Un asadito, por el amor de dios

Cuando uno llega a España no entiende muchas costumbres, pero creo que la más terrible (por encima del terrorismo y el tamaño ridículo de los yogures) es por qué insisten en descuartizar a la vaca muerta sin pedir consejos. ¿Por qué reinciden en el corte transversal paralelo al nervio, si ya saben que así no es? ¿Por qué el carnicero finge no saber qué significa «colita de cuadril» cuando es obvio que sí lo sabe, y pone cara fastidio cuando un cliente, nacido en un país ganadero y democrático, le pide un kilo?

“Será por orgullo o desgano”, pensaba yo al principio de mi estancia, “será por modorra o desidia, o quizás por costumbre cultural arraigada”. ¡No señor! Ya hace años que vivo aquí y ahora no soy tan ingenuo como entonces. Se trata de una nueva conspiración para que los argentinos no podamos alimentarnos y debamos regresar, y dejemos de seducir a sus mujeres, y dejemos de quedarnos con sus empleos ejecutivos, y ya no consigamos simpáticos papeles secundarios en sus series de televisión.

¡Porque en otras cosas sí que van a la vanguardia! En España te imprimen los euros en braile para que al cieguito no lo estafen con el vuelto, te subtitulan el noticiero de la tele para que el sordo se informe, te construyen una mezquita si hay más de treintidos moros a la redonda, etcétera etcétera etcétera; pero vos vas con tu familia a un camping y no hay una mísera parrilla de cemento por ningún lado. ¿No es también eso discriminación? ¿No es acaso racismo solapado impedirle al argentino el disfrute de un asadito en territorio español?

Si al árabe le traban la construcción de un templo ya están todos los zurditos mandando cartas a los diarios; si al ecuatoriano le impiden regentar un locutorio, ya salen los defensores de los derechos del inmigrante en manifestación, si un minusválido se topa con una esquina sin rampa, vienen todos los canales de la tele a armar escándalo… ¿Y las parrillas? ¿A dónde están las parrillas comunales? ¿Alguien las vio, algún progre se ha rasgado las vestiduras ante esta ausencia xenófoba en los espacios públicos al aire libre?

El otro día estuve sacando la cuenta, y descubrí que en España hay muchos más argentinos que paralíticos: nosotros somos medio millón, y ellos cuatrocientos mil (los rengos de una pata no cuentan, como así tampoco los uruguayos, para equilibrar). Y yo, la verdad, rampas de discapacitados veo por todas partes, ascensores con manubrio los hay en multitud de cines y teatros, taxis especiales con sistema hidráulico en cualquier esquina, pero platos de madera, pan galleta, parrillas de hormigón, ají molido para el chimichurri y vino en damajuana no vi nunca en la puta vida.

Y no solamente nos obstaculizan la logística necesaria para llevar a cabo un asadito, sino que además nos corrompen la materia prima: la manipulan, nominal y físicamente. Con el objetivo rastrero de enloquecernos, de hambrearnos hasta que claudiquemos, han bautizado «chuletón» a la costeleta, le dicen «churrasco» al bife de chorizo, nombran «solomillo» al lomo, y además pretenden que a las achuras, uno de los mejores inventos de dios nuestro señor, les digamos «menudencias», igual que a la porquería que viene adentro del pollo en bolsa de plástico.

Tras cartón, no existe sinónimo alguno para «chinchulines»; ninguna palabra, ningún sonido, ni siquiera una onomatopeya para nombrar esta delicia. Decís «chinchulín» en territorio español y nadie sabe de qué estás hablando, o incluso te confunden con un chino y te mandan a trabajar a un sótano. Quién sabe cómo cagarán las vacas en este país, si tendrán una sonda de goma o algo, pero a los chinchulines nadie los conoce. Hay una grieta legal en el intestino delgado del vacuno, señor presidente de la Real Academia; hay una cosa blandita adentro de los cuadrúpedos que según usted no tiene derecho a identidad.

De todos modos, el argot ambiguo que utilizan es la menos preocupante de nuestras desgracias. Lo realmente peligroso es que los españoles han organizado un plan secreto, milimétrico y canalla, para que no logremos juntarnos en paz a comer un asadito, que es nuestra forma de sociabilizar, de reponer energía dominguera para sobrevellar la semana, de no perder la argentinidad y seguir firmes en la re-educación moral de este pueblo.

¿Así que vosotros no podéis vivir sin vuestra famosa carne asada?, habrá pensado, un buen día, el Ministro del Interior, ¡y zácate!: le cambió el nombre a todos los cortes de res, nos impuso una dieta de carne dura y nerviosa, quitó todas las parrillas de los campings y pretendió conformarnos con un símil al que llaman «barbacoa», que es un artefacto enclenque, de veinte centímetros de diámetro, que calcina la carne en diez minutos. La barbacoa se parece, mirada con buena voluntad, a la parrilla portátil de un enanito apurado.

—¿Y si construís una de cemento en el balconcito que da a la calle?

¡Jamás!: los vecinos llaman a la policía por hacer fuego en zona común y el ayuntamiento te ponen una multa de 148 euros la primera vez, y prisión preventiva si reincidís poniendo una chapa para despistar. Lo tienen todo calculado.

Es por estas razones que, cuando volvemos unos días al terruño, cuando una vez cada tanto regresamos a la Argentina, lloramos a moco tendido si un amigo nos pone un pedazo de vacío crujiente en el plato de madera, y seguimos llorando cuando presentimos las mollejas asarse parsimoniosas, y no paramos de llorar hasta que promedia el truco de seis o la ronda de mate.

No es nostalgia, ni es melancolía, ni es amor a las costumbres: es que tenemos el llanto atragantado desde que nos fuimos a España, es la bronca de este racismo invisible, de las noches y noches en que nos hemos despertado soñando con un asado que no era… Pero no vamos a llorar en cancha de ellos, no vamos a darles el gusto de que nos vean flaquear.

Lo tenemos complicado, es cierto. Esta conspiración cárnica es diez veces más compleja que la que nos impusieron durante la década trágica del dulce de leche y que estuvo a punto de expulsarnos en masa; esta nueva lucha por quitarnos el placer del asadito es un frente abierto, estratégico, y no tenemos las de ganar.

Y es claro: para nosotros el vacuno es un animal irrepetible, único, dador de infinitos manjares tiernos; mientras que para ellos la vaca es solamente la mujer del toro. Y viendo lo que le hacen al marido, tampoco se puede esperar que a la esposa la traten con cariño.

Hernán Casciari
Viernes 20 de enero, 2006

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

190 comentarios Un asadito, por el amor de dios

  1. Fulgencio G. B. #186    18 abril, 2006 a las 10:52 pm

    Soy español. Me he partido de risa con el artículo. Ojalá que todos tuviéramos ese sentido del humor para hacer críticas.

    Enhorabuena. Y que consigais dónde hacer vuestro asadito en paz.

    Afectuosamente.

  2. quesepuedeesperar... #185    18 abril, 2006 a las 4:23 pm

    La verdad es que íbamos a costruir parrillas y para eso preguntamos a un argentino pero tardó tanto en intentar explicar qué era una que acabamos haciendo esas barbacoas que vos ves XD

  3. Salva #184    18 abril, 2006 a las 11:06 am

    A mi lo que me mata es ver cuando hacen las “barbacoas”, que calcinan unos trozos de panceta a fuego limpio. También he visto utilizar las parrillas para preparar paella…

    Casi me agarro a trompadas.

  4. Valeria #183    11 abril, 2006 a las 8:36 pm

    ‘En Roma haz como hacen los romanos’.
    Leyendo tanto comentario, me pregunto. Argentinos, Chilenos, Peruanos..etc etc. que esperaban cuando se iban de su país??
    AJO y AGUA gente!
    que no hay derecho a reclamar un cuerno!!
    Los paralíticos, todavía, son paralíticos españoles de la yema!
    …en cambio uno, uno siempre es extranjero.
    Se extraña todo? y si, pero te fuiste igual
    …sabías que cambiabas el asado por paella y el dulce de leche por turrones (en el fondo todos lo sabemos y es lo que más duele).

    Por lo demás, me regalaste un par de carcajadas increíbles!!! me encanto.

    Por si acaso yo soy Uru y te diré que equilibraste mal ahí!!
    Pero sos Argentino, no esperaba menos.

  5. Reynold Doforno #181    9 abril, 2006 a las 5:17 am

    Si que hay parrillas comunales, y mejor que en cemento.. en piedra.

    En Galicia (España), raro es el monte, area recreativa, playa o camping en el que no haya unas cuantas.

    Fallaste.

  6. fede o #180    6 abril, 2006 a las 9:01 pm

    jimena #187,

    no pretendo hablar por hernán, que tendrá sus motivos para estar en españa.

    solamente me llamó la atención que estos muchachos le sugieren a hernán que si no le gusta españa se vuelva a argentina.

    ellos podrían practicar lo que predican: visitar otros blogs si no les gusta el contenido de este.

    encuentro ambas situaciones similares, vistas desde este punto de vista, con una diferencia sutil pero fundamental: hay humor en el artículo de hernán, y no en los comentarios de estos amigos.

    por si hace falta aclararlo, también hay humor en este comentario.

    saludos

  7. pal #179    29 marzo, 2006 a las 10:13 pm

    miren, nosotros por acá (Alemania) los de segunda división asadera (chilenos, venezolanos…) dejamos que asen los argentinos, que es como diós manda. Claro que el vino lo ponemos nosotros (los chilenos y que se cayen los de Mendoza!)
    Y con una amiga espanhola, además le conseguimos la pega del anho a un chico argentino que reparte conservas de sangre a hospitales, desde la crisis esa. Le hicimos una propaganda entre los alemanes y otros seres humanos con billetini a tal nivel! que ahora va a fiestas y les hace todo desde comprar la carne, por un precio módico… el vino lo seguimos poniendo nosotros… hasta que aparezca algún francés que a estas distancias se ve de lo más latino (y que se cayen los de la Rioja espanhola!)

  8. Jimena #176    28 marzo, 2006 a las 5:36 pm

    Se dara alguna vez el cambio de cultura para el Argentino?
    Cuando nos vamos a dar cuenta que somos unos creidos, que tenemos la solucion de todo.. per ço terminamos llendo a otro pais porque en el nuestro destruimos todo, si todo… porque no sabemso construir una mierda.
    Y encima hay pelotudos, (seran porteños?) que todavia quieren ir a otros paises a darselas de que se las saben a todas…ehhhhh…nono no entiendo.. Que carajo pordemos criticar? Que si el bife de chorizo, el dulce de leche… que mas? Vivos…. no muerdan la mano que les da de comer! Agradezcan que todavia nos soportan en otros paises, agrandados como somos! Que quede claro que no tengo nada en contra del porteño..pero las estadisticas lo demuestran.. son lo que salen fuera del pais abuscar trabajo porque en su pais no supieron construir una sociedad que progrese… y no tiene verguenza en ir a criticar las costumbres de otro pais. Si no estamos enfermos que carajo estamos. Boludos, el mundo progresa y nosotros ni nuestra carne podemos comer, que bife de chorizo ni bife de cuadril… como no empecemos a ser mas humildes y reconocer nuestros errores, vamos a terminar comiendo soja de por vida! Si seremos pelotudos!!!

  9. Maxiavida #174    18 marzo, 2006 a las 5:15 am

    Hernán, acá en Galicia venden chimichurri en cualquier carnicería y hay parrillas en todas las áreas recreativas de los montes… ¿Será un problema catalán el que planteas?

  10. Juan Carlos #173    14 marzo, 2006 a las 9:58 am

    Pero… este personaje que hace en España ??

    Por que se va a la CONCHA DE SU MADRE (para que lo entienda, porque es taaannn argentino que no entendería QUE SE VAYA A TOMAR POR CULO) y se queda allí dentro ??

    Me encanta la ignorancia que esconde tras esa fachada de sabiduría y soberbia al creer que el dulce de leche, el alfajor, la parrilla… es “producto” argentino… pero no sabes que todo esto y más son de origen hispano-árabe y por poner un ejemplo, existen “parrillas” que llevan instaladas en masias de todo el territorio español desde hace siglos ??

    Saludos a todos los ignorantes y ególatras…

  11. Matias #172    17 febrero, 2006 a las 10:56 pm

    Primero que nada, despues de leer esto no entiendo que mierda hace este pibe aca, si quiere estar con gente que piensa igual que se vuelva a argentina, si quiere que al bife de chorizo le digan bife de chorizo que se vuelva a argentina, si quiere estar con gente de su misma cultura que se vuevla a argentina, estamos en españa, la gente aca tiene sus nombres y punto o porque nosotros nombramos a alguna cosa de una forma todo el mundo tiene que nombrarla igual ? es mas comparando en donde esta la argentina hoy por hoy (no me vengan con que es culpa de los politicos porque estos no vinieron de afuera sino que todo lo que saben lo aprendieron de la propia sociedad argentina), como decia comparando a la argentina hoy por hoy con otros paises, somos nosotros LOS ARGENTINOS los que tendriamos que pensar igual que ellos para no estar sumidos en el caos con la riqueza natural e intelectual que tenemos.
    Dicho lo dicho por ultimo le recomiendo a este señor que aprenda a hacer una asadito (sin importar el tamaño en donde lo hace) y que despues hable y en todo caso que compre carne argentina que hay mucha.

    Matias.-

  12. Haffner #171    9 febrero, 2006 a las 11:30 pm

    El Ejecutivo comio vaca loca y he aqui el efecto.
    Hay que escribirle al Pinguino para que prohiba la entrada de vinos Concha y Toro por atentar contra la moral y las buenas costumbres H.

  13. Ejecutivo chileno-español #169    9 febrero, 2006 a las 3:26 am

    POR AMOR DE DIOS, NO COMAS CARNE ARGENTINA

    Chile/Argentina. – Chile suspende por seis meses la
    importación de carne argentina por brote de fiebre
    aftosa SANTIAGO, 9 (de la corresponsal de EUROPA
    PRESS Claudia Riquelme) El Gobierno de Chile
    anunció este miércoles su decisión de suspender
    durante seis meses la importación de carne desde
    Argentina, a raíz del hallazgo de un brote de fiebre
    aftosa en la nación vecina.

    Según la determinación del Servicio Agrícola y
    Ganadero (SAG), la prohibición de importación incluye
    también a todos los productos pecuarios de riesgo.

    La medida, que fue informada a todos los puestos
    fronterizos chilenos, se adoptó luego de que el Servicio
    Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa)
    de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y
    Alimentos de Argentina, reconociera un foco de fiebre
    aftosa en el departamento de San Luis del Palmar, en la
    Provincia de Corrientes, en las inmediaciones de la
    frontera con Brasil y Paraguay.

  14. Ejecutivo chileno-español #168    9 febrero, 2006 a las 3:25 am

    POR AMOR DE DIOS, NO COMAS CARNE ARGENTINA

    Chile/Argentina. – Chile suspende por seis meses la
    importación de carne argentina por brote de fiebre
    aftosa SANTIAGO, 9 (de la corresponsal de EUROPA
    PRESS Claudia Riquelme) El Gobierno de Chile
    anunció este miércoles su decisión de suspender
    durante seis meses la importación de carne desde
    Argentina, a raíz del hallazgo de un brote de fiebre
    aftosa en la nación vecina.

    Según la determinación del Servicio Agrícola y
    Ganadero (SAG), la prohibición de importación incluye
    también a todos los productos pecuarios de riesgo.

    La medida, que fue informada a todos los puestos
    fronterizos chilenos, se adoptó luego de que el Servicio
    Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa)
    de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y
    Alimentos de Argentina, reconociera un foco de fiebre
    aftosa en el departamento de San Luis del Palmar, en la
    Provincia de Corrientes, en las inmediaciones de la
    frontera con Brasil y Paraguay.

  15. Almudena #167    8 febrero, 2006 a las 9:46 am

    No os vayais de España, seducidnos.

    Pongo a vuestra disposición una parrilla, a doble altura, de tamaño medio de cemento en el patio trasero de mi casa, y unos vecinos poco protestones.

    Estoy deseando probar el dulce de leche argentino.

  16. Matias #166    5 febrero, 2006 a las 5:59 pm

    Hernan… eso no es todo… ¿Que me contas de la mitica tortilla de papa hecha en sanguche (“bocata”), me parece tan ridículo como querer hacer un sanguche de empanada criolla… Y que es eso de que el chorro de agua del videt te salga desde un costado y no desde abajo? Acaso los europeos tienen el hueco mas arriba?…

    Saludos!!!

  17. DArkseid #165    3 febrero, 2006 a las 1:18 pm

    Y porque no te vienes para Canarias que aqui si que tenemos asaderos en cualquier rinconcito de parque al lado del monte, donde todos los fines de semana los canarios, nos subimos a realizar el correspondiente asadero, o una paellla, vamos cualquier cosa que se pueda echar al fuego, debe ser debido a que debido a nuestra relación con nuestros hermanos latinoamericanos, ahh !! cuantos paises acogieron cariñosamente a los canarios cuando emigrabamos, bueno tambien es a tener en cuenta que aqui a los restaurantes asaderos, se le conoce como argentinos, por algo sera, debe ser porque en cuestiones de carne saben un rato, pues eso, que si vienen para canarias, ya saben que aqui podran hacer un asadero en casi cualquier parte.

    Saludos !!

  18. Ernesto #164    2 febrero, 2006 a las 6:15 pm

    Bueno, como chileno me reconozco asador de menor rango que mis compañeros uruguayos y argentinos, pero como amante del buen asado, asador de nacimiento y residente en España (Sevilla), me permito agregar mi comentario.

    Luego de muchas frustraciones en torno a la calidad del vacuno en Andalucía, decidí que “donde fueras has lo que vieras” y por lo tanto he comenzado a apreciar las virtudes de la carne de cerdo ibérico (presa, secreto, pluma, costillar) a las brasas. Realmente hay que aprovechar que España tiene la mejor carne de cerdo del mundo – ya habrá tiempo de regresar al Cono Sur a disfrutar del vacuno.

    Además, en mi experiencia, los españoles son gente simpática y me siento muy bienvenido por estas tierras, por lo que no podría decir nada negativo de ellos. Lo único, que comprendan, queridos hermanos ibéricos, que cuando van a un asado no vale sentarse a la mesa esperando que llegue la comida mientras el asador suda la gota gorda preparándoles la comida. Hay que participar en el proceso, comentar, ofrecer copas de vino, etc.

    Es un ritual de hermandad que va más allá de sólo comer carne.

    Un abrazo todos
    Ernesto

  19. Tizanita #163    2 febrero, 2006 a las 3:18 pm

    Ante todo saludos … debo confesarme admiradora de sus letras de sus ideas y de su imaginacion. Ante todo ysegundo y no menos importante …

    Soy una venezolana amante de las parrillas, aunque en estos momentos por estados encontrados (embarazo) la repugno. El caso es que quiero saber que es el chimichurri he escuchado en ocasiones a mis amigas hablar de ello pero no me explican … se que pertenece a la gastronomia argentina pero de alli queda mi ignorancia.

    Besos

  20. Alfredo #162    1 febrero, 2006 a las 3:32 pm

    A Hernán: Muy lúcido éste informe como el anterior. Espero el tercero.
    A Quienes escribieron comentarios:
    Los Argentinos: El de Hernán es un manifiesto de la nostalgia típicamente argentina. Somos incomprendidos. Si me permiten les explico a los demás.
    Al amigo Peruano: Aquí en Argentina también se come el arroz con menudos (de pollo). Aquí también hay pobreza, pero … fijatte en mi frase final.
    A los hermanos Uruguayos: Esta nota nada tiene que ver con las papeleras o con otras cuestiones. Cuando Hernán habla que los Uruguayos no cuentan lo hace en relación a que como somos pueblos tan hermanos, se suelen computar como si fueran de un solo país, pero tembién lean la frase al final.
    A los amigos Venezolanos, Mexicanos, Chilenos, etc.: Varía la forma de prepararla, pero elsentimiento carnívoro es el mismo, pero insisto que lean mi frase final.
    Leandro B: La vagina de la mujer tiene una cantidad enorme de bacterias, microbios y demás cosas, pero no puedo evitar que mi amigo se deslice por esos lugares, por más que la Junta médica del Orto diga que es perjudicial para mi salud… Mirá también mi frase final.
    A los amigos Españoles: Si, debe haber parrillas por todos lados, las bondades de una dieta variada se reconocen, pero nuestros emigrantes se sentirían un poquito más a gusto si hubiera una mayor tolerancia a ciertas costumbres, por ejemplo la asadística. Por cultura general, a nadie escapa lo que es un asado y no debería ser multado quien lo prepara y si una ley lo prohibe, divcha ley debe ser derogada. Por favor, lean tambien la frase final.
    La tan mentada frase final: Probablemente no entiendan el sarcasmo y la ironía, pero lo que escribe Hernán ES HUMOR!!!!!! y debe ser tomado e interpretado como tal y no textualmente!!!!!
    Saluda desde Buenos Aires a un nivel de 4 asados por Semana
    Alfredo

  21. Tuta #161    30 enero, 2006 a las 6:06 pm

    ¡¡Ay, como te entiendo Hernán!!
    Por Galicia, con tanto monte que sobra no aparece ningúna parrila, como para hacer el dichoso asadito.

    Che…alguien me sabe decir como pedir el matambre en españa ???

  22. Júlia #160    29 enero, 2006 a las 11:18 am

    Sinceramente, creo que exageras,
    sin ir más lejos ayer comimos asado en casa, con vacío y todo! Y sí, estoy en España, pero mis padres son Argentinos, llegaron aquí hace 20 años y nunca dejaron de tomar mate ni de hacer asados. y te puedo asegurar que desde el post-corralito, es increible: dulce de batata, dulce de leche chimbote, alfajores havana,… Y no hace falta ir a ningún lugar en especial, pronto estarán en todos lados.
    Ahora, te reconozco dos cosas: las parrillas son terribles y el carbón peor.

  23. Osorio #159    29 enero, 2006 a las 12:29 am

    ¿Asado?, ya casí olvido que es un asado Hernán. Espero que en la tercera parte incluyas la tontera de consumir el vino tinto frio.
    Saludos de un chileno en Barcelona

  24. Haffner #158    28 enero, 2006 a las 6:39 pm

    Comentario Nº 149
    Dice seburu:
    excelente!!! despues de la carne había quedado un saborcito a comentario español. pero el amigo haffner le puso el color de la sobremesa.

    Amigo Subaru,en nombre de mi vanidad gracias,te retribuyo el titulo amigo pero los laureles le pertenecen al finado Geno ‘Gallego’Diaz qepd y lo cite para qe no suene a plagio.Te recomiendo ‘Kermesse’ que es la historia de Hernan al reves:la de Erotido Mascaro,sastre catalan que se fue a hacer la America en Buenos Aires.Es genial
    Y tiene otros q lei y 1 que no lei y tiene un titulo alucinante: Morire sin conocer Disneylandia. H.

  25. Gabriel #157    28 enero, 2006 a las 9:39 am

    Buena la mandarina vos! se mira chingón, te quedó mejor el look. El comentario anterior es porque me causaba un poco de angustia ver tanto cambio en tan poco tiempo. Para que veás que uno sí se fija. =)

  26. Ginger #156    27 enero, 2006 a las 9:57 pm

    Este look de Orsai me recuerda al original (que era el que más me gustaba), le falta el fondo amarillo nomás. Y si te cansas, siempre tenés la posibilidad de usar los diseños que con tanto amor te hicimos en su momento (¿te acordás?).
    Gordo, ¿tenemos que inscribirnos de nuevo para el aviso de los nuevos post? Porque no me llegó el del último y por lo que leí en los comentarios de Juan, a los demás le pasa lo mismo.

  27. Hernán #154    27 enero, 2006 a las 6:44 am

    Ya está: éste es el “look 2006” de Orsai. Estas semanas estuve probando algunos cambios, y me decidí por un diseño sin casi imágenes en el home, que tarda un 40% menos en cargar.

    Además, le agregué algunas conchetadas: un sistema de envío por mail de artículos completos, trackbacks integados provistos por el motor Technorati, un preview automático de mensajes, una búsqueda avanzada que rastrea también en los comentarios, y la ubicación de todas las páginas estáticas en popup.

    Chupate esa mandarina.

  28. fermar #152    27 enero, 2006 a las 4:47 am

    Ah, bueno, que flat que está todo, cada vez más japonés!, y qué moderno el tema del preview, aver la negrita, aver la itálica, que copado, h t t p://www.nuestroborges.com.ar/fermar sigue sin andar? porque ya no hay advertencia…
    salud, y el post bueno, como siempre,
    f

  29. seburu #151    27 enero, 2006 a las 1:09 am

    no debería haberle preguntado. ahora le van a molestar a usted con cuestiones.
    aprovecho para decirle cuanto me gusta leerle, y cuan poco me gusta no ser original…es lo que hay.

    muchos saludos, que disfrute.