Composición, tema: mi hija

Debo decir la verdad: hago sacrificados malabares para no escribir todo el tiempo sobre Nina en este cuaderno. Principalmente por respeto a los lectores, que no se merecen que me convierta —así, de repente— en un comunicador baboso y sensiblero. Pero la verdad es que el único tema del que necesito hablar es del "tema hija". Lo demás me chupa un huevo.

Si fuera por mí, los artículos de este blog se llamarían “Hoy aprendió a enfocar”, o “Ya está cagando con consistencia” e incluso “Cuando me mira y se ríe me agarra una cosa acá”. ¡Pero no! Soy un profesional, y no debo sucumbir a la tentación amateur de reflejar estados de ánimo que a nadie le importan.

—Pero Casciari —dirá en este momento el lector, siempre tan atento a mis fallos—, mientras usted va diciendo que no quiere hablar de tal cosa, lo hace descaradamente, maldito esquenún.

Pues sí. Acabo de sacar las cuentas, y la última vez que escribí sobre Nina fue el 20 de abril, hace hoy treinta días, y me parece que escribir una vez por mes sobre ella no puede catalogarse, técnicamente, como una obsesión.

Así que habrán de perdonarme los que esperan de mí grandes cosas, pero hoy jueves les escribe el pelotudo que llevo dentro. Y les juro, con la mano sobre el Libro Gordo de Petete, que antes mi vida era la vida de un hombre mucho más recio…

Antes no miraba con cara de boludo las propagandas de pañales por la tele ni le prestaba atención a los hijos de mis amigos.

Antes no quería volver desesperadamente a mi casa.

Antes podía oír llorar a cualquier ser vivo sin empezar a caminar en redondo, desesperado e impotente como el Oso Yogui.

Antes, en los tiempos muertos del subte o el colectivo, yo podía automáticamente no pensar en nada ni en nadie.

Antes yo decía frases como “guguii gugú ajó guguuú” solamente cuando estaba drogado o pasado de fiebre.

Antes me parecía que mi sueldo estaba muy bien.

Antes las tetas de mi mujer eran más interesantes, pero mucho menos fundamentales.

Antes, Argentina no era un lugar donde yo debía llevar a nadie una vez cada seis meses para sentirme completo.

Antes no me había pasado nunca que la risa de otro, ante una broma mía, pudiera convertirme inmediatamente en mejor persona.

Antes la gente que abandonaba a sus hijos recién nacidos en un volquete me parecían seres desesperados, pero no reverendos hijos de puta.

Antes no me importaba ni el peso ni la altura de ningún ser humano en especial.

Antes, María Elena Walsh era un placer sólo mío

Antes yo no tenía miedo de morirme y dejarla sin mí.

Hernán Casciari
Jueves 20 de mayo, 2004

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

72 comentarios Composición, tema: mi hija

  1. Yuri Hernández #71    23 abril, 2016 a las 12:37 am

    Amé esto.. Soy mami también, y si… Como dice mi esposo (también lector enamorado de tu vida) tener hijos es “la miel”.

    Un abrazo fuerte.

  2. JPG #69    21 enero, 2014 a las 1:10 am

    Tengo un hijo de casi 5 años, y como en toda relación hay momentos que quieres estar sólo, bueno cuando lo consigo (voy al cine, al fútbol,salgo con amig@s,etc) no puedo estar tranquilo pq no dejo de pensar en Sebas. Regreso con el rabo entre las piernas, para pasarla con él. Siempre será así?

  3. Sicopata #68    16 junio, 2004 a las 4:26 pm

    Dijo Garcia Marquez que un hijo te tiene atrapado para siempre cuando te agarra del dedo por primera vez… no puedo seguir escribiendo… tengo que ir urgente a llamr a mi ahijada Oriana de seis años para decirle cuanto la extraño, hace quince días que no la veo, y cuanto, pero cuanto la amo… disculpenme…

  4. akira y chivo #67    11 junio, 2004 a las 10:41 pm

    quien carajo es penis enlargement ?
    otro tema
    muy conmovedora tu historia
    te felicito por tu hermosa hija
    ojala yo pueda llegar a ser igual que tu
    lo vmos muy tarde
    (un par de meses de atraso)
    pero “mejor tarde que nuca”
    nuestras mas sinceras felicitaciones, hernan
    sigue asi
    AKIRA Y CHIVO

    grandes amigos (para que se entienda( no crean que somos como lucas y alex. ja ja ja))

  5. sme #66    4 junio, 2004 a las 4:44 pm

    BIENVENIDO AL MUNDO PAPÁ!!!!! jajaja disfruta esa niña hermosa que tienen y registra todo, todo lo que más puedas. Te lo dice una mamá de 6 hijos , el tiempo pasa volando y en los momentos en que el nido queda vacío, esos recuerdos y registros te llenan el alma.
    Beshitosh;)

  6. montuna #65    29 mayo, 2004 a las 6:40 am

    ¿Serás capaz de inventar a Nina ? Si es así, eres un genio, nos conmoviste a todos y nos sacas cosas que se esconden sin razón alguna o que no siempre podemos expresar tan abiertamente.
    Y si Nina existe, si de verdad tienes una hija, disfrútala bastante, porque ni será lesbiana ni será violinista.¿Será fabuladora? Será genial.
    Gracias por hacernos compartir tan sabroso como en una fiesta de amigos.

  7. shered #64    27 mayo, 2004 a las 2:19 pm

    Y cuando menos quieras acordar los cd´s que más a mano estén serán los de Maria Elena Walsh y en el lugar de los dvd primer plano del viaje de Chichiro, Winnie the Pooh y sus amigos, Nemo, El Señor de los Anillos, etc, etc, etc… y lo que es peor hasta se convertirán en tus preferidas porque las verás con ELLA 🙂

    Besos para vos y para Cris. Y abrazotes a Nina que está preciosaaaa en esa foto.

  8. Raquel #62    26 mayo, 2004 a las 11:42 am

    Un tango pa vos, copiado de http://www.todotango.com

    Prisionero
    Tango
    1929
    Música (ir a la partitura): Anselmo Aieta
    Letra: Francisco García Jiménez

    Salgan, amigos, de su engaño,
    si piensan, como antaño,
    llevarme de farra.
    Sigan de largo por mi puerta,
    que ya no estoy alerta
    ni espero a la barra.
    Algo más lindo que la calle,
    que el trago y que los bailes
    de adentro me agarra.
    Dos manitas son,
    en el mismo umbral,
    las que pueden más que yo.

    Porque ahora tengo un pibe
    que es mi vida y mi ilusión,
    que apacigua con ternura
    tanta locura.
    A mi casa trajo el cielo,
    ángel de mi corazón,
    y me tiene prisionero,
    ¡tan a gusto, compañeros
    que me quedo en la prisión!

    Sigan, mis viejos camaradas,
    sembrando carcajadas
    camino adelante.
    Rían, conozco esa alegría
    que pone, al otro día,
    más triste que antes.
    Déjenme al borde de esta cuna
    cuidando mi fortuna
    con ojos amantes.
    Yo me quedo aquí,
    nada iré a buscar,
    más no puedo pedir.

    una abrazo.

  9. Marisa #58    24 mayo, 2004 a las 8:22 pm

    Sabes que Herman? coincido con vos respecto a Nina, pero estate atento el tiempo pasa volando!! mi hijo cumplio 13 años el viernes y todavia no se donde quedo el bebito precioso que fue (y conste que ahora es un casi-hombre precioso!!)
    Besos a todos,
    Marisa

  10. walquiria #57    24 mayo, 2004 a las 6:24 pm

    Hernan:
    Ante todo me adhiero a Corsicarsa: felicitaciones por racing, lamento que no lo vieras… en fin, los gustos van cambiando…
    Nina esta preciosa!!
    No puedo ser objetiva pero me encanta que estes tan reblandecido con ella.-
    Besos
    Walquiria

  11. Corsicarsa #56    24 mayo, 2004 a las 6:14 pm

    Estoy enojado con la televisión española… dijeron que iban a pasar TODO el casamiento. Televisaron la real ceremonia, el real paseo por las calles de Madrid, el real balcón con los príncipes saludando… me quede con ganas de ver la real follada de la noche de bodas.
    otra vez será.-

  12. hernan #55    24 mayo, 2004 a las 6:08 pm

    Aunque te parezca un chiste, mientras Racing le ganaba a Independiente, estaba viendo la repetición de la Boda Real. ¡Pobre mi viejo, qué vergüenza!

  13. Corsicarsa #53    24 mayo, 2004 a las 5:33 pm

    Hernán:

    Esto es totalmente traído de los pelos, pero felicitaciones por haberse quedado con el super clásico Racing – Independiente.
    Aunque Bostero de alma, vamos Racing todavia!!

    saludos de Corsi.

  14. Iñaki #52    24 mayo, 2004 a las 4:28 pm

    ¿En qué ambiente hemos vivido que nos daba verguenza escribir, emocionarnos, sentir, entender qué es la familia, llorar, hacer el mono con los bebés?
    Lo único que agradezco es, como tú, haber descubierto por mí mismo todo esto, especialmente todo lo que conlleva ser padre.
    Y tú, seguro, lo haces muy bien.

  15. Natalia #51    23 mayo, 2004 a las 10:22 pm

    La insensibilidad es pan de cada día hasta que descubres ese pedacito de ser, chiquito chiquito, que está recién conociendo todo lo que para ti es normal. Me baja la ternura de sólo pensarlo.

    Abrazos, don. Para usted y para la niña preciosa.