Los mejores inéditos

El objetivo principal fue, siempre, publicar textos inéditos: que no estuvieran en internet ni en ningún libro. Y lo fuimos logrando. Pero en el número cuatro la cantidad de joyas literarias es inmensa; por lo tanto, me pasaré esta semana alardeando de firmas y de temas. Hoy voy con tres. En la Orsai que estará en la calle a mediados de mes tenemos a Leila Guerriero, a Rafael Gumucio y a Guillermo Martínez. Todos, con textos exclusivos para Orsai.

Leila
Su diario

Leila Guerriero es una de las más destacadas cronistas narrativas en castellano. Comenzó su carrera en Página 30. Es redactora de la revista del diario La Nación y colabora con Rolling Stone, Letras Libres, El País, El Universal y diversas publicaciones de todo el mundo. Pero nunca había publicado, en ningún medio, un diario personal. El año pasado estuvo en Madrid por trabajo y escribió, en una libretita, una serie de apuntes que no tenía previsto publicar nunca. Cuando lo leímos, le rogamos que lo hiciera con nosotros.

Los apuntes de Leila son alucinantes por muchos motivos: su calidad literaria, su visión latinoamericana de una España en crisis, pero sobre todo, porque nos muestra qué escribe un periodista cuando no escribe para nadie. Un lujo.

Rafael
Su juventud

Rafael Gumucio es una estrella literaria en Chile. Nació en Santiago en 1970. Es escritor y humorista. Ha escrito para La Nación, El Mercurio, El País y New York Times, entre otros muchos medios. Pero también ha sido animador, realizador y guionista de programas de televisión inteligentes y populares. Cuando preparábamos la cuarta edición de Orsai, Chile era un hervidero estudiantil contra el gobierno de Sebastián Piñera. Todavía lo es, porque cada vez más los estudiantes chilenos le están dando una lección al mundo.

Le pedimos entonces a Gumucio una mirada de su etapa estudiantil con Pinochet aún rondando, para contrastar las diferencias entre este modelo (encarnado por la bella Camila Vallejo) y nuestras épocas de vagancia y falsas universidades. La respuesta de Gumucio son sus memorias de juventud en París, en los años noventa. Un relato íntimo, escrito mientras en Santiago resuenan todavía las manifestaciones.

Guillermo
Su espanto

Guillermo Martínez es un enorme escritor, pero también un gran matemático. En la última década su literatura explotó y se convirtió en un best seller. Álex de la Iglesia dirigió la película Los crímenes de Oxford, basada en su maravillosa novela “Crímenes imperceptibles”. Veníamos buscando un cuento suyo, inédito, desde el principio del proyecto Orsai, porque es una de las plumas más prestigiosas de la narrativa argentina.

Chiri tomó un café con él en Buenos Aires, hace unos meses, y Guillermo le prometió un cuento inédito. Cruzábamos los dedos para que llegara a tiempo y entrara en la última edición del año. Cuando llegó su relato nos sentimos privilegiados, porque el cuento es de los que nos gustan, los clásicos, de esos que sirven para cerrar la revista. Empieza con un matemático argentino que se aloja en un hotel de Eslovaquia. Es joven y está solo. Una mañana, en el lobby, una mujer de ojos claros se acerca y le pide ayuda en inglés, con gesto de angustia.

Una maravilla en ocho páginas que no se pueden dejar de leer.

Y aunque parezca mentira, todavía falta mucho más. El N4 no es solo Bellatin, Spinetta, Rep, Maslíah, Martínez, Leila y Gumucio… No sé cómo hicimos para hacer entrar todo en 212 páginas, pero siguen las firmas. Las iré goteando durante la semana.

El próximo número de Orsai viene en barco, ya está navegando por el océano Atlántico, y está lleno de sorpresas.

Hernán Casciari
Lunes 3 de octubre, 2011

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

135 comentarios Los mejores inéditos

  1. Licuc #134    7 octubre, 2011 a las 1:39 pm

    ¡GRACIAS! Muero lentamente al saber que podré leer un diario personal de una de mis heroínas. Leila Guerriero es magnífica en lo que hace. Sólo me falta que me reciba en uno de sus talleres de crónica, ir a la inauguración del bar y quedo lista este año.

  2. Vicky #124    6 octubre, 2011 a las 3:19 pm

    Disculpame, Odio los Blogs, pero el sueño de tener una revista sin publicidad era para los que la hacen, no para vos, querido. Obvio que a vos no te cambia en nada, pero para los realizadores es sacarse un yunque de encima saber que no dependen de Seguros Pepito para hacer lo que aman. Y el proyecto no te prometio nada A VOS, ombligo del mundo.

  3. Odio los BlogŽs #118    5 octubre, 2011 a las 7:56 pm

    El “proyecto” me habia prometido, basicamente, cuatro cosas. Bah, prometio mas, pero a mi me interesa mencionar estas:

    1.- Literatura
    2.- Todos esos autores que siempre quisimos leer
    3.- Sin publicidad
    3.- Sin intermediarios

    El primero esta cumplido, muy modestamente, pero esta cumplido. Salvo por la pelotuda de Aguirre en el N1, que teniendo la oportunidad de escribir algo que rompa cabezas, tropezo y escribio como si la hubiese convocado Samuel “Chiche” Gelblung… para 7 Dias en la epoca de la dictadura. Mas naif no pudo ser la hija de puta.

    2.- El segundo no me lo van a poder cumplir nunca, la mayoria de los autores que siempre quiero leer estan todos muertos. Pero anda saber… capaz que el gordo puto de Casciari consigue algun manuscrito inedito y me caga.

    3.- cumplido, pero honestamente me chupa un huevo que una “revista” tenga o no publicidad.

    4.- Cumplido en el N1 y el N2. En el N3 aparecio Tonga (sucks) y la cagaron. Y la recontraremilrecagaron.
    Es mas: Che? Gordo Puto del Orto! Devolveme la diferencia entre DHL y Tonga. Yo habia pagado DHL.

    PD: Tonga Sucks!

  4. El gordo #117    5 octubre, 2011 a las 4:12 pm

    Hola Hernan, me preocupa un poco la llegada de las revistas a Argentina en barco, actualmente en el país se están dando tristes bloqueos a las importaciones de literatura impresa en el exterior. Espero que ya tengan en mente este posible inconveniente y no se estén desayunando con este comentario.

  5. marcos #112    5 octubre, 2011 a las 10:48 am

    Lo de pri es lo de siempre, no habría que ni mencionarlo. Lo peor es que alguien la vaya de revolucionario y que sólo escriba gente famosa. Eso no tiene mérito. Mérito tendría que escribiesen autores inéditos, pero acá no tienen cabida. No porque el proyecto sea de calidad, porque sin ir más lejos Casciari es un escritor bien mediocre, sino porque la revista es tan pero tan comercial que la veo y extraño las publicidades, porque son más honestas.

    Pero lo más tristes son los lameculos que saltan a insultar al que deja un comentario un poco más elaborado que un pri o que no le guste la falsedad del proyecto. Como el tonga, que nos lo quieren vender como que se sumó al proyecto sin que lo conociesen.

    Acá no hay calidad ni verdadera literatura: sólo mucha plata

  6. Javier #104    5 octubre, 2011 a las 5:56 am

    Espero que Gumucio no mate la magia de Orsai. En CHile es un escritor MUY menor, y de humorista… bueno, éste es un país muy generoso.
    Ojo Casciari, a elegir mejor a los articulistas, no te dejes embromar, te lo dice un ferretero.

  7. margarita #102    5 octubre, 2011 a las 2:30 am

    Para los priístas, la libertad es un principio indeclinable y condición esencial
    de la democracia. En el plano individual, la convivencia se nutre de
    libertades: de pensamiento, de expresión y de prensa, de creencia y de
    culto, de reunión y de asociación, que representan por sí mismas valores
    fundamentales y derechos humanos.
    15. El PRI no acepta bajo ningún concepto que se limite o restrinja alguna de
    las expresiones de la LIBERTAD DE POSTEAR PRI EN ORSAI!!!1