Sr. Director, dos puntos

Escribo esto justo cuando el contador llega a dos mil. Por lo tanto, mantenemos el ritmo a pesar de los días de turrones y petardos. Mientras nace el año yo sigo leyendo y respondiendo un millón de mails y comentarios con sugerencias, quejas, confusiones de distribuidor, pataleos de suscriptor, decepciones económicas y un montón de gente que no sabe qué hacer en el paso ocho. En medio de tanta carta, se me ocurrió algo.

En realidad, la idea prosperó a raíz de que una amiga, a la que no nombraré, me dice que tengo demasiada paciencia con mis lectores. Que nunca me enojo a pesar de que —siempre según mi amiga— a algunos habría que matarlos o por lo menos dejarlos en ridículo por imbéciles. Cierro comillas.

Yo no estoy de acuerdo con esto. No porque sea sosegado, ni porque nunca haya tenido ganas de responder con bilis. (A veces tuve.) Hay una razón por la que nunca, desde 2003, respondí un comentario con agresividad: y es que soy un animalito de internet. Si aprendí algo en estos años virtuales es que los foros se comportan exactamente igual que su anfitrión.

Orsai es un blog muy raro por muchas cosas. La que a mí me pone más orgulloso es que no hay otro blog de los llamados «exitosos» o «prehistóricos» capaz de mantener quinientos comentarios por texto, sin moderación previa, y que nunca se haya teñido todo de crispación, de trolls y de spam.

Busquen. No hay.

Pero voy a ser sincero: me encantaría salir, a veces, con los tapones de punta. Como desahogo, sí, pero también como ejercicio literario. Es hermoso vomitar bronca, decir lo que uno piensa sin cuidado, llenar de epítetos cuatro líneas y quedarse, después, aburguesado de placer.

A veces me dan ganas, pero sé que hacerlo (máxime en la respuesta a un comentario) provocaría el desboque general y todo se volvería ríspido, ensangrentado, y nunca faltaría alguien que —en el fragor del anonimato— insultara a Chichita, por ejemplo, que es una vieja lectora del blog. O cosas peores que ni siquiera quiero mencionar porque me da pánico incluso intuirlas.

No señor. Nunca haría algo así en la semi oscuridad pegajosa de internet. A mí me encanta esta serenidad blanca del blog, disfruto de leer los comentarios, las conversaciones y los rifirrafes. Me gusta esa sensación real de camaradería, incluso en aquellos con los que no estoy de acuerdo o que se pasan de rompebolas.

Y mientras leía comentarios estos días, y respondía correos y quejas armándome de paciencia y buen ánimo, me pregunté, de repente: ¿Y en papel, Jorgito? ¿Responderías, en papel y sin asco, a un lector que te enviara un correo insumiso, prepotente o peleador?

La respuesta fue una sonrisa —paulatina y elástica— que empezó a crecerme en la cara.

¡Claro que lo haría —me respondí en voz alta— porque el papel no es internet! El papel está justamente para eso, para hablar con nombre y apellido y a calzón quitado. En las «Cartas al Director» de las viejas revistas había debates, insultos, quejas, impertinencias, discusiones e improperios. Los lectores antiguos empezaban diciendo «Sr. Director», dos puntos, y después soltaban toda su rabia y sus miserias.

Eso quiero. Ahí sí que me pongo los guantes.

Por lo tanto, queridos amigos decepcionados de los comentarios anteriores, quejosos de la cajita, piqueteros del me quedé afuera, llorones del pdf no me importa porque yo quiero papel, suspicaces del se vendió a la revista viva, adoradores del esto ya perdió la magia porque de repente los gastos de envío los pago yo, ahora tienen su espacio en papel.

Un ring de verdad en donde no habrá un Jorgito sumiso que pone la otra mejilla. ¡No no! Habrá un Jorge hijo de puta, sin miedo al qué dirán, sin la cortapisa del civismo y con la lengua peliaguda y montaraz.

Sin consultarlo ni con Chiri (que se conecta poco al Skype porque está trabajando mucho) decido en este sencillo acto incorporar seis páginas de «Cartas al Director» en la nueva revista Orsai, con tipografía mínima para que entren muchas respuestas, aunque tengan que leer con lupa.

¡Ah, cómo me voy a desahogar!

Libro de estilo. Las epístolas deben empezar siempre con “Sr. Director” y acabar con “Atentamente”. Al pie, la firma y la Libreta de Enrolamiento, como las del diario La Nación o La Vanguardia. Se recomienda contundencia, brevedad y un deje de neoliberalismo. Se publicarán las mejores y serán respondidas con saña (si son en contra) y con adulaciones exageradas (si son a favor). En caso de adjuntar fotos que pretenden sean publicadas, por favor que sean en alta calidad. Hay tiempo hasta el 12 de enero.

Y antes de irme a seguir contestando pacientemente a todos los distribuidores y suscriptores empantanados en el paso cinco, dejaré que se me caigan aquí mismo, como al descuido, dos goteos de la revista Orsai que se viene.

No son dos temas, ni dos invitados del número cinco. Son dos flamantes incorporaciones al staff.

Si sos argentino, mirá este cartel.

Si eres español, mira este otro:

Y esto es solo el principio, así que repito: las suscripciones son limitadas.

El PDF es gratis.

Hernán Casciari
Jueves 5 de enero, 2012

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

474 comentarios Sr. Director, dos puntos

  1. Alex Gómez Santana #470    1 respuesta25 abril, 2012 a las 12:34 am

    Mal. Mal. Muy Mal. De gordo a gordo: deglute usted, Hernan, el derecho a contrarréplica. Corta de una tajada el futuro imperfecto y lo deja en manos del ingrato Gutenberg que, sonriendo, dibla el óbito, remata de cabeza y grita gol.

    1. Alex Azkona    1 respuesta13 mayo, 2012 a las 12:42 am

      Eres un poco bobo cabecubo. Y perdona que no te trate de usted siendo un yo sin replica imaginable. Noto tu tendencia a cerrar los post de don Hernan con meses de retraso. Parece incluso que disfrutas del páramo. Sigue, en cualquier caso, el hilo argumental, tu penúltima intervención es lícita pero poco descifrable: cuando uno llega al comentario 473 ni siquiera se acuerda del tema principal que motivó el post del flaco. Y tus palabras quedan ahí como una gilada muerta. Y todos sabemos que si hay alguien que permanece vivo es Gila. Reflexiona.

  2. Julián Chappa #469    12 enero, 2012 a las 7:20 pm

    ¿Los otros 2.500 suscriptores? Ya están ahí, pero pasa que muchísimos de nosotros somos analógicos y no tan digitales, por eso hay millares de mareados con tanto despiole para comprar, para PayPalCarajo, mucha cosa nueva junta para mucho lectorsai que pasa de los 40 abriles, es lógico que se haya retraído la cosa, sumada al verano austral. Máxime cuando la mayoría de nosotros somos de Letras, quiero decir nos gustan las palabras y somos nulos para los números. Los suscriptores están, pero hay que darles tiempo y, tal vez, alguna facilidad más para no marearlos y “flexibilizar” el pago anual entero.

  3. Hernán Casciari #465    12 enero, 2012 a las 6:58 pm

    ¿Y con los 2500 suscriptores que faltan, qué hacemos? No me cierra. Gran incertidumbre. Lo veo difícil. No habrá respuestas.

    Hermoso comentario, optimista, lleno de energía positiva.

  4. Ignacio J. Dufour García #463    12 enero, 2012 a las 5:53 pm

    Es cierto, yo como distribuidor no se cuando se cierra el plazo para tener los 10 suscriptores. Además lo que comentaste de poder escribir a traves de la web a los suscriptores aun no está disponible.

  5. Ignacio J. Dufour García #462    12 enero, 2012 a las 5:50 pm

    Margarita, si te fijas con detenimiento los últimos post han sido con 0 suscriptores, con 500 suscriptores (10% del total), con 1000 suscriptores, con 1500 suscriptores y con 2000 suscriptores. Por tanto el proximo post saldrá cuando se alcancen los 2500 suscriptores que estimo que será como pronto esta madrugada y más problablemente dentro de unas 24 horas.

    A mí tambien me chirría que la revista se vaya a imprimir con menos de la mitad de los ejemplares vendidos. Además de que cada vez se notan más los picos de ventas asociados a cada post.

  6. Margarita Manterola #457    12 enero, 2012 a las 3:53 pm

    Según entiendo del contador que está en la página de Mi Orsai, la revista sale el 1 de febrero. Hernán dijo por acá que el lunes entran a imprenta… ¿Y con los 2500 que faltan, qué hacemos? Hernán ya dijo que la revista sale igual, pero a mí no me cierra, no era que hacían falta 5000 suscriptores?

    Si el lunes entran a imprenta, supongo que deben estar a las corridas terminando todo, y que por eso no hubo ni goteos, ni nada esta semana. Supongo que pasado el lunes habrá más goteos y más avances de la revista, que seguramente lograrán más suscripciones, pero juntar otras 2500 en 21 días con lo que costó juntar las primeras 2500 lo veo difícil.

    Bueno, nada, una gran incertidumbre para la que supongo no habrá respuestas, por lo menos hasta la semana ue viene, probablemente hasta el mes que viene.

  7. compostela en orsai #456    12 enero, 2012 a las 3:49 pm

    hasta hace poco, leyendo los comentarios me gustaba-interesaba-inquietaba esa cosa de “pertenecer” que tiene la gente cuando comenta por acá las cosas de orsai.
    era una cosa rara como que yo me sentía que “pertenecía” aunque no tenía claro si quería “pertenecer” ni si me gustaba (hace tiempo que tiendo a des-pertenecerme de los lugares a los que supuestamente pertenecía).
    ahora no sé si “pertenezco”. en realidad me da un poco igual. pero sí que los entiendo. y es bastante alivio.

  8. compostela en orsai #454    12 enero, 2012 a las 3:31 pm

    yo sé que debería avergonzarme de lo que voy a contar pero lo voy a contar igual.
    después de leer 3 números de orsai (el 4º está tardando de madrid a compostela más de lo que debe tardar de buenos aires a quito) y de hacerme distribuidor amateur de la serie 2012, empecé a leer los viejos posts de orsai que nunca había leído.
    hay que darles algún tipo de utilidad a estas (escasas, afortunadamente) jornadas sin mucho laburo.
    estoy leyendo los posts de 2004 y, en paralelo, los primeros capítulos de la historia de mirta. y los comentarios de la familia (acaba de nacer nina).
    y me estoy me-an-do de risa. lloro. de emoción. de alegría. de simpatía (por las cosas mismas que nos pasan o nos pasaron).
    me estoy haciendo casciari-adicto. y creo que no tiene cura. y me encanta que no tenga.

  9. Julián Chappa #453    12 enero, 2012 a las 3:06 pm

    Basta de “Odi et amo” muchachos… Ya somos grandecitos. Esa chica llamada Libertad es la más linda de todas, disfrútenla y dejen que todos la disfrutemos, incluso Hernán. ¡Viva Casciari! Viva o no Viva.