Ya no sabemos qué inventar

El problema no es qué fue primero, si el huevo o la gallina. ¿A quién le importa, si las dos cosas están ricas? El problema es quién descubrió que el huevo se come. O quién fue el visionario que dijo "tomen de esa leche y van a ver qué gustito". ¿Qué hacía alguien chupándole las tetas a una vaca? En la prehistoria, creo yo, la gastronomía y la zoofilia eran ramas de una misma ciencia.

Si te ponés a pensar, hay muchísimas cosas que comemos, hacemos y usamos a las que —hoy— no le hubiésemos descubierto la utilidad. El huevo de gallina es la que más me sorprende. Yo, por ejemplo, si fuera un señor prehistórico, me podría estar cagando de hambre que ni de casualidad me como un huevo. ¿Cómo me voy a comer un feto, y para peor viscoso? Jamás se me cruzaría por la cabeza decir:

—Mirá qué loco, Grock: si agarro este futuro pájaro, lo pongo 12 minutos en agua hirviendo, lo pelo y le echo sal, ¡es la cena!

Porque ahora todo está en las góndolas y cualquiera es guapo, pero antes había que andar comiendo cualquier porquería para encontrar algo decente. ¡La de antiguos que se deben de haber muerto mientras probaban cosas!

Porque la historia la escriben los que ganan, dijera Litto Nebbia; la escriben los que descubrieron el huevo, la leche de vaca, la ricota, la crema enjuague y los champiñones. ¿Pero qué hay del que se comió una avispa para ver si era rica? ¿Dónde está el monumento del mártir que dijo “a ver qué onda si me lavo el pelo con fuego”? Yo no he visto, bautizando ninguna calle, los nombres de estos héroes silenciosos. ¿Y por qué? Porque la sociedad es exitista.

Los grandes inventos nacieron de una casualidad, dicen los sabios, pero no es cierto. Y te ponen como ejemplo lo del lechoncito asado. Antes el chancho joven era una mascota familiar, incluso un guardián muy fiel de las fincas. Hasta que un día se incendió una casa con un chancho adentro, y nació el lechoncito asado. Para cocinar el segundo lechoncito, los prehistóricos, que eran muy básicos, tuvieron que quemar otra casa con un chancho adentro. Y así pasaron años, hasta que alguien descubrió el agua. ¡El genio es ése, el que dijo “basta de quemar las casas hasta el final, muchachos, acá les traigo una manguera”!

Hablando de fuego, otro inventor injustamente olvidado fue el que descubrió que si te ponés un encendedor en el culo —un segundo antes del pedo— te sale una llamarada. Porque ahora lo hacemos todos, tanto sea para amenizar una fiesta como para arrancarle carcajadas a la Nina. Pero hubo alguien que lo tuvo que inventar. ¿Qué estaba haciendo ese tipo, por qué andaba metiéndose un encendedor en el orto, con qué fin? Ese descubridor anónimo y desprestigiado también es un genio, mucho más que Magallanes y gente así.

¿Y el que inventó que para pedir un café —cuando el mozo está lejos— hay que levantar la mano y fingir que se está sosteniendo la nariz del hombre invisible? ¿Quién fue ese genio del hiperrealismo? O más bien: quiénes fueron esos genios, porque el camarero que vio ese ademán tan ambiguo y lo entendió como “por favor, un café” también era un adelantado para su época.

Somos animales de costumbres los cristianos, no hay duda. Casi todo lo que hacemos lo hacemos porque sí. No nos preguntamos nada. Y por eso últimamente no hay grandes inventos como antes. “Ya está todo inventado”, decimos, y nos sentamos a esperar a ver qué hace Bill Gates, o Tinelli.

Hay gente que dice que en esta época se está inventando casi todo. Mentira. No me van a comparar el huevo (esa genialidad) con el teléfono con politonos. Los inventos de ahora tienen muchos botones y lucecitas y son en apariencia muy fashion, ¿pero cuánto hace que no inventamos algo simple como la leche, la llamarada del culo o el lechoncito asado? ¡Siglos, hace!

—Algo bueno habremos inventado en esta época, che —dirán ustedes—, por ejemplo, la valija con rueditas.

Sí, es cierto; ése es el invento contemporáneo más útil, pero también es la prueba de que somos todos una manga de tarados mentales. La rueda, que yo sepa, se inventó hace como mil años, y la valija común en el 726 D.C.. ¡Catorce siglos estuvimos llevando las valijas en la mano, habiendo ruedas!

¿Por qué tardamos tanto en ponerle bolitas redondas a la valija, si las dos cosas separadas existieron siempre? ¿Por qué la Samsonitte portátil apareció en el siglo veinte? Porque somos todos unos pelotudos y unos cómodos que ya no sabemos qué inventar para no tener que inventar más nada.

Hernán Casciari
Jueves 10 de junio, 2004

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

125 comentarios Ya no sabemos qué inventar

  1. Pablito Rowinski #125    15 diciembre, 2012 a las 10:04 pm

    También hubo una época en donde algunos hombres (negros seguramente) andaban arrancando frutos de árboles y plantas para fumárselos en pipa, hasta que encontraron uno que los dejó de la cabeza.

  2. valeria #123    15 septiembre, 2004 a las 10:34 pm

    muy buenas reflexiones, hoy yo tambien tengo que inventar algo y no se que hacer por eso encontre esta pagina buscando la historia del vendito encendedor que no se quien carajo lo invento y por ende voy a tener que buscarme otra cosa igualno me importa ya que me vuelvo a mi casa riendome y con la certeza de que no soy la unica que piensa que hay que estar al pedo para inventar algo

  3. argentana #121    19 junio, 2004 a las 4:17 am

    La receta que inventò el señor, señora o señorita a52 me shokeò (ni se si escribe asi de cuanto me shokeò)
    Es, me parece ,una genialidad ademas de posible.
    Yo habia pensado a un purè de mejillones pero el color no me convenciò mucho que digamos.
    Despues probè pulpa de frutillas con pimienta y Porto Blanco y ya pintò otra cosa.
    Nunca coman crisantemos blancos porquè hacen mal.
    Igual estoy a favor del que inventò el agua caliente….los lomitos.. y la luna roja…
    No se si habia que votar o poner la pava .

  4. a52 #117    14 junio, 2004 a las 8:15 pm

    Acabo de inventar algo….
    el mangú con miel de abeja.
    entiendase por mangú como una papilla de rublos, preferiblemente plátano o guineo salcochados.

    la preparación es de la siguiente manera.

    se salcochan los plátanos (asumamos que sea plátanos), se muelen con mantequilla margarina (de la mas suave), después de haberlos molidos todos se silben en un plato llano y se le rocía miel de abeja por encima como si fueran pankes.

    Lo puedes decorar con jamón, queso, salami, pescado, salchichón, carne frita, o cualquier cadáver de animal que hoy en día se coma.

  5. claudio #116    14 junio, 2004 a las 6:52 pm

    Lo que se pasa de generacion en generacion entra por la sangre, por el fuego, o por ambas a la vez. El rito de “quemar pedos” era ua materia obligatoria en el Servivio Militar, no se de verdad quien la invento, quien la perfecciono, y quien la hizo flamigeramente realidad. la cosa es que en una “cuadra” o habitacion con 200 monos mas ahi, te quemabas los pedos o te daban de puntapies en el fundillo. Era imposible soportar flatulencias de otra manera. La clase anterior nos la enseño a nosotros, cumplimos luego en enseñarselas a los puberes que seguian. A proposito, no solo en terminos inodoros se plnatea esto , si no tambien en efectiva tecnica depilatoria. saludos hernan !!

  6. ElNegro #115    14 junio, 2004 a las 4:22 pm

    Y el aujero del mate?????
    que joraca seria de nosotros sin al aujero del mate????? eh?????
    Se imaginan ?? si ya cuesta un huevo tomar los mates de la tia Felisa , tapados como linyera en invierno !!!
    La puta quien habra sido , otro genio anonimo , y van loko …..??

    y hablando de esa cuestion ,cuando leo algo se me da por hacer cosas ….
    Ayer nomas agarre la gubia y le hice OTRO aujero al mate , NO resulto pa tomar y de paso me queme desde el ombligo hasta la punta del pie …..
    Pero quien les dice… es buen invento pa quienes NO quieren tomar mates y SI quemarse un huevo

    dale loko segui , que hay legion esperando boludeces que nos pongan una sonrisa , claro que alguna/os van q quedar surrealistas :
    Como se vera un culo con sonrisa??????
    Seran esos los famosos culos alegres????

    El Negro.. si ese Negro

  7. Ginger #114    14 junio, 2004 a las 1:42 pm

    Huy Diò!, y yo que querìa las medias de polar solamente para no congelarme los pies en yoga, actividad que hago para no terminar como Tiburòn Tierno….

  8. Tiburon Tierno #113    14 junio, 2004 a las 6:42 am

    Para Ginger:
    Que en su mensaje Nro. 47 se queja de que nadie invento las medias de polar le cuento que ¡¡¡fui yo!!! y no solo las medias sino también las polainas para los que sufrimos de frío en rodilla,las canillas y las pantorrillas. fue gracias a que me transpiran los pies y me sobro tela despues que me hice hacer un buzo en color amarilo patito, del sobrante tambien me salió un gorro y unos mitones. ahora estoy en tratar de resolver el frío en los brazos, me vas decir que me haga un buzo completo pero es que me transpiran los zobacos y se me acabo el desodorante.
    Ahora estoy medio paralizado con los diseños porque me surgio una duda??? no si invertir mas plata en polar o ir al médico para que vea que problemas de circulación sanguínea tengo, ya que el resto del cuerpo esta muy calentito. Pero me parece que me voy a decidir por ir al sicólogo ya que me han vuelto loco mis amigos diciendome que parezco un patito y los otros, mis enemigos, que me dicen que parezco un pato criollo porque cada paso que doy hago una cagada…
    ¡Ah! y debido a esto de pato criollo ¡¡¡ Gracias al que invento el bidet!!! no sabe como me ayuda en mi presupuesto al ahorrar en papel higiénico y tambien al mundo a mantener los árboles que no se cortan para hacer papel higiénico.
    Tiburón Tierno

  9. Ricardo #112    14 junio, 2004 a las 1:21 am

    Acabo de llegar por estos lados. Soy “relativamente” nuevo en esta onda de los blogs, he estado dando vueltas por ahi revisando cosas y descubriendo espacios que me puedan parecer interesantes, escribo todo eso porque además de un blog que recién encontré donde un colombiano pone en una subasta su invitación para una cuenta de Gmail, este es quizá el post mas original con el cual me he topado en estos tres meses de andada blogistica.

    Salud.

  10. Guty #110    14 junio, 2004 a las 12:27 am

    Bidet? puaj!
    Aguante el papel, que lo podés usar hasta en el campo. Quiero verlos a esos bidet-dependientes como se las arreglan en una parada de emergencia durante un viaje.

  11. Luna Patagonik #108    13 junio, 2004 a las 4:41 pm

    Sobre Bidet y otras yerbas…Buen invento, lastima que el inverbe de Franco, le cambiara la salida del chorro por considerar que las mujeres “se masturbaban”

  12. Caribé #107    13 junio, 2004 a las 11:34 am

    ¿Nunca oiste hablar del razonamiento inductivo, Hernán?
    Porque todas tus preguntas las responde ese simple concepto.
    Los seres humanos tenemos además de capacidad simbólica y razonamiento deductivo, también razonamiento inductivo.
    No, ni comerse el huevo ni asar el chancho, ni ordeñar la vaca fueron casualidades.
    Piénsalo un poquito y verás que enseguida te responderás todo eso tú mismo.

    Y ya no inventamos nada simple porque las cosas que llamas simples ya están casi todas inventadas. Así que las probabilidades de encontrar nuevas cosas simples que inventar han descendido mucho.

    Hay mucho espacio de estudio abierto, pero muy poco ya donde el razonamiento inductivo vaya a encontrar caminos nuevos, el mundo está ya muy pisoteado.

    Ah… y respecto a las ruedas en las valijas, ¿de qué habrían servido en el medioevo? Había que inventar primero los aeropuertos, ¿no es obvio?

  13. JEGC #106    13 junio, 2004 a las 2:31 am

    Yo creo que el invento del siglo XX fué la Internet. Sin ella, ni siquiera estaríamos haciendo estos comentarios… (claro que antes se necesitaron las computadoras, y todos los adelantos -e inventos también- en electrónica, etc.)

  14. Corsicarsa #105    12 junio, 2004 a las 11:49 pm

    Hernán:
    Debo admitir que cuando escribiste quién fue el visionario que dijo “tomen de esa leche y van a ver qué gustito” mi mente podrida no dejo de tener cientos de imágenes al respecto, jajajaja.
    Por otro lado, yo tambien soy “bidet-dependiente” y no por eso me coincidero puto.

    Coincido con Pirula, el invento del S.XX es el Delivery.
    Saludos de Corsi

  15. Guty #104    12 junio, 2004 a las 9:03 pm

    Quien inventó el Mercosur?
    Ese sí que la hizo bien, como aquel otro que inventó lo del “salariazo” y después se las tomó pal otro lado de las montañas e inventó la lesión del brazo.
    En fin…
    Yo le daría un 10 al inventor de la minifalda, que agradecido le estoy.

  16. Diablita #102    12 junio, 2004 a las 12:44 am

    Pirulita:
    Vos estás del tomate si pretendés que te de detalles!
    Yo tiro y cada uno que agarre lo que puede o le sirva, si?
    ______________________________

    APLAUSOS AL INVENTOR DEL BESO!

  17. Pirula #101    11 junio, 2004 a las 4:06 pm

    Diablita: Hay un tema que flota en el aire, pero nadie te ha preguntado todavia…le das usos sexuales el bidet?
    en caso de que la respuesta sea si, esa utilidad es exclusiva de mujeres y homosexuales o puede servir para hombres heterosexuales tambien?
    Yo creo que el mejor invento del siglo XX fue el delivery.