Orsai blog post

Fútbol
lunes 1 de diciembre, 2014

Orsai post

Fútbol
lunes 1 de diciembre, 2014

El contador de hazañas

   

Cambió todo en los últimos trece años, menos Diego Milito, que sigue parado en el mismo costado del área grande, esperando la oportunidad de meterla contra un palo. Ni siquiera se quedó pelado, ni le salieron canas. Está igualito. Yo engordé como un chancho en trece años y él está igualito. Debe haber alguna foto suya envejeciendo en un sótano de Avellaneda, como un retrato de Dorian Gray. Pasaron trece años.

La última vez que Racing salió campeón yo ya vivía acá, en Barcelona. Era diciembre, también; hacía un frío de cagarse. Yo era nuevito en Europa y estaba triste. Alguna vez conté esa historia, acá en el blog.

Argentina se estaba derrumbando, hubo cinco presidentes en una semana y yo vi el partido en un bar, bien de noche, y no me hizo feliz ver toda esa fiesta, ni toda esa desgracia, del otro lado del océano.

Pensaba todo el tiempo en mi viejo, en Roberto Casciari, que estaba en Mercedes viendo el partido solo, en casa. O por ahí no estaba solo, pero estaba sin mí. Así que me puse a llorar en ese bar, cuando terminó el partido. Yo nunca había visto a Racing salir campeón, pero no me estaba haciendo bien verlo.

Cuando era chico mi viejo me contaba epopeyas gloriosas: el tricampeonato 49-50-51, la hazaña gigantesca en el '66, el partido contra el Celtic en el Centenario, la leyenda de Orestes Corbatta, la precisión del Mariscal Perfumo, que iba solo contra todos. Yo lo escuchaba como quien oye cuentos de dragones. Y él me decía: «No te preocupes, negrito, alguna vez lo vas a ver con tus propios ojos».

Pensé en eso anoche, cuando terminó el partido en Rosario y Racing quedó a punto de volver a ser campeón la semana que viene. Si hubiera estado conmigo, viendo el partido, Roberto me habría dicho:

—En 1971, cuando naciste, jugamos un partido así, contra Central en Arroyito; a los 42 del segundo tiempo nos echaron al arquero y se puso los guantes el Chango Cárdenas, ¡y atajó un penal! Ganamos dos a uno.

El contador de hazañas: mi viejo siempre tenía una historia alusiva. Todo lo que sé de fútbol, que es muy poco, me lo contó él cuando yo era chico.

Y con los años descubrí que lo más probable es que no me hubiera gustado mucho este deporte si yo hubiera nacido huérfano, o si hubiera tenido un padre de esos que los domingos, en vez de prender la radio, leen a Dostoievski. Pensé en todo eso anoche. Pero sobre todo pensé en el domingo que viene, y en lo que me cambió la vida en trece años.

Ya no tengo un padre, por ejemplo. Ni cerca, ni lejos; ni en el sillón de al lado, ni a doce mil kilómetros. No tengo más al tipo que me inyectó esta especie de religión pelotuda de pensar la vida en celeste y blanco, de a tres puntos, cada cuatro años. No tengo a nadie a quien llamar por teléfono si la semana que viene River no nos alcanza.

Tampoco me siento sapo de otro pozo cuando hace frío en diciembre. Ya no estoy incómodo en país visitante. Ya no extraño con desesperación a Buenos Aires porque viajo cada dos meses.

Ya no hay cinco presidentes de apellidos distintos en una semana, sino todo lo contrario: hubo un apellido solo con dos caras. Ya no hace falta que busque un bar mugriento en Barcelona para ver salir campeón a Racing, porque lo puedo ver tranquilo, desparramado en el sofá de casa, en alta definición, con sonido envolvente; porque los satélites y el wi-fi mejoraron un montón en trece años.

Y además me apareció una hija, que por ahí el domingo que viene se sienta a ver el partido conmigo, o me hace pastafrola, o me ceba un mate. Es decir: creo que ahora el padre soy yo: el contador de hazañas.

Igual no sé por qué, si todo está mejor que antes. No sé por qué me vuelve a dar tristeza que haya olor a campeonato y otra vez me falte Roberto.

VERSIÓN EN AUDIO

Esta mañana leí esta historia en mi columna de radio Vorterix. Se las dejo acá abajo a los que les gusta escuchar en vez de leer.
Pueden encontrar más de doscientos relatos del blog Orsai en formato de audio, en mi canal de YouTube.

Hernán Casciari
lunes 1 de diciembre, 2014


El contador de hazañas

por Hernán Casciari

Cambió todo en los últimos trece años, menos Diego Milito, que sigue parado en el mismo costado del área grande, esperando la oportunidad de meterla contra un palo. Ni siquiera se quedó pelado, ni le salieron canas. Está igualito. Yo engordé como un chancho en trece años y él está igualito. Debe haber alguna foto suya envejeciendo en un sótano de Avellaneda, como un retrato de Dorian Gray. Pasaron trece años.

La última vez que Racing salió campeón yo ya vivía acá, en Barcelona. Era diciembre, también; hacía un frío de cagarse. Yo era nuevito en Europa y estaba triste. Alguna vez conté esa historia, acá en el blog.

Argentina se estaba derrumbando, hubo cinco presidentes en una semana y yo vi el partido en un bar, bien de noche, y no me hizo feliz ver toda esa fiesta, ni toda esa desgracia, del otro lado del océano.

Pensaba todo el tiempo en mi viejo, en Roberto Casciari, que estaba en Mercedes viendo el partido solo, en casa. O por ahí no estaba solo, pero estaba sin mí. Así que me puse a llorar en ese bar, cuando terminó el partido. Yo nunca había visto a Racing salir campeón, pero no me estaba haciendo bien verlo.

Cuando era chico mi viejo me contaba epopeyas gloriosas: el tricampeonato 49-50-51, la hazaña gigantesca en el '66, el partido contra el Celtic en el Centenario, la leyenda de Orestes Corbatta, la precisión del Mariscal Perfumo, que iba solo contra todos. Yo lo escuchaba como quien oye cuentos de dragones. Y él me decía: «No te preocupes, negrito, alguna vez lo vas a ver con tus propios ojos».

Pensé en eso anoche, cuando terminó el partido en Rosario y Racing quedó a punto de volver a ser campeón la semana que viene. Si hubiera estado conmigo, viendo el partido, Roberto me habría dicho:

—En 1971, cuando naciste, jugamos un partido así, contra Central en Arroyito; a los 42 del segundo tiempo nos echaron al arquero y se puso los guantes el Chango Cárdenas, ¡y atajó un penal! Ganamos dos a uno.

El contador de hazañas: mi viejo siempre tenía una historia alusiva. Todo lo que sé de fútbol, que es muy poco, me lo contó él cuando yo era chico.

Y con los años descubrí que lo más probable es que no me hubiera gustado mucho este deporte si yo hubiera nacido huérfano, o si hubiera tenido un padre de esos que los domingos, en vez de prender la radio, leen a Dostoievski. Pensé en todo eso anoche. Pero sobre todo pensé en el domingo que viene, y en lo que me cambió la vida en trece años.

Ya no tengo un padre, por ejemplo. Ni cerca, ni lejos; ni en el sillón de al lado, ni a doce mil kilómetros. No tengo más al tipo que me inyectó esta especie de religión pelotuda de pensar la vida en celeste y blanco, de a tres puntos, cada cuatro años. No tengo a nadie a quien llamar por teléfono si la semana que viene River no nos alcanza.

Tampoco me siento sapo de otro pozo cuando hace frío en diciembre. Ya no estoy incómodo en país visitante. Ya no extraño con desesperación a Buenos Aires porque viajo cada dos meses.

Ya no hay cinco presidentes de apellidos distintos en una semana, sino todo lo contrario: hubo un apellido solo con dos caras. Ya no hace falta que busque un bar mugriento en Barcelona para ver salir campeón a Racing, porque lo puedo ver tranquilo, desparramado en el sofá de casa, en alta definición, con sonido envolvente; porque los satélites y el wi-fi mejoraron un montón en trece años.

Y además me apareció una hija, que por ahí el domingo que viene se sienta a ver el partido conmigo, o me hace pastafrola, o me ceba un mate. Es decir: creo que ahora el padre soy yo: el contador de hazañas.

Igual no sé por qué, si todo está mejor que antes. No sé por qué me vuelve a dar tristeza que haya olor a campeonato y otra vez me falte Roberto.

VERSIÓN EN AUDIO

Esta mañana leí esta historia en mi columna de radio Vorterix. Se las dejo acá abajo a los que les gusta escuchar en vez de leer.
Pueden encontrar más de doscientos relatos del blog Orsai en formato de audio, en mi canal de YouTube.

Hernán Casciari
lunes 1 de diciembre, 2014


Podés ver a Hernán Casciari en el teatro


 hectoral
02/02/2015 a las 07:34
No me contaba hazañas, eran cuentos de cuna. Mi padre ama el futbol. Lo jugó con pasión desde que empezó a caminar, hasta que, a los 75 años la rodilla no dio para más. Todos los domingos, religiosamente, pues era al único ritual al que ibamos los domingos, yo acompañaba a mi padre a sus partidos de futbol con los veteranos en La Sabana. Tras muchos años de laborar en la Universidad de Costa Rica, decidió retirarse y en vez de una buena fiesta, cómo era lógico, la U decidió despedirlo con un partido de futbol entre el equipo de Primera División de la U y el equipo de la Escuela de Estadística donde laboraba él. Un tiempo lo jugó con Estadística y el otro volvió a vestir la camiseta con que había debutado en Primera, la de la U. Aún se me hincha el pecho de orgullo cuando alguien me reconoce como su hijo y entonces me cuenta lo bueno que fue mi padre para jugar al futbol. No supe lo que fue que alguien me leyera cuentos en la cama, los Hermanos Grimm no existían, su lugar lo ocupaban hombres con pantaloncillos cortos, zapatos con tacos de cuero y pasión por lo que hacían. Eran otro tipo de cuentos, sin moraleja, ni pretendían tenerla, sencillos, cortos, pero llenos de orgullo. Como aquella vez que su equipo del barrio, el equipo de sus amigos de verdad, ganaron el trofeo al mejor futbol en el Campeonato de Barrios. Un campeonato en el cual casi todos los que jugaban estaban ya jugando en Primera División. Cosa imposible ahora en que el profesionalismo no les permite jugar y disfrutar a la vez. O cuando Don Ricardo Saprissa llegó a su casa para que no se fuera del Saprissa, que siguiera jugando, pero a pesar del gran cariño y admiración que sentía mi papá por Don Ricardo tuvo que decirle que no. Se fue a jugar para la Universidad de Costa Rica. ¿Mejor salario?, jamás, ni salario les daban, se fue porque sus amigos jugaban con la U. Una de esas noches, conocí lo que es una de lás mas grandes hazañas del futbol costarricense. La legión de ticos que fueron a jugar a Colombia durante la época de oro del futbol colombiano. Cuando Colombia era lo que es la Liga Española actualmente. Ahí, entre los Di Stéfano, Rossi, Pedernera y un centenar de grandes jugadores venidos de todo el mundo, una veintena de ticos dejaron su marca indeleble y el nombre de Costa Rica muy en alto. Hazañas como la vez que el Cholo Rodríguez le detuvo dos penales a Di Stefano en el mismo partido. De como Quincho Quirós les enseñaba una "chilena" que llegó a conocerse en todo Colombia como la quirosina. O aquel juego inolvidable que la Universidad de Bogota, con 10 ticos en la alineación titular, le ganó al Millonarios, al equipo Millonarios que era ni más ni menos que la élite del futbol mundial, con un gol del Osito Solano. Ese mismo Millonarios que iba a Europa y le ganaba por igual al Real Madrid como a cualquier otro equipo europeo. El de Di Stefano y una gama de estrellas más. Cholo Rodríguez, Osito Solano, Alvaro Murillo, Licho Alpizar, Papi Muñoz, Pipa Cordero, Cuty Monge, Lolito Ruiz, Pardón García y muchos más, fueron mis hadas madrinas, mis tres cochinitos y hasta mis lobos feroces. La gran mayoría de ellos han quedado en el olvido, junto con las hazañas en Colombia. Nadie los recuerda, los amigos de mi edad creén que soy un bicho raro que habla de un futbol que nunca existió. Los periodistas deportivos, se supone que los guardianes por excelencia de las glorias pasadas, no saben qué sucedió antes de que ellos entraran al negocio. Me duele, pero la vida te da revanchas, o por lo menos te da otras satisfacciones. Ya más grande, a falta de jugadores, por el hecho de que varios veteranos habían muerto, tres incluso en la misma cancha, me dejaron que jugara con ellos los domingos. Cabe decir que si por jugar futbol fuera, mi padre no pasa la prueba de ADN para mi paternidad. Soy mediocre. Pero un día, un día glorioso, recibí el balón en la media cancha, gambetié hacia la derecha, dejando rezagado a Lolito Ruiz, se la serví a Papi Muñoz que se encontraba desmarcado por la punta derecha. Éste se la devolvió a mi padre que vio cómo yo picaba hacia el borde derecho del área y ahí sin pensarlo des veces metió el balón. Recibí el pase con el borde exterior de mi taco, adelantándo el balón para dejar sin chance a mi marcador, y ahí en el centro del área estaba el Osito Solano, solo, pidiendomela. Se la toque suave, con el borde interno. No tuvo que pararla, de seguido, cómo los grandes, remató cruzado. Imposible para el portero. Y ahí mismo, en ese preciso instante, con el rabo del ojo pude ver cómo Di Stefano le reclamaba a Pedernera por qué nadie había marcado al hijo de Tino, el creador de la jugada.
 Pablo Milano
26/12/2014 a las 03:15
Es navidad, estoy solo, de guardia en un laboratorio en la Patagonia argentina y tratando de contener las lagrimas...Gracias gordo, una vez más!!
 Diana Hernández
15/12/2014 a las 00:34
Hay dolores que no se van, pero se aprende a vivir con ellos. Ánimo Hernan.
 Santiago Gazzotti
14/12/2014 a las 05:52
Buenisimo maestro! Sos el Gordo Soriano de Racing. Suerte MAÑANA!
 Analia Benitez
10/12/2014 a las 21:46
Mucha nostalgia, me senti identificada...porque esta vez me toca estar lejos del cilindro, desesperada, buscando con quien mirar el partido...encontre una filial racinguista aca, pero no me dieron mucha pelota. Estoy ansiosa, quiero que gane Racing...y aunque este sola, me voy a acordar de muchas personas que pasaron por mi vida, que compartieron esa pasion...voy a abarazar imaginariamente a alguien...pero esa, es otra historia. SALUDOS A TODOS Y VAMOS RACING!!!
 Burt Munro
05/12/2014 a las 13:33
Todo bien con el sentimiento para tu padre y luego tu hija, yo estaría igual o peor. Pero, como hincha de Independiente, VAMOS RIVER CARAJO!!
 lucas un vecino de Chivilcoy
05/12/2014 a las 04:43
Gordo soy de River , pero con el corazón deseo que gane Racing. Solo por el echo de que en mis 33 años de vida , nunca conocí un hincha de ese club que no fuera fanático !! Y también quiero que salga racing campeón en nombre de Roberto..
 diego
04/12/2014 a las 03:42
Gordo, una sugerencia, dá de baja el concurso del "PRI" e instaurá el premio "Cebollín" y dáselo a los 29 primeros en decir " ... hay Hernán, no puedo parar de llorar !! ... " ... ojo, todo bien con lo de emocionarse, pero ....
04/12/2014 a las 12:04
Te banco en el comentario DIEGO!!!
Particularmente cuando me quiero emocionar vuelvo a mirar Volver al Futuro..... y a los que la miren y no se emocionen solo les puedo decir......"Creo que no están listos para esto, pero… A sus hijos les fascinará. "
 Johanna Aguirre
04/12/2014 a las 01:01
Uffff... como me haces llorar Hernán!! Ahora que ya me estoy poniendo grande, de un tiempo a esta parte comencé a pensar como sería mi vida cuando mis viejos ya no estén. Tan solo pensarlo y la tristeza se envuelve en mi como una pena que no me deja respirar. Y de repente en tu relato me veo a mi misma reflejada, quizás dentro de un tiempo, ojalá en muchos años, cuando la desolación toque mi puerta y mi vida ya no sea la misma.
 Cheno
03/12/2014 a las 20:52
No adelgaces nunca Hernán!! Abrazo de Gol!
 Marcela A
03/12/2014 a las 18:00
Como te amo Hernán! no te haces una idea...
03/12/2014 a las 04:19
Lo tengo a Lauti y a Ciro, mis hijos. Tengo felizmente a mi viejo Julio. Vivo en Argentina y somos todos de River. Podrían perder el partido? De paso yo que por suerte tengo toda la banda conmigo festejo bien cojudo y vos Hernan no te pones tan triste. No es lo mismo una ausencia al haber obtenido un campeonato que por un segundo puesto. Pierdan asi Casciari no siente tanto el destierro! Siempre pendiente de tus excelentes historias desde un pueblito de la pampa gringa , abrazos
02/12/2014 a las 20:41
Joder Hernán. Por qué me hacés sufrir así?
Cada vez que leo tus historias melancólicas que cabalgan entre España y Argentina y cuentan cosas de padres o de hijos, se me estremece el corazón y no puedo dejarme de sentir identificado.
Estos ataques melancólicos sólo me suelen ocurrir cuando me despierto en medio de la noche tras haber tenido un sueño de añoranza.
Pero vos me los provocás en pleno día y en los momentos más inoportunos, como ahora que decidí leerte en un rato de descanso mientras laburo.

En cualquier momento te mando a la mierda.
02/12/2014 a las 18:04
Casciari en el Cosquin Rock 2015!
Que mejor lugar para pedirte una firma en mis libros; tus libros?..
Que buena onda. Aguante todo loco :D !
02/12/2014 a las 18:02
Cada vez que vos hablás del campeonato del 2001, yo recuerdo que me pasó algo similar porque estaba volviendo de mi viaje de egresados y me enteré que éramos campeones en la frontera.
Si necesitás un hincha de Racing a quien llamar, te paso mi número gordo, así no te sentís solo si Nina se aburre y te deja de cebar mates.
02/12/2014 a las 16:02
"el fútbol no te va a dar de comer", frase de cabecera de mi viejo para conmigo.

El Jueves volví a sentir lindas viejas sensaciones. Quería ganarle a Boca. Mi hija más chica (sólo 2 y unos meses), gritaba y se agarraba la cara como hacía yo, insólito, una burla inaudita que algún día pagará. La mayor de cuatro cada tanto tira "brasil, decime que se siente", como si cantara el sapo pepe u otra similar.

Difícil escindir el fútbol de las relaciones con los seres queridos.
 Aguguevara
02/12/2014 a las 14:43
#nostalgia .... eso es lo que te viene... uno aprende a vivir con el dolor o la tristesa y lo que vuelve es #nostalgiadeuntiempomejor
 PabloH
02/12/2014 a las 12:46
Hernán, cada vez que escribís estas historias donde aparece tu viejo y tu relación con él, me pueden, quizás porque como vos yo perdí al mío hace 12 años, también porque él era mi contador de hazañas y porque hoy tengo a Valentín (mi Nina) que me acompaña y escucha contar las mías... gracias por regalarnos ese espacio para la emoción.
 Tete
02/12/2014 a las 12:28
Hernán, no es corrección es duda...
"Igual no sé por que, si todo está mejor que antes".
El primer "que", es "qué" o "que".
Saludos...
 Irene ARG
03/12/2014 a las 02:34
Va con acento.
03/12/2014 a las 11:01
Corregido, gracias!
02/12/2014 a las 10:01
Hace una semana se me fue el último lazo de mis orígenes que me quedaba en Madrid. Te acostumbras a no estar presente, a ser el pariente lejano, la tía de las fotos, el contacto del facebook que es pariente mío aunque nunca lo vi…Por suerte la familia puede ser tan grande como uno quiera que sea, aunque ningún invento sustituya a un padre. Por ahí leí que los amigos es la forma en la que dios nos pide perdón por algunos parientes, en tu caso está claro que no hizo falta semejante favor divino. Abrazos!
  Carolina Nishii
02/12/2014 a las 05:06
Hernan, se me escapo la lagrima....
02/12/2014 a las 03:17
Gordo...las cosas no están mejor que antes...

están distintas.

solo eso

un abrazo che!
02/12/2014 a las 02:33
Padre e hijo compartiendo futbol,no pude ser parte de las anecdotas mejoradas pero me acabas de hacer recordar el borrador de lo que pudo haber sido..".El hincha guacho".....EL MARTES PASADO FUIMOS A LA CANCHA CON ALEJO MI HIJO DE 9 AÑOS . HABITUALMENTE EL SUELE IR CON SU TÍO FABRICIO A LA PLATEA CON LA EXCUSA DE MAYOR SEGURIDAD PERO EN REALIDAD YO SUPONGO QUE ES UN ACUERDO TÁCITO ENTRE LOS DOS, MI CUÑADO SOLÍA CONVERTIRSE EN UN MONO COLGADO DEL CAÑO DEL FOSO LAMENTÁNDOSE UN LATERAL MAL COBRADO EN MITAD DE CANCHA HASTA QUE UN DIA FUE CON ALEJO Y SU SOLA PRESENCIA LO CALMÓ , A CAMBIO DE ESO MI HIJO DISFRUTA MANJARES EN EL ENTRETIEMPO Y CANILLA LIBRE DE COCA COLA.
PERO EL MARTES QUISO VENIR CONMIGO , NO LE IMPORTO LA COCA , EL PRALINÉ NI LOS NERVIOS DE SU TIO .LO UNICO QUE QUISO , DE MANERA INCONSCIENTE SUPONGO , FUE DEMOSTRARLE A MI CUÑADO TODO SUS CELOS , SU ENOJO y SU DISCONFORMIDAD CON UNA TERRIBLE NOTICIA QUE HABÍA RECIBIDO UN DIA ANTES ...... FABRICIO IBA A SER PAPA por primera vez.EL EN POCOS MESES IBA A PERDER SU REINADO , YA NO SERIA EL MAS CHICO DE LA FAMILIA.
GRACIAS A ESE "PIQUETE MORAL" ALEJO VOLVIO A LA CANCHA CONMIGO . ESE MARTES POR LA NOCHE LLEGAMOS QUINCE MINUTOS ANTES .FUE EN ESE MOMENTO ,JUSTO MIENTRAS MIRABA A MI HIJO SENTADO EN EL PARA AVALANCHAS CON LOS PIES COLGADOS LUCIENDO UNOS BOTINES VERDE FLUO MESSI ,EN EL QUE LLEGUE A LA CONCLUSION QUE DEBO SER EL ULTIMO EXPONENTE DE LO QUE YO LLAMO HINCHA GUACHO.ES DECIR MI VIEJO SE MURIO CUANDO YO ERA CHICO...MUY CHICO PARA MI GUSTO .INCREIBLEMENTE LLEGAMOS TEMPRANO (15 MINUTOS ANTES) LO SENTE EN EL PARA AVALANCHAS Y MIENTRAS ESPERABAMOS ME QUEDE PENSANDO QUE POR SUERTE DEBO SER UNO DE LOS POCOS EXPONENTES DEL HINCHA "GUACHO",ES DECIR al morir mi viejo durante mi infancia casi no compartimos el futbol.EL UNICO RECUERDO QUE TENGO DE INTERACTUAR CON EL (ADEMAS DE UN PAR DE FOTOS) ES UN SUPONGO DOMINGO SOLEADO A PRINCIPIO DE LOS 80 SENTADO a "UPA" EN LA PRIMERA FILA DE LA PLATEA LATERAL CONTRA EL FOSO (CERCA DE DONDE VA MI CUÑADO HOY EN DIA ) UN PARTIDO CONTRA PLATENSE (CASACA BLANCA CON FRANJA MARRON publicidad de 7 up) EN EL QUE CREO OTAOLA GAMBETEO DE MITAD DE CANCHA HASTA EL ARCO DE LA barra de la BOMBA Y PARA SER SINCERO NO RECUERDO SI FUE GOL.... ES MAS NO SE SI ES UN RECUERDO O SOÑE QUE UNA TARDE FUI A LA CANCHA CON MI VIEJO ( NO PIENSO ENTRAR A BUSCAR EN EL HISTORIAL PREFIERO QUE SEA UN RECUERDO ).DESPUES ME LLEVO MI VIEJA A LA REDONDA BIEN ATRAS DEL ARCO DE TOCALLI , PORQUE A MI VIEJA LE GUSTABA TOCALLI (MUJERES!!)NO RECUERDO QUE LE HAYAN CONVERTIDO GOLES SI ME ACUERDO QUE CONTRA EL PALO ESCONDÍA UN CAJITA DE CHICLETS ADAMS (SIEMPRE SOÑÉ CON SALTAR EL FOSO Y ROBARLE UN CHICLE )MAS ADELANTE ME LLEVO MI TIO CARLOS QUE SABE MUCHO MÁS DE NEGOCIOS , PUTAS Y OTROS MENESTERES QUE DE FUTBOL.A LO QUE VOY CON ESO DE "GUACHO" ES PORQUE NO TUVE LA SUERTE QUE ALGUIEN POR LO BAJO ME DIGA "MIRA COMO SUBE EL 4" O "TIENE QUE SACAR AL 2 Y PONER UN WING"COSAS BÁSICAS PARA EL HINCHA ADULTO. ANOCHE CON ALEJO COMPARTIMOS ESO Y POR SI EL DÍA DE MAÑANA NO SE ACUERDA QUIERO QUE SEPA QUE EMPATAMOS 1 A 1 CON ATLETICO TUCUMAN (ELLOS TERMINARON CON 9 ), EL GOL LO HIZO MAGNIN , UN DIA ANTES COLON ABANDONO (SI , OTRA VEZ ) Y QUE NOS FUIMOS RE CALIENTES A COMER UNAS HAMBURGUESAS QUE ESTABAN MORTALES.....
02/12/2014 a las 03:14
Leí todo esto en mayúsculas y siento que envejecí diez años. Además, no entendí nada. Perdón.
02/12/2014 a las 12:07
así y todo el chabón se las ingenió para ahorrarse la guita del curso y publicó su anecdota en un blog concurrido.
02/12/2014 a las 15:31
TOTI: eso no tiene nada que ver, siempre se puede publicar lo que se quiera acá. El Sr. Director es muy generoso en eso y en otras muchas cuestiones. El asunto es que no entendí de verdad, sin malicia lo digo. Tal vez esté muy bueno, pero a mí se me escapa.
Saludos!
03/12/2014 a las 02:39
no era la idea
03/12/2014 a las 02:36
Lo subi de apuro no tenia tiempo.La historia de Hernan me llevo a aquella anecdota que debe ser el primer borrador que escribi hace un par de años.lo de mayuscula salio asi.Gracias por la buena onda
 Cucudrilu
02/12/2014 a las 12:07
Muy buena!! En poco espacio, con mucho color, y a través del fútbol, transmitís un montón sobre tu flia. Y está bueno que justo sea un comentario en este post, por el contraste: la tuya transcurre en las gradas y la de Hernán en el sofá. Pero sí que estaría aún mejor escrita en minúscula.
Y si la de Hernán - "Lejos del dolor y de la fiesta"- es campeona, la tuya es podio... y la de hoy de Hernán... mitad de tabla. (No linchen, que no es sacrilegio! Supongo que Hernán debe andar con mil cosas y no pudo terminar de pulir esta. Además es instructivo poder pispearle algo a medio cocinar...)
03/12/2014 a las 02:38
gracias, es solo un borrador viejo
03/12/2014 a las 04:37
sres the villacreporker y Marcelo Acosta, es un chiste inofensivo lo que puse.

Mis respetos a uds dos y al texto.
 Eva Kant
02/12/2014 a las 02:13
Cuando sea grande quiero ser gorda como vos.
02/12/2014 a las 03:14
Deberías engordar al menos un kilo por año, supongo.
 Eva Kant
02/12/2014 a las 07:43
Ese gordo, gordo cabrón. Siempre me hace llorar.
02/12/2014 a las 12:08
tan gordo no está...bah, fue mi impresión en septiembre...
02/12/2014 a las 15:31
Es un gordo de-mente!
 Rafa
02/12/2014 a las 00:24
Excelente relato.

Mi caso es algo especial, no solo es con quien veo los partidos, si no que actualmente jugamos juntos en el mismo equipo! Yo de 30 años, él de 55 y corre mas que yo!

Grande mi viejo.
 tornikón
01/12/2014 a las 23:38
Creo que el apellido en diminutivo lo mantiene joven a Milito
 Juanma
01/12/2014 a las 23:29
gordo... genio!
01/12/2014 a las 23:25
Excelente. Conmovedor. Y eso que el fútbol me nefrega.
 Cocó
01/12/2014 a las 22:12
Qué alegría me causo tu regreso Hernán!! Que abandono tanto tiempo…hoy te escuche por Vorterix pero me encanta tenerte presente de nuevo en el blog….tu relato me encantó!! como siempre y se notaba que estaba recién salido del alma…muy fresquito…
01/12/2014 a las 20:56
Tenía un amigo con el que compartí toda una etapa de mi vida (esos años de Commodore 64...) y cada vez que veo algo relacionado con ese tema me vienen unas ganas locas de contarselo, pero él ya no está, asi que me tengo que quedar con las ganas, sabiendo que a nadie más se lo puedo contar o al menos nadie más lo entendería de la misma manera que él, o quizás sí, pero a mi me gustaría contarselo a él y no a otro. Que cosas.
 Isa
01/12/2014 a las 20:51
Hernán, yo leí tu artículo la primera vez que hablaste del tema y se lo envié a mi hijo que estaba en el exterior, diciéndole creo que entiendo lo que te pasa...
Una pregunta gramatical: donde dice "Si hubiera estado conmigo, viendo el partido, Roberto me habría dicho" no debería decir "... me hubiera (o hubiese) dicho"?
Cariños. Isa
 Irene ARG
03/12/2014 a las 02:27
Es correcto como lo escribió Hernán.
01/12/2014 a las 20:44
Soy de River. Pero tampoco tuve a Roberto, mi viejo, el jueves, para festejar el triunfo ante Boca, ni para agradecerle las hazañas relatadas hace muchos años, sobre una grada del Monumental, mientras comíamos maníes.
Gracias por la lágrima.
01/12/2014 a las 20:20
Gordo cabrón lo volviste a hacer!!!
Igual quel refrán ese de café y cigarrro, muñeco de barro, habría que buscarle uno con Cayota, la Academia y Lagrimita...
01/12/2014 a las 22:40
Pensaba en Racing y en esa militancia efesvercente a un equipo...
Estuve por Argentina el mes pasado y visité el Marcelo Bielsa y la Bombonera de paso, siendo hincha de River y ahora de San Lorenzo ( recomiendo a todos escuchar el Podcast de Las Fábulas del Fútbol en El Partido de las 12 de una radio española, historias del futbol de antes, piel de gallina!!!), por lo romántico de su historia...
Uno puede ser de un equipo, eso se mama y es primario, yo soy merengón siendo y viviendo en Barcelona... Los equipos de adopción los tenés y dejás, van y vienen...aquí hay gente q es culé porque a su padre un madero facha y merengón le reventó la cara a su padre, eso marcará generaciones...en España nos faltan referencias sobre equipos argentinos, no los hemos mamao... Así q puedo ser si me propongo a la vez de Racing e Independiente a la vez, del kun y de milito...igual q sin el pequeño rosarino cortito y sin el totelcampesunclamp igual tanto monta y serías de DiMaría y blanco...
Así q a riesgo de joder a mi amigo Mariano...aupa Racing!!!
 El Ova
01/12/2014 a las 19:45
Gordo puto me haces llorar............ esta bien el puto soy yo.
01/12/2014 a las 19:42
Mirá cuando tu hija sea madre y le hable a tus nietos de las hazañas de Pillud
 PPLANDA
01/12/2014 a las 19:07
solo al oir tu voz me emociono....gracias por las lágrimas Hernán.
  Matias Fasano
01/12/2014 a las 18:40
Sos un groso Hernan! Yo tambien soy Racinguista, viviendo en Londres hace dos años, y si llegamos a salir campeones voy a sentir algo parecido a lo que sentiste vos en 2001. En una ciudad nueva, en la que todavia no me termino de encontrar, con mi viejo (racinguista) en Buenos Aires y yo aca. Pero bueno, obviamente ojala se de por mas que yo este lejos.
01/12/2014 a las 18:22
Lo leo sin escuchar el audio y al llegar a donde escribís "Roberto me habría dicho:" imagino tu voz impostada en el parrafo siguiente.

-----

¿debería ser "hubo (UN) apellido solo con dos caras." ?


Un abrazo!
01/12/2014 a las 18:24
Sí señor. Gracias, corregido!
01/12/2014 a las 18:05
Estamos dejando pasar que hace 13 años Cayota era flaco? O menos gordo? Cuánto menos gordo? O entendí mal?
01/12/2014 a las 18:24
Trece kilos menos, uno por año.
 Javier Wooley
01/12/2014 a las 18:02
Chichita genia ................ me haces emocionar ....................
01/12/2014 a las 17:57
Asumir responsabilidades, de eso se trata. Hay que transmitir de generación en generación. Siempre podemos ir modificando un poco las historias, siempre podemos divertirnos.
Con este Mundial, mi hija más grande (5 años) aprendió que Maradona es más grande que Pelé. Eso le queda grabado para siempre. No sabe ni quién es Pelé, pero cuando lo descubra, si es que alguna vez eso sucede, sabrá que el Diego es mucho más grande que él.
01/12/2014 a las 17:55
Muy bueno! Pero, ojo, a Racing no le falta un punto para ser campeón. Con un punto (empate ante Godoy Cruz) no son campeones, en caso de que River gane. Caso contrario, son campeones hasta perdiendo
01/12/2014 a las 18:03
Exactamente. Todo se solucionaría poniendo "quedó a punto" en lugar de "quedó a un punto"...
01/12/2014 a las 18:25
Me gusta el cambio: corregido.
01/12/2014 a las 17:36
Sólo una opinión que conlleva a una pregunta: en el párrafo final, ¿no iría una "coma" después del "mejor que antes" en lugar de un "punto"?

El texto, muy emotivo, maestro. Aunque no es por cagarte el final, pero ojalá que River los alcance (dentro de DOS SEMANAS).
01/12/2014 a las 17:42
Olvidate. Lo vuelvo a leer y está perfecto así. Un cierre magistral (como la zurda de Piscu).
 Jhordan PLG
01/12/2014 a las 17:27
Cómo se dice, de lo menos importante, el fútbol es lo más importante. En mi caso está ligado a mi hermano y mi mamá que durante más de 20 años vivió en una casa con 2 hijos fanáticos de Alianza Lima. Ayer Alianza consiguió ir a un partido extra por el campeonato del Clausura, ganamos de visita, cuando terminó el partido mi hermano me llama para contarme que cuando íbamos 2-2 mi viejita estaba rezando, conseguimos el tercero a los 87.

El fútbol es un generador de recuerdos y sentimientos increíbles, un saludo para todos los hinchas de Racing.
 GoodKikin
01/12/2014 a las 17:40
Ya nos daban por muertos pero como dicen se sufre pero se goza!! jaja
 Chichita
01/12/2014 a las 17:22
es increíble todas las cosas que pasaron desde que te fuiste hace catorce años......
anoche leía una carta que le mandaste a papa el 1 de diciembre de 2000 explicándole cosas de la compu....y nombrabas a Lujan.... cuando para mi lujan era innoto...anoche me encontré con su agenda y con su letra y se me subieron a la cabeza tantos recuerdos que todavía me hacen mal...... me ponen triste ...Anoche pensaba cuantas cosas pasaron desde que se fue el gordo..... Me alegra mucho que veas todo desde otra óptica emocional...y junto a mi Nina....seguro Racing va a salir campeón y papa estará feliz acompañándonos desde donde este....
 Pablick
02/12/2014 a las 02:45
´taquelopar....

como buen Bostero, no quiero que festejen las gallinas, y tampoco Racing, hubiera preferido al Lanus del Guille pero ayer se mancó... ninguna opcion era buena entonces.

Luego de leer el post de Hernan me dije "bue... parece que quiero que festejen los de Avellaneda..", y ahora que veo que tambien Chichita y Nina esperan esa alegria, como no sumarme ?!

Vamos Lacadé ! (sólo por ese domingo, no exageremos...)
   edu
02/12/2014 a las 08:01
qué lo parió, chichita... había aguantado el lagrimón con el cuento de hernán pero tu comentario abrió las compuertas.
desde que racing empezó a entrever el título, cada vez que abro el diario pienso en ustedes.
este bostero celebrará el título de racing este año..
01/12/2014 a las 17:19
Hernán, se vienen con Nina a tomar unos mates al Cilindro en la 19º ?
01/12/2014 a las 18:26
Si no fuera porque esa semana tengo los Talleres de Anécdotas de Madrid y Barcelona, sin duda.
 Lucho
01/12/2014 a las 17:16
Hermoso Gordo.
Espero guardes el libro que te regalé en la inauguración del Orsai Bar, ese compendio de Racing Campeón del 2001. Cuando preparé todas mis revistas para que me firmes aquella noche, me tomé el tiempo para pensar en darte algo como regalo. Vos me abriste un mundo en la literatura y quise agradecértelo en forma material. Qué más valioso que para un hincha de Racing, compartir ese material que será un recuerdo imborrable.
Gracias nuevamente.
Espero que en dos semanas nos encontremos festejando un nuevo título.
Abrazo grande desde Córdoba.
 Lucho
01/12/2014 a las 17:21
Me atrevo a hacerte una mínima corrección al relato: la leyenda que seguramente te contó tu viejo no es de Félix, sino de Orestes Omar Corbatta, "El Loco". Gran jugador y personaje entrañable del fútbol argentino cuyo nombre quedó inmortalizado en uno de los pasajes que bordea al Cilindro. En Wikipedia hay varias anécdotas geniales.
Abrazo y gracias nuevamente!
01/12/2014 a las 17:26
¡Es verdad! Está corregido, gracias.
01/12/2014 a las 17:48
Impecable Lucho.
¿Conocés alguna de las filiales en Córdoba? Invitado a ambas y sobre todo al viaje del 14/12
 Lucho
01/12/2014 a las 23:39
Hola Carlos! Estoy viviendo en Córdoba hace apenas 2 meses. Soy socio de la Academia y tengo mi platea C esperándome para el 14! En cuanto a la filial en Córdoba, me enteré vía Twitter dónde se juntan a ver los partidos de visitante y sufrí con ellos en 2 partidos (vs Banfield y el domingo). No me imagino una vuelta sin mi cuerpo en el Cilindro. Abrazo grande y VAMOS RACING!
01/12/2014 a las 18:26
¡Tengo el libro, por supuesto!
 Lucho
02/12/2014 a las 01:30
Qué bueno saber que lo guardás! Yo tengo todos los tuyos jeje
01/12/2014 a las 17:09
Todo un gran pez de Avellaneda.
 Changuito!
01/12/2014 a las 17:01
Mi viejo me hizo fana de river, aunque yo siempre le dije que el no sabía nada de futbol. Claro, a el le gustaban matungos como el huevo Toresani o el cuqui Silvani en épocas en que river desbordaba de cracks. Ahora creo que mi viejo en realidad no me hablaba de futbol, sino que estaba haciendo referencia al esfuerzo que es necesario hacer para desarrollarse y triunfar en la vida.
A mi también me falta, desde hace poco, y en el mundial se me hizo muy presente. Lamentablemente era chico cuando Argentina jugó su anterior final, y me quedo con la espina de no haber disfrutado un partido así con mi viejo. Lo hubiese cagado a pedos, seguramente. El muy chicato tendía a gritar goles que no entraban!
 GoodKikin
01/12/2014 a las 16:56
top 20?
 GoodKikin
01/12/2014 a las 17:38
panegírico?
01/12/2014 a las 18:27
Sí señor.
 RAFAEL SERNA
01/12/2014 a las 16:46
No creo que sea top 10
 Changuito!
01/12/2014 a las 16:40
Top y ahora a leer. Extrañaba!
 Chapi
01/12/2014 a las 16:37
Es increíble como el tema del fútbol es tan unido a la familia, a los lazos afectivos, me tocaste una fibra íntima, por mi pasión riverplatense compartida (e impartida desde muy niña) con mi padre....
01/12/2014 a las 16:34
Hace tiempo vengo pensando en lo que sentís vos en este momento, y esperaba un texto así. Trato de no releer el anterior, porque me emociona, y me emocioné ahora con este a pesar de que tiene una carga emocional más baja. Racing no me genera nada, siempre me pareció un cuadro más. Pero gracias a vos, cada vez que veo un partido o un resumen donde ganan, pienso en el posible texto que podría salir de tu mente. Y ahora me pasa que quiero que salgan campeones a pesar de que me cae muy mal Cocca solo por pensar que estás feliz y que habrá un texto que seguraente me haga emocionar.
 Pablick
01/12/2014 a las 16:34
Top Five !?!
01/12/2014 a las 16:29
Serán dos semanas largas...
01/12/2014 a las 16:31
"el domingo que viene..." -> parece que todo se posterga una semanita extra, por eso mi comentario.
01/12/2014 a las 16:35
Puede que Racing solicite jugar igual, sin que River lo haga. Todavía no está definido.
01/12/2014 a las 17:41
No puede hacer eso. Los dos partidos debe jugarse el mismo dia y a la misma hora.
01/12/2014 a las 16:26
"Ni a doce mi (L) kilómetros"...
01/12/2014 a las 16:30
Gracias, corregido!
01/12/2014 a las 16:23
Pri
01/12/2014 a las 17:52
Bien ahí!
 El Toro
01/12/2014 a las 20:38
Genio, Genio, Genio.... Goooooooollllllll!!!!!