Un corto y enseguida volvemos

No deja de sorprenderme en cuántas cosas pueden convertirse los textos de Orsai, sin que uno (que es el autor perezoso) haga demasiados esfuerzos para que tal cosa ocurra. Un cortometraje —flamante— es una de las ramificaciones que más me han gustado. Lo dirigió Andy Feldman, a quién le regalé una historia narrada aquí en abril del año pasado, y él la adaptó con buen gusto. Se trata de un cuento real y trágico, en donde confesé por primera vez mis problemas a la hora de sacarme una foto. Y de cuánto sufrió mi madre por eso.

Justamente por ser una historia real —juro que cada cosa que narro allí ha ocurrido—, ver el cortometraje acabado me genera una sensación muy extraña de cercanía y prodigio.

Y cómo no, si aparece la mismísima Chichita cagándome a palos, si aparezco yo mismo con cara de imbécil, si aparece mi abuelo Marcos (excelente composición de Miguel Ángel Paludi, que bufa en la ficción igual que lo hacía mi abuelo) y aparece, sobre todo, el clima de mi infancia. El empapelado del comedor, el olor de las mercerías, el eco de la pelota en el gimnasio.

Es complicado y poco usual que al autor de un relato le guste lo que otros han hecho con él. Y yo tengo la suerte de que me ha encantado. Ojalá que a ustedes también.

Comparto también una noticia que me acaba de hacer llegar Andy Feldman y por la que estamos todos muy contentos. El corto ha sido elegido para la sección oficial del Swansea Bay Festival (Reino Unido) y también se verá el 20 de octubre en el 19º Festival de Cine de Girona (Catalunya), donde seguramente estaré viéndolo en segunda fila, porque me queda cerquita de casa.

Hernán Casciari
Miércoles 3 de octubre, 2007

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

116 comentarios Un corto y enseguida volvemos

  1. Juan Bálsamo #113    15 octubre, 2007 a las 11:30 am

    ¡Pero qué buen actor el que interpreta a tu abuelo!

    ¡Pero qué fuerte que está la actríz que interpreta a Chichita!

    ¡Pero que turra la actríz que interpreta a la guacha de la merceria!

    He dicho.

  2. Vuarnet #111    12 octubre, 2007 a las 7:26 pm

    La verdad es que soy mexicano y siempre pensé que Kiko era mexicano. Ahora gracias a los comentarios me entero que es chileno. Lo que ilustran los blogs.. 😉

    Saludos.

  3. Marcelo Lacedonia #110    12 octubre, 2007 a las 1:54 am

    Hernán, la verdad es que cada dia me gusta mas la forma en que escribes. Tenes un gran talento.
    Yo soy un aficionado a la “escritura” ya que me da pudor decir literatura, y aqui les dejo mi blog:
    http://los-lacedonia-muller.blogspot.com
    Por si aalguien aburrido quiere ver mi primer relato y criticarlo, sera bienvenido aun cuando sea duro.
    Saludos a todos,

  4. chori #109    12 octubre, 2007 a las 1:11 am

    ¡Muy,pero muy bueno! Tanto la idea como el corto. ¡Impresionante!

    Me quedé pasmado con la escena del negocio porque me hace acordar a la de mi vieja en aquel tiempo.

  5. Susy de la v(uelta) #107    11 octubre, 2007 a las 12:58 am

    la ambientación es genial…aunque las actuaciones no me cierran (en realidad creo que es porque uno se imagino tanto a chichita o a hernan chico que debe ser difícil recrear algo así…8 puntos!
    besos
    Susy, la única, la de siempre…

  6. alex pala #105    9 octubre, 2007 a las 9:00 pm

    El corto es realmente muy bueno. Y la ambientación años 70 excelente. Pero lo que realmente me dejó impactado es ver en acción la máquina del “Cinegraf”!!!!. Impresionante el recuerdo de tardes y tardes viendo las películas del zorro en el cinegraf (si es que no morías quemado por el calor que desprendía o electrocutado)
    La adaptación del texto es buena y creo que la historia da un paso más gracias al corto, especialmente para los que tenemos esos años.
    Gracias gordo por seguir escribiendo

    Saludos desde Galicia
    Alex

  7. M!~ #102    9 octubre, 2007 a las 4:24 am

    En vacaciones se me ocurrió tomarme una foto y jodí la cámara. Yo tampoco soy fotogénica.

    Hay gente que se pelea por ser el primer comentario pero yo pienso que ser el comentario #100 es todo un honor.

    Saludos Hernán 🙂

  8. maresont #101    9 octubre, 2007 a las 1:19 am

    Hola Hernán-

    Soy lectora relativamente nueva, tu blog cada vez me gusta más (es que empecé a leer los post por orden cronológico, para imaginarme que encontré tu blog desde que lo iniciaste Je!)

    Lo he recomendado mucho, algunos de tus post los he enviado por correo a mis compañeros de trabajo que no se caracterizan por ser lectores y les han gustado lo cual habla maravillas de tí.

    A mi jefe le recomendé el blog de la mujer gorda y como respondió “Es muy bueno pero tengo poco tiempo para entrar a internet”, me dí a la tarea de conseguir el libro y regalarle un ejemplar. Mi ejemplar por otra parte, me fue arrebatado y debe andar deambulando de mano en mano.

    No te aburras pronto de este blog, a todos los lectores (me imagino), nos hace falta la sonrisa que nos queda tras terminar de leer tus post.