Siete apostillas

Intento descomprimir, que el cerebro vuelva a tener espacio para escribir un cuento. Lo estoy consiguiendo de a poco. Mientras tanto, vuelvo a las anotaciones cortas. Los dejo con siete apostillas breves en las que informo o converso sobre varias cosas sin ton ni son. Esta es la primera, y la que más me gusta: Chiri acaba de abrir un blog para contar cosas sueltas sobre la redacción porteña de Orsai.

1.

El lector Alejandro (suscriptor 980) está muy interesado en encontrar diez errores ortográficos en la Orsai N5, porque sabe que hay premio. Me dice que ya va por la página 24 y encontró tres: una en los dibujos de Liniers (‘conección’ en lugar de ‘conexión’), y otras dos en las páginas 22: ‘dejáte’ y ‘casáte’ («las palabras grave terminada en n, s o vocal no llevas acento ortográfico», me dice).

Le respondí que las cartas de Liniers son documentos reales (cartas de verdad que envió a familiares y amigos) y por tanto sería una falta de respeto corregirlas. Respecto a las tildes, le recordé que es una decisión personal acentuar los verbos argentinos de ese modo. La explicación está en este texto de 2004.

A los demás lectores, espero que se sumen al juego. Las bases están en la postdata de la página 130.

2.

Quizá sea el verano. Hay un síndrome veraniego que provoca aglomeraciones sobre cualquier cosa que resulte gratuita. Recuerdo los veranos de Mar del Plata. En cada lugar donde dos promotoras regalaban algo, había cien viejas pegándose codazos por conseguirlo. No importa qué regalasen. Muestras de champú o filtros de aceite para Renault 12. Las viejas se pegaban, se mordían, se colaban y se arañaban.

Mi correo electrónico parece el bulevar marítimo marplatense. Todos quieren cajitas vacías. La mitad de la gente que quiere cajitas nunca compraron las cuatro revistas de 2011. Pero la piden igual, a las cajitas. A los gritos. Alguien me escribe esto: «¿Dónde puedo conseguir las revistas 1, 2 y 3? Y otra cosa: ¡por qué no vino mi cajita!» Le pregunté: «¿Y para qué querés la cajita?». Su respuesta: «Para mostrársela a mis amigos».

Es verdad lo que me dice un lector: en algún lugar dije que la cajita era gratis para todos los que suscribieran antes del 31 de enero. Debí agregar “para todos los que tengan qué poner adentro”, pero no lo hice, y así se generó la confusión. ¡Perdón!

De todos modos, es necesario que sepan algo: cada cajita, en imprenta, nos cuesta casi lo mismo que una revista. El esfuerzo que hacemos para imprimirlas es enorme.

Distribuidores: entréguenlas sólo a quien pueda demostrar ser dueño de cuatro revistas de 2011. Intentaremos reimprimir durante el año.

3.

Desde el 2 de febrero estoy contestando muy pocos correos electrónicos; necesitaba descansar. Por eso cerramos unos días la opción de registrarse y suscribirse a la revista, aunque todavía quedan mil y pico de suscripciones sin dueño. Como sabemos que llegaremos sin problemas a las cinco mil, decidí cerrar la persiana un rato para que la distribución de la número cinco funcionara sin problemas.

Durante enero (muchos de ustedes lo sabrán) respondí casi seis mil correos con consultas, dudas y sugerencias. Problemas de paypal, transferencias bancarias, cambios de dirección de entrega, etcétera. Guillermo (el programador) y yo necesitábamos dormir y pensar en otra cosa. Algunos lectores me decían que pusiéramos más programadores. A nosotros nos gusta así, familiar y amateur.

El 1 de marzo abriremos otra vez la suscripción. Los que todavía no tengan distribuidor, los que se quieran registrar, los que tengan algún pago pendiente, podrán hacerlo desde entonces.

4.

En medio del descanso me llegó un regalo muy especial de Pablo Albuerne, el amigo chef. Un remanso de felicidad que quiero compartir con ustedes.

Realización y musicalización: Andrés Locatelli. Música: «Mélodie douce» de Löhstana David.

Yo lo hice ayer y, como todo lo que aconseja Pablo, funciona. El olor es increíble, pero el sabor lo supera todo.

5.

Me avisan esta mañana los encargados de la logística que ya salieron todos los envíos de Latinoamérica. En breve cada distribuidor recibirá por correo los tracks, para que puedan seguir online por dónde está cada paquete. En Argentina, Capital Federal ya está entregado al 95%. El resto de Argentina ya salió y cada distribuidor tendrá las revistas en breve (también recibirán un track, no sean ansiosos). España y Europa: viajando. Las revistas estarán con cada distribuidor la última semana de febrero.

Además, una gran noticia para uno de nuestros destinos más conflictivos: Uruguay. Me acaba de escribir Tonga, que preparó un sistema ilegal de envío mediante camioneta disfrazada:
«Cerca de la medianoche me encontré con mi contacto en el punto acordado: el obelisco porteño. A las 3 de la mañana la carga entró en ruta y a las 6 AM recibí la confirmación en forma de SMS: “Perro grande a perro chico: El Pajaro cruzo el charco. Repito: El Pájaro cruzo el charco”. Cayota: nos hemos reivindicado con los hermanos charrúas.»

La de arriba es una foto de uno de los vehículos saliendo para Montevideo, anoche. Me da mucha alegría escribir esto: los hermanos orientales están recibiendo sus revistas mientras escribo. Por primera vez sin retrasos. Hoy mismo.

6.

Los dibujos que publicamos de Spinetta en la número cuatro de Orsai eran, según él mismo, su manera de hacer otras cosas que no fuesen música y poesía:

«Desde hace años hago cuatro horas de sueño por día —decía Spinetta en un reportaje de 2008—. Y una vez que me despiertan los pajaritos o lo que sea… chau. Se prende todo, viste. Y ahí bajo: leo el diario, prendo la computadora y dibujo. Ya no puedo parar. Porque si viviera todo el tiempo haciendo poesía, música, me consumiría. Me preservo haciendo cosas que no sean las que me consumen.»

Me preguntaba hace un rato Chiri, por mail, si Spinetta habría recibido y leído la revista que le enviamos a su casa en octubre, con su colaboración ilustrada. Yo no lo sé. Ojalá que sí.

Por alguna razón, desde anoche, deseamos que la haya tenido en las manos; es una sensación egoísta: la de desear que él haya tenido algo nuestro, para equilibrar en parte todo lo que nosotros tuvimos suyo desde los quince años.

Hernán Casciari
Jueves 9 de febrero, 2012

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

341 comentarios Siete apostillas

  1. Rodrigo Villar #341    31 julio, 2012 a las 6:48 pm

    Tarde, casi seis meses después, y me llama la atención que nadie se haya dado cuenta, pero antes del primer párrafo, ¿no debería ir un “I”?.

  2. Walter Alini #340    21 febrero, 2012 a las 5:47 pm

    Ahí te mandé los errores que encontré, Jorge. Decime vos si me merezco o no el premio.
    Excelente este número. Provoca mucha ansiedad para el siguiente. Geniales también la entrevista a Jobs y el cuento largo.

  3. Abby #335    14 febrero, 2012 a las 6:14 pm

    Yo también quiero traducir Orsai!!

    Ya la distribuí, ya la hice firmar, ya apareció mi nombre y mi foto… es lo único que me falta!

    …escribir no sé, dibujar tampoco

  4. Abby #334    14 febrero, 2012 a las 6:10 pm

    Por esas cosas de la vida leí primero el texto del Universal y me gustó, también me gustó lo que decían de Orsai.

    Aguantá un cachito nomás, no tires la toalla, seguí escribiendo, que apenas Hernán dé la orden llegamos a 1500 libros seguro.

  5. Puly1333 #333    14 febrero, 2012 a las 6:01 pm

    Hoy terminé de leer la revista completa, me gustó mucho mucho mucho la verdad. Nunca había leído una y sí fuí de los que le dieron click al “quiero mi cajita” pensando que venía pa todos. Lo único que no terminaron de convencerme fueron las historietas pero el resto me pareció genial, todas y cada una de las notas son simplemente maravillosas y las he leído más de una vez. Muchas Felicitaciones

  6. Graciela #332    14 febrero, 2012 a las 3:08 pm

    Ya que estamos de confesiones… Susy fue mi ídola todo el secundario… ella era lo que toda mujer quiere ser, y yo no era todavía una mujer sino una suerte de insecto que no tenía muchas esperanzas de salir a la vida… después vino la vida. Por suerte, zafé… zafamos las dos (cosa que no todos ni todas las platenses que teníamos dieciocho cuando vino el golpe podemos decir). Y lo más increíble, después del vendaval una se encuentra con cada cosa que dejó la marea… no soy una fanática de la permanencia, (es raro que lo diga porque llevo 37 años de casada, pero yo diría que son por lo menos tres matrimonios diferentes, con el mismo tipo que no es el mismo ni parecido, lo mismo yo, claro). Decía, no soy una fanática de la permanencia, me gusta que las cosas cambien y me interesa cuando cambian, no cuando se endurecen… por eso a lo mejor el blog cambió, pero es que se está convirtiendo en cualquier cosa… Susy cambió, está genial luchando por lo que quiere , se la ve más contenta, menos trágica (era tan misteriosa… ahora también, pero con otra coloratura). En fin, no estaba enamorada de ella (sino de otra, ingrata que nunca quiso ser mi mejor amiga), pero era mi ídola… ahora es mi amiga. Qué suerte, no?

  7. Susana Martínez #331    14 febrero, 2012 a las 11:39 am

    Agrego… los vientos me trajeron a Mercedes.
    Al Gordo lo conozco de pequeño, de adolescente trasnochado, de escritor de La Ventana, del hijo brillante de Chichita y Roberto.
    Salute Hernán
    Salgo corriendo a buscar mi Orsai…el Andrés lo tiene.
    PD: sumala a mi compañera Graciela. Es una grossa

  8. Susana Martínez #330    14 febrero, 2012 a las 11:36 am

    Excelente nota de Graciela, para mí es, “la flaca”- Mi compañera de secundario del Normal Nª 2.
    Es de las que reinvindican los que quedamos de aquella generación. Los que quedamos y de alguna manera pudieron alcanzar la profesión elegida después de los años oscuros.
    La Flaca, ejemplo de coherencia y perseverancia, debería escribir (porque es muy muy buena) en la revista.
    Al menos para que gente cómo yo lea con una sonrisa y soplando los mocos, alguien que nos represente a nosotros. Actores mudos y autoexiliados de aquella La Plata que hizo de nosotros lo mejor o lo peor.
    Para mi ella es siempre “la flaca” para ella soy Susy su compañera loca.
    “banderas rojas…en mi corazón…””

  9. maga #329    14 febrero, 2012 a las 1:01 am

    Hernán, amigos, nada me da más alegría que leer Orsai. La estoy disfrutado desde el comienzo. Increíble el relato de Chiri. LáŽstima que los pakistaníes se morfaran el gran surubí. Besos y abrazos para todos…

  10. Abel Fillol #328    13 febrero, 2012 a las 7:13 pm

    Petisui, solo quería ofrecer mi ayuda pero es difícil aceptar ayuda gratuita (cuando necesitas mano de obra calificada) de alguien que no conoces, sobre todo cuando se habla de informática. Si llevas varios años en el rubro, sabrás que últimamente se ha bastardeado bastante, cualquiera se cree informático. Perdón si ofendía a alguien, la verdad no entendí el sentido de tu aclaración.

  11. Francesc Bon #325    13 febrero, 2012 a las 8:18 am

    Lo cual acaba confirmando el íntimo vínculo entre el sufrimiento y la alta creación artística.
    Así que habrá que desear que tenga un ataque de hemorroides.

  12. gaitán #322    13 febrero, 2012 a las 4:08 am

    Te refieres a esto?

    orsai.bitacoras.com/2006/05/la_gran_guerra_del_22_y_otros_sucesos.php

    orsai.bitacoras.com/2007/05/la_persecucion_de_las_viejas_y_demas_cuestiones.php

    orsai.bitacoras.com/2008/05/la_ultima_gran_guerra_del_hombre_chiquito.php

  13. Rafa B. #320    13 febrero, 2012 a las 2:57 am

    Lo que dice H lo pensamos tambien muchos asiduos a este sitio. A mi me da la sensación de que Casciari ha perdido un poco la inspiración. Él mismo ya ha contado que una de las razones que le empujaban a escribir, la añoranza exajerada de otros tiempos y otros lugares, ha desaparecido. Esperemos que pronto encuentre otras.

  14. Rodrigoww #318    13 febrero, 2012 a las 12:33 am

    Hernán cómo es que las Orsai no están a la venta en cadenas tipo tematika.com o librocity.com? Hay alguna política de Orsai que niegue la venta a esos muchachos o simplemente son dinosaurios que todavía no entendieron por donde va la cosa? Me sorprende porque el proyecto va fenómeno, tiene mejor futuro y es rentable…

  15. Graciela #317    12 febrero, 2012 a las 11:35 pm

    Genial la entrevista a Kodama… de verdad. Primero por elegirla para entrevistada… después por haber llegado a ella (no es tan fácil), y finalmente, lo más importante, el enfoque… la deja hablar pero confronta, usa toda la ambigÌedad que la ilustre viuda se merece, y no la lapida… siempre pensé que Kodama era el chiste póstumo del viejo…

  16. Julián Chappa #316    12 febrero, 2012 a las 11:20 pm

    Gipsy Chef… Sos el “Gipsy King” de los chefs. Sencillo, sano, potente y con toda la onda. Es evidente que amás lo que hacés porque hacés lo que amás. Tenés que venir al Orsai Bar de Baires antes de finales de 2012 y cocinar para tus admiradores del Sur.

  17. Francesc Bon #313    12 febrero, 2012 a las 6:37 pm

    A pesar de que mi experiencia con el blog es relativamente corta, estoy muy de acuerdo con esta apreciación. Parece que la revista ha desplazado el protagonismo. Creo que todo volverá a su lugar, pues interpreto que Hernán anda demasiado liado con la logística y la administración, cuestiones ambas que distraen sumamente del proceso creativo.

  18. H #311    12 febrero, 2012 a las 3:46 pm

    Gordo, te soy sincero. No soy un cultista; no te sigo a todos lados; pero si tengo todos tus libros y leia siempre EL BLOG; el blog que nos introdujo a muchos a la idea misma de blog. La revista no la compre nunca, porque soy muy vago para ponerme un pay-pal; para tener que hacer un quilombo para tener algo que no conozco y porque vivo muy lejos de la Argentina para pedirsela al librero del bario.
    Antes, en la epoca pre-chiri en barcelona, enfrente de la pantalla de la que paso entre 18 y 20 horas por dia, leer tu blog era un oasis, un refugio del mundo real que a mi me permitia escaparme, de a ratos, por los pasillos de tu imaginacion; por las imagenes que tu pluma dibujaba. Pero la verdad, es que desde que el chiri se fue, y despues tuviste la revista, leer el blog es muy aburrido. De a ratos se vuelve el de antes, pero la mayoria de las veces hasta me parece que no sos vos el que lo escribe. Todo son anecdotas, reflexiones, informaciones, etc sobre una revista que a mi no me llega a las manos, entonces pienso: El blog (EL BLOG) Orsai, no es lo que era; la revista quizas sea genial, pero los lectores del BLOG hemos perdido mucho.

    Quizas algun dia me haga de las 4 revistas de 2011 y sea feliz de que hayas abandonado el formato original del blog. Por ahora soy anti-revista y pro-blog porque la revista me robo los recreos, la merienda y el placer de compartir cinco minutos con tu testa. En serio, lo digo de onda, porque me gustaba mucho el blog antes; y porque lo extranio.

    Un abrazo grande

  19. Talita #309    12 febrero, 2012 a las 12:11 pm

    Me parece genial! A mí me pasa al revés, el que me quema la cabeza es mi novio. Cocinamos una vez cada uno, y cada vez que le toca a él surge la eterna pregunta. Me hace acordar al chiste de Mafalda, sólo que en mi caso si no contesto, no hay comida.

  20. Larimar #308    12 febrero, 2012 a las 5:17 am

    Te cuento que me hice una hoja de excel con algo muy parecido a lo que decis. La lista me dió para comer 90 dias sin repetir ninguna. Pero confieso que las comidas reales siempre son aproximaciones al nombre anotado. Me gusta demasiado inventar y la mayoria de los reciclajes son irrepetibles.
    Sabés lo que dicen mis hijos? que me voy a sentir realizada el dia que haga comida con ingredientes sacados del tacho de basura y que todos se chupen los dedos.
    Por supuesto que apoyo la moción del libro de gipsychef con secretos del reciclado, que vendría a ser el “summa cum laude” del arte culinario.

  21. conan #307    12 febrero, 2012 a las 2:06 am

    Sorry, pero sigo dándole vueltas al libro de cocina. He aquí una idea, tal vez no para el primero, pero que debería considerarse en el futuro.

    A quién no le han hecho esta pregunta: —Qué querés comer?. Y uno que está en otra a veces contesta: —No sé, hacé lo que quieras. Y basta esto para iniciar acciones de divorcio por falta de compañerismo y apoyo en la pareja.

    En fin, cosas mías tal vez. Pero mi jermu siempre me dice —Ya no sé qué inventar! Estoy cansada de comer siempre lo mismo!. Y yo le digo —Gorda, hacéte una lista, así no tenés que pensar todos los días qué hacer.

    Y bueno, es sería la idea entonces: una lista de recetas para los 365 días del año, que tengan en cuenta las comidas que se han hecho y, como en la receta del video, se considere un día o una receta extra para las sobras de los últimos días.

    Posiblemente 365 días sea muy ambicioso, y poco práctico para la gilada. Al fin y al cabo uno tiene que ceñirse a un presupuesto, a la facilidad para conseguir ciertas cosas, etc. Tal vez un proyecto igual de interesante sea una serie de recetas altamente relacionadas pero para 4 semanas. Qué estén bien consideradas las necesidades alimenticias y se respete la pirámide esa que dice qué hay que comer. Y se podrían hacer 4 libros: otoño, invierno, primavera, verano.

    Me ofrezco a ser beta tester de las recetas.

  22. Fede #306    12 febrero, 2012 a las 1:33 am

    A mí, Spinetta me acercó a Orsai…La noche de los ilustradores me apersoné en el bar y logré entrar a una noche con lugares agotados. Sabía que las posibilidades de que aparezca eran mínimas pero eran. A cambio conocí a Hernán (le vi un lejano parecido con el de Memphis la Blusera) y de yapa me reencontré con un amigo de la facu: “yo pinté esa pared” me dijo.

    Ahora, de a poco, me arrimo a este fogón…como te voy a extrañar flaco…

  23. conan #302    11 febrero, 2012 a las 7:37 pm

    Ahora en serio Hernán, podrías comunicarle esta idea a don Ermengol o a cualquier artista que se cope y tenga ganas de encararlo.

    Cajas portarevista (cualquier revista, no tiene que ser necesariamente Orsai) en aluminio con grabados laser. Podría ser madera también, pero se van a decantar por MDF y para eso las hago yo.

    En cambio un aluminio con el frente grabado, con felpa en la base para que no te dañe la madera del mueble, creo que sería espectacular.

    Si hay revistas, libros y bar, por qué no pueden haber artículos de merchandising?

    Las posibilidades son desfinitas.