Orsai blog post

Internet
lunes 27 de octubre, 2014

Orsai post

Internet
lunes 27 de octubre, 2014

Velar por nuestros dominios

       

Escribo esto la tarde del veintisiete de octubre de 2014, mientras espero que Mauro se olvide de pagar la cuota trienal del dominio Casciari.com. No creo que ocurra, porque es un tano muy despierto y metódico, pero por las dudas tengo la tarjeta de crédito a mano. Ya hice guardia vana en 2008, en 2011 y me toca de nuevo hoy. Pero esta vez no estoy solo en la trinchera: me acompaña mi hija.

—¿Vos pensás que Mauro se puede olvidar, papá?

—Pudo haber tenido un accidente —fantaseo—. Con que se olvide durante diez minutos, le cago el dominio.

—¿Por qué tenés esa mirada de odio, pá? —me dice.

Nina tiene diez años, y todavía no sabe que su apellido es poco habitual. Quizás hubiera sido mejor llamarla Fernández, Pérez, Rossi o Smith, para que no tenga que pasar por esto en el futuro.

Yo me empecé a preocupar a los once o doce años. En la guía telefónica de Mercedes solamente había dos Casciari: mi papá y mi abuelo, que para peor vivía a la vuelta.

Y yo envidiaba a los chicos de apellidos comunes, que encontraban parientes en los créditos finales de las películas.

Cuando viajaba a Buenos Aires me encantaba buscar mi apellido en las guías de la Capital, porque tenían tres tomos y millones de abonados. Pero ahí tampoco había ningún Casciari.

En la infancia sentía lo mismo que un astronauta que mira el paisaje terrestre desde su escotilla: una vanidad solitaria y triste.

Entonces un día llegó internet y se destapó el frasco de todos los Casciari del mundo. Estaban mayormente en Italia y en Estados Unidos. Los había de diversas edades, profesiones, color de pelo y condición.

Me gustó la forma de dibujar de James, que hacía viñetas políticas en un diario de Washington; me pareció ejemplar la fuerza de Carla, que se presentaba a las elecciones municipales de Perugia; y me sentí orgulloso de Raymond, que estudiaba la cura del cáncer en Nueva York.

Pero más que nadie me llamó la atención Mauro, un tano de mi edad. Quizás porque era el único que —en aquel internet prehistórico— subía audios y videos de sus programas de radio.

Me sorprendió su voz, que se parecía a la mía de entonces, y sobre todo su nariz, idéntica a la de mi padre. Una vez, espiando un video de Mauro, él miró a la cámara. Yo puse pausa y me hipnotizó la familiaridad de su gesto congelado.

Habríamos sido muy amigos, estoy seguro, si él no hubiera empezado la batalla territorial. En algún momento de 1999 Mauro sacó una cuenta de Hotmail sin la letra M antes del apellido. Así empezó esta guerra absurda.

El tano dio de alta el correo genérico casciari@hotmail.com. Es decir, inauguró su vida virtual a los empujones, como si James, Carla, Joseph, yo, mi padre, mis hijos futuros y todos los demás Casciari no existiéramos.

Mascando bronca, tuve que poner la H en mi primer correo oficial: hcasciari@hotmail.com. Nunca me gustó mi primera dirección de mail; la usé con vergüenza hasta 2004, como si fuera un jjperez241@ o un hgonzalez_79@. Mientras tanto el tano se pavoneaba por ahí con su casciari@ a secas.

El 31 de diciembre de 2000, mientras veía los fuegos artificiales del cambio de siglo, me juré estar más atento; y me vine a vivir a Europa para vigilar a mi enemigo de cerca.

Cuando escuché por primera vez que Google había liberado su correo electrónico yo estaba en la clínica, porque mi mujer hacía trabajo de parto. Escuché la noticia por radio, en la sala de esperas. Era el 15 de abril de 2004. Ese día, casi al mismo tiempo, nacían mi hija Nina y el servicio de Gmail.

Mientras mi esposa pedía por mí, dilatada y a los gritos, yo estaba en la biblioteca de enfrente dándome de alta en el flamante correo de Google, con miedo a que Mauro me ganara de mano.

Pero no. Esta vez yo fui más rápido que él y conseguí vengarme: la cuenta casciari@gmail.com fue mía; y será mía por siempre.

Cuando volví a la clínica y vi a Nina aparecer en este mundo, Cristina creyó que mis lágrimas de felicidad eran por causa de la paternidad flamante. Lo primero que le dije a mi hija, cuando la tuve en brazos, fue una disculpa susurrada al oído:

—Cuando tengas Gmail, corazón, vas a tener que usar la N antes del apellido, porque el genérico es de papá.

Disfruté mucho las noticias tecnológicas de aquel año, porque en todas partes se decía que los usuarios de Hotmail se estaban pasando en masa a Gmail. Y yo esperaba que Mauro, de un momento a otro, corrigiera en su blog la dirección de contacto.

Quería verlo morder el polvo. Quería saber si su nueva cuenta de Gmail sería m_casciari@, o mauro_casciari@ o incluso un humillante casciari_2@gmail.com. Pero a finales de 2005 pasó algo tremendo. Mauro cambió su correo electrónico por otro, pero no fue por uno de Gmail.

Publicó una dirección de contacto llamada mauro@casciari.com.

A secas.

El tano me había ganado de mano la URL. La había comprado el veintisiete de octubre de 2005, en secreto, y sería suya mientras pagara su renovación trienal. ¡Yo nunca había pensado en eso! Casciari.com, la dirección web más preciada y genérica, siempre sería una página ajena.

Lloré en silencio, abrazado a mi hija de un año y medio, y ella se puso a llorar conmigo.

—¿Tendrá hambre? —preguntó la madre al oírla berrear.

—No, Cris... Llora porque nos robaron el apellido.

De 2006 a la fecha empezamos, Mauro y yo, una guerra silenciosa. Yo compraba todos los suplementos tecnológicos de los diarios, solamente para cotejar las tendencias. Imagino que él hacía lo mismo, desde su escondite mugriento de Perugia.

Llegamos a no dormir por las noches, porque en los primeros años de este siglo cualquier nerd podía crear una red social en fase beta. Él me ganó de mano en MySpace, y yo lo primerié en Orkut; pero las dos redes sociales hicieron agua pronto.

Al mismo tiempo, nuestras carreras laborales crecían. Él pasó de ser locutor de radio regional a conductor de la televisión nacional. Yo pasé de bloguero a escritor de libros. Él se hizo conocido como movilero del CQC Italia, yo eché buena con una obra de teatro muy taquillera.

No triunfábamos en nuestros oficios por gusto, ni por talento, ni por vehemencia, sino para posicionar mejor nuestro apellido en los buscadores. Yo aparecí primero que él en la Wikipedia, pero él salía mucho mejor favorecido en las fotos de Google Images.

Nos dábamos de alta en todas las boludeces que aparecían, siempre con nuestro apellido genérico como punta de lanza. Como los perros que mean los jardines ajenos de la cuadra.

Él me cagó LinkedIn, porque justo esa noche yo estaba jugando al póker con unos amigos. Desde ese día dejé de jugar al póker y de salir de casa en general. Dejé de distraerme con amistades; me mantuve encerrado y atento.

Para nosotros, abrir cuentas casciari a secas era como comprar acciones: si alguna de todas esas redes sociales se hacía popular, el madrugador ganaba un nuevo combate.

Gracias a mi perseverancia, lo pude vencer en las dos batallas más importantes de la década: me le adelanté en Facebook (mayo 2006), y disparé primero en Twitter (octubre 2008). Todavía le debe estar doliendo... ¡Ah, mascalzone!

También es verdad que él plantó su bandera en el canal Youtube, y me dolió un montón. Pero yo le rapiñé Instagram. Solamente subí tres fotos mientras cagaba, para que Mauro sepa lo poco que me importa sembrar los territorios que le ocupo.

Y así seguimos hasta hoy: vigilando al enemigo común, cerrando filas, hojeando las novedades tecnológicas, durmiendo poco y con un ojo abierto.

Hoy es veintisiete de octubre, el día de su pago trienal de la punto com, y puede quedarse dormido. Tengo toda la noche por delante. Esta es la primera vez que no estoy solo en el insomnio. Mientras hago guardia, mi hija me ceba unos mates y me da charla para que no me quede dormido.

Los años anteriores ella era chiquita, pero ahora ya entiende cuál es mi misión y me hace el aguante. También me consuela:

—No te preocupes si esta noche Mauro paga, papá. En 2017 lo intentamos de nuevo.

—Bueno.

—Y si no podés hacer guardia porque estás viejo o lo que sea, yo siempre voy a estar atenta —me dice.

—Gracias, mi amor —le contesto, y la miro con ternura.

Pero al mirarla me viene a la cabeza el primer apellido de Nina; se llama Casciari.

Y nació nativa digital, y es hija única, y posesiva, y ya tiene destreza para navegar las redes.

Entonces de golpe, por primera vez, en lugar de los ojos dulces de una hija descubro, acechante, la mirada torva de un enemigo nuevo.

Hernán Casciari
lunes 27 de octubre, 2014


Velar por nuestros dominios

por Hernán Casciari

Escribo esto la tarde del veintisiete de octubre de 2014, mientras espero que Mauro se olvide de pagar la cuota trienal del dominio Casciari.com. No creo que ocurra, porque es un tano muy despierto y metódico, pero por las dudas tengo la tarjeta de crédito a mano. Ya hice guardia vana en 2008, en 2011 y me toca de nuevo hoy. Pero esta vez no estoy solo en la trinchera: me acompaña mi hija.

—¿Vos pensás que Mauro se puede olvidar, papá?

—Pudo haber tenido un accidente —fantaseo—. Con que se olvide durante diez minutos, le cago el dominio.

—¿Por qué tenés esa mirada de odio, pá? —me dice.

Nina tiene diez años, y todavía no sabe que su apellido es poco habitual. Quizás hubiera sido mejor llamarla Fernández, Pérez, Rossi o Smith, para que no tenga que pasar por esto en el futuro.

Yo me empecé a preocupar a los once o doce años. En la guía telefónica de Mercedes solamente había dos Casciari: mi papá y mi abuelo, que para peor vivía a la vuelta.

Y yo envidiaba a los chicos de apellidos comunes, que encontraban parientes en los créditos finales de las películas.

Cuando viajaba a Buenos Aires me encantaba buscar mi apellido en las guías de la Capital, porque tenían tres tomos y millones de abonados. Pero ahí tampoco había ningún Casciari.

En la infancia sentía lo mismo que un astronauta que mira el paisaje terrestre desde su escotilla: una vanidad solitaria y triste.

Entonces un día llegó internet y se destapó el frasco de todos los Casciari del mundo. Estaban mayormente en Italia y en Estados Unidos. Los había de diversas edades, profesiones, color de pelo y condición.

Me gustó la forma de dibujar de James, que hacía viñetas políticas en un diario de Washington; me pareció ejemplar la fuerza de Carla, que se presentaba a las elecciones municipales de Perugia; y me sentí orgulloso de Raymond, que estudiaba la cura del cáncer en Nueva York.

Pero más que nadie me llamó la atención Mauro, un tano de mi edad. Quizás porque era el único que —en aquel internet prehistórico— subía audios y videos de sus programas de radio.

Me sorprendió su voz, que se parecía a la mía de entonces, y sobre todo su nariz, idéntica a la de mi padre. Una vez, espiando un video de Mauro, él miró a la cámara. Yo puse pausa y me hipnotizó la familiaridad de su gesto congelado.

Habríamos sido muy amigos, estoy seguro, si él no hubiera empezado la batalla territorial. En algún momento de 1999 Mauro sacó una cuenta de Hotmail sin la letra M antes del apellido. Así empezó esta guerra absurda.

El tano dio de alta el correo genérico casciari@hotmail.com. Es decir, inauguró su vida virtual a los empujones, como si James, Carla, Joseph, yo, mi padre, mis hijos futuros y todos los demás Casciari no existiéramos.

Mascando bronca, tuve que poner la H en mi primer correo oficial: hcasciari@hotmail.com. Nunca me gustó mi primera dirección de mail; la usé con vergüenza hasta 2004, como si fuera un jjperez241@ o un hgonzalez_79@. Mientras tanto el tano se pavoneaba por ahí con su casciari@ a secas.

El 31 de diciembre de 2000, mientras veía los fuegos artificiales del cambio de siglo, me juré estar más atento; y me vine a vivir a Europa para vigilar a mi enemigo de cerca.

Cuando escuché por primera vez que Google había liberado su correo electrónico yo estaba en la clínica, porque mi mujer hacía trabajo de parto. Escuché la noticia por radio, en la sala de esperas. Era el 15 de abril de 2004. Ese día, casi al mismo tiempo, nacían mi hija Nina y el servicio de Gmail.

Mientras mi esposa pedía por mí, dilatada y a los gritos, yo estaba en la biblioteca de enfrente dándome de alta en el flamante correo de Google, con miedo a que Mauro me ganara de mano.

Pero no. Esta vez yo fui más rápido que él y conseguí vengarme: la cuenta casciari@gmail.com fue mía; y será mía por siempre.

Cuando volví a la clínica y vi a Nina aparecer en este mundo, Cristina creyó que mis lágrimas de felicidad eran por causa de la paternidad flamante. Lo primero que le dije a mi hija, cuando la tuve en brazos, fue una disculpa susurrada al oído:

—Cuando tengas Gmail, corazón, vas a tener que usar la N antes del apellido, porque el genérico es de papá.

Disfruté mucho las noticias tecnológicas de aquel año, porque en todas partes se decía que los usuarios de Hotmail se estaban pasando en masa a Gmail. Y yo esperaba que Mauro, de un momento a otro, corrigiera en su blog la dirección de contacto.

Quería verlo morder el polvo. Quería saber si su nueva cuenta de Gmail sería m_casciari@, o mauro_casciari@ o incluso un humillante casciari_2@gmail.com. Pero a finales de 2005 pasó algo tremendo. Mauro cambió su correo electrónico por otro, pero no fue por uno de Gmail.

Publicó una dirección de contacto llamada mauro@casciari.com.

A secas.

El tano me había ganado de mano la URL. La había comprado el veintisiete de octubre de 2005, en secreto, y sería suya mientras pagara su renovación trienal. ¡Yo nunca había pensado en eso! Casciari.com, la dirección web más preciada y genérica, siempre sería una página ajena.

Lloré en silencio, abrazado a mi hija de un año y medio, y ella se puso a llorar conmigo.

—¿Tendrá hambre? —preguntó la madre al oírla berrear.

—No, Cris... Llora porque nos robaron el apellido.

De 2006 a la fecha empezamos, Mauro y yo, una guerra silenciosa. Yo compraba todos los suplementos tecnológicos de los diarios, solamente para cotejar las tendencias. Imagino que él hacía lo mismo, desde su escondite mugriento de Perugia.

Llegamos a no dormir por las noches, porque en los primeros años de este siglo cualquier nerd podía crear una red social en fase beta. Él me ganó de mano en MySpace, y yo lo primerié en Orkut; pero las dos redes sociales hicieron agua pronto.

Al mismo tiempo, nuestras carreras laborales crecían. Él pasó de ser locutor de radio regional a conductor de la televisión nacional. Yo pasé de bloguero a escritor de libros. Él se hizo conocido como movilero del CQC Italia, yo eché buena con una obra de teatro muy taquillera.

No triunfábamos en nuestros oficios por gusto, ni por talento, ni por vehemencia, sino para posicionar mejor nuestro apellido en los buscadores. Yo aparecí primero que él en la Wikipedia, pero él salía mucho mejor favorecido en las fotos de Google Images.

Nos dábamos de alta en todas las boludeces que aparecían, siempre con nuestro apellido genérico como punta de lanza. Como los perros que mean los jardines ajenos de la cuadra.

Él me cagó LinkedIn, porque justo esa noche yo estaba jugando al póker con unos amigos. Desde ese día dejé de jugar al póker y de salir de casa en general. Dejé de distraerme con amistades; me mantuve encerrado y atento.

Para nosotros, abrir cuentas casciari a secas era como comprar acciones: si alguna de todas esas redes sociales se hacía popular, el madrugador ganaba un nuevo combate.

Gracias a mi perseverancia, lo pude vencer en las dos batallas más importantes de la década: me le adelanté en Facebook (mayo 2006), y disparé primero en Twitter (octubre 2008). Todavía le debe estar doliendo... ¡Ah, mascalzone!

También es verdad que él plantó su bandera en el canal Youtube, y me dolió un montón. Pero yo le rapiñé Instagram. Solamente subí tres fotos mientras cagaba, para que Mauro sepa lo poco que me importa sembrar los territorios que le ocupo.

Y así seguimos hasta hoy: vigilando al enemigo común, cerrando filas, hojeando las novedades tecnológicas, durmiendo poco y con un ojo abierto.

Hoy es veintisiete de octubre, el día de su pago trienal de la punto com, y puede quedarse dormido. Tengo toda la noche por delante. Esta es la primera vez que no estoy solo en el insomnio. Mientras hago guardia, mi hija me ceba unos mates y me da charla para que no me quede dormido.

Los años anteriores ella era chiquita, pero ahora ya entiende cuál es mi misión y me hace el aguante. También me consuela:

—No te preocupes si esta noche Mauro paga, papá. En 2017 lo intentamos de nuevo.

—Bueno.

—Y si no podés hacer guardia porque estás viejo o lo que sea, yo siempre voy a estar atenta —me dice.

—Gracias, mi amor —le contesto, y la miro con ternura.

Pero al mirarla me viene a la cabeza el primer apellido de Nina; se llama Casciari.

Y nació nativa digital, y es hija única, y posesiva, y ya tiene destreza para navegar las redes.

Entonces de golpe, por primera vez, en lugar de los ojos dulces de una hija descubro, acechante, la mirada torva de un enemigo nuevo.

Hernán Casciari
lunes 27 de octubre, 2014


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro Messi es un perro y otros cuentos, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


23/12/2016 a las 10:06
Muchas gracias, muy interesante
 Federico Milletari
26/09/2016 a las 06:56
La había oído en Perros hace unas semanas, y me gustó tanto que la tuve que leer. Genio! Abrazo!
 Enzo Joel Montiel
20/06/2016 a las 19:32
Excelente relato. Saludos desde Rosario.
08/04/2016 a las 07:47
Muy bueno el artículo, un excelente rato de desconexión.
 Rene Guzman
13/02/2016 a las 04:40
Leo y leo mientras llueve. Fantástico
 Ivo Hernandez
24/01/2016 a las 21:07
Con mi viejo tenemos la exclusividad d nuestros nombres en hotmail, gmail y el viejo yahoo. Si hay otros Horacio Achaval x ahí, se joden jeje
19/06/2015 a las 03:45
Muy bueno !
08/05/2015 a las 20:36
Muy buen post. Cuando tienes varios, acordarte de todos es muy lioso.
06/05/2015 a las 11:05
Muy bueno. Muy bien escrito y muy interesante.
25/04/2015 a las 08:08
Lamentablemente, el tema de los dominios, uno, si bien se le puede vencer, olvidar, hay un E-Mail que envían días antes de dicho vencimiento. Por otro lado no es la primera vez que ese E-Mail no llega o llega tarde... lo mejor es tener pago por adelantado, imaginese el stress de renovar cocacola.com, y sí, digital y posesiva en cuanquier momento dará el zarpazo devorandose a todos los Casciari que hallan dando vueltas.
21/04/2015 a las 16:02
Me ha gustado mucho el artículo. Muy interesante.
 jaume muñoz
12/03/2015 a las 13:07
hola me llamo jaume y me a gustado mucho tu historia y articulo
09/03/2015 a las 13:59
Muy divertido e interesante el artículo.
 Guso
27/02/2015 a las 04:42
che, ya registraste iraicsac.com?
 Santiago Peterson Pérez
06/02/2015 a las 04:25
Soy extremadamente nuevo en esto. Es lo segundo que leo y solo quiero felicitarte. Manejo mejor el Facebook. Deje allí un recado, espero lo recibas.
Creo que te entiendo con respecto a cuestiones de apellido. Mi trauma es irremediable, ambos significan etimológicamente lo mismo. Hijo del maldito Pedro, al igual que tantos otros millones. Batalla conpletamente perdida.
 Gonzalo del Rio
15/01/2015 a las 19:14
Hace 3 días que no paro de reír. Extraordinario.
 PabloColo
06/12/2014 a las 02:58
Entré inmediatamente a la página del señor Mauro, bien cagado el dominio!
 Joseh Romero Salazar
05/11/2014 a las 15:21
Excelente historia
Muy pero muy buena
Ojala no haya realizado en pago y puedas haber obtenido la URL
Saludos (=
 PabloH
02/11/2014 a las 19:35
Jajaja EXCELENTE Hernan! Gracias!
01/11/2014 a las 13:58
Brillante! Con mi apellido (Menéndez) fue imposible registrar nada. Con mi nic (ajenoaltiempo) siempre tuve que agregar un 2 al final o un guión bajo en el medio.
Finalmente, como consuelo, pude registrar el .com con mi nic y pude dormir tranquilo.
31/10/2014 a las 05:24
A mi me pasa algo parecido con un Pablo Abian español que debe ser pariente lejano mio que es recontra campeon de badminton. Le gane en gmail y en Facebook, pero me madrugo en Twitter.
De todas maneras es una batalla perdida... si pones Pablo Abian en Google, te aparecen 200.000 links referidos al famoso jugador de badminton y yo no aparezco ni por error (ver post que escribi al respecto hace un tiempo atras: http://pabloabian.blogspot.com/2014/02/casualidades.html)
 Marcos Santander
31/10/2014 a las 02:34
Conozco tu dolor, Hernan. Algun día sueño tener mi dominio .com

Va a ser dificil, va a tener que colapsar gran parte de la economía española, pero no estamos tan lejos.

Nemesis vela.
30/10/2014 a las 09:25
¿Hoy toca cuento? Quiero ser __I !!!
30/10/2014 a las 20:02
No... ¿Dos cuentos en la misma semana? Jamás.
31/10/2014 a las 13:32
Jamás. Eso sería exceso de productividad y acabaríamos siendo una vulgar cadena de producción china. Ahora, ¡qué larga se me hizo la semana! porque ya estaba ansiosa. Malditos roedores. Yo sí que estoy en una cadena de producción china.
30/10/2014 a las 07:08
Yehaaa! Como siempre excelente, mi admiración y respeto carnal!!!
 Daniela Aloy
30/10/2014 a las 04:41
Me pareció genial la publicación. Te imaginaba en largas noches de insomnio "googleando" dominios, redes sociales, cuentas de mail, etc.

Y, por supuesto, no me quedo atrás al terminar de leer la nota y rememorar el momento en que me creé mi cuenta Gmail con un orgulloso danielaaloy@. Luego de haber tenido esa misma en Hotmail y Yahoo, pero esta vez creándola por razones de seguridad, aplicaciones y otras yerbas que el Gran Google permite.

No obstante, me quedé pensando... " ¡qué tonta, nunca hice la genérica aloy@!". Rápidamente, cerré el blog, abrí gmail y me llevé la gran decepción del usuario: necesito mínimo 6 caracteres para crear un usuario. Maldito apellido de 4 letras. Eso es peor a que te hayan madrugado el usuario.
 Irene Díaz Díaz
30/10/2014 a las 02:47
Te amo Casciari.
 Lara
05/11/2014 a las 14:02
Salga que ya somos muchos
 Irene Díaz Díaz
07/11/2014 a las 16:38
No se puede. Es natural e inevitable!
 Luis Fariña
29/10/2014 a las 23:41
Algo así me pasa a mí pero la lucha es distinta. No sé si la bronca es con los yanquis en general, con hotmail o con todos y cada uno de ellos.
Mi apellido es Fariña y parece que ellos (mis villanos) consideran que autorizar a utilizar la Ñ en los mails es perder una batalla con los latinos, con los europeos o vaya a saber con quién. Vos, Hernán, al menos tenés la esperanza de que tu archienemigo un día se olvide y puedas ser un casciari.com, yo en cambio nunca seré fariña con Ñ en las tierras de estos señores. O no por ahora.
Y yo no quiero ser ni Farinia ni Farina; ni siquiera esa Y griega extraña y bastante de mierda con disfraz de premio consuelo que a veces mandan en las boletas de la luz para conformarme me dejan usar estas empresas.
No me gusta resignarme pero bueno hoy es así... al menos me llena de satisfacción que un tipo que me gusta como escribe me haya, sin siquiera dudarlo, permitido escribir mi apellido con todas las letras.
 Guso
27/02/2015 a las 04:37
conozco un hugo otaño que por falta de ñ termino siendo hotano@.....
 Changuito!
29/10/2014 a las 21:09
Ese maldito!!!! grrrr
 Hildegard Willer
29/10/2014 a las 20:23
Hola, quiero participar en su taller en Lima, pero imposible realizar el pago por la tienda, de hecho lo intenté, pero parece que se esfumó, no se realizó, de todo modo no indica nada en compras hechas. No hay otra manera de inscribirse y pagar ? Además quisiera saber qué fechas son los talleres de Lima ? Yo recién podría participar a partir del 12, saludos
30/10/2014 a las 20:06
Te envío correo privado.
 PERLA
29/10/2014 a las 07:48
Pero el sitio del Mauro ese no lleva a ninguna parte.... ¿que hace??? Entré hace un rato y nada!
29/10/2014 a las 12:06
(es probable que lo haya inventado un tipo que se llama Mauro Casciari por error y no entró nunca o no supo que hacer, y Hernan, que en realidad se llama Jorge o Cayota o algo así, le clavó el ojo, se armó de paciencia y esperó hasta ahora para hacer un relato...en una de esas es una de sus divididas personalidades...allá en Rosario, se cuenta que le pagó a un actor desconocido para que haga el papel de Chiri, otro personaje imaginario, y lo llevó de gira por Montevideo, La Plata y Lima. Ahí lo dejó librado a su suerte y sin un centavo. Ojo Perla, la mayoría de los que comentan son pendejós indostaníes atados a unas netbooks que afanó en tecnópolis y los tiene hackeando cuentas y autoadulándose. Dicen las malas lenguas que Casciari era el dueño de Megaupload y que le paga a un obeso escritor de Mercedes llamado Jorge Salcedo, confinado a una salita de reducidas dimensiones.No averigüés demasiado porque mucha gente desapareció al empezar a hacer preguntas. Este comentario se autodestruirá en 5, 4 , 3, 2,......)
29/10/2014 a las 12:58
no lo veo taaaaan enfermo al gordo este, pero quien sabe si no es un milli vanilli
29/10/2014 a las 19:12
vos porque no lo viste cantando en italiano de la mano con el chiri...
 PERLA
03/11/2014 a las 14:15
Gracias por la aclaración Sr. Toti. Desde "La edad de los países" elegí pensar que el Sr. Casciari, amo y señor de las anécdotas mejoradas, era tan real como usted y yo para no perder la fe en la gente... Y el Sr. Chiri es tan sabio, tan lindo y fiel... Yo sabia que en algun lugar del mundo habia alguien como él.. Asi que, como ve, soy una zombie indostaní mas!
04/11/2014 a las 12:34
Señora Perla...no soy real...
soy producto de su imaginación, ud me crea a partir de un recuerdo o una necesidad, pero si prefiere que sea real, no hay problemas. Para la mayoría de los seres imaginarios es un halago.
Por lo general lo imaginarios no congeniamos con los zombies, pero que sea ud una indostaní, la eleva a la categoría DG6 con efectos antisepticos.

Un abrazo Perla!!!
Los dos son tan reales como la inflación de mi país!!!
Y dos capos totales!
29/10/2014 a las 03:12
Dominio....nunca un nombre estuvo tan bien puesto como este, en este momento....
29/10/2014 a las 02:08
banco a mauro. sin dudas, se merece el dominio más que vos... no seas mal perdedor, jorgito!
 LoreSMS
28/10/2014 a las 20:50
Yo tengo muchos TOC, pero este no lo tenía!
Terminé de leer el relato, me propuse intentar crear cuentas de Gmail con mi apellido (nada más ni nada menos que "Peinado"), mi nombre, mi segundo nombre, mis iniciales y ya existe TODO.
Tengo Gmail desde 2006, por lo que podría haber ventajeado a alguien tranquilamente... pero no. La señorita se puso "loresms".
Desde la Era de Hotmail, también tuve intercambio de mails con otras "Lorena Peinado" en España que le llegaban correos para mí, y a mí para ella... lo tuve que haber previsto!
 Lalo
28/10/2014 a las 20:15
Hernan suele pasar eso, sabes como putie para encontrar un mail disponible con mi nombre. respecto a la pequeña nina, me parece que ya gano, un padre siempre le deja ganar a sus hijos......................................................
28/10/2014 a las 18:48
Ciao @MauroCasciari, clicca qui e leggere una storia di tuo parente @casciari (pulito): editorialorsai.com/it/domini.pdf
 Aarón Blanco
29/10/2014 a las 21:16
¡Grande!
 Fernando Vaca
28/10/2014 a las 18:04
Jajaja me hiciste cagar de Risa Hernan.
Seguí así, abrazo desde Cba Capiiiiiiiiiiitaaalllll.
28/10/2014 a las 16:30
muy bueno!
 juan pablo Garcia
28/10/2014 a las 14:31
Puff, esto si que me toco de cerca.
Yo soy garcía, y claro esa era una batalla perdida entonces empece mi lucha con un nickname, palabras tontas que salían de mi cabeza..
- El primero fue gollete con el que conquiste rápido hotmail cuenta que al poco tiempo aparecio bloqueada y termine lastimado con un gollete1. el señor hotmail nunca entendio lo importante que era para mi recuperar esa cuenta.

- Como si lo primero hubiera sido una señal del destino cambie a sarabadu, con la grata sorpresa de que no significaba nada y nadie lo tenia en ningún lado.

era fácil crear cuentas en todos lados, si me decía esa cuenta ya existe era porque ya la había creado yo, y así como con un boleto a la fortuna eterna me aferre a este apodo....

Pero no todo fueron flores, de repente se me ocurrió la tonta idea de crear una cuenta en instagram y recibo el famoso mensaje de "ese nombre ya existe", lo primero que hice fue ir a mis bandejas de correo a chequear cuando la había creado y como me había olvidado...

No señores esa cuenta era de otra persona se ve que a Sara Baduria se le ocurrió pelear conmigo el resto de su vida para ver quien ganara el dominio mas preciado.

Saludos Sara te quiero mucho eh(!)
28/10/2014 a las 14:20
Jaja! Sin duda, en algún momento, va dejar de darte la pastilla y dirás alpiste
28/10/2014 a las 13:54
¡Bienvenido a mi mundo! Fíjate sino, mi nombre es Sebastián y mi apellido es Seba. Internet puede llegar a ser un lugar muy competitivo :)
29/10/2014 a las 02:11
posta tu apellido es seba y te pusieron sebastián?
29/10/2014 a las 12:11
Un amigo se llama de apellido Pan, y los padres, dos hijos de mil putas , le pusieron Felipe...Vivió los peores años de su vida hasta que terminó la secundaria. Mi vecina de la infancia de llamaba Ana María Cabeza, y el marido Ramón Concha...¿te imaginás cuando decía su nombre completo incluido el apellido de casada? Le pasó en un banco, el cajero se ensañó gritando su apellido completo provocando primero el espanto de la gente y despues una risa generalizada que hasta ahora los del banco provincia recuerdan.
 patalo
28/10/2014 a las 13:20
Hola Siempre leo tus notas y puedo decir con onda que estas objetivamente de remate, pero seguí así q está bueno, aguanten los enemigos
28/10/2014 a las 12:54
JAJAJA buena flasheada!!! Juro que mientras lo leía se me venía una musiquita a la cabeza y tarde un rato en darme cuenta que era de la BSO de Cabo de Miedo. Me parece que deberías hacer un corto de 1 minuto imitando la siguiente escena de la pelicula..... a mas de uno le gustaría ver eso (pero por favor que no sea en cuero)

https://www.youtube.com/watch?v=xu7oHyl9DoE
  Ane
28/10/2014 a las 12:57
ja ja me lo imagino!
  Ane
28/10/2014 a las 12:34
Ja ja lo que me hiciste reír con esta crónica! La releí en voz alta a mi marido y me seguía riendo, entrecortando la lectura. Me imaginaba a mí misma en una situación similar por nombre único (Aneris) y algunos pensamientos similares he tenido en algún momento de mi vida. Éxitos con la recuperación del dominio!
 imor
28/10/2014 a las 12:23
Argggghhh!! Años de sufrimiento en las redes mi apellido Barcelona. Hay un Ricardo Barcelona de Brasil que cada un par de años me escribe pa putearme porque le garroneé en gmail la r del principio... Cuando me interesé por la genealogía me volví loca porque no hay buscador que filtre bien y siempre siempre se mete el club, el ayuntamiento, la ciudad o yo qué sé. Pero para esconderme es lo mejor: pongo mi nombre verdadero en cualquier pelotudez y todo el mundo asume que es un nick y vivo en Barcelona :D
28/10/2014 a las 13:30
¿Y vives en Barcelona? Sería genial llamarse Barcelona y vivir en Barcelona. Barcelona de Barcelona.
 imor
28/10/2014 a las 15:42
No, pero cuando voy a Barcelona siempre me gano algo al mostrar mi documento: mínimo un comentario buena onda, y máximo: no pagué mi desayuno en un bar (?!)
28/10/2014 a las 12:16
Yo también tengo historias similares con mi apellido ya que no es muy común en España y mejor no mencionar todas las variaciones que han hecho con él.
Me ha gustado mucho esa lucha por el apellido.
 Burt Munro
28/10/2014 a las 12:15
y gordo.com?
28/10/2014 a las 12:14
¡Que placer leerte! Y reir tan temprano.-
28/10/2014 a las 09:58
Muy bueno. Tantas veces miré las guías de los países que visitaba para encontrar a algún Guerberof. Mmmm, veo que el dominio guerberof.com está libre.
Gordo, mirá Claudia tiene maquinaria de lavandarería industrial. Qué limpio. http://www.casciari.eu/ Es pariente tuyo seguro porque está en Perugia. El fama de la familia.
 vacki
28/10/2014 a las 09:51
jajajaj!!!!!!! muy bueno!!!!
28/10/2014 a las 09:25
Aunque la fecha es una licencia literaria, hay un error sobre el que gira toda la trama. Tras la fecha de caducidad de un dominio éste no queda liberado automáticamente. Da igual que no lo renueven, la empresa registradora lo mantiene un periodo de tiempo.
 Irene ARG
28/10/2014 a las 07:47
Me gustó mucho la figura de la vanidad del astronauta.
  andres cagliero
28/10/2014 a las 04:46
Que genial relato! Justo hoy hablamos con mi hijo de 8 años sobre los apellidos " comunes"
El Fede
28/10/2014 a las 04:46
Jjajajaja. Que hdp, y que reflejado me veo. Mi apellido es Gazze, y somos creo, menos de 100 en el mundo. Y el dominio quien lo tiene? unos musicos de jazz de EEUU. No se puede competir contra eso. Encima su Motto "les traemos la alegria".
No se puede contra eso. Me rei monton.
Gracias Hernan.
  ElTeta
28/10/2014 a las 04:03
y para qué mierda querés un dominio propio si ya ni escribís?

Eh, pintó bardo!
28/10/2014 a las 16:31
Chupame este link: http://editorialorsai.com/blog/archivos/?anio=2014
  ElTeta
29/10/2014 a las 00:32
y para qué escribís tanto si no tenés ni dominio propio?
 Bohemio
28/10/2014 a las 03:52
Excelente el cuento Hernán, pero no me lo puedo callar; es más fuerte que yo: me fui de foco cada vez que leí la palabra trianual en lugar de trienal, que es la que debió ser. Abrazo!
28/10/2014 a las 16:31
Gracias por la corrección, Bohemio. Muy buena. Lo constaté por ahí y es verdad. Trianual es lo que sucede tres veces al año, trienal, lo que ocurre cada tres años. Gracias!
 Francisco Javier Nabais
28/10/2014 a las 03:10
A mi me pasó algo muy parecido desde pequeño con mi apellido. En la guía de Capital Federal estaban mi viejo, mi tío, mi abuelo y una tal Isabel que nunca nadie supo explicarme quien corno era. También envidiaba a mis compañeritos que tenían apellidos fáciles de pronunciar, de escribir y por sobre todo; comunes. Es esa edad en donde no querés ser especial o distinto. Querés ser igual que el resto. Fácil. Luché toda mi escolaridad contra los docentes que escribían o decían a viva voz: Navaez, Narvaez, Narvaiz, y demás derivaciones. Nunca un Nabais.
Pero con el correo electrónico me vi envuelto en una pelea conmigo mismo. Mis yahoo y hotmail habían sido todos iguales: panchonabais@. Cuando abrí mi gmail, en los albores igual que vos, sin dudarlo lo hice con el mismo dominio. Pero meses después me di cuenta que podría haber sido un poco más original. Me quise filetear los huevos cuando me di cuenta que todos los que quería ya me los habían cagado. Sobre todo cuando quise poner mi nombre de pila: Francisco. Porque llegó el momento de mi vida en que ya no quería que me dijeran más Pancho. Mi nombre era lindo: Francisco. Pero no hubo caso.
No contento con mi derrota, probé con unos 10 o 20 dominios relacionados con mi nombre, mi sobrenombre, mi apellido y mi profesión. Creo que tengo unos 15 dominios de gmail que nunca usé. Pero los tengo todos. Como un trofeo estúpido que nunca haré valer.
Pero la revancha llegó sin buscarla. En mi trabajo, sin pedirlo, de una día para otro me di cuenta que los correos llegaban tanto francisco_nabais@artear.com como a la otra tan deseada nabais@artear.com. Fui feliz. En la empresa hay más de 500 empleados. Pero por suerte ningún Nabais. Todos los Perez, García, Romano tienen que lidiar con el guión bajo en su correo. Yo no.
Ahora fanfarroneo con mi nabais@ Pero sigue el carma de tener que decir: ene, a, be larga, a, i latina, ese.
28/10/2014 a las 03:30
Escribís bárbaro, Narváez!
 Francisco Javier Nabais
28/10/2014 a las 18:56
Ja! Qué honor, hcasciari!
04/11/2014 a las 12:37
guacho...mirale la cara al gordo guacho mientras te dice Narvaez...
 El Gusta
28/10/2014 a las 02:15
Gordo, no entiendo mucho de dominios pero ¿y casciari.net?
28/10/2014 a las 02:53
Es preferible el último grito en dominios latinos: .soy

http://tn.com.ar/tecno/f5/google-lanzo-los-dominios-soy-destinados-a-los-hispanoparlantes_537882

Permite una dirección tan fantástica como hernan@casciari.soy

Apurate que te primerea Nina
28/10/2014 a las 03:21
Las cosas punto net es porque no llegaste a tiempo al punto com. Punto net es resignarse, yo sigo en mi lucha por la justicia.
 Diego Muñoz Ramirez
28/10/2014 a las 01:14
Yo lo que me alegro es del mail diegazo@menta.net. Pero me lo tiraron abajo cuando Menta dejó de ser Menta para ser Auna por ahí el año 2000. Me dió mucha bronca, y en Hotmail ya estaba agarrado. Le he puesto diegazononon (que por cierto también lo tengo en gmail), que acá en Barcelona no lo entienden muy bien, pero en Córdoba-arg creo que sí: es que siempre me acordaba que cuando era chico decían -hace un friazonooooonon, un vientazonooooon y demás con el acento cordooooobés que me sienta bien. Algo es algo!
28/10/2014 a las 01:06
El SOLBAID.COM está libre!!
 Julian GR
28/10/2014 a las 00:54
no quiero pincharte el globo, pero me parece
 Julian GR
28/10/2014 a las 00:55
tenes que esperar hasta diciembre
http://www.checkdomain.com/cgi-bin/checkdomain.pl?domain=casciari.com

Expires on: 2014-12-14
28/10/2014 a las 00:50
Corresponde destacar que por primera vez desde que leo tus textos, nadie encontró -todavía- nada para corregir en cuanto a ortografía. O andamos muy distraídos, o tuvo una importante revisada previa.
28/10/2014 a las 01:00
No, lo normal. Seguramente ya aparecerá algo.
28/10/2014 a las 00:47
Me cae bien este muchacho "Mauro".
 Julian GR
28/10/2014 a las 00:45
jaja buenisimo!
Aca en argentina nic.ar tiene algo que se llama "Disputa" en la cual podes luchar para que el dominio te lo otorguen a vos , si es que tenes buenas razones.
Suerte con eso!
28/10/2014 a las 00:30
Gordo!, Se que no respondés cursilerías.. pero qué importante es crear algo que a uno le genere una sonrisa. Te quería contar además que siempre trato de pasarle un libro a mi vieja para que se lea algo, pero no hay caso. Con "Más respeto que soy tu madre" se enganchó como loca!!, una alegría.

Abrazo!
28/10/2014 a las 00:33
¿Quién te dijo que no respondo cursilerías? No es el caso de tu comentario, pero cuando hay cursilerías las respondo siempre.
30/10/2014 a las 16:04
Gordo!, dame bola. Realmente te admiro.. quiero que leas algo que escribí. Cómo te lo puedo pasar? Te devuelvo el favor con algún regalo cuando estés por Buenos Aires.
30/10/2014 a las 16:05
(No es más que media hojita de Word)
27/10/2014 a las 23:28
Jjajjajaa!! :D que bueno, de solo imaginar a los dos personajes de esta guerra privada, cada uno enfrascado en ganar al otro... he disfrutado mucho del relato :)
 Jhordan PLG
27/10/2014 a las 22:58
Hace buen tiempo que ya no me pongo a pensar si lo que pasó en tus post fue real o no, sólo disfruto de la lectura y me pongo a disposición de la emoción que me quiera visitar. En esta ocasión me maté de la risa y en el último párrafo se me escapó una risita nerviosa seguida de un aplauso, fue un final perfecto.
  Maxi en Bermudas
27/10/2014 a las 22:31
Cómo me cagué de risa gordo! Mil gracias. Un fuerte abrazo.
 Diego Lestard
27/10/2014 a las 22:30
No te quejes gordo... el dominio de mi apellido lo tiene una banda de death metal lestard.com un orgullo :-s
27/10/2014 a las 22:16
Yo, como Barbi, me encariñe tanto con el Abby que cuando me abri el Gmail, hace muchisimos años cuando recién salía, ni me fijé a ver si estaba disponible mi nombre y apellido real. Obviamente ni me gasto es buscar nada que contenga solo mi apellido. Desde hace poco soy orgullosa propietaria de abbyferrari.com y proximamente tendre un yo@abbyferrari.com o me@abbyferrari.com o similar, ah me olvidaba:

Me hiciste cagar de la risa con lo de Instagram!!
 DIEGO
27/10/2014 a las 21:46
Reviviste en mi las tardes de lectura de Rayuela.
27/10/2014 a las 21:40
Unos lectores ítalo-argentinos ya tienen el texto y lo están traduciendo al italiano (cada cual agarró una parte) para que Mauro lo pueda leer pronto en su idioma. ¡Gracias!
 #920
28/10/2014 a las 18:01
ahoraaaaaa, el tal Mauro, sabe de tu existencia y guerra silenciosa?!
trata de crear una cuenta civilizada en hotmail o gmail con gabriela gutierrez...opciones gabita_21515 / gabriela_gutierrez13566545 / gabugui154334, horror!
 PPLANDA
27/10/2014 a las 21:35
TREMENDO COMO SIEMPRE!....
A propósito. Tengo un sicario chino que es un fenómeno y tiene disponibilidad para viajar.....no se, pensalo...
27/10/2014 a las 21:30
Mi primer mail fue barbicouto@hotmail.com porque barbaracouto no estaba disponible. Fueron largos los años hasta que llegó gmail. Messenger mediante, harta de que me escribieran "Hola Barbie!" justo abajo de mi nick que era "Barbi Couto" lo cambié para siempre. Mi nick de Messenger hasta su desaparición fue "Barbi, ni Barbie, ni Barby, (i latina y sin e)". Sí, así de largo era mi nick. Causó mucha gracia y logró que unos pocos supieran escribir mi nombre sin la e de muñeca final.
En esos largos años me encariñé con mi nombre abreviado, la gente empezó a decirme Barbi, cuando llegó gmail y probé la cuenta barbaracouto@gmail.com estaba disponible, pero elegí barbicouto@gmail.com.
:)
28/10/2014 a las 01:49
Ok, pues ahora sólo resta que nos diga usted su grupo sanguíneo y si alguna vez tuvo paperas.

Je, gran animadora de los comentarios Barbi, ni Barbie, ni Barby!
Saludos!
 dani22v
27/10/2014 a las 21:26
deja de mirarla a Nina de costado...persecuta!!!
 Superpogo Mental
27/10/2014 a las 21:21
Yo te escuché primero... Y después te empecé a leer. Digamos, te leo escuchándote (o algo asi). Imagínate vos escuchar a Julio Verne contar algo que le pasó y después cruzarte con un libro del chabon.

Como me gustaría no haberte escuchado nunca y solo haberte leído.

Por otro lado: Después de escucharte en vivo...

(Si alguna vez me toca estar en un programa de preguntas y respuestas x un cero ca eme y la pregunta es: Nombre a tres escritores Argentinos, el primero que me sale es Borges... Que ni se si es uruguayo y el segundo es Casciari... Con esa "sc"' molesta de pronunciar. Y no se un tercero)

... Me parece que sos el mejor escritor del mundo.. porque cuando te vi leer tus propios cuentos te vi emocionado como cuando los leo yo. Que no soy de leer.

Gran cuento este... Gracias!

Te enteraste de la nueva red social que es furor en Etiopía (que se toca con Africa) ? ... Ojo ahí.
27/10/2014 a las 21:17
1. SUPONGO QUE ALGUIEN LE ENVIÓ ESTE ESCRITO a mauro@casciari.com

y 2: Gordo: casciari.com.ar es un topolino al lado del .com, pero te lo va a soplar nina o algún ave rapaz...
 Javier Wooley
27/10/2014 a las 21:15
Excelente hernan. Como siempre.
27/10/2014 a las 21:11
El relato es fantástico Hernán y solo quiero apuntar que con las nuevas extensiones de dominio puedes crear alguno que te dan más juego literario, ej: casciari.army, casciari.church, casciari.guru :-) Un abrazo.
27/10/2014 a las 21:18
el .guru no está nada mal! jajajaja
27/10/2014 a las 21:10
Levante la mano el que no fue a ver que había en casciari.com
 Lara
27/10/2014 a las 22:12
o/
 Jhordan PLG
27/10/2014 a las 23:00
Carajo, todos los días se aprende algo, no tenia ni idea de la levantada de mano jaja, que buena.
27/10/2014 a las 21:04
brillante!!! =)))))))))
27/10/2014 a las 20:56
Hoy 27 sigo viendo que la pagina es de tu viejo rival.... mal mal mal
 RAFAEL SERNA
27/10/2014 a las 20:55
Y el dominio casciari.com.ar? no está registrado?
 Pepe
27/10/2014 a las 21:25
y el casciari.es ?
27/10/2014 a las 21:58
Son premios consuelos, no me interesan... Con esa plata prefiero comprarme un sánguche.
27/10/2014 a las 23:36
Mauro ahorró en sánguches pero invirtió en casciari.it. Fijate que el mail de contacto termina así, a pesar de tener el .com... Burocracia italiana debe ser... O quiere refregártelo nomás.
27/10/2014 a las 23:38
Mauro ahorró en sánguches pero invirtió en casciari.it. Fijate que el mail de contacto termina así, a pesar de tener el .com... Burocracia italiana debe ser... O quiere refregártelo nomás.
31/10/2014 a las 15:46
o antiacidos...
 tin_nqn
27/10/2014 a las 20:55
 tin_nqn
27/10/2014 a las 21:05
2 cosas

primero que el primo me arregle el bug ese ^ que permite enviar un comentario en blanco haciendo un simple click con la dosis normal de estupidez.

segundo, compartirles este cuento del 2005, sobre la titánica carrera que mantenemos con mi homónimo más o menos famoso. http://textosypretextos.com.ar/Mi-carrera-secreta

saludos
gaitan@gmail.com a secas
27/10/2014 a las 21:53
Muy buen cuento. Supongo que todos tenemos esas carreras secretas. Yo tengo una bárbara couto acá nomás argentina, socióloga, becaria del conicet. No podía ser física para generar perfiles con diferencias notorias, no, tenía que ser socióloga... ahí a un paso de la comunicación social y las ciencias sociales, la de veces que me han felicitado por lo del conicet.
:S
28/10/2014 a las 13:48
Buscando mi nombre en google fue que encontré tu blog antes de conocer Orsai. El primer texto que leí fue el del vuelco de la camioneta. Mi homonimo y competidor es tu hermano Mariano. ¿él es abogado de Abuelas? En facebook hay más de 10...
27/10/2014 a las 20:52
Habrá que entrar mañana en casciari.com a ver cómo se resolvió...
 tin_nqn
27/10/2014 a las 20:54
hola gaitán. Acá el que tiene tu gmail a secas. Chiiiiiva :D
27/10/2014 a las 20:59
ustedes dos me han dado dolores de cabeza. porque vos sos mi distribuidor gaitan nqn pero hasta que te conocí la cara, cada vez que entraba a leer posts de casciari pensaba que eras el de anteojos...
:S
28/10/2014 a las 01:37
Tras los anteojos del primer GAITÁN se esconde un músico y actor de mucho talento, atenti! Que tal vez todo aquello que haga sea para refregarle al segundo Gaitán.
28/10/2014 a las 13:28
Cuando saqué mi cuenta de gmail no pensé en tener el genérico (no se me ocurrió, hay que decirlo).
Si lamento haber llegado a tuiter dos guiones bajos tarde. dos usuarios, con uno o ningún guion, llegaron antes y no lo utilizan.
@Gaitan__
27/10/2014 a las 20:45
Lamento informarte que no es tan fácil perder un dominio, si el día que caduca el dominio no lo renuevas, tu registrante lo mantiene desactivado, pero con la opción que lo renueves a precio normal por unos 15 días, si luego de esos 15 días no lo renuevas, puedes renovarlo, pero con una multa de 80 dolares, luego de otros 15 o 20 días la multa sube a 180 aprox (redemption fee le llaman), y después, sólo despues de ese periodo (que en total pueden ser 45 o 60 días después de la fecha de caducidad del dominio, este entra de nuevo al mercado y lo puede comprar cualquiera (si es que el registrante como Godaddy, no piensa que el dominio es uno premium, en cuyo caso ellos se lo quedan y lo ponen a la venta por un precio muchisimo más elevado). Así que creo que honestamente no podrás tener ese dominio a menos que Mauro se muera o se vuelva indigente y no pueda pagar los 15 dolares de la renovación del dominio, la otra posibilidad, es que él mismo te lo venda al precio que le de la gana, o contrates un servicio de compra de dominio (conozco el de godaddy) que son ellos los que negocian con el dueño del dominio.
27/10/2014 a las 20:52
Domain name: CASCIARI.COM
Created on: 2006-05-29
Updated on: 2014-01-08
Expires on: 2014-12-14

aún caduca en Diciembre :(
 RAFAEL SERNA
27/10/2014 a las 21:06
Si Mauro aparece muerto un día...
27/10/2014 a las 21:13
... que parezca un accidente
27/10/2014 a las 21:39
Rogelio, estoy más o menos al tanto de esos asuntos, pero la literatura a veces necesita ciertas licencias para que sea más divertida. De hecho, jamás intentaría quitarle el punto com a un casciari que, además, es pariente seguro. (Mi bisabuelo también nació en Perugia.)
 fede o
27/10/2014 a las 21:47
el viejo truco de la anécdota mejorada
27/10/2014 a las 22:02
:-D

Me ahorraste la nerdada...

Igual tenés otros para elegir: casciari.com.ar (más patriota), casciari.es (en la patria adoptiva), casciari.gd (gd = gordo), antes de que adelgaces, casciari.sexy ¿sos un gordo sexy?, casciari.xxx (antes de que se le ocurra a Nina), casciari.tv (Mauro está en la tele, pero vos tenés el dominio)...
04/11/2014 a las 19:45
Casciari GD...es como ofensivo...
27/10/2014 a las 23:31
Es que este cuento con la forma real en que se renuevan los dominios no sería lo mismo, por eso es que ese detalle en realidad no tiene importancia!!
28/10/2014 a las 01:07
Que mal me siento. Quedé como el desmejorador de la anécdota. Para remidirme le haré creer a mi madre que Mirta realmente tenía una pizzeria... o quizas deba seguir con mi vocación de delator de historias e iré a las misas de domingo a refutar la curacion de los ciegos y leprosos. Por cierto, una vez si perdi un dominio a solo una semana de caducado porque el registrante Godaddy lo puso a la venta a 2000 dólares, ahi sigue esperando que alguien se lo pague.
 P. Sebastian Bonanni
28/10/2014 a las 03:56
¡Refutador de leyendas!
27/10/2014 a las 20:41
Un maestro. Una bestia. Una historia perfectamente llevada que contesta sin ninguna duda la sempiterna pregunta de cuánto hay de ficción en tus escritos. Y en el remate, la frutilla más grande de la temporada brillando jugosa arriba de la torta. Queloparió.

¡Chapón, animal!

Salud
  mafaldita
27/10/2014 a las 20:38
aaahhh!!! que buen relato!!! ver los pliegues de tu persecuta me dibujo una sonrisa en la cara!!!!
  mafaldita
27/10/2014 a las 20:47
y confieso me fui a google a ver quien era este "otro" casciari....
 Lara
27/10/2014 a las 20:26
Cría cuervos y etc
 la franela no es gamuza
27/10/2014 a las 20:26
anda a cagar me voy a chupar f5 al pedo
27/10/2014 a las 20:26
Sigan poniendo Pri, yo pongo Casciari.
 Lau
27/10/2014 a las 20:17
queremos saber si Mauro se duerme hoy.
27/10/2014 a las 20:13
Top 10
27/10/2014 a las 20:13
Top 10
 yosola
27/10/2014 a las 20:12
Top 10
 Pablo Cambria
27/10/2014 a las 20:11
Sexto pri no esta nada mal!
 Batwke
27/10/2014 a las 20:10
Pri
 Batwke
27/10/2014 a las 20:11
pffsss..., me doy (?)
 Lau
27/10/2014 a las 20:10
pri
 Juan Ignacio Barrera
27/10/2014 a las 20:10
Pri
27/10/2014 a las 20:10
Este comentario está dedicado a Mauro Casciari
27/10/2014 a las 20:44
Un maestro de la gambeta. El esquive en su máxima expresión.

Y la constancia. Ah, la constancia de Edublake será leyenda.

Salud
 Denise
27/10/2014 a las 20:10
pro
 Pablo Cambria
27/10/2014 a las 20:13
Oh! Un seguidor Macrista... tendrá la remera del 'che' Macri?
27/10/2014 a las 20:34
No sé si decir "qué desperdicio" o "qué dedazo mal metido"

Lo bueno es que, por ahora y si el ranking no está muy desactualizado, ni Chori ni Pablo Cesar se me arrimaron. La chance de ganar el campeonato sigue intacta como la de River, ponele.
27/10/2014 a las 21:26
En un rato actualizo el listado de PRI.
27/10/2014 a las 21:56
Actualizado!
Sigue en punta el uruguayo, seguido de cerca por dos argentinos.

http://editorialorsai.com/pri/ranking.php
27/10/2014 a las 22:31
¡Juira, argentino, juira! Vaya pa' las casa ..
  Ane
28/10/2014 a las 12:54
Recién ahora me entero con tu comentario que hay campeonato de al respecto (no pongo la palabra que empieza con p para no descontar futuros puntos).Llego tarde siempre pero veré de estar más atenta. Y muy buena la idea!
 Lau
28/10/2014 a las 14:27
Qué tristeza, bajé cuatro puestos.
28/10/2014 a las 18:03
Nunca me pasaste al ranking federado el pri limpio que tengo en ranking amateur!!! (si, seguí las instrucciónes correspondientes)