Cucarachas con termómetro

Dos veces a la semana suena el teléfono en casa, o el timbre, y del otro lado aparece un encuestador. Cada vez hay más y se presentan mejor preparados. Con el tiempo, han aprendido a ser inmunes al NO. Saben minimizar las excusas y están por todas partes, mendigando quince minutos de nuestras vidas. Si un día la Tierra padeciera un conflicto químico que aniquilase todo —plantas, animales, gente— seguirían sonando los teléfonos por la mañana. El encuestador es la nueva cucaracha del mundo.

Quieren saber qué periódicos leemos, qué champú usamos, a qué partido político respondemos; quieren saber si hacemos deporte y, en caso afirmativo, cuál o cuáles. Desean conocer si hay niños en casa y cuántos, si tenemos televisión por cable, cuál es la última publicidad que podemos recordar. Si fuimos o somos infieles.

Más tarde los periódicos nos informan sobre los resultados de estos estudios. Es decir, la prensa nos comunica cómo somos.

Nos dicen los diarios, por ejemplo (y escojo titulares reales de este mes) que cada vez más adolescentes consumen tranquilizantes, que los chilenos piensan que las Cataratas son brasileñas, que los italianos son fogosos y las francesas liberales, que los hombres hablan más de fútbol que de mujeres, y que tres de cada cuatro españoles se fue de putas este año.

Todos los días, en la prensa, en la radio y en los informativos de la tele, hay por lo menos una afirmación categórica generada por el método de la encuesta. A razón de trescientas afirmaciones por año, nos vamos enterando cuántas veces nos masturbamos en promedio, descubrimos que nuestras esposas ya son casi tan infieles como nosotros, y averiguamos un sinfín de cuestiones sobre nuestras costumbres. ¿Todas? No señor, todas menos una.

Hay un estudio sociológico que nunca nos fue revelado, que guardan bajo siete llaves, que esconden como un diamante. Los encuestadores poseen un dato sobre nosotros, un solo dato, que jamás publicarán ni darán a conocer a los medios de comunicación. Tras cartón, es el resultado más exacto que podrían conseguir sobre una costumbre humana, porque es la única pregunta que siempre hemos respondido todos. Absolutamente todos. La pregunta, con variantes de cortesía, es ésta:

—¿Me permite usted que le haga unas preguntas?

En esa disyuntiva no hay opción para el no sabe, ni tampoco para el no contesta. No hay dudas. No existe la posibilidad de la mentira ni de la excusa. En todos los casos, los miles de millones de humanos interceptados en el último año, en cualquier parte del mundo, por teléfono o en persona, hemos dicho o hemos dicho NO. Y los encuestadores conocen los porcentajes exactos de esta tendencia.

Pasa lo mismo con los móviles callejeros de la televisión. Los informativos le ponen el micrófono a las personas y les preguntan, por ejemplo, si el sueldo les alcanza, o si son felices. Pero no explican los informativos, ni siquiera en letra pequeña sobreimpresa, que la enorme mayoría de los consultados pasa de largo, que sólo hay una minúscula porción de la humanidad que adora ponerse frente a una cámara para responder cualquier cosa, ni tampoco informan que esa raza suele llamarse, técnicamente, los imbéciles.

Es increíble, y también fascinante, que casi nadie distinga esta verdad tan sencilla en el momento de creer o descreer lo que aseguran los medidores de las costumbres humanas.

Los encuestadores conocen, sin margen de error, un guarismo exacto sobre nuestro hábito de responder. De hecho, es el único resultado que poseen sobre nosotros como conjunto absoluto. Todos los demás estudios que publican hasta el hartazgo, día a día, están limitados al pequeño grupo de gente aburrida —o que justo esta tarde estaba drogada— que ha contestado a la primera pregunta. Y estos serán, como mucho, un 11% de la población mundial (estoy dejando propina).

Ya tenemos un dato revelador, entonces. Todo lo que sabemos sobre nuestras costumbres, fobias, manías y emergencias es el resultado de los hábitos de gente aburrida o que, justo esta tarde, estaba dispersa y con ganas de conversar. Anoten esto en sus cuadernos y sigamos adelante.

Fijémonos ahora cómo cambia un enunciado cuando le agregamos esta evidencia: “Los hombres drogados hablan más de fútbol que de mujeres”. O cómo se modifica el sentido de este otro titular: “Las señoras que no tienen nada que hacer a la tarde son casi tan infieles como sus esposos aburridos”. E incluso de éste: “Los adolescentes que se pasan veinte minutos contestando encuestas, en lugar de hacer algo mejor con su tarde, consumen cada vez más tranquilizantes”.

¿Pero qué pasa con los demás, con los que contestan siempre NO a la invitación de ser acribillados con preguntas? Son el 90% de la población mundial y poco o nada sabemos sobre sus quehaceres.

¿Qué champú usan los que no tienen tiempo para contestar boludeces? ¿Son infieles los matrimonios que no conversan por teléfono con extraños? ¿Practican deporte habitualmente aquellos que prefieren esquivar un micrófono por la calle? ¿Qué opinión tienen los tímidos y los sensatos sobre el conflicto del campo en Argentina? ¿Utilizan videojuegos violentos los jóvenes que a la hora que suena el teléfono del encuestador están en la hemeroteca estudiando? Nadie, absolutamente nadie lo sabe. Porque la enorme mayoría de la gente está en sus cosas.

Hay, además, una segunda certeza brutal, que involucra a las minorías que responde siempre, una certeza que empaña incluso los resultados parciales del grupo. Es sabido que la gente aburrida y la gente que se droga a la tarde tiende a mentir; los primeros como escape a una realidad insípida, y los otros por dispersión y anacronismo. Con esto generamos una nueva evidencia: el 96% de los que responden a encuestas, miente; a veces queriendo y otras veces sin querer.

Conseguimos así un segundo dato revelador. Todo lo que sabemos sobre nosotros como sociedad es el resultado de compilar las mentiras que dicen los drogados y los aburridos. Apunten esto también en sus cuadernos.

Vivimos dos realidades. Por una parte sabemos quiénes somos en casa, y por la otra creemos intuir qué representamos como sociedad. Pero casi nunca reconocemos, ni en el hogar ni en la calle, que nos gobiernan unos parámetros que están dictados por el absurdo y la mala interpretación.

Yo, por ejemplo, uso champú Sedal. Lo hago porque su envase dice que es el champú más usado del mundo. Sospecho se ha llegado a esta conclusión haciendo una encuesta que solamente han respondido los aburridos y los drogados. Uso, entonces, el champú que dicen usar los que no tienen nada que hacer con sus vidas. Esto puede resultar inofensivo en algunos casos, puesto que a nadie se le cae el pelo con ningún champú. Pero otras veces, no sé, salimos a la calle con dos cacerolas, convencidos de que afuera están haciendo ruido los que son como nosotros.

Deberíamos tener más presente, y sin embargo olvidamos el dato con frecuencia, que el objetivo de las encuestas es idéntico al de un termómetro: hundirse en el recto de la sociedad para conocer la temperatura de nuestras emergencias y hábitos. Pero atención. Solamente unos pocos culos sucios se prestan a una vejación tan estúpida, y las cifras del termómetro, cuando emerge, suelen estar salpicadas de mierda.

Hernán Casciari
Martes 8 de julio, 2008

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

247 comentarios Cucarachas con termómetro

  1. Martín Estévez #247    4 agosto, 2016 a las 12:46 am

    “A veces salimos a la calle con dos cacerolas, convencidos de que afuera están haciendo ruido los que son como nosotros”.

    Qué lindo cuando hablás de política.

  2. AnaMagda #245    16 julio, 2008 a las 4:31 pm

    No puedo viajar. Por favor, filmen la presentacion !!!
    No puedo creer que me voy a perder tener tu libro, firmado por vos. No tengo consuelo!!!
    Como hago para tener el libro firmado por vos???

  3. Lolo #241    16 julio, 2008 a las 2:24 am

    los odio…
    hoy me llamo una minita de Personal y me pregunto muchas cosas…
    lo raro es que ya tenia las respuestas…y me dijo SEÑOR UNO DE LOS DATOS QUE ME DIO ES INCORRECTO!!…
    y le dije SI YA TENES MIS DATOS PARA QUE CARAJO ME LOS PREGUNTAS BOLUDA?????????? SI YA SABES MI DIRECCION, MI DNI, MI NOMBRE Y MI GRUPO SANGUINEO..PARA QUE LO QUERES DE·NUEVO??? ME ESTAS PONIENDO A PRUEBA????
    SI, SABES QUE?? NO SE MI GRUPO SANGUINEO!!! NO LOSE!!! Y NO TENGO PORQUE SABERLO…

    y le corte

    orsai, gracias una vez mas por vivir…

    te saluda graziebambini.blogspot.com

  4. Camila #240    15 julio, 2008 a las 11:20 pm

    las estadísticas son un mecanismo científico y como tal deben responder a ciertas reglas, a saber: la estudiada selección de las muestras con las cuales se sacan dichas estadísticas y la descripción de las mismas, por que hay que decir de donde fueron sacadas esas conclusiones.
    Bueno, las encuestas de opinión nunca tienen en cuenta el método científico.

    muy buena la frase de las cacerolas

  5. Neuquina #238    15 julio, 2008 a las 10:18 pm

    Entro todos los días esperando noticias para nosotros los mortales que no podremos estar mañana en el teatro, donde te veremos? en you tube tal vez? en algun canal de cable?
    Contesta Hernan no seas cruel.

  6. El Tavo #236    15 julio, 2008 a las 2:38 pm

    Perdon Casciari, pero se me hace que #227 natasha… es tetona y no pude evitar responderle. Espero no ser sancionado con una expulsion del teatro.
    PRESENTACION DEL LIBRO “ESPAÑA, DECÍ ALPISTE”, DE HERNÁN CASCIARI

    Miércoles 16 de Julio, 2008
    19 horas
    Teatro Margarita Xirgu
    Chacabuco 875 (San Telmo)

    [Cómo llegar]

    En subte: estación Independencia, Línea C, y estación Independencia, Línea E.
    En colectivo: líneas 2, 9, 10, 17, 22, 24, 28, 29, 45, 86, 103 y 126.
    En taxi: decir la frase “Chacabuco 875, por favor” al conductor del vehículo.

    Igualmente me parece que esta en la home page del blog, o no?

  7. Gustavo Camacho #234    15 julio, 2008 a las 3:52 am

    Hernán, quiero desearte buen viaje. Supongo que estarás ya con todo preparado.
    Anoche soñé con tu presentación y al Chiri lo veía igual que a Eddie Izzard en la personificación de Mr. Kite en la película Accross the universe. Un poco bizarro, pero estaría bueno.
    Saludos.

  8. cristian #232    15 julio, 2008 a las 2:49 am

    Cuando en unos años enseñe sociologia pienso reemplazar todos los clasicos y contemporaneos por varios de tus textos, es lo unico que me consuela por no poder viajar el miercoles a bs as por tener que rendir, exitos.

  9. murmullo cucarachas #231    15 julio, 2008 a las 2:44 am

    Ni punto de comparación… las cucarachas son muchisimo más amenas y menos oranges o movistares!!!… Nos duele en el corazón que seres tan hermosos y duraderos sean siempre objeto de mofa y befa ( no los encuestadores…)…

    Y dicho esto… hermanos cucarachas….

    Aceptamos ORSAI como animal de compañia????… digamos la palabra mágica y dejemos que vayan llegando…

    DINBADADAM !!!!!

    Y a PAaaarlaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

  10. daniel #230    15 julio, 2008 a las 1:28 am

    Maldicion ! Es que por vivir en la zona oscurita de buenos aires estuve 1 semana sin internet. Lo que queria ir a ver la presentacion del libro ! Recien me entere del lugar ayer a la noche. De todas maneras voy a estar cerca y lo intentaré. Mucha suerte !

  11. fer #229    15 julio, 2008 a las 1:09 am

    creo que si tienes tiempo de contestar no viene mal hacerlo. Las estadisticas son necesarias para saber que necesita nuestra sociedad y para conocer nuestra sociedad, algo importantisimo si queremos mejorar como ciudad o como pais… Algo que a muchos paises les falta y que por ejemplo en Argentina (debido a la alta competitividad innata que tenemos) carecemos, ya que los medios se encargan de desinformar de una manera mas pronunciada y lo que es peor no solo los medios… Existen metodos para limitar la desinformacion… en cuanto a las empresas que hacen encuestas para lanzar productos esos hay que darles atencion si realmente estas solo o aburrido jeje saludos discrepo de tus opiniones pero no tienes mala pluma

  12. natasha... #228    14 julio, 2008 a las 10:25 pm

    hola.. che.. perdon.. pero no me anote para ir a la libreria el miercoles…
    asiq.. porq favor si alguien sabe a cual libreria hay q ir.. por favor..
    me lo dicen??..
    muchas gracias!

  13. Anonimo #227    14 julio, 2008 a las 6:09 pm

    No es extraño que menosprecie a los encuestadores…su amiga carolina aguirre trata de insultar a la gente con el termino de PORTERA…las verdaderas cucarachas son los blogers…

  14. Giorgio #226    14 julio, 2008 a las 5:10 pm

    jajaja! Ahora soy politólogo y mordaz mal! muy bueno. Eso de que estés en Argentina te hace mal.

    Te mando fuerza para esa presentación. No tendrás pánico escénico, no?
    Igual, todos te van a aplaudir y te quieren montones, así que podes decir cualquier burrada que te van a festejar.
    Otra cosa.. no me llegan los avisos de actrualzación del blog. Fijate si esta andando bien eso.

    Saludos y mucha mierda!!

  15. Adrián #225    14 julio, 2008 a las 5:08 pm

    Acabo de ver que llegaron mis mensajes y me puse contento. En verdad estuve paranoico con el segundo comentario, es que no se como funciona esto porque es la primera vez que me meto en un blog. Tampoco me sentì perseguido o acallado… no me siento tan importante.
    No se si es que me lo tomo personal, pasa que hay partes del texto de Hernàn que están buenas pero otras muy erradas. Y lo que más me molesta en realidad es que muy pocos crticican su punto de vista.
    #199: Está muy bueno eso de expresar un punto de vista que quizás ni siquiera es el propio, pero creo que esa magia se puede usar para cosas mucho más copadas que generar tanto rechazo y odio.
    Con respecto a # 204: yo soy acompañante terapeutico capo, simplemente me pongo en el lugar de un monton de gente que labura en eso porque es lo que consigue, no son laburantes?? quien te crees para afirmar eso?? de ultima la mayoría de la gente que vive en la ciudad está al servicio de intereses de mierda y no por eso dejan de ser laburantes.
    Lo de los nenitos surcoreanos y la poli no me lo creì jejeje yigual cuando lo vi se me bajo la “poronguita” jejej saludos

  16. Laura #224    14 julio, 2008 a las 2:45 pm

    Te leo hace tiempo. Me pegó tu analogía del final.
    Supongo que por algo lo publicaste justo en vísperas de una jornada muy importante para nuestro pais.
    Podés relativizar la importancia de la expresión desordenada de un cacerolazo, podrá ser equívoco el sentido que le dan unos y otros, pero no dejan de ser una expresión. El tema es que te buslas de ello ahora.
    Expresión que no dudo usarias cada vez que pudieras, si por ej. tu libro por exitoso pasa a ser considerado “renta extraordinaria” y el gobierno decide quedarse con el 47% de lo que facturás (no de tu ganancia)

    Lamento que estés tan cómodo y alejado de la realidad de nuestro pais. Tal vez, siendo parte, lo vivirias de otro modo.

  17. puentesdeaire.blogspot.com #223    14 julio, 2008 a las 1:41 pm

    “Dewey defeats Truman”, después…se siguieron haciendo encuestas. Hacer encuestas no significa abandonar los matices cualitativos. Una cosa no niega la otra.

  18. yo #222    14 julio, 2008 a las 11:51 am

    no entiendo a la gente como “adrian #195” o “santiago #209”, este ultimo reconoce no haber leido nada mas escrito por hernan…. me pregunto si adrian lo hizo?…. pero bueno, da igual, lo cierto es que antes de opinar de esa forma hay que preguntarse que tan en serio va el post. Habiendo leido todo orsai de punta a punta y diario de una mujer gorda, de pi a pa, creo como muchos de los seguidores de hernan, que “conocemos” lo suficiente a este escritor como para entenderlo siempre, recomiendo a todo aquel que lea por primera vez este blog que aunque sea al azar mire algun otro post a ver si logra entender la intencion del autor.

    PD: de cualquier forma, la opinion es respetable, eso si… el blog es de Hernan y escribe lo que le sale de los huevos…. aguante casciari carajo!!!!

  19. juano #219    13 julio, 2008 a las 5:04 pm

    este post está buenisimo, pero el comentario de adrian *195 es excelentee, jajaja, me cagué de risa leyendolo e imaginandome al pobre de adrian indignado frente al monitor, renegando y diciendo en voz alta “que gente ignorante! nazis! no tienen la inteligencia suficiente!” juajuajua—–que gente loca..

  20. julian gc #218    13 julio, 2008 a las 2:59 am

    Muy cierto, hernan: la mayoria de las estadísticas (o al menos la mayoria de los medios masivos que publican estadisticas) dejan de lado el pequeño detalle de quiénes son los que responden a la encuestadora (un detalle no menor es el sexo y aspecto fisico de la encuestadora: se podría hacer estadística sobre la cantidad de hombres que responden a la tetona linda, y la cantidad de mujeres que le dicen SI al carilindo musculoso).

    Sobre la “polemica” de “estadisticas: ‘una mierda’ o ‘sirven'”, solo dire que por suerte sólo he tenido que hacer estadísticas con compuestos quimicos, que son mas dociles que los humanos (generalmente), pero compadezco a los encuestadores.

    La pregunta que me queda: qué pasa con los aburridos y/o drogados que además leemos orsai (por alguno de los dos susodichos motivos)?
    que haremos la proxima que nos hagan la fatídica pregunta?????

    un abrazo, con un poco de suerte nos vemos en la presentacion

  21. Tomás #215    12 julio, 2008 a las 8:54 pm

    #184 El Tavo:

    Obviamente que en el conocimiento formal de la facultad no te transmiten la ironía y el sarcasmo, pero si hay algunos profesores que se encargan de mostrarselo a sus alumnos, si bien son pocos, además de transmitir su conocimiento, te pasan vivencias y experiencia.
    Por eso mismo leo Orsai, para entretenerme, pero a veces no siempre uno va a estar de acuerdo con el humor de otro, pero es verdad que hay que entenderlo como humor y no como una ofensa, como nos enseño Hernán.
    Y creo que no es solamente en las urnas donde se expresa la voluntad popular, la presidente dijo “el que quiera cambiar el modelo económico, que arme una lista y gane las elecciones”, yo no creo que eso sea democracia, porque por ganar una eleción uno no hace lo que quiere, para eso tendrían que existir instituciones fuertes que limiten el poder delegado.

    Saludos.

  22. Ezequiel #214    12 julio, 2008 a las 7:33 pm

    “¿Pero qué pasa con los demás, con los que contestan siempre NO a la invitación de ser acribillados con preguntas? Son el 90% de la población mundial y poco o nada sabemos sobre sus quehaceres.”

    Acá hay un dato equivocado, según una reciente encuesta, el 100% de las personas responden que sí a la pregunta de si desean ser encuestados.

    Saludos.

  23. Luis Quijote #212    12 julio, 2008 a las 2:05 pm

    #206 Karolina: Si, vale.
    Excepto yo, todos los demás son inteligentes, y dan prueba de ello al ser seguidores de este post.

    ¡No seamos ingenuos!
    Los encuestadores no son “laburantes”, sino mercenarios a las órdenes de quien difunde lo que conviene a sus intereses.

    ¿Quieren refutar (con f) a Mark Twain? Dijo: “Hay tres clases de mentiras: las mentiras, las malditas mentiras y las estadísticas.”

    Perdone, Casciari. Comprendo que éste no es mi blog, pero esto se puso “picante”, y como no está el Chiri…

    ¡Ah, me preocupan sus surcoreanos! Espero no los esté sometiendo a servidumbre para que trabajen más rápido.
    Ya, ya, ¡ya estoy circulando…!

  24. Paco Achaval #211    12 julio, 2008 a las 6:16 am

    Maestro, no será esta una encuesta encubierta, para saber cuantos de tus comentaristas andan golpeando ollas?.
    Ya sacaste los porcentajes?.
    Umberto Eco y las estadísticas, lo leí en una de tus anotaciones. Cual era?.

  25. Santiago #210    12 julio, 2008 a las 5:49 am

    Hernán:
    Es la primera vez que leo algo tuyo. No tengo idea si revisas los comentarios, nose si tu estilo es el de comediante (que se basa en absurdos) o el de una especie de lanata (tirarte verdades por la cabeza de una forma graciosa) pero creo que lo que decis, si bien es muy interesante y revelador, GENERALIZA demasiado. Justamente, muchas personas como yo, participa de las encuestas con la esperanza que no pongan cualquier verdura en las encuestas, o porque se solidariza con el pobre pibe que le pagan por en cuesta y es su laburo. Juzgame si queres, pero somos una porcion que no esta aburrida, ni al pedo ni drogada, tal vez confundida, pero tratando de ayudar.
    Saludos y buen blog!

  26. Pehuencura #208    12 julio, 2008 a las 4:49 am

    Es cierto que es molesto que te llamen a horas inconvenientes y días menos convenientes aún, para formularte unas preguntas que en principio no tienen sentido. Pero de ahí a afirmar que los encuestadores son cucarachas, bue…, hay un trecho largo. Como han dicho varios ya, son tipos y tipas laburantes y por ello se merecen todo el respeto del mundo.
    Los que arman un estudio estadístico lo hacen persiguiendo un objetivo (chocolate por la noticia), que si bien pareciera ser el romper las pel—- a los desprevenidos ciudadanos, está en realidad buscando datos para tomar decisiones u OBLIGAR A OTROS QUE TOMEN UNA DECISIÓN basada en la siguiente afirmación que debería tener el status de teorema: “La mayoría hace lo que mayoría hace”. Por lo que he observado hay gente que es capaz de votar al candidato Pirulo Hérculo porque el 65% lo votará y no ser el gil que voto al otro, y podríamos dar un montón de ejemplos en este sentido.
    Decir que la estadística es la ciencia que da un pollo a cada habitante de una población de dos, donde uno come ambos pollos y el otro se ca– de hambre, no es justo para la disciplina en cuestión, ya que ésta prevee los casos de las dispersiones y por ello agrega a la medida de tendencia central llamada promedio la medida de dispersión llamada desvío estándar, el cual cuanto más alto más indicativo de la lejanía de los datos de su promedio. En el ejemplo de los dos pollos, el promedio es 1, pero el desvío estándar es raíz cuadrada de dos = aprox. a 1.41, lo cual en una población de 2 habitantes es muy alto, por lo tanto estaría indicando que uno come más que el otro. Y así llego a la siguiente afirmación: “la estadística no tiene la culpa, sino los giles que la usan mal”.
    Como docente a un alumno que saca un 0 y un 10, le pongo de nota un 7 si ese fue el orden de ambas calificaciones, en cambio le va un 4 si el orden es 10 y luego 0. Si me fijo en el promedio únicamente quizá tendría que decir que el alumno se saco sendos 5 en dos pruebas diferentes, pero si me atengo a que pasó de 0 a 10 entonces tengo en cuenta su esfuerzo por mejorar, en el otro caso (de 10 a 0) tengo en cuenta o su abandono o su dificultad para avanzar en el nuevo tema. Además esto me lo indica en cierto sentido el desvío estándar que es de raíz cuadrada de 50 (7.07).
    La Estadística me sirve claramente para ver lo que tengo y a partir de allí tomar una decisión.
    Por otra parte si dicen que 8/10 hombres teñidos son gays, no indica eso necesariamente que en una reunión de 10 tipos teñidos haya 8 gays, porque existe el caso de los 10 no gays y todas sus variantes posibles. Lo que sí me diría con certeza matemática es que EXISTE UN 80% DE PROBABILIDAD QUE EL TIPO CON EL CUAL ESTOY HABLANDO SIENDO TEÑIDO TAMBIÉN SEA GAY, pero existe un 20% de chance que NO LO SEA.
    En fin la Estadística es una puta, la usan todos y la entienden pocos.

  27. Luis Quijote #206    12 julio, 2008 a las 12:47 am

    Hace 8 segundos mandé un comentario y no está publicado, y aparte me amenazás con la policía. No quiero circular nada.
    Basta de prepotencias.
    (Ref: #195 y #196)

  28. Luis Quijote #205    12 julio, 2008 a las 12:41 am

    Después de leer el comentario de Adrián, justo es reconocerte que el paralelo con las cucarachas fue más amplio.

    ¡Salió disparado como si hubieras prendido la luz y le hubieras sorprendido merodeando el tarro de Dulce de Leche!.
    ¿Le habrán dado la opción entre ser inteligente o encuestador? ¡En fin…!

    #198 Si. Creo que coincidimos con Casciari.

    Y ya que estamos, Casciari: Con Cristina y la Nina cerca, no tendrás margen de maniobra. Para atender señoritas de busto prominente, estoy a tus órdenes. Garantizo atención personalizada.

    (¿Que le tengo que decir al taxista?)
    ■ Si la respuesta es “buenas tardes”, oprima el 1.
    ■ Si es otra, oprima el 2.

  29. Roberto Gatto #204    12 julio, 2008 a las 12:32 am

    Bueno. Buenísimo. Me tienen las pelotas despeinadas las encuestas y ofrecimientos por teléfono.

    El sábado pasado me llamaron a las 9 de la noche para ofrecerme Speedy, son insoportables. Pero le hicimos una buena treta, le pedimos los datos (dni, nombre, apellido, etc.) una y otra vez, pasándonos el telefono entre los 3 que estabamos al pie de la parrilla. Tal como hacen ellos cuando llamas al 112.

    Se cansó y nos dijo que llamaba en la semana.

    Gracias por la magia.

  30. Paco Achaval #203    11 julio, 2008 a las 11:55 pm

    Genial sus definiciones Maestro!.
    Justamente en el programa de TV RSM, el señor Gabriel Rolon aportó un concepto muy similar, cuando Mariana Fabián leía las encuestas: “quien guarda mejor un secreto”.

  31. tom #201    11 julio, 2008 a las 9:33 pm

    uh loco, llegue a barcelona hace una semana, para quedarme a vivir, y tenes razon, y no me entienden un pito. El otro dia un tipo dice en una reunion, q habia olor a choto en el lugar, yo me sonroje, dsp recorde q era una comida. Saludos!