Llega Papa Noel, en doce cómodas cuotas

Orsai ofrece, desde el próximo lunes, «Justicia, justicia!», una novelita en doce capítulos diarios en la que el lector se reencontrará con algunos personajes del mundo Bertotti, aunque de refilón. La trama, que ocurre en Mercedes a finales del año 2000, nos presenta algunos actores secundarios reconocibles, aunque más jóvenes (el Caio, por ejemplo, tiene once añitos). Este breve folletín, que tendrá su capítulo final en Nochebuena, es el regalo que Orsai desea brindar a sus lectores en estas Navidades.

—¿Y eso quiere decir que vuelve Mirta?!

No. Es importante hacer una aclaración a los incondicionales de Mujergorda: “Justicia, justicia!” no está escrito por Mirta ni es una historia sobre los Bertotti. Algunos personajes de la familia aparecen, es cierto, pero brevemente. Se trata de ‘participaciones estelares’, igualito que, en los dorados setenta, solía aparecer el camionero BJ McKay en la serie Sheriff Lobo, o el hombre nuclear en La Mujer Biónica, y viceversa.

De todos modos, no estaría mal alertar sobre esta nueva entrega folletinesca a los lectores de Mujergorda que no suelen leer Orsai (que son muchos), porque aunque sea de costado y brevemente, podrán reencontrarse con el mismo barrio y muchos personajes conocidos, desde la vieja Monforte hasta el mismísimo Zacarías.

“Justicia, justicia!” aparecerá en vuestros monitores desde el lunes 13 y hasta el viernes 24 de diciembre —incluso los fines de semana— exactamente a la medianoche de España, por lo que los lectores de América latina podrán leer cada capítulo un poco antes. Tendrá un solo sistema de comentarios durante sus doce entregas, y sólo se enviará un alerta por mail cada cuatro capítulos, para no molestar a la muchachada.

Los capítulos anteriores, obviamente, no desaparecerán con la publicación del siguiente; de esta forma los lectores que lleguen tarde podrán reincorporarse fácilmente a la trama. Además, una vez concluido el folletín ‘en directo’, existirá la posibilidad de bajarse la novelita completa en formato pdf, para imprimirla y leerla tranquilamente en el inodoro, que es donde mejor funcionan las historias.

—¡De qué se trata, gordito, de qué se trata!

Los hechos ocurren en el Barrio de la Estación, en las postrimerías del siglo veinte, cuando el Zacarías aún trabajaba en Plastivida y Mirta ni siquiera soñaba con ser alguna vez una señora cibernética. Pero, como dije, la historia no les ocurre a ellos, sino a todo un barrio. Sobre la trama no diré más que esto, para que se queden calenturientos hasta el lunes.

Eso sí: he intentado contar un cuento ligerito y dinámico, así que nadie se espere ni mucha profundidad ni la gran carcajada. Me divertí mucho escribiéndola, durante estas semanas de vacaciones en Orsai, y espero que a ustedes les pase algo parecido.

Hernán Casciari
Viernes 10 de diciembre, 2004

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

45 comentarios Llega Papa Noel, en doce cómodas cuotas

  1. walquiria #44    13 diciembre, 2004 a las 7:16 pm

    Bravo Hernán
    Me gusta esto de las historias que siguen al otro día, porque eso me hace esperar con ansias abrir “el orsai” del día siguiente, sino, a veces por falta de tiempo, lo dejo para después, y así a veces tengo que leer lo de todo una semana y ya me pierdo de comentar, porque es al p.. comentar el lunes lo del martes pasado, en fin… me gusta!!! (además soy de la época de Migre, que le vamos a hacer, nos gustan las novelas)
    Un beso
    Walquiria
    p/d: seguís sin ver Luna de Avellaneda? Cuando la veas ya te vas a enterar porque te pregunto tanto, cariños a Cris y a Nina

  2. Caribé #37    12 diciembre, 2004 a las 9:17 pm

    Me parece fantástico, Hernán.
    Estupendo.
    Pero no vayas a dejarte al nono en el teclado, que soy su fan declarada, y si no sale te abucheo y tomateo.
    Estás advertido.

  3. LaMaga #32    11 diciembre, 2004 a las 8:09 pm

    QUE EMOCION!!!!!!!!!

    Sera el mejor regalo de navidad para mi persona en mucho tiempo! (ya estoy un poco harta de las frutas secas en canastitas de mimbre)

    GRACIAS!!!!

  4. Florencia Iglesias #31    11 diciembre, 2004 a las 6:38 pm

    Una de las cosas que más me calentaron de no vernos más fue el hecho de quedarme sin saber cómo acababa esta historia. Todo llega, viste? tenía que esperar unos cinco años nada más. Igual, ya sabés, me río más cuando escribís cosas serias.

  5. rusinho #30    11 diciembre, 2004 a las 11:47 am

    Celebro la noticia. la seguire con mucho interes :-). Por cierto, Casciari, me gusta mucho el nuevo estilo que le has dado al blog. Simple peo efectista. Definitivamente me gusta

  6. ana laura #25    10 diciembre, 2004 a las 10:46 pm

    Buenas y santas. Querido 7 tenes una mezcla de Alfiero y Papá Noel que me movió a salir del letargo commentarista, que por una u otra razón me ha entrado.
    Te mando un beso, gracias por ese hermoso regalo, Gordo!!!!

  7. Alejo #15    10 diciembre, 2004 a las 5:16 pm

    Hernán,

    Sería repetir y repetir, y eso que van pocos comentarios, pero es inevitable para los que disfrutamos de tu lectura decirte: ¡Gracias!.

    Un abrazo afectuoso

    Alejo

  8. elteta #12    10 diciembre, 2004 a las 3:14 pm

    Gracias Hernán por meternos en la heladera de los favoritos.

    Por fin llega una historia que se actualiza los fines de semana.
    Por fin alguien piensa en los cuasiesclavos que no conocen sábados ni domingos.
    Quiero que empiece ya. Soy de los que golpean los pies en el suelo cuando se retrasa la función.