El fútbol ha dejado de existir

Las primeras palabras del papa Juan Pablo II después de los atentados contra las Torres Gemelas fueron las siguientes: «El mundo, tal y como lo conocemos, ha dejado de existir». Desde hoy se puede decir lo mismo sobre los Mundiales de Fútbol.

Escribo estas líneas horas antes de que Argentina juegue una semifinal después de muchos años. Pero también las escribo sabiendo que el fútbol, tal y como lo conocemos, ha dejado de existir.

Lo que pasó hace un rato en Belo Horizonte lo cambia todo y no puede ser bueno para nadie. Solo para los alemanes, que son máquinas sin corazón. Pero para nadie más.

Aunque la Copa la termine levantando Holanda o Argentina, este Mundial será recordado por otro evento. Aunque Messi o Robben hagan magia el domingo, e incluso tuerzan el viento del huracán germano, la bisagra de esta época deportiva tendrá su corte histórico en el Estadio Mineirao, y no en el Maracaná.

Por primera vez en su historia, un Mundial terminó cinco días antes del pitido final.

Y sin embargo veo en Twitter, en la prensa argentina, en la tele, alguna gente muy contenta por la desgracia brasileña. No puedo entender esa alegría. No me hace feliz en absoluto el siete a uno de esta tarde.

Hubiera preferido que el pelotazo del chileno Pinilla entrara, en vez de pegar en el travesaño, y que Brasil se hubiera quedado fuera en octavos o en cuartos; nunca de esta manera.

Me gusta que Brasil sea nuestro némesis en América, me gusta pensar en ellos como nuestro peor enemigo. Ah, que rabia me dan sus camisetas amarillas, sus laterales que suben al ataque, su historia sin mácula, sus cinco estrellitas azules en el pecho… Pero hay castigos que no se le desean a nadie, ni al peor enemigo.

Podemos desear ganarle a Brasil. Podemos desear que Brasil pierda siempre, si es posible en tiempo de descuento. Podemos señalar con sorna que, aunque tengan cinco mundiales, nunca logren ganar los de su casa. Pero desear, o festejar, un siete a uno contra Alemania, sabiendo que el próximo festín de las máquinas feroces podemos ser nosotros, eso, es indeseable.

Es indeseable que los alemanes ganen su primer Mundial en América. Es indeseable que exista la posibilidad de que vuelvan a golearnos como en Sudáfrica. Es indeseable que los jugadores argentinos salgan hoy a la cancha pensando que, si le ganan a Holanda, lo que sigue no será épico, porque la épica ya ocurrió en semifinales.

El siete a uno del Mineirao es el peor resultado del mundo. La maravillosa final esperada por todos era Brasil y Argentina. Cualquier otro cruce es una mierda pinchada en un palo. No arropo a Brasil como los falsos progres que pretenden que en el fútbol debe imperar la unión latinoamericana. Una mierda.

Solamente digo que el viejo y querido balompié de los hombres imperfectos ha dejado de existir; desde hoy impera el fútbol de las máquinas sin falla. Esas que nos hicieron cuatro en Sudáfrica y nos dejaron traumas y sufrimientos durante cuatro años. Entre aquel partido y el de ayer, Alemania le acaba de meter once goles a brasileños y argentinos. Nos hermanó en la más puta de las desgracias.

Nos dejó solos a un costado, preguntándonos qué se siente. Qué se siente que tu verdadero papá no sea otro equipo de once jugadores, sino un artefacto infernal. ¿Qué se siente?

Hernán Casciari
Miércoles 9 de julio, 2014

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

135 comentarios El fútbol ha dejado de existir

  1. El tano #82    12 julio, 2014 a las 7:15 am

    Querido Hernán
    Nunca mejor explicado.
    Tenemos qué vengar a nuestro archienemigo. Por nosotros, por ellos,por el fútbol.
    Vamos argentina carajo!!!
    H. H

  2. enzo piatti #81    12 julio, 2014 a las 4:31 am

    Esa misma Alemania que le metió 7 a Brasil, es la que sufrió contra Estados Unidos y Argelia para ganar por un mísero gol de diferencia. Brasil fue un desastre de punta a punta y (puede sonar algo macabro lo que digo) se merecen lo que les pasó por arrogantes y creerse mejor que todos antes de jugar los partidos.
    Argentina demostró que no “juega a nada” como Brasil. Argentina no pega como Brasil. Argentina no se tira como Holanda.
    A una máquina se le hace difícil contra un equipo con los huevos más grandes del mundo

  3. benjamin rodriguez #80    12 julio, 2014 a las 12:26 am

    querido hernan, me voy a tomar el atrevimiento de discrepar con usted en esta. no comparto la idea de que los jugadores alemanes sean maquinas ni que los brasileños sean bailarines de samba. estoy feliz por la victoria de alemania pero no porque eliminó a nuestro némesis y lo privó de jugar una nueva final (en su casa). estoy contento porque los alemanes salieron a jugar al fútbol, a ganar el partido, a poner el balón a merced del tiempo, al juego colectivo y al tiki tiki como decimos en argentina. tengo la sensacion de que los alemanes se plantearon la semifinal como un partido de futbol, y no como una batalla a vida o muerte como hicieron los brasileños durante todo el mundial, durante cada uno de sus partidos. no me entristece la eliminacion de brasil, me entristecen las declaraciones de neymar diciendo que ellos no estan para “hacer un show y jugar bonito sino para ganar la copa”, de todas maneras, querido hernan, lo que mas me duele, es ver a la verde-amarela, la casaca que vistió ronaldinho, ronaldo, roberto carlos, rivaldo, cafú, kaká, robinho, bebeto, romario solo por nombrar a los que yo vi, jugando al pelotazo mezquino y miserable, especulando con alguna pelota parada y castigando a los pocos poetas que quedan en las canchas de fútbol. me alegra la victoria alemana porque fue la victoria del juego sobre la especulación.
    un abrazo grande querido hernan y ojala el domingo podamos decir que somos campeones…mientras tanto me consuelo pensando que “la venganza será terrible”

  4. federico villalba #79    12 julio, 2014 a las 12:22 am

    Mi sensación acerca de este partido, es diamentralmente opuesta, pero complementaria; es, en fin, otra lectura. Brasil presentó, en su propio mundial, uno de los peores equipos de su historia, enarbolando la bandera de una defensa fuerte, robusta, bartolera, peleadora y entregándole la responsabilidad del juego (de BRASIL!!!!) a un pibe de 22 años, que sacó la cara por todo el equipo, y tristemente tuvo que dejar el mundial por un golpe artero, pero ojo! Ese golpe no fue solo una circunstancia del juego, fue -también- resultado de arbitrajes parciales, de localía exagerda. (el gran triunfo del marketing: David Luis, tiró y pegó dos codazos de expulsión, antes de los 10 minutos del partido con Alemania, y había hecho otro tanto contra Colombia) La metáfora de la “espalda rota”, que castiga la excesiva carga, también purga de culpa a Neymar. Porque es Neymar el verdadero representante del futibol brasilero, no David Luis. Si el futbol brasilero perdió su rumbo -como quizás lo hizo el argentino tb- no culpemos a los Alemanes por demostrarnos que en su juego ganan ellos. Abrazo.

  5. Chino Muzzio #78    1 respuesta11 julio, 2014 a las 3:56 pm

    En el momento no caí en lo que significó. Parte de mí lo disfrutó por estar en vida presenciando momentos que marcarán la historia, y porque una final del mundo con Brasil me parecía demasiado morbosa (como un Boca-River final de Libertadores que ojalá nunca se dé).

    Con los días y tu mirada acerca de este partido, me doy cuenta que me da profunda pena. Profunda pena por los pibes que van a crecer mirando esta Alemania. Los de veintipico, aunque costaba ponerse la de Brasil, en cualquier cancha queríamos hacer un poco de “jogo bonito”. Queríamos tirar una “bicicleta” a lo Ronaldo, exigir la rodilla al punto de que haya riesgo de rotura de ligamentos para tirar el enganche característico de Ronaldinho, o mismo hacer una interminable carrera para patear un tiro libre tres dedos a lo Roberto Carlos, pudiendo terminar en la vergüenza máxima. Había riesgo, nos la jugábamos y cuando salía bien era hermoso.

    Me da miedo si hoy se practica un “Fussball” perfecto. Si hoy los que jueguen, no quieran errar un pase como los alemanes y se olviden de jugar.

    Crecí con las épicas del Diego, aquel al que no se la podían sacar y se agigantaba en las más difíciles. Con el Brasil del ’70, que cierto o no, siempre creí que jugaba con 5 “N° 10”. Con la “Naranja Mecánica” que no tenía posiciones estáticas, y Cruyff era capaz de llevar la pelota de área a área.

    Me da miedo.

    Me da miedo, que mi futuro hijo, (aunque lejos está de venir) en algún momento me pregunte:
    “Papá, cómo jugaba Schweinsteiger?”
    “No erraba un pase hijo. Siempre decidía bien.”

    1. Xavi Fábregas    1 respuesta11 julio, 2014 a las 10:28 pm

      El jugador con la técnica más depurada, el más elegante, el más preciso, el más inteligente, que han visto mis ojos, y han visto muchos, te lo aseguro, ha sido Franz Beckenbauer.

      Has visto jugar a Overath, a Netzer a Shuster ? Te parece poco exquisito Ozil?

      1. Chino Muzzio    1 respuesta14 julio, 2014 a las 10:06 pm

        Con mis veintipico, no tuve la suerte de verlos. Pero no estoy hablando de ellos ni de la indiscutible tradición alemana en el fútbol, sino de la selección actual.

        Son justos ganadores y fueron el mejor equipo, pero parecen tener todo tan bajo control, que no me generan nada.
        A mí me gusta la épica, el coraje y corazón para aguantar en las malas y sobreponerse a la adversidad. Ni Ozil ni los demás integrantes, por más buenos jugadores que sean, me generaron algo de esto ( sacando el partido final donde toda admiración queda de lado) . Hasta me dio un poco de lastima ver como se tomaban tan naturalmente haber ganado la Copa del Mundo

        Sé que son intangibles y subjetividades, pero lo mío es solo una opinión.

        1. Xavi Fábregas    16 julio, 2014 a las 8:11 am

          Entiendo a qué te refieres, y comparto tu punto de vista. Eso sí, fútbol es todo, no sólo una forma de jugar o de sentir.

          Y añadiría más: el fútbol no es tenis, es un juego de conjunto no sólo de individualidades. En la Filarmónica de Berlín hay grandiosos solistas, pero lo que la convierte en la mejor orquesta del mundo es la armonía que consiguen sumando sus instrumentos.

    1. Daniel Bron    10 julio, 2014 a las 6:06 pm

      Vuelvo a repetirte. ¿a cuento de qué viene en este post hablar de lo mal que juega la selección Argentina y/o Messi? (que por cierto estoy de acuerdo con vos) como podés leer si revisás mis mensajes previos, concretamente el #34.

      Pero es que no puedo evitar pensar que tu actitud es puro resentimiento. Venir a dar cátedra de fútbol en un post donde se habla de otra cosa, cuando quedaron eliminados humillantemente en primera ronda, goleados por la misma Holanda que anoche perdió. Siendo además una selección que lo único que hizo en toda la historia del fúbol fue jugar bien (muy bien por cierto) durante únicamente 4 años (no 6): eurocopa – mundial 2010 – eurocopa

      Y si tu selección no es la española, peor aún. Porque la catalana todavía no sé en qué liga juega.

      1. Xavi Fábregas    1 respuesta11 julio, 2014 a las 10:55 am

        Querido Daniel, no es resentimiento, te lo aseguro, sólo responde a mi deseo de ver una Argentina más fiel a lo que ha sido en la historia del fútbol.
        Siempre ha tenido grandes jugadores, ahora también, pero su juego como colectivo se ha hecho más marcial, más guerrero. Ha dejado a un lado su grandeza para ir a por los partidos sin ser resultadista.
        Qué más da tener 2, 3, 5 estrellas si el juego es para olvidar? No todo es ganar, también cuenta el cómo, y si no queremos que se vacíen los campos habrá que tener muy en cuenta que una semifinal como la del Miércoles, no ayuda a evitarlo.

        Encantado de hablar de fútbol contigo. Un abrazo.

        1. Daniel Bron    11 julio, 2014 a las 3:29 pm

          Vale. Estoy de acuerdo contigo. Yo si el primer crítico del juego de la selección Argentina. Ya me imaginaba esta manera de jugar antes de que emppezara el mundial. Porque nunca me gustó el entrenador. Lo mismo que Brasil y Scolari.
          Pero la garra, el huevo, la actitud, como quieras llamarlo, es algo que también gusta ver. Y de hecho es lo que se le reclamó al Barça en los últimos partidos.

          Pero sí, estoy de acuerdo contigo, que Argentina está haciendo un fútbol mezquino.

  6. Rocio Fabbio #75    10 julio, 2014 a las 4:44 am

    Hernán, reportate !, quiero tu texto.

    O deja caer tu cabeza sobre el teclado y vamos a entender perfectamente la gran emoción que se siente ahora por esta Argentina!,

    vamos Hernán,
    te esperamos

  7. El Fede #73    10 julio, 2014 a las 4:25 am

    Esto que expresaste con Palabras, es lo que viene rondando mi cabeza durante dias. Tantos? apenas pasaron dos dias de ese evento? Y sin embargo, me parece que fue hace un mes.
    Me reconforto ( no consuelo ) pensando, que a este equipo aleman que nos metio 4, España le gano, y nosotros le ganamos a esa españa campeona quince días después. Que vi a los alemanes hacer un mundial deficiente, y que vi a los muchachos dejar todo, todo en la cancha hoy. Argentina no es débil, es argentina y esta sedienta de venganza.
    El domingo veremos…

  8. Randal #72    10 julio, 2014 a las 4:11 am

    Gordo, te banco a morir, pero este post es cualquiera, me parece que lo escribiste shokeado como estábamos todos con el 7 a 1. Y no lo digo en defensa de los alemanes, que por otro lado jugaron al toque y no a lo maquina, sino porque lo que va a pasar el domingo se come cualquier antecedente de semis. Hasta a este partido histórico que destrozó a un Brasil mezquino y religiozonzo.

    Abrazo!

  9. Pablo Cambria #71    10 julio, 2014 a las 3:20 am

    Messi es un crack… el mejor de todos. Pero lo que me representa Mascherano, es como lo que representa todo padre a un hijo de 10 añitos. Asi me siento llorando como si tuviera 10 años y estuviera viendo orgulloso a mi papá hacer cualquier cosa. Siento un orgullo tan pero tan grande que aunque en el futuro pueda nacer otro Messi en otros lares… estoy seguro que JAMAS…nunca nacerá un gran capitán (sin cinta) como Javier Mascherano. Él será el que me haga sentir orgulloso de ser Argentino el resto de mis días….

  10. Tilinga de cuarta #70    2 respuestas10 julio, 2014 a las 2:49 am

    Txema Gonzales #60
    Yo entiendo poco de futbol Xema, tambien poco de otras cosas y aun asi me da la impresion que se te mezclan distintos niveles del, le pongamos, “sistema futbol” : los hinchas, los futbolistas que segun vos se venden al mejor postor, razon por la que, según tu analisis, carecen de corazón y patriotismo. Que a veces son individuos y a veces equipos, las minas que se cojen (perdon, follan) los individuos, los paraisos fiscales de los que disfrutan los equipos e individuos (algunos), los negociados de los empresarios del futbol (todos) y el nivel maximo del sistema al que aludís: los gobiernos, en este caso Alemán, titular de nuestra crisis.
    Cuando se mezclan los niveles de cualquier sistema con tanto parkinson, sale algo… pero mezclado. Con la mezcla pasan un monton de cosas que hoy no inciden mucho ni vienen al caso.
    Era mas facil decir que te chupa un huevo el 7 a 1, que te da morbo y ya esta.
    Te juro por Dios que no tengo ánimo beligerante. Si no lo parece es porque un poco me enoja y otro poco me preocupa cuando leo algunos comentarios que apuntan al cura y le pegan al campanario.
    Y me paro aca porque despues Toti me reta. Le prometi que me callaria y no me calle. Lo siento Toti.

    1. jose maria -txema- gonzalez learra    1 respuesta10 julio, 2014 a las 12:35 pm

      ¿Sistema fútbol?
      No, por favor.
      Sistema único, totalitario, sin más.
      parkinson = temblores
      hincha = inflamación, incluso mental en algunos casos, muy escasos desde luego.
      Yo no mezclo nada. Ya viene (recontra) revuelto. Mal mezclado. Apesta, sangra y es carísimo. Solo produce más opio (trucho) para la masa mansa.
      Quien no sepa, pueda o quiera verlo, también así, allá él o ella.
      Yo me atrevo a pedirle a Toti que sea más condescendiente contigo, que lo que a ti mismo te gustaría no tener queserlo conmigo.
      Mi cordial abrazo, siempre.

      1. Tilinga de cuarta    2 respuestas11 julio, 2014 a las 2:26 am

        Capaz tenés razón vos, Txema y habrá cosas que no puedo mirar desde tu perspectiva y no las veo.

        Igual creo que a veces el futbol deja de ser el opio de la masa mansa y se transforma en una chispa que nos despierta.
        Seguro que eso no cambia ninguna de las cosas importantes que nombrás.
        Pero se transforma en una chispa que nos despierta y por un ratito, emocionados y con menos corazas nos miramos y nos abrazamos.
        Para mi, eso es suficiente. Tengo una confianza irracional en el efecto de esas vivencias sobre la gente.

        En lo del Toti y la condescendencia me perdi. Es que soy de perderme seguido.
        Yo tambien te dejo un abrazo sincero.

        1. toti    11 julio, 2014 a las 12:12 pm

          alto trabalenguas el último parrafo , amigo!!!!!!
          con decencia, codescencia o condescendencia, VAMOS ARGENTINA CARAJO!!!! Y AGUANTE EL OPIO DE LAS MASAS BLANDAS TRAS LAS RAYAS BLANCAS PARA AFANAR LAS MARACAS GANADAS!!!
          AHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!!

          teikirisi Txema, es solo Rock & Roll
          Asesineme….

        2. jose maria -txema- gonzalez learra    1 respuesta11 julio, 2014 a las 1:06 pm

          En efecto, es lo que cuenta más: lo que produce buenos y sinceros sentimientos.
          Aunque las causas pudieran estar “equivocadas”, lo que ya es mucho decir, importan más los sentimientos y sobre todo, según yo creo, los hechos, las acciones que seamos capaces de llevar a cabo. Las palabras se las lleva el viento.
          Quisiera ser siempre un amigo tuyo y también de Toti que anda por ahí, llena de buena marcha. Unamos nuestras rayas y sentimientos, y no podrá pasar entre esos barrotes ni la mismísima alemania con Cros y su “jarabedepalo” al frente.
          Hasta el domingo. Sí se puede.
          Date por asesinado/a, Toti destrabalenguador/ora, pero ni se te ocurra palmar. Es una orden.

          1. toti    11 julio, 2014 a las 4:08 pm

            Palmar jamás amigo Txema!!! las palmeras son glamorosas…lo mío es el paraiso sombrilla y mates a la sombra…Está desde este mismo momento invitado a visitar mi paraiso.

            Hasta el domingo!!!
            SI!!! Se puede!!!!

            (asesíname….canción de Charly García …”es sólo rock & Roll, no aguanto más estar así, asesíname”)

  11. diego #68    1 respuesta10 julio, 2014 a las 2:17 am

    Gordo: si tu post no se titula “13 GUERREROS” (los 11 jugadores y los dos huevos enormes de Masche) entonces no vale la pena leerlo. Abrazo.

  12. Dante Farias #66    10 julio, 2014 a las 1:48 am

    Cuando habla de “las máquinas sin falla” me parece que es una metáfora para la perfección de la selección alemana en el fútbol, no está diciendo que los alemanes sean robots, dejen de saltar como nenes por cualquier cosa.

  13. Xavi Fábregas #65    2 respuestas10 julio, 2014 a las 1:21 am

    El partido de hoy de Argentina (y de Holanda) ha sido tan espantoso, que el artículo de arriba, criticando el gran fútbol de Alemania, ha caído en el más profundo de los ridículos. Sacar pecho después de lo de hoy es para que algunos se sienten en el diván y no lo abandonen en unos meses.

    1. Daniel Bron    10 julio, 2014 a las 1:26 am

      Bueno… algunos no pueden precisamente dar cátedra de nada. Por cuatro años (no seis como dicen) en la historia que jugaron bien.
      Que ya me estoy empezando a cabrear.

    2. Daniel Bron    1 respuesta10 julio, 2014 a las 1:34 am

      Venir a destilar rabia y descargar impotencias porpias aquí no sirve de nada.
      Para eso ya tuvieron a Holanda enfrente e hicieron un papelón.

      1. Xavi Fábregas    1 respuesta10 julio, 2014 a las 2:04 am

        El mismo que acaba de hacer Argentina. Ya lo ha dicho Sabella: el partido ha sido un 0-0. Ah, por cierto, yo celebré la eliminación de España, a la que no he mencionado para nada hasta ahora mismo. Sólo he hablado de Alemania, Holanda y Argentina, pero bueno, allá cada cual con sus paranoías.

  14. Luciano #61    9 julio, 2014 a las 9:53 pm

    Tus textos del mundial son excelentes!! Y me identifico con ellos a pleno, salvo que a pesar del cagazo con Suiza yo si salte por los aires a gritar el gol del fideo.
    Ayer, vi el partido hasta el 1 a 0, luego me fui a patear por ahi, pensando que ya estaba todo dicho, ganaría Alemania, pero comencé a escuchar varios gritos, muchos, entonces me acerqué a un bar y vi el marcador 4-0, me quede petrificado.
    En cambio, a mi alrededor todo era fiesta, y había solo uan parekita alemana: todos, catalanes, pakis, argentinos que veían el partido no podían borrar su sonrisa de la cara. Luego el facebook, me demostró que todos querían que Brasil perdiese, todos menos yo, y hasta ahora que te leo no había podido identificar a nadie que entendiera lo que sentía. Dijo Joachim Low que los jugadores no festejaron en el vestuario, WTF. Es cierto que Brasil no estaba jugando bien, pero son a mi opinión los que deben demostrar que el futbol está vivo; es como cuando en Argentina debíamos saber como estaba la cantera o inferiores de Argentinos Jrs para saber si había futuro en el fútbol argentino.
    Y nada más, ya no estoy nervioso por el partido que va a empezar, ya no me importa este mundial. Comprendí que ayer sentí mucha tristeza, ayer fui brasilero, y no tuve elección, fueron los sentimientos. Un abrazo gordo!!

  15. michael rivera berrocal #60    9 julio, 2014 a las 9:43 pm

    lamentablemente Brasil perdió y hoy juega argentina pero muy a pesar de eso yo les pido un muy respetuoso minuto de silencio a aquellos que aman de verdad este lindo deporte y no se dieron cuenta o no se enteraron que el gran ALFREDO DI STEFANO a dejado de existir hace 4 días. Un abrazo a toda la colonia ARGENTINA y a los ESPAÑOLES que guardan un recuerdo de él por su paso en el REAL MADRID. Un saludo para todos.

  16. jose maria -txema- gonzalez learra #59    9 julio, 2014 a las 8:45 pm

    “Juan Pablo II”
    ¿Aquel que jugaba de 9 y siempre contra los pobres? Seguro que ni fue ni sería un buen amigo del 10 que todos admiramos.

    “…alemanes, maquinas sin corazón…”
    compitiendo contra otros corazoncitos ¿solo algo “marketineros”?
    7-1, ¿a jugar cómo les habrá enseñado su dios Pelé, y posteriores genios que ya han tenido?
    Unos enormes corazoncitos tan infestados de patrióticos apasionamientos muy arraigados y familiarmente tradicionales, eso sí, que no tienen el menor reparo en “venderse” a los mejores postores, para cobrar junto a aquellos corazones maquineros y poder disfrutar de sus mismos paraísos fiscales. De paso aprenden idiomas y ligan a tope.

    “La maravillosa final esperada por todos era Brasil y Argentina. Cualquier otro cruce es una mierda pinchada en un palo.”
    El universal arte-juego-deporte-negocio del glorificado fútbol (¿balompié versus fútbol? ¡venga ya!) funciona formidablemente en todo nuestro mundo globalizado, con sus hegemónicas divisas y selectivos paraísos, pero solo llega a alcanzar esa categoría de maravilla máxima cuando lo resuelven en una final de competición, Brasileños y Argentinos: sus únicos y supremos hacedores de singular corazón. Todos los demás… “artefactos infernales”, “máquinas feroces” de las que quizá deberíamos comenzar a aprender algo, a la vez que ellos hacen lo propio. Que sí lo hacen. Por eso son titulares de la crisis que nos azota a todos.

    ¿Qué se siente?
    Yo, cierto morbo futbolero. En cualquier caso inferior al disfrutado cuando eliminaron (a golazos) a la “pesetera” roja con su ex tiqitaca copiado y superado.
    Y la misma afición al mismo fútbol.
    Pienso que algo deberíamos sacar para poner en orsay, ya mismo.
    Mi pronóstico-deseo-intuición: Brasil 2 (3º) – Argentina 1 (4º).
    Cualesquiera otros cruces o resultados, bienvenidos sean aunque fueran por enormes goleadas. Todo es fútbol, menos el “bisnes”, las corbatas sobre barrigas y la consagración de la borregada.

  17. Xavi Fábregas #58    2 respuestas9 julio, 2014 a las 8:07 pm

    Estimado Henan, es evidente que tu artículo destila prejuicios que, como tales, son siempre injustos. Todo eso de las “máquinas”, “robots”, frialdad…así, sin más argumentos que tirar de estereotipos y tópicos, que a estas alturas ya deberían estar superados.
    Alemania jugó muy bien al fútbol, así, sin etiquetas, al buen fútbol. Que a tí no te guste no debería ofuscarte y hacerte perder la objetividad.

    Y ya puestos, no me resisto a dejarte una lista de robots alemanes, para que la uses cuando estimes oportuno documentar con nombres propios tu teoría de la barbarie germana. De nada, ha sido un placer.

    Beethoven

    Mozart

    Bach

    Wagner

    Händel

    Brahms

    Mendelssohn

    Schumann

    Strauss

    Einstein

    Kepler

    Max Planck

    Gutenberg

    Kant

    Nietzsche.

    Karl Marx

    Schopenhauer

    Hegel

    Heidegger

    Leibniz

    Goethe

    Hermann Hesse

    Schiller

    Lutero

    Bertolt Brecht

    1. El Fede    1 respuesta10 julio, 2014 a las 4:31 am

      No entendes lo que pone hernan, por que habla como argentino. Los argentinos somos descendientes de españoles, si, pero también de italianos. Lo que expresa con palabras, no siempre esta reflejado con una razon, si no mas bien con un sentimiento.

      Hablas de objetividad, cuando el habla desde la pasion. Deberias dar un paso atras, y asi podrias comprenderlo.

      Te lo digo con buen animo, por muchisimos de mis amigos son de ese lado del charco, y a pesar de hablar idiomas muy similares, me ha pasado de decir lo mismo, y que signifiquen cosas diferentes.

      Salud y nos cruzaremos en 4 años con ustedes 🙂

      1. Xavi Fábregas    1 respuesta10 julio, 2014 a las 9:02 am

        Bueno, en todo caso hay que ser más respetuoso con el lenguaje, por mucha metáfora que se quiera emplear. Alemania es cuna de pensadores, de poetas, de científicos…..y de grandes futbolistas. Alemania es la mejor selección de la historia del fútbol: ha jugado 15 finales entre Mundiales y Eurocopas y siempre llega lejos en las competiciones. Creo que se merece más respeto que el que se desprende de este blog.

        Un abrazo y suerte.

          1. Xavi Fábregas    10 julio, 2014 a las 5:29 pm

            Soy muy poco nacionalista………………espera, nada nacionalista.

            Como dijo Vicente Del Bosque:

            “El que es gilipollas español, es gilipollas español; y el que es un tío majo extranjero, es un tío majo extranjero”

  18. Benja #57    9 julio, 2014 a las 7:28 pm

    Siempre he admirado a La Albiceleste y nunca he sentido simpatía ni empatía por la selección de Brasil. Y sí, una final Brasil vs. Argentina hubiese sido histórica. Pero no pasó. Y no porque Alemania haya sido una “máquina sin corazón” (vaya prejuicio tan obsoleto, por cierto), sino porque jugó en equipo, con mucha organización pero también con mucha pasión, sin depender de ningún protagonista y sin caer en el juego sucio. Pero, además, Brasil jugó muy mal. Una selección que comenzó metiendo un autogol en el primer juego del Mundial de su propia casa, que tuvo una ventaja clara por parte de cierto arbitraje, que no jugó bonito, que jugó al contacto, y que eliminó a Chile y a Colombia con muchas críticas (válidas o no) a sus espaldas. Fue evidente que La Canarinha llegó a la semifinal sin estar preparada para enfrentar a un equipo que tiene el mismo peso de la experiencia (porque esa fue, para mí, la gran falla de Colombia, el peso de la experiencia), un equipo con la fortaleza psicológica para no debilitarse ante un estadio repleto de cariocas. Yo no esperaba eso, nadie lo esperaba. El mundo estaba preparado para ver un duelo monumental… pero si eso no pasó no fue gracias a la “desalmada” Alemania, pasó por las deficiencias de Brasil, que con cinco estrellas en su uniforme no puede excusarse ante la ausencia de dos jugadores. “No se puede explicar lo inexplicable”, como dijo Julio César al final del partido. Creo que este ‘Mineirazo’ es una lección para los brasileros para replantearse su fútbol, que por algo es de los mejores del mundo.

    Ahora bien, si Brasil hubiese llegado a la final y le hubiese ganado a Argentina, ¿estarían contentos porque al menos tuvieron su “final soñada”? No sé, me cuesta creer eso. Es muy fácil hablar y lamentarse por lo que no pasó. Sobre todo luego es escuchar tantas veces el “Brasil, decime qué se siente….” Si le ganan a Alemania celebrarán tanto como si le hubiesen ganado a Brasil. Y si pierden frente a Alemania, se ecabronarán igual. Así de simple puede ser el fútbol, perder duele y ganar te hace feliz. Y lo de la “desgracia” que un equipo europeo gane en Latinoamérica, pues creo que romper los paradigmas no está nada mal, que Alemania levante la Copa en Brasil y Argentina lo haga en Rusia. Esa concepción maniqueísta de ver siempre a Europa como “el enemigo”, como “los ricos”, me agota enormemente. Lo de la rivalidad es otra cosa, por eso que un equipo de nuestro continente gane en Rusia me parece hasta una mejor sorpresa.

    Y por último, tanto Argentina, como Alemania y como Holanda, han sufrido varios partidos para llegar hasta acá (sí, a Alemania le costó Argelia, pero a Argentina le costó Suiza). Lo que vaya a pasar ahora será igual de emocionante, al menos para mí, aunque ya no esté Brasil y a pesar de que otras personas crean que el fútbol ha muerto.

  19. argenta #55    9 julio, 2014 a las 6:51 pm

    Qué se siente?
    Para mi, que amo el fútbol de verdad, una desazón enorme.
    Ayer Piazzolla perdió 7 a 1 con Kraftwerk.
    Y eso no puede ser bueno para nadie.

  20. Andrelo #54    9 julio, 2014 a las 6:30 pm

    Hernán, con todo el respeto y admiración que te tengo, como comentarista de fútbol sos un gran escritor de historias. Tenés la imagen histórica de Alemania, aquella que le ganó a Hungría en el ’54 en esa sospechada final. Pero esta Alemania es distinta, prioriza la posesión, tenencia y juego colectivo. El fuerte de jugadores como Lahm, Ozil o Kross no es justamente lo físico. Así y todo, no disfruté semejante paliza pero sí que haya quedado afuera un equipo que no mostró absolutamente nada relacionado a su historia.

  21. toti #52    9 julio, 2014 a las 6:02 pm

    que loco que se piense que otro ser humano que haga lo que le gusta y le ponga todo su empeño se vuelve terminator, un robot. Que todos los Arios son hijos del regimen Nazi o asesinos sin corazon. ¿A partir de qué gol uno se vuelve robot sin corazon? ¿y si hubiera sido al revés? ¿que hubiera dicho la prensa y la opinion pública? “La alegría sigue siendo Brasilera” “Triunfó la pasion y el corazon sobre la fría maquina” . ¿Alguien se afligiría por gente de apellido duro e impronunciable? No, total ellos ya saben lo que es sufrir, con dos guerras encima ya deben estar acostumbrados.
    Ya se que gran parte del pueblo brasileño y latinoamericano dependemos de estos triunfos para por lo menos tener algo para festejar cuando la guita no alcanza, como decía Mirta Bertotti en una magnifica carta a Maradona, pero eso no nos habilita para rotular a Nadie. Creo, y tengo más genetica de este lado del mundo que de aquel otro.

  22. Manu Fernandez #51    9 julio, 2014 a las 5:57 pm

    Para mí que Brasil perdió porque no fue Brasil, al menos la Brasil que conociamos hasta el 94 mas o menos. Brasil evoluciono y se europizó y ahí fue donde perdio. Alemania en cambio evoluciono hacia el toque, la profundidad y la presion arriba.
    Unos querian tener el balon en los pies y acercarlo a la porteria contraria y otros en el aire y alejarlo de la propia. Por una vez el futbol fue justo y premio al que acariciaba el balon no al que le pegaba patadas.