Negar todo

Hace cinco años la muerte de Fontanarrosa nos produjo la tristeza de una ausencia cotidiana. Los ídolos cuando mueren nos dejan el asombro de su obra. En cambio cuando mueren amigos queridos nos arrancan un futuro común. Ya no más una sobremesa o un viaje compartido. Con Fontanarrosa sentimos eso: ya no más domingos futuros con su historieta, no más mundiales de fútbol con su reseña, no más cuentos nuevos. No solamente lo queríamos. Sobre todo, lo queríamos más tiempo.

Una vez hecho el duelo, confiamos en lo que nos quedaba: su obra. Y también su último libro, que debía aparecer publicado tras su muerte. Pero ocurrió algo, en estos cinco años sin él, que multiplica su ausencia. Meses después de su muerte dejaron de imprimirse libros de Fontanarrosa a causa de un litigio legal por sus derechos.

Al principio nosotros, sus lectores, sospechamos que no podía durar demasiado esta cuestión legal, pero fueron pasando los años. En ninguna librería del país, ni de otros países, hay libros de Fontanarrosa.

Y en medio de este conflicto hay un libro, su último libro, que sigue guardado en un cajón.

Ese libro se llama «Negar todo».

Fontanarrosa escribió ese libro entre 2005 y 2007, durante los dos últimos años de su vida, cuando ya era conciente de su muerte cercana. En esas páginas, encajonadas y en litigio, están las últimas palabras que tenía para decirle a sus lectores.

Con Chiri sospechamos, desde hace ya un par de años, que ahí hay una historia. Pero entonces no teníamos una revista y ahora sí. Para el próximo número de Orsai fuimos a buscar la trama de ese último libro (saber de qué se trata, al menos) y quisimos hablar con las personas que no se ponen de acuerdo para su publicación: su editor, su primera esposa, su segunda esposa, su hijo, sus amigos.

El epicentro de la crónica es Rosario. Y Alejandro Seselovsky es rosarino. Lo elegimos a él para que nos haga de detective. No solo porque conoce la ciudad de Fontanarrosa mejor que nadie, sino también porque es lector fervoroso de la obra del Negro. Seselovsky viajó a Rosario para averiguar los detalles del conflicto que nos está dejando, desde hace años, sin nuestro autor más popular.

El primer goteo de Orsai N6 es agridulce pero necesario. ¿Cuál es la razón por la que no podemos leer a Fontanarrosa? El resultado es parecido a un cuento suyo: una crónica en la que hablan, incluso, algunos viejos amigos de la mesa de los galanes, en el bar El Cairo. Una trama que involucra a un escritor cercano y querido del que no podemos tener sus últimas palabras.

El 20 de julio de 2007 escribí en este blog el texto más corto de Orsai. Decía así:

En Argentina no idolatramos por mayoría absoluta. No existe personaje adorado por muchos que no soporte un contrapeso importante de descrédito. Maradona, el Che, Eva Perón, Charly, Borges, Monzón, incluso Fangio. Cuando alguien los nombra con amor, siempre hay otro que salta con un pero. Nuestros ídolos suelen ir a ballotage; ganan nuestro corazón o lo pierden, pero siempre en segunda vuelta. Hasta anoche. Ayer, por fin, se nos ha muerto alguien por unanimidad.

Hernán Casciari
Jueves 22 de marzo, 2012

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

159 comentarios Negar todo

  1. Abby #156    31 marzo, 2012 a las 1:13 am

    El Negro x el Negro!!

    Justamente hace unos días me acordaba de él porque.. vieron que a Decur lo editó “Ediciones la Flor”?… bueno esta misma editorial editó todo o casi todo del Negro.

    A mí también me dolió mucho su muerte, no solo porque me encantaban sus historietas, cuentos, libros; sino también porque durante muchos años compartimos una misma ciudad y nunca pude saludarlo, pedirle un dibujito, nada. 🙁

    Y si hacemos un hastagh para que publiquen Negar todo ??? jajaja

  2. Apóstrofe #155    30 marzo, 2012 a las 8:47 pm

    yo decía, ‘hernan está enojado, triste y abotarrado de laburo, por eso no postea…” ahora me doy cuenta que no hay notificaciones nomas, y yo soy un flojo que recien, despues de tres post me vine a mirar que pasaba.. bue, beso, chau… todavia esperando la 5 que me avisaron: nos llegara con la seis! cuanto dolor! y eso que no estoy tan lejos de vos! bueno chau.

  3. Pildorita de la Felicidad #154    30 marzo, 2012 a las 2:12 am

    La puta que te pario Hernán (con el perdón y respeto de la santa de Chichita), acabo de ver que estás actualizando el blog. No me llegaron las alertas a mi mail.
    P.D. que buena se ve la historia. Seselovsky es el puto amo.