrado aún a tus dos "lectores críticos" o algo parecido (confesión en tu post anterior que me sedujo y quise adoptar, pero sólo encontré uno hasta ahora) pero por suerte volviste a la luz con esta preciosura. Un abrazo grande
daphne
18/02/2009 a las 16:08
Dios que bueno me rei muchisimo gracias Hernan se te extrañaba!!
Maiky
18/02/2009 a las 16:06
Muy bueno!!!! Que alegría leerte otra vez!!!
 Sil XXL
18/02/2009 a las 16:01
Gracias Hernannnnnn!!!!!!!!! Te quierooooo!!!!!!
Carlos Soto
18/02/2009 a las 15:56
Quedense tranquilos...la llame a Paola y seguramente ya estara leyendo esta historia. Bellisima por cierto. Gracias Hernan.
rafa
18/02/2009 a las 15:54
Con toda sinceridad y sin ningún ánimo de ofenderte Hernán, ni a ninguno de tus lectores, me gustaba más tu estilo anterior, o el ánimo que demostrabas antes. Guardo un grandísimo recuerdo de posts como el de la fotografía de la escuela, o cuando temiste haber atropellado a tu sobrina.
Pero no pienses que te lo reprendo ni muchísimo menos, sé que estás escribiendo una novela y soy optimista respecto a ella. Estoy seguro de que en sus páginas encontraré aquéllo que me llevó a seguirte.
axl456
18/02/2009 a las 15:53
Gracias por una nueva entrada, ya extrañaba ver un nuevo feed de orsai en el google reader..
Patricia Freire
18/02/2009 a las 15:48
Sabés Hernán, además de la alegría, esta mañana, al abrir la compu y encontrar por fin un "Casciari actualiza", fue parecido a una buena sesión de análisis leer tu post: esa cosa indefinida, nudo en la garganta, mezcla de catarsis por algo que sugiere la identificación, pero además, la emoción más pura ante la ternura, ante esa estupenda recreación del recuerdo más lindo, aunque no fuera así, aunque sea sólo parte de lo que uno protege como recuerdo real. Y esa justificación....Me conmoviste, realmente, tantas veces el viejerío al que le reenvío tus cosas me dice, de manera poco generosa:"buenísimo, que bárbaro este tipo, pero que irreverente", y yo siempre contesto con bronca, justificando algo que no tengo porqué justificar, y siempre desde ese lugar tan loco, con ganas de mandar a la mierda al que me lo dice. Lo he hecho. He dicho, pero te gusta o no te gusta, porque si no, no te mando más nada!! con un tono de psiquiátrica que no sé si adquirí por la edad o porque la gente cada vez cansa más. Retomo (esa forma arborescente de escribir!): esa justificación tan linda, por ponerle una palabra, esa explicación que encontraste para un estilo que es tuyo, sólo tuyo, no plagiable, porque vos sos tu historia, y esta historia, cierta o no, habla de eso. Perdón por el interpretazo, es que me pasa pocas veces, porque el interpretazo es para mi: me hiciste pensar en algo que hacía tiempo no pensaba; cómo llegué a ser lo que soy. Y me gustó lo que pensé.
Como siempre, gordo y además tetón (ché, no te ví tetas a través de la camisa en BA en el Margarita Xirgu, tampoco miré mucho, pero bueh...), como siempre, GRACIAS, y nunca pero nunca dejes de escribir.
Patricia
18/02/2009 a las 15:46
sos loco vos? me hiciste tentar y no puedo parar de reirme en el laburo. sos un capo.
Tatequietochango
18/02/2009 a las 15:30
volviste!!! ...Venir a trabajar todas las semanas ya no era lo mismo sin vos, venir a trabajar todos los dias con la esperanza de abrir mi mail y encontrar esa notificacion de Orsai.es era lo mejor que me podia pasar, y como me cago de risa con vos.. muchas gracias por eso... te dejo porque tengo que "trabajar" desde el recreo, catamarca, argentina...

Exitos!!
karloskartoons.com
18/02/2009 a las 15:27
Ya que la cosa va de TETAS no puedo evitar invitaros a ver mi serie de chistes animados TETAconTETA que cuelgo en mi página! Muy divertidos!
:D
IML
18/02/2009 a las 15:22
La foto no puede ser tan complementaria de tu escrito! Tu cara es GENIAL, tal como la tu forma de resolver la amenza de vivir burlado.
"La comedia o la muerte", me encanto!
Cuando iba por el final, por un momento crei que dirias que Paolo Soto es tu mujer hoy en dia... pero adonde sea que este, deberia estar orgullosa de haber generado un escritor tan sagaz como Casciari!
DONDE ESTAS PAOLA?? TENES QUE SABERLO!
Me parece que voy a empezar una campaña para encontrar a Paolita y darle el mérito que se merece! :)
 Randal
18/02/2009 a las 15:19
Que bueno que volviste a escribir aca...

Por la foto se ve que deberias ser el rompepelotas del aula! Insoportable!

Alegria de que no seas travesti o que al menos seas escritor y travesti.

Salut.
M.
manreisa
18/02/2009 a las 15:19
Por fin!!!!!!! pensé que el Chiri te había secuestrado y sólo te permitía ver fútbol!!! Ja!!! Me encantó, un placer volver a leerte, lástima que tuve que verle la cara una vez más a la señorita Norma, la única maestra que odié de la escuela, a veces todavía sueño con sus gritos...
Besos!
El Angel Gris
18/02/2009 a las 15:16
Gracias, espero que hayas encontrado nuevos comodines.

Por otra parte, la nueva Web de Mirtha está muy buena, algunos post posteriores al 56 no tienen comments y algunos links están rotos. Muchas gracias corporativamente por el prólogo.

Otro si vale: Voy a Buenos Aires en los Primeros días de Marzo, si no consigo una entrada, secuestro a la Sofi, ehhh.

Otro mas: No contestás mas los mails?

ültimo: Dale un beso a la Nina, su dibujito comparte vitrina con los de Malena y Aída en un lugar privilegiado.
Sergio M
18/02/2009 a las 15:16
¿El Mago Capria te quería manosear por un sánguche?
Yo lo vi dedicarte goles cuando estaba en Racing: se manoseaba un pecho y en sus labios se leía "Para vos, Cayota..."

Excelente retorno, Hernán, siempre es un placer leerte.

Sergio M.
javiero
18/02/2009 a las 15:14
Excelente Hernán, me llevaste a lugares lejanos amigables y conocidos. gracias querido. te debo los Alfajores.
Roncho
18/02/2009 a las 15:08
Que grande Hernan, me recordo a este otro gran relato: http://www.alfredodehoces.com/press/maria
Arlequincita
18/02/2009 a las 15:06
"Tenía algo mucho más sutil: tenía, para mi gusto, la mejor risa de la escuela"

Ahhhh qué belleza que gusten de una por la risa!! Lamentablemente mi risa es un sonido irresponsable que se desparrama por el aire como la bayonesa de tu cuento, y tengo que guardarla en el bolsillo para mejores ocasiones, donde esté sola en algún desierto, o durmiendo en un hotel vacío.

Me gustó mucho !!! Besos !!!
Dennis Moore
18/02/2009 a las 15:04
Me encantó. Aunque al final resulte más melancólico y depre que una canción de los Smiths o los títulos del final de Ping Pong Club. No sé si, como dijeron en un comentario, Caprio estará buscando travestis hoy día, pero puedo asegurar que cuando conocí de grande a J.J. Bugarín era un mujeriego empedernido, y con mucho éxito además.
18/02/2009 a las 15:03
Dejale encargado a Cristina, al Chiri o a Nina que si algún día te morís, que avise. Durante un par de semanas pensé que habías pasado a "mejor vida" dejándonos a todos en una trágicamente peor.

Gracias por seguir acá.
Pancho
18/02/2009 a las 15:01
No se necesita ser gordo para esgrimir el arma humorística. También se puede ser bajito y medio enclenque... y tener una boca muy grande que no pueda ser respaldada por el físico.

Tu gran ventaja y don, es que supiste descubrir el humor a los 7 años. Salud por eso!
Mil
18/02/2009 a las 14:54
Genial, simplemente genial.
rosarina
18/02/2009 a las 14:53
idem #38 y #26. no jodas! ponete a laburar!!

q lindos recuerdos de la primaria... todos tuvimos alguien q moríamos x hacer reir... y qué magia cuando eso se producía!! ;)

besos,
rosarina
18/02/2009 a las 14:53
idem #38 y #26. no jodas! ponete a laburar!!

q lindos recuerdos de la primaria... todos tuvimos alguien q moríamos x hacer reir... y qué magia cuando eso se producía!! ;)

besos,
 Magali Villarruel
18/02/2009 a las 14:53
al fin volviste!!!!!!!!!!!! se te extraña por aca.... decile al chiri que se busque otro amigo que vos ya tenes un monton aca..jajaja
laira scible
18/02/2009 a las 14:52
Se te extrañaba mucho. Muy bueno el texto de hoy.
Andra
18/02/2009 a las 14:52
MUY BUENO!
Sur
18/02/2009 a las 14:52
Gracias Hernan!!! muy bueno tu relato.
Acá en Argentina pasa algo similar, los cabecitas oscuras se venden por una coca y un chori...pero en vez de un teta, luego de un tiempo a nosotros nos rompen el c.......
Todo esto sin amores de por medio, justificado el manoseo en este caso en particular.
Un abrazo desde Patagónia Argentina.
Graciela Ventimiglia
18/02/2009 a las 14:48
Me hiciste sonreír como estúpida...se me puso la piel de gallina y se me humedecieron los ojos...es demasiado para mí. Excelente y no digo más nada.
Susana Mar Jet Co.
18/02/2009 a las 14:47
Ayer entré en Orsai y encontré el aviso de los días que llevabas sin publicar. Eso me dejó algo más tranquila. (También pensé, como # 26, que yo no recibía los avisos.) ¡Y hoy: la felicidad de leerte!
Diego
18/02/2009 a las 14:41
Que bueno tenerte de vuelta ,Hernán....
Mi Paola Soto se llamaba Edith....

Pd: que hubieras hecho si el pibe te traía las almóndigas? XD
Jesy
18/02/2009 a las 14:40
gran cosa lo de las tetas!! yo nunca tuve y no me quejo!
saludos
18/02/2009 a las 14:39
Muy bueno!
¿Podés marcar en la foto a los otros protagonistas?
CRuPToRa
18/02/2009 a las 14:35
Se te extrañaba!!!!!!!
María
18/02/2009 a las 14:32
Que talle de corpiño usas?
María
18/02/2009 a las 14:31
Me emociono, che.
Que lindo que volviste.
Mariana
18/02/2009 a las 14:29
Còmo te extrañaba!!!!!!!!!!!
Che que suerte que tenìas tetas. Seguìs teniendo? Yo quisiera haber tenido o tener tetas y lo del cirujano plàstico es una soluciòn idiota, no, no.
Paula, la malvada
18/02/2009 a las 14:22
No lo puedo creer! Volvió Casciari!!
 Rodo
18/02/2009 a las 14:20
Gracias por volver, gordo!!
Flor Anderson
18/02/2009 a las 14:14
Que fenómeno gordo. Como me gusta leerte. Que don que tenes....y por lo visto, también, que buenas tetas.
CaroTros
18/02/2009 a las 14:11
Que bueno que volvió Casciari, ya era hora eh!!!
Bea
18/02/2009 a las 14:09
hasta ahora me caia bien el Chiri.....sabes las veces q entré a ver si habias escrito algo????? pense q ya no me llegaban mas los mails avisandome de un nuevo escrito en el blog!! q susto! y q alivio cuando hoy vi en mi bandeja de entrada un mail q decia:Orsai Actualiza: Tetas‏....
Chiri y la p.... q te p.... si dejas en paz a Hernan y te doy este sánguche!!! (cual?, éste...)
Joseé
18/02/2009 a las 14:05
¡Por fin!
pasheco
18/02/2009 a las 14:03
Es la primera vez que leo un cuento tuyo, te conozco de las criticas televisivas, y me ha faltado poco para emocionarme recordando a mi Paula Soto.

Gracias y Salu2
Matías Poloni
18/02/2009 a las 13:59
Hola Hernán! por fin, esta vez no me cerraron la puerta!
Muy lindo relato, me pregunto si con esa sonrisa Paola no estará filmando campañas para pasta de dientes... habrá que estar atentos...
Un abrazo
Nicolás Urtizberea
18/02/2009 a las 13:53
Al fin. Pense que no ibas a escribir mas.

Esteban Morin
18/02/2009 a las 13:42
¡Ah! gracias, gracias, gracias.
No sé bien en qué momento del cuento, pero empezó a llenarse mi nariz del olor a tierra del patio de la escuela. Me doy cuenta de que la viveza y la velocidad mental han sido la forma de sobrevivir de los débiles en la primaria (y mucho más en la secundaria).
Nosotros los gorditos, los cuatrojos, los flacuchos, los chuecos, los raros, los tartamudos, nosotros sabemos lo que son las estrategias, el esfuerzo... nosotros sabemos valorar los logros.
FedericoLaPlata
18/02/2009 a las 13:37
Me van a echar del trabajo por tu culpa, estoy reprimiendo la risa, mientras me mira mi jefa y no entiende nada....


"Y yo estaba ahí, turgente, en el tercer banco de las posibilidades de todos. Disponible, amistoso, unisex. Entonces supe que lo mío sería la risa afilada o sería el escarnio. No había opciones. Tenía que ser gracioso, punzante, certero, o tenía que dejarme manosear en los baños hasta el final de la secundaria"

Sublime parrafo
Casciari, lo sostengo, el mejor escritor vivo del mundo.
 Aduchis
18/02/2009 a las 13:34
Hola Hernán, te extrañaba hombre, me gustaría saber si has leído todos los comentarios dejados en tu ausencia? Por si no soy nueva comentadora, aunque tenía poco más de un año leyéndote desde mujer gorda, leyendo desde lo más antiguo hasta lo actual, y justo cuando estoy al día nos abandonas tanto tiempo.

Bienvenido y se te quiere mucho, te siento como parte de mis mejores amigos, no nos abandones por favor.....

Me encantó el post de hoy!!!
 Somnius
18/02/2009 a las 13:28
Hernan! Todo agotado en el Metropolitan. Voy a ir el 20 de marzo recien. Una locura.
Y Carmen Maura me encanta, pero a Gasalla no creo que lo iguale.

Ahora leo tus "Tetas"
 Vale Giovagnoli
18/02/2009 a las 13:22
no lo puedo creer!!!!!! Hernan ha vuelto!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
se te extraña, eh?
jp
18/02/2009 a las 13:18
Telepático Hernán! después de tantas semanas sin noticias de orsai en el correo, decido entrar justo el día que publicas este nuevo post.

(Qué raro, tras 3 años leyéndote pensaba que mi primer comentario sería por algo más interesante. Pero ya se te extrañaba)

Efectivamente, todos tuvimos una "Paola Soto".

Por cierto, espero que le vaya bien al Chiri pero... también que te pueda ir dejando un poco más de tiempo para tus fans! ;)

Gracias por volver.
jp
18/02/2009 a las 13:16
Telepático Hernán! después de tantas semanas sin noticias de orsai en el correo, decido entrar justo el día que publicas este nuevo post.

(Qué raro, tras 3 años leyéndote pensaba que mi primer comentario sería por algo más interesante...)

Efectivamente, todos tuvimos una "Paola Soto".

Por cierto, espero que le vaya bien al Chiri pero... también que te pueda ir dejando un poco más de tiempo para tus fans! ;)

Gracias por volver.
niv
18/02/2009 a las 13:03
Que linda historia, que bueno tener un update en Orsai. Que será de la vida de Paula Soto?

(tal vez mejor no averiguarlo, cf. la historia sobre como cuando vemos a alguien que creció de repente nos parece deforme D: )
18/02/2009 a las 13:01
Qué buena forma de arrancar la mañana, con la sorpresa de reencontrarte acá en Orsai. Se te extrañaba, Hernán.
ElTeta
18/02/2009 a las 12:58
Dice el #3 que la minita era fácil.
18/02/2009 a las 12:55
Que lindo leerte de nuevo...
me quede pensando en las tetas ( bah siempre lo hago) y menos mal que no te entregaste por un sandwich.
Un abrazo enorme
Ginger
18/02/2009 a las 12:47
Con esos antecedentes, seguro que Diego Caprio ahora está levantando travestis en Palermo.
 Mariano Velasco
18/02/2009 a las 12:46
Qué delicia. Hasta me he emocionado. Mil gracias, de corazón
Apodo
18/02/2009 a las 12:45
Grande Hernán, yo sabía que tenía un motivo para venir a trabajar hoy!!!

Abrazo
Natalia Alabel
18/02/2009 a las 12:44
Tenemos que agradecer a Paola entonces! Me gustó este relato, se te extrañaba en Orsai...
ElTeta
18/02/2009 a las 12:43
Teta hay uno solo.
Chichita
18/02/2009 a las 12:41
que lindo recuerdo...ojala Paola lo lea.
18/02/2009 a las 12:40
no eras tan gordo vieja... ahora estas peor, pero seguro a tu mujer le gustan tus tetas... asi nomas es, a la mia le gusta que yo tenga un tercer pezon, por ejemplo ... lindo cuentito ... hacele mas a menudo... saludos
quique
18/02/2009 a las 12:38
se extrañaba. Todos amamos a alguna Paola Soto. Que bueno que lo hagas recordar....gracias.
18/02/2009 a las 12:30
no estaba muertoooo!! .... andaba de parranda..

un abrazo casciari, te leo ahorita
Chichita
18/02/2009 a las 12:29
es la primera vez que : Pri!!!!!! que bueno!!!!