Orsai » Revista

Número 02, Fragmentos y adelantos

Apuntes de viajes

▣ Escribe Marcos López

Marcos López es uno de los grandes fotógrafos argentinos, pero pocos saben que escribe. En este viaje latinoamericano Marcos nos deja ver también su libreta de apuntes.

América Latina es mi propio cuerpo. En trance. Poseído por el espíritu de mis propios muertos y por las almas azoradas de las princesas vírgenes ofrecidas en sacrificio a los dioses Incas. Mojado por la transpiración de la entrepierna de las mulatas dominicanas cuando bailan merengue. Embriagado por el olor a alcohol que exuda el cuerpo de sus machos, de sus chulos, de sus amantes.

La energía sube por las piernas con la fuerza de un volcán en erupción, da vueltas por el estómago, el bajo vientre, anuda los intestinos, corta la respiración, raspa en la garganta, da vueltas por la cabeza, molesta en la zona de la nuca y en toda la espalda, y luego se instala justo en el medio del plexo solar. En el corazón. Se queda allí, y comienza a expandirse.

A mí me gusta exagerar. En función de lograr la máxima contundencia del relato no tengo problemas en mentir. Pero la verdad es que en esos momentos parece realmente que el cuerpo va a explotar. Desorden, duda, inseguridad, alegría, miedo, alquimia emocional, y en un estado que puede definirse como trance chamánico, los recuerdos infantiles se transforman en imágenes.

Los duelos, en gritos desesperados que luego se transforman en plegarias, luego en perdón y mas luego en reconciliación. El resentimiento toma la forma de observación tranquila. A veces humor. Erotismo. Sexo. Lucha libre. Insurrección obrera. El cuerpo se transforma en la América toda. El altiplano. Los salares del norte de Chile.

El sertão del nordeste brasilero. La Amazonia. Yo mismo reencarnado en las señoras que venden frutas, legumbres, ropa usada en los mercados de Bolivia. En los travestis que deambulan por las calles laterales de Plaza Constitución, al costado de la estación de trenes, en Buenos Aires, a cuatro cuadras de mi casa.

Soy hombre y soy mujer. Soy tigresa. Soy perro de la calle. Niño, marica, gaucho, malevo, madre y padre. El tamboril de los negros que tocan candombe en el Puerto de Montevideo. Soy el cacique de todos los indios que habitaban la Patagonia. Soy Sicario. Narco. Table dancer del bar mas oscuro del DF.

Por un instante, por un glorioso-divino-ansiado instante, no tengo ética, moral, sexo, juicio, piedad, perdón, ni lágrimas. Algo parecido al canto primitivo. Tribal.

Después de ese borbotón de sensaciones corporales, aparece la idea. No me queda bien claro si sube desde la tierra o baja desde el cielo. No importa. Lo que sí importa es descartar. Quedarse con las imágenes que tienen peso. Luego viene una cuestión puramente técnica. El oficio de hacer las fotos y que tengan cierta gracia. Que deslumbren. Encontrar el equilibrio exacto entre forma, contenido, color, figura y fondo.

Enseguida después, hay un estado parecido a la calma que sigue a la batalla. Placer por el deber cumplido: haber logrado materializar una emoción, que es al mismo tiempo una opinión socio-política, una crónica y un documento.

El problema es que pasa el tiempo y las imágenes se transforman nuevamente en recuerdo. No queda nada. Viene la ola, y deshace el dibujo hecho con un palito en la arena mojada de la orilla de mar. En ese momento hay que respirar hondo. Quedarse quieto. Tratar de instalarse en el espacio que hay entre un pensamiento y otro. La angustia no se quita, pero disminuye bastante. Se vuelve tolerable.

▣ Publicado el lunes 18 de abril, 2011

  • Twitear
  • Imprimir

  • 14 comentarios
     Pilar
    16/06/2011 a las 01:26
    Suscribo el comentario
    pablo
    06/06/2011 a las 13:15
    A mi la verdad es que es el artículo que menos me ha interesado. No digo que sea malo, pero a mi es el que menos me ha gustado. No sé, no logré "entrarle" y las fotos me resultan "frías", no me llegan nada
    12/05/2011 a las 01:01
    Qué buen trabajo!
    Pablo T
    10/05/2011 a las 18:59
    Que bien estaría que los dibujantes y fotógrafos pudieran colocar a nuestra disposición archivos con las obras que se publican en Orsai. Me imagino que varios, entre los que me incluyo, gustosos se harían cuadros y otras cosas más con algunas de las imágenes. Por supuesto, el trabajo de Lopez es precioso. No lo conocía y me estaba perdiendo de mucho.
    Pablo T
    10/05/2011 a las 18:58
    Que bien estaría que los dibujantes y fotógrafos pudieran colocar a nuestra disposición archivos con las obras que se publican en Orsai. Me imagino que varios, entre los que me incluyo, gustosos se harían cuadros y otras cosas más con algunas de las imágenes.
    Er Pibe
    29/04/2011 a las 18:49
    Hola Tonio, conozco a los pakistanies y sin duda este lo era, aqui en BCN despues de los equatorianos es el colectivo mas numeroso incluso mas que los marroquies, por eso no creo euivocarme. Y sobre tu 2ª pregunta puede ser lo que dices pero no era cara de asco, era cara de desaprovacion total, no sé como describirte la cara que puso, pero se lo noté y no solo en su cara sino en la forma que salió disparado. No hay que olvidarse que Occidente en el medioevo, tambien tenia prohibido tocar los cadaveres, esto se solucionó en el renacimiento y así pudo avanzar la ciencia medica. Un saludo.
    tonio
    28/04/2011 a las 11:32
    2 cosas: como sabes que era pakistani? y como sabes que se paro asi por ese tema de las costumbres musulmanas o solo porque le dio asco?
    Er Pibe
    27/04/2011 a las 16:32
    Esto ya lo escribí en "Excusas" y ahora lo pego aqui por que me gustaria que el autor lo sepa, pego: Hoy leyendo ORSAI en el metro de BCN viví en directo el famoso "Choque de civilizaciones" que previera F. Fukuyama. Estoy leyendo tranquilamente y al lado derecho mio se sienta un pakistaní de los que hay tantos en BCN, voy pasando las paginas lentamente y me percato que el chavon va chusmeando de ojito la ORSAI, sigo pasando y comienzo a ver las fotos del articulo de Marcos Lopez y al llegar a la foto de la autopsia el pobre pakistaní pega un salto en su asiento, lo miro y veo su cara de desagrado y asco, intento sonreirle y nada el tipo que se levanta y se va para la puerta dandome la espalda. Me quedé flipando en colores, cuando llégo al laburo,se lo comento a unos colegas y me explican que los musulmanes consideran sagrado al cuerpo yaciente, por lo tanto en la civilizacion musulmana no hacen autopsias, ¿lo sabiais? Yo no. Asi que aún estoy con la impresion de ver la cara del pobre tipo al espantarse, pues nada os lo queria contar. ¡Que grande ORSAI!Un mundo de sensaciones?
    Francisco
    27/04/2011 a las 01:48
    Necesita leerse varias veces y con calma para disfrutarlo como conviene
    Petre
    26/04/2011 a las 19:53
    Ya conocía el excelente trabajo de Marcos. Me sorprendió gratísimamente el texto de su autoría.
    25/04/2011 a las 19:29
    Qué buenas imágenes!!! Son tremendas esas fotos en colores, en temas; la manera en que transmite son tan intensas. El texto parece escrito por Dexter Morgan, tiene algo de oculto. Salud!
      Juan Sebastián Olivieri
    19/04/2011 a las 22:39
    "Encontrar el equilibrio exacto entre forma, contenido, color, figura y fondo." ¡Qué lindo y qué bueno tu trabajo Marcos!
    Juan Sebastián Olivieri
    18/04/2011 a las 20:52
    Je. La primera edición sin acento es más valiosa.
    ElTeta
    18/04/2011 a las 17:50
    Trampósos.
    ☝ Volver al inicio de la página
    ✏ Dejar un comentario

    Sobre estas páginas


    Estas páginas pertenecen a la sección «Fragmentos y adelantos» de este blog y aparecieron por primera vez en la versión papel de la Revista Orsai Número 02.

    Podés leer la edición gratuita en PDF, comprarla en su versión de papel o en su versión digital.

    « Anterior

    Siguiente »

    Sobre el autor

    Escribe Marcos López

    (Santa Fe, 1958) Uno de los grandes fotógrafos latinoamericanos. Ha conseguido crear un mundo de imágenes poderosas con sus fotografías que mezclan lo popular con la sofisticación del pop-art. Integra el primer grupo de becarios en la Escuela de San Antonio de los Baños, dirigida por García Márquez.

    Marcos López en Orsai

    ¡Ya a la venta!

    REVISTA BONSAI N3
    Edición Mundial 2014

    La última edición de BONSAI viene con poster de regalo y un montón de cuentos e historietas. En tu casa inmediatamente, sin gastos de envío.

    Pack Orsai 2011

    848 páginas (ENE-DIC 2011)

    4 ejemplares. Edición limitada firmada por el Editor. Envíos a todo el mundo con gastos de envío incluidos.

    Pack Orsai 2012

    924 páginas (ENE-DIC 2012)

    6 ejemplares. Edición limitada firmada por el Editor. Envíos a todo el mundo con gastos de envío incluidos.

    Pack Orsai 2013

    888 páginas (ENE-DIC 2013)

    6 ejemplares. Edición limitada firmada por el Editor. Envíos a todo el mundo con gastos de envío incluidos.



    2004-2015, Hernán Casciari | Editorial Orsai SL, Narcís Monturiol, 5. Sant Celoni, Barcelona. | Editorial Orsai SRL, Calle 62 Nº 441, La Plata, Buenos Aires.
    Index | Orsai Blog | Orsai Tienda | Road Movie | Orsai Digital | Alertas y RSS | Todos los comentarios | Aviso legal | Contactar