1. Daniel    27 mayo, 2019 a las 2:38 am

    ¿esto que siente A mi madre…? ¿Soy yo que son las 2:39 y no me puedo dormir o está de más la “a”? Saludos (hacía tiempo que no pasaba por acá)

  2. Larry Anton    18 mayo, 2019 a las 4:54 pm

    Gracias por este cuento realmente es un regocijo leer y contemplar esta literatura.
    Gracias…

  3. Gonzalo    17 mayo, 2019 a las 8:56 am

    Soy hincha de River, estuve en la cancha ese dia. Y la verdad es que recien hoy, al leer estas palabras, me di cuenta del trasfondo de la cuestion. Nunca crei que una masacre institucional como la del 2001 iba a poder arruinar un espectaculo tan grande que nadie merece. Recién ahora me pongo a pensar en esos pibes, en su realidad, en nuestra realidad. Gracias Hernan, ahora veo todo de otra manera. PD/Anoche estuviste en Rosario con el crack de Horacio Altuna, y fue el mejor espectaculo que vi tuyo (mejor aun que cuando estuvo tu cuñado el pesado jaja) abrazo enorme

  4. jesús    14 mayo, 2019 a las 9:24 am

    NDR. el fútbol me chupa un huevo!! Justo de un Mercedino hincha de barcelona, del autor del poema sublime a Messi!! Atónito, asombro o algo así, pues señor Hernan que facil y linda es la liviandad de una opinión cuando en realidad es boca o River lo que te chupa un huevo. A mí, sí me importa, principalmente lo que paso y por lo premeditado de las piedras, la organización cuasi criminal de pobres para objetivos nefastos de nuestra dirigencia. El ministro de seguridad pasando el finde en Uruguay en el día de la final, agregado a la poca decencia de recurrir al TAS después de perderlo en la cancha. Irrevocablemente absurdo y déspota, crisis 2001- pobres- fútbol- inescrupulosos dirigentes- pérdida de valores que redondean un presente tan complicado e irascible como Cupido motorizado. Excelente Hernán. Abrazo

  5. Pablo    10 mayo, 2019 a las 11:37 am

    No estoy de acuerdo Mario. Creo que Casciari tiene un estilo de escritura que mantiene pero eso no quiere decir que no tenga talento o sea repetitivo. Podes decir que te gusta más o menos o que directamente no te gusta pero no se que te da el derecho a ser tan categórico.

    De mi parte disfruto mucho tu trabajo Hernan, seguí así!!!

  6. Ruth    8 mayo, 2019 a las 3:28 am

    Me apareció en los avisos de Facebook, se ve que lo había compartido hace años…se me saltaron las lágrimas de nuevo… un abrazote! Buena historia!
    Una arquitecta patagonica en Bcn que aún no tiene perro…
    Ruth

  7. Aribert Carrasco    24 abril, 2019 a las 8:55 pm

    Hernan sos un crack siempre ilustrs el trasfondo de la situacion con la sencillez de situaciones cotidianas y me explicas lo que aveces pienso pero no se como darle una forma real en mi limitada inteligen ia si es que tengo gracias por compartir esa magia

  8. Marcelo    22 abril, 2019 a las 1:57 pm

    Nunca mejor contado, realmente te admiro mucho, lamentablemente toda actividad que pueda generar dinero fácil termina siendo un negocio y se contaminada. No se por cuanto, pero todavía me queda el rugby..

  9. tu vieja    22 abril, 2019 a las 10:12 am

    che man, tenes un vlog y todo, pero ni siquiera sabes escribir niña??
    jajajaja anda jugar a las bolitas bro

  10. hoteles en cali    16 abril, 2019 a las 11:18 pm

    me pasa algo especial, quiero invitarlos a la ciudad de cali Colombia, donde los hoteles en cali atienden de la mejor manera a los turistas, con respecto al blog esto empezó como un weblog y se transformó en un foro. me parece interesante la transformacion.

  11. emma    14 abril, 2019 a las 7:05 pm

    -Hoy hay Cuenta cuentos de Día de muertos. Vamos? -me dijo una tarde mi amiga Claudia
    -Pero va a estar musicalizado por Sael, así es que te tienes que comportar.

    Yo sentí la vergüenza subiendo por mi cuerpo. No por el reproche de mi amiga. Sino porque era cierto. Porque no me podía comportar. Tan era así que evitaba todos los eventos en los que habría la posibilidad de un contacto más directo y no solo la posibilidad de mirar de lejos esa hilera de dientes, de la que me había enamorado con una estupidez retrógradamente infantil.

    La obra empezó más tarde de lo planeado, así es que mi amiga me tuvo que aguantar más minutos de los deseados, en un estado de nerviosismo, mirando a todos los que entraban para poder escapar a tiempo si veía que Sael se acercaba a saludar a Claudia.

    Empezó la obra y tuvo el efecto mágico que tiene el cine en mi a los pocos minutos. Ese en el que dejo de sentir lo incómodo de la butaca, de escuchar los sonidos de los vecinos masticando palomitas y en que los pensamientos actuales de trabajo de pareja de vida, se guardan un rato en una covacha.

    Es el brinco a la historia.

    Nunca pensé que una voz y su complicidad con una jarana alegre (que para mí dolor de estómago no dejaba de divertirse), pudiera tener ese efecto
    El efecto de navegarnos a noches brumosas en las que permanecimos dos horas en el horario exacto de las doce: cuando las lloronas y espíritus hablan con personas vivas y éstas no vuelven a ser las mismas. Se nos fue el tiempo entre ruidos de cascos de caballo, lamentos e interrupciones ingeniosas de versos de son jarocho.

    Noches que nos hicieron recuperar esa mexicanidad precolonial de adrenalina, por la que la muerte se nos vuelve cercana y somos capaces de quedarnos por momentos en esa línea entre lo vivo y lo que no está más.

    Logre mínimamente guardar el decoro y dosificar las miradas a la sonrisa de Sael. Las historias y las palabras se quedaron en el foro.
    De regreso a casa con Claudia parloteando de lejos, me pregunté como es que hay personas que tienen el corazón y la pasión para hacer caso omiso por un rato de los números de terror de estado más violento de México. En los que la muerte tiene un sesgo hacia niñas de entre 11 y 20 años, y la muerte no se aparece como una amiga de sonrisa retorcida que te lleva cariñosamente hacia a un mundo que por nuevo asusta, sino como un dolor punzante y eterno de cada golpe que va acabando con tu vitalidad.

    O es precisamente por eso que lo hacen? Que deciden tomar la jarana y la voz y recordarnos que la muerte tiene otras caras y otras intenciones y como mexicanos tenemos el privilegio de saber?

  12. emma    14 abril, 2019 a las 6:03 pm

    -Hoy hay Cuenta cuentos de Día de muertos. Vamos? -me dijo una tarde mi amiga Claudia
    -Pero va a estar musicalizado por Sael, así es que te tienes que comportar.

    Yo sentí la vergüenza subiendo por mi cuerpo. No por el reproche de mi amiga. Sino porque era cierto. Porque no me podía comportar. Tan era así que evitaba todos los eventos en los que habría la posibilidad de un contacto más directo y no solo la posibilidad de mirar de lejos esa hilera de dientes, de la que me había enamorado con una estupidez retrógradamente infantil.

    La obra empezó más tarde de lo planeado, así es que mi amiga me tuvo que aguantar más minutos de los deseados, en un estado de nerviosismo, mirando a todos los que entraban para poder escapar a tiempo si veía que Sael se acercaba a saludar a Claudia.

    Empezó la obra y tuvo el efecto mágico que tiene el cine en mi a los pocos minutos. Ese en el que dejo de sentir lo incómodo de la butaca, de escuchar los sonidos de los vecinos masticando palomitas y en que los pensamientos actuales de trabajo de pareja de vida, se guardan un rato en una covacha.

    Es el brinco a la historia.

    Nunca pensé que una voz y su complicidad con una jarana alegre (que para mí dolor de estómago no dejaba de divertirse), pudiera tener ese efecto
    El efecto de navegarnos a noches brumosas en las que permanecimos dos horas en el horario exacto de las doce: cuando las lloronas y espíritus hablan con personas vivas y éstas no vuelven a ser las mismas
    Entre ruidos de cascos de caballo, lamentos e interrupciones ingeniosas de versos de son jarocho, fuimos pegándonos a esas palabras que me hubiera gustado recordar más.
    Leyendas que me pregunte más tarde porque no conocía. Giros de cuentos de Rulfo que orgullosamente reconocí.
    Noches que nos hizo recuperar esa mexicanidad precolonial de adrenalina, por la que la muerte se nos vuelve cercana y somos capaces de quedarnos por momentos en esa línea entre lo vivo y lo que no está más.

    Logre mínimamente guardar el decoro y dosificar las miradas a la sonrisa de Sael. Las historias y las palabras se quedaron en el foro.
    De regreso a casa con Claudia parloteando de lejos, me pregunté como es que hay personas que tienen el corazón y la pasión para hacer caso omiso por un rato de los números de terror de estado más violento de México. En los que la muerte tiene un sesgo hacia niñas de entre 11 y 20 años, y la muerte no se aparece como una amiga de sonrisa retorcida que te lleva cariñosamente hacia a un mundo que por nuevo asusta, sino como un dolor punzante y eterno de cada golpe que va acabando con tu vitalidad.
    O es precisamente por eso que lo hacen? Que deciden tomar la jarana y la voz y recordarnos que la muerte tiene otras caras y otras intenciones y como mexicanos tenemos el privilegio de saber?

  13. Vivi    4 abril, 2019 a las 4:28 pm

    Como lloré que triste!sea o no real hay muchísimas historias perdidas que sólo conocen muy pocos pero ahí estan.

  14. Graciela Famá    1 abril, 2019 a las 10:13 pm

    Una maravilla este relato. Yo,de fútbol:NADA.Pero admiro al rosarino.Y la metáfora…es perfecta.Gracias Hernán

  15. Belén    1 abril, 2019 a las 10:29 am

    Escribí esta en la pc, con borcegos, para contestarle a un compa de trabajo en una red social interna. Igual no creo en dioses.
    yo lo acompaño a Caracas,
    pues me gustan las rimas
    y exclamé en un eco el fin de semana
    “vete ya marzo, me lastimas!”

    la inflación aumentó 4%
    y el verde dólar un diez,
    grabado a fuego me queda
    para viajar la próxima vez

    recién hoy abro la app de galicia
    y encuentro la efímera delicia
    pues VISA con gran malicia
    imparte su propia justicia

    así me despido herida,
    pues me duelen los bolsillos
    y con pena y sin gloria,
    casi empeño los anillos.

  16. Sergio    26 marzo, 2019 a las 3:27 pm

    Cuando éramos chicos teníamos con mis hermanos una sola habitación para los tres. Mí viejo de muy joven abandonó su familia en santa fé, dejo los trabajos de campo y se vino a probar suerte a Buenos Aires. Empezó alquilando, luego se compró una premoldeada que fue agrandando y acondicionado. Al dormitorio nuestro con el correr de los años le entró humedad y cuando hacía frío, el frío se sentía mucho más, teníamos una chucheta y yo dormía en la de arriba, por alguna razón al estar más cerca del techo hacía más frío , mí colchón con el uso y el paso de los años se fue afinando, cuando me despertaba a la mañana me quedaba la tabla marcada en el cuerpo.

    En casa la semana pasada pude terminar los dormitorios y cada uno ya tiene el suyo, Lautaro dormía en el Living en un sillón cama y acá es donde nos reuníamos, acá era el punto de encuentro dónde compartimos todo, jornadas de película, uno pegadito del otro, corríamos un poco la mesa y nos enchastrabamos con la de muzza mientras mirábamos algunos capítulos de alguna serie.
    Acá estábamos la mayor parte del tiempo todo juntos, bailabamos ,jugábamos, nos tirábamos al piso muertos de risa.
    Hoy cada uno tiene su dormitorio, y ya los momentos esos dónde nos juntabamos ya no son tantos como antes, ellos tienen su dormitorio, y están más cómodo con su privacidad , pero un vacío quedó en ese Living
    Estoy extrañando esos momentos a los cuales quiero cada tanto volver, los llamo para que bajen pero están muy concentrado con su celular en sus dormitorios.

    Desde que me separé hace unos años dormía con mí hijo más chico y cuando venía la enana se agregaba una más en la cama, eramos tres , Akemi es la persona más revoltosa, despierta y también dormida, no para de moverse, en mitad de la noche despertaba para los pies en una posición rara ,parecía contorsionista.
    A pesar de la incomodidad , y a pesar de que aveces necesitaba mí privacidad era tan lindo verlos dormir , darle muchos besos y pensar en el más allá..

    A veces suele darse casos donde querés hacer algúnos cambio pensando que es bueno para todos pero en ese cambio se pierden cosas también.
    Escuchaba atentamente al psiquiatra manes el otro día decir que nosotros no guardamos el recuerdo real de lo que pasó, sino lo que contamos la última ves del recuerdo. Algo así como que cada ves que nos acordamos de algo lo vamos cambiando porque le vamos sacando algo o le vamos incorporando cosas nuevas.

    Quien sabe si esos recuerdos míos de los fríos o de las incomodidades en mí dormitorio fueron tales , Quien sabe si le fui a agregando cosas ,quien sabe que recuerdo tendrá mí viejo sobre eso , se habrá enterado alguna ves.

    Que recuerdo tendrán mis hijos de cuando empezaron a tener su propio dormitorio, habrán notado el mismo vacío que note yo. Como lo contarán el día de mañaña?

    García Márquez decía la vida no es la que vivimos sino la que recordamos para contarla y eso es verdad no recordamos casi nada, solo los recuerdos que guardan relación con los sentimientos, con el afecto, de un caso muy feliz o muy triste.
    Para terminar les daría y me daría a mí mismo un consejo, no crean que sus hijos necesitan lo que vos necesitaste o por ahí si , habría que preguntar, sin embargo creo que más allá de las carencias las que no pueden faltar son las afectivas.
    Cuando quieres darte cuenta hoy es ya mañana y mañana fue ayer..

  17. Sergio    26 marzo, 2019 a las 3:09 pm

    Anoche soñe muerto al tipo más vivo del mundo,
    Soñé lúcida y muy bien a quien no puede dar una respuesta rápida y precisa de lo que es un tenedor pero come porque tiene mucha experiencia en el hábito de comer. Hay distintos tipos de memorias una de ellas es la procedural, es la utilizan las personas con Alzheimer, no recuerdan muy bien que es pero lo hacen por la experiencia que facilita la memoria, porque lo hicieron toda su vida. El miedo que me da después de los últimos estudios confirmen lo que ya sospechábamos, que algunas ves no nos recuerdes.

    El todo lo que quería es vernos a todos juntos y bien.
    Estábamos sentados la vieja y yo en la vereda del pool y nos acordamos de quién muerto estaba y se nos ponía los ojos llorosos.

    En el último almuerzo repitió algo que suele hacer cada ves que levanta la copa, espero que siempre estemos así: “todos juntos”
    Su cara de molestia cuando alguno de nosotros nos quejabamos del otro.
    Él cree en un sistema perfecto ,como Marx creía en su teoría antes que sea el movimiento marxista.
    El miedo existencial que debe producirse llegar a las cúspide de la vida y sentir que tu propósito no está consolidado, a veces pienso en mis hijos y me dolería que el día de mañana no esté juntos o estén separados por algún problema personal ,que no sean felices, o que me necesiten..

    Me desperté triste con ganas de contar lo que había soñado, con ganas de llorar y lloré.
    Quien sabe si era por el sueño o por no tener alguien al lado que me brinde ese abrazo que necesitaba, que me dijere que todo iba a estar bien.

    En qué gastamos nuestro tiempo, que pensamientos recurrentes alimentan nuestra alma.

    Se asoma algún recuerdo de los almuerzo todos juntos, en algún lugar, alguna enseñanza de la vieja, me dan ganas de tirarme al piso con ellos y que no exista otra cosa, decirles lo muy agradecido que estoy por todo lo que nos dieron, el pasado no vuelve, pero hoy todavía estan.
    Recuerdo decir a la vieja una y otra vez contándole a distintas personas, cuando yo era muy chiquito que le decía muy temprano:
    -má nos levantamos?
    -que vamos hacer tan temprano?
    -vamos a tomar mate..
    Contestaba yo con ganas de nos estar más en la cama, cuando tomábamos el desayuno la vieja se paraba al costado de la mesa poniéndonos la manteca en el pan sin parar hasta que nosotros nos llenaramos. La prolijidad y el orden que era el sello ,la marca registrada de la vieja.
    Nunca nos dejó solo en alguna tarea, siempre estuvo para lavarnos la ropa, para plancharnos las camisas. Eso que hacen las madres todo el tiempo, la que come menos para que vos comas más, la que está cansada pero lo simula bastante bien, la que te persigue al trote para acomodarte el cuello del guardapolvo, y la que jamás te va a decir barré , lavà ,o hace tu cama , o te va a dejar sin cenar, la que nos lavó al el culo vaya a saber cuánto tiempo.
    Hoy la miró y solo trato de hacerla reír ,me gusta hacerla reír, me engaña que es feliz, o lo es? quien sabe cómo uno mide la vida. Cada tanto le hago preguntas del pasado para asegurarme de que todavía está ahí, si se acuerda cuando me tiró un cuchillo por ejemplo, me encanta verla reír, o si se acuerda de cómo se preparaban las tortas de cumpleaños esas que nos hacía cada ves que cumplíamos años o esos pan dulces que daban aroma a hogar.
    A veces cuando voy a la casa donde me crié , y la veo descuidada sin ese toque mágico que le daba la coca, esa magia que hacía que todo brille me da un poco de nostalgia.
    La extrañeza de ver a alguien que nunca se quedó quieta, inmóvil. Pero todavía está.
    Y quién en el sueño no estaba era el, el hombre de la casa ,el que está ahora para todo momento, para todos los que lo necesitan, también ,nunca se cansa siempre anda de un lado al otro , siempre tiene algún impuesto que pagar porque tiene miedo que alguna vez le roben lo que es suyo.
    Los sábados de club, eran días maravillosos ,tardes de fútbol en esas canchas de once espectaculares, comer asado hasta reventar , ver jugar a las bochas, tomar coca hasta oxidarse. Capas hoy la memoria recuerda eso pero también haya guardado algo que nosotros pasábamos por alto es ese momento.
    Ver a tu viejo suelto de equipaje ese momento dónde se olvidaba de que tenía que trabajar para vivir, o que tenía una familia que dependía de el , verlo con una copitas de más, sonriente, te ponía la mano en el hombro y te decía que querés? , te daba todo en ese momento, si le pedías 4 colorados te los daba, no le importaba nada , con 4 colorados te comprabas 10 cocas y cuatro sanguches y te sobraba para el recreo del lunes.
    Esa sonrisa de un tipo que durante la semana casi no veíamos y menos reír.
    También siempre estuvo y sigue estando a su modo ,capaz a algunos de nosotros nos hubiese gustado que los viejos sean más afectuoso ,yo siento que si eso hubiera ocurrido yo sería mejor de lo que soy, la mejor personas del mundo, en todo sentido ,un tipo importante ,un empresario, alguien a quien le hubieran inspirado confianza y seguramente hubiese sido esa persona que hubiera querido ser con quiénes se merecían lo mejor de mí y no pude dárselos.

    Escuchaba a manes decir que no guardamos en la memoria el hecho real ,lo que sucede , sino agregamos o quitamos cosas de acuerdo a quienes somos a nuestra propia identidades, la memoria se puede modificar, la vida no es la que vivimos sino la que recordamos para contarla..

  18. Guillermo    23 marzo, 2019 a las 8:59 pm

    Me gustó este relato porque soy dibujante, y en algo me sentí identificado, creo que en cierto silencio. Solo me quedé con ganas de ver los dibujos, como puedo hacer para verlos? Saludos!!

  19. Ceci    22 marzo, 2019 a las 10:54 am

    Comencé a leer este texto y pensé ¡Lo llevo a mi tertulia Borgeana de los viernes! Hasta que lei el rol que le adjudicas a las mujeres. La percepción de que somos tontas y trolas. Un bajón.

  20. Vichenzo    19 marzo, 2019 a las 2:44 pm

    Debo confesar que quedé atónito, la redacción tan detallista, tan especifica; por otro lado en mi infancia tenía ese instinto salvaje contra animales, recuerdo frente a mi casa había una casa poco habitada, es decir su dueño iba una vez por semana a darle alimento a dos perros Dogo que tenía a modo de seguridad. Estos perros no se alimentaban todos los días, como mencioné, por lo que se notaban sus costillas y los huesos de las caderas. Yo con mi amigo y vecino pegado a ésta casa los mirábamos por la medianera, eran gigantes, feroces y cuando nos veían asomados por la pared, saltaban queriendo atacarnos, la vecina del fondo de vez en cuando les tiraba sobras de asado para que puedan sobrevivir. Un día apareció un gato en la cuadra, que rompía bolsas de basura, maullaba toda la noche. Entonces decidí por simple instinto de maldad agarrarlo del cuero sobrante de la nuca, y cual bolsa tirarlo al fondo de esta casa, recuerdo reírme y disfrutar ver como el gato intentaba escapar y defenderse de esos perros, hasta que fue destrozado por ambos, y comido, hoy lo recuerdo y no me causa ningún agrado saber que fui así de macabro, que me sentía en el Coliseo disfrutando de la masacre. Es la inocencia y a su vez la perversidad desmedida e incontrolable del niño, que hace que no midamos nuestros actos en la infancia.

  21. david    19 marzo, 2019 a las 2:30 pm

    Hernán , estamos ante el escenario de un nuevo 2001, y lamentablemente seguimos creando generaciones de chicos desangelados que su descarga serán las piedras en colectivos.
    El año pasado tuve quizas mi primer encuentro fuerte con esta situacion a un nivel muy personal con una familia en la calle, el nene de 7 y ella embarazada y todos en la calle. Tengo familia, 2 chicos, y lloraba todos los dias al ver esa situacion. Claramente los ayude con lo que pude.. pero igualmente hace un par de meses los vi de nuevo en la calle, y ya con la criatura en brazos. Terrible.
    Siempre me chupo un huevo el futbol. Y ese dia entendi que te pueden gustar un monton de cosas.. pero ante esas situaciones, es imposible pensar en algo bueno que te vaya a ocurrir, ya que todo tiene el sabor de “Y esta noche estan pasando frio”. Mil veces pense ofrecer que se vengan al menos el nene a dormir a casa.. pero me parecía incorrecto. Y asi mil cosas.
    Mi indiferencia / falta de accionar me produce mucho dolor. Gracias por expresar ese dolor.

  22. Norberto Enrique Moreno Velásquez    19 marzo, 2019 a las 1:04 pm

    El fútbol de ser un deporte paso a ser un espectáculo financiero de locos, jugadores que se venden por millones de euros y en la localidad montones de niños y ahora niñas fijando sus sueños en el rodar de un balón y así escapar de la pobreza.
    Dirigentes corruptos igual que en la política, el var que garantiza justicia en las decisiones arbitrales ya es cuestionado por su ineficacia, y el balón sigue rodando y la gente sigue absorta olvidada viéndose envejecer y con la esperanza del gol para volver a nacer.

  23. Ruben Centurión    18 marzo, 2019 a las 6:29 am

    Jaja, conocí una estudiante de Derecho que no tenía claro cual era la derecha y la izquierda! Sos un capo gordo!

  24. Armando Reid    13 marzo, 2019 a las 9:04 pm

    Gracias Hernan,
    No me canso de leerlo, creo que lo he leido mas de mil veces y aun asi me conmueve. Tiene mucho que ver con lo que significa Leo para mi, pero es un escrito increible, pudiste poner en palabras algunos de los sentimientos que despierta ese hombre perro.

    Abrazos desde República Dominicana,

    Armando R.

  25. Marina    9 marzo, 2019 a las 11:37 am

    La reacción de tu abuela me hizo acordar de una que tuvo la mía.
    Brevemente: a los 23 años, y hace ya otros tantos (exactamente otros 23), mi prima quedó embarazada. Sin casarse. Esto -sobre todo el agravante que significaba lo segundo en asociación con lo primero- puso a mi tía -la madre de la futura madre- en un estado de angustia que rayaba lo melodramático. “¿¡Qué va a decir mamá cuando se entere??!!”. (Vamos viendo que la cuestión maternal se eleva aquí al cubo).
    Por aquel año mi abuela contaba 93 años. Había nacido a principios del siglo XX; y las mujeres de su época no se casaban jamás embarazadas. Y si se embarazaban antes de casarse se hacían los malabares necesarios para eludir el oprobio público. (Después de atar algunos cabos entendí por qué antes nacían tantos sietemesinos, en perfecto estado de salud, envidiable para aquellos tiempos de escasos avances en materia de medicina).
    La malasangre de mi tía hizo que le ocultara a su madre la noticia durante todos los meses que pudo; es decir, mientras la panza no se le asomara a mi prima. Pero llegó un momento (más temprano que tarde, porque mi prima era muy flaca naturalmente) en que no quedó más remedio que comunicar la noticia a mi abuela. No recuerdo cómo ni con qué palabras se lo dijo mi tía. Imagino su angustia, los rodeos, un leve tartamudeo quizás. Lo que sí sé es lo que respondió mi abuela: “¡Ay, qué alegría, voy a tener el octavo bisnieto!”

  26. HORACIO CONTI    8 marzo, 2019 a las 10:47 pm

    Vos no tenes que echarte la culpa estas equivocado. Vos sos victima de una cultura ansestral de la cual no sos responsable. No cohincido pars nada con tu analisis. Hay que festejar que esa cultura retrograda se esta corrigiendo

  27. Susana    6 marzo, 2019 a las 10:18 pm

    Que feo saber que me odias… amo los chistes negros… solo me se dos… y los cuento para ver la cara de otro que me ponen… te banco igual.

  28. Vincenzo    3 marzo, 2019 a las 8:28 pm

    La gente no deja comentarios porque ya no se siente como en casa o que pasa? Es raro eso, espero que tu vida sea muy llena, y que ese sea el motivo por el cual no escribís en el blog. Porque me jode no encontrar tus textos. Te perdì el rastro cuando dejaste atrás Sant Celoni y empezaste una vida nueva del otro lado del charco. Gracias por todo lo que me hiciste reflexionar, reír y descubrir.

  29. Gustavo Pérez    2 marzo, 2019 a las 6:37 pm

    Veo q hace tiempo nadie deja un comentario, veo que es un cuento de hace 11 años, yo tenia 24, mi hermano vivo y sufriendo. Y recuerdo momentos vividos cuando eramos chicos, pocos momentos felices, pero se lo extraña al flaco. Abrazo Hernán.

  30. enlanube    27 febrero, 2019 a las 9:32 am

    Al toque ñeri, re piola. Pasarle cabida a las pibas está perfecto. A mi también me costó, y todavía me cuesta. Y también #MeHagoCargo de lo que fui. Hay gente que no perdona, que condena y que no puede comprender que hayamos sido producto de un contexto del que no pudimos escapar. Un contexto en el que no tuvimos la capacidad de elegir ser otra cosa distinta, otra cosa mejor. Quizás pedirle clemencia a un sector que ha sido tan maltratado por tanto tiempo sea hasta irrespetuoso. Que se yo. A veces me abruma la inmensidad de conceptos que andan dando vueltas y me pierdo peor. Ya no se ni que pensar ni siquiera de mi.

    #MeHagoCargo también de mi homofobia, me da vergüenza escuchar canciones que compuse en el pasado, cuando tenía un banda de boludos que cantaban sobre “putos” y “travestis” de manera burlona. También me costó comprender lo que realmente significa el feminismo y todavía me cuesta. Pero hoy es distinto, el que no quiere mejorar no tiene excusa. O es un opa, o es una mala persona o es hincha de Velez. Abrazo cumpa

  31. Gretel Mestanza    23 febrero, 2019 a las 11:08 am

    Uruguay es un paisito tan hermoso que a muchos nos sucede que queremos ser uruguayos , mi padre me enseñó a querer a Uruguay él era un peruano hincha del equipo de fútbol de la selección uruguaya, son los mejores decía y nos hacen quedar bien a los sudamericanos en los mundiales, ….a Perú le gokean ..pero que se choquen con Uruguay ..ya verán , decía en tono de venganza , yo no sabía porque no mencionaba a la Argentina , bueno es que el allá por los años 50 se tomó una foto con algunos seleccionados uruguayos de fútbol en la playa la Herradura de Lima ,….Mi padre ya está en el cielo pero mi hija y yo le heredamos en que en los mundiales hinchamos por ese paisito rioplatense cuna de Gardel , nuestro Uruguay!

  32. Luis Merlos Solis    20 febrero, 2019 a las 2:01 pm

    Yo e dicho siempre que nosotros somos los extraterrestres aveses siento ay una inteligencia muy grande en mi y en ocaciones me desconecto.

  33. Claudio    16 febrero, 2019 a las 1:52 pm

    Ya pasaron 12 años desde que hiciste este comentario y tu hijo tiene 14 años en este momento. Me desborda la intriga: ¿Cómo abordaste la temática finalmente?

  34. Silvina    27 enero, 2019 a las 3:17 pm

    la creatividad al poder!!!….genial. Creo que todo lo que se nos ocurre con nestros hijos en medio de su educación, aculturación familiar o como querramos llamarla, es válido siempre…Estamos unidos por lazos de correspondencia conductual invisibles, jeje

  35. Cecilia Redondo    13 enero, 2019 a las 10:51 pm

    GRAN NOTA! recordé que fui una de las que dijo “cualquiera que no ganen!” Cuando habían Ganado todo! Los pibes se merecen el aplauso de pie. Y esta nota también, a quienes nos gusta hacer asados es pasar por cada experiencia desde que aprendimos a aprender fuego hasta el último asado que preparamos.

  36. Santiago    1 respuesta13 enero, 2019 a las 2:50 pm

    -Estoy triste.
    -¿Por qué?
    -Porque Casciari ya casi no publica en su blog
    y eso no me chupa un huevo.
    🙁

  37. Iván montaña    7 enero, 2019 a las 7:01 am

    Hernán, te descubrí anoche en Youtube. Aunque ya te había escuchado en Ted, a un pibe que me hizo mucha gracia contando una verdad del mundo financiero, sin saber nada de ti.

    Un fenómeno, no soy lector, compro libros, que terminan en una biblioteca polvorienta, casi sin abrir. Tienen tantos km viajados como yo, pero con infinitas menos páginas pasadas, que clicks de celular.

    Ojalá que con alguno de tus libros que hoy comprare estando de vacaciones, cambie esta faceta no lectora.

    Abrazo grande

  38. Sil Sanda    2 enero, 2019 a las 4:08 pm

    Este cuento lo escuché de boca de mi papá, cuando yo era chica. Nunca más lo volví a escuchar.
    No importa de donde surgió, pero volver a escucharlo, sin mi papá, me voló la cabeza.
    Gracias campeón

  39. Pablo Mar    1 respuesta30 diciembre, 2018 a las 1:56 am

    Me parece q culpar a una generacion porunos incidentes es reducir el problma a su minima potencia. Los problemas son mas de base, quien crio a esos chicos, padres y abuelos, y mas antes aún. Un pibe q nacio en el 2001, no nacio con una piedra en la mano, se la dio la historia misma, se la inculcaron los q aguantaron antes. Es facil culpar agarrando un calendario, mucho mas facil q buscar las raices y ensuciarse un poco. Con barro en lasmanos te abrazo yte mancho la chomba!!!Saludos!!

  40. Noemi GIOSA ZUAZUA    29 diciembre, 2018 a las 6:33 pm

    Hola, muy interesante el podcast.
    Solo quiero comentar que podría haber sido narrado por una voz de mujer, ya que es una mujer la voz personaje del relato. Cariños.

  41. Ro    26 diciembre, 2018 a las 7:59 am

    Esto se siente como la gloria!!!! En un momento olvide el titulo pero el final le cobro sentido a mi plegaria por recortar entre tantos datos.

  42. Pao    25 diciembre, 2018 a las 10:23 am

    Hernan, sabes que estaba pensando en emigrar y de repente tuve una brillante idea ! Pongo un kiosco en españa!!!
    Disfrute muchisimo con tu cuento y me reí mas de una vez!!!
    Me encantan tus historias marradas tan poeticamente verdaderas y con esa nostalgia que emociona!!! Graciasss!!! Sin conocerte te quierooooo como diria Francela!!!

  43. ro    24 diciembre, 2018 a las 1:53 am

    Entiendo tu punto de vista pero me parece una mierda de todas formas porque nadie piensa en el juguete ya, solo sienten los accesorios.

  44. Nahue    15 diciembre, 2018 a las 3:58 pm

    Roberto, veo tu comentario y me sentí identificado. Gracias por compartir. Sabés como puedo ver las primeras revistas en PDF?

  45. David Ordaz    14 diciembre, 2018 a las 1:46 pm

    Hernán.

    Me atrapan de inmediato tus anécdotas, la forma de contar lo que usualmente pasa día con día; valdría que te aventurases en el mundo de otros y plasmaras esas experiencias que suelen pasar desapercibidas.
    Quiero imaginar la sorpresa y reacción de Tita; muero de risa a solas en la oficina cuando leo esto.
    Sólo te pido un favor, nunca dejes de escribir.

  46. mario    1 respuesta13 diciembre, 2018 a las 3:04 am

    Escribís siempre igual. Hacía años q no me metía y tus textos no crecieron mas. No digo qie seas mal escritor, pero sí creo que hay que leer algo tuyo cada muchos años para que no se jaga repetitivo.
    Aprovechaste el enchufe pero cuando no hay talento solo dura un rato

  47. Daniel    12 diciembre, 2018 a las 10:34 pm

    Exactamente eso pasa en este maravilloso pais cuyos lideres nos vienen engañando minimo los ultimos 20 años !!!!!!
    Abrazo…

  48. Lisandro MDP    12 diciembre, 2018 a las 1:35 pm

    Con tu maestría pudiste plasmar eso que está semana de River Campeón de la Libertadores en Madrid, pensé con mi viejo y compañeros del trabajo de que en los hechos de violencia al rival, a ese rival que sin el no hay JUEGO no es tu enemigo. Porque los chicos que hacen van a jugar a la pelota…y esa escencia de juego no se debe perder.

  49. Carlos    11 diciembre, 2018 a las 10:53 pm

    Es mucho más profundo el problema…la telaraña es gde…preguntate la falta de educación y honestidad de los dirigentes de Boca River Conmebol..de la falta de educacion y honestidad de la gente de seguridad y policia…etc etc etc

  50. Hector    10 diciembre, 2018 a las 1:42 pm

    Eres un triste Aliancista. Sabes muy bien que el equipo se llama Universitario de Deportes y es el más copero del Perú. Una lástima que la violencia esté tan generalizada en el fútbol. Parece que fueran de la mano, pésimo.
    Pero más lamentable, para mí, es que tu clásico rival de la vuelta en tu cara como Universitario de Deporte lo hizo en Matute en el 99 y en el Monumental el 2009.

    Saludos, hijo mio.
    Que viva el fútbol y se acabe la violencia!
    Y dale U!

  51. Leydi Benítez Betancourth    9 diciembre, 2018 a las 1:57 pm

    Hola, soy de Honduras y te escuché en un Ted Talk, recientemente escribí un libro y me encantaría platicar con uds. Espero me faciliten un correo electrónico ya que estoy muy interesada.

  52. Adrián    9 diciembre, 2018 a las 12:19 pm

    El relato es impecable, como siempre. Lo que nos pasa tiene que ver con este objetivo de los políticos “despolitizar la región” despolitizar, desidiologizar, no dejemos participar a la chuzma, se decía en algún tiempo. Y ahí estamos, lo lograron. América sin final de “copa libertadores de America”. Vuelvan a colonizaronos, los perdonamos. Estoy triste. Pero después del clásico juega Racing que sigue puntero que conserva nuestra identidad futbolística (somos asi)

  53. Claudia    8 diciembre, 2018 a las 7:43 am

    Lo triste que la mayoría de esos chicos, en el peor de los casos, están muertos y en lo mejor de los casos en la cárcel, ( o al revés?) Por droga, hurtos a mano armada o enfrentamientos con la policía. Pero también puede ser que sean parte de la barra brava y de todo ese mundo que no se habla y que están manejados y subsidiados por los dirigentes del fútbol y también porque no ? por políticos. Lo triste es que son títeres de esta sociedad corrupta.

  54. Tere    5 diciembre, 2018 a las 4:51 pm

    Mi hija joven estudiante tiene la teoría de que Argentina en algún momento de su historia , que pudo ser, en el mismo nacimiento fue abandonada y fue adoptada quizás varias veces, anda por la historia queriendo encontrar a sus padres tiene problemas de identidad y busca que algun pais u organismo la quiera como hijo ahora esta de hijo/a del FMI que “nos cuida’ sin reconocerse lo que es deberia tratarse como se tratan problemáticas similares a las que plantean chicos adoptados que se encuentran inseguros. e infelices y necesitan ayuda de un profesional y encontramos el principio del fin de este eterno tango de sabiondos y suicidas que somos el colectivo “argentinos” en Argentina y los que nos representan.

  55. Fabián    5 diciembre, 2018 a las 6:18 am

    Llegué a tu relato por una amiga que lo posteó en un grupo donde estábamos discutiendo el caso de este contador salteño que se cambió de género en el DNI (me niego bajo todo punto de vista ya a decirle “Sergia”). Y si no, que me digan si alguien le daría trato feminino a este coso si se lo cruzara por la calle (https://www.youtube.com/watch?v=9Ay9lyByios).
    Debatimos bastante en el grupo y me encontré que las mujeres más combativas, las más feministas, las más pro lucha de identidad de género, retaceaban bastante criticarlo abiertamente. Se negaban a juzgar la moral ajena, “cada uno con su moral”, “hay cosas peores”, “mirá las offshore de Macri”, “es apenas un caso”… me decían.
    Luego de leer tu relato, me quedó un punto más para comentar, que resumí así.
    Ante el intento de contacto de la prensa, Sergio, que siempre escamoteó la respuestas, dijo dos o tres cosas, yendo de las más modernas a las más antiguas cronológicamente:
    1) “No doy notas, hermano”, cuando se llenó los huevos de que explicara lo inexplicable (muy femenino lo suyo, aunque este comentario mío es sólo chascarrillo)
    2) “Me cambié de género porque tengo una convicción. Lo hice porque estoy convencido, las motivaciones son mías y no tengo que explicarle nada a nadie”
    3) “Esto no hubiera sido un problema para nadie si todos se jubilaran a los 65 años” y “No inicié ningún trámite en Anses”

    Me interesa la nro 3.

    Y es que por un lado me puse a investigar por qué, formal y legalmente, las mujeres se jubilan antes que los hombres. Y el relato que posteó Julieta me disparó otra reflexión.

    Las mujeres se jubilan antes que los hombres no porque ejerzan habitualmente trabajos más jodidos como la docencia, o de obreras de la construcción. Para las diferentes ramas del trabajo hay regímenes particulares para jubilación que reconocen lo difícil que es llegar a edades mayores en ciertos trabajos. Así obreros de la construcción, marinos mercantes, docentes, etc, se jubilan un poco o bastante antes. Independientemente del género. O además de la diferencia por género.

    Según dicen los especialistas, las mujeres se jubilan antes porque

    1) En nuestra matriz social (y no es algo que va a cambiar de la mañana a la noche, movimiento feminista mediante) la mujer, además de trabajar, tuvo que hacerse cargo de la crianza de los hijos. No hablo acá de que la causa de origensea una situación social, familiar ni deseable ni natural ni aceptable. Digo que ha sido así. Muy probablemente, la esposa de Sergio se ha hecho cargo de la crianza de los hijos mucho más que él.
    2) A las mujeres les costó siempre mucho más acceder al mercado laboral que a los hombres.
    [3) A a las mujeres, para el mismo trabajo, en general y estadísticamente, se les ha pagado menos que a los hombres.

    De este modo, se buscó compensar esas diferencias estableciendo una diferencia a la hora de la jubilación.
    Entonces, acrecentando a tu relato, en el que un hombre grosero, mediocre, y misógino se rió de todas ellas en su último acto antes de jubilarse.
    Acrecentando al hecho de abusar de una ley tan duramente conseguido por el colectivo LGBT para encauzar una diferencia discriminatoria histórica.
    A suma de todo eso. Y sabiendo muy bien de qué se trata, porque trabajaba en la AFIP y no dudo que se puso muy en claro con todo el asunto.
    Les niega la única compensación efectiva que la sociedad les dio para compensar la desigualdad histórica de género en el ámbito laboral.
    Lo imagino, tomando un whiskey y fumando un cigarro, como el personaje de Depardieu en “El Placard”, sonriéndose de todas ustedes mientras relee su recibo de jubilación a los 60.

    Y encima de eso, tiene vuestra indulgencia.

    Flor de hijo de puta.

  56. jesus    3 diciembre, 2018 a las 9:09 pm

    Saludos desde Venezuela.
    Aquí tengo unos cuentos que ni la viejita de la esquina se aguanta por contarlos. Yo le digo, espere que Casciari me deje escribir es un blog para que vea que nos haremos famosos por las cosas buenas…y ganaremos mucho dinero mi doña. Claro. Yo manejo la plata.

  57. LISANDRO    2 diciembre, 2018 a las 6:53 pm

    Como siempre GENIO, SENSIBLE y GENIO para transmitir con maestría. a esos jóvenes olvidados que por impotencia y . abandono tienen bronca en el corazón.

  58. Matias Gomez    2 diciembre, 2018 a las 1:01 am

    Conoci a este gran escritor hace 2 días precisamente en “Tarde Redonda” desde ese dia no dejo de buscar como se llama hoy pude encontrar algunos libros de el, SON FANTASTICOS, es increible lo que escribe

  59. Omar    1 diciembre, 2018 a las 7:52 pm

    Excelente redacción,
    Pero no sé olviden de la corrupción,de los manejos antideportivo de dirigentes impresentables que hacen que jugadores tengan miedo

  60. Walter    1 diciembre, 2018 a las 6:25 pm

    Espectacular, como uno puede ser tan claro narrativamente, y decir cosas que pensamos y queremos q alguien las tradusca en palabras

  61. Maria    1 diciembre, 2018 a las 10:28 am

    Otra uruguaya se suma al comentario. Cuando nosotros no íbamos a los mundiales, éramos argentinos…. Gracias Diego. Gracias Hernan por tu obra.

  62. jose montes de oca    30 noviembre, 2018 a las 6:15 pm

    me gustó la nota ,es un aporte importante para entender lo que pasa en nuestro mundo del fútbol ,hoy con todo lo que a pasado entiendo que desde todos lados tienen que hacer aportes para que esto que empezó como deporte salga del poso en que ha caído

  63. Norma Morandi    30 noviembre, 2018 a las 3:15 pm

    Triste , pero verdad !!!!!
    El fútbol solía ser una fiesta , ahora es un campo de batalla donde , algunos solo ven dinero , otros odio al contrario , nada para disfrutar !!!!

  64. Huma    1 respuesta30 noviembre, 2018 a las 12:58 am

    Triste saber que hoy se tiene que jugar una libertadores de América en europa y nadie toma conciencia de gran daño que no se reparará nunca mas. Y el que se tiene que plantar y enmendar estos errores no hace nada por que está ocupado en otro negocio más grande que es vender nuestro país, a las grandes potencias. Que si nos ponemos a mirar a nuestro alrededor veremos que abrieron tantos supermercados chinos a la misma velocidad que cerraban tantos otros negocios nacionales, creció la desocupación y a nadie pareció llamarle la atención.

  65. Ana María Viñas    29 noviembre, 2018 a las 9:57 pm

    triste historia, pero real. Si, el juguete está definitivamente roto por culpa de los que Jugaron demasiado en serio y precisamente no por los jugadores.

  66. Fede    29 noviembre, 2018 a las 1:44 pm

    Muy emotivo el relato. Pero el “hincha” nació en Nacional de montevideo. Se trataba de un equipier que inflaba las pelotas y era fanático del club. Entonces gritaba apasionadamente en cada partido. La gente en la tribuna comentaba “mirá el hincha (por hincha o infla pelotas) como grita”. Y de ahí surge la primera hinchada del mundo, la del Club Nacional de Football

  67. Lisandro    3 respuestas29 noviembre, 2018 a las 7:30 am

    No dijo nada q no sepamos. Yo lo vengo diciendo desde ANTES del partido. Triste es q todos hablen de esos pibes ahora q está “de moda” ser moralista tras el Ri”var” – Bosta fallido. Y antes de este partido?????????????? Esos pibes no existían??????? Antes estábamos “contentos”????? Y tras el Ri”var” – Bosta estamos tristes?????? Cuanto palabrerío barato……..

  68. Pablo    29 noviembre, 2018 a las 7:30 am

    Coincido en la vergüenza que sentís. Pienso que si se mantuviese el espíritu deportivo, los jugadores de Boca se hubiesen lavado la cara y estaban en condiciones de competir. Al igual que los jugadores de River en el eñisodio del gas pimienta en el 2015. Pero nuedtros dirigentes sin tan “chiquitos”, que se agarran de cualquier cosa para sacar aubque mas no sea una mínima ventaja…. Así estamos como pais.

  69. rosario alvarezakvarezgarcia    29 noviembre, 2018 a las 12:53 am

    Excelentemente cierto….era una fiesta en la casa en familia. Por desgracia, la corrupción se comió al deporte al FOOTBALL !!!

  70. Jaime duque    28 noviembre, 2018 a las 7:10 pm

    Sin palabras señor Hernan
    Nos relata usted la triste realidad que no son capaz de ver nuestros ojos una realidad latente pero incapaz de ver los ojos de un pueblo intransigente que solo se deja llevar por emisiones que no tienen nada peso

  71. Virginia    28 noviembre, 2018 a las 6:23 pm

    Cuánta crueldad….no se te ocurrió volver a llamar y decir que era mentira? No se te ocurrió que dejaste a una mujer con el corazón destrozado esperando a su hijo que nunca apareció? Una vez hecha la cagada ya estaba, pero con un llamado más al menos cambiabas el dolor por bronca. Me gustan tus historias, pero esta te muestra cruel y cobarde

  72. josé blanco    28 noviembre, 2018 a las 5:45 pm

    Nunca falta el que en medio de cualquier tema decide exhibir sus pequeños odios . Amigo Carlos, si se considera usted imbécil debería agredir menos.

  73. josé blanco    28 noviembre, 2018 a las 5:40 pm

    ¿Y si decimos sin tantos aspavientos que sentimos un fuerte interés por ver a 22 hombres jugando con una pelota?. Pasión me parece mucho y fijate adonde nos lleva…;=)

  74. josé blanco    28 noviembre, 2018 a las 5:36 pm

    El fútbol es para divertirse jugándolo viéndolo. Me pa que la pasión es para ponerla en otras cosas, que mueven otras fibras. Sugiero hasta desterrar del tema la palabra pasión, poque infla a reventar lo que no es más que un espectáculo eventualmente muy entretenido.

  75. Sergio    1 respuesta28 noviembre, 2018 a las 2:40 pm

    Y si el que intenta romper el juguete o tira una piedra, o lastima a alguien va preso? Preso por un par de años! Así se acaban realmente los guapos, y vuelve la fiesta?

  76. Carlos Ambrosio SALMOIRAGHI    1 respuesta28 noviembre, 2018 a las 11:08 am

    HERNÁN: He seguido tu comentario con emoción porque lo he vivido así. LAMENTABLEMENTE hoy estamos en un estado de agresividad que asusta. La diferencia entre la final River-Boca es un insulto al deporte nacional. Hubo una falla de seguridad en el episodio del ómnibus de Boca. River se ocupó de contratar a las fuerzas específicas para ese cometido y pagó por ese servicio. Las mismas fallaron y ahora Boca toma ese elemento para no querer jugar y pide que le den la copa sin partido. VERGÜENZA NACIONAL. Estamos ante el desarrollo del G20. NO PODEMOS dar la sensación que en el país no hay seguridad pese a la presencia de mandatarios de los principales estados mundiales.

  77. Miguel Ravuscioni    28 noviembre, 2018 a las 9:48 am

    El problema no es la rotura del juguete, sino esa compulsion destructiva que nos habita y que nis lleva a romoernos.

  78. Silvia    27 noviembre, 2018 a las 11:21 pm

    Dejemos de consumir todo lo relacionado al futbol. Pero DE VERDAD. Si no les entra plata a los dirigentes por culpa de las barras bravas, éstas desaparecerán como x arte de magia. La víscera más importante es el bolsillo. Hagamos algo juntos que sirva para algo carajo, en vez de llorar x facebook

  79. Silvia    27 noviembre, 2018 a las 11:14 pm

    Creo que, simplemente, las barras bravas son la mano de obra que se ofrece en el mercado para resolver las cuestiones de choque de los grupos de delincuentes de guante blanco.

  80. Andrea    27 noviembre, 2018 a las 11:07 pm

    Muy lindo relato. El final,conformista. Un niño sin su juguete busca uno nuevo con el UE entretenerse. Así que miremos hacia otros deportes.en los juegos olímpicos de la juventud que salieron espectacularmente bien organizados se disfruto mucho. Porque no hubo barras bravas y además fueron enteramente gratuitos. Tenemos deportistas.falta abrir la visuon de los esponsores y el público. Natación saltos ornamentales BMX etc hay más bueno que lo q se ve o se muestra porque hay mucha plata poder e intereses de por medio.

  81. Pablo    27 noviembre, 2018 a las 6:37 pm

    Me pasa algo muy parecido.
    Me pasó ya en el 2015.
    El problema es que como bien sabía el viejo, todo pasa y uno se va olvidando.
    Solo espero esta vez tener un poco más de memoria.

  82. Leandro    1 respuesta27 noviembre, 2018 a las 5:52 pm

    Lo grave es que quizá los que tiraron las piedras no fueron los chicos que nacieron en 2001 y no fueron a la escuela. Pudieron ser los chicos que fueron a una escuela privada o incluso a la universidad, pero saben que en la cancha, en grupo, vale todo, tienen impunidad y pueden hacer lo se les antoja.

  83. Jhordan PLG    1 respuesta27 noviembre, 2018 a las 5:29 pm

    ¿Recuerdan cuando Independiente jugó una final de una Sudamericana (creo) en Brasil hace unos años y pasó de todo? ¿o cuando Tigre no se presentó a jugar el 2do. tiempo frente a Sao Paulo en el Morumbí hace otro tanto de años atrás y perdió la final de la Sudamericana? En Perú suceden episodios parecidos TODOS los años en la Copa Perú (torneo que da un cupo a la 1ra. division del fútbol peruano). También vi por la tele que en cancha de All Boys o Platense se armó un tremendo lío entre barras y la policía. En Brasil también pasó hace algunos años en las graderías del estadio del Paranaense creo. En Uruguay y Colombia muere gente por ir a ver un partido de fútbol. Hace 5 años aprox. En el Monumental de Gremco, donde hace de local universitario de Perú murió un hincha de Alianza Lima porque lo lanzaron al vacío desde un palco… Y así la historia continua. El fútbol saca lo mejor y lo peor de nosotros, de la gente que no tuvo y tiene “educación”, de todos.

  84. Jesus Alfredo    27 noviembre, 2018 a las 5:27 pm

    No es un tema netamente argentino. Es nuestra copa Libertadores. La que pocos han ganado y que ningún equipo de mi Venezuela pareciera alcanzar, pero es mi Latinoamérica. Mi sociedad. Mi deporte. También me chupa un huevo esa final.

  85. Néstor    1 respuesta27 noviembre, 2018 a las 5:15 pm

    ¿Tiene que pasar algo horrible para que escribas?? Ahora no se si quiero pedir que escribas algo nuevo? jaja. Gracias Hernán, mañana juega mi querido Lobo una semifinal y siento que cada vez me chupa más un huevo el fútbol, como a Chiri.

  86. Amengual Pedro Alberto    27 noviembre, 2018 a las 4:25 pm

    Hace años que sigo a Hernán Casciari y es lo más, gracias por tanto ingenio, sos una luz en el camino.

  87. Juan    27 noviembre, 2018 a las 1:50 pm

    Que buen relato histórico de los acontecimientos que derivaron en el desastre que les otorga el poder impune de las alianzas judiciales con fines políticos que redundan en beneficio mutuo de ambas partes: delincuentes del tablón y delincuentes del poder !!!

  88. ines elba fortini    27 noviembre, 2018 a las 10:35 am

    excelente relato de aquello que comenzó impregnado de lirismo barrial, y que era fuente de optimismo y alegría, y degeneró por odios engendrados y por ambiciones desmedidas en esto que hoy es amarga vergüenza con gusto a fondo de cloacas

  89. Sergio Murias    27 noviembre, 2018 a las 10:32 am

    El juguete ya no es nuestro desde el momento que el dinero lo arruinó, como arruina todo. Excelente cuento. Gracias =)

  90. Vasco    27 noviembre, 2018 a las 8:29 am

    Somos muchos los que queremos reparar el juguete, pero lamentablemente ya no es nuestro juguete, y sus dueños no desean repararlo. Abrazo Hernan.

  91. Francis    26 noviembre, 2018 a las 9:40 pm

    Muy buena narración de la realidad del fútbol argentino tenemos que volver al principio y el poder lo tienen los simpatizantes que tienen que dejar de ir a la cancha en protesta de como se vive el fútbol, ahí vamos a ver como se exponen los barras sin público y como los clubes sus bajos ingresos económicos.

  92. Julian Rodriguez    1 respuesta26 noviembre, 2018 a las 8:07 pm

    Cuando la voz de la razón se alce con mas frecuencia contra el fanatismo, podrá entonces hacer mas tolerantes a las generaciones futuras.

    Hoy en argentina se volvió un negocio ser fanático, tanto de partido políticos como de equipos, nos están dividiendo para que ellos (políticos, dirigentes, barras) hagan lo que quiera. Se perdió el pensamiento objetivo, todos pelean para poder llevar agua a su molino. Somos un país sin futuro

  93. Marcelo    26 noviembre, 2018 a las 7:39 pm

    Excelente , coherente total,leo x primera vez,cronológicamente como suceden los hechos,la sociedad indidualmente ,está vacía y necesita ser protagonista d cualquier manera inclusive ,matando o muriendo

  94. Modesto Vazquez    26 noviembre, 2018 a las 7:35 pm

    Muy buen escrito. Es el paso de un juego a una realidad mafiosa con un poder inadmisible y culpa de los medios por darle tanta importancia a un deporte que hace tiempo en Argentina dejo de serlo

  95. Wm Witt    26 noviembre, 2018 a las 6:44 pm

    Hello!

    Love the cannabis content on your site! You know, most websites earn free traffic from their blog, and we feel that you could use a little boost, since you are not blogging every day yet.

    Writing takes a lot of time, and we have just the team from US/Canada to come up with great writing you are looking for.

    You can have a brand new article to post on your website starting at $10 in as little as 5 days!

    Check out our work and reviews from satisfied clients here: http://bit.ly/seowriters

    Thanks for your time,

    Enjoy the rest of your day.
    Wm

    Questions? Send a message to our support site or check out the FAQ.

    You are receiving this email because the contact form at editorialorsai.com is open to the public.

  96. Kay Ram    26 noviembre, 2018 a las 5:58 pm

    Fiel reflejo de la tragedia de la Argentina y los argentinos. Hace mas de 5 décadas que no vivo en el país, y mi corazón aún llora por él.

  97. pornxxx    26 noviembre, 2018 a las 5:10 pm

    І want to to thank you for this verу good reaɗ!! I aЬsolutely loved every bit
    of іt. I have you saved as a favorite to check oսt new things you post…

  98. Liliana    1 respuesta26 noviembre, 2018 a las 4:54 pm

    Es TAN cierto. Ahora es encarnizado y mercantilizado…que si querés ver un partido con pasión tenes que ir a la canchita de la esquina a ver a los pibes.NO a estas mega estrellas millonarios donde TODO es un GRAN NEGOCIO. Me da pena..Y mucho mas que las Barras manejen la ilusión de los pobres hinchas que viajaron miles de kilómetros gastando lo poco que tienen en viaje ,hospedaje, comida…Y una entrada carísima que nunca usaron. Les robaron TODO!!!la pasión, la ilusión, y las ganas..Así somos. Así estamos…😭😭😭

  99. Mirko    26 noviembre, 2018 a las 4:19 pm

    Gracias Hernan, que gran reflexion, lamentablemente ya se perdio la inocencia y la esencia de jugar en la vereda.
    Ya tampoco tenemos veredas tenemos que quedarnos en casa detras de las rejas del porton.
    Ya no podemos jugar, los barras bravas nos sacan las zapatillas y los botines ya no podemos ser actores ni hinchas.

  100. Juan Miguel lopez    26 noviembre, 2018 a las 3:40 pm

    Gracias Hernán es emocionante lo narrado! Pero ya perdimos el juego lamentablemente… Ganó la violencia y la impunidad!!!!

  101. 99bb    26 noviembre, 2018 a las 3:04 pm

    Thank ʏou, I’vе just been searching foг information about this subject for ages and yours is the
    beѕt I һɑve came upon so far. However, ԝhat
    about the concⅼusion? Are you certain in regards to the supply?

  102. Marcelo Mariosa    26 noviembre, 2018 a las 2:05 pm

    Hernán capoooooo. No digo que te amo porque me van a tildar de amanerado y otras cosas más, que no se corresponderían con la realidad.

  103. alberto    26 noviembre, 2018 a las 1:35 pm

    que lastima que pongamos pasion a cosas que no tienen valor y las que si la tienen nos vale un pepino. felicidades por este articulo y espero que el mismo cree conciencia en gente estupida “borregos” , en gente avara, y en toda persona pensante.