Estaba en Internet, y yo lo cogí de ahí

—Estamos con don Pedro J. Soriano, Delegado Responsable de la Agrupación de Policías locales de Comisiones Obreras, en el Ayuntamiento de Alicante. Para que nuestros lectores, don Pedro, lo conozcan mejor, nos gustaría que se presentara con un pequeño curriculum verbal: edad, estado civil, actividades que ha realizado desde su juventud, etcétera. Cuando usted quiera.

—Bueno pues. Tengo cuarenta y siete años, mi estado civil es casado, y llevo venticinco años de servicio en el Cuerpo de la Policía local de Alicante, todos ellos ocupando diferentes puestos dentro de la misma.

—También dentro de su curriculum se puede sumar, como actividad, una columna semanal que usted escribe en el periódico Las Provincias (de Valencia).

—Sí, así es. No es semanal, sino cuando me lo piden o cuando se me ocurre algún artículo para enviar.

—Nosotros lo conocimos a usted a través de un excelente artículo periodístico, aparecido en el día de ayer (por antes de ayer, 12 de diciembre) que se llama “Mi amigo tonto”, donde usted dice algo que nos interesaría muchísimo conversar, y que tiene que ver con Internet. Usted dice: “El tonto ya no es lo que era. Ha pasado el tiempo, el siglo veinte se ha ido y las calles ya no son de tierra”.

—Sí.

—Usted hace propias estas ideas, que son muy interesantes. ¿Qué quiere decir exactamente con ellas?

—Pues que ya los… Digamos, nuestros… Bueno, es que cuando me pongo a hacer el artículo… Es que voy conduciendo, eh.

—Mejor no siga conduciendo. Mejor se detiene y aparca.

—Es lo que estoy buscando, un sitio para aparcar. Pero hay una avenida ahora mismo, y me está costando encontrar un sitio. ¡Vale, ahora!

—Usted decía: “El tonto de hoy ha dejado de ser aquel que no encaja en las reuniones y los grupos. El tonto actual ya no necesita salir, no precisa cuajar para subsistir, ahora vive en Internet, agazapado”. Usted hace propias estas ideas. ¿Qué quiere decir con ellas?

—Bueno, con ellas lo que quiero decir es que ya, los que antes exponían sus ideas, intentaban relacionarse con la gente, pues ahora mismo ser político o jefe, como digo en el artículo, pues ya muchos de ellos ya no lo hacen así, ya se agazapan detrás de lo que es el anonimato de un ordenador.

—En el artículo, usted se afana… (tos involuntaria) usted se afana…

—No le oigo.

—En el artículo, usted se afana… en demostrar que “no hay tonto más tonto que esta nueva versión mejorada de pavo siglo veintiuno”. Eso nos pareció también muy interesante. ¿Qué significa esta idea?

—Pues que ahora mismo ya no es tan tonto, ¿no?, porque si tiene unos conocimientos de Internet, o intentan demostrar que ya… su problemática o su relación con los demás para… Bueno, su relación siempre con los demás es para la discordia, para intentar descomponer los grupos sociales. Pues ya no necesita esconderse detrás de lo que siempre se ha tomado como un tonto, ¿no? “Mira qué pavo, este tío es un pavo”. Pues es un pavo del siglo veintiuno, ya ha avanzado a lo que es este siglo que entramos.

—Y luego usted dice una cosa muy interesante, que aquí en la redacción nos gustó muchísimo. Dice: “Así llego a mi vida mi tonto” (usted habla de un tonto en particular, de un personaje de su infancia) “con la extraña capacidad de aparecer como si siempre hubiera estado ahí. Nunca resulta fácil encontrarle la vuelta a esta raza, emparentada con el perro de sulky”. Nos intrigó mucho esta palabra: sulky. ¿Qué significa?

—Bueno, es una raza de perro, que está muy… Es una raza de perro, nórdica, del este de Rusia, lo que eran antes todos estos países nórdicos. Es una perra o un perro que da mucha confianza, pero que hay que llevar mucho cuidado con él, porque tiene rastros de peligrosidad.

—A nosotros nos gustaría mucho incluir en el próximo número de la revista, este maravilloso texto. Pero en realidad no sé a quién deberíamos pedirle permiso, citando la fuente. ¿Debemos pedirle permiso al director del periódico Las Provincias, a usted, o al autor del texto?

—Pues a mí, porque lo envié yo a Las Provincias.

—¿Entonces usted nos da permiso para transcribir este texto en otro medio?

—Sí, claro.

—¿Cuánto hace que usted escribe su columna semanal en el periódico Las Provincias?

—Pues llevo ya dos años, dos años y medio.

—¿Y siempre utiliza textos ajenos y les pone su firma, o es una experiencia nueva en su carrera?

—No, los textos ajenos es entresacarlos de un sitio y de otro e ir haciendo una conjugación y demás.

—¿Pero lo hace siempre, o ésta es la primera vez que plagia un texto de otra persona?

—No, es la primera vez.

—Es la primera vez, bien. ¿Y le ha pedido permiso a la persona a quien le ha robado usted este texto?

—No, no, no. Estaba en Internet y lo cogí de ahí. Parte de uno y parte de otro. Y parte son mis ideas también.

—¿Y a quién le pertenece este texto?

—Yo no lo he identificado.

—Ah, usted los robó sin saber quién es el dueño.

—Hombre, tampoco es eso, ¿no? No es robar… Internet creo que es un medio común, general, y si no viene identificado pues no se llamaría robo.

—¿Usted está seguro que el director del periódico para el que trabaja piensa lo mismo, con respecto a que esto no es un robo?

—No, yo no trabajo para ningún periódico.

—Pero usted publica esto en un periódico.

—Sí, yo lo envío. Lo envío a varios y alguno se hace cargo de ellos.

—¿Pero usted avisa que esto no es suyo?

—No, no.

—¿Usted les dice “publiquen esto, que es mío”?

—No, tampoco.

—Pero lo firma… En el periódico está firmado. Dice “Pedro J, Soriano”.

—Sí, sí.

—¿Y le parece bien? Como policía, no como ser humano. Como ser humano está bien. Pero como policía, ¿le parece bien robar un texto ajeno?

—Bueno, ya le digo que no me parece robar algo que está publicado por ahí y yo le entresaco las ideas.

—Perfecto. Entonces le pedimos permiso a usted para publicarlo, no al autor.

—Pues yo no creo que haya otro autor que no sea el que lo ha enviado.

—Bien. Le vamos a enviar un número de la revista a su domicilio, don Pedro, y le agradecemos muchísimo esta entrevista.

—Pues nada. ¿Qué diario es?

—El diario se llama “Taquero chorro”.

Nota. Quiero agradecer a los lectores valencianos de Orsai que ayer me alertaron sobre el plagio del artículo El nuevo paraíso de los tontos, y en especial a Álvaro García Sirvent, que a mi pedido escaneó la página del periódico para ilustrar esta entrevista. Sin los lectores atentos jamás me enteraría de estas situaciones, ni me podría divertir por las tardes con el Skype.

Nota de 2014. Este texto tenía un audio que certificaba la veracidad literal de esta entrevista, pero perdí el mp3 en alguna mudanza de servidor. Cuando la recupere, la incluiré.

Hernán Casciari
Jueves 14 de diciembre, 2006

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

233 comentarios Estaba en Internet, y yo lo cogí de ahí

  1. Agustin #233    27 diciembre, 2006 a las 6:17 am

    Yo estoy indignadísimo, no me quiero imaginar vos. Estuviste genial con la llamada cara a cara a ese hijo de remil putas, ya he visto que pasa otras veces los tipos afanan y despues te quieren hacer comer lo del perro ruso, que hijo de puta.

    PD: perdon por el tono elevado.

  2. Milka #232    27 diciembre, 2006 a las 4:34 am

    Estimado #232,

    lo grave acá me parece, no es que lo haya copiado o extraido ni que haya hecho plata con ello sino que haya puesto otra autoría al texto.

    Ese es el tema más grande. Que lo haya despojado a Hernán de su creación para hacerla propia. Eso es lo que se llama sencillamente plagio (o robo).

    Después, si alguien imprime Orsai y vende los textos en plaza de mayo a 1 peso, me parece que no es tan grave (siempre que ponga el nombre del autor). Y si le pide permiso a casciari, entonces ni siquiera es un problema, por el contrario, creo que él estaría de acuerdo.

  3. el tipo del sofa #231    27 diciembre, 2006 a las 4:08 am

    hernan:
    mil gracias por tus consejos. al instante de leer el mail, realize las respectivas modificaciones y ahora me parece que quedo un poco mas pituco y funcional. todavia me falta solucionar el tema del sistema de comentarios pero ya lo voy a arreglar. sos un maestro gracias de nuevo.

  4. Ernesto #230    27 diciembre, 2006 a las 1:43 am

    #227

    No es lo mismo copiar algo para uso particular que intentar hacer dinero con eso. Yo si copio el texto de Hernán y me lo copio en un documento de Word para leerlo dentro de unos años supongo que no se molestará pero el intentar venderlo para hacer yo dinero es otra histora. Igual con los cds y dvds.

  5. Fanty #228    24 diciembre, 2006 a las 6:28 pm

    terrible, q chanta, a mi tampoco me extraña q sea cana… en fin, no vi si lo tenias pero ponete este link, con alguna img, como esta. Y estarás un poco más protegido… es una linda iniciativa, que se yo, o sea no impedís nad solo decis: plz no me robes 🙂 SALUD y lindo blog!

  6. Hugo Collacciani #227    24 diciembre, 2006 a las 3:54 pm

    Buenisimos el texto original y la entrevista.
    El policía es cualquiera.
    Ahora, solo me gustaría agregar que está perfecto que todos saltemos asi cuando se produce un plagio u otra situación similar… sin embargo sería aun mejor que apliquemos el mismo criterio para todos, incluso para nosotros mismos. Me refiero a que no nos preocupamos tanto cuando se copia un cd o un dvd. Parece que ya estamos anestesiados contra esos plagios…

  7. Javier Russo #226    24 diciembre, 2006 a las 3:44 pm

    No me extraño en lo mas minimo enterarme que el hijo de puta ese era sindicalista y policia, es que como en todo el mundo, la policia (y mas la valenciana fachista) es una hija de puta

  8. pepe #225    22 diciembre, 2006 a las 7:59 pm

    Pobre policia…

    Ahora se tiene que bancar a los peligrosísimos perros de sulky que ya no le ladrarán, pero que sí le recordarán que alguna vez aprendió el uso de la combinación de teclas de copiar y pegar.
    Ahora él tiene sus quince porque muchos le andan dorando la pildora, y el resto para viariar, es literatura…
    Aguante el mastín raza sulky…

  9. Mahomedalid Pacheco #224    22 diciembre, 2006 a las 4:03 pm

    Jajajajajajaja…

    “Hombre, tampoco es eso, ¿no? No es robar… Internet creo que es un medio común, general, y si no viene identificado pues no se llamaría robo.”

    Ese es un “pavo del siglo ventiuno”.

    ¿Si te robo un texto también me haces entrevista?

  10. pal #223    22 diciembre, 2006 a las 2:04 pm

    que ganas de ser Xtian! porque seguro que él no se aburría y seguía formulando lo evidente desde 55 perspectivas diferentes, entretenidas y claras.
    Yo en cambio solo atino a decir lo mismo: pero, pero, pero! lo mínimo que autoriza un plagio así es que el verdadero autor del texto haga mofa y re mofa de uno! Riesgos de meterse a plagiar a Casciari.

  11. Bart #222    22 diciembre, 2006 a las 9:27 am

    HySE, me alegra ver que tu “Síndrome del tercero” ha disminuido notoriamente. Mientras en tu comentario 211 salían 5 terceros (prácticamente todos los personajes que nombras son terceros) en el 220 tan solo ha salido uno.

    Bart, graciosillo ad nauseam.

  12. HySE #220    21 diciembre, 2006 a las 3:07 pm

    Intento no practicar el argumento ad hominem en ninguna de sus formas: para ver si algo me parece bien o mal menefrega que su autor me resulte simpático o no. No conozco a Soriano, no me molesta que sea policía ni que tenga cara de tonto, pero me parece mal su plagio. Conozco lo que Hernán publica en Orsai y estoy leyendo el Diario de una mujer gorda; algunas cosas me gustan, otras no, la mayoría me encantan, me emocionan, me reflejan; pero igual me parece mal burlarse de alguien, sea Luca o Idi Amin, y peor me parece utilizar la burla frente a terceros.
    #217 lo dijo mejor que yo. Cito: “quien se atreve a apoyarse en otro para trepar al podio debería encontrar una puerta-trampa bajo la hojarasca”.

  13. pal #219    21 diciembre, 2006 a las 8:49 am

    217 en democracia todas las opiniones son permitidas, y debe convivirse con eso. De ahí a ser respetables, o válidas… eso es otra cosa. (Incluyendo las mías, no hay patente de infalibilidad).
    218 inspirarse en otro, extractar etc podemos tomarlo con liviandad. Y eso que te pasa a ti se llama acumulación de cultura. Ya cuando evitamos dar el nombre del verdadero autor empieza a convertirse en primer lugar en un auto engaño, y eso a una persona de teatro no creo le haga bien (pero a eso no llegaste, ya sé).
    Lo otro es que no te preguntan, pero no vas a presentar una obra de teatro sin poner el nombre del autor en alguna parte! eso ya lo dejaría a uno convertido en tonto, y no precisamente digital! Y esto último es lo que pasó aquí.
    Curioso el desarrollo en los comentarios después del 200… (sin mala onda, eh?) quien me iba a decir a mi que estaría defendiendo el concepto de “Plagio” en este caso, y en contra de la banalisación del asunto…

  14. PaulaMellamo #218    21 diciembre, 2006 a las 3:56 am

    VIVO CITANDO
    “Se la llama intertextualidad” dice Leo Maslíah.
    Mucha vez escuché frase en boca desconocida salida de alguna de mis borracheras, y la verdad es que no soy egoista… es el problema de tener amigos en común, que se le va a hacer.
    Y yo tampoco tengo escrúpulos en repetir frases de otros, para qué apelar a mi imaginación, si existe la tan ponderada ajena, las canciones de Calamaro y la bendita Internet, bendita sea.
    Así son las tendencias, si todos terminan hablando igual, por qué no robar esas frases que te parecieron tan originales de algún libro.
    ¡Qué va! Si digo que no son mías me bajan la nota en el práctico de Historia, vamos, quien no conoce monografías.com (no es chivo), yo, por lo menos no recuerdo haber hecho uno sólo sin la ayuda de Internet, doy gracias por haber nacido en esta época.
    Trabajo y estudio para ser una actríz interesante, y nadie me preguntó nunca quién escribió los textos de Girondo que repito cuando alguien me dice “sos actríz, actua” son de Girondo, y por qué no son míos si yo los digo como los siento, entonces lo son, ¡qué va! “Yo no tengo una personalidad, yo soy un cóctel, un conglomerado, una manifestación de personalidades” inventadas por Walt Disney, Mónica Cabrera, Internet, y cada una de las personas que pasó por al lado mío y dejó algo.
    El teatro me enseñó a robar, pero esa soy yo, si me indagan confieso.
    Más allá, mi respeto a Hernán, como a Girondo, qué comparación!! primera vez que comento, leo hace mucho la página, y siempre te robo algo, ja. ¡Besotes!

  15. noctiluca #217    21 diciembre, 2006 a las 2:32 am

    Bueno bueno… yo creo que es válida la opinión de quien cree simplemente creer lo que afirma, no hay título ni status ni grado divino que te la otorgue gratuitamente, por tanto el comentario de HySE es tan respetable como que Hernán se armó este recoveco fantástico para compartirnos sus ideas. Por otro lado estoy de acuerdo con HySE: quien se atreve a apoyarse en otro para trepar al podio debería encontrar una puerta-trampa bajo la hojarasca, ja, y digo sea quien sea. saludos.

  16. Vigia #216    20 diciembre, 2006 a las 10:20 pm

    Estimadisimos amigos, es la primera vez que entro a Orsai, y realmente me encuentro descostillado de la risa y a la vez invadido por un sentimiento de rechazo enorme. La risa se la debo a este genio que logro convertir un robo en algo desopilante, en tanto el rechazo viene como consecuencia de la actitud de gente como soriano, que quizas no soporte el hecho de que su cabeza no logre despedir un comentario preciso y certero sobre nada. Si hay algo que odio, son los policias, y si hay algo que odie mas aun, son los policias que roban, los taqueros chorros.
    Desde ya les mando un gran abrazo para todos.
    El vigia de la doble visera de cemento.

  17. burbruj #214    20 diciembre, 2006 a las 7:51 pm

    Hola a todos, varias cosas:
    1) ojalá pudiera tomarme como tú, Hernan, los casos de injusticia manifiesta como es éste y darles la vuelta mediante el sentido del humor, pero, ¡no puedo!, me indigna este tipejo, no lo puedo remediar;
    2) el comentario nº211 me parece absurdo, la comparación no tiene lugar, gracias a internet hoy se puede conseguir que un personajillo como éste quede en el ridículo que se merece;
    3) a día 20 aún sigue colgado el artículo de marras en la edición digital de “Las Provincias”.Voy a mandar mi carta al director.No comprendo que un periódico que se supone serio exhiba el plagio (foto careto del sr.Soriano incluida, todo orgulloso él) por el que ya se ha disculpado ante el autor.

  18. Alberto José #213    20 diciembre, 2006 a las 7:10 pm

    Pero vamos a ver…!

    Soriano es un chorro (lo de taquero es valor añadido). De eso no cabe la más mínima duda. Ahora va a ser que vamos a terminar pidiéndole disculpas.

    Por favor…!

  19. pal #212    20 diciembre, 2006 a las 3:06 pm

    que comentario fué ese??? aló, aló? el ladrón detrás del juez?
    Hernán entrevista (el ES periodista), y pregunta directamente a este señor. Además de estar hablando con Soriano de algo que es propiedad intelectual de él, de Hernán. Tiene derecho a hacerlo es su artículo. Y sin ser abogada, también tiene derecho a demandarlo. Faltaría más!
    Vamos viendo quién erra en que… por favor!!!!!
    Hagámosnos los comprensivos y los magnánimos con lo que es nuestro. Eso si podemos darlo, regalarlo o darle por el lado de qué es legítimo y bueno de corazón.
    Pero este tema, de este artículo se lo dejamos a Hernán que fué el que lo produjo y por eso le pertenece.

  20. HySE #211    20 diciembre, 2006 a las 1:50 pm

    Lo que hizo el imbécil de Pedro Soriano es indignante porque usó a un tercero (Hernán), sin su consentimiento, en beneficio propio, con la certeza o fuerte sospecha que, de haberlo pedido, el tercero (Hernán) no habría dado su consentimiento.
    Nada que ver con lo que hiciste vos, Hernán. Lo que vos hiciste no es taaaaaan grave, sólo usaste a un tercero, sin su consentimiento, en beneficio propio, con la certeza o fuerte sospecha que, de haberlo pedido, ese tercero no habría dado su consentimiento, pero fue sólo para burlarte de ese tercero y reírte de él y hacernos reír y…
    Una vergüenza lo de Soriano y una vergüenza lo tuyo. Nada grave; errare humanum est

  21. mnez #210    20 diciembre, 2006 a las 12:55 pm

    Entro por azar en esta página y no quiero pasar sin dejar mi comentario. Observo que la entrevista ha dejado un poso de indignación y sorpresa y, la verdad, el sorprendido soy yo, no tanto por el contenido del artículo sino por sus consecuencias. ¿De verdad que os sorprendeis por la estulticia de ese individuo?. Tontos, los hay a patadas. Y en cuanto a la indignación que produce su osadía no va más allá de las que día a día nos ofrece la vida: ¿No se machacó a un pueblo con el argumento de una mentira? – famosas armas de destrucción masiva – . ¿No se enriquece el tirano con la sangre del pueblo?. ¿No emplea la falacia el político para su egolatría?. Así pues, ¿indignacion?, ¿sorpresa?… . Se sirven todas las mañanas con el desayuno. Hoy, la realidad supera a la ficción.

  22. quim #209    20 diciembre, 2006 a las 12:50 pm

    Apreciado Sr. Orsai,

    Fruto de mi indignación le remito esta carta al Director del Diario Las Provincias de Alicante, animando al resto de foreros a seguir con el ejemplo.

    Estimado Director,
    Después de casi 4 años comprando su periódico me temo que voy a dejar de hacerlo. Que un columnista ocasional de su publicación plagie artículos de opinión sin que ustedes se den cuenta me parece, hasta cierto punto, comprensible aunque nunca disculpable. Ahora bien, que ustedes mantengan la susodicha columna “Mi amigo tonto” en su hemeroteca digital, máxime, cuando hay pruebas fehacientes de que el artículo de D. PEDRO J. SORIANO/ ALICANTE es un plagio integral y descarado de un conocido bloggista de internet me parece francamente vergonzoso. Apañados estamos si los que tienen que defender y preservar la propiedad intelectual de este país son los mismos que comercian con artículos robados.

  23. el tipo del sofa #208    20 diciembre, 2006 a las 5:09 am

    yo bajo de todo con el emule…. pero no digo que las cosas que baje las hice yo. el que esta en contra de bajar musica por internet es un retrogrado que encima se cree el verso de las discograficas que dicen que si no compras legal los artistas van e desaparecer. “LO QUE VA A DESAPARECER SON LAS DISCOGRAFICAS” y eso es lo que quieren evitar. yo soy musico y aseguro que la musica no se va a parar por as que ya no exista el disco. es mas el musico gana una muy infima parte por cada disco vendido, casi nada. los musicos viven de shows y derechos (los que son autores). y esto se exiende a todo lo que se pueda piratear… lo malo es apropiarse de una creacion ajena y utilizarla y explotarla economicamente como propia.

  24. seba #207    20 diciembre, 2006 a las 12:10 am

    Barbarita y etc.: Esta bien, no me referia a rasgarse las vestiduras por el plagio, que considero que esta mal, (lo que vos decis “la dirigi yo”), sino a hacerlo escandalosamente por el robo que hizo esta persona. Robar esta mal y eso esta claro, pero no se si nos cabe acusar a los que “roban” en internet cuando pienso que debe ser el 90% de los internautas los que “roban” musica, peliculas, etc. No quiero caer en la moralina, pero quiza alguno de los que comentan “que caradura esta persona, hernan, como te va a robar asi” lo hacemos desde un navegador funcionando en un windows pirata. ¿Me equivoco? (Insisto, lo que hizo SE que esta MAL).
    De todos modos, no me interesa polemizar, solo expresaba el famoso “no juzgueis”.

  25. claudia #202    19 diciembre, 2006 a las 5:16 pm

    lo del juez es todavía peor, porque usó la copia para dictar sentencia, y encima el sitio de Internet se llama “el rincón del vago”. Claro, en Argentina ya nos iba a costar que nuestros policías se pongan a la altura de soriano, y dijimos TOMA!!!! ACÁ LO HACEN LOS JUECES!!!