Que nos valga

Si hace una semana empecé el texto diciendo que ya éramos mil suscriptores anuales a la nueva revista Orsai, hoy lo inicio con mejores noticias: ya somos casi mil quinientos. Esto indica una progresión constante, y nos obliga a tomar decisiones. Según los números, llegaremos al objetivo a finales de enero. Por lo tanto vamos a entrar a imprenta el 20 y la revista estará en el bar el 1 de febrero. Ya es hora, entonces, de ponernos a trabajar.

Voy a unificar en este texto las 156.032 preguntas que ustedes me hicieron por mail, o en comentarios anteriores, y que respondí uno a uno por vía privada. Esas preguntas se pueden resumir en doce, y son estas:

1. ¿Se pueden pagar las revistas una a una, o en cuotas, o comprar solamente la número siete?

No señor. Este año no vendemos revistas, sino una suscripción anual. El «producto» es la suscripción, y cada revista es una sexta parte de un total.

Lo decidimos así por una razón que nos excita mucho: en la nueva etapa de Orsai los seis ejemplares estarán entrelazados, habrá historias que empiezan ahora y acaban en diciembre, historietas de largo desarrollo, secciones que funcionan por partes y una estética folletinesca muy siglo diecinueve.

¿Qué sentido tiene comprar la número siete, entonces? La experiencia Orsai 2012 se parece más a mirar una serie de tele inglesa de seis capítulos. Un episodio cada dos meses.

2. ¿Y qué pasa si, a la mitad, la serie no me gusta? ¿Por qué tengo que pagar la serie completa?

Está contemplada esa opción. Y acá viene una noticia importante: nosotros vamos a imprimir únicamente seis mil suscripciones, es decir, seis mil revistas cada bimestre. Ese será nuestro tope. No habrá reedición de ningún número.

¿Está claro eso? Pondremos a la venta seis mil suscripciones durante todo el año y cada suscripción tendrá un destinatario con nombre y apellido. Llegará un momento en donde nadie podrá comprar una suscripción. Pero si vos tenés una comprada, y no te gusta la revista que estamos haciendo, tendrás un mercado de mucha gente que llegó tarde y que te recomprará la suscripción completa.

No solamente recuperarás el dinero de tu suscripción, sino que podrás ofrecerla a un valor más alto.

3. ¿Por qué estás tan seguro que habrá mucha gente que querrá la revista cuando ya no haya suscripciones a la venta?

Pensá un segundo: ahora mismo hay casi mil quinientas suscripciones vendidas y todavía no dije una sola palabra sobre los contenidos ni los nuevos autores. Cuando empiece a dar nombres, se van a caer todos de culo.

Y esta vez no serán autores que participen en un número, sino durante todo el año. Todavía no puedo adelantar nada, pero tengo la grilla frente a mis ojos, y puedo decir algo con la mano en el corazón: NUNCA hubo un staff tan impresionante en la historia de la gráfica en castellano. Te vas a hacer pis encima cuando veas la nueva Orsai.

4. Entonces, si soy distribuidor, ¿es recomendable que compre suscripciones para tener en stock?

¡No te quepan dudas! Repito: no vamos a imprimir ni una más que seis mil, en toda la vida de dios. Es inversión absoluta: porque vos podrás vender las de tu stock durante toda la eternidad. Ya hay una opción en la página personal de distribuidores para comprar suscripciones de stock.

5. Yo soy suscriptor, pero estoy detenido en el paso ocho del registro. ¿Hasta cuándo tengo tiempo para comprar mi suscripción?

Tenés todo el tiempo del mundo. Si lo hacés dentro de cuatro meses (y todavía el contador no llegó a seis mil) te llegarán las revistas atrasadas —todas juntas— y seguirás recibiendo las que faltan hasta completar el año.

Pero no te cuelgues. Si un día no hay más suscripciones a la venta y vos estás todavía en babia, te quedás sin nada.

6. ¿Por qué ahora hablás de seis mil? ¿No eran cinco mil?

Cinco mil son las suscripciones necesarias para poder pagarle los sueldos a todo el staff durante el año entero, imprenta, maquetación, corrección y todas las cosas que hacemos para que la revista tenga calidad. Pero al mismo tiempo hay suscripciones obsequio para todos los autores que participan, para difundirla en radios y periódicos, etcétera, y también un pequeño plus para que Cristina y yo (que no tenemos sueldo) nos llevemos algo a final de 2012.

7. ¿Por qué no aparece el precio de la revista al inicio del registro? Me da miedo entrar sin saber lo que cuesta la revista.

El registro es, en realidad, una serie de preguntas que define el precio en tu zona. No sabemos el valor final de la revista sin conocer primero de dónde sos, ni cómo la vas a comprar (en mano, o por correo).

Pero te lo pongo claro: el valor real de cada revista es de 10 dólares. Exactos. A eso tenés que agregarle los gastos de envío y la ganancia de tu distribuidor. Si vivís en un barrio de Buenos Aires, por ejemplo, vas al bar Orsai y comprás tu suscripción muy barata. Pero si vivís en Afganistán el precio del correo lo hace todo más caro.

8. Soy distribuidor, pero todavía no alcancé a tener diez suscriptores. ¿Qué pasa si sigo así cuando llegue la hora del primer envío?

A finales de enero vamos a revisar, caso por caso, a los distribuidores que no lleguen a diez ejemplares. Según la zona y otros detalles, tenemos muchas opciones: pasar esos suscriptores a otro distribuidor, enviar los ejemplares por correo invitando a pagar gastos de envío, o incluso devolver el dinero a quien no acepte ninguna de estas reformas.

9. Soy distribuidor y ya tengo un montón de gente que me pagó en mano. ¿Cómo y cuándo tengo que pagarles a ustedes esas suscripciones?

Por ahora guardá esa plata en un cajón con llave. Desde la primera semana de enero verás aparecer, en tu página personal, un nuevo botón llamado «Saldar suscripciones en mano». Allí podrás pagar (vía Paypal) la diferencia entre lo que vos tengas para nosotros, y lo que nosotros tenemos para vos. Si esa diferencia es a tu favor, seremos nosotros quienes enviemos dinero a tu Paypal.

Sea como sea, vas a tener, bimestralmente, tu ganancia completa en el bolsillo.

10. Tengo una buena cantidad de suscriptores que todavía no me pasaron a pagar. ¿Qué hago con ellos?

Desde enero tendrás la opción de enviarle mensajes personalizados. Pero no te preocupes mucho, porque hasta que no te paguen están en un limbo y no tienen su suscripción confirmada.

Cada uno de ellos verá, en breve, una cuenta regresiva con el tiempo que les queda para pagarte. Si lo hacen fuera de tiempo, recibirán dos ejemplares durante la próxima entrega (si es que aún no llegamos al tope de seis mil).

11. ¿Y si quiero tener las cajitas de luxe vacías de las ediciones 2011? ¿Y si quiero comprar revistas atrasadas, o nuevos libros, cómo hago?

Las cajas de luxe se enviarán, completamente gratis, a todos los lectores que hayan pagado su suscripción antes de la fecha límite del 31 de enero. Es decir: la cajita troquelada irá junto a la entrega de las Orsai N5, como ya prometí hace meses.

Respecto a las ediciones anteriores de Orsai, habrá —desde febrero— una tiendita en cada página personal. Lo que pidan (si hay stock en la zona) le llegará a cada suscriptor con el segundo pedido, o con el tercero, o con el cuarto, etcétera.

Lo mismo ocurrirá con los nuevos libros que editemos en 2012. Esos libros tendrán un precio oficial para todo el mundo, y un precio con gran descuento para suscriptores de Orsai (porque al enviar el libro con cada revista bajamos muchísimo el costo de correo).

12. ¿Y qué hacemos nosotros, los que no llegamos con la plata para comprar por adelantado, estamos fuera del sistema, gordo marketinero?

(Esta pregunta surge de los comentarios, y la respuesta se basa en ideas de los lectores) Se puede hacer algo, estamos haciéndolo. Por lo pronto, salieron más de tres buenas ideas en menos de una hora de comentarios. En sintético: estamos buscando la forma de que los distribuidores «prehistóricos», los de más confianza, puedan pagarnos ELLOS algunas suscripciones bimestre a bimestre, solo para suscriptores de su entera confianza.

Según me dicen por mail, hay una opción en Paypal para ese tipo de pagos diferidos. Así que posiblemente pongamos la opción tan pronto lleguemos a 3.000 suscriptores (que puede ser la semana que viene o a mediados de enero).

¿Ya está? Yo tengo muchas más preguntas…

Me lo imagino. Y para eso están los comentarios. Cuando lea una pregunta particular la contestaré allá abajo. Cuando crea que es una inquietud colectiva, actualizaré el post con la nueva respuesta.

Y otra vez, un año más, déjenme despedirme como corresponde:

¡Que la inocencia nos valga!

Y que cada vez nos valga más.

Hernán Casciari
Miércoles 28 de diciembre, 2011

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

471 comentarios Que nos valga

  1. Natán #469    5 enero, 2012 a las 3:24 am

    Hay un proceso de hacer que la gente entienda cómo va a funcionar el nuevo sistema, hacer que se registren, que esté registrado su distribuidor, etc.

    Son pasos que hacen todo un poco más lento, sí. Pero a la larga, cuando se lleguen a los 5000 suscriptores van a ser 30000 revistas vendidas. Todas juntas. Si se llega al tope de 6000 suscriptores van a ser 36000 revistas.

    Me parece que como van las cosas, no pinta que la mayoría esté disconforme; por el contrario.

  2. Margarita Manterola #468    5 enero, 2012 a las 3:08 am

    Hola,

    Pensando en los países en los que el costo de envío es más alto que el valor de la revista… ¿No habrá chances de imprimir la revista en esos mismo países? Tal vez no sea la excelente calidad de la Orsai 2011, pero será mejor a que se queden sin la revista, o sólo con el PDF, no?

    Obviamente esto implica un acuerdo con alguien que será el impresor, y va a ser alguien “en el medio”. Pero también hay alguien “en el medio” cuando se está pagando tanto como el costo de la revista en el envío.

    Si no les gusta esta propuesta, ¿No habrá algo similar que se pueda hacer para que no salga 11 dólares en Argentina y 20 dólares en Colombia?

  3. Pablo #466    5 enero, 2012 a las 2:01 am

    donabcn, yo lo vería por el lado de “precompraron 11400” (que surge 1900 por 6) contra “7000 se vendieron” creo que hace más justicia a como viene el Orsai 2012.

  4. FG #463    4 enero, 2012 a las 10:07 pm

    No es miedo a que nos caguen. Casciari puede elegir hacer lo que quiera con su proyecto, pero acá volcamos nuestros pareceres. A mí me limita: no puedo elegir comprarla número a número, como creo que todas las suscripciones que mencionás. Acá la suscripción no es una opción, es el producto. Vuelvo al mismo ejemplo: es como si me hicieran comprar las entradas de todos los partidos que jugará mi equipo de acá a fin de año o, de lo contrario, no presenciar ninguno. ¿Y si yo quiero ver sólo tres o cuatro? ¿Tengo que transformarme en “fanático” para no quedarme afuera? En fin, Casciari hará lo que le parezca y está perfecto. Yo haré otro tanto y así cada cual.

  5. FG #462    4 enero, 2012 a las 9:46 pm

    Si Clarín cambia o mejora sus condiciones para Casciari es porque varios de nosotros nos prendimos a Orsai porque hablaba por “los artistas”, “los escritores”, “la cultura”, no por él solo. Sería: C fue atrás de H porque N fuimos atrás de H y le dimos a H el atractivo para que C lo contrase. Y las condiciones sólo serán mejores para H. No para N. Clarín no va a cambiar sus contratos para todos. Si lo hace por Casciari y él por eso acepta, me hace ruido, mucho ruido.

  6. donabcn #461    4 enero, 2012 a las 9:01 pm

    Hombre si mayoría son 1900 en lugar de las 7000 revistas trimestrales que según Hernán se vendieron, entonces es que no entendí bien las matemáticas cuando me las explicaron…. 😉

  7. Nacho M. #460    4 enero, 2012 a las 8:41 pm

    La pregunta #12, es esta. Copio y pego:

    12. ¿Y qué hacemos nosotros, los que no llegamos con la plata para comprar por adelantado, estamos fuera del sistema, gordo marketinero?
    (Esta pregunta surge de los comentarios, y la respuesta se basa en ideas de los lectores) Se puede hacer algo, estamos haciéndolo. Por lo pronto, salieron más de tres buenas ideas en menos de una hora de comentarios. En sintético: estamos buscando la forma de que los distribuidores «prehistóricos», los de más confianza, puedan pagarnos ELLOS algunas suscripciones bimestre a bimestre, solo para suscriptores de su entera confianza.

    Según me dicen por mail, hay una opción en Paypal para ese tipo de pagos diferidos. Así que posiblemente pongamos la opción tan pronto lleguemos a 3.000 suscriptores (que puede ser la semana que viene o a mediados de enero).

    Abrazo, buen 2012

  8. María #459    4 enero, 2012 a las 8:33 pm

    Hola Hernán, quizás ya te lo sugirieron en los comentarios pero por las dudas te pregunto: ¿pensaron alguna posibilidad para que los que vamos a descargar la revista en pdf tengamos alguna opción de donar algo para el proyecto? y que el medio no sea paypal ni ocho cuartos, algo más simple.
    Quizás serían miserias per cápita, pero entre tantas descargas algo sumaría.
    PD: la cajita metétela e… #@$&%)”#%$

  9. gUS nIELSEN #458    4 enero, 2012 a las 8:21 pm

    Natalia: tu punto 3) no es cierto. Tanto Clarín como La Nación pagan bien las notas,para lo que pagan los medios. Unas tres o cuatro veces más que Página 12, por ponerte un ejemplo. Publiqué en los tres lugares, notas de arquitectura, ciudad, a veces culturales. Si me decís cuál prefiero, es Página, porque es del palo. Pero comparativamente, los otros dos medios pagan mucho mejor, y en tiempos más cortos. Y cumplen todo lo que prometen de entrada. Nombré a LN porque la Rolling es de ahí.

  10. Ignacio J. Dufour García #457    4 enero, 2012 a las 7:28 pm

    Natalia, el problema, por lo que respecta a quienes conozco, no es el coste de la suscripción por cara sino que por la situación actual en España preferirían pagar revista a revista por que no pueden hacer un pago tan grande estando la situación actual de incertidumbre con respecto a los salarios. En ningun caso es el riesgo de que se vayan con las pelas.

  11. Natalia #454    4 enero, 2012 a las 7:10 pm

    No entiendo porqué cuestionan tanto la suscripción a Orsai. Si hay gente que paga por suscribirse a Revista Oh La Lá, Clarín, la Rolling Stone…ellos tampoco sabén cuáles van a ser esos contenidos. Esas revistas son más baratas porque 1)tienen publicidad 2)son una mierda 3)no le pagan bien a sus autores. Realmente no me parece tan cara la suscripción de Orsai por 6 revistas de primera calidad. Juro que no comprendo qué les genera tanta desconfianza. Lo estuvimos debatiendo en nuestro grupo Orsai (20 personas aprox)y surgieron las opiniones más diversas, pero sigo sin entender el miedo a que los caguen.

  12. lahirua #452    4 enero, 2012 a las 6:50 pm

    Me parece que lo que muchos nos estamos cuestionando es la coherencia de Orsai. Creo que el abuso de anecdotas mejoradas en temas practicos, de logistica y de dinero, pudo habernos sensibilizado a muchos. A mi, seguro. En el mundo en el que vivimos, que no es viejo, es el actual, estamos acostumbrados a que a los ingenuos les pasan por encima. Suscribirse a una revista no parece tener ningun problema (si se puede pagar), sobretodo con la promesa de que nos devuelvan el dinero si el producto no nos satisface. A los que vimos en Orsai una opcion a lo que todo el tiempo nos ofrecen los medios de comunicacion y nos super enganchamos y confiamos, creo que lo que nos esta molestando muy fuerte son algunas incoherencias importantes entre lo que venimos leyendo/escuchando y algunas decisiones Orsai. Si la cosa es coherente, todo bien con escribir en la revista de Clarin, todo bien con que muchos quieren regalar Orsai a los que no puedan pagar, todo bien con el barco y el 12 de octubre. Pero si sentimos que se abusa de nuestra confianza e ingenuidad, la cosa hace agua.