¡Revistas en el puerto!

Las Orsai número cuatro tocaron tierras americanas el mismo día que Cristóbal Colón, pero quinientos diecinueve años después. Ambos barcos llegaron a destino a tiempo y, por suerte, ninguno se hundió.

Desde Veracruz las noticias son excelentes: todo está en orden y los paquetes se podrán descargar en los tiempos previstos. En Argentina el barco acaba de llegar y tendremos noticias del desbloqueo entre el viernes y el lunes. Cruzamos los dedos para que todos los paquetes estén en el «Bar Orsai» la semana próxima, y podamos empezar el reparto sin falta.

Antes de dejarles los tres últimos goteos del año, les aviso a los lectores porteños (y de estaciones intermedias) que se reserven la semana del 24 al 30 de octubre, porque el «Bar Orsai» (Humberto Primo 471, San Telmo) abrirá sus puertas en algún momento entre esos días. No tienen la menor idea de lo hermoso que está quedando ese lugar. Se van a caer de culo.

Haré una comunicación oficial la semana que viene sobre las fechas exactas (serán más de una, para que entremos todos). Una vez publicadas las fechas, se abrirán las reservas para los que quieran ir.

Hablando de viajes raros, ¿habrá llegado Albert Casals a las antípodas?

Albert Casals
Final del viaje

Desde el primer número de Orsai venimos siguiendo de cerca el periplo de Albert Casals, que tuvo la idea de dar la media vuelta al mundo para llegar a una granja australiana que queda, exactamente, en las antípodas de su casa.

En el último número de Orsai tenemos un broche de oro: es el mismísimo Albert quien escribe el final de su aventura. Imperdible.

Sonia Budassi
Comunicación de crisis

¿Quieren más ficción, además de Bellatin, Maslíah, Martínez, Gumucio, Birmajer y Shúa? ¡Ah, insaciables! Convencimos para que nos escriba un cuento una de las mejores escritoras de nuestra generación: Sonia Budassi nos mete de cabeza en las relaciones con los que no conocemos (las personas a las que le alquilamos una casa, por ejemplo, o unos vecinos nuevos) y también en las relaciones con quienes creemos conocer. En el fondo, nos dice, la convivencia parece el síntoma de una crisis sorda en donde no sabemos más que una cosa: estamos solos.

Xtián Rodríguez
Delicias del Hawai

Y para el final, un amigo de la casa.

Puto y aparte es uno de los primeros blogs escritos en castellano. Su autor es asiduo lector y comentarista de este blog, y además un hermano de grandes batallas literarias. Él fue el traductor del cuento de Nick Hornby que publicamos en el número uno. Y también quien nos consiguió al autor (porque es el único integrante del staff que sabe escribir mails en inglés).

Xtian Rodríguez, que de él estoy hablando, inauguró en 2001 la temática gay en la red, y lo hizo poniendo el pecho (peludo). Nos pone orgullosos publicar este relato autobiográfico, mezcla de crónica y reflexión, sobre aquellas personas que se sienten raras, en orsai, no importa en dónde estén.

Amigos, compañeros de viaje, lectores, estamos a punto de poder decir tarea cumplida. Hace un año empezamos todo esto y ahora solamente nos falta una luz verde de aduana para poder dejarles el trabajo completo. Sabíamos que, en este punto de la historia, íbamos a necesitar un lugar para festejar. Por eso apuramos la construcción de un bar, a contrarreloj, y casi sin margen de tiempo.

La última semana de octubre, si el gobierno argentino y las aduanas quieren, brindaremos en ese bar flamante. Brindaremos por lo que logramos entre todos, y volveremos a brindar más tarde por lo que se viene, que es todavía mejor, más raro y más imposible.

¡Nos vemos ahí!

Hernán Casciari
Miércoles 12 de octubre, 2011

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

109 comentarios ¡Revistas en el puerto!

  1. Julián Chappa #104    18 octubre, 2011 a las 3:19 am

    ¿Qué tal, Valeria?

    También dispongo de ejemplares de Orsai Nº 3. Vivo en Caballito, pero entrego en mano en toda Capital Federal sin costo adicional. Suerte, gracias.

    Julián Chappa · Editor