Charlas con mi hemisferio derecho

Casciari lo había intentado todo: empezar un cuento por el final, empezar una novela por el medio, escribir drogado… No funcionaba nada. Hasta que descubrió que el hemisferio derecho de su cerebro estaba en silencio. Y comenzó, muy de a poco, a conversar con él.

Casciari lo había intentado todo: empezar un cuento por el final, empezar una novela por el medio, escribir drogado… No funcionaba nada. Hasta que descubrió que el hemisferio derecho de su cerebro estaba en silencio. Y comenzó, muy de a poco, a conversar con él.

Hernán Casciari
Miércoles 21 de febrero, 2018

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *