Recetas argentinas de exportación

La alta cocina consiste en servir los platos de siempre, presentados de un modo extravagante para poder cobrarlos un ojo de la cara. La argentinidad, bien entendida, es más o menos lo mismo. El chiste famoso debería ser diferente: "Cocine a un argentino por lo que vale, sírvalo caliente, y cóbrelo por lo que dice valer". Así que coja papel y lápiz, señora, porque en el artículo de esta noche le enseñamos a preparar cuatro platos argentinos de fama mundial.

Asado de zorzal criollo

Ingredientes

1 cantor uruguayo
1 letrista tierno
2 guitarristas
4 películas de hollywood
azúcar, pimienta y sal

Preparación

Ponga un cantor uruguayo —lo mismo puede ser francés— en una década bien enmantecada (por ejemplo la del veinte), y mézclelo con un letrista argentino que no chorrée mucha grasa, hasta que se compenetren. Agréguele dos guitarristas a los costados, y engomine al cantor suavemente hasta que quede brilloso. Déjelo cantar para que se hinche. Cuando comience a sonreir y deje de parpadear, colóquele encima cuatro películas de Hollywood. Manténgalo macerando en vinilo sin que pierda frescura. Antes de que se le agriete la piel, páselo por medellín y cocínelo a fuego lento. Sírvalo caliente.

Consomé Nacional

Ingredientes

1 país
4 climas
2 premios Nobel
1 guerra
1 actriz
1 general
450 gr. de cabecitas (negras)
trigo y oro, a gusto

Preparación

Coloque en un país —bien condimentado— seis millones de toneladas de trigo, cuatro climas y dos premios Nobel. Mezcle todo hasta que se acabe la segunda guerra. Vaya espolvoreándole oro y plata hasta que el país consiga una textura de séptima potencia mundial. Una vez enriquecido, ponga en un bol una actriz barata, un general impotente y 450 gramos de cabecitas negras. Mezcle todo durante dos presidencias hasta que la grasa comience a desbordar y el país se agite por completo. Si lo desea, congele el consomé 18 años y repita la operación. Una idea original: en lugar de actriz barata, la segunda vez puede sazonar con trocitos de cabaretera.

Cazuela de Cebollita

Ingredientes

1 zurdo tímido
1 bombonera
½ kg. de cocaína
1 cazuela de paparazzi

Preparación

Consiga un jovencito tímido (de unos 11 años) y enharínelo hasta que se le infle el pecho y la pierna izquierda comience a dorarse y adquiera brillo propio. Colóquelo en una bombonera para que consiga mayor sabor, y antes de su edad adulta espolvoréelo con medio kilo de cocaína. Cocínelo en una cazuela de fotógrafos durante cuatro mundiales hasta que dé todo su jugo; después quítele la piel, córtele las piernas y comience a hervirlo. Cada vez que esté a punto de ebullición, agregue agua fría para que no se muera del todo. Déjelo engordar, arránquele la grasa, déle la vuelta y sírvalo por canal trece una vez a la semana.

Rugbier frito en salsa cubana

Ingredientes

1 continente joven
1 rugbier
1 libro de Marx
1 motocicleta
1o cubanitos
1/2 litro de aceite de oligarquía

Preparación

Llene un continente de injusticias y coloque en medio a un jugador de rugby de clase alta, un libro de Marx y una motocicleta. Tape todo con un repasador y deje macerar en un sitio húmedo durante algunos años. Mientras tanto, vaya pelando diez cubanitos y ponga un cerdo en una sartén. Cuando el rugbier se haya empapado de marxismo (verá que adquiere un tono cobrizo y le aparece una boina en la cabeza) quítele la motocicleta y revuélvalo junto a los cubanitos. Lleve todo a la sartén hirviendo hasta que no queden restos de cerdo. Retire al rugbier (dejando hervir a los cubanitos en la salsa), péguele un tiro y trocéelo hasta que se convierta en camiseta.

Hernán Casciari
Martes 23 de agosto, 2005

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

70 comentarios Recetas argentinas de exportación

  1. Pato #65    5 septiembre, 2005 a las 7:14 am

    Bajo y de dudoso gusto.
    Barato? Posiblemente.
    Es facil caerles nuevamente a tipos cansados de tantos golpes.
    Un moreton mas no les agrega nada.
    Porque ningun poderoso en la lista?
    Porque ningun milico?
    Lo que escribimos delata lo que llevamos dentro.

  2. SantiagoScalzadonna #63    2 septiembre, 2005 a las 10:40 pm

    Ni con un frasco entero de Hepatalgina me paso estas recetas.
    En vez de servir frio/tibio/caliente, no se sirva (aunque pueda sonar autoritario). Gracias Hernan, pero ya conocemos otro H (Lecter) que nos empacha mejor con menues canibales. Tu error es que te olvidas de que la verdad no se sirve cruda, sino al dente, algo mas de vocabulario para hablar.

    Quid pro quo

    S.
    de Cordoba,
    vaya provincia para vivir,
    y para tomar un fernet ni te cuento!

  3. Interior #61    31 agosto, 2005 a las 1:30 pm

    No Teta, no, no es mi intención que las calles dejen de llamarse San Martín por que mató españoles, y no pongo a San Martín en la Misma bolsa que el Che, las ideas del Che fueron muy nobles, y las comparto en gran medida, pero sus métodos no son justificables por mas nobles que sean sus ideas, si yo era un campesino en Cuba de la revolución, y tenia mi plantación de cañas, herencia de familia, la cual venia trabajando en ella desde siglos, y pretendía seguir trabajando de igual manera, sin entregar mi tierra y mi producto al estado, hoy no estaría aquí por que hubiera sido fusilado por el Che. Si el Che dejaba realmente Cuba libre, sin ninguna dictadura, estaría totalmente de acuerdo con él, pero no se puede negar que sacaron un tirano e impusieron a otro. San Martín siempre fue un demócrata, no podes comparar la lucha de San Martín por la liberación con la lucha del Che por la Liberación de Cuba pero imponiendo, a fuerza y con violencia, otro régimen totalitario.
    Yo quiero héroes como San Martín, Belgrano, incluso Sarmiento, Guaicurary, Quiroga, Derqui, etc. el actual gobierno y la prensa me quiere hacer creer que los héroes son el Che, Gorriaran, Firmenich (no los estoy poniendo en la misma bolsa), y yo no estoy de acuerdo, pero lamentablemente la generalidad en Argentina es ser totalitario y extremista, no podes pasear por la calle, tenes que estar en alguna de las dos veredas defendiendo el mismo sorete. Caso contrario sos gorila, burgués pendular, militaroide, facho, bolche, etc., dependiendo a que vereda te arrimes.
    Y lo noble del Che no quita lo bárbaro que fue por momentos.

  4. DudaDesnuda #60    24 agosto, 2005 a las 10:24 pm

    Como siempre la Canoura tiene razón. Por eso acompaño sus palabras con las que supo decir la filósofa argentina Susanita:

    “Amo la humanidad. Lo que me revienta es la gente”

    Besos comprensivos.

  5. Horacio #59    24 agosto, 2005 a las 10:16 pm

    El Teta (59)

    Te me adelantaste hermano; pienso exactamente igual.
    Una cosa que me sorprende es que las críticas o jodas a ciertos mitos enojen tanto a tantos. Y a esta altura de la historia seguir con el cuentito de la abanderada de los pobres me parece insólito; es como si los amigos españoles que suelen entrar por acá alabaran a Primo de Rivera.
    Muy bueno el post Hernán

  6. ElTeta #58    24 agosto, 2005 a las 7:38 pm

    Interior: Si a todas las calles les ponemos Lennon vamos a terminar todos perdidos.
    No puedo imaginarme una ciudad o pueblo sin su Avda. San Martín (un asesino). En La Plata tenemos calles con números, pero la plaza principal lleva el nombre de este exterminador de gallegos.

    PD: ¿Alguno probó las Conchitas de odontólogo envueltas en hojas de parra? Por acá nos salen exquisitas.

  7. hormiga #55    24 agosto, 2005 a las 6:49 pm

    Me gustan mucho tus textos. En general me divierto, me creo facilmente imagenes mentales con tus descripciones, me emociono…
    Pero esta vez…ay mamita! Tu nivel de facismo me ha indignado…Sabes? lo presntía, por algun que otro desliz tuyo, entre lineas…pero ahora mi viejo, perdiste un lector.
    una pena

  8. Laura C. #54    24 agosto, 2005 a las 6:49 pm

    En algun momento habría que empezar a clasificar a la gente no por provincias, prosedencia, color político, cuadro de fútbol, sexo, edad…Y empezar a dejar que como las sandias en el carro, se acomoden por un lado los hombres de buena voluntad y por el otro la gente mala que comenta!

  9. Ginger #52    24 agosto, 2005 a las 6:29 pm

    Disculpen ustedes dos de arriba, pero yo he visto cada provinciano decir y hacer cada cosita que los porteños quedan como niños de pecho. Los únicos que son una maravilla en cualquier parte son los Santafecinos, por lo tanto la teoría de Torombolo e Interior queda descalificada.