Orsai blog post

Fútbol
domingo 6 de julio, 2014

Orsai post

Fútbol
domingo 6 de julio, 2014

Ser inmortal es vivir siete partidos

       

La última vez que vi a Argentina en una semifinal yo no era yo: era un chico de diecinueve años mal acostumbrado. Pero sobre todo era joven, era bastante flaco, era soltero y tenía una extraña sensación de inmortalidad.

Ser inmortal, en la juventud, era saber que ibas a jugar los siete partidos. Ser inmortal era entender que el peor destino podía ser jugar el sábado por el tercer puesto. Lo peor que te podía pasar en la vida era el bronce, pero nadie te echaba antes de tiempo. Nacías para jugar siete y jugabas siete.

De eso me di cuenta hace un rato: nunca había visto a la Argentina pasar a semifinales siendo un adulto. Nunca había visto a la selección de mi país pasar de cuartos sin mi padre. Nunca con mi hija.

Cuando terminó el partido contra Bélgica recordé cuánto hacía que no me sentía así de inmortal. Fue hace mucho, en dos partidos inolvidables: mis quince años 2, Inglaterra 1; y mis diecinueve años 3, Yugoslavia 2.

Eso es todo lo que sé. En mi adolescencia fui inmortal como muchos otros que ahora pasamos los cuarenta. Fuimos inmortales, o creímos serlo, porque nuestros futbolistas nos mal acostumbraron: antes de los diez años ya nos habían dado una Copa del Mundo, y antes de los veinte nos regalaron dos finales y otra Copa. A eso hay que sumarle que siempre te sentís un poco eterno en la adolescencia, con o sin fútbol.

Yo me hubiera cagado mucho de risa, a principios de los años noventa, si un profeta de barba larga y canosa me hubiera alertado:

—Disfruta lo que tienes ahora, joven gordito, sal a la plaza ahora y toca bocina y abrázate con desconocidos, porque en el futuro solo habrá lágrimas y frustraciones; habrá una tarde en que le cortarán las piernas a tu Dios resucitado y se activará la peor de tus crisis personales; luego habrá penales fallados y prórrogas agónicas con final adverso; también veo un viaje en tu futuro: vivirás para siempre en otra tierra y te sentirás lejos de los tuyos; habrá una noche solitaria en Oriente en la que llorarás sin nadie que te consuele y sin octavos; habrá partidos insulsos y torpes; habrá una hija, sí, pero también habrá germanos altos y rubios que te quitarán la miel de la boca por dos veces, y esa hija te verá derrotado, llorando una goleada ominosa escondido en un baño… Escucha lo que te digo, joven gordito: disfruta ahora y para siempre, porque todavía no has cumplido veinte años y aún te crees inmortal; salta y grita y canta bajo la lluvia de goles, porque en tu futuro habrá veinticuatro años de sequía y de silencio.

No habría escuchado a ese vidente. Y en caso de que hubiera aguantado su monólogo sin reírme, no le habría creído una sola palabra. Lo habría tomado por un borracho o un loco.

Aunque ahora que lo pienso, en mi adolescencia me encantaba creerles a los locos de las plazas y conversar con ellos. Cuando sos inmortal te excita la gente con barba larga y canosa. Entonces le hubiera preguntado, después de su prédica:

—¿Dijiste veinticuatro años, viejo?

—Exacto. Casi cinco lustros de dolor, un cuarto de siglo de silencio en la garganta. Año tras año muriendo de angustia sin llegar a la orilla… Eso es lo que veo en tu futuro, oh, joven gordito.

Y yo le hubiera preguntado:

—¿Pero llego vivo, viejo loco? ¿Estaré ahí veinticuatro años después, cuando otra vez juguemos los siete partidos?

Y él asentiría con un gesto ambiguo, como diciendo «sí, con un colesterol muy alto pero llegarás vivo».

—¿Y esa hija de la que hablás estará ahí, conmigo, o la madre me habrá ganado la tenencia y vivirá en otra casa, odiándome, y yo pagando la manutención?

—No. Tu hija estará a tu lado.

—¿Y ella verá ese gol que nos deja en semifinales?

—Lo verá. Será un gol tempranero del hijo de Jorge Higuaín, el que juega en River.

—¿El hijo del Pipa?

—No te vayas de tema, joven gordito; he venido aquí para advertirte de que no eres inmortal; disfruta los triunfos de la juventud porque más tarde habrá oscuridad y desconcierto y…

—¡No señor! —lo interrumpiría yo entonces—. Si mi hija estará ahí conmigo cuando pasemos otra vez a semis, ella sabrá desde chica qué significa todo esto, qué quiere decir ser hincha de Argentina. Sabrá que la vida es nacer para jugar siete, soñar toda la vida con jugar siete… ¡y jugar siete, carajo! No me estás diciendo que no soy inmortal, viejo borracho: me estás diciendo que espere un poco para volver a ser feliz.

Y al escuchar eso, el viejo se iría de la plaza con su barba canosa, arrastrando los pies, cabizbajo, con todos sus pájaros de mal agüero encerrados en la jaula del futuro.

Hernán Casciari
domingo 6 de julio, 2014


Ser inmortal es vivir siete partidos

por Hernán Casciari

La última vez que vi a Argentina en una semifinal yo no era yo: era un chico de diecinueve años mal acostumbrado. Pero sobre todo era joven, era bastante flaco, era soltero y tenía una extraña sensación de inmortalidad.

Ser inmortal, en la juventud, era saber que ibas a jugar los siete partidos. Ser inmortal era entender que el peor destino podía ser jugar el sábado por el tercer puesto. Lo peor que te podía pasar en la vida era el bronce, pero nadie te echaba antes de tiempo. Nacías para jugar siete y jugabas siete.

De eso me di cuenta hace un rato: nunca había visto a la Argentina pasar a semifinales siendo un adulto. Nunca había visto a la selección de mi país pasar de cuartos sin mi padre. Nunca con mi hija.

Cuando terminó el partido contra Bélgica recordé cuánto hacía que no me sentía así de inmortal. Fue hace mucho, en dos partidos inolvidables: mis quince años 2, Inglaterra 1; y mis diecinueve años 3, Yugoslavia 2.

Eso es todo lo que sé. En mi adolescencia fui inmortal como muchos otros que ahora pasamos los cuarenta. Fuimos inmortales, o creímos serlo, porque nuestros futbolistas nos mal acostumbraron: antes de los diez años ya nos habían dado una Copa del Mundo, y antes de los veinte nos regalaron dos finales y otra Copa. A eso hay que sumarle que siempre te sentís un poco eterno en la adolescencia, con o sin fútbol.

Yo me hubiera cagado mucho de risa, a principios de los años noventa, si un profeta de barba larga y canosa me hubiera alertado:

—Disfruta lo que tienes ahora, joven gordito, sal a la plaza ahora y toca bocina y abrázate con desconocidos, porque en el futuro solo habrá lágrimas y frustraciones; habrá una tarde en que le cortarán las piernas a tu Dios resucitado y se activará la peor de tus crisis personales; luego habrá penales fallados y prórrogas agónicas con final adverso; también veo un viaje en tu futuro: vivirás para siempre en otra tierra y te sentirás lejos de los tuyos; habrá una noche solitaria en Oriente en la que llorarás sin nadie que te consuele y sin octavos; habrá partidos insulsos y torpes; habrá una hija, sí, pero también habrá germanos altos y rubios que te quitarán la miel de la boca por dos veces, y esa hija te verá derrotado, llorando una goleada ominosa escondido en un baño… Escucha lo que te digo, joven gordito: disfruta ahora y para siempre, porque todavía no has cumplido veinte años y aún te crees inmortal; salta y grita y canta bajo la lluvia de goles, porque en tu futuro habrá veinticuatro años de sequía y de silencio.

No habría escuchado a ese vidente. Y en caso de que hubiera aguantado su monólogo sin reírme, no le habría creído una sola palabra. Lo habría tomado por un borracho o un loco.

Aunque ahora que lo pienso, en mi adolescencia me encantaba creerles a los locos de las plazas y conversar con ellos. Cuando sos inmortal te excita la gente con barba larga y canosa. Entonces le hubiera preguntado, después de su prédica:

—¿Dijiste veinticuatro años, viejo?

—Exacto. Casi cinco lustros de dolor, un cuarto de siglo de silencio en la garganta. Año tras año muriendo de angustia sin llegar a la orilla… Eso es lo que veo en tu futuro, oh, joven gordito.

Y yo le hubiera preguntado:

—¿Pero llego vivo, viejo loco? ¿Estaré ahí veinticuatro años después, cuando otra vez juguemos los siete partidos?

Y él asentiría con un gesto ambiguo, como diciendo «sí, con un colesterol muy alto pero llegarás vivo».

—¿Y esa hija de la que hablás estará ahí, conmigo, o la madre me habrá ganado la tenencia y vivirá en otra casa, odiándome, y yo pagando la manutención?

—No. Tu hija estará a tu lado.

—¿Y ella verá ese gol que nos deja en semifinales?

—Lo verá. Será un gol tempranero del hijo de Jorge Higuaín, el que juega en River.

—¿El hijo del Pipa?

—No te vayas de tema, joven gordito; he venido aquí para advertirte de que no eres inmortal; disfruta los triunfos de la juventud porque más tarde habrá oscuridad y desconcierto y…

—¡No señor! —lo interrumpiría yo entonces—. Si mi hija estará ahí conmigo cuando pasemos otra vez a semis, ella sabrá desde chica qué significa todo esto, qué quiere decir ser hincha de Argentina. Sabrá que la vida es nacer para jugar siete, soñar toda la vida con jugar siete… ¡y jugar siete, carajo! No me estás diciendo que no soy inmortal, viejo borracho: me estás diciendo que espere un poco para volver a ser feliz.

Y al escuchar eso, el viejo se iría de la plaza con su barba canosa, arrastrando los pies, cabizbajo, con todos sus pájaros de mal agüero encerrados en la jaula del futuro.

Hernán Casciari
domingo 6 de julio, 2014


¿Te gustó esta historia?

Pertenece al libro Messi es un perro y otros cuentos, de Hernán Casciari. Está a la venta en la Tienda Orsai y te lo mandamos a tu casa sin gastos de envío.


21/08/2014 a las 19:45
tarde o temprano tenía que pasar, ya los sicarios de las editoriales te mandaron hackers para joderte Orsai. Que mierda sino, son todos esos mensajes indescifrables de UKMKHPYHLKEBYPNCWD y sus amigos!?
22/07/2014 a las 00:33
Muy bueno estimado. Se nos escapó por un pelito esta vez, muy buenos momentos me dejó este Mundial. Escribí esto en mi blog el otro día, te lo comparto, por si ha alguno le interesa, "Saber Perder" http://el3delau.blogspot.com.ar/2014/07/saber-perder.html

Saludos.
Luis
16/07/2014 a las 15:13
Sos un hijo de puta. Cada vez que leo algo tuyo, me largo a llorar.
sebastian ruiz
13/07/2014 a las 04:29
genial!
 jimena enriquez
12/07/2014 a las 19:41
Y al.septimo partido dios qie hizo?
 Joaquin Benvenaste
11/07/2014 a las 21:08
Me mató, me hizo llorar...tengo una nena de 6 que grita los goles conmigo la sensación es la misma...aunque tengo 9 años menos y no viví demasiada gloria con conciencia futbolera, me siento inmortal, al menos por este mes mundial.
 Felipon
10/07/2014 a las 05:15
Estoy leyendo este articulo después de pasar a la final con Holanda. Jugamos los siete y el ultimo el Domingo, uno mas para sufrir, pero si se da seremos "inmortales".
09/07/2014 a las 21:12
| Y a minutos nomás del séptimo partido, llegó el cartero a la casita del mango en Santa Cruz de la Sierra, con las Bonsai 2 de nuestro querido Hernan Orsai Casciari!
 P. Sebastian Bonanni
09/07/2014 a las 04:21
7 a 1 a Brasil en su casa y lo festejan con un apretón de manos? Eso no es grandeza deportiva, no me jodan. Eso es falta de sangre. Hagan al menos un avioncito... Algo! Si no te dicen qué partido es parece que es el final del 2 a 2 con Ghana. Ojalá pierdan la final, con quien sea. Por pecho fríos.
09/07/2014 a las 03:53
escribo esto como puedo porque me estoy tocando un huevo, pero alguien sabe de casciari?
o le dio un bobazo, o está vestido de hitler corriendo alrededor de la plaza cantando el tan mentado "brasiiiiiiiiiiillllllllll decime que se sieeenteeeeeeeeeeee!!!!!!"
(que dificil es escribir comillas y parentesis con una sola mano carajo)
 RAFAEL SERNA
09/07/2014 a las 21:06
Dónde está la otra mano??
10/07/2014 a las 13:06
en los huevos rafael...
 Yani
09/07/2014 a las 01:56
Cuántas aristas de un mismo sentimiento, Hernán. Seguro que creciste con el pecho inflado -la panza vino después, je- a raíz de tantos triunfos cosechados. Qué distintas sensaciones de acuerdo a la edad de cada uno...Yo soy del '88 y no me crié con una selección campeona. Lo del mundial '90, sí fue épico, pero tenía tan solo 2 años. Mi primer recuerdo consciente y apasionado en un mundial fue el cabezazo de Orteguita en el 98'. Y desde ahí la Argentina se fue desdibujando y alejando del trofeo. 2002, vuelta a casa y más adelante la imposibilidad de avanzar más allá de cuartos de final. Y si me aparece el viejo barbudo, de cabeza que le pido que me lleve a la final del 86'.

Entonces, este mundial representa mucho en mí. Entiendo eso que querés compartir con tu hija, ese sentimiento que no se puede explicar sino tan solo vivir. Y así estoy yo, viviéndolo a flor de piel, disfrutando de este hermoso mundial (el mejor desde que mi memoria funciona). Uf, esos deseos de avanzar hasta dar la vuelta con la copa. Esas ganas de pensar en el fútbol que le voy a contar a mis hijos y de lo espectacular que es este campeonato 2014. Como diría el gran y querido Panzeri: "La dinámica de lo impesado". Creo que este es el título que le corresponde a este mundial. Y eso conjuga la pasión que sentimos por este hermoso deporte: la imprevisibilidad, la espectacularidad, las distinciones tácticas y técnicas, las individualidades, resultados para todos los gustos y una final que se avecina...
Qué lindo que es vivir y sentir el fútbol!!!
 Irene ARG
09/07/2014 a las 01:10
Hernán: están leyendo "Messi es un perro" en América TV, con las imágenes del compilado. Hasta ahora en pantalla no dice tu nombre.
 Irene ARG
09/07/2014 a las 01:12
Ahora sí, lo pusieron muy fugazmente.
 Anita
09/07/2014 a las 00:55
uh, pensé que encontraba uno nuevo... la ocasión lo merece...
09/07/2014 a las 00:31
esperando post...en siete, seis, cinco, cuatro, tres.....
 655321
09/07/2014 a las 01:00
Mmm y cortar con un acto cabalístico a horas de la semifinal?
08/07/2014 a las 23:45
Estoy mudo. Brasil pierde 0-7.
No me voy a aprovechar de la situación.
08/07/2014 a las 23:51
Final: 1-7
La paradoja: Alemania jugó con la camiseta del Flamengo
08/07/2014 a las 23:58
Más allá de la pasión y el corazón, seamos honestos. Después de ver cómo Alemania puso en su lugar a Brasil y teniendo en cuenta el rendimiento de nuestra selección ¿quién no tiene miedo que pase lo mismo mañana con Holanda?
 Emi
09/07/2014 a las 04:19
Yo tengo miedo si pasamos a la final, si Holanda nos gana supongo que no va a ser tan humillante.
 Angelito de cornisa
08/07/2014 a las 23:01
Señor Cayota: Me encantó el post :-) :-) :-)

Compañero (o correligionario) Claudio Rinaldi; adhiero al - ingenioso- augurio para mañana "Hombre perro come tulipán"

Vamos CARAJO!!!
08/07/2014 a las 22:34
Hernán, lo que esta pasando merece post hoy!
  Juan Sebastián Olivieri
09/07/2014 a las 00:00
No se, no se...

Esos teutones...es como que te violan, ¿No?
08/07/2014 a las 15:30
24 años y siete partidos de nuevo. Este disfrute, no tiene nombre, y habria que inventar uno?
No creo, hay sensaciones que mejor dejarlas navegar entre la felicidad y la iluminación.
Hombre perro come tulipán !
08/07/2014 a las 15:03
Para Daniel y Xjan #51
Ir a "Mis datos", ahora hay la opcion de poner en tus datos publicos, la bandera del corazon y en los datos de envío, donde te gastas alegremente guita que no tenes, ponés tu dirección de residencia (país que te acoge y que te afolla segun se mire. Este chascarrillo malo ya lo hice, pero mi hija adolescente se rió mucho y lo repito).
Entonces te salen las dos banderas.
Estaba fácil, buscaron poco... por suerte yo tengo alma de maestrita ciruela.
08/07/2014 a las 19:01
estaba justo por ponerte un comentario cuando se me aparecieron tus 4 ultimas palabras y quedé ahi, quietito, sin ideas!
08/07/2014 a las 23:08
Vale Toti. Tenes razón. Me callo.
09/07/2014 a las 00:32
sos una capa
08/07/2014 a las 22:56
Gracias!! Ni se me había ocurrido mirar eso.
Es que yo creo que la bandera de España me salía por defecto por el domicilio.
 Marina
08/07/2014 a las 05:21
Joven Gordito, ¿por qué te ví con el profeta de barba blanca en un banco de la Plaza San Martín? Las palabras de tus relatos son casi alucinógenas.
 Úrsula Ramat
08/07/2014 a las 01:03
Siempre supe que el fútbol escondía algo de poesía o de la misma vida.
El relato de Víctor Hugo lo escuché por Youtube, y algunas jugadas del Diego también. Solo vi ganar la Libertadores a Boca cuando tenía unos 14, 15 años y seguía los partidos. Después dejé de verlos, hasta este mundial que me viene devolviendo la certeza de que el fútbol trae algo más.
Hace unos días pude hacer una anología, aunque algo básica, de este deporte con lo que tengo más a mano, que es el paso por la vida.
Lo que uno tiene que enfrentar, cada oponente, cada rival, cada dificultad se sortearán de manera tan distinta, cada jugada jugada puede ser una oportunidad para meter un gol o quedarnos otra vez frente a la derrota más frustrante. Importa cuánto sepas gambetear?. A veces me pregunto, de verdad, si toda nuestra experiencia previa nos servirá ante las nuevas adversidades o, si a lo mejor se trata de ir olvidando todo lo aprendido, quemar los papeles, reinventarnos.
Parecés estar ,Hernan, del lado de quienes hacen brotar de los lugares más embarrados, la flor más hermosa,. Y esa es una batalla que algunos dan sin sospecharlo, o a lo mejor porque no saben ser de otra manera.
Hermoso relato.
08/07/2014 a las 19:02
recomendable leer esto:

http://tn.com.ar/tnylagente/deportes/un-cuento-de-futbol:-viejo-con-arbol-(roberto-fontanarrosa)_330823
 RAFAEL SERNA
07/07/2014 a las 23:15
Aqui otro sufrido hincha peruano. Acá hay antipatía mal disimulada por la selección Argentina. Yo mismo he tenido mis épocas. Sin embrago, en 1986 todos queríamos ser Maradona. Un par de lunas rotas fue el saldo de los partidos contra Inglaterra y Bélgica. Para la final con Alemania Occidental, obviamente me escondieron la pelota. De Estados Unidos a Korea-Japón, la suerte albiceleste me tenía sin cuidado. Hasta que apareció un enano rosarino en un torneo infantil en Lima (aunque no lo crean, yo escuché los partidos por radio, recuerdo los elogios al menudo Leonardo Mezzi o Mezza). Ahora ya no puedo ser indiferente. Messi es el hombre-perro, pero también es el hombre-fútbol. No es argentino, es de todos los que nos gusta ver rodar (y patear) la pelota. Es lo que nos queda después de 30 años viendo fútbol. Partidos de clubes, de copas, de selecciones, de Mundiales. Partidos malos, malísimos, aburridos, arreglados, sospechosos. Pero también gestas heroicas, remontando 3 goles en contra o con 9 hombres y el corazón puesto en cada rechazo. Con goles horrendos, con las canillas o de rebote, pero más hermosos que los libres perfectos que entran por la escuadra, pues llegaron en el último minuto y significaron un título. Por esos goles y esas jugadas vemos futbol. Segundos apenas por cada 90 minutos de juego. Por eso seguimos a esta selección Argentina (y al Barcelona). Hace 28 años un zurdo con un 10 enorme en la espalda me hizo gritar un gol como no lo había hecho antes. Ahora otro zurdo con el 10 en la misma camiseta nos hace revivir los recuerdos de México y que todo es posible otra vez. Aunque son los argentinos quienes lucirán una estrellita más encima del escudo, los demás habremos obtenido nuevas razones para seguirnos emocionando con el juego de esos 22 desconocidos y la certeza de haber visto nacer otra leyenda.
08/07/2014 a las 05:12
Me hiciste emocionar y lagrimear. Casi que quiero que gane Argentina porque es la Selección de Messi, casi que no hay sentimiento nacionalista en mi corazón, sólo la certeza de que ese pibito hace magia cuando toca la pelota, y quiero verlo levantar la copa. Quiero ser testigo de la leyenda. Gracias por compartir ese sentimiento.
 RAFAEL SERNA
09/07/2014 a las 18:25
A mi también me emociona recordar cuando tenía 10 años y veia los partidos del Mundial de México en la vieja TV blanco y negro. No se porqué siempre pensé que cuando Maradona le hacía un gol con la mano a los ingleses era Prometeo robándole el fuego a los dioses. De repente le lei en algún lugar. En todo caso a Messi le toca librar su propia gesta, a su estilo. Otros tiempos, otros dioses.
 Kat
07/07/2014 a las 22:55
"(...) habrá germanos altos y rubios que te quitarán la miel de la boca por dos veces, y esa hija te verá derrotado, llorando una goleada ominosa escondido en un baño…"
No sé si es posible imaginar el dolor de esas dos derrotas viviendo entre germanos. Imborrable.
07/07/2014 a las 22:45
Sublime, como siempre, no veo la hora de leer lo que vas a escribir cuando Messi levante la Copa.
Yo del 90 me acuerdo la canción del mundial nomás, aun no tenía ni 3 años, y aún así no hay mundial en el que no haya tenido la certeza de que lo ganábamos.
Por cierto, te vengo leyendo en silencio desde hace varios años, y recién me acabo de registrar. Esto de estar en semis me dió un impulso :)
Saludos desde Zaragoza!
 CordobaStepke
07/07/2014 a las 22:09
Imaginate yo Hernan! nací en el 87', tres años tenía en aquella final de Italia 90', todavía en mis 27 años no sé que carajos significa jugar 7 y mantego la ilusión y el cagazo intactos! Vamos por esos 7!!
 JP_Bartolomiu
07/07/2014 a las 19:55
- Pertenezco a la generación que vió a Cruyff y sus boys bailar a la albiceleste en Alemania dividida.
- La que vió meter el planchazo salvador de el Matador Kempes en suplementario a la Holanda sin Cruyff, que no jugó para boicotear el mundial de la dictadura.
- La que vió penal en la zambullida de Orteguita en el area de los naranjas y el posterior golazo de Berkamp.
- La misma que vió el anodino 0 x 0 casi arreglado de antemano de los Peckerman boys versus los de Van Persie y cia.
- La misma que va a ver a Messi , Higuain y el resto humillar a los súbditos de Máxima
08/07/2014 a las 19:04
somos varios los viejos chotos con suerte de ver a Argentina en semis...
08/07/2014 a las 19:07
la banderita Tica es una humilde muestra de respeto al enorme equipo costarricense.
 damian lapunzina
07/07/2014 a las 18:47
Viste a ese pibe como gritaba, se sacó años de nada de encima, que era el y diez más, que esto y que lo otro.

El 90 lo vi en bares de Bariloche, trabajando en el bingo de Bomberos y viviendo en una pensión, hasta que llegamos al funebrero Mexicano que nos vacunó. Y despues nada, piernas cortadas, cabeza de Ortega, Verkam, mal sorteo, levantarse con el izquierdo y la recalcada excusa de mi tecnico, campeones morales un par de veces, ahora ya está, o yastá, pero solo queda disfrutar lo que queda y esperar que el enano decida que estos dos son los partidos que estuvo esperando .
 1000ton
07/07/2014 a las 14:59
Tetòn!!! Yo soy de Misiones y vivo hace 5 años en Comodoro.... y de algun modo me siento exiliado en mi propia tierra aunque parezca descabellado....
El Sabado estuve por razones de Trabajo en Trelew.... me sentia mucho mas desarraigado aùn, lejos de mi ciudad adoptiva y mis pocos pares... Y el sabado en festejos en la calle y las plazas volvì a sentirme de cierto modo Inmortal y visionario... Abrazando a hijos ajenos y adultos extraños, con un mensaje muy similar a la del viejo barbudo y canoso!!!
Excelente!!!
07/07/2014 a las 13:24
¡Qué largos se están haciendo los días sin Mundial! Gordo, ¿cómo pongo las dos banderitas?
07/07/2014 a las 13:25
¡Qué grande! Ya me salió....Aguante, Argentina, la c....
 Johanna Aguirre
07/07/2014 a las 02:42
En el '86 tenia 2 años y en el '90 solo 6. Así que mis recuerdos de aquello son prácticamente inexistentes. Todos estos años esperando este momento, la sensación es inexplicable.
Crecí sabiendo y creyendo en la grandeza de nuestra selección, pero por alguna razón nunca pude ver reflejado eso en los mundiales. Siempre me resistí a pensar que ese era nuestro destino, tenia que haber algo más allá de los cuartos. Eso no parecía lo correcto.
Después de tanto esperar, por fin voy a tener un recuerdo, un recuerdo real de estar en semifinales, como siempre debió ser.
07/07/2014 a las 00:53
Cambiá "hija" por "hijo", "19" años por "17" (en el '90) y contaste mi vida.
Yo también viví las tres finales de Argentina.
Yo también sufrí los 24 años de sequía.
Yo también me mudé a Catalunya y me siento lejos de los míos.

Contaste mi vida y la de muchos argentinos de más de 40 que estamos por acá.
Me estás por hacer soltar una lágrima. Que me la guardo para soltarlas todas juntas el 13 de julio.

Un saludo.
07/07/2014 a las 12:48
Ponete la doble banderita! Con esa sola parecés español.
 Jeremias Garritano
07/07/2014 a las 13:20
a mi me deja clavar una sola bandera, que gualicho hay q hacer para tener dos?
08/07/2014 a las 11:23
No sé cómo se hace. Sólo puedo poner una.
07/07/2014 a las 00:46
Sí que veía el futuro el viejo, eras bastante flaco y te decía "joven gordito"
07/07/2014 a las 12:46
Veía perfectamente el futuro... Sí.
 Burt Munro
07/07/2014 a las 14:35
Tampoco hacía falta taaaaanta vista para ver semejante dogor en el futuro
07/07/2014 a las 16:48
No te creas Burt.
Se comenta que en sus delgadas épocas delgadas llevaba camisa (adentro) y afanaba cañoncitos con dulce de leche con descaro. Nadie le decia nada por la pinta de yuppi exitoso que tenia.
Tantos afanó que engordó de nuevo.
Cuando estaba gordo no lo dejaban afanar por la pinta de delincuentón que tenía.
Tocaba adelgazar de nuevo, pero se hizo famoso con Mirta, empezaron a vender facturas en Barcelona y el resto es historia.
06/07/2014 a las 22:57
Maravilloso. Se me llenó el corazón de agujeritos.
 Jhordan PLG
06/07/2014 a las 20:41
Percibo que en Perú se tiene mucha antipatía por la sele argentina, y los gustos van más para el lado de Brasil (¿será por el estilo de juego del toque?), pero en mi caso siempre le voy a Argentina en todos los mundiales, debe ser por el 10, por Boquita, Racing, Chacarita, Belgrano y la manera de vivir el fútbol, pero siempre le voy a la albiceleste, así que ayer sentí, desde la perspectiva de un simpatizante, esa alegría por verlos por primera vez en una semifinal; ojalá se alargue y se llegue a la final con el clásico.

Cambiando el enfoque, detrás de esa alegría de un simpatizante por la sele argenta, no puedo ocultar la frustración contenida por no ver a mi selección jugar NI SIQUIERA los 3 partidos asegurados, ¡¿se imaginan?!, ser de Perú es como ser hincha de un Central, Huracán, Argentinos, etc. Equipos con mucha tradición, que alguna vez salieron campeones, ¡ni que decir de sus hinchas!, pero que cayeron en un sueño profundo del que al parecer aun no van a despertar. Hay una publicidad de una marca de pinturas que resume esto, dice así: "Es fácil ser hincha cuando la única preocupación es ser campeón, cuando, ¿iremos al mundial?, no se convierta en la pregunta que se hace un país a diario, pero acaso, ¿no es en la frustración donde uno pone a prueba su coraje?; somos una raza diferente, somos Grau entregando de pie su derrota, somos hinchas por y para siempre, soy hincha y no me compadezcas, ni trates de entender una insanía, pues donde habita la pasión no hay lugar para para nada más; Perú, cantera de hinchas, tierra de fervientes seguidores para toda la vida.", si desean ver el vídeo acá el link: http://www.youtube.com/watch?v=IvTENlkeRJw

Que maravilloso es el fútbol, todo lo que ocasiona. En el Alemania - Argelia mi hijo de 5 años entró al cuarto donde estaba viendo el partido y tuvimos una micro conversación futbolera, me dio tiempo para grabar con el celular unos minutos y que feliz que fui, ojalá que a sus 9 años sepa lo que es jugar tres partidos por lo menos, y que lo aprenda junto a mi, que a mis 29 tampoco lo sé.
 Jhordan PLG
06/07/2014 a las 20:49
Corrección, el link del vídeo es: http://www.youtube.com/watch?v=yDs33KOEAlY
 RAFAEL SERNA
07/07/2014 a las 23:23
Parafreando a los hinchas del Betis (creo): Arriba Perú, manque pierda!
 Rom Formento
06/07/2014 a las 17:51
Gracias, Hernan! siempre volver...
 Esaú Jordán
06/07/2014 a las 17:23
El sexto y séptimo los jugarán contra equipos de verdad,por fin.
 Juanma
07/07/2014 a las 00:07
Seguro, los equipos de mentira ya se volvieron en primera ronda...
07/07/2014 a las 12:48
Jooo!!!! Que se agarren a las piñas!!
07/07/2014 a las 17:12
No te lo recomiendo Esaú. Un pirata celeste nunca esta solo. Detras de los arbustos siempre hay más.
 Juanma
07/07/2014 a las 23:16
jajajaja es cierto eh nunca somos pocos ja; un "never walking alone" en cordobes seria: NUNCA CAMINARAI SOLO GUASO!
 Pablick
06/07/2014 a las 16:49
Buenas, aca yo de vuelta, el "desapasionado" del futbol.

Resumen del capitulo anterior: fui siempre fanatico del futbol, hasta hace unos años que no se que pasó, y empezó a importarme poco y nada. El mundial ? bien gracias, no me importa, miro algun partido pero me aburro enseguida, perdí la pasión ? por el futbol si, me emociono, rio, lloro, con una pelicula, una serie, al leer un libro, al escuchar musica o ir a un recital.

Cuartos de final, como ya es ritual, lo vimos con esposa e hija, en casa de mis padres junto a ellos y mi hermana menor, todos muy poco futboleros en epoca fuerademundial.
Un amigo me preguntó antes que empiece el partido "nivel de ansiedad 1 a 10?", "3" dije, "nivel de ansiedad en anteriores partidos?", "1 ó 2"

Mi hermana me preguntó "pero queres que gane Argentina ?" sin poder creer todavia mi desinteres despues de una vida de fanatico, me hizo pensar... "quiero ver a todos contentos ? si, quiero ver a todos tristes ? no. Me parece absolutamente desmedida tanto la alegria como la tristeza que genera esto ? si" fue me respuesta.

Vi el partido, un ojo en la tele, el otro en wasap, tw o fb mucho tiempo. Concentrarme en el partido me aburre, no puedo.

A la tarde llegué a casa justo cuando empezaba Holanda-Costa Rica, puse la tele mientras merendaba y mientras redes sociales, diarios, notas varias. Después candy crush con el partido de fondo, solo teniendo el audio de fondo, mirando muy poco (y ya estaban cerca de los 90 minutos), me cansé, apagué, agarré el libro que le regalé (ME regalé?) a mi mujer para su cumple, lei parte del primer capitulo y mientras oía que caían los wasap (comentarios de mis amigos sobre HOL-CR?) no pude contener la emoción cuando un paciente del Lic Rolón (atentos, spoiler inminente) pudo destrabar un conflicto que casi lo lleva al suicidio, y mis lagrimas empezaron a caer.

Es algo que me pasa, cosas me generan algo, cosas nada, quizas lo que se espera que me apasione, ya no lo hace, me veo obligado (o siento la necesidad) de dar explicaciones por eso.

Ah ! quiero ganarle a Brasil en la final. Esta en los genes.
07/07/2014 a las 17:04
Ahhh es por eso...! El Candy ese te esta lobotomizando por dentro.
Desinstalalo y te volvera la pasión futbolera, por lo menos hasta el domingo.
Despues lo reintalas y seguís leyendo. Todo volvera a ser normal.
Es que me da pena que te pierdas este mundialazo.
06/07/2014 a las 16:45
Hace tres partidos volví a visitar a mi hermano...con quien estaba peleado...disfrutamos el gol de Messi con mi familia... (el primer mundial sin mis viejos pero con mi sobrina...totalmente fanatizada, pintada y con camiseta Argentina.)

Yo también me sentí inmortal una vez...¿y cómo no sentirlo?

Si mi viejo me enseño a patear la pelota que el siempre me decía, cuidala, mira que nosotros la hacíamos con trapos...no teníamos mucho que comer, no había tele, y era la única diversión y esperanza de ser feliz. Jugar a la pelota, recibirte de algo y casarte...era lo único bueno de la vida...

El me enseñ o no solo a jugar, sino la historia de los mundiales, de cada jugador...de como colombia contrató luego de u mundial al emjor jugador argentino para que les enseñe a patear...(miren lo que es hoy Colombia)

Claro, mi viejo, hijo de inmigrantes italianos, nació en la Boca, respiraba football...con todo lo que eso representa , por ser asmático no pudo dedicarse...descendía de esos primeros inmigrantes italianos, pobres. Y de esos potreros, salió la estirpe de lo que luego serían la raza inmortal Argentina: El anticipo de lo que sería esa mezcla genética entre garra italiana y sangre india, gaucha, hijos pobres, hijos guachos, hijos tercos...se los reconoce no por sus sangre sino por su apellido...

Rugeri, Distéfano, Gatti, Bertoni, Messi, Maradona, Caniggia, Di maría.....etc. etc....es como una marca de calidad....un producto premium de verdad que hace la diferencia...(no por nada valen o valieron tanto)...Y aunque con sus defectos humanos...suelen darnos un milagros cada tanto como todo semidios...una muestra que inmortalidad...

Con el gol de Dimaría, recordé a mi viejo, tenía lágrimas en los ojos...las mismas que tenía el cuando miraba a Italia (el equipo de la patria de padre, que cada vez que jugaba ambos miraban juntos...y él le contaba como era su tierra, a la que jamás volvió a ver.)

Y ahí entendí cual es el punto...No es un mundial, no es ganar, no es un país...son tus padres, son tus abuelos, tus hermanos...Tus amigos...esos con los que jugaste al football, con los que te sentiste feliz, desilusionado, inmortal. decepcionado, con quienes te abrazaste...o saliste a al calle a gritar...

Somos la sangre, la raza, los antepasados...No una bandera... eso es circunstancial...

El gol a los ingleses, fupe un regalo para los que pelearon en Malvinas, los que volvieron y los que no...y todos los que nos entimos pisotedos por un monstruo imperial de mil cabezas y sediento de poder.


Somos nosotros...Los del fin del mundo...Los gauchos... los descendientes de indios y de europeos desplazados por la miseria...Los cabecita negra, villeros, bosteros, gallinas, los de tierra adentro y los de capital...

Los que juntos podemos tener gestas heroicas...y en las gestas, como vien lo demostraron los 300, no importa el resultado...Importa la bravura...

A pesar que nos corten las piernas, nos compren árbitros, nos achiquen la pelota para despistar arqueros y frustrar tiros libres...

A pear de todo somos legion! ... somos inmortales...porque el gol de kempes, las altajadas del Goico, la mano de dios. el toque de Messi, el Pipa o Di maría lo vuelven a confirmar...

Veo, allá en el cielo feliz a mis viejos...Mi abuelos de Boca y de Ríver abrazados gritando....

LA TENÉS ADENTRO!

Y eso no es fanatísmo...es sentimiento puro y genuino...

Ganemos o perdamos de aquí en adelante, auqnue no squieran borrar, somos parte de la historia grande del football. Le guste a quien le guste!

Tarde o tempreano...la maranja mecánica se quedará sin jugo... el jogo bonito de brasil, se irá diluyendo...la mecánicidad alemana se oxidará...y volverán a darse cuenta que la genétca, la estirpe, la gloria de un pueblo, no puede anularse por decisión unilateral de un organismo deportivo corruto que solo piensa en sus negocios y repartir beneficios a sus "amigos".

Argentina siempre supimos que es parte de los 4 mejores equipos del mundo...diría que de los 3 mejores...(pero acuerdos exprios y venganzas personales o preventas, quisieron tapr el sol con las manos...)

Pero aquí estamos y presentaremos la mejor batalla, con o sin Dimaría...aunque sea con los dientes...recordando nuestra vieja tradicón carnívora que quieren aplacar metiéndonos la cultura Light y comprándonos a cuanto jugardor de potrero aparezca...
 Gaby Valentin
09/07/2014 a las 01:35
Me emocionaste Rafael.
Mi viejo también bajó de un barco, y tampoco pudo volver a su tierra. Él era español, pero su vida fue seguramente como la de tu viejo.
Yo vengo viendo mundiales desde 1974, ya pasé por todas la emociones posibles. Incluso llegué a pensar que nuestra época de gloria ya había pasado.
Por eso, el lugar en el q estamos hoy, ya me llena el alma de alegria e ilusión.
A eso le sumo tu arenga, y te juro que ya me dan ganas de agarrar el cuchillo entre los dientes y salir a la cancha a enfrentar a los que vengan!
VAMOS ARGENTINA CARAJO!!!!!
 jose maria -txema- gonzalez learra
06/07/2014 a las 14:24
ARGENPRESS (4 de julio de 2014)

FÚTBOL BUITRE

"La patria no son mis hermanos
que están labrando la tierra.
Patria es una pelota, la copa y
una remera" (Aforismo implicado. A.G.)

………… La dignidad del equipo holandés, finalista de la Copa Ensangrentada, no debe ser olvidada. Holanda volvió a disputar la final de un Mundial por segunda vez consecutiva. Jugó con Argentina que curiosamente goleó por 6 a 0 al seleccionado peruano. ¿Razón de Estado? Obviamente sí. A la hora de recibir los trofeos, los holandeses se fueron a los vestuarios para no dar la mano a los jefes de la dictadura argentina durante la entrega de sus medallas de plata por el subcampeonato conseguido.
Además, antes de la final, se reunieron con las Madres de la Plaza de Mayo. Bueno sería entregar al seleccionado naranja un reconocimiento por este acto de política deportiva. El icono mayor de esta parábola siniestra, del concubinato entre fútbol, deporte, industria deportiva y cultura represora, tanto en dictadura como en democracia, es el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, el inefable Julio Grondona. Lacayo de los dueños de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, se ha mantenido genuflexo ante todos sus mandatos. Cuando Maradona intenta organizar un Sindicato de Futbolistas, el dedo acusador y depredador de Havelange y su lacayo Blatter lo marcan para siempre. Havelange que fue condecorado por el dictador Videla.
El mismo Blatter que crucifica y lapida a Luís Suarez, charrúa mordedor. La pena impuesta excede la falta cometida, que a pesar de su patética gravedad, no impidió que el mordisqueado siga jugando. A Luís lo excluyen en una muestra brutal de injusticia por mano ajena. Pero no hay, no existe, no interesa un lazo solidario entre los jugadores. Hay omertá mafiosa entre los integrantes de cada seleccionado. Pero los triunfadores de los 4 primeros puestos recibirán de las manos de sus verdugos las medallas que reconocen los méritos deportivos. “Morituri te salutant” decían los gladiadores que iban a morir cuando saludaban al César. Estos gladiadores no van a morir. Más allá de la muerte súbita en la alta competencia.
Mi hijo Federico en relación al boxeo, me dijo que era “la otra prostitución”. También en el fútbol. Prostitución VIP de los vendidos al mejor postor. Todos los jugadores titulares juegan en equipos europeos. Todos. Cada cuatro años aman a la Argentina, pero el resto del tiempo le meten cuernos con Europa, América del Norte y Asia. El único campeón será, más allá de quien se lo crea, el fútbol buitre. Cuando la pasión de multitudes se encuentra con una razón de multitudes, otra gallo cantará. No dejaré de gritar un gol argentino pero esa pasión no arrasará con mi razón crítica.
Yo también tengo un sueño. Que ningún jugador acepte la cocarda de los jerarcas de la industria del fútbol. Y si hay un sentimiento que no se puede parar, yo tengo ese pensamiento que tampoco puedo ni quiero parar.
Alfredo Grande (APE)

Sigo yo:

¡Qué lindo!
Gran oportunidad para ofrecerles tal reconocimiento por su excelente política deportiva.
¡Qué lindo!
Lustros y lustros sin apenas pensamientos diferentes.
¡Qué lindo!
Cómo nos caerán encima más crisis y peores dictaduras, que ni el dios Messi nos ayudará a evitarlas.
¡Qué lindo!
Brasil 2 (bronce) - Argentina 1, tras los consabidos sietes de los siete partidos.
¡Qué lindo!
Quizá nos lo expliquen algo mejor en DZ (dezurda.com)
¡Qué lindo!
Los pintorescos aprenden y los de toda la vida comienzan a emigrar más a "pintoresquilandia"
¡Qué lindo!
El fútbol puede llegar a ser mucho más que solo un imperial deporte, entre corbateras castas barrigonas. Las mismas que nos cagan, con sus editoriales por ejemplo.
¡Qué lindo!
Futbol somo todXs, aunque no sepamos ni porqué.
¡Qué lindo!
Pidan al papa alguno de sus infalibles milagros. Será muy necesario y a él le daría marketing católico, para navegar estos tiempos sin aquellas rentables cruzadas.
¡Qué lindo!
Orsai no es solo fútbol, aunque ahora mismo todos estemos en orsai.
 Matias Cascardo
06/07/2014 a las 15:05
Qué, con una reina no alcanza ??
07/07/2014 a las 01:02
Sí. Tenés razón. Y mucha.
Pero el fútbol es pasión. Y hay qeu vivrilo como tal.
Lo malo es que hay quienes se aprovechan de esas pasiones para usarlas en favor propio.
Lo bueno es darse cuenta de eso y actuar en consecuencia. Para eso tenemos los canales adecuados: la democracia (que a veces no funciona bien, lo reconozco). Pero el fútbol me gusta vivirlo como lo que es: pasíon.
Ya después, iré a votar, a quejarme o a lo que sea.
 Willy
07/07/2014 a las 17:19
Excelente Daniel!

Respeto muchisimo el pensamiento de José María porque hasta hace un tiempo opinaba lo mismo.

Cuando llegaron los hijos, no me pareció correcto quitarles ese disfrute, así que muy en contra de mi voluntad, el sábado salí a festejar.

Ver esa emoción en los chicos no tiene precio y en ese momento terminas de convencerte que de esa forma hay que tomar el futbol.

Ni Havelange ni Blatter ni Grondona me podrán sacar esa felicidad de ver a mis hijos así. Ya habrá tiempo de quitarle suavidad a la mentira …
07/07/2014 a las 17:50
Yo opino lo mismo que vos... en la cabeza. Por lo demás... (cuando hay mundial) me cuesta actuar en consecuencia.

O sea, ya casi no me importa el fútbol de clubes, no le doy pelota ni a Cobreloa que me gustaba en Chile, ni al Olimpia que me gustaba, ya más de grande cuando viví en Asunción, ni ningún club pedorro de acá de Bélgica o de Europa. Bah, me gusta ver uno que otro partido -muuuuy de vez en cuando- de algún equipo que dirija Bielsa o Pellegrini...

Esto, de que no me importe, está bueno la verdad. El fúbal se ha convertido en una mierda... bah, se ha convertido en negocio, que es lo mismo.

Pero luego, pasan los cuatro años esos, a contrapedal de los bisiestos, y ahí como todo el mundo, en todas partes, empieza hablar de él, me da ansiedad.

¡Quiero que haya partido, no como hoy, carajo!

Ni me importa si gana Alemania o Brasil, ni Argentina, ni Holanda... Pero quiero que haya partido, quiero sentarme y no hacer nada más que mirar engilado el ir y venir de la pelota durante 90, 120 minutos, lo que dure. Y después sentirme un gilastrún por tirar mi tiempo mirando aquello.

Por supuesto, he sido fubolero toda mi vida... que me cueste dejarlo tiene sentido, ¿no?
Me prometo, yo que nunca cumplo las promesas, que para dentro de 4 años ya le voy a dar menos pelota... estaría bueno si justo me voy a de vacaciones a una isla desértica, además. Listo, he ahí el plan.

En todo caso, gracias por el texto que pusiste de Alfredo Grande, no lo conocía, y me parece excelente.
06/07/2014 a las 13:50
Teta #22, en el mismo post se leen las frases siguientes a las que seleccionaste:
" Ahora me parece surrealista, incluso snob esa postura, pero en las finales del '86 y del '90 en casa se gritaban los goles de Uruguay."
y "Durante mucho tiempo esa excentricidad me pareció legendaria, un punto a favor en mi biografía. En cambio ahora que estoy lejos de Buenos Aires (ahora que soy capaz de enloquecer de alegría por una triste medalla olímpica en canotaje) me avergüenza no haber festejado la gesta del '86".
Te hace falta un perdón más explicito?
  ElTeta
06/07/2014 a las 15:28
Dejá que se defienda solo, qué no es tan tonto.
07/07/2014 a las 02:07
Si yo lo dejo.
Lo que me sorprendió fue la parcialidad en la selección del texto, pero seguro que me pasó como a Odalvez y me meti en una conversación de mayores. Mis disculpas.
Tampoco habia leído la conformidad del aludido.
 Aldana Duarte
06/07/2014 a las 11:03
Así será...
 Acerbus
06/07/2014 a las 10:42
Buenísimo...
¿Soy el primero al fin?
 moriman
06/07/2014 a las 10:26
Ay gordito.... ( disculpa no me conoces pero para mi sos casi un amigo después de leerte tanto) hoy con 30 años recordando ese Italia 90 muy borroso festejando la derrota de haber llegado a la final con 6 años, hoy con 30 y una hija de dos años todo es mucho mas claro y hermoso.... Me haces emogionar.... Que lindo jugar 7 partidos de nuevo 24 años después...
   edu
06/07/2014 a las 09:33
tu infarto se lo llevó di stefano. no sé si le dará más la cuerda al pobre pero podrían levantarle la medicación el domingo para vernos ganarles la final a los brasileños (o a los alemanes, francamente me daría - casi- igual)
06/07/2014 a las 06:56
Grande gordo. Volvió el Casciari que nos emociona, el que nos hace amarlo.
Yo tenía 6 años en el 90, así que es poco lo que me acuerdo. Y encima soy hincha de Racing y el campeonato del 2001 me agarró volviendo del viaje de egresados de Brasil y me enteré en la frontera que eramos campeones. Así que tengo tan poca experiencia en festejos futboleros que no sé como reaccionar.
Sería lindo ser de los que festejan todo y se ven felices por ganarle a Irán, pero me parece antiético y antiestético festejar que ganamos un partido en una copa. Prefiero festejar aunque sea un segundo puesto, pero no un pase a octavo, a cuartos y a semi.
En el 90 me acuerdo que cuando terminó el partido contra los alemanes fuimos a la caranava en el Ford Sierra y se los recibió a los jugadores como héroes igual.
Esperemos que sigan avanzando los muchachos así acumulamos experiencia en festejos y más historias para contarles a nuestros nietos.

Gracias gordo pro volver a estos relatos hermosos.
 moriman
06/07/2014 a las 10:31
Yo tmb tenia 6 en el 90 los recuerdos son borrosos pero vigentes. Tmb soy de raging y el campeonato del 2001 lo vivi en la isla del parana pescando.... Mi primer mundial fuimos campeones ojala mi hija de dos años tmb sea su primer mundial campeón....
 Ramiro García
06/07/2014 a las 06:15
Creo que una de las cosas que más me gusta de este mundial, es pasar por el blog sabiendo que escribiste algún artículo que me hace emocionar tanto como los partidos. Gracias maestro! Además yo nunca vi a Argentina jugar los 7, ni como adulto ni como niño.
 Pablick
06/07/2014 a las 12:45
Hasta ahora
  @martinamico
06/07/2014 a las 06:05
Dos veces lloré como una nena gracias al fútbol, en el 2007 cuando Lanús ganó su primer torneo Apertura y yo parado en la esquina de Salta y 9 de Julio, me abrazaba con un viejo que nunca había visto y que temblaba de emoción.
Y hoy cuando terminó el partido y rompí en llanto solo en casa frente al televisor.
Al igual que vos, o a diferencia, yo era un nene que daba sus primeros pasos en el 86 y un nenito insoportable que no entendía nada de fútbol en el 90.

Hoy creo que soy un adulto, y siento que esto me pasa por primera vez, que lo que pasó antes me llega como un recuerdo referido, algo que presencié, pero solo me acuerdo por las imágenes de TV y las anécdotas que cuenta mi viejo, o algún conocido.

Me emocioné leyendo este texto, porque al igual que muchos otros textos tuyos, me suenan a música, una música que puedo trasponer y que encaja exactamente en lo que siento, o en lo que sentía cuando era chico.

Abrazo
 Shered
06/07/2014 a las 05:34
¡Qué pedazo de hdp, cuarentón gordito, pasan los años y siempre que regreso me hacés lo mismo!
Abrazo de gol emocionado, desde la cueva que ya no es lo mismo pero se parece bastante ;)
 Leo
06/07/2014 a las 05:18
"No me estás diciendo que no soy inmortal, viejo borracho: me estás diciendo que espere un poco para volver a ser feliz" Excelente Hernán!!

Que lindo una final con Brasil... te podrías escribir un libro entero sobre eso!
 Irene ARG
06/07/2014 a las 05:09
PAAAA!!!!
 Changuito!
06/07/2014 a las 04:57
Yo tampoco había visto a la selección pasar a semifinales de un adulto. Tampoco lo había visto sin mi viejo. Me hiciste llorar. Mucho.
  mafaldita
06/07/2014 a las 04:44
estoy agotada.... emocionalmente agotada... pero me volviste a dar energias con este maravilloso relato...gracias! (y atras tengo el ruido de los holandeses festejando...la isla esta borracha...)...q le tapemos la jeta a Maxima el miercoles, carajo!!!!!!
06/07/2014 a las 04:37
1er artículo de Orsai que leo, buenísimo! Deberías escribir sobre lo subestimado que es Higuaín, si es que no lo has hecho aún :)
 El Toro
06/07/2014 a las 04:43
Bienvenido!
 El Toro
06/07/2014 a las 04:37
Antes de empezar el mundial en la oficina resuenan 2 frases. "El Mundial solo pone las cosas en su lugar" y " Disfruten este Mundial"
06/07/2014 a las 04:24
Me da ganas de que me apasione el fútbol y después tener una hija que me apasione más que el fútbol
06/07/2014 a las 04:19
este encuentro con pai mei viene con musica de fondo...
mi viejo me despertaba a ver el mundial juvenil de japon 79 y fue ver el principio de lo que sería un grande en la tierra.
el diego la des-co-si-a...
literal era la cosa.
tipo 4 de la mañana empezaba mi dia por aquellos días...fue un año copado a pesar de todo.
en blanco y negro
con mi papa
en la penumbra y gritando bajito para que mi vieja no se despierte y me vea despierto.
 Silvia Otero
06/07/2014 a las 04:10
sos un genio, gracias!
 sr odio
06/07/2014 a las 03:55
Gordo, hace poco lei "el pibe que arruinaba las fotos" y desde ahí te empecé a seguir un poco más. Me gustaron todos los posteos mundialistas y este en especial. Es el primero que viajo (ahora estoy en Brasil) y llegamos a semis. No entro en mi cuerpo de la emoción. Si necesitas cronista in situ contá con Sr odio
 sr odio
06/07/2014 a las 03:59
Ah, y no se porque no me cargó la foto... igual esa imagen con tanto pelo es una caricia
06/07/2014 a las 03:52
Me gusta este mundial con los relatos de tu vivencia. Los espero después de los partidos!
  ElTeta
06/07/2014 a las 03:49
¿Podríamos cambiar la parte desde que dice ¨La última vez que vi a Argentina en una semifinal¨ hasta donde escrbís ¨encerrados en la jaula del futuro.¨ por un ¨Perdón Bilardo¨?
 odalvez
06/07/2014 a las 03:56
Eh viejo! No se puede usar "Perdón Bilardo" en este post sin pagarme derecho de autor por decirlo antes! :-) (ver comentario #2)
  ElTeta
06/07/2014 a las 04:17
Durante los mundiales 86 y 90, por un odio cultural hacia Bilardo, hinché abiertamente para Uruguay y lloré con el gol de Pasculi, que nos dejó afuera.

...en las finales del '86 y del '90 en casa se gritaban los goles de Uruguay.
En Italia '90, Roberto y yo nos abrazamos cuando Andreas Brehme metió el penal esquinado, igual que cuatro años antes habíamos apagado el televisor con bronca después de la carrera agónica de Burruchaga...

martes 24 de agosto, 2004 y jueves 13 de octubre, 2005

Perdón que vos lo pusiste en el #2, pero yo vengo esperando el ¨Perdón Bilardo¨desde hace un tiempito...
06/07/2014 a las 04:22
ElTeta sabe...
 odalvez
06/07/2014 a las 18:42
Perdón por la intromisión! No quise ser indiscreto! Soy un chico bien educado y no pretendo incomodar a nadie. La respuesta de HC me hizo ver que, sin querer, me había metido en una conversación de mayores y, lo que corresponde, es llamarme a silencio.

Sin embargo...

... sin embargo, la curiosidad pudo más, así que después de releer las líneas en cuestión, y aprovechando que Google está a un click de distancia, veo que las primeros 2 párrafos no son de tu autoría y no digo más para no ser buchón!

Luego miré las tapas de los diarios de los días 24/8/04 y el 13/10/05.

Ahora sí, y sin pretender dármelas de haber entendido toda esta cuestión que es evidente que da para escribir un libro, me quedo satisfecho y puedo meter violín en bolsa! :-)
 Javitus
07/07/2014 a las 16:38
Si que son autoria del Gordo esos parrafos. Buscalos en el Blog...
 Cristina Sarubbi
06/07/2014 a las 03:47
Excelente, Hernán!
 JulyV
06/07/2014 a las 03:25
¡Hola! Excelente, como siempre, estaba esperando ansiosa esta publicación (más que nada por la taquicardia de la vez pasada y los últimos minutos dramáticos del partido)
Eso sí, se ve que de la emoción conjugaste muchos verbos impersonales. Paso a detallar:
*porque en el futuro solo habrán lágrimas y frustraciones: habrá
*habrá una hija, sí, pero también habrán germanos altos y rubios que te quitarán la miel de la boca por dos veces: habrá
*salta y grita y canta bajo la lluvia de goles, porque en tu futuro habrá veinticuatro años de sequía y de silencio: habrá
¡Saludos!
06/07/2014 a las 03:30
Muchas gracias! Corregidos los tres.
 JulyV
06/07/2014 a las 03:41
¡Genio! Me sentía grande pero ahora veo que no soy la única, jajaja. Cada vez que alguien responde con más de 90 a la pregunta del año de nacimiento, pienso que nunca nos vio ser grandes en los mundiales. Menos mal que se cortó hoy :)
06/07/2014 a las 03:23
Doblete hoy? Muy bien señor Gordo.
06/07/2014 a las 03:20
* "pasar de cuartos" - "pasar A cuartos"
* [mismo párrafo] "Nunca la había VISTO con mi hija ..."
* "todavía no has cumplido VEINTE años"

Muy bueno. Nosotros jugamos siete en el mundial anterior y también nos la creímos, pese a que veníamos de décadas de sequía. El consuelo de este mundial es haber quebrado la racha de no poder ganarle a un equipo europeo. Como si supiérmos, barrimos a dos.

Salud
06/07/2014 a las 03:23
"supiérmos" Supiéramos
:P
06/07/2014 a las 03:49
:P
06/07/2014 a las 03:28
"Pasar DE cuartos" es correcta, es lo que quería decir. Las otras dos, corregidas. Gracias!
 Hernán Carrera
06/07/2014 a las 03:14
Yo con 25 años, prácticamente no sé lo que es jugar 7 partidos, pero tengo la teoría de que pasamos a semifinal porque nos sacamos de encima esa canción mufa y palermitana de "Esta barra quilombera..." y la cambiamos por el canto barrial de "Brasil decime que se siente..."
06/07/2014 a las 04:22
Hoy volvió a escucharse ese canto
 Pauriqueta
06/07/2014 a las 16:53
Pienso exactamente lo mismo!! Y cuando empiezan, "volveremos, volveremos", me tapo los oídos o salgo corriendo.
06/07/2014 a las 03:13
Los nervios que vamos a tener el miercoles...
06/07/2014 a las 03:11
Te comiste un "visto" en el tercer párrafo, gordito comilón. O te sobró un "la había". Depende de vos.
06/07/2014 a las 03:14
Gracias! No solo corregido, también simplificado.
06/07/2014 a las 03:20
un placer
 Marcio Lopez Nuñez
06/07/2014 a las 03:10
Fui top ten y no lo publique. Que opine el resto.
06/07/2014 a las 03:08
este hombre se levantó con ganas de escribir!!!!!
EAEAEAPEPEEEEEEEEEEEE!!!!!!!!!!!!!!
06/07/2014 a las 03:07
gracias
 Caminante
06/07/2014 a las 03:07
Podio
 Caminante
06/07/2014 a las 03:07
Y eso que leí el arti.
Nada mal para un principiante.
 Caminante
06/07/2014 a las 03:08
Ups. Cualquiera. Juro que cuando comenté fuí el tercero.
 Marcio Lopez Nuñez
06/07/2014 a las 03:07
06/07/2014 a las 03:06
top ten
 Iskani
06/07/2014 a las 03:05
ihkjh
 Lara
06/07/2014 a las 03:04
"...me estás diciendo que espere un poco para volver a ser feliz." lagrimón
 Patofan
06/07/2014 a las 03:03
tri!
 Patofan
06/07/2014 a las 03:03
ufff, por una
06/07/2014 a las 03:03
Podio!!
06/07/2014 a las 03:03
uhhhh!!
 Rafa B
06/07/2014 a las 03:03
Cuarto
 Rafa B
06/07/2014 a las 03:04
Gana Argentina y, encima, no hago ni podio. Hoy no es mi día.
 odalvez
06/07/2014 a las 03:11
Rafa, debo interpretar que la victoria de nuestra gloriosa albiceleste no te trajo alegría!? :-)

No te preocupes que el próximo Miércoles los vamos a vengar mandando a los holandeses a jugar por el tercer puesto, Saludos!
 Rafa B
06/07/2014 a las 03:31
Te agradezco la intención, pero la verdad es que me da un poco igual, yo solo quería que perdiera Argentina para ver a Hernán con retortijones, pero a este paso los veo ganando el Mundial.
 Lara
06/07/2014 a las 03:00
3?
06/07/2014 a las 03:12
si
 odalvez
06/07/2014 a las 02:57
Segundo!
 odalvez
06/07/2014 a las 03:07
Ahora, con más tiempo, hago mi humilde aporte a tu idea, porque también yo recuerdo los festejos por las copas del 78 y del 86.

Justo el otro día, ante la hipótesis que este torneo termine bien para nosotros y la poca fe que le tenemos a Sabella, les contaba a unos chicos sobre el cartel que recibió con un "Perdón Bilardo" a la selección que volvía triunfal en México. Los pobre chicos me miraban sin saber de qué les estaba hablando... en fin, ellos se lo perdieron!

En mi caso, el pájaro de mal aguero que me endilgó el viejo de barba canosa es un hijo adolescente (el único varón luego de 2 mujeres) al cual no le interesa en absoluto el fútbol, y que lo único que pregunta es "ya terminó?" para poder adueñarse del TV.

Qué karma!
06/07/2014 a las 03:14
Horrible ese hijo. Seguro que es melenudo.
  coluchini
06/07/2014 a las 02:56
pri
  coluchini
06/07/2014 a las 03:03
no pude terminar de ler el post, saquenme esa bandera y pongan la albiceleste por dios y la virgen!!!!!!!!
07/07/2014 a las 02:21
Genio...genio...ta ta ta ta....TA! GOOLLLL
GOLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL
LAPUTAMADREGOLLLLLLLLLLLLLLLL LACONCHADELGOLLLLLLLLLLLLLLLL