Orsai blog post

Vida privada
martes 6 de octubre, 2015

Orsai post

Vida privada
martes 6 de octubre, 2015

Una canción de cuna

   

En diciembre se cumplen quince años desde que vivo en un país que no es el mío. Caí en Barcelona por casualidad, porque conocí a una catalana y me quedé a vivir con ella. Pero podría haber conocido a una madrileña, o a una andaluza, y entonces no escribiría esto. Porque ahora, quince años después, empiezo a entender a los catalanes y a sus asuntos. No quiero decir que me convencieron (un argentino que cambia de opinión es un uruguayo) pero sí puedo confesar que cuando llegué, en el año 2000, sus afanes de independencia me daban risa.

Así como ahora el Barça es la excusa global para que los extranjeros vislumbren el conflicto catalán, en los tiempos analógicos los argentinos teníamos únicamente a Serrat como ancla de conocimiento geopolítico. Pero como somos narcisos, preferíamos que Serrat nos hablara sobre nuestros traumas, y no sobre el suyo. La primera vez que escuché el idioma catalán fue cuando di vuelta un casete y empezó a sonar una canción que se llama «Pare», que quiere decir Padre. Yo tenía doce años y apreté el botón de stop. Pensé que la cinta patinaba y que la voz de Serrat había empezado a sonar en reversa, como en esos discos de Kiss que, cuando se escuchan marchatrás, nombran a Lucifer. 

Es raro lo que nos pasa a los argentinos con lo catalán: convivimos con su cultura (porque en el siglo veinte llegaron un montón) pero no tenemos clara su huella. Cuando decimos patedefuá sabemos que viene del francés, cuando decimos laburo entendemos que atrás hubo italianos, pero cuando decimos capicúa no sabemos que eso significa cabeza-y-cola. Ni que el nombre Maricel fue siempre mar-y-cielo. Ni que el modo argentino de decir piyama, cambiando la jota por el yeísmo, también es un legado de ellos.

Es por esto que lo primero que pensé, cuando llegué a Barcelona, es que los catalanes eran snobs. Que se querían diferenciar, que se sospechaban privilegiados respecto del resto, que lo que tenían no era tirria sobre lo madrileño sino una obsesión oculta. Tenía la intuición de que su amor por la lengua era sobreprotección. Que cuidaban a su idioma como los padres cuidan a un chico débil que no se puede defender; que no lo dejaban vivir en paz, que no le abrían el portón para que jugara con otras lenguas en la plaza. Que encerraban a su idioma en casa y entornaban las ventanas. Que le tomaban la temperatura cada hora y media, creyendo que se iba a morir si no lo abrazaban fuerte. Creí, en esos años, que un día se iban a dar cuenta, tarde y sin remedio, que de tanto cuidar la lengua se la habían mordido.

Le contaba a mi mujer que, cuando somos criaturas, a los chicos argentinos nos meten en un sistema escolar en el que nos enseñan a decir «yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos» durante doce años, y que después salimos a la calle y no decimos ni ni vosotros nunca más. Le decía que no se preocupara tanto, que se relajara. «¡Pero qué dices! ¡Lo vuestro es una jerga, no puedes comparar!», me contestaba ella. En esas discusiones descubrí que no hay ofensa mejor para enojar a un nativo que llamar dialecto a su idioma, folclore a su hábito y dulce de leche tonto a su crema catalana. Y a mí me encanta meter cizaña y levantar el dedito, incluso sin comprender el problema. (Un argentino que cierra la boca cuando no entiende es un uruguayo).

Y fue entonces que España entera, con Cataluña incluida, me empezó a dar risa y muchas ganas de hacerle burla. Hacer burla, en Argentina, se dice sacar la lengua. ¿Cómo era posible que una extensión geográfica del tamaño de Buenos Aires se tomara en serio la esquizofrenia de tantos idiomas y culturas? Era como si de repente los nacidos en Mar del Plata quisieran hablar en marplatense, como si los nacidos en Chascomús dejaran de creer en Papá Noel y empezaran a cagar a palos a un tronco en Navidad, como si los de Bahía Blanca pretendieran participar del próximo Mundial de Fútbol con bandera propia. No tenía sentido.

En medio de todas las risas que me provocaba el conflicto catalán, nació mi hija Nina y empecé a hacer lo posible para que no fuera ni catalana ni española, sino argentina. Tenía en contra el contexto (sus dos abuelos, su madre, el sistema educativo, la programación de TV3) pero me creí fuerte. Puse todos los relojes de mi casa con un retraso de cinco horas, conecté parabólicas para que viera Canal 13 y Telefé por la mañana, le inoculé Charly García y dulce de leche por la tarde, le enseñé que los lunes se podía faltar a la escuela si el domingo jugaba Racing de madrugada. Y ella entendió todo.

Mi hija sabe decir «yo, vos, él, nosotros, ustedes, eyos», sabe decir yuvia, sabe conversar en abstracto y la enloquecen los alfajores triples y la pascualina. Pero cuando llegan los once de septiembre se manifiesta en la calle y sabe por qué se manifiesta, y en verano conversa en voz baja con su madre sobre lo que le pasaba a su abuela en los tiempos de Franco. Y sobre todo esto: cuando habla dormida usa su lengua materna. 

De repente pasó algo: me deje de reír. Ya no me burlé. Me empezó a provocar orgullo que mi hija tenga una patria que defender. Porque yo también tengo una, sin importar donde viva. Lo repito ahora y me parece un siglo: en diciembre cumplo quince años en un país que no es el mío. Y no hay un momento del día en que no piense, al menos una vez, qué hora es ahí.

Cuando me fui de casa pensé que esta otra casa se llamaba España, pero ahora sé que tiene otro nombre. No lo supe cuando me lo explicaron. No lo supe cuando me quisieron mostrar mapas. Lo supe cuando empecé a sentir amor por la palabra que la nombra. 

Ahora me descubro fantaseando con que mi hija, que nació en la Clínica del Pilar —donde nace media Barcelona—, tenga un día el nombre completo de esa patria en el documento de identidad, como yo tengo el nombre completo de la mía. Y aunque nací por casualidad a trescientos cuarenta kilómetros de Uruguay (y me encantaría ser uruguayo, porque son como nosotros pero sin los errores) soy irremediablemente argentino: mis defectos son los míos y quiero vivir con ellos. Fue mi error creer que la canción «Pare», de Serrat, era un casete trabado en el walkman, una cinta del reverso. Y me encanta ese error. Nunca hubiera sospechado, esa tarde de mis doce años, que un día iba a tener una hija de la misma edad y que ella, al nombrarme frente a sus amigas, me llamaría el meu pare

—El meu pare...

Cuando Nina me dice así (todavía no lo sabe, pero ya lo sabrá) yo me convierto en una canción de cuna que ella me canta al revés, y que me deja dormir tranquilo.

Hernán Casciari
martes 6 de octubre, 2015


Una canción de cuna

por Hernán Casciari

En diciembre se cumplen quince años desde que vivo en un país que no es el mío. Caí en Barcelona por casualidad, porque conocí a una catalana y me quedé a vivir con ella. Pero podría haber conocido a una madrileña, o a una andaluza, y entonces no escribiría esto. Porque ahora, quince años después, empiezo a entender a los catalanes y a sus asuntos. No quiero decir que me convencieron (un argentino que cambia de opinión es un uruguayo) pero sí puedo confesar que cuando llegué, en el año 2000, sus afanes de independencia me daban risa.

Así como ahora el Barça es la excusa global para que los extranjeros vislumbren el conflicto catalán, en los tiempos analógicos los argentinos teníamos únicamente a Serrat como ancla de conocimiento geopolítico. Pero como somos narcisos, preferíamos que Serrat nos hablara sobre nuestros traumas, y no sobre el suyo. La primera vez que escuché el idioma catalán fue cuando di vuelta un casete y empezó a sonar una canción que se llama «Pare», que quiere decir Padre. Yo tenía doce años y apreté el botón de stop. Pensé que la cinta patinaba y que la voz de Serrat había empezado a sonar en reversa, como en esos discos de Kiss que, cuando se escuchan marchatrás, nombran a Lucifer. 

Es raro lo que nos pasa a los argentinos con lo catalán: convivimos con su cultura (porque en el siglo veinte llegaron un montón) pero no tenemos clara su huella. Cuando decimos patedefuá sabemos que viene del francés, cuando decimos laburo entendemos que atrás hubo italianos, pero cuando decimos capicúa no sabemos que eso significa cabeza-y-cola. Ni que el nombre Maricel fue siempre mar-y-cielo. Ni que el modo argentino de decir piyama, cambiando la jota por el yeísmo, también es un legado de ellos.

Es por esto que lo primero que pensé, cuando llegué a Barcelona, es que los catalanes eran snobs. Que se querían diferenciar, que se sospechaban privilegiados respecto del resto, que lo que tenían no era tirria sobre lo madrileño sino una obsesión oculta. Tenía la intuición de que su amor por la lengua era sobreprotección. Que cuidaban a su idioma como los padres cuidan a un chico débil que no se puede defender; que no lo dejaban vivir en paz, que no le abrían el portón para que jugara con otras lenguas en la plaza. Que encerraban a su idioma en casa y entornaban las ventanas. Que le tomaban la temperatura cada hora y media, creyendo que se iba a morir si no lo abrazaban fuerte. Creí, en esos años, que un día se iban a dar cuenta, tarde y sin remedio, que de tanto cuidar la lengua se la habían mordido.

Le contaba a mi mujer que, cuando somos criaturas, a los chicos argentinos nos meten en un sistema escolar en el que nos enseñan a decir «yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos» durante doce años, y que después salimos a la calle y no decimos ni ni vosotros nunca más. Le decía que no se preocupara tanto, que se relajara. «¡Pero qué dices! ¡Lo vuestro es una jerga, no puedes comparar!», me contestaba ella. En esas discusiones descubrí que no hay ofensa mejor para enojar a un nativo que llamar dialecto a su idioma, folclore a su hábito y dulce de leche tonto a su crema catalana. Y a mí me encanta meter cizaña y levantar el dedito, incluso sin comprender el problema. (Un argentino que cierra la boca cuando no entiende es un uruguayo).

Y fue entonces que España entera, con Cataluña incluida, me empezó a dar risa y muchas ganas de hacerle burla. Hacer burla, en Argentina, se dice sacar la lengua. ¿Cómo era posible que una extensión geográfica del tamaño de Buenos Aires se tomara en serio la esquizofrenia de tantos idiomas y culturas? Era como si de repente los nacidos en Mar del Plata quisieran hablar en marplatense, como si los nacidos en Chascomús dejaran de creer en Papá Noel y empezaran a cagar a palos a un tronco en Navidad, como si los de Bahía Blanca pretendieran participar del próximo Mundial de Fútbol con bandera propia. No tenía sentido.

En medio de todas las risas que me provocaba el conflicto catalán, nació mi hija Nina y empecé a hacer lo posible para que no fuera ni catalana ni española, sino argentina. Tenía en contra el contexto (sus dos abuelos, su madre, el sistema educativo, la programación de TV3) pero me creí fuerte. Puse todos los relojes de mi casa con un retraso de cinco horas, conecté parabólicas para que viera Canal 13 y Telefé por la mañana, le inoculé Charly García y dulce de leche por la tarde, le enseñé que los lunes se podía faltar a la escuela si el domingo jugaba Racing de madrugada. Y ella entendió todo.

Mi hija sabe decir «yo, vos, él, nosotros, ustedes, eyos», sabe decir yuvia, sabe conversar en abstracto y la enloquecen los alfajores triples y la pascualina. Pero cuando llegan los once de septiembre se manifiesta en la calle y sabe por qué se manifiesta, y en verano conversa en voz baja con su madre sobre lo que le pasaba a su abuela en los tiempos de Franco. Y sobre todo esto: cuando habla dormida usa su lengua materna. 

De repente pasó algo: me deje de reír. Ya no me burlé. Me empezó a provocar orgullo que mi hija tenga una patria que defender. Porque yo también tengo una, sin importar donde viva. Lo repito ahora y me parece un siglo: en diciembre cumplo quince años en un país que no es el mío. Y no hay un momento del día en que no piense, al menos una vez, qué hora es ahí.

Cuando me fui de casa pensé que esta otra casa se llamaba España, pero ahora sé que tiene otro nombre. No lo supe cuando me lo explicaron. No lo supe cuando me quisieron mostrar mapas. Lo supe cuando empecé a sentir amor por la palabra que la nombra. 

Ahora me descubro fantaseando con que mi hija, que nació en la Clínica del Pilar —donde nace media Barcelona—, tenga un día el nombre completo de esa patria en el documento de identidad, como yo tengo el nombre completo de la mía. Y aunque nací por casualidad a trescientos cuarenta kilómetros de Uruguay (y me encantaría ser uruguayo, porque son como nosotros pero sin los errores) soy irremediablemente argentino: mis defectos son los míos y quiero vivir con ellos. Fue mi error creer que la canción «Pare», de Serrat, era un casete trabado en el walkman, una cinta del reverso. Y me encanta ese error. Nunca hubiera sospechado, esa tarde de mis doce años, que un día iba a tener una hija de la misma edad y que ella, al nombrarme frente a sus amigas, me llamaría el meu pare

—El meu pare...

Cuando Nina me dice así (todavía no lo sabe, pero ya lo sabrá) yo me convierto en una canción de cuna que ella me canta al revés, y que me deja dormir tranquilo.

Hernán Casciari
martes 6 de octubre, 2015


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


03/01/2016 a las 13:56
Precioso!
 Seaste
11/11/2015 a las 16:53
Genial Hernán!

Un saludo a la familia.. "Petonets" para las chicas ;)

Un abrazo fuerte desde Sabadell, de un emigrado de Haedo, Baires.
28/10/2015 a las 10:12
PD y loo del bar seria bueno abrir uno aqui en guate tego un inmuble x si te interesa
28/10/2015 a las 10:02
Saludos desde Guatemala, gracias por tu video en https://www.youtube.com/watch?v=_VEYn3bXz34

me gusta me identifique con tu persona y es verdad os enseNan las formas de hablar en primero persona terser etc..... y aqui usamos atambien el vos el ud.y tu

vivi 10 anio en gringolandia aprendi mucho, gane mucho y perdi, mucho, y bueno gracias por tu aporte perdon las faltas ortog....y bueno te leere y me encanta tus historias y lo de tu hija es bonito a mi me paso con la hija de mi ex ella boricua y la nena hablava como chapina siendo boricua americana eso es nitido jajaja bueno saludos bendiciones
 Juan Pedro Monteagudo
20/10/2015 a las 18:45
Genial Hernan! Y definitivamente nunca fuiste a Chascomús en Navidad. Nos encanta cagar a palos a los arbolitos, pisarle las borlas y ahorcarlos con sus propias tiritas brillantes y luces de colores quemadas.
  quemero 87
20/10/2015 a las 06:49
che gordo ya sos un caparros berreta. un abrazo
  quemero 87
20/10/2015 a las 06:52
y un sacheri mejorado
  quemero 87
20/10/2015 a las 06:53
te felicito
 Diego Contreras
16/10/2015 a las 08:37
SOS LO MEJOR!! WOW! SABES? VOY A SER PAPA Y UNO DE LOS NOMBRES SI ES NIÑA.. SERIA NINA, POR LA SIMPLE Y EXTENUANTE PERSONALIDAD QUE CARGA TU HIJA!!

SOS UN GROSO!
 Mimi
16/10/2015 a las 00:24
Excelente! Sos un crack Hernán!
 Nacho Lopez
15/10/2015 a las 01:30
Gracias por este momento, amigo Hernan.
Mis saludos desde la República separatista de Chascomus- Provincia de Buenos Aires (por ahora).
 yesica gonzalez
14/10/2015 a las 14:07
Genial!!!!!!
 willy
14/10/2015 a las 00:58
Informate, Hernan, informate
 Roberto Ansoar Lopez
13/10/2015 a las 20:20
Espero que en el cole al que lleva su niña le expliquen, además del franquismo y sus miserias, qué pasó con Banca Catalana o cómo hacían los de Esquerra Republicana para deportar inmigrantes pobres antes de la Guerra Civil.
12/10/2015 a las 09:57
A parte de la polémica que pueda haber o no... el artículo está muy bien
 Corny
12/10/2015 a las 09:10
jajaja, muy bueno, nos compraste a todos!!!
 Ramiro Miret Pérez
12/10/2015 a las 02:25
Tremendo chabanco, sabes que en este momento estoy trabajando acá en Barcelona (pintando unos murales) y paro de mi familia, mis abuelos dejaron estas tierras hace casi 100 años y yo ahora acá con ganas de venir a mostrar mi arte y por qué no hacer una vida... mi viejo habla catalán si bien es nacido en Argentina y yo lo entiendo pero aún no hablo, pero me pasa que tengo ese sentido de pertenecía con Catalunya, siento que vengo con eso... como siempre tremendo lo que escribiste ojalá pueda verte en Rosario en diciembre si es que no me quede a vivir acá jajajaja
 Ramiro Miret Pérez
12/10/2015 a las 02:31
Chabanco este diccionario que auto completa jajaj CHABANCO era...
 Ramiro Miret Pérez
12/10/2015 a las 02:31
Chabon
11/10/2015 a las 18:08
Gracias. Sólo gracias.

No por el reconocimiento: a mí me basta con el mío propio.

Sino por hacerlo sin alharacas, sin aspavientos, sin antagonismos (bueno, los antagonismos argentino/uruguayo se daban por descontados), sin insultos... sin nada más que un poco de corazón en cada mano.

Gracias. Sólo gracias.

i.
 The Digital Worker
10/10/2015 a las 20:17
Noveno párrafo: "me dejé de reir", no "me deje de reir".

Saludos, Mr. Casciari.
 The Digital Worker
10/10/2015 a las 20:18
"reír"... no "reir" :))
09/10/2015 a las 09:04
Muy buen texto, ... y cuanta razón hay en estas palabras!
 Animalado
08/10/2015 a las 21:44
Descubrí el blog hoy. Lo primero que leí fue este artículo y me pareció genial. No hay mejor cosa que defender la tierra de uno. La utopía de que todos seamos uno, de que las fronteras no existen, es la mejor utopía y nos llevaríamos mejor si estuviéramos más unidos. Pero la mente, el ego, el poder, entran en juego y cagan todo. Seamos libres y solidarios. Salú desde Montevideo
08/10/2015 a las 19:36
 Colo
08/10/2015 a las 18:15
Soy uruguayo de madre correntina y abuelos gallegos e italianos: obviamente me siento 100% uruguayo aunque no sepa tocar candombe, no suelo tomar mate, no sé hacer un asado, no voy al "carnaval más largo del mundo" (y, últimamente es un dato relevante, mientras fumé nunca aprendí a armar un porro...) En fin, tengo a "la Argentina" y a "las Españas" como mis segundas patrias y, algo más atrás, a Italia. El embrollo catalán es muy complejo (lo olvidé: viví en Roses en el 89/90) y quisiera estar seguro de que la aspiración soberanista es independiente de que España sea gobernada por uno de los peores del peor partido. Soy medio anarco o liberal en extremo y está bien que cualquier grupo desee autodeterminarse, es más: pienso que los pequeños países son los mejor gobernados del mundo, la distancia entre la clase política y el hombre de la calle nunca puede ser muy grande. El otro problema, distinto al de Rajoy, es Mas: un oportunista de la peor calaña. Espero equivocarme pero esto, así como viene, o no terminará o no lo hará bien. Abrazo, Hernán. Pd: tengo muchos recuerdos de mi estadía en Roses, uno medio tonto pero inolvidable lo viví al bajar del autobús que me traía de Figueres (en donde me dejó el tren que me trasladó desde La Coruña o Vigo) en Si us plau, un bar en la costanera. Había un cartel que ponía (mantengo algunos modismos) "platja", el catalá es adorable...
 Elpe Lado
08/10/2015 a las 15:38
Gordo, por momentos leí párrafos choreados de "España, decí alpiste". ¿Se está quedando sin uñas el guitarrero? PD: cómo saltan los gaitas abajo!
 UNA MÁS
08/10/2015 a las 06:18
Me reí mucho con lo tuyo, Anita. Muy gráfico. Molt be! ¡Y te faltó comer los calÇots!

Ejemplifico el entrecruce del "de aquí y de allá" así: Una de mis hijas, "Dana, la indecisa" y Guille, el cordobés de Punilla, Casciari, te escucharon leer, la semana pasada en Barcelona.

Mi otra hija y su familia, te escucharán el viernes en la Universidad de Córdoba.

Y, pensándolo bien,gordo, sos un sentimental total. El 25 de mayo nos hiciste llorar describiendo los actos escolares en Argentina. Las querencias, negrito, las querencias...
 Anita Lüscher
08/10/2015 a las 01:37
Me siento muy identificada. Me pasó lo mismo aunque mas rápido. Hace 1 año que vivo en Barcelona i parlo gairebe be el català, pero tomo mate todos los días. Ensayé con los castellers, busqué bollets en el bosque, comí coca de san joan, sopa de galets en navidad (pimera vez en mi vida que tomo sopa en navidad) y festeje la diada. Pero les enseñé a los catalanes a cebar mate, a hacer empanadas, asado y chimichurri, ahora comen crema catalana con dulce de leche.. y ahora tambien dicen "ché boludo"...
  El Khuleaw
07/10/2015 a las 22:09
تبعید یک چیز فوق العاده فقط برای شاعران است.
07/10/2015 a las 23:49
تبعید یک چیز فوق العاده برای یکی که در آن دوباره است
 Jhordan PLG
08/10/2015 a las 18:59
Si señor!
 UNA MÁS
07/10/2015 a las 22:08
ES CIERTO QUE, ESTANDO ALLÁ, ENTENDÍ QUE LA LENGUA ESPAÑOLA NO EXISTE Y ES UN INVENTO PARA LA UNIFICACIÓN POLÍTICA, DE LA PENÍNSULA (SE LES QUEDÓ AFUERA PORTUGAL CON SU PORTUGUÉS).

SÍ, ESTÁN VIVITOS Y COLEANDO EL GALLEGO, EL CATALÁN , EL VASCO Y EL CASTELLANO. ¿ME OLVIDO ALGUNO? Y PARA ELLOS SON SELLOS DE IDENTIDAD MUY PROFUNDOS. PERO DE AHÍ A LA INDEPENDENCIA... ¿QUIÉNES SE BENEFICIARÁN REALMENTE?

PERO IGUAL ME EMOCIONÉ. SE ME MEZCLA LA NOSTALGIA DE TENER HIJOS Y NIETA ALLÁ CON LA NOSTALGIA DE HABER COMPARTIDO MI JUVENTUD Y, MADUREZ CON LAS CANCIONES DE SERRAT ACÁ;

PASÉ MI NIÑEZ EN UN BARRIO BONAERENSE JUNTO A LOS INMIGRANTES DE MI BARRIO: (¿CATALANES, GALLEGOS, VASCOS? NO IMPORTABA) TODOS ESPAÑOLES QUE ME ENSEÑARON A ESPERAR, EN VOZ BAJA Y PACIENTEMENTE LA MUERTE DE LA DICTADURA DE FRANCO.

VIENEN, VAMOS, DEJAMOS HUELLAS EN UNO Y OTRO CONTINENTE.

PASAN LAS GENERACIONES Y CAMBIAMOS DE QUERENCIA, NADA MÁS. O LAS ACUMULAMOS... VAYA UNA A SABER...
 Burt Munro
07/10/2015 a las 21:24
A mi me pasa

Nací en una provincia que no es la mía. Mis viejos entrerrianos siempre anhelaron el pago, volviendo de vivista en cada oportunidad, era su Paraíso. Yo me crié en ese anehlo. Allá tuvieron siempre sus relaciones sociales, familia, y bailes. Acá solo trabajo y a la casa, nunca se relacionaron con nadie del pueblo más que un mate entre vecinos en la vereda, o una pasada por el local de algún almacenero que sacaba charla, o de un mecánico macanudo.

Nunca me hablaron mal de la provincia en que nací, nunca putearon por donde les tocó vivir.

Sin embargo, se y me interesa más de historia de Entre Ríos que de "mi provincia", Conozco más ciudades, con sus calles, museos, bibliotecas y boliches de Entre Ríos que de "mi provincia". Quiero más a esa tierra que a la que nací.
Nunca me gustó ésta, siempre me sentí de afuera, siempre me estoy queriendo ir.
 Burt Munro
07/10/2015 a las 21:25
No se que hace ese "a mi me pasa" ahí arriba, nadie lo invito
07/10/2015 a las 21:16
Por centrar un poco el tema, unos datos:

- El catalán es lengua oficial en Catalunya, junto con el castellano y el aranés (variante del occitano).

- El catalán es la lengua vehicular de los centros educativos de Catalunya. Es decir, es el idioma en el que se imparten todas las materias y asignaturas, excepto la enseñanza de otras lenguas.

- En Catalunya es obligatorio que los rótulos o carteles de los comercios estén redactados, al menos, en catalán.

- Según un estudio del Instituto de Estadística de Catalunya en 2008, el idioma catalán es el segundo más usado habitualmente en Catalunya tras el idioma castellano, que supera al catalán no solo como lengua habitual, sino también como lengua materna y de identificación.
 torreneules 26
07/10/2015 a las 20:58
Felicidades Hernan. Después de "Messi és un perro" otro catalán más babeando con "Una canción de cuna". Me parece que está de más cuestionar los sentimientos y afectos ajenos. Como si se pudieran impugnar!! Muchos de los que se definen antinacionalistas son tan nacionalistas como los que dicen criticar, sólo que el color de su bandera és otro. Para aquellos que pretenden objetivar el debate: La Independencia de Catalunya és conveniente o no? es legítima o no? tan solo un par de apuntes: Los catalanes somos igual de idiotas que el resto de pueblos del mundo, ni mas ni menos. Si nos dejamos engañar, nos dejaremos engañar lo mismo que los franceses, los nepalís o los polinesios. Es decir, somos suficientemente adultos para decidir sobre nosotros mismos, aunque eso signifique equivocar-se. Mejor equivocarnos que se equivoquen por nosotros. Y en segundo lugar, para aquellos que hablan de cifras y porcentajes. Aquellos que defienden que es una barbaridad pretender la independencia con un 51 % de apoyos, porque creen que es una cifra suficiente para seguir formando parte de España? Piensen ustedes en un divorcio: la mujer que deja al marido (o viceversa) le va a pedir permiso para cesar la convivencia? verdad que no? Existe un artefacto político, imperfecto si se quiere, que se llama democracia. Tan facil és aplicarla y que la gente decida sobre su propio futuro. Votar y decidir. Manual básico de humanidad. Libertad para decidir.
  Caio
07/10/2015 a las 19:32
Gordo, cada vez que te leo, sólo me sale una frase: Qué gordo puto!. Yo hace 10 años que vivo en un país que no es el mío, aunque 3 de ellos los he vivido en Barcelona, los otros 7 en Madrid. Yo todavía estoy en la parte de la risa sobre la "situación catalana", pero también tengo una hija que quiero que ame el dulce de leche, las empanadas y los alfajores de maizena. No le voy a pedir que escuche Charly, pero por lo menos que lo reconozca cuando lo escuche su papá. Tal vez algún día también tenga que aceptar que mi patria no es la suya, pero no pienso entregarme facilmente.
 Joaquim Sangrà
09/10/2015 a las 21:59
No entiendo de ninguna manera la fase de "las risas", sinceramente. Especialmente viniendo de personas de Argentina. ¿La gente de un país que se independizó en 1812, no pueden imaginarse que otro país quiera independizarse 200 años después? A mi eso si que no me cabe en la cabeza. Quizás la idea que tienen es que España es una nación superunida, existente desde el paleolítico superior y que Catalunya no ha existido nunca, que la lengua es un invento, que todo lo de la independencia es un montaje, etc... es decir, lo que dicen desde Madrid. Nadie se rió de Belgrano, de Matheu, de Alberti, nadie se rió de Rivadavia o de San Martín. ¿Por qué hay que reírse del proceso catalán? La historiografia oficial hace derivar el nombre de Argentina del latín.... qué raro ¿no? porque nadie allí habló nunca en latín. Pero es curioso que plata, en catalán, sea "argent" ¿casualidad? No mucha cuando la capital del país lleva el nombre de la Mare de Déu del Bonaire (Nuestra señora del Buen aire), traducido rápidamente por la administración colonial castellana, patrona de los marineros catalanes y sardos. ¿Más casualidades?
El Fede
13/10/2015 a las 02:09
Con el debido Respeto Joaquim, no lo tomes a mal, porque no es algo contra España. No se esta riendo del proceso Catalán. Es complicado de explicar, pero no se esta mofando de ningún proceso ni de ningún prócer.

Simplemente, desde el punto de vista de alguien NO CONOCEDOR, como es el argentino sobre la cultura española en general y catalana en particular, y teniendo un gran territorio ( desaprovechado en su mayoría, o mal administrado ) la noción de independencia de un lugar chiquito. ( desde la opinión de alguien que no sabe, repito ) es una noción absurda.

Pero es una noción equivocada nuestra, como lo manifiesta al menos tres veces hernan en este escrito. En fin, nadie se ríe, al menos en este post, de un español, simplemente es la forma de manifestar su alegría por haber entendido el sentir catalán, aunque lo haya hecho a través de su hija.

Para ahondar en el asunto, tendría que profundizar en el ser argentino, que es una persona promedio que usa la ironía, y el insulto, como método de cariño, y no es facil, pero haciendo una similitud rápida, si has tenido hermanos, te has peleado con el, lo has insultado y seguramente es alguien a quien mas quieres en el mundo. Algo similar ocurre entre los argentinos entre si, y entre quienes ellos manifiestan su afecto. Por favor no te sientas ofendido ni maltratado.

Un saludo.



PD: Argent viene de argentum quizás? Plata en latín?
  S0L!
07/10/2015 a las 19:26
Me encantó!
 DANIEL DEL PRADO
07/10/2015 a las 18:44
Genial. Excelente, como siempre.
Casciari escribió esto ya sabiendo que el autor de Pare es contrario a la independencia de Cataluña (*). Pero no dijo nada porque él es un escritor argentino, no uruguayo, jejé.
(*) http://www.elperiodico.com/es/noticias/politica/serrat-cree-independencia-inconveniente-para-catalunya-4561315
 Pablo Dream
07/10/2015 a las 17:42
Gran texto. Pero creo que hay un error grave en el enfoque del tema independentista. Yo soy madrileño y no soy anti-catalàn. Me parece muy bien que quieran independizarse siempre y cuando la inmensa mayoría del pueblo catalán lo decida. Pero lo que pasa ahora mismo es que Cataluña está dividida. Si Cataluña se independizara, ¿para quienes gobernarían? No puedes empezar un Estado independiente con la mitad del pueblo encontra. Eso es una bomba de relojería en tu propio estado.
Yo viajo frecuentemente a Barcelona y desde hace años se va inculcando la idea de que el Estado Español les roba, algo que es rotundamente falso, dicho por innumerables empresas incluso extranjeras, así como la idea de que todo lo que tenga que ver con España es malo, así desde las escuelas. Para que poco a poco tengan un adoctrinamiento pro independentista.
Una campaña creada por el Gobierno Catalán y financiado con fondos públicos para la exaltación del independentismo.
Todo ésto para tapar los continuos casos de corrupción de altos políticos catalanes.
En resumen. Independencia Si o No....
¿Pero a que precio?
Saludos a tod@s
 torreneules 26
07/10/2015 a las 22:47
En España no hay casos de corrupción NO (gurtel, ERES's), y los altos politicos españoles (Rajoy, Sanches) no los tapan NO..Y con los fondos públicos españoles no se financian jamás eventos patrios NO...y en España no se adoctrina nunca contra los catalanes NO...por favor...me parece mas interesante tu última reflexión sobre a que precio...en cualquier caso, si no se contabiliza el % de personas que quieren mantenerse dentro de España, porque si lo hacen el aproximadamente mismo porcentaje que se quieren ir? Que argumentos razonados hay para mantener que se mería mejor mantener el actual status quo que modificarlo? En cualquier caso, es razonable que lo podamos decidir los catalanes no? incluso si nos equivocamos....
 Pablo Dream
08/10/2015 a las 10:34
Estimado Torreneules:
En España casos de corrupción? Financiación ilegal? Políticos corruptos? En muchos ayuntamientos y Diputaciones existe. Si yo no discuto, porque me parece una obviedad, que vivimos en un país de chorizos y mangantes y aquí nadie hace nada por solucionarlo. Pero el tema es Catalunya. Tu nación, no la mía. Sólo digo que formar un Estado independiente con sólo un 51% me parece una temeridad. La democracia está muchas veces para lo que nos interesa. Porque respetar las leyes es democrático, pero la Generalitat (como muchas otras provincias) se la salta cuando le interesa. Yo sólo te digo, que si tuvierais un 70% de apoyo de la ciudadanía, pues adelante, pero con una Catalunya dividida, es enfrentaros vosotros mismos. ¿O es que los que se consideran españoles no tienen el mismo derecho que vosotros a opinar y a decidir? ¿El precio es la mitad de la población en contra de la independencia? Pues empezáis bien...
Un saludo. Adeu.
 Guillermo Sanchez Domenech
07/10/2015 a las 16:43
Me trajiste a mi abuelo "Yusé" Domenech con el que aprendía leer a los 3 años (hay pruebas) y me caminé la vida charlando de la vida justamente hasta que en el '63, cuando yo tenía 5 años, se fue y mirá vos, un tipo que admiro y disfruto leyendo, me viene a ayudar a llenar el hueco. Lo que son las cosas. Don "Yusé" era fana el Espanyol y yo, como buen "medio-catalán" voy por el Barsa. Un abrazo, hermano y gracias por todo
 Daniel Brando
07/10/2015 a las 16:39
Pah! Perdonen, pero para mí se mezclan las cosas de la manera más peligrosa posible: el tema central de la nota es la legítima cercanía de una niña a tesis que son 100% políticas, ideológicas y tan racionales que tratan sobre lo que debería ser una de las cosas más racionales del mundo: la conformación de un nuevo Estado. Y tanto el autor de la nota como casi todos los cometarios giran y chapotean pura y exclusivamente en los sentimientos. A mí no me gusta mucho, la verdad. Los sentimientos los prefiero relacionados con otras cosas, incluso con una lengua, con costumbres, con folclore…
 Federico Daneri
07/10/2015 a las 16:28
q lindo texto, cuanta emoción me has regalado. Gracias. Soy sanjuanino viviendo en Bs As, voy a cumplir 10 años y mi hija, porrrrteñita de 5 años, empieza a definirse por la sh y no por la ll, por el perrrro, y no por el pessho. Y yo con el celu nuevo veo el clima a la mañana, y corro la pantalla para ver como esta en SJ. No se como deben ser los miles de km y un océano de distancia, pero este me ha llegado (no "me llegó" a secas), más que otros de tus post. Y eso es mucho decir. Gracias Hernán, capo.
 Daniel Brando
07/10/2015 a las 16:20
Quiero aclarar que vivo en Madrid y que mi mujer y mis dos hijos nacieron en Donostia-San Sebastián. Mi mujer habla perfectamente euskera (idioma que ama), le gusta la txalaparta, los deportes rurales... y es antinacionalista. O sea, mi ejemplo perfecto.
 Adolfo Moreno
07/10/2015 a las 16:19
Acá, en Santa Cruz, Bolivia, nos enseñaban a decir tu y vosotros, como a vos, pero nos empeñábamos en decir voj y ujtedes. Poco a poco, sin embargo, la patria se nos está llenando de unos "tus" que los de antes no queremos aceptar.

Santa Cruz es una patria que muchos quieren adoptar y que, al hacerlo, le están quitando mucho de su esencia original. De todas maneras, Santa Cruz debe ser la tierra más fácil del mundo para que uno la quiera convertir en su patria definitiva y final, un rincón del mundo como para quedarse para siempre a recordar las patrias anteriores: calor, paisajes, bosques y pampas, mujeres, manjar blanco, cuñapé, pan de arroz, achachairú, picoleces de Pato Roca, el mejor churrasco del mundo, y un listado tan largo de cosas únicas que si lo sigo desarrollando pensarán que soy un uruguayo de Buenos Aires.
 Daniel Brando
07/10/2015 a las 16:09
Yo sigo sin entender qué tiene que ver el amor a tu lengua, tus costumbres, tu folclore y todo lo que te rodea... con el nacionalismo. Lo que pasa en Catalunya es, desde todos lo puntos de vista posibles, un problema artificialmente creado por los nacionalistas.
Desde mi humilde punto de vista, repito: se puede amar tu lengua y tus costumbres y no ser nacionalista. Yo me siento profundamente montevideano, tomo mate, me gusta el dulce de leche, adoro el tango, las milongas y las murgas... y me importa tres carajos tanto el color de la bandera como el lugar en el que se toman las decisiones (me daría igual si fuera bs as o brasilia) con tal de que la gente que vive en esa zona llamada Uruguay, y que me cae en general bastante bien, tenga un buen pasar económico (para mi, lo único importante).
No nos engañemos con los nacionalistas: son frívolos. Lo único que les importa son los símbolos.
 Juan Vergara García
07/10/2015 a las 15:32
e
07/10/2015 a las 15:22
Que gordo hijo de puta... me hiciste lagrimear...!!!... imagino que si no hubiera lagrimeado sería uruguayo...
  S0L!
07/10/2015 a las 19:27
jajaja muy buen comentario!!
 Jhordan PLG
07/10/2015 a las 15:18
Algo así me pasa a escala nacional.

Nací en Cajabamba, un pueblo de la cordillera norte de Perú, pero crecí y descubrí "casi todo" por primera vez en Trujillo (ciudad norteña, a orillas del Pacífico), mi esposa e hijo son de Lima, vivo con ellos hace poco más de 7 años. No hay momento que no recuerde a mis afectos y casa de Trujillo, pero me pasó algo curioso hace poco. En agosto volví a Cajabamba (con esposa e hijo incluídos) luego de 15 años y siento que me volví a enamorar. Cuando mi hijo se pone a cantar el himno de Trujillo, o canta alguna canción representativa de Cajabamba, se me infla el pecho. Por el momento, lo único que me identifica con Lima es mi familia, sus librerías y mi club, Alianza Lima.

Saliendo de mi tema, y tocando algo más superficial, si se independizan, ¿Quién le hará la pelea al Barcelona, el Espanyol?.

Saludos a toda la banda.
 Joaquim Sangrà
07/10/2015 a las 15:06
Qué bueno que el blog se llame "Orsai", no? Una palabra también catalana que casi perdemos, recuperada de la lengua de nuestros padres y abuelos por el gran maestro Joaquim Maria Puyal en sus retransmisiones deportivas. Ya lo sé, és un anglicismo flagrante, pero mientras en español de España se obsesionaban por traducirlo todo, en catalán se tomaban palabras prestadas, sin problema. En catalán se decía orsai, hems (por hands, manos) y "fora de kick" por fuera de portería y "refri" al árbitro!. La palabra se perdió en oscuras décadas de radio monolingüe y televisión monocanal. Hoy la volvemos a tener. Cada palabra que muere en cualquier lengua del mundo es un trozo de universo que se apaga para siempre. Por eso el amor a la lengua, por eso la compartimos. Alguien ha comentado que "Patria" suena a desfile militar, banderas y himnos. Yo le invito a que lea el poema "L'emigrant" de Jacint Verdaguer y la percepción del concepto patria en catalán, cambia del todo. Quizás porque hace tiempo que no tenemos ejércitos victoriosos (que los tuvimos!) o quizás porque de tanto perder hemos decidido cambiar el camino, pero el concepto de patria y de nación se convierten en un estado de ánimo, en un lugar común colectivo, donde no se entra por sangre ni por apellido, sinó por pura voluntad, por sentimiento. Y no tiene nada que ver con ideologías ni con posicionamientos políticos. Como Hernán. Ja ets un dels nostres, per sempre. Malgrat no siguis uruguaià. Va por los Sangrà de San MIguel de Tucumán!
 Viejo
07/10/2015 a las 14:22
Hace tiempo que leo los posts, recientes y viejos. Los textos son fabulosos; van de temas triviales a temas profundos, tocan nervios sensibles y arrancan risas llanas, despiertan frecuentemente variadas sensaciones.

Siempre me incomodó esa agresividad hacia la tierra que te ha dado un lugar donde asentarte los últimos 15 años. Esa agresividad, a veces explícita y otras veces, aún más dolorosa, implícita en los textos.

Me alegra hoy leer este texto.
 gaston Carro
07/10/2015 a las 13:30
Hola Hernán es la primera vez que escribo a pesar de haber leído algunas cosas tuyas que me encantaron.
Soy nacido en Banfield pero vivo en Córdoba hace mucho tiempo y para los que leíamos a Daniel Salzano,que nos dejo hace poco,es un placer encontrar en tus textos algunas saludables similitudes.
Nos vemos.
07/10/2015 a las 09:58
Feliz.
07/10/2015 a las 05:37
Hernán, gracias otra vez. Es muy precioso tu texto. Y creo que es así de encantador porque está cruzado por dos saudades: por un lado, esta patria de aquí, la errónea, a la que llamamos Argentina. Y, la otra patria, que es tu hija, quien crece sin remedio y que "por un azar que no buscas comprender" nació justo ahí en la Clínica del Pilar.

Te propongo otro texto bello que leí estos días, también atravesado por la nostalgia y que se llama Amarcord Catalunya:
http://www.clarin.com/mundo/Amarcord-Catalunya_0_1442255866.html
 lili
07/10/2015 a las 05:12
Hermoso !!
 Marilyn
07/10/2015 a las 04:20
lagrima en el ojo
07/10/2015 a las 04:02
Yo perdí la cuenta de los años que vivo en Catalunya, como vos Hernán, caí acá `pr casualidad, me invitó un amigo andaluz y la unica mina que no me dió bola en el laburo, acabó siendo la madre de mis dos hijos, catalanes los tres, ella, Martina y Ezequiel.
Yo tambien me reìa de sus afanes de personalidad reprimida, y metía el dedo en la llaga en cada comida de los domimgos con sus "pares", hoy "abis" de mis hijos.
Quieren independencia,? agarren los fusiles, salgan a la calle y empiecen a los tiros, de otra manera nunca lo van a lograr. Esa era mi frase, y allí ardía Troya.
Hoy vivo en Londres, amo mi familia y disfruto cuando mi mujer y mi hija hablan catalán y Ezequiel le grita a su abuela desde Skype ·esapñol, español español, soy español" con la camiseta de Argentina mientras se caga de risa, Elolos tambien dicen yave, yuvia y todas esa cosa, pero tienen muy claro que son catalanes y aman Catalunya como yo sigo amando mi Argentina.
07/10/2015 a las 01:57
¡Qué manera de sacarme la lágrimita al final de tus textos!

Patria....mmmmm Me recuerda un poema de José Emilio Pacheco

Alta Traición

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto
es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
-y tres o cuatro ríos.
 anamar
07/10/2015 a las 00:54
Excelente forma de comunicar, muy buenos tus cuentos...
Gracias,
 Burt Munro
06/10/2015 a las 23:20
Lloré
 Burt Munro
06/10/2015 a las 23:20
Exploté
 Burt Munro
06/10/2015 a las 23:20
Morí
 Burt Munro
06/10/2015 a las 23:20
etc...
07/10/2015 a las 16:46
así fue mi primera vez!
 Burt Munro
07/10/2015 a las 21:14
Queroso!

Podrido de estos comentarios. Qué habrá sido de la vida del Sr. Fernández? Ese que nos desasnaba e intruía en cada comentario...
 Desdelnorte
06/10/2015 a las 23:19
¿Patria? Será porque me suena a desfile militar, bandera e himno, a enemigo fronterizo y diferente, a defender territorio que nadie en mi país usa ni disfruta, a futboleria barata donde lo importante es ganar y nada mas que ganar, casi siempre paladeando el futuro disfrute del gaste al que someteré al perdedor...Por todo eso que me resuena feo en "Patria", encuentro más lindo pensar en "mi lugar", en mis afectos, en el olor al ¨pago¨ y en la música con que hablan mis amigos; Prefiero no usar esa palabra maldita y seguir pensando, como vos creo, que terminas diciendo sin decir, que patria es tu hija, su lugar, su pago y sus afectos más que cualquier territorio caprichosamente delimitado por guerras y ocupaciones violentas y muchísimo menos, simbolizado por una camiseta y un equipo de futbol.
07/10/2015 a las 01:47
Como sigue doliendo que te ganen un mundial cuando vas agrandado y sobrando al anfitrión :)

Salud
07/10/2015 a las 02:21
Jooooo!
 El Gusta
07/10/2015 a las 04:07
Touchè, de parte de todos los argentinos, estimado charrúa.
   edu
06/10/2015 a las 23:15
yo lo del piyama digo que viene del gallego. lo de la cucha del perro vendrá del euskera? precioso texto, hernán. lindo camino hiciste en estos años que te leo.
 Belen Schiavi
06/10/2015 a las 23:11
Capaz que sea medio largo lo que viene pero vale la pena dado el contexto. Leí este texto el sábado a la noche cuando lo twitteaste con el link de el Mundo, quise contestar ahí pero era un viaje registrarse, entonces decidí esperar que lo postearas acá y escribirte.

Termine de leerlo emocionada porque hablas de tu hija, y como soy madre la identificación es automática... me paso otras veces, también cuando hablas de Roberto me pasa... soy hija, también.

Al hecho: la Escuela de Ciencias de la Información (de la que soy egresada, docente y otras yerbas), que dicta la carrera de Comunicación Social en la Universidad Nacional de Córdoba está a punto de lograr ser Facultad. La escuela se fundó hace 42 años con la promesa que al egresar los primeros estudiantes sería facultad. Después de eso vino el 76, se cerró, se volvió a abrir en el edificio donde funcionaba la guardia de Ciudad Universitaria, dentro de la Facultad de Derecho y con la ausencia de muchos estudiantes, aun desaparecidos... Miles de kilos de papel se escribieron con las razones de por qué debemos ser Facultad y aparentemente es ahora que nos escuchan y es ahora que hay posibilidades reales de serlo.

La diferencia entre ser facultad o escuela es de obtener la ciudadanía política que nos permita tener voz y voto en las decisiones de la una Universidad caracterizada, desde la Reforma del 18, por ser conducida por todos sus claustros, desde el primer ordenanza hasta el último egresado, desde el estudiante mas colgado hasta el docente más comprometido.

Estuve un tiempo viviendo cerca de Barcelona, en Sant Boi, hace ya varios años y es tal cual lo que contás sobre su identidad (con sardana y la torre humana incluida). No entredí en aquel momento su empresa separatista y me burle. Pero cuando leí tu cuento inmersa yo en un proceso similar, militando la ansiada Facultad de Comunicación... me cayeron todas las fichas catalanas juntas y quería compartirlo con vos porque en dos días vas a estar en el Pabellón Argentina de la Universidad Nacional de Córdoba leyendo tus cuentos en el mismo escenario donde hijos de obreros y de grandes acaudalados reciben sus títulos por igual y eso nos llena de orgullo a muchos cordobeses. Y cuando sientas cierta familiaridad será porque acá también estamos esperando que legitimen nuestra Patria.

Perdón por la extensión. Gracias por la reflexión.
07/10/2015 a las 02:22
Eso nos llena de orgullo. No solo a los cordobeses.
 Migué
06/10/2015 a las 22:59
Nací en Hellín. Me vine a Alicante y, aquí estoy. Me has emocionado, como casi siempre. Gracias
06/10/2015 a las 22:52
Me encanta tu cintura.
Atravesás zonas espinosas con la delicadeza de la Plisetskaya.
07/10/2015 a las 02:23
Y eso que tengo menos cintura que un pollo.
 Luceri Llo
06/10/2015 a las 22:46
Precioso lo que has escrito. Lástima la parte en la que dices estar orgulloso de que tú hija vaya a manifestaciones políticas. Deberías estar preocupado, significa que está manipulada desde la enseñanza catalana. Una niña de 12 años no sabe qué significan las manifestaciones a las que va ni entiende las consecuencias de esas manifestaciones.
Y te lo comento porque yo también he sido víctima del sistema escolar catalán.
Española (y catalana) viviendo en Argentina.


Saludos.
 Meli Medina
06/10/2015 a las 22:39
GRACIAS!
 imor
06/10/2015 a las 22:38
Qué lindo escribís! Ya mismo les mando el link a amigos uruguayos que me preguntan qué corno pasa con los catalanes. Emigré hace dieciséis años a Mallorca y aprendí a amar esta tierra y esta lengua como vos, a partir del puro desconocimiento y a través de mi hija. También me sorprendieron esas cosas que decís de las palabras, ahora recuerdo el flash de descubrir las ensaimadas, mi abuela cantaba el tango ese que dice "con un café con leche y una ensaimada" y nunca me había parado a pensar de dónde vendría. Supongo que será un recurso literario, pero tenés un pedo impresionante con los uruguayos, nos gustaría pero no somos mejores que los porteños: se llama falsa modestia y es arrogancia como de ustedes expresada de otra manera.
 Kenneth SV
06/10/2015 a las 22:30
Comentario desde la Cataluña profunda (donde apenas se usa el castellano) de alguien que viaja muy frecuentemente por España y Latinoamérica.

Muy interesante que tras quince años empieces a entender. En España mucha gente cree entender y no ha pisado nunca esta tierra. Son incapaces de entender que esto no va de dinero ni de lengua. Nos emanciparemos antes o después y estaría muy bien que se hiciera el esfuerzo de intentar comprender que queremos tomar nuestras propias decisiones y que eso no es contrario a seguir manteniendo las relaciones con el resto de España, pero de igual a igual.
06/10/2015 a las 22:28
Un catalán que cambia de opinión es un vasco? desasneme Casciari
 El Gusta
07/10/2015 a las 04:01
No, es un francés de Montauban.
 H. H
06/10/2015 a las 22:06
No es que te quiera meter púa pero la comentarista en el lugar 91 te acusó de autoplagiarte.
  Andrea
06/10/2015 a las 22:27
;-) si
 El Gusta
07/10/2015 a las 04:00
Como Mozart, que se autoplagiaba y a pesar de, o por eso, seguía siendo un genio (no te agrandes, gordo).
07/10/2015 a las 16:49
"The sacados" tambien se autoplagiaban y hoy son....son....esteeee...como Jazzy Mel....o Cae...
 El Gusta
10/10/2015 a las 13:37
The sacados ni siquiera se toman el trabajo de autoplagiarse. Se samplean nomás...
  Andrea
06/10/2015 a las 21:44
"Porque ser argentino, hija mía, es sentarse en un pupitre y aprender a decir yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos durante una década entera y después salir a la calle y no decir ni «tú» ni «vosotros» nunca más en la puta vida."

Lei eso en tu articulo del 25 de Mayo, me encanto. Y hoy lo vuelvo a leer en el articulo de hoy, mismas palabras, distinto articulo.
08/10/2015 a las 00:05
con qué cara dice usted eso?
  Andrea
04/11/2015 a las 00:28
con la misma con la que escribo :)
06/10/2015 a las 21:28
A mí lo que más me gustó es que Nina defiende algo en lo que cree que la emociona y sale a la calle por ello (me hace acordar a las manifestaciones en los noventa defendiendo la educación pública que aguantamos los maestros de la carpa blanca, los profesores y los estudiantes; quizá, porque eso es algo en lo que aún creo). Y con respecto al lugar, llevo casi 14 fuera de Buenos Aires, y siento que cuando uno vive en distintos lugares, en realidad su tierra es como una isla, que como la de Lost, se mueve. (Y, en mi caso, no se está nada mal en ella...)
 Jimena Salas
06/10/2015 a las 20:59
Me emocioné... como siempre con lo que escribís. Gracias.
06/10/2015 a las 20:54
Ya que hablamos de lenguas, me molesta un poco el galicismo "es por esto que" con el que arranca el cuarto párrafo. Yo lo diría directamente. Aunque si fuera uruguayo ni te corregiría, no diría nada, tocaría la guitarra y sería mucho más popular.
 Calabazza
06/10/2015 a las 20:33
Creo que despues de leer esto, estoy un poco mas a favor de los movimientos independentistas, sin ser parte de uno, claro. Me gustó tu definicion de argentino sin los errores. Cuando queremos hacer enojar a un uruguayo le decimos que son un provincia mas nuestra (se ponen como locos). Bueno, pensé en eso y que en las provincias (soy de Mendoza) tenemos un poco menos errores que en el centro del mundo, perdon, que en Buenos Aires. Ah, mas vale que vengas en diciembre, PUTO!
 Jorge Augusto Tuzi
06/10/2015 a las 20:16
Gordo, sos un maldito genio!!! y aguante Racing carajo!!!
 Guille.S
06/10/2015 a las 20:03
Ahora que tenemos Street View en Mercedes podes presentarles tu casa!
 MIR77
06/10/2015 a las 19:47
Salvando las distancias ,pero distancias al fin busqué un lugar donde sentirme como en mi pueblo chiquito y llegamos a Mercedes, que es un poco más grande.. Hacer chistes con los nombres raros de sus fiestas hasta que se nos hizo familiar y tener nosotros ahora que aguantar que otros bromeen sobre esto. Lo que más nos arraiga es nuestra hija , que nació en este suelo y hace que lo sintamos como propio, salimos en bici y le muestro lugares para que conozca su ciudad, ya que ella es 100% mercedina, le encanta la joda, de fiesta en fiesta y ni hablar cuando llegan los corsos y bueno..yo , yo me prendo con ella.
06/10/2015 a las 19:43
Léi y me kedado unas neuronas haciendo juegitos raros. Por otro lado me siento identificado con eso de
"(un argentino que cambia de opinión es un uruguayo)
Pensé que la cinta patinaba y que la voz de Serrat había empezado a sonar en reversa,
(Un argentino que cierra la boca cuando no entiende es un uruguayo).
"
 Lionel Martini
06/10/2015 a las 19:42
Excelente, pero realmente excelente.
 juan manuel grippaldi
06/10/2015 a las 19:39
qué groso sos, gordo! ya nos vamos a comer unos pollos y te lo podré decir personalmente en un abrazo.
06/10/2015 a las 19:34
¿Para cuando la bandera Catalana?
 María Celeste Vargas
06/10/2015 a las 19:25
Tendrías que ponerle algún guiño o algo cuando sean cuentos para llorar!! Hasta busqué la traducción de Pare... y mi cliente piensa que se me llenaron los ojos de lágrimas por sus problemas!
En fin, sigo en épocas!
 Clara
06/10/2015 a las 19:06
Dos cosas:
1 ¡Cómo exportamos talento! y
2 ¡Seamos libres y lo demás no importa nada! (¡Bien ahí a los catalanes!)
 DespiertateRayo
06/10/2015 a las 19:06
Que lindo leerte gordo. Y que bella esa hija!
 Roman Cladera
06/10/2015 a las 19:05
pri
06/10/2015 a las 19:03
Hola Hernán,

Me gustaría que explicaras qué significa "un argentino que cambia de opinión es un uruguayo". Me parece que es un bullying típico del que ve las cosas desde fuera y desconoce la historia. Si tu habitual discurso se considera libre y disruptivo, te desafío a un debate sobre este tema.

Saludos de un uruguayo que no cambia sus valores según donde se encuentre.

Saludos,

Gustavo.
 Oz
06/10/2015 a las 19:43
A mi la frase me sonó algo como que el gordo piensa que los argentinos son obstinados y nada les hace cambiar de idea. Como otro de los defectos que el se atribuye a si mismo (y, por extensión, a los argentinos).
06/10/2015 a las 20:01
Yo bullying le hago a los chilenos. A los uruguayos les hago reverencias.
 Luciano Kasakoff
06/10/2015 a las 21:06
Yo vivo en Chile y no paro de hacerles bullying a los chilenos. Llevo 7 años y mis hijos hablan "argentino" conmigo y "chileno"...Pero cada vez que los escucho decir "Yapo", lo último que siento es orgullo.
 Jorge Augusto Tuzi
06/10/2015 a las 20:03
Hernan querido, lo que creo que quizo decir lo explica al final de la nota. O sea, Un Uruguayo es un argentino sin defectos de sobervia. Un abrazo
 Calabazza
06/10/2015 a las 20:37
Lo entendiste mal chabon! Lo dice como una virtud. Los argentinos somos tan soberbios que no aceptamos cambiar de opinion, morimos en la nuestra por mas que nos demos cuenta que estabamos equivocados.

Saludos de un argentino que tiene la suerte de cambiar de opinoin seguido.
06/10/2015 a las 20:53
ah, entonces sos uruguayo.
 El Gusta
07/10/2015 a las 03:55
Para mí que nació en el Buquebus
 pepehillo
06/10/2015 a las 18:59
Porque vives en Barcelona, ciudad grande que solo es Cataluña hasta cierto punto. Si vivieras en la Cataluña profunda, creo que no escribirías con tanta rotundidad sobre la patria de tu hija...
 Pablo Gonzalez
06/10/2015 a las 18:59
Que bueno lo que escribiste... se me cae un lagrimón en la última frase...
Yo le escribo mails a mi hijo de 6 años, desde hace 6 años... de vez en cuando releo alguno e inevitablemente me emociono... tu última frase me llevó a ese momento.
Muy bueno lo tuyo Hernán.
Abrazo de gol.
06/10/2015 a las 18:59
Bonito texto, Hernán. Pero realmente no hay una relación tan directa entre los que tienen el catalán como lengua materna y los que quieren la independencia. También hay castellanoparlantes independentistas y viceversa. ¡O incluso bilingües! Los propios independentistas saben que el castellano seguirá siendo vital en Catalunya, aunque se convierta en un estado independiente.
06/10/2015 a las 18:52
Me gusta el relato porque se aborda el conflicto España/Cataluña desde otra perspectiva, desde lo micro: una familia, tres personas y su historia. Lo bueno de las pequeñas historias es que le ponemos "caras" a la situación y no se toma como algo abstracto y meramente político.

PD: Que mezcla tu niña: catalana y argentina. Mejor, imposible.
06/10/2015 a las 18:45
IPR70!
 Santafesino
06/10/2015 a las 18:25
Ahora parece que sí sale (el comentario, el anterior fue prueba). Gordo: leo los comentarios para buscar tus respuestas. ¿Me estaré encasciariando? Algo así como vivir encasciuriado.
06/10/2015 a las 18:52
¿Viste que sí sale?
 Santafesino
06/10/2015 a las 18:23
no sale
06/10/2015 a las 18:52
Tenele fe.
06/10/2015 a las 19:45
Después de dos intentos sale, no seremos pri pero seremos.
 espita
06/10/2015 a las 18:21
Llorando estoy frente a la compu y te voy a etiquetar a todos mis amigos córdobeses (soy catalana pero viví en Córdoba 4 años) para ver si con tus palabras entienden el sentimiento de vivir fuera de tu país y a la vez extrañarlo y querer el otro donde vivís y así...
 Oz
06/10/2015 a las 18:21
Gracias, Hernán. Gracias porque siempre es una experiencia fresca el leerte. Gracias también porque te estamos leyendo más seguidito ahora (es adicción para muchos de nosotros). Este texto me resultó particularmente hermoso.
06/10/2015 a las 18:17
Que bonito relato, los mexicanos poco sabemos de el detalle de otras culturas y los rincones que nos cuentas nos ilustran y nos hacen recordar los nuestros proios, cada pequeña región con su identidad, nombre y apellido.

Gracias Hernán por compartirnos un poco de tu vida.
  coli
06/10/2015 a las 18:14
Muy bueno, gracias.
06/10/2015 a las 18:00
Nunca salí de la Argentina. Pocas veces, de Buenos Aires. Me sobran largamente los dedos de una mano. Cada vez que alguien me ayuda a superar esta severa limitación, lo agradezco con el alma. La patria? Para saber dónde queda deberíamos primero saber qué viene a ser la patria. El corazón se encarga de lo demás. Gracias Hernán. En teatro llamamos Animal de Teatro a esa rara especie que no conoce otra forma de estar en el mundo, que no sea a través del teatro (Nada más, nada menos). Sos un animal literario, una sabia bestia que me lleva de la nariz a lugares donde no hubiera podido llegar sólo... diria Borges que tus historias (acaso sin saberlo) ayudan a salvar al mundo...
06/10/2015 a las 17:57
Para un arequipeño no hay mejor lugar en el mundo que su patria chica. Independistas desde siempre, la actitud de llamarse República Independiente de Arequipa no es gratuita, es alimentada por diferentes momentos históricos que reafirman la idea que este pedazo de tierra debe separarse del Perú, para alguna sonrisa fuereña y la risa a mandíbula batiente de los limeños. Esta sana costumbre de hacerse odiar se transmite de generación en generación pero no se descubre hasta muy entrada la juventud, en algunos caso es cuando viajas y terminas primero presentándote así: —Hola soy fulano de tal, soy de Arequipa —¿De dónde? De Arequipa queda en Perú y de allí empiezas con que no hay lugar en el mundo con tres volcanes delimitando la ciudad, que hay 9 temblores diarios pero ni ahí que los sientes, que la comida es la mejor del país y que ni hables de picor que no has probado el rocoto relleno. Las Iglesias son hechas con sillar, piedra volcánica que alimenta el espíritu revolucionario, porque aquí las revoluciones hacen temblar el país, que no hay Poeta Más Grande que Mariano Melgar, el Yaraví debe ser el soundtrack del atardecer y que el Manjar Blanco es más rico que esas imitaciones como el Dulce de Leche y el Arequipe y el idioma “Loncco” debe ser patrimonio mundial para enfermedad de los “ccalas”. Que no hay Catedral en el mundo donde haya un Diablo tallado en el púlpito, Órgano (musical) más hermoso, y la misma Catedral fue diseñada para el DF de México pero los planos se vinieron para acá y si mayor prueba de chauvinismo se quiere los dos cañones más profundos están aquí: el del Colca y el Cotahuasi y los cóndores se cagan en la cabeza de los turistas solo por demostrar lo arequipeños que son. Pero por ningún motivo, fuera del anecdótico, se podría pensar en separarse de manera concreta del Perú… pero el orgullo queda pues y es inevitable.

PD: Hernán escribes de puta mare en el sentido más chévere del caso.
 Jorge Augusto Tuzi
06/10/2015 a las 20:08
Vos también amigo, me encantó lo que escribiste.
06/10/2015 a las 21:28
Gracias Jorge por allí que le intento de tanto en tanto un abrazo!!!!
07/10/2015 a las 01:34
En Uruguay hay un caso parecido: a sus habitantes por el mundo cuando les preguntan de dónde son, dicen "de San Carlos". Los coterráneos nos cagamos de risa de ese orgullo bobo por un pueblito que vive de Maldonado y Punta del Este, pero no se te ocurra decírselo a un originario en la cara porque te ganás un enemigo eterno ... o una trompada.

Salud
07/10/2015 a las 16:29
jajaja si... ni se te ocurra... jajajaja saludos Santiago, tengo amigos uruguayos que son los más!!!!!
06/10/2015 a las 17:57
Hace tiempo que no me río tanto con uno de tus posts (lo de los paréntesis uruguayos es buenísimo, vo!)

Y la última oración.... Qué bien te debés haber sentido cuando se te ocurrió.

Saludos!
06/10/2015 a las 17:54
06/10/2015 a las 17:52
Yo tengo seis en Argentina. Hasta hoy, no he vuelto a mi El Salvador.
 Lubiagg
06/10/2015 a las 17:38
Últimamente que te leo, cada vez que paso por en frente de tu casa, esta de acá, la de Mercedes... me sonrío.
06/10/2015 a las 18:53
35 Nº 754
 Federico Riveiro
06/10/2015 a las 17:37
Qué lo parió, che! qué bueno empezar el día leyendo historias como estas...
 WILMER QUIROS JIMENEZ
06/10/2015 a las 17:36
-El meu pare...
sin palabras,
con todas las palabras.

Pura vida!
 Jose Pablo Criales
06/10/2015 a las 17:34
Es un placer enorme saber que el domingo (o el lunes), leemos Casciari fresquito...

un abrazo gordo querido!
 Interior
06/10/2015 a las 17:34
Si Nina dice "eyos" y "yuvia", en realidad es porteña, o rosarina ponele.
Esta bien, porteños y Rosarinos también son argentinos.. que ca....
06/10/2015 a las 17:36
¡Mercedina!
06/10/2015 a las 17:33
Soy español, pero me he mudado hace poco a Barcelona (y la cosa parece que va para largo) y me has tocado la patata porque, quién sabe, igual dentro de equis años soy yo el que acaba viviendo esto mismo.

Precioso texto, Hernán.
 El Gusta
07/10/2015 a las 03:48
¿Gamboi, eres separatista avant la letre?
"Soy español, pero me he mudado hace poco a Barcelona"
  Afflex
06/10/2015 a las 17:29
Gordo pelotudo, ¿no sabés que no puedo llorar en horas de trabajo?
06/10/2015 a las 17:37
Además de putito, asalariado. Qué vergüenza.
 Cachorro
06/10/2015 a las 20:15
Se le puede dar LIKE a una respuesta???
06/10/2015 a las 23:48
Sí, por supuesto
 Cachorro
06/10/2015 a las 20:15
Se le puede dar LIKE a una respuesta???
06/10/2015 a las 23:49
Guarda que si insiste le van a decir que no.
07/10/2015 a las 14:42
en la tercera se aparece Candyman...
07/10/2015 a las 14:42
en la tercera se aparece Candyman...
06/10/2015 a las 17:19
Comentario de prueba (No sé porque un comentario muy largo no subió)
06/10/2015 a las 17:22
Definitivamente me bandeó el sistema en fin.
06/10/2015 a las 17:37
#whitepeopleproblems
06/10/2015 a las 17:59
Lo peor que soy más negro que tucumano en fuga.
 patricia camejo
06/10/2015 a las 17:19
como siempre me hace emocionar hasta las lágrimas, yo tb estuve diez años fuera de mi Argentina.........
 RAFAEL SERNA
06/10/2015 a las 17:15
El primer partido oficial de Cataluña debe ser en el Camp Nou con Argentina, por supuesto.
 El Gusta
07/10/2015 a las 03:45
¿Y Messi a qué arco va a llevar la esponjita?
 Rodrigo Villar
06/10/2015 a las 17:08
Hermoso texto Hernán, muy conmovedor.
Que bueno volver a leerte seguido.
 olivid
06/10/2015 a las 17:07
Muy bueno Hernán, como siempre logrando la mezcla justa de emoción, comicidad, nostalgia, gracias.
06/10/2015 a las 17:05
Salir de Argentina un tiempo suficientemente grande como para poder extrañarla, te cambia completamente la vida. El reencuentro es hermoso y cada día es mejor que los de antes (para mí que soy joven, para vos no se).
 Burt Munro
06/10/2015 a las 23:22
che Casciari, te trató de viejo choto
 Cachorro
06/10/2015 a las 17:01
Cada que nombras a Nina en algunos de tus relatos logras emocionarme. Será porque pienso en mi hija de dos años e inmediatamente pienso en ella.
Son hermosas tus analogías para referirte a nosotros (los argentinos) y a los uruguayos. Será porque me gusta tanto su gente y sus lugares pero amo muchísimo a mi tierra, y no me imagino viviendo en otro lugar que no sea este.
Ahora solo queda decirte gracias.
Hasta otro momento.
06/10/2015 a las 16:56
Qué texto hermoso, "una canción de cuna que ella me canta al revés". Ah, Hernán, lograr esa ternura por escrito es increíble. Que al leerte fantasee con ser padre, también lo es.

Un abrazo desde Medellín.
 ORM MAG
06/10/2015 a las 16:50
Que lindo el comentario final....
Lo parió!!!
06/10/2015 a las 16:48
Esta vez pensamos diferente, o eso creo.
Mi madre nació en Galicia y a los 16 años, con su familia, emigró a Argentina, donde aún sigue viviendo.
Yo nací en Buenos Aires (en el Centro Gallego) y viví allí 34 años.
Hace 25 años que vivo en Madrid.
Mi hija se casó con un Uruguayo (igual que vos siempre opiné que son como nosotros pero sin los errores), vive hace tres años en Uruguay y en noviembre va a darme un segundo nieto uruguayo.
Mi hijo y su pareja (sudafricana descendiente de irlandeses) viven desde hace unos meses en Londres.
Mi hermana vive en San Miguel del Monte, mis amigos en Argentina, España, Inglaterra, Brasil, Estados Unidos, ...
Por eso esta vez pensamos distinto, yo creo que la verdadera patria son los afectos, quizás quien mejor lo expresó fue Facundo Cabral con su "no soy de aquí...".
Hay un sitio, analógico como vos decís, para el cuerpo.
Y hay un sitio, virtual, donde están tus afectos. Esa en mi opinión es la patria.
Mis amigos españoles adoran el folklore argentino, y a mis amigos argentinos le encanta jugar a los chinos (eso sí... con monedas).
Por eso los afanes por crear fronteras y divisiones me suenan absurdos, paletos para decirlo en modo español.
No pasa nada Hernán, también me encanta no estar de acuerdo esta vez.
Ya me estaba comenzando a mosquear cuando en un viaje largo en coche le puse por primera vez tus podcast a mi mujer y me dijo: "me parece estarte escuchando".
Un abrazo.
 Elias Gismondi
06/10/2015 a las 16:43
Simplemente genial!!! Me hace emocionar!!
06/10/2015 a las 16:38
Uauuuuuu. cada día me gusta más leerte, Hernan... Gracias!
06/10/2015 a las 16:25
Si lo lees en voz alta, lloras? Apuesto a que sí! Abrazo
 Vichenzo Fracono
06/10/2015 a las 16:24
Si la frase "un argentino que cambia de opinión es un uruguayo" es tuya, a partir de hoy oficialmente te admiro.
06/10/2015 a las 16:39
Me gusta jugar con esas frases (las he usado antes, en otros cuentos del blog). Son mías, claro, pero la original es de Cortázar y dice así: "Un argentino que nunca fue a París es una especie de uruguayo".
 carogoedel
06/10/2015 a las 16:24
Sos tierno! (me mudé a los 18 de mi pueblo a Bs As para estudiar y terminé armando mi vida lejos, 500 km que son todo... acá me tenés a los 40 todos los días pensando en Villegas... no necesito cambiar relojes, pero tengo en el celu el estado del tiempo de allá. Enseño a mis hijos a trepar árboles en las plazas, a riesgo que me reten los cuidadores o se caigan, porque yo me crié arriba de lo árboles, pero ellos sólo trepan cada tanto cuando les digo... Uno de mis hermanas vive en Bogotá... tb vigilo el pronóstico de allá por un widdget en el celu)
 nelakamacho
06/10/2015 a las 16:21
¿Cómo pasar de la versión satánica a la versión romántica en un párrafo? Casciari nos enseña cómo: "Cuando Nina me dice así (todavía no lo sabe, pero ya lo sabrá) yo me convierto en una canción de cuna que ella me canta al revés, y que me deja dormir tranquilo".
Bellísimo.
07/10/2015 a las 01:26
Un maestro de los remates, el tipo. No sé cómo se dirá en catalán el muy francés Chapeau, pero -otra vez- se lo tiene merecido.

Salud
 Cucudrilu
06/10/2015 a las 16:14
Excelente texto Hernán! Pero... Tal vez sea una cuestión de tiempo (nosotros llevamos solo 5 años acá), tal vez cuando nuestro hijo tenga la edad de Nina lo entendamos como vos lo entendiste, y tal vez nos sintamos identificados con la canción de Serrat; pero ahora mismo, la independencia (suena incluso como algo antiguo) nos parece un despropósito, una distracción, un riesgo innecesario con un fin que se puede obtener de muchas otras maneras.
"La patria es el barrio" y a los países solo los dividen internamente sus clases sociales. Si fuese a ganar la CUP, seríamos independentistas, pero no, ara no és l'hora (para qué independencia ahora?, para que se aprovechen los de siempre, pero en catalán?).

Visca el català, no més fronteres.
06/10/2015 a las 16:08
aixxxx..... me encanta que vivas en Barcelona... nadie puede ponerle mejores textos a mi corazón. gracias. te compartiré con orgullo Hernán
06/10/2015 a las 16:05
Pri
06/10/2015 a las 16:01
15 años, que fácil suena pero que dificil debe de ser vivir alejado del país de origen. La pregunta es, ¿si algun día te vas de Barcelona, tambien la pensaras a diario?
06/10/2015 a las 16:36
Es muy probable. Son muchos años.
06/10/2015 a las 23:07
Mi hija me dijo una noche despues de 8 o 9 años de vivir en Mallorca :
-Ma..si nosotros que extrañamos tanto Argentina un día nos volvemos, ¿no vamos a extrañar la playa, la navidad con frío, las lucesitas de los arboles del centro, el chocolate en la rambla?
-Si, -le dije.
- ¿Entoces siempre vamos a extrañar algo? ¿nunca más vamos a estar en paz?
Y yo le dije que ahora teníamos dos lugares amados, dos lugares a los que volver y que eso era bueno.
Pero la verdad es que ella tenía razón. Nunca más vamos a estar en paz.
08/10/2015 a las 21:20
"Nunca más vamos a estar en paz"...que bien lo dijo tu hija.
06/10/2015 a las 15:59
Me encanto!
 Mafaldita
06/10/2015 a las 15:58
felicitaciones.... desde el corazon
 Mario
06/10/2015 a las 15:57
muy bueno hernan, nos vemos el jueves en la docta culiau!
 NENE
06/10/2015 a las 15:57
Excelente como siempre. Desde Buenos Aires , y una vez que los de Racing , nos despedimos de otro campeonato.
Un abrazo.
06/10/2015 a las 15:56
Muy bueno como siempre. Me llegó hasta a mi que reniego del concepto de patria. Mi patria son mis queridos, y éstos están desparramados por medio globo.
Hernán: los uruguayos somos iguales a ustedes; pasa que somos pocos y entonces parece que somos mas buenos pero no, somos idénticos.
06/10/2015 a las 16:42
parà un cacho, sos el cabeza de EUB?

la mierda que el mundo es chico (?)
 Marco Parolo
06/10/2015 a las 15:55
:)
06/10/2015 a las 15:52
Mi abuela fue con 4 años a la Argentina desde San Sebastián, murió a los 94 hablando como una vasca, Yo llevo 12 viviendo en Barcelona y parece que llegué ayer. Dos hijos nacidos acá y me da placer que se sientan catalanes. Yo también tardé en entender pero que lindo se siente. Gracias Hernán!
 la franela no es gamuza
06/10/2015 a las 15:51
el borracho
06/10/2015 a las 15:50
Después de leer todo, y escuchar la canción me queda la sensación de haber visto una pélicula de mafiosos de esas antiguas, donde te termina dando lástima que al Capo de la banda lo metan preso o lo maten y abandone a su hija. La perdiste gordo, ce fini!!
06/10/2015 a las 15:50
Feliz porque los post de Orsai están cayendo como flores maduras en mi bandeja de entrada ... divina frecuencia. Perdón, me puse melocotosa :P
 Pedro Greco
06/10/2015 a las 15:49
En esta me ganaste. No puedo hacerte ninguna observación "tan obsesiva y perfecta" como la última vez. El texto excelente, como de costumbre.
06/10/2015 a las 15:48
Buenísimo Hernán. Me cambiaste la mañana.
06/10/2015 a las 15:46
Al fin un texto nuevo!!!
06/10/2015 a las 16:34
Los últimos tres son nuevos. Quejoso.
 Burt Munro
06/10/2015 a las 23:19
The flaquito marketinero is back. Oiga Toti!!
07/10/2015 a las 14:45
Que grande Juanjo!!!!!!!! recuperó la compu que le afanó al paralítico!!!
 ppb
06/10/2015 a las 15:42
Mucho troll está mañan...
06/10/2015 a las 16:34
¿A dónde?
  Maxi en Bermudas
06/10/2015 a las 15:41
Muy lindo Hernan
 Nicolás Cattaneo
06/10/2015 a las 15:40
Que bonito....
06/10/2015 a las 15:39
Creería que falta un "de" antes del "que de" en "que un día se iban a dar cuenta, tarde y sin remedio, (de) que de tanto cuidar la lengua se la habían mordido." Final del cuarto párrafo.
Aparte que así queda bien capicúa y catalán.
06/10/2015 a las 15:42
y falta otro "de" acá: "Y fue entonces que España entera, con Cataluña incluida, me empezó a dar risa y muchas ganas (de) hacerle burla."
06/10/2015 a las 16:34
Te acepto el segundo "de" (corregido!). El otro por ahí está bien, pero prefiero mantenerlo coloquial porque si no es un pastiche. Gracias!
 Chuletapelada
06/10/2015 a las 15:38
Excelente...
06/10/2015 a las 15:37
Buenísimo, Hernán, y emotivo como casi siempre. Sólo tengo una duda (y no es la que ya sabés), ¿qué dice como nombre completo de tu patria tu DNI?
06/10/2015 a las 16:31
Mercedes, provincia de Buenos Aires.
06/10/2015 a las 16:48
Claro, pero no veo el problema de que en el DNI de Nina se lea: "nacida en Barcelona, provincia de Barcelona. Nacionalidad: española". Mi hijo menor (6 años) también nació en la Clínica del Pilar, y supongo que estará orgulloso de ser catalán, español y argentino. Claro, la diferencia es que mi mujer también es argentina. Entiendo tu postura, la de ponerte en el lugar de tu mujer, su familia y sus raíces...
06/10/2015 a las 23:47
Mi mujer también es argentina, pero sus raíces se las tiñe. No lo comenten mucho porque se enoja. Shh
 Karen_de_Uruguay
06/10/2015 a las 15:37
top ten
 pies de plomo
06/10/2015 a las 15:36
pri
 Nacho_Arse
06/10/2015 a las 15:34
top ten
 PaolaNS
06/10/2015 a las 15:34
Top ten! Me encantó y me hizo llorar, como siempre :)
06/10/2015 a las 15:32
Pri!
06/10/2015 a las 15:30
Dame tu fuerza pegazo!!!
06/10/2015 a las 15:28
6o
06/10/2015 a las 15:28
Como sexto, séptimo u octavo.
 Guille.S
06/10/2015 a las 15:28
top five!!
 Lucho
06/10/2015 a las 15:26
Segundo!
 Lucho
06/10/2015 a las 15:26
Shit!
06/10/2015 a las 15:26
Segundo! Casi pri!
06/10/2015 a las 15:25
Pri
06/10/2015 a las 15:47
Venís muy firme con los pRi.
06/10/2015 a las 15:59
y con los pedidos también. Haceme un lugar el jueves 15, dale.